Page 1

Celibre

CENTRO PERUANO DE TIEMPO LIRRE Y RECREACIÓN

T iempo Libre y Recreación

AÑO 1 - N° 1 / JULIO 2017 - LIMA

luego y diversiones en el Incanato La Pisca, la Chunkara, Apaytalla y diversiones Pag. 3

por: Oscar Colgué

Recreación como seguridad social en laflnoamértca La recreación presente en las constituciones latinoamericanas Pag. 7

por: Julia Gerlero

¿QuO entendemos por recreación educativa? La recreación presente en las constituciones latinoamericanas Pag. 9

por: Ricardo Lema

El tiempo libra, la recreación y el luego en la Argentina “Una mirada de los últimos 50 años" Pag. 19

por: Jorge Saraví

El consejero de campamentos “Un educador para la vida" Pag. 26

por: Sergio García f f ] Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación Q

celibreperu@ gm ail.com


expRo

EXPRO

E x c e lencia P ro fe sio n a l

Instituto de Educación Superior Tecnológico Privado

Excelencia Profesional en Gastronomía, Hotelería y Turismo

En convenio con la Universidad “ Enrique Guzmán y Valle” - La Cantuta • Doctorados en: C iencias de la Educación y Educación Am biental. • M aestrías en: Adm inistración y Gestión Pública, Ciencias del Deporte, Docencia Universitaria, Educación Inicial, Problem as de Aprendizaje. • Program as de Com plem entación Académ ica y Segunda Especialidad.

¡17 años formando profesionales altamente calificados!

CARRERAS: Gastronomía y Arte Culinario •Administración de Servicios de Hostelería •Administración de Empresas y Negocios Internacionales * Computación •Contabilidad y Finanzas. CURSOS/PROGRAMAS ACADÉMICOS: Cocina Peruana * Bar & Coctelería •Panadería y Pastelería * Pescados y Mariscos * Administración de Restaurantes * Cata de Pisco Tel.: 2 1 9 -5 7 0 0 / 2 1 9 -5 7 0 1 | Celular: 9 8 1 -3 2 7 -3 9 8 - Email: in fo rm e s@ e x p ro .e d u .pe Avenida Javier Prado Este 330 - San Isidro, Lima - Perú


Juegos y diversiones en el Incanato

[ 02.

El juego en el Incanato tenía una doble función dentro del calendario ritual; es decir, que era usa­ do tanto al principio como al final del periodo de lluvias. Los indios la jugaban principalmente solo al final del periodo de lluvias, o sea al principio del periodo de sequía con una intención m ágico-re­ ligiosa. Parece que los juegos rituales al principio de la época de lluvias corresponden a una tradición litoral, pues no hay indicios sobre juegos en la m is­ ma época en la sierra, basándonos en el único dato proveniente de Guamán Poma.

E

Recreación como seguridad social en Latinoamérica

La educación, la cultura, el deporte y la salud, han estado vinculados a la recreación desde sus oríge­ nes. Pero, resulta apropiado re-pensar sus signi­ ficados culturalmente situados. Mientras que la articulación entre seguridad social y recreación, se dibuja como una característica propia de nuestra América Latina, que nos remite a la recreación como necesidad social. Inicialmente podemos es­ tablecer que la educación, imprime a la recreación el derrotero propio de la educación formal y no for­ mal; de la mano de maestros, educadores físicos, formadores, animadores.

[p9. ¿Qué entendemos por recreación educativa? Asumimos a la recreación como una oportunidad de promover procesos educativos de largo plazo en torno a las experiencias de disfrute que se dan en el tiempo libre y mediante ciertas vivencias lúdicas que producen efectos transformadores sobre las personas, los grupos y el entorno. En estas pro­ puestas el sujeto no se recrea solo, sino que lo hace mediado por un grupo o una comunidad; por ello las intervenciones se realizan no en un conjunto de individuos, sino sobre los procesos y dinámicas grupales que le dan sentido a la realidad cotidiana.

6. El consejero de Campamentos. "Un educador para la vida" La característica que tienen en común todos los Servicios de Campamento es el denominado Con­ sejero (animador, monitor, jefe de patrulla, amigo, cuate) generalmente son jóvenes de 16 a 30 años, por lo general con una personalidad agradable, en­ tusiastas y liderazgo nato. Cada campamento an­ tes de cada temporada recluta a nuevos jóvenes a través de cursos, quedándose con los que cumplan los requisitos exigidos por cada centro, no en todas las ocasiones reclutan lo idóneo para un Servicios Recreativo puesto que muchos de los reclutadores buscan personajes que puedan divertir y cumplir con un sin número de actividades dirigidas y pre­ viamente organizadas, estandarizadas para el ser­ vicio ofertado

Celibre

CENTRO PERUANO DE TIEMPO UBRE Y RECREACIÓN

INDICE ❖

E d ito ria l....................................................................2

Juegos y diversiones en el Incanato Mg. Oscar A. Colque Ricce Universidad Nacional Mayor de San Marcos Lima - Perú................................................................ 3

Recreación com o seguridad social en Latinoamérica Dra. Julia C. Gerlero, Universidad Nacional del Comahue. Neuquén Patagonia - Argentina...................................................7

¿Qué entendemos por recreación educativa? Dr. Ricardo Lema, Universidad Católica del Uruguay...............................9

La recreación en los planes de estudio del educador físico y áreas afines en universidades públicas mexicanas Dra. Rossana Tamara Medina Valencia, Ciria Margarita Salazar C., Carmen Silvia Peña Vargas y Emilio Gerzaín Manzo Lozano. Universidad de Colima - México ..............................11

Recreación en am bientes naturales. La relación del Hombre con la Naturaleza Lic. Ricardo L. Ahualli Guevara Inst. de Ed. Física “Dr. J.E. Coi!" (DES-DGE). Mendoza - Argentina.............................................. 13

DEPORTCREAPERU, Capacitación de Talleres en R ecreación.......... 16

El tiem po libre, la recreación y el juego en la Argentina: Una mirada de los últim os 50 años Lic. Jorge Ricardo Saraví Universidad Nacional de La Plata, Argentina.......... 19

La Recreación sentí-pensante de la Argentina Lic. Gabriel Garzón Instituto Superior en Tiempo Libre y Recreación (I.S.T.L.y R.) Buenos Aires - Argentina.................... 22

Tentativa de Epistémé: Superación del nudo gordiano en la Educación Dr. Raimundo A. Dinello Universidad de la República del Uruguay................. 24

El consejero de Campamentos. "Un educador para la vida" Mg. Sergio Román García Rojas. Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. Mazatlán, Sinaloa - México................26

Enredos en campamentos educativos. Aplicación de metodología lúdocreativa, miradas desde el neurodesarrollo Lic. Raúl Falero. ISEF-CURE-UDELAR - Maldonado Uruguay............ 28

Recreación: Posibilidades mil... Dr. Alixon Reyes Rodríguez. Universidad Pedagógica Experimental Libertador República Bolivariana de Venezuela........................30


2

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

UN DESAFÍO,

Editorial

PERO TAMBIÉN UNA AVENTURA INTELECTUAL a presentación de una revista siempre es un desafío, pero es también una aventura inte­ lectual. Esta nueva propuesta está pensada como un puente de comunicación que intenta interrelacionar a países que han desarrollado el campo de la recreación y poseen cimientos científicos sólidos con investigadores, especialistas, educadores y aquellos que propongan producciones culturales y políticas que inciten interesantes ideas y debates; es decir pretende ser una ventana abierta al diálogo y a la investigación.

L

La revista del Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación (CELIBRE), en soporte físico y virtual, será un espacio cultural de formación, producción, difusión e investigación del tiempo Libre y la recreación; brindará aportes de especialistas, profesionales nacionales, así como de expertos y aca­ démicos de diferentes países, como difusor de aquello que se realiza en el ámbito nacional y en el extranjero; con la intención de ser un vehículo de aportes para las entidades del estado y del sector privado. Asimismo, impulsaremos programas, la realización de trabajos de investigación, elabora­ ción y reflexión de problemáticas contemporáneas en el espíritu crítico del sentido común. Actualmente existen carreras, maestría y doctorados en Latinoamérica del tiempo libre y la recrea­ ción, países modelos como Brasil, Venezuela, México y Colombia, este último por ejemplo ya cuenta con su tercera edición del plan nacional de recreación. Por estos hechos referenciales, nos vemos como campo social y educativo. Las políticas públicas en cuanto a los derechos de las personas de nuestro país, deben adecuarse a cambios sostenibles, que permitan a través de sus órganos compe­ tentes la difusión y desarrollo del mismo. Es así que la revista pretende ser un soporte de trabajo, con aportes que demanda nuestra sociedad, de igual manera profundizar el sentido de pertenencia a lo nuestro, exponiendo las bondades y be­ neficios que este campo tiene y viene agregando a nuestro acervo cultural. Esperamos poder reflejar en estas páginas nuestras experiencias como Centro peruano de tiempo Libre y recreación, comprometernos a facilitar aportes significativos, rediseñar y articular una pro­ puesta nacional de recreación, integrando a todas las entidades públicas y privadas, contextualizando su aplicación en función a la diversidad de nuestro país, garantizando el acceso igualitario a la creciente participación de la población para generar un impacto significativo en la calidad de vida a través de la diversificación de la oferta de actividades a realizar en el tiempo libre de la población. Mg. Oscar A. Colque Ricce DIRECTOR: Mg. Oscar A. Colque Ricce CORRECTORA DE ESTILO: Lic. Vanessa Esquerre Clack DIAGRAMACIÓN: Antonio Huamaní A. - ASESOR: Mg. Marco A. Villanueva Ruiz MARKETING: Lic. Daniel O. Molero Campos - PRENSA: Carlos Huamaní A. COLABORADORES: Mg. Oscar Colque R. (Per.) Dra. Julia C. Gerlero (Arg.), Dr. Ricardo Lema (Uru.), Dra. Rossana T. Medina, Carmen S. Peña, Ciria Salazar, Emilio G. Manzo (Mex.), Lic. Ricardo Ahualli (Arg.), Jorge Saraví (Arg.), Gabriel Garzón (Arg.), Dr. Raimundo Dinello (Uru.), Mg. Sergio García (Mex.), Lic. Raúl Falero (Uru.), Dr. Alixon Reyes (Ven.) Edición Nro. 1 - Julio de 2017 Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° 2017-09278 Editado por: Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación - CELIBRE. / E-mail: celibreperu@gmail.com Av. Panamericana Sur 235 - Barranco. Lima - Perú Impreso: Impresiones Quiñones de: Teófilo Walter Quiñones Rojas - Jr. Chancay N° 446 - 103, Lima.


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re

3

Juegos y diversiones en el Incanato

Mg. Oscar A. Colque Ricce Universidad Nacional Mayor de San Marcos

PERÚ

RESUMEN: El artículo manifiesta datos relevantes sobre los juegos en el incanato, la tipología establecida en dos grupos, de des­ treza y de azar y las actividades comprendidas en ellas. Asimismo, se comenta acerca de algunas costumbres sociales de los pobladores de esa época. El escrito recopila y describe las actividades lúdicas, juegos como la Pisca, la Chunkara, el Apaytalla y juguetes en la época incaica. Además, se menciona las diversiones más conocidas que practicaban los indígenas. Palabras clave: Actividades lúdicas - Incanato ABSTRACT: The article shows relevant data on games in the Inca Empire, the typology established in two groups, skill and chance and the activities included therein. Also, it is about some of the social customs of the people of that time. The writing compiles and describes the ludic activities, games like the Pisca, the Chunkara, the Apaytalla and toys in the Inca period. In addition, it mentions the diversions more known that the Indians practiced. Keywords: Recreational/leisure activities - Incanato

uando nos situamos en la historia y queremos conocer sobre el juego y los juguetes, como referencia tenemos que revisar dos grandes culturas, como lo fueron Grecia y Roma. Allí encontraremos un sinfín de fuentes sobre cómo era su niñez, sus juegos, juguetes y diversiones. Pero, más allá de eso, existían otros horizontes milenarios, como los Mayas, Aztecas e Incas. A partir de eso nace la pregunta, ¿qué jugaban los niños en el imperio in­ caico?, ¿cuáles eran sus juguetes?, ¿qué significado tenían?, así pues intentaremos dar respuesta a ello.

C

Cuando los niños tenían cinco años dejaban de lado las diversiones propias de su edad para ayudar a sus padres en el campo; vale decir, estos no conocían la infancia, pues adquirían responsabilidades y tareas de trabajo. Al escasear el tiempo para la diversión infantil, solían jugar con frijoles y piedrecillas y algún otro juguete que estaba a la mano; a los niños y niñas les encanta­ ba jugar imitando labores de sus padres; por ejemplo, la vida del hogar, de la chacra, de la ganadería, de la caza y de la guerra. Las niñas tenían muñecas de trapos o de barro, vestidas y adornadas, las llama­

ban guauachuqui. Además eran influenciadas por sus madres, ya que las mujeres no acostumbraban cargar demasiado a sus hijos ni aun para amamantarlos. Otros tipos de juegos en el Incanato los encontramos divididos en dos grupos: de destreza y azar. Las destrezas eran comprendidas en los deportes, de orden físico y de dominio corporal, debían demostrar que poseían habilidades en las extremidades, buena resistencia física, mucho vigor, control de la fatiga; utilizaban los duelos para medir a los aptos y evi­ denciar su superioridad ante los otros. Realizaban pruebas como lanzar guijarros para dar en el blanco. Estas actividades eran consideradas como juegos. Por otro lado, los juegos de envite o azar, no eran para medir la aptitud corporal, sino la interpretación de signos. El juego universal era en pares o impares, usaron la pisca, que era un dado con cinco caras mar­ cadas y una en blanco. Según las investigaciones de Genaro Huarita (2010), existió un calendario lúdico que estaba determinado por los acontecimientos agrarios y festivos-rituales.


4

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

La variedad de juego se realizaba según la estación:

del juego permitía interpretar la suerte del difunto en el otro mundo e invocar por su felicidad.

• Juegos del paray timpu, referido a los juegos de verano. • Juegos del ch’aki timpu, referido a los juegos de otoño. • Juegos del chiri wayra timpu, referido a los juegos de invierno, • Juegos del ruphay timpu, referido a los juegos de primavera. Cada estación trae consigo un sinfín de actividades lúdicas que enmarcaron lo cultural y festivo.

Pachacamac, valle de Lurín, durante la limpieza de la pirá­ mide con N° 1, en el año 1958, se encontraron dos dados de madera de 3,5 cm. de alto, en la Huaca Tres Palos.

LA PISCA

Se jugaba como la pirinola, se le tomaba de una arista y se le hacía girar, pisca significa cinco (en quechua). Al quinto día de haber sido enterrado un muerto, los amigos se reunían para jugar la pisca, esta era de hueso o de piedra.

El cronista Bernabé Cobos describe un juego pareci­ do, pero con alguna diferencia, lo llamó chunkara, es un juego de 5 hoyos pequeños cavados en una piedra llana o en una tabla, lo jugaban con frijoles de distin­ tos colores, echando el dado lo mudaban hasta llegar a término, la primera fila valía 10 y las otras iban creciendo un denario hasta la quinta que valía 50, aquí no se ve el propósito de la adivinanza, pero los elementos son semejantes. Este podría ser un prece dente del ludo actual. CHUNKARA

Dado huayru visto desde sus seis caras en la secuencia origi­ nal (rotación hacia la izquierda).. La Pischca o pisca, de madera y con rayas marca­ das en sus caras, fue descrita como el juego que se practicaba durante el Pacaricuc, las cinco noches si­ guientes al fallecimiento de una persona. Esos mis­ mos días, los concurrentes solo se alimentaban con comidas a base de maíz blanco y carne, sin sal ni ají. Pasados esos cinco días, lavaban la ropa del difunto en el río (Arriaga ,1968 (1621):216). Encontramos datos que en el Ecuador este juego era conocido como Huayru. Ya en 1608, Diego Gonzá­ lez de Holguín anota que: “ Pischca” es sinónimo de Guayru o Huayru. El folklorista Arturo Jiménez Borja descubrió en Pachacamac el juego completo de la Pisca, halló un dado que no es un cuadrado, como un dado occidental, sino que se asemeja a una pirámide trunca apenas inclinada, cada lado tiene inscripciones que podrían representar situaciones antes que números, así mis­ mo Jiménez Borja encontró el tablero, fabricado en piedra con una superficie plana y con agujeros, para que avancen las fichas que eran frijoles de distintos colores, así se asume que las personas tiraban el dado y movían sus piezas en el tablero de acuerdo a lo que les había tocado en suerte. El desarrollo y resultado

Garcilaso usa la palabra chunca (diez) como palabra para designar “juego” en general, porque los indios contaban en decenas. También Chunka, en el idio­ ma quechua, se refiere al número diez (10). Dece­ na (Diccionario de la Academia Mayor de la Lengua Quechua). Asimismo se puede entender que fue un juego de prendas o juego de azar. “Chuncara era otro juego de cinco hoyos pequeños cavados en alguna piedra llana o en tabla, lo jugaban con frijoles de varios colores, echando al dado y como caía la suerte, los mudaban por sus casas (ubicación en la tabla) hasta llegar al término; la primera casa valía diez y las otras iban creciendo un denario has­ ta la quinta, que valía cincuenta” (Bernabé Cobo). El dado inca era hecho de arcilla o de hueso y solo lle­ gaba a cinco puntos. En el vocabulario de González Holguín, encontra­ mos los términos como chunca y chuncana con los si­ guientes significados: “Chunca. Diez. Chuncana cuna. Los instrumentos de cada juego. Chuncanaycuna. Cualquier juego de fortuna. Chuncani. Lugar precio a juego de fortuna.” (González Holguín, 1989[1608]: 121) El juego tenía una doble función dentro del calen­ dario ritual; es decir, que era usado tanto al princi­ pio como al final del periodo de lluvias. Los indios la


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re

jugaban, principalmente, solo al final del periodo de lluvias, o sea al principio del periodo de sequía con una intención mágico-religiosa. Parece que los juegos rituales al principio de la época de lluvias corresponden a una tradición litoral, pues no hay indicios sobre juegos en la misma época en la sierra, basándonos en el único dato proveniente de Guamán Poma.

5

corrían los frijoles de ambos contendientes (Vivan­ te 1944;214, Gentile 1998,311). Tauro del Pino por el contrario dice: “ Se juega sobre un tablero que en una de sus caras tienen rayas, uno de los lados se fija al suelo, el lado opuesto debía quedar levantado; desde este se dejaba correr unos frijoles que debían de pa­ sar debajo de unos arcos y cruzar los agujeros, gana­ ba el primero en lograrlo” . DIVERSIONES

Los juegos individuales y de grupo eran parte de la vida diaria de los incas, estos eran jugados en las ca­ lles, casas o palacios; por los niños, jóvenes o fami­ lias, en las reuniones o en los momentos de ocio. La distracción y disfrute no era ajeno a esta cultura. Garcilaso en los Comentarios Reales, nos dice: “y mandaba que dos o tres veces al mes comiesen juntos los vecinos de cada pueblo, delante de sus curacas, y se ejercitasen en juegos militares o populares para que se reconciliasen los ánimos y guardasen perpe­ tua paz, y para que los ganaderos y otros trabajado­ res del campo se alentasen y regocijasen” .

Solo mencionaré algunas más conocidas: • Cumisitta o cumisina (el tres en raya), juego que aún persiste en estos tiempos. • Papirotes, consistía en golpes suaves y fuertes en la cabeza. • Lihui, conocidas como boleadoras, en imitaciones de caza la manipulaban, simulaban matar aves, fieras y camélidos. Algunos jóvenes del collao eran tan dies­ tros con los lihuis que los llamaban para las festivi­ dades del Huarachico, fiestas imperiales.

APAYTALLA

Apay en el idioma quechua se refiere a la acción de llevar, transportar o conducir algo. T’alla signifi­ ca mujer notable, matrona de la aristocracia incaica (Diccionario de la Academia Mayor de la lengua Que­ chua).

• Suchuna, o rodaderos, grandes rocas inclinadas de superficies lisas a manera de toboganes, hoy aún las vemos en Sacsayhuaman (Cusco). Jóvenes y adultos pasaban horas en ellas. Antiguamente terminaban sobre lagunas, es por ello que las madres con sus re­ cién nacidos se deslizaban y se daban el primer baño con su niño. • Acutasitha, los niños se cogían de sus vestidos for­ mando largas hileras, corrían de un lado al otro, re­ medando la curva de las serpientes, esto simulaba a la danza del Amaru que realizaban los adultos en ocasiones solemnes.

“ Había otros juegos menos principales, como eran el llamado apaytalla, puma y otros (Cobos 1968 II: 270). Este se parece al shuká que jugaban los chorotí del chaco argentino, así mismo tiene un registro et­ nográfico prehispánico, en algunos dibujos están so­ bre la alfarería moche (Donnan & Mc Clelland 1999). Otros afirman que su invención es de la Coya Mama Anahuarque (esposa del Inca Pachacutec). Se juega sobre un tablero con dibujos, se echan cuatro tablitas que tenían dibujos en una cara, la suerte máxima se obtenía cuando dos de ellas caían formando un aspa; el tablero era un semicírculo con huecos por donde

Observamos en la alfarería mochica dos personajes enfren­ tados usando elementos del juego APAITALLA; uno tiene las tablillas en la mano y en la parte superior observamos las mismas formando aspa, que significa suerte máxima de un jugador, en medio de los jugadores se ven los frijoles usados como fichas del oráculo (Donovan & McClelland, 1999:115) • Pecositha y pecopapa auqui, era un juego muy pa­ recido a los bolos con una pelota de madera llamada cucho.


6

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

• Simpasitha, era un juego con frijoles llamados chuy, eran redondos y de colores, los tiraban a un hoyo, según cayeran fuera o dentro ganaban. Los enamo­ rados usaban este juego enlazándose un cordel en los dedos para hacer vaticinios si sus amados o amadas los querían. • Sacalluclla, juego similar al de las canicas, utilizaban frijoles de colores. • Chaco o caza, constituía un deporte de jóvenes y adultos, participaban todos los estamentos sociales, de allí obtenían pelambres y carnes. Por otro lado, solían sentarse en los hombros de otros niños, se recreaban dando volantines, saltos largos y jugando a la ronda. Así mismo el silbar, era como un juego para ellos.

El rodadero de piedra, "suchuna” en quechua, es un espacio de juego para los niños, jóvenes y adultos que visitan Sacsayhuamán, Cusco. Aún en estos tiempos existen.

JUGUETES Y JUEGOS JUGUETE O JUEGO Muñecas

NOMBRE Guauachuqui

DESCRIPCIÓN De trapo o de barro, estaban vestidas

Tres en raya Cumisitta o cumisina

Juego tradicional

La serpiente Acutasitha

Imitaban la curva de la serpiente

Boleadoras

Simulaban cazar.

Lihui

Golpes en la Papirotes cabeza

Golpes suaves y fuertes

Rodaderos

Suchuna

Se deslizaban sobre la roca

Dados

Pisca

Dado de 5 caras y una en blanco

Pelota de madera

Cucho

Utilizaban para jugar bolos

BIBLIOGRAFÍA

1. Carrión Cachot (1923). “La mujer y el niño en el antiguo Perú”. Notas Arqueológicas Inca. Vol. 1, N° 2, 329-354. 2. Cobo, Bernardino (1890-95). Historia del Nuevo Mundo. Vol. 4, Marcos Jimenez de la Espada. Ed. Sevilla. Sociedad de Bibliófilos Andaluces. 3. Cieza de León, P. (1985). Crónica del Perú, Tomo 11. Lima: Ed. PUC. 4. Espinoza, W. (1997). Los incas: economía, sociedady estado en la era del Tahuantinsuyo. Lima, Perú: Amaru Editores. 5. Alegría Majluf. (s.f.) Crianza y educación del niño en la época incaica. 6. Garcilaso de la Vega, i . (1959). Comentarios Reales de los Incas. Lima. 7. Guamán Poma de Ayala, F. (1980). El Primer Nueva Crónica y Buen Gobierno. Tomo I. Lima: Ed. Siglo Veintiuno. 8. Porras Barrenechea, R. (1986). Los Cronistas del Perú (1528-1650) y otros. Ensayos. Lima: Biblioteca Peruana, Ed. DESA. 9. Rostworowski, M. (2014). Los Incas. Tomo 9. Lima: Fun­ dación Telefónica. 10. Valcárcel, L. (1980). “La religión incaica”. Historia del Perú. Tomo III. Lima: Editorial Juan Mejía Baca, pp. 73 202. 11. Gentile Lafaille, M. (2007). “Notas sobre algunas mu­ jeres del Collasuyu (siglos XV al XVIII)”. Revista Arqueología y Sociedad. N° 18, 2007. 12. Gentile Lafaille, M. (1998). “La pichca: oráculo y juego de fortuna (su persistencia en el espacio y tiempo andi­ nos). Boletín del Instituto Francés de Estudios Andinos. N° 27, (1), pp. 75 - 131. 13. Arqueoantropológicas (Dic. 2012), es una publicación anual del Instituto de Investigaciones Antropológicas y Museo Arqueológico Universidad Mayor de San Simón. 14. Arellano Hoffmann, C. (2003). “El juego de chuncana entre los chimú. Un tablero de madera que prueba la hipótesis de Erland Nordenskiold”. Bulletin de l’Institut Frangais d’Études Andines. N° 32, (2), pp. 317 - 345. [Dis­ ponible en: https://bifea.revues.org/6360].


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re

7

Recreación como seguridad social

en Latinoamérica Dra. Julia C. Gerlero Universidad Nacional del Comahue. Neuquén Patagonia- Argentina.

ARGENTINA

RESUMEN: El artículo aborda la síntesis de la noción de recreación presente en las Constituciones Latinoamericanas, y propone ampliar el análisis de las dimensiones encontradas como propias de la recreación en nuestros países. Presta especial atención a la articulación de la recreación con la seguridad social. Palabras clave: América Latina - Recreación- Dimensiones- Seguridad Social. ABSTRACT: The article approaches the synthesis of the notion of recreation present in the Latin American Constitutions, and pro­ poses to extend the analysis of the dimensions found as typical of recreation in our countries. It pays particular attention to the articulation of recreation, with social security. Keywords: Latin America - Recreation - Dimensions - Social Security.

econocida la recreación como una práctica social, cuyo núcleo distintivo deviene de las características propias del juego, de lo lúdico (Gerlero, 2004), es posible avanzar hacia distintos aspectos propios del fenómeno en Latinoa­ mérica. Aquí, la recreación aparece asociada según los textos Constitucionales a los siguientes términos: educación; cultura; salud; deporte; y seguridad so­ cial. Reflexionar sobre el significado de cada una de estas dimensiones nos ayuda en dos aspectos: com­ prender a la recreación en nuestros países, y definir modos de intervención en armonía con sus particu­ laridades.

R

La educación, la cultura, el deporte y la salud, han estado vinculados a la recreación desde sus orígenes. Pero, resulta apropiado re-pensar sus significados culturalmente situados. Mientras que la articulación entre seguridad social y recreación, se dibuja como una característica propia de nuestra América Latina, que nos remite a la recreación como necesidad social. Inicialmente podemos establecer que la educación, imprime a la recreación el derrotero propio de la edu­ cación formal y no formal; de la mano de maestros, educadores físicos, formadores, animadores. En este sentido podemos pensar en términos de la recreación propia de los niños/as en edad escolar y jóvenes, sin descartar abarcar otras etapas. Nos orienta en térmi­

nos de acciones dirigidas, mediadoras de intenciona lidades pedagógicas. En cuanto a la cultura, implica considerar que las di­ ferentes manifestaciones del hombre -materiales e inmateriales, forman parte del universo de prác­ ticas que posibilitan el disfrute colectivo de quienes comparten una comunidad de sentidos. Inscribe a la recreación en la lógica de la vida cotidiana, de las manifestaciones diarias del hombre en su quehacer para la subsistencia y el goce. La dimensión cultural de la recreación, hace suyas la noción de identidad y pertenencia. Más evidente es el vínculo entre deporte y la recrea­ ción. Actualmente se pretende una diferenciación ha­ cia el interior del campo del deporte, proclamando que la relación más estricta con la recreación está con la actividad física. La salud muestra una articulación directa con la di­ mensión deportiva y de la actividad física. Se emparenta con los aportes que al bienestar físico, realiza la recreación al aire libre y el movimiento. A su vez nos remite actualmente a la salud psíquica, si con­ sideramos fundamentalmente el estrés como efecto de la vida laboral cotidiana. Pero entendemos que la atención a la cultura en términos de salud implica revalorizar un aspecto quizás descuidado en nuestros


8

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

países. La enajenación de la propia cultura, sus prác­ ticas y significados en el mundo globalizado, im­ pacta en la salud del sujeto. La salud entendida con Pichón Riviere como adaptación activa a la realidad (Quiroga, 1992) encuentra en la recreación un aliado destacado, en tanto la misma nos ligue con los sig­ nificados y sentidos de disfrute propios de nuestras culturas originarias. Hemos señalado inicialmente que la relación entre seguridad social y recreación, revela la importancia que en nuestros pueblos se otorga a la recreación. Denuncia, así mismo, que la recreación no es para nosotros, una cuestión exclusiva del mercado. La seguridad social tiene su origen en el seguro laboral y evoluciona hasta recortarse como un campo específi­ co, que procura -en términos gene­ rales- ayuda, previsión y asistencia a fin de alcanzar la paz y prosperidad de todos, mediante la revalorización de los derechos sociales de los traba­ jadores (Pérez Leñero, 1956; Morgado Valenzuela, 1993). La articulación que presentan nuestras constitucio­ nes entre recreación y seguridad so­ cial indica al menos dos aspectos. Por un lado, es obligación de los estados atender a la recreación; y en su as­ pecto más sustantivo, nos brinda información sobre el porqué de tal obligación. Porque la recreación es un factor de seguridad para las poblaciones en ries­ go. El riesgo por condiciones de pobreza extrema que no permite el acceso a formas de recreación priva das. Pero simultáneamente, porque se reconoce que la recreación facilita acciones educativas, culturales y deportivas; y promueve mediante las posibilidades de creación, expresión y el disfrute, el aprendizaje y la salud. En este sentido se descubre asociada a la noción de seguridad social, la de acceso. La misma se dibuja como clave en el registro semántico de la recreación, en tanto nos conecta con el derecho de “participa­ ción” , de “posibilidad de estar / y estar con ...” , de posibilidad de “ uso y disfrute” . La recreación tiene lugar en un tiempo y un espacio, y en esta direc­ ción debe considerar el acceso de toda la población

a lugares de encuentro ya sean espacios naturales o espacios construidos. La noción abarca el marco comunitario y social así como el natural con valo­ res estéticos destacados. La noción de acceso se pre­ senta resguardada por el derecho, en función de la mercantilización del tiempo y el espacio, de la mercantilización de los propios sujetos y sus relaciones, factores todos que ya no garantizan la posibilidad de disfrute en nuestras comunidades latinoamericanas. El acceso es reguardado como parte de la seguridad social, y ambos aspectos confluyen en la posibilidad del hecho recreativo. Atender a la representación del uni­ verso recreativo latinoamericano en cuanto a las dimensiones que mues­ tran las Constituciones Latinoame­ ricanas en su conjunto, nos permite precisar nuestro accionar profesional en el campo. Cada uno en su espe­ cialidad podrá focalizar en los lineamientos propios del hecho recreativo desde la particularidad que adquiere en Latinoamérica la actividad física, el deporte, la educación, o la cultura, así como la salud. A su vez, es nece­ sario defender a la recreación como seguridad social, en tanto significa garantizar que esos mismos aspectos que la constituyen, se traduzcan en acciones que alcancen y beneficien a toda la pobla­ ción en su conjunto. BIBLIOGRAFÍA 1. Gerlero, Julia C. (2004). Ocio, tiempo libre o recreación. Neuquén:Educo. 2. Gerlero, Julia C. (2011). “La recreación como derecho constitucional en América Latina”. En Revista Latinoame­ ricana de Recreación, http://revistarecreacion.net/volumen-i/Julia_C_Gerlero_.php 3. Morgado Valenzuela, Emilio (1993). La seguridad social en las Constituciones Latinoamericanas. Lima: Editorial ADECATC. 4. Quiroga, Ana P. (1992). Matrices de Aprendizaje. Consti­ tución del sujeto en el proceso de conocimiento. Buenos Aires: Ediciones Cinco. 5. Pérez Liñero, José (1956). Fundamentos de la Seguridad Social. Madrid: Editorial Aguilar.


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re

¿Qué entendemos por recreación educativa?

9

URUGUAY

Dr. Ricardo Lema Álvarez Universidad Católica del Uruguay

RESUMEN: El artículo desarrolla la definición de recreación educativa alcanzada en el marco de la línea de investigación La recrea ­ ción educativa como proyecto de formación , del Departamento de Educación de la Universidad Católica del Uruguay. En el mismo se definen algunos de los conceptos claves que fundamentan esta forma particular de entender a la recreación y se explicitan las fuentes bibliográficas que nos han permitido alcanzar este concepto. Palabras clave: recreación, educación, lúdica, participación, desarrollo humano, autonomía. ABSTRACT: The article develops the definition of educational recreation achieved within the framework of the research line Edu cational recreation as a training project of the Department of Education of the Catholic University of Uruguay. It defines some of the key concepts that support this particular way of understanding recreation and explains the bibliographic sources that have allowed us to reach this concept. Keywords: recreation, education, playfulness, participation, human development, autonomy. ntendemos a la recreación educativa como una práctica pedagógica que interviene en las posibilidades de disfrute del tiempo libre en un grupo o comunidad, movilizando la capacidad lúdica del sujeto para recrear su entorno, creando así me­ jores condiciones para la participación de la comunidad en su propio desarrollo humano, en un paulatino proceso hacia la construcción de la autonomía de todos los sujetos implicados. (Lema, 2016)

E

Esto implica asumir a la recreación, en primer lugar, como una acción educativa intencional, una inter­ vención institucionalizada con fines educativos, lo que supone para Waichman (2004): una acción orga­ nizada, estructuras que la sostengan, objetivos pre­ cisos y métodos específicos, docentes especializados, etc. Por lo tanto, la entendemos como una acción de carácter procesual y de largo plazo, que se da en un contexto de grupalidad y estimulando un rol activo de los participantes. Asumimos a la recreación como una oportunidad de promover procesos educativos de largo plazo en torno a las experiencias de disfrute que se dan en el tiempo libre y mediante ciertas vivencias lúdicas que

producen efectos transformadores sobre las perso­ nas, los grupos y el entorno. En estas propuestas el sujeto no se recrea solo, sino que lo hace mediado por un grupo o una comunidad; por ello las intervencio­ nes se realizan no en un conjunto de individuos, sino sobre los procesos y dinámicas grupales que le dan sentido a la realidad cotidiana. La acción educativa se vuelve significativa en el dis­ frute de prácticas culturales en el tiempo libre, lo que implica una experiencia de ocio satisfactoria y valiosa (Cuenca, 2014), especialmente en cuanto a su impacto formativo. El placer se constituye en un elemento movilizador de experiencias gratificantes y satisfactorias, potenciadas por el ejercicio de la liber­ tad del sujeto. La recreación se da en una temporalidad que es defi­ nida como libre, lo que no sólo se explica desde una disponibilidad libre de obligaciones, sino especial­ mente de un marco de libertad en el tiempo (Munné: 1992; Waichman: 2004). El tiempo libre es mucho más que un ámbito de intervención, es también una finalidad materializada en un proceso de liberación del tiempo (Waichman, 2004).


10

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

La capacidad lúdica, estimulada por la recreación, cumple una función esencial de mediación entre el sujeto y su cultura (Winnnicott, 1994), potenciali­ dad humana que resignifica al sujeto, en tanto que le permite recrear y transformar su entorno (Lema y Machado, 2013). La lúdica es un eje transversal de la intervención, convirtiendo el aprendizaje en una ex­ periencia placentera e interviniendo creativamente sobre el entorno. No es un mero motivador de la ex­ periencia educativa, sino un componente central de la intervención que hace posible la vocación trans­ formadora del enfoque. La lúdica se manifiesta en una actitud, una predis­ posición vital del ser frente a la cotidianidad, orien­ tada por el disfrute y la gratuidad de las acciones (Jiménez, Alvarado y Dinello: 2004). Se trata de una potencialidad que lleva a la persona a actuar e inte­ ractuar en forma autónoma con su entorno social y cultural, sin que medie una utilidad. La recreación educativa pone en juego no sólo la cor­ poreidad y motricidad del sujeto, sino también un conjunto de lenguajes lúdico-creativos (Mesa, 2004), que le permiten a este recrear su entorno cultural y recrease a sí mismo. Desde esta dimensión, la lúdica es entendida como una capacidad del sujeto para re­ crear y transformar su entorno, los vínculos sociales y recrearse a sí mismo. Recrear implica también movilizar la participación comprometida de la comunidad en sus propios pro­ cesos de desarrollo. Más allá de reconocer la libre elección y consumo de una oferta recreativa, se trata de asumir colectivamente el protagonismo de la vi­ vencia educativa y el empoderamiento de los proce­ sos por los cuales la comunidad construye sus pro­ pios satisfactores de las necesidades de ocio. En este sentido, entendemos a la recreación como un satisfactor sinérgico (Osorio: 2001), que al tiempo que satisface necesidades de ocio, potencia la rea­ lización de otras necesidades y promueve integral­

mente el desarrollo humano de los sujetos y su co­ munidad. La participación en actividades recreativas estimula la creación de escenarios para el desarrollo humano, generando procesos personales y sociales que tienden a satisfacer no solo las necesidades de ocio, sino también las necesidades de entendimiento, afecto, participación, creación, identidad y libertad. (Osorio, 2008). La recreación, en definitiva, es un proceso de forma­ ción en la construcción de autonomía (Lema, 2016). El sujeto y su comunidad recrean su realidad, apro­ piándose de su temporalidad y resignificándola, en un paulatino crecimiento hacia la libertad en el tiem­ po y para un tiempo de libertad. BIBLIOGRAFÍA: 1. Cuenca Cabeza, M. (2014). Ocio valioso. Bilbao: Deusto. 2. Jiménez, C.A.; Alvarado, L.A. & Dinello, R. (2004). Re­ creación, lúdica y juego. Bogotá: Coop. Ed. Magisterio. 3. Lema, R. & Machado, L. (2013): La recreación y el juego en la intervención educativa. Montevideo: IUACJ. 4. Lema, R. (2016). “ Las instituciones de educación formal como espacio de recreación para la construcción de auto­ nomía”. En Lema & Monteagudo (Eds.): Espacios de ocio y recreación para la construcción de ciudadanía. Bilbao: Universidad de Deusto. 5. Mesa Cobo, G. (2004). La Recreación “ Dirigida”: ¿m e­ diación semiótica y práctica pedagógica? (Ponencia in­ édita) 6. Munné, F. (1992) . Psicosociología del Tiempo Libre. México: Trillas. 7. Osorio Correa, E. (2001). Los beneficios de la recreación desde una perspectiva del desarrollo humano. Recupera­ do de www.redcreacion.org/simposio2vg/EOsorio.htm 8. Osorio Correa, E. (2008). Educación para la recreación, una apuesta por la autonomía y la libertad para la trans­ formación social. Recuperado de www.redcreacion.org/ documentos/congreso10/EOsorio.html 9. Waichman, P. (2004). Tiempo libre y educación, un de­ safío pedagógico. Buenos Aires: PW. 10. Winnicott, D.W. ( 1997 ) : Realidad y juego. Barcelona: Gedisa.

Instituto Universitario Asociación Cristiana de Jóvenes Facultad de educación Física

La Recreación y el Juego como intervención educativa


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re

11

La recreación en los planes de estudio del educador físico y áreas afines en universidades públicas mexicanas Dra. Rossana Tamara Medina Valencia, Ciria Margarita Salazar C., Carmen Silvia Peña Vargas y Emilio Gerzaín Manzo Lozano. Universidad de Colima - México RESUMEN: La intención de la colaboración es socializar el impacto del proyecto de investigación: Marco formativo común de los profesionales en Cultura Física y Deporte. Estudio curricular de las instituciones educativas afiliadas a la Asociación Mexicana de Instituciones Superiores de Cultura Física -AMISCF-. El trabajo recurre a una metodología mixta. Entre los primeros hallazgos, relacionados con la formación en ocio y recreación, se observan dos corrientes muy fuertes en los contenidos, el primero, es aquel que concibe al ocio como un espacio para la recreación y divertimento, y reciente­ mente, se promueve la corriente del ocio humanista como elemento vital para el desarrollo humano. Hasta el momento no existe ninguna salida lateral orientada al ocio y recreación, y solo un 60% de las Universidades la consideran como área de conocimiento en el curriculum. Palabras clave: Curriculum, profesionales de cultura física, ocio/recreación. ABSTRACT: The collaboration intention is to socialize the impact of the research project: Marco formativo común de los profesio­ nales en Cultura Física y Deporte. Estudio curricular de las instituciones educativas afiliadas a la Asociación Mexicana de Instituciones Superiores de Cultura Física -AMISCF-. or Mutual training framework of professionals in Physical Culture and Sports. A curricular study of the educational institutions affiliated to the Mexican Association of Higher Education of Physical Culture -AMISCF-. The paper uses a mixed methodology. Among the first findings related to training in leisure and recreation; two strong trends in the contents are observed, the first one is whom conceives leisure as a space for recreation and entertainment, and recently, the trend that promotes the leisure humanist as vital for human development. So far there is no indirect output facing leisure and recreation, and only 60% of universities consider it as an area of knowledge in the curricular. Keywords: curricular, professional in physical culture, leisure/recreation. a aportación se desprende de un escrutinio sobre la presencia de los ejes de formación y contenidos sobre ocio y recreación que guar­ dan 17 Universidades públicas mexicanas de 35 existentes (de orden público y privado), que ofre­ cen titulaciones relacionadas con la actividad física y el deporte, mismas que pertenecen a la AMISCF A.C (organismo académico que reúne esfuerzos para promover el desarrollo científico y académico de las Escuelas y Facultades de Cultura Física, Deporte y Recreación en México desde el 2006); estas univer­ sidades de forma autónoma modifican sus planes y programas educativos, bajo la premisa de ofrecer en su contexto regional las opciones de formación para satisfacer las necesidades del mercado laboral y so­ cial. Es preciso mencionar que dentro de la AMISCF se han realizado esfuerzos mínimos por unificar planes curriculares, lo más cercano a esta idea se menciona en el acta constitutiva de la organización: “ impulsar la actualización de los programas educativos de pre y posgrado de acuerdo a las tendencias internacionales y a las políticas de educación superior establecidas

L

nacionalmente” , mención ambivalente que no clari­ fica la unificación de criterios. Ahora bien, la sociedad es regida por el conocimiento y la innovación constante; por lo tanto, se requiere alcanzarlos a pasos agigantados por la ola de cons­ tante cambio, y eso no excluye a la formación de nuevos recursos que harán frente a dichas transfor­ maciones, el binomio formación-empleo debe llevar a la correspondencia entre la formación requerida por los puestos de trabajo y la formación aportada por los centros universitarios (Amador, 1997). En el caso expreso del campo de acción de la cultura física, las opciones laborales se han diversificado, más allá del hecho educativo y la práctica deportiva (Vizuete, 2012 y Pastor, 2012). El hecho educativo y deportivo de la cultura física, son dos campos que han pasado a ser el piso básico de una evolucionada área de nuevos desempeños laborales. Actualmente existen mayores campos de inserción que derivan de sociedades so­ fisticadas y que exigen la transdisciplinariedad para su exitoso desarrollo.


12

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

Las universidades han optado por diferentes mode­ los o paradigmas y los han incorporados para aten­ der las tendencias más relevantes, caracterizadas por su forma de entender los procesos de enseñan­ za-aprendizaje, al profesor y los condicionamientos del éxito o del fracaso en este proceso. Estas situa­ ciones en México, han ido consolidando un juicio o criterio sobre la formación de profesores, empleando en cada caso, sus propios programas formativos con objetivos, planteamientos y metodologías diferentes que tienen que ver con el modelo de formación apli­ cado o desarrollado en cada momento. Los progra­ mas educativos revisados en el proyecto muestran procesos de actualización en los términos siguientes: 8 (47.0%) planes y programas de estudio vigentes de 2011 a 2014, 7 (41.2%) en el rango de 2006 a 2010 y, solamente 2 (11.7%) con una necesidad urgente en la actualización 2000 a 2005. Esta realidad nos conduce a visibilizar la innovación y modernización teórica o bien, el continuo y confirmación de tradiciones formativas. Una de las tendencias laborales más progresivas y destacadas en la última década son las temáticas referidas al ocio y la recreación; refiriéndonos a la última, en los currículos mexicanos ha estado supe­ ditada a ser un medio de enseñanza en la clase de Educación Física, mientras que el ocio, no se inclu­ ye en la formación de los sujetos, ni aparece en los contenidos de las escuelas formadoras. Sin duda, Eu­ ropa y EE.UU. se han posicionado fuertemente en la producción y generación de conocimientos sobre la temática de ocio y recreación. Distintas miradas ob­ servan y conceptualizan los términos, las corrientes son distintas y válidas por naturaleza. En el 2012 el grupo de investigación Educación y movimiento de la Universidad de Colima, comenzó estudios relacionados con la formación del profeso­ rado, entrenadores y expertos en cultura física que egresan de universidades formadoras adscritas a la AMISCF A.C De esta línea de investigación se han derivado publicaciones con reflexiones y hallazgos, donde se menciona un análisis sobre la presencia, cantidad porcentual y tipo de abordajes de la recrea­ ción y el tema que más confunde “ ocio” en las currículas de las universidades mexicanas. Las mallas de las titulaciones presentan la siguiente realidad:

La presencia de materias o unidades de aprendizaje del ámbito del ocio y recreación aparecen en todos los PE, totalmente en lo que respecta a la aplicación y utilitarismo de la recreación, en detalle y por se­ mestres, se ubican en los primeros cuatro semestres de la formación, situación que marca la tendencia de instrumental y recurso básico (Medina, Salazar, Manzo, Gómez y Flores, 2012). En el caso de las ins­ tituciones con titulaciones específicas la presencia de las asignaturas perdura durante toda la carrera. Específicamente en la cantidad de materias por titu­ lación el promedio es de 3 por PE, en el caso de los PE especializados la cantidad oscila entre 7 y 8 materias. Las corrientes predominantes con las que se ejerce docencia las universidades públicas mexicanas con­ tinúa siendo el bagaje teórico eurocéntrico y nortea­ mericano del ocio como sinónimo de recreación en el tiempo libre o la recreación como medio de es­ parcimiento, juego, recreo y medio de control en in­ tervenciones educativas. La falta de comprensión del término ocio y la recurrente funcionalidad básica e instrumental que se le otorga a la recreación, moti­ va a los profesionales a sostener el círculo vicioso en la formación, replica y nuevamente formación. Este tratamiento tan general dado por las universidades relega al ocio y a la recreación a materias especiali­ zantes y en muchas de las ocasiones optativas, clara distancia para reflexionar, teorizar y construir nue­ vos esquemas de desarrollo de acuerdo al contexto cultural y ético de Latinoamérica. BIBLIOGRAFÍA 1. Amador, F. (1997) . Análisis de la formación univesitaria en las ciencias del deporte. Su adecuación a los perfiles profesionales. Revista Apunts Educación Física y Depor­ tes. No. 50, 4to trimestre. Pp 6 4 -75

2. Medina, R., Salazar, C., Manzo, G., Gómez, A., y Flores, P. (2012) . La recreación en el curriculum de los profesionales de educación física y deporte en México. Revista Latinoa­ mericana de Recreación V.1, Núm 2. 3. Pastor, J. (2012). Una cuestión de identidad / A question of identity. Revista Española de Educación Física y deportes. Núm. 339. Pp 11-32. 4. Vizuete, M. (2012). Bolonia o la apoteosis de la crisis de identidad / Bologna or the apotheosis of the identity crisis. Revista Española de Educación Física y deportes. Núm 339. Pp 33-46.

AUTORES: •ROSSANA TAMARA MEDINA VALENCIA. Dra en Educación Física y Artística, Universidad de Extremadura. (2012) España. Maestra en recrea­ ción y administración del tiempo libre, Universidad Regional Miguel Hidalgo (2006). Licenciada en Educación Física y Deporte, Universidad de Colima (2000). Miembro del Sistema Nacional de Investigadores. •CIRIA MARGARITA SALAZAR C., Dra. en Educación Física y Artística, Universidad de Extremadura. (2012) España. Maestra en Ciencias Socia­ les, Universidad de Colima. Diplomada en alimentación saludable y Metodología de Investigación en Ciencias Sociales. Directora de la Red de Investigadores de Deporte, Cultura Física, Ocio y Recreación. •CARMEN SILVIA PEÑA VARGAS. Lic. y Maestra en Pedagogía, Universidad de Colima, México. Profesora investigadora. Coordinadora Nacional del Consejo Técnico del Comité Evaluador de Programas de Pedagogía y Educación A.C (CEPPE). Miembro fundador de la Asociación Nacional de Escuelas y Facultades de Pedagogía y Educación A.C (ANEFEP). •EMILIO GERZAÍN MANZO LOZANO. Lic. en Problemas de Audición y Lenguaje, Licenciado en Letras. Maestría en Lingüística por la Universidad de Colima. Profesor Investigador de Tiempo Completo en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Colima.


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re

13

Recreación en ambientes naturales La relación del Hombre con la Naturaleza (Parte i)

ARGENTINA

Lic. Ricardo L. Ahualli Guevara Inst. de Educación Física "Dr. J.E. Coll” (DES-DGE) Mendoza - Argentina RESUMEN: El presente ensayo explora la relación del hombre con la naturaleza y describe en categorías contextúales, culturales y existenciales la manera en que la civilización nos ha recubierto en una especie de pieles psicosociales. ¿Qué sucede cuando un ser humano, sus aptitudes y el contexto que le es propio se confrontan en una situación en que la naturaleza es el contexto prevalente? Cuando la naturaleza se impone, el pellejo con el que la civilización nos ha envuelto se vuelve permeable, como una película, un tegumento muy fino: este se raja o se quiebra como una cáscara. Entonces, si es tan vulnerable el hombre frente a la naturaleza, ¿por qué nos introducimos en ella? ¿para qué vamos de campamento? Palabras clave: Civilización; Categorías contextuales, culturales y existenciales; Vulnerabilidad; Relación con la Naturaleza; Recreación en la Naturaleza. ABSTRACT: This essay explores man’s relation to nature and describes in contextual, cultural and existential categories the way in which civilization has covered us in a kind of psychosocial skin. What happens when a human being, his aptitudes and his own context are confronted in a situation where nature is the prevailing context? When nature imposes itself, the skin with which civilization has enveloped us becomes permeable, like a film, a very fine integument: it is cracked or cracked like a shell. So, if man is so vulnerable to nature, why do we get into it? What are we going to camp for? Keywords: Civilization; Contextual, Cultural and existential categories; Vulnerability; Relationship with Nature; Recreation in Nature. ace unos meses propusimos a nuestros estudiantes del profesorado en Educación Física una actividad lúdica que los ponía, luego de un ficticio naufragio, en distin­ tos botes salvavidas, con la pregunta “¿Qué cosas se llevarían a una isla desierta?” Después de aclarar les que no podían ser más de cinco recursos, muchachos y chicas, agrupados en ‘botes’ de a seis o siete ‘náufragos’ se dieron a una discusión sobre prioridades que dio resultados más o menos típi­ cos:

H

• Ninguno quiso dejar su teléfono celular. • La mayoría quería llevar su músi­ ca. • En los grupos que habían quedado del mismo género se planteó el tema del sexo. • Muchos tuvieron una disposición práctica, eligieron herramientas, na­

vajas suizas y enseres para supervivencia; hasta idearon equipajes que pudieran ayudarles en cosas prácticas. • Unos pocos dijeron que su falta de conocimiento y habi- lidades para resolver el problema era en realidad el problema. • Entre todos, uno solo de ellos pre­ tendió llevar un libro y fue terminan­ temente denostado por los demás. Lo interesante de este ejercicio, toda vez que lo hemos aplicado, es que resulta revelador respecto de las ‘pieles’ con que nos cubrimos psicosocialmente las personas. Son aquellos pellejos que ha construido para nosotros la civilización, toda vez que el avance tecnológico ha hecho nuestra vida más cómoda y nuestra comodidad más necesa­ ria. Estas pieles constituyen esa delicada burbuja de relaciones sociales que van desde el decoro público


14

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

hasta ese modesto intento del hombre por codificar los principios de la decencia -esto es, la jurispruden­ cia- tejida por una ajustada malla de información, entre necesaria y superflua, una enmarañada red de comunicación e incomunicados.

CATEGORÍAS

Estas envolturas constituyen la globalidad -no globalización- de una vida contextualizada por fenó­ menos esféricos, que A. Toffler denominara, res­ pectivamente, “tecnosfera” , que entendemos como contexto artificial; “ sociosfera” , o lo que daríamos en llamar nuestro contexto normativo relacional; y, finalmente, “ infosfera” , lo que conocemos como contexto informático. Según la época de la civilización, estas esferas se han contenido unas a otras, en distinto orden, de­ pendiendo de cuál fuera la más prevalente. Muy por fuera de estas globalidades, -o, según se mire, en el centro- está la que llamamos “biosfera” , más senti­ do por nosotros como contexto natural. Sentido cada vez más, toda vez que la incidencia de las otras esfe­ ras la afectan peligrosamente. Estas ‘categorías contextuales’ se complementan con aquellas construcciones que el hombre cultiva como bienes socioculturales o ‘categorías culturales’ , como la identidad, el conocimiento, la historia y las artes -que Lliana Bodoc resumiera, poéticamente, como: la honra de llevar un nombre, el conocimiento de las causas, la facultad de recordar y el don de generar lo hermoso-. Finalmente, queda la primera dermis, las ‘catego­ rías existenciales’ , que constituyen el ser mismo y que invariablemente llevaríamos a la isla desierta, aunque no quisiéramos: nuestras formas de estar, de obrar, de saber y también de tener.1 ¿Qué sucede cuando un ser humano, sus aptitudes y el contexto que le es propio se confrontan en una si­ tuación en que la naturaleza es el contexto prevalente? Cuando la naturaleza se impone, el pellejo de la civilización se vuelve permeable, como una película, un tegumento muy fino que se raja o se quiebra como una cáscara. Es el momento en que un niño o un alumno inexperto pone reparos para sentarse en la tierra, o cuando cunde el desconcierto bajo una lluvia imprevista, o el miedo a la noche silvestre. Pasa con el desasosiego que viene cuando en el campamento no sabemos donde van nuestras cosas, o se pierden, o con la desesperación por el ataque de un insecto, el daño producido por una espina o el ensordecedor trueno de la tormenta. Entonces, si es tan vulnerable el hombre, ¿por qué nos introducimos en la naturaleza? ¿para qué vamos de campamento? 1 .- Cfr. con categorías existenciales de Manfred Max-Neef

Lo hacemos porque la relación con ella lo despoja y enriquece a la vez. La relación del hombre con la na­ turaleza no es otra cosa que la relación consigo mis­ mo, con aquellas cosas que le son atávicas, aquellos desafíos internos que lo movilizan hacia lo externo. Aquello que es natural en él. El conocimiento que él logre sobre sí mismo en condiciones naturales, la aptitud que logre y las actitudes que forme lo harán cada vez más libre, rehaciéndolo, reinventándolo, en fin... recreándolo. En el caso de nuestros estudiantes del profesorado, independientemente de si su actitud frente a la na­ turaleza -como conducta de reconocimiento o como marco o escenario para una actividad física en ellasea apática, utilitaria, desafiante, o de conquista; más allá de que su enfoque sea purista, negociador o integrador, decimos que la relación que logre con su medio se resolverá en tres dimensiones de recrea­ ción: una donde debe lograr autonomía en la natura­ leza, otra donde debe desarrollar la seguridad nece­ saria para operar en ella, y, finalmente, aquella otra donde debe descubrir una pedagogía de lo natural. BIBLIOGRAFÍA 1. Ahualli, R. L. (2011). La Recreación como Práctica de la Libertad. Mendoza: Laberinto Sur.

2. Ahualli, R., Bernal, D. (2007). Apuntes del Curso de Actualización en Recreación y Uso del Tiempo Libre. Men­ doza: DeCap, I.E.F. 3. Bodoc, L. (2002). Los Días de la Sombra. Buenos Aires: Grupo Editorial Norma.

4. Encuentro de docentes de vida en la naturaleza. (Noviembre de 2008) . Documentos para discusión. Potrerillos, Men­ doza.

5. Max-Neef, M. (1994) . Desarrollo a escala humana: conceptos, aplicaciones y algunas reflexiones. Barcelona: Icaria. 6. Toffler, a . (1985) . La Tercera Ola. Buenos Aires: Hyspamérica.


"Busca rediseñar y articular una Propuesta Nacional de Recreación, integrando a todas las entidades públicas y privadas, contextualizando su aplicación en función a la diversidad de nuestro país, garantizando el acceso igualitario a la creciente participación de la población, para generar un impacto significativo en la calidad de vida a través de la diversificación de la oferta de actividades a realizar en el tiempo libre de la población”

FINALIDAD: Surge por la imperiosa necesidad de un ente que asuma un rol de par­ ticipación en la sociedad entre el estado y las organizaciones privadas. El centro responde al Título I de la persona y de la sociedad de la Constitución Política del Perú, Capítulo I Derechos Fundamentales de la persona en el numeral 22, en el que manifiesta que la persona tiene derecho “A la paz, a la tranquilidad, al disfrute del tiempo libre y al descanso, así como a gozar de un ambiente equilibrado y adecua­ do al desarrollo de su vida” y deberá prever las coordinaciones con el deporte y la recreación, sin que ello encubra sus especificidades conceptuales, estratégicas y componente de las políticas públicas so­ ciales y económicas del país. o b j e t iv o s !

❖ Propiciar condiciones que favorezcan el desarrollo de la creativi­ dad, la identidad y la participación en la población y en el ambiente de trabajo de las comunidades, entidades del estado (gobiernos regionales, municipalidades, ministerios, IPD, universidades, direc­ tivos y empleados de la empresa) con el propósito de poder garan­ tizar un mejoramiento en el nivel de eficiencia, eficacia, efectividad y calidad en su desempeño laboral. ❖ Desarrollar valores empresariales en función de una cultura del servicio que haga énfasis en la responsabilidad laboral, social y la ética administrativa, generando compromiso organizacional y sen­ tido de pertenencia e identidad con el logro de la misión, visión y objetivos de la empresa. ❖ Contribuir a la construcción de una mejor calidad de vida en la sociedad del Perú tanto en el ámbito laboral, público y privado, en los aspectos recreativo, cultural, deportivo y educativo a través de acciones participativas basadas en la promoción y la prevención.

DESARRO LLO ORGANIZACIONAL Generar escenarios y condiciones para contribuir con el desarrollo y fortalecimiento de las capacidades, conocimientos, competencias, habilidades, destrezas y actitudes de todos los conciudadanos; para el mejoramiento de la cultura organizacional, el clima organizacional y los procesos organizacionales; el desarrollo y fortalecimiento de las capacidades y el desempeño laboral, respondiendo al reconocimiento de aspectos que influyen en el clima laboral de los empleados (entre los que se encuentran los estilos de liderazgo, los procesos de defi­ nición de objetivos, toma de decisiones, comunicación asertiva y los mecanismos de trabajo en equipo) y la satisfacción de necesidades e intereses.

DESARRO LLO LABO RAL Favorecer el desarrollo de un proceso permanente y participativo orientado a la creación, mantenimiento y mejoramiento en el ámbito laboral de las condiciones que favorecen el desarrollo personal, social y laboral de los empleados, permitiendo mejorar sus niveles de parti­ cipación, satisfacción, motivación e identificación con su trabajo y con el logro de la misión de la empresa.

RESPO N SABILIDAD SO CIA L EM PRESARIAL Generar alternativas que coadyuven a las empresas para que instauren una cultura de la responsabilidad social y empresarial, tanto desde el pensar como desde el hacer. Busca promover en los ámbitos labora­ les el bienestar de los empleados, los colaboradores y la comunidad en general; el cumplimiento de los principios éticos, cívicos y normati­

vos relacionados con el desempeño laboral, el mejoramiento personal, familiar y social; el aseguramiento de las condiciones laborales y de salud de las personas. em presa s!

Contribuimos al desarrollo de empresas, compañías, redimensionando la capacidad institucional y ofreciendo un amplio portafolio para el bienestar tanto de los colaboradores como de sus familias, buscando generar el soporte de la calidad y competencia para el mejoramiento continuo de las organizaciones. Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación diseña e implementa iniciativas innovadoras orientadas a facilitar que las organizaciones inviertan en lo más valioso, su talento humano, y que estas acciones se reviertan en acrecentar los activos de diversa índole (financieros, productivos, humanos y sociales).

N U ESTRO S SERV ICIO S En cada una de las líneas antes mencionadas el centro ofrece los si­ guientes servicios: ❖ Diseño, ejecución y evaluación de diagnósticos estratégicos, es­ tudios exploratorios y asesorías en cultura organizacional, clima organizacional y procesos organizacionales, responsabilidad social empresarial. ❖ Diseño, ejecución y evaluación de procesos de formación y capa­ citación para el desarrollo de competencias (conocimientos, habi­ lidades, destrezas y actitudes), orientadas al mejoramiento de la cultura y el clima organizacional y los procesos organizacionales; así como el fortalecimiento de la capacidad y el desempeño laboral de los directivos y empleados, competencias para el ejercicio de la responsabilidad social en la empresa. - educación experiencial. ❖ Diseño, ejecución y evaluación de proyectos comunitarios, progra­ mas y actividades recreativas para comunidades vulnerables para desarrollar liderazgo, autonomía, participación, creatividad, sentido de compromiso y pertenencia; fortalecer las relaciones laborales e interpersonales y los canales de comunicación de los empleados y de éstos con los directivos de la empresa. ❖ Creación, mantenimiento y mejoramiento de condiciones y am­ bientes comunitarios y laborales; identificación y promoción de estilos y hábitos de vida e identificación de intereses, necesidades y expectativas de los empleados. ❖ Integración, intercambio y fortalecimiento de las relaciones la­ borales, familiares, personales e interpersonales; identificación y valoración de factores de riesgo ocupacional y utilización sana y constructiva del tiempo libre. ❖ Proyectos y actividades de responsabilidad social empresarial; construcción de programa de seguimiento a la gestión de la res­ ponsabilidad social empresarial.

ÁREA S DEL CENTRO: • • • • • • •

Programas de recreación y desarrollo social. Programa empresas Proyectos recreativos. Capacitaciones y formación. Investigación en T.L y recreación. Publicaciones. Biblioteca /documentos.


C

on la intención de difundir el juego, la lúdica y las actividades recreativas, necesarias en las sesiones de clases, Deportcreaperú organizó cinco talleres totalmente prácti­ cos; los mismos se realizaron con expertos internacionales de diferentes países suda­ mericanos, donde la Recreación ya tiene una acogida extraordinaria, del 07 al 16 de febrero. Dichos talleres tuvieron lugar en las instalaciones del colegio San Judas Tadeo, gracias al apoyo desinteresado del Hno. FELIPE ÁLVAREZ HERRANS al prestarnos sus instalaciones.

JUEGOS EN LA PRIMERA INFANCIA Lic. Richard Aguirre (Chile) El taller procuró entregar los fundamentos esen­ ciales para identificar la importancia del juego, las actividades lúdicas y el juguete en la primera infancia. Asimismo, buscó potenciar la utiliza­ ción del juego en el desarrollo de actividades re­ creativas como medio de autoconocimiento, ex­ presión de sentimientos, socializador como una forma de diversión que el niño experimenta. Todo lo anterior se complementa con el desarro­ llo de actividades de organización, planificación y ejecución de acciones orientadas a niños y niñas que se encuentran en la primera infancia (0 a 6 años). Esto en base a la implementación de for­ matos tipo, que buscan potenciar los beneficios del juego en el ámbito psicomotriz, cognitivo e intelectual de esta etapa etaria. TEMARIO: 1. Conocer y contrastar los distintos beneficios que el juego entrega en la primera infancia. 2. Organizar, Planificar y ejecutar actividades lú­ dicas para niños y niñas de 0 a 6 años. 3. Proponer y vivenciar un dosier de juegos y ac­ tividades lúdicas para la primera infancia. 4. Conocer los beneficios del juguete en esta eta­ pa etaria.

La intención del taller fue que los docentes pue­ dan experimentar una nueva técnica que mezcla­ da entre la danza, la expresión corporal, el juego y la meditación, resinifique la importancia de su lenguaje corporal y de todo su SER. El objetivo primordial fue encontrar la relación consigo mis­ mo, con el del otro y su entorno. Así pues se uti­ lizó el cuerpo como lenguaje a través de la danza y el juego. TEMARIO: Este taller se realizó en cuatro momentos: 1. Primero: El ritmo en mi cuerpo (juegos de ex­ presión corporal). 2. Segundo: La importancia de mi corporalidad (juegos y rondas). 3. Tercer: Ritmo, sabor, danza en mi cuerpo (jue­ gos dancísticos y baile). 4. Cuarto: Reflexión del taller.


CANTO Y JUEGOS MUSICALES Lic. Irene Rodríguez (Colombia) El taller de juegos musicales propuso una expe­ riencia lúdica a través de canciones, rondas, jue­ gos y dinámicas sencillas de recreación musical. Se ofreció una amplia gama de recursos pedagó­ gicos y creativos para el uso de la voz y la explora­ ción de elementos musicales con niños y jóvenes. TEMARIO: 1. Cómo jugar con los elementos musicales: rit­ mo-melodía-armonía-silencio 2. La voz y el movimiento en dinámicas lúdicas 3. Repertorio de canciones y rondas 4. El canto grupal y la voz personal 5. Componente terapéutico: el cuidado de la voz

• -

. 1 :1‘; /

[

La importancia de la integración entre sus pa­ res, sin generar una competencia y utilizando la lúdica y el juego como estrategia de integración, empatía y la sociabilización fue el objetivo prin­ cipal de este taller. Asimismo, buscó el buen uso del tiempo libre mediante estrategias, materia­ les simples, el trabajo en equipo y una didáctica flexible.

MATEMATICA LUDICA Mg. Geovany Alavéz (México) El taller abordó tres momentos: la corporeidad, lo lúdico y las matemáticas. Asimismo, motivó a los docentes y estudiantes a reflexionar sobre proceso de enseñanza, específicamente de las matemáticas, a través de la corporeidad lúdica. Al ser totalmente práctico le permitió al participante vivenciar las actividades lúdicas matemáticas, así como analizar su papel frente a un grupo. TEMARIO: Socialización: El piojo y la pulga, carrera de glo­ bos, explicación de expectativas, suma, resta y multiplicación, pares y nones, manotazo multi­ plicador, calculadora en el piso, triángulos, cír­ culos y cuadrados mágicos, botes sumatorios, construcción de propuestas por grados, tangram, lotería de números, conclusiones y tareas.

TEMARIO: Construcción de juegos de Gymkanas, sistema lúdico del juego a través del circuito, beneficios del trabajo en equipo, estrategias lúdicas por aso­ ciación y pertenencia, juegos masivos de integra­ ción, pasivos y activos. Juegos de tómbola; diseño de escenario lúdico, beneficios al realizarlos; el estímulo, como he­ rramienta de participación; sistema de rotación y posición de los juegos; principios básicos del jue­ go y el juguete como elemento de construcción.


LUCE GRUPO DE PESQUISA

Ludicidade, Cultura e Educa$áo

DC L A S

PREGUNTAS

------------- UFMG ------------COLOMBIA

BRASIL

cwactcn

Fundación

(memo

SoliDar

MÉXICO

CHILE

(ODONTOLOGIA) de: N/ÍM ¡AZARO AGUSTÍN

YiHTA H ROSTROS-SANDW/CHS- JUCOS FHSALABAS DF FRUTAS - YOGURT PLATOS CRIOLLOS-BiBtBAS CAULRKS Y FRÍAS Cel.: 982 058 312 • Email: recreacionx.peru@gmail.com

Im presión d igital en Banner, Lona Traslucida, V inil Adhesivo, Vinil Perforado, Tela Lino, Banner Mesh.. Display para Banner y Vinil

Calle G e rm á n A m e za g a s/n - Lima TELFS.: 402 -7 6 7 8 - CEL.: 990 844 313

Giga^ervic J

990 025 243 ventas@gigaservic.com

siem pre- fis to s p a ra im p rim ir

gigaserviclim a

Backing, Counter, Rollscreen, Corpóreos, Letreros Volum étricos

(0 1 ) 3 3 0 2788

Int. 303 (3er Nivel) - Lima Av. Inca Carcilaso de la Vega 1158


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 1 9

El tiempo libre, la recreación y el juego en la Argentina: Una mirada de los últimos 50 años Jorge Ricardo Saraví Universidad Nacional de La Plata, Argentina

ARGENTINA

RESUMEN: En el presente artículo se abordan algunas referencias puntuales de la historia de la recreación, el tiempo libre y el juego en las últimas décadas en Argentina. En el contexto de lo sucedido entre los años 1960 y 1980, surgen con fuerza dos experiencias institucionales significativas: Zumerland y la Asociación Vida en la Naturaleza y Educación (AVNE). A pesar de sus diferencias, ambas tuvieron en común el carácter progresista e innovador de sus ideas y acciones, que se plasmaron tanto en laformación de docentes y animadores para el campo de las colonias de vacaciones y la recreación, así como en la organización de centros vacacionales para niños. Estas instituciones, así como otras, han nutrido las producciones del campo y han servido de jalones para desarrollar un espacio de prácticas y reflexiones que sin lugar a dudas está ya consolidado. Palabras claves: Recreación, tiempo libre, juego, experiencias institucionales, Zumerland, AVNE. ABSTRACT: In the present article there are approached some punctual references of the history of the recreation, the leisure and the play in the last decades in Argentina. In the context of the happened between the year 1960 and 1980, emerge strongly two significant institutional experiences: Zumerland and the Asociación Vida en la Naturaleza y Educación (AVNE). In spite of his differences, both they had jointly the progressive and innovative character of his ideas and actions, which took form so much of the formation of teachers and leaders for the field of the holiday camps and the recreation, as well as in the organization of vacation centers for children. These institutions, as well as others, have nourished the productions of the field and have served as milestones for developing an area of thinking and practices, undoubtedly is already established.

D

esde hace ya varias décadas en Latinoamé­ rica se ha consolidado un campo de estu­ dios, reflexiones y prácticas en torno a la recreación y el tiempo libre. La proliferación de congresos, encuentros, y aparición de varias re­ vistas especializadas dan cuenta de ello. Esta revista que hoy se inicia forma parte sin lugar a dudas de ese movimiento de reflexión y acción. Me refiero a “accionar” porque este campo nunca se ha nutrido de abstracciones de carácter filosófico o metafísico (sin desmerecer a la filosofía, teniendo en cuenta in­ clusive que en la cada vez más marcada especialización de áreas, bien podría existir una “filosofía de la recreación” -tal como ya existe una filosofía del deporte-). La recreación latinoamericana siempre ha basado sus estudios en la acción cotidiana de los ac­ tores. La reflexión e investigación se han nutrido de y en las propias prácticas de quienes las llevan ade­ lante, acompañándose de una visión comprometida de la realidad y con una clara mirada socio-crítica. Y por sobre todo con intenciones transformadoras de la que suele ser una densa cotidianeidad para miles de latinoamericanos que están inmersos en la pobreza, la violencia, los desplazamientos forzados y la falta de acceso a la salud y la mínima calidad de vida. En ese sentido, el campo de la recreación y tiempo libre en Latinoamérica, se puede ver y entender como una práctica de resistencia (Osorio, 2011).

Contexto histórico y algunas referencias teóricas en Argentina Sin embargo, esta situación adquiere matices dife­ rentes según los países y según el momento históri­ co, razón por la cual en este caso trataremos de re­ ferirnos en particular al caso de Argentina. Muchas instituciones, cátedras, asociaciones y ONG han tra­ bajado duramente y silenciosamente en este campo en nuestro país. En las décadas de los 60 y 70, con la consolidación de conquistas sociales (iniciadas en la década de los 40 y 50 por el peronismo) en Argentina se crean y organizan numerosas colonias de vacacio­ nes. En ese marco es posible de destacar las expe­ riencias institucionales de Zumerland y de la Asocia­ ción Vida en la Naturaleza y Educación, como algunas de entre las más significativas1. Ambas tuvieron algo en común: haber trabajado tomando como inspiración algunos lineamientos de los CEMEA2, una ONG fran­ cesa de gran trayectoria que irradió sus acciones y reflexiones a muchos países, particularmente latinos (Pain, 1994). Asimismo, podemos considerar las in­ fluencias europeas que llegaron a Argentina al campo educativo y recreativo de la mano de los denominados 1. - También hubieron experiencias educativo-recreativas en las colonias del sindicato de Gas del Estado. 2 . - CEMEA (Centres d’EntraTnement aux Méthodes d’Education Active, creados en 1937). http://www.cemea.asso.fr/


20

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

métodos activos (también llamada educación nueva, escuela nueva y/o escuela activa), corriente de la cual los CEMEA fueron parte y son hoy en día una con­ tinuidad actualizada. Pero las influencias no fueron sólo europeas: sin lugar a dudas, también Paulo Freire (1921-1997), y sus principios políticos, sociales y pedagógicos han influido en la recreación y el tiem­ po libre en Argentina. Incluso educadores argenti­ nos como el maestro Luis Iglesias, Olga Cossettini, o Delia Etcheverry (Toubes, 2009) fueron influencias importantes para una generación de educadores que comenzó a actuar, pensar y estudiar en este campo. Todo ello confluye en una perspectiva de la recrea­ ción y el tiempo libre muy cercanas y vinculadas a lo que actualmente denominamos pedagogías críticas. La recreación actual, en tanto idea que busca liberar al sujeto de muchas de sus ataduras, coincide con es­ tos modos de ver la educación y la sociedad que a lo largo de las décadas han contribuido a reformular la manera tradicional de enseñanza. Seguramente gran parte de las instituciones que tra­ bajaron y trabajan en el área del tiempo libre y la re­ creación en Argentina -a l igual que muchos autores e instituciones de toda América Latina-, han sido in­ fluenciadas por la extensa y profusa obra del francés Joffre Dumazedier (1915-2002). Particularmente su aporte ha sido muy valioso en cuanto al análisis del tiempo libre y a un esfuerzo de precisión conceptual. Indudablemente ese impacto en el campo del cono­ cimiento, junto a los mencionados anteriormente y a otros más que no tenemos espacio para desarrollar aquí, tuvo una clara repercusión académica: en la dé­ cada que se inició en 1980 tuvieron lugar en Buenos Aires y en otros sitios de Argentina varios Congre­ sos de Tiempo Libre. Estos congresos sesionaban de manera deliberativa (recordemos que es el período de retorno a la democracia en Argentina) y se pro­ ducían debates muy interesantes en sus comisiones, que luego se plasmaban en documentos escritos que circulaban entre los asistentes y en gran parte de la comunidad educativa. Por esa misma época (1983), el Ministerio de Educa­ ción y Justicia de la Nación convoca a una comisión conformada por especialistas con el objetivo de di­ señar políticas; en su seno se producen varios do­ cumentos acerca de la importancia de la formación en recreación y del problema social del tiempo libre. Una de sus consecuencias directas fue la creación en 1987 del entonces el Instituto Nacional de Tiempo Libre y Recreación. Este instituto de formación do­ cente superior otorgaba el título de Técnico Nacional en Recreación3y sin lugar a dudas su puesta en fun­ cionamiento fue un impulso y un auspicio oficial al campo de la recreación y el tiempo libre.

3.- Hoy, Inst. Superior en Tiempo Libre y Recreación; depende del Gob. de la Ciudad de Bs. Aires. http://www.istlyr.edu.ar/

Sin embargo, los congresos mencionados párrafos antes no tuvieron continuidad en la década poste­ rior. Una de las posibles razones es que el gobierno neo-liberal del Presidente Carlos Menen (iniciado en la primera presidencia en 1989 y finalizado en la se­ gunda presidencia en 1999), desactivó muchas polí­ ticas sociales de inclusión y desmanteló organismos y actividades que tenían que ver con conquistas so­ ciales de todos los argentinos, entre ellas las ligadas al ocio y el tiempo libre. Allí se inicia el cierre, re­ ducción o desaparición de numerosas colonias de va­ caciones, particularmente aquellas que eran llevadas adelante y gestionadas por obras sociales y sindica­ tos. Este cimbronazo a las acciones recreativas se­ guramente tuvo su correlato en la disminución de la reflexión y producción académica de aquel entonces. Dos experiencias claves: AVNE y Zumerland Respecto a AVNE (Asociación Vida en la Naturaleza y Educación), surgida durante un campamento educa­ tivo en el año 1974, tuvo su auge justamente en los años 80 y se extendió con acciones sociorecreativas durante los años 90 y bien entrado el siglo XXI tam­ bién. Su líder fue Jorge Saraví Riviere (1923-2005), quien además de un hombre de acción fue un teó­ rico que produjo libros de referencia para el área. Entre ellos Campamentos juveniles (Editorial Eudeba, 1966) y Colonia de Vacaciones (Editorial Nueva Libre­ ría, 1993). Junto a Leandro Hipólito Madueño, Oscar Barosela, Osvaldo Rodríguez Eglis, Alberto Soriano, Mario Copquin, María Esther Fregenal y un nutrido grupo de jóvenes especialistas en juego, recreación y tiempo libre4, Saraví Riviere condujo AVNE hasta que él decide retirarse de la actividad en el año 1994. En el seno de esta asociación se formaron profesio­ nales que lideraron colonias de vacaciones, institu­ ciones educativas y recreativas, así como investiga­ dores que han sostenido y sostienen y reivindican la importancia de los estudios de recreación, juego y tiempo libre. Si bien su radio de acción fue nacional, la mayoría de sus emprendimientos y proyección se extendieron en especial a la Provincia de Buenos Ai­ res. Las ideas y la propuesta pedagógica difundidas por AVNE no sólo tuvieron alto impacto en esa época, sino que podríamos considerar que aún se mantienen plenamente vigentes. Zumerland fue una colonia de vacaciones emblemá­ tica, llevada adelante en el seno de la comunidad ju­ día de la ciudad de Buenos Aires. Pero a la vez fue más que eso, ya que en torno a ella se consolidó un proyecto ideológico y pedagógico que con continui­ dad en el tiempo se constituyó en una experiencia de avanzada en la educación no formal (Diamant, 2011). Se inició en la década del 50 y participaban de ella instituciones agrupadas en el ICUF (Federación de Entidades Culturales Judías de la Argentina). Durante 4 .- Luego de capacitaciones en juego, recreación y tiempo libre, integraron la Asoc. de Vida en la Naturaleza y Educación.


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 2 1 el período entre 1956 y 1969, con la llegada de Abraham Pain a la dirección de la colonia, la misma ad­ quiere un sentido pedagógico-científico muy claro. Gran parte de esos lineamientos fueron plasmados por Pain muchos años después en el libro Recrear o educar (1994), en el cual recopila gran parte de tes­ timonios de protagonistas de esa época, aunándolos a reflexiones de índole teórica sobre la recreación y el tiempo libre. Las perspectivas desarrolladas en ese ámbito sirvieron de faro para muchos educadores de la recreación en distintos ámbitos, particularmente de la Capital Federal. A pesar de sus diferencias, tanto Zumerland como AVNE defendieron la pluralidad de ideas y el desarro­ llo de un ciudadano librepensador y creativo, donde la idea que vertebraba lo pedagógico era que el sujeto debía ser el centro de la educación, el cual debía ser tenido en cuenta, escuchado y valorado. El derecho a la recreación y el ocio eran valores básicos que sus­ tentaban ambas propuestas. Eran ideas progresistas, las cuales plasmadas en proyectos recreativos inten­ taban ir más allá, contribuyendo una sociedad mejor y más igualitaria. Perspectivas actuales y conclusiones abiertas Entre otros hitos un poco más recientes que han for­ tificado los desarrollos en el campo de la recreación y el tiempo libre, están los estudios sobre el juego. El aumento de la calidad y cantidad de producción aca­ démica desde la Educación Física, las Ciencias de la Educación y la Antropología ha favorecido en los úl­ timos años la aparición, acreditación y evaluación de numerosos proyectos de investigación sobre juego, tanto de equipos consolidados como de tesistas de especializaciones, maestrías y doctorados en contex­ tos de las universidades nacionales. Sin lugar a dudas Victor Pavia ha sido el autor-investigador que ha li­ derado la profundización seria y científica respecto al tema juego en las últimas dos décadas5. Desde Neuquén (Universidad Nacional del Comahue), y junto a Julia Gerlero, Adolfo Corbera y otros educadores ha llevado adelante producciones e investigaciones sig­ nificativas y que han servido para marcar el camino a jóvenes investigadores. También la muy reciente aparición de diplomaturas, especializaciones y pos­ títulos en juego han sido aportes fundamentales al desarrollo del estudio y la formación en la temática lúdica (como por ejemplo la Diplomatura Superior en Juego y Educación Física y la Diplomatura Superior en Juego y Prácticas corporales de la Universidad Nacional de Río Cuarto, provincia de Córdoba). También la aparición de numerosas publicaciones, tanto en formato libros, así como de revistas espe­ cializadas, han contribuido a consolidar los estudios 5.- Sin olvidar aportes de la filósofa Graciela Scheines (1948­ 2001), premio del Fondo Nacional de las Artes (1997) por su obra Juegos inocentes, juegos terribles (Editorial Eudeba).

sobre juegos y prácticas lúdicas en Argentina. No nos extenderemos al respecto, pero consideramos que los estudios de Pierre Parlebas -desde el marco cientí­ fico de la Praxiología Motriz-, han nutrido directa o indirectamente a muchos especialistas en recreación que han tomado como eje de las indagaciones y ac­ ciones del autor francés sobre los juegos6. Si bien parecería que la temática juego está siendo mucho más visibilizada que los estudios referidos específicamente al tiempo libre, puede considerar­ se que en la República Argentina, fruto de todas las tradiciones y trabajos citados anteriormente en este artículo, continua desarrollándose actualmente con fuerza un área de estudios y prácticas en torno a las temáticas de la recreación y el tiempo libre. Pero esta situación no es sólo propia de Argentina. En estos momentos existen muchos docentes, investigado­ res y profesionales que están “pensando” el campo de la recreación y el tiempo libre en América Lati­ na (Osorio, 2011). Gran parte de esas reflexiones se están convirtiendo en textos escritos, tan necesarios para la construcción de conocimientos como para el debate de ideas. BIBLIOGRAFÍA: 1. Asociación Vida en la Naturaleza y Educación (1993). Me­ moria. De los períodos de la presidencia de Jorge A. Saraví Riviere. Publicada por AVNE, ciudad de La Plata. 2. Diamant, Ana (2011). Génesis y continuidad de un pro­ yecto de educación no formal en el tiempo libre: Testi­ monios de 60 años de la colonia Zumerland en Argentina. Historia de la educación. Anuario. Vol.12, n.2. Disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&p¡d=S2313-92772011000200003&lng=es&nrm=¡so 3. Osorio, Esperanza (2011). La recreación: Un campo que se construye desde América Latina. Editorial. En: Revista Latinoamericana de Recreación, Volumen 1, Número 1. 4. Pain, Abraham (1994). Recrear o educar. Una memoria compartida sobre las actividades de la colonia de vaca­ ciones Zumerland 1956-1969. Libros Del Quirquincho, Buenos Aires. 5. Saraví, Jorge Ricardo (2004). Los juegos motores. Una nueva mirada. En Revista Novedades Educativas. N° 157, año 16, enero. 6. Toubes, Amanda (2009). Una aproximación histórica al campo de la animación sociocultural. En: Itinerarios del ISTLyR. En educación y recreación. Editada por el Instituto de Tiempo Libre y Recreación. Año 1, Número 1. 7. Waichman, Pablo (1998). Acerca de los enfoques en re­ creación. Ponencia en el V Congreso Nacional de Recrea­ ción. Organizado por Coldeportes Caldas / Universidad de Caldas / FUNLIBRE. 3 al 8 de Noviembre. Manizales, Caldas, Colombia. Disponible en: http://www.redcreacion.org/documentos/congreso5/PWaichman2.htm#Uso_apropiado_del_documento 6 .- Consúltese su obra clave: Juegos, deportes y sociedades. Léxico de Praxiología Motriz (Editorial Paidotribo, 2001).


22

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

La Recreación sentí-pensante de la Argentina Gabriel Garzón Instituto Superior en Tiempo Libre y Recreación (I.S.T.L. y R.) ARGENTINA

RESUMEN: El campo de la Recreación fue desarrollándose en el país con mucha intensidad, una de las principales causas fue el nacimiento de la Tecnicatura Pública en el año 87 (hoy con 600 estudiantes), heredera de la Escuela Municipal de Re­ creación obturada por la dictadura militar en 1982, empieza a generar un latido potente en todo el país, el diálogo que se instala entre la praxis y la teoría y la expansión del campo a través de sus graduados (200 por año) va determinán­ dole a la disciplina una identidad que ya le es propia. La Recreación que comienza a desarrollarse como una formación de post grado en Educación Fisica, es hoy una disciplina autónoma, con componentes de las artes, del movimiento, de las ciencias sociales, con un campo pedagógico lúdico cada vez más definido. Palabras claves: Cultura, recreación, juego, dimensión, política. ABSTRACT: Recreation developed in the country with great intensity, and one main cause was the birth of Public Tecnicatura in the year 87 (now with 600 students), heir to the Municipal School of Recreation sealed by the military dictatorship in 1982 starts to generate a powerful beat throughout the country, dialogue that is installed between the praxis and theory and expanding field through its graduates (200 per year) will determinándole to discipline an identity that is already own. Recreation beginning to develop as a post-graduate training in physical education, is now an autonomous discipline, with components of the arts, movement, social sciences, with an increasingly defined playful pedagogical field. Keywords: Culture, recreation, game, dimension, politics. Un parto anti-natural s mi intención compartir con ustedes nues­ tra perspectiva de la Recreación enmarcada dentro de las Pedagogías Críticas de Amé­ rica Latina como un campo de Intervención Socio-Educativa que transformando, transforma la realidad. Nuestra mirada acerca de El juego, la Re­ creación y el Tiempo Libre fue modificándose desde el inicio de nuestro trabajo en 1987 en el Instituto Superior de Tiempo Libre y Recreación (I.S.T.L.y R.) hasta hoy. El Istlyr (dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) nace como un centro de ca­ pacitación de postgrado en Educ. Física, con una mi­ rada de la Recreación como actividad compensatoria de las actividades de tiempo ocupado como los son la escuela o el trabajo, como una forma de ocupar el tiempo llamado “ libre” para entretener y distraer.

E

Desde allí es que empezamos a preguntarnos: ¿La Recreación como actividad de Tiempo libre? ¿Li­ bre de qué? ¿Libre de quién? ¿Qué tipo de sujeto es el que produce las actividades de recreación? ¿Qué tipo de recreación? ¿Para qué? ¿Para quién? Aquella Recreación originaria buscaba sostener el concepto de un sujeto adaptado pasivamente a la realidad, un sujeto que debía entretenerse para vol­ ver a su actividad productiva en el tiempo ocupado. Un sujeto producido por la cultura dominante, un consumidor del tiempo libre. Se generaba desde el

ISTLyR un perfil de egresado apto para realizar ese entretenimiento, divertir y animar aburridos, nues­ tras clases y prácticas buscaban esa preparación. En­ tendía, como lo entendía también la escuela, que una cosa era la educación y otra, muy diferente y con­ trapuesta era el juego. Ambas eran incompatibles, provocábamos la recreación para ser funcionales al sistema educativo desde una mirada fragmentada y desarticulada del sujeto. Hacíamos Recreación para compensar la fatiga que provocaba lo considerado “útil” del sistema educativo. La Recreación en el país comienza a vivir la influencia de muchos pedagogos rebeldes (Pain, Freire, Korzcak, Tonucci, Cosentini, Freinet) y va planteándose crítica y dialógicamente ciertas dicotomías como: seriedad y juego, mente y cuerpo, emoción y razón, teorías y prácticas, descanso y actividad, tiempo libre y tiempo ocupado. Al mismo tiempo que comienzan a multiplicarse experiencias en grupos que practican recreación desde políticas públicas con programas Socioeducativos que tienen gran trascendencia en el país, por ejemplo: “Juegotecas Barriales” , “Cen­ tro de Actividades Infantiles” , “Clubes de Jóvenes” , Programa “ Puentes Escolares” , Formación de líde­ res recreativos “ Puerto Pibes” , “Clubes de Chicos” , “Hacé tu barrio” , “ Barrios en juego” , “Turismo Educativo” , Cumbre de juegos callejeros “Cujuca” , “Verano en la escuela” desde políticas públicas y otras prácticas desde las sociedades intermedias y


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 2 3

también desde el campo privado. Prácticas que iban modificando la concepción original de la Recreación. La Recreación que se practicaba ya no era funcional al sistema imperante sino que se comienza a insta lar como un aporte a la transformación misma desde la Educación no formal básicamente comprendiendo que el juego es en sí mismo educativo y transforma­ dor, no solo un medio para... La influencia de las pedagogías críticas en América latina, la mirada del tiempo libre como un tiempo de encuentro con las verdaderas necesidades, la visualización de que no todos los seres de nuestro país te­ nían acceso al ocio, como tiempo creativo y propio, la concepción de que el derecho al juego sólo lo podían ejercer unos pocos, por carecer de medios o por con­ cebirlo culturalmente poco rentable, fueron razones por las cuales fuimos posicionando a la Recreación Educativa en un nuevo lugar. Lo que antes era un plan de entretenimiento, hoy son planes de educa­ ción, de integración social, de inclusión y de dere­ chos. La Recreación como campo disciplinar, que ha­ bía nacido como un desprendimiento de la Educación Física, crece con identidad propia, con su propia mi­ rada e intención en el país en estos últimos 30 años. Tenemos una historia en Latinoamérica que nos ha dejado sus marcas a fuego en nuestras maneras de pensar y de concebir la realidad, desatarnos de esas marcas, liberarnos de las mismas, emanciparnos no es fácil. El miedo va carcomiendo cualquier peque­ ño impulso para la acción comprometida; el miedo a expresarnos, el miedo al disenso. Es el efecto ge­ nocidio en nuestras mentes. El terror no permite al ser humano adquirir conciencia de sí mismo, enmu­ dece, aterra y en ese sentido el nivel de percepción de la realidad está adecuado al miedo que produce ver, decir cosas que no son toleradas por la cultura dominante. Las marcas de la historia reaparecían y reaparecen prontas a debilitar nuestros intentos de emancipa­ ción. Se manifiestan en nuestras instituciones de toda naturaleza, incluyendo universidades, meca­ nismos de poder anti-participativos tales como, el clientelismo, o la fragmentación continua que sigue vigente como un estigma de nuestra historia social y política. El sentido común de los mecanismos de poder se ha naturalizado en nosotros, nos llevan a afirmar que “las cosas son como son, y no pueden ni deben ser de otra manera” . Se naturaliza: “ Los pobres son culpa­ bles de su pobreza” , los mecanismos inhiben la po­ sibilidad de identificar factores estructurales y llevan a naturalizar la pobreza, el desempleo, la violencia y a considerarlos inevitables. Para nosotros estas frases son testimonios de mane­

ras de ver, de pensar la realidad que nos inhiben, que obstaculizan un análisis de la realidad que facilite la identificación de los factores estructurales que dan cuenta de nuestras realidades de pobreza e injusticia social. Maneras de ver la realidad que operan como obstáculo para organizarnos y luchar contra dichos factores de manera organizada. Maneras de ver la realidad que han penetrado en las universidades y en las instituciones de política científica a través de po­ líticas cada vez más excluyentes y más injustas. Esto nos habla que la construcción de ese sentido común no es ingenuo: es la resultante de mecanis­ mos de poder, de los más perversos mecanismos de poder que buscan no solo inhibirnos de actuar, sino también de pensar, moldeando nuestros pensamien­ tos de manera tal que no veamos las injusticias, o las veamos como justicia del cielo, con la esperanza de la felicidad eterna. El poder dominante se fue transformando en nues­ tro sentido común. Esta ideología construye nuestros cuerpos. El poder hegemónico tiene muy claro que la ideología produce cuerpos. Se ha pasado de la lucha por poseer los medios de producción de los bienes de consumo, a la lucha por poseer los medios de pro­ ducción del sujeto, para los cuales los medios de co­ municación son esenciales. A través de los medios de comunicación se da una colonización cultural y social donde se impone un modelo de sujeto, de cuerpo y de juego y entreteni­ miento. Esta ideología, esta concepción del hombre y del mundo que intenta dominar a todo el mundo, in­ tenta imponerse en nosotros y va creando un modelo de cuerpo que es el cuerpo a merced del mercado, del marketing. Hay un consumo del cuerpo que termina consumiendo al cuerpo: es el cuerpo consumido. Nosotros vemos que la Recreación es esta discipli­ na que genera protagonismo social, pero ¿qué tipo de protagonismo es el que genera? Para nosotros es participación real, no solo expresión poética, cons­ truye escenarios para que las personas puedan desa­ rrollarse íntegramente en una práctica transforma­ dora y de autonomía. Nuestras sociedades latinoamericanas han sido sur­ cadas por la injusticia social, la discriminación y la explotación, el silencio y la desigualdad de oportuni­ dades y derechos. La Recreación es asociada al crecimiento de la capa­ cidad de participar realmente en las decisiones que afectan la vida cotidiana, capacidad de participación entendida como un proceso histórico de conquista y de aprendizaje. La Recreación en nuestro país se desarrolla en varias dimensiones: la socio-educati­ va, la socio-comunitaria y la socio- política y así la vivimos.


24

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

Tentativa de Episteme Superación del nudo gordiano en la Educación Dr. Raimundo A. Dinello Universidad de la República del Uruguay

URUGUAY

RESUMEN: En Latinoamérica aún estamos enfrentados a la necesidad de encontrar una metodología que nos libere de la didáctica colonial que prepara para el trabajo o rendimiento profesional pero no crea conciencia de ciudadanos. El carácter inductivo de la didáctica hace de ella el camino más corto para "aprender a hacer” pero evita el proceso lógico deductivo para adquirir el raciocinio propio. Por eso que desde la expresión lúdocreativa, a través de las ani­ maciones pedagógicas buscamos nuevos horizontes donde se afirme la capacidad de cada uno superando incluso las desigualdades de los medios ambientes durante el tiempo de la infancia. ABSTRACT: In Latin America we are still faced with the need to find a methodology that will free us from colonial didactics that prepares for work or professional performance but does not create citizens’ awareness. The inductive nature of didac­ tics makes it the shortest way to "learn to do”, but it avoids the deductive logic process to acquire its own reasoning. That is why from the ludocreative expression, through the pedagogical animations we seek new horizons where we affirm the capacity of each one overcoming even the inequalities of the environments during the time of childhood.

or una parte tenemos una vida de sensacio­ nes y sentimientos que hacen a la subjetivi­ dad; por la otra, funcionamos con un sistema elaborado en una creciente simbolización que organiza nuestros pensamientos, que estructura un lenguaje facilitando las múltiples relaciones que cada uno tiene con la sociedad y a través las cuales se pue­ de sentir integrado o contenido.

P

La vida se manifiesta desenvolviendo identidad y la identidad se construye en el aprendizaje. El aprendi­ zaje estructura un diálogo permanente entre lo con­ creto, los sentimientos y aquello que se piensa simbólicamente o lo que consideramos comprender con cierta representación conceptual. También consideremos que la activi­ dad artística podría describirse como una cristalización de formas signifi­ cativas o simbólicas a partir del reino polivalente de los sentimientos que traducimos por la inspiración al concretizarlas en una obra creada. Poste­ riormente, sobre la base de esta acti­ vidad concreta es posible formalizar un “nuevo discurso” argumentado y así surgen las opiniones, la convic­ ción, la religión, la filosofía y la cien­

cia como modos de pensamiento. En dicha concatenación de factores la expresión creativa es, por tanto, una función básica para la evolución de las facultades superiores que organizan las relaciones de cultura, sobre todo cuando colorean el tejido de las relaciones interpersonales. El arte como expresión es parte del desarrollo senso­ rial del ser Sujeto y, por tanto, básico de los procesos de aprendizajes que también son un hacer atrave­ sando los sentidos. Antes de la palabra está la imagen y el esfuerzo humano por descifrar la significación que hace a la inteli­ gencia. El establecimiento de dicha conexión, por extraño que pueda pa­ recer debe haber sido el primer paso en la civilización, la base de la pri­ mera economía mágica que acumula productos para el porvenir, esquema funcional que continua siendo funda mental para la transmisión cultural a través de la familia o de los núcleos de existencia y ciertamente rige aún como fundamento de los procesos de escolaridad. Ello constituye el trasfondo; es decir, una inagotable fuente de inspiración


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 2 5

que se engloba con definiciones y uso de términos como: intuición - raciocinio - conciencia... Sin duda entran también en juego la comprensión de los valo­ res que rigen la vida en sociedad. Por todo ello, la expresión creativa es un inicio de complacencia para el ser, pero también es importan­ te el inicio de una articulación que permite funcionar desde la factual concreción hasta la conceptual abs­ tracción de conocimientos y poder asumir la percep­ ción de una escala de valores. Considerando que: • Precisamente una importante dificultad de muchos niños y jóvenes surge de la pobreza del lenguaje en su medio ambiente cotidiano; • Ello los perjudica en el seguimiento de las aulas frecuentemente caracterizadas por la transmisión verbal de los docentes; • Igualmente ocurre con la falta de lectura que deja a muchos estudiantes universitarios sin comprender el alcance de las exposiciones áulicas. Frente a dichas realidades, se hace muy difícil en­ contrar una propuesta compensatoria que permitiese una tentativa de tratamiento de equidad buscando ofrecer una cierta igualdad de oportunidades ante el innovador esfuerzo de aprendizajes. Sin embargo, luego de muchos ensayos en diversos ámbitos, estamos proponiendo un proceso de expre­ sión creativa configurado con una situación de inten­ sa interacción de grupo, que permite el espontáneo intercambio de lenguaje y re-centrar el interés para cada uno de los educandos en la tentativa de resolver el desafío creativo presentado al circunstancial equi­ po como área de expresión.

Todo lo cual implica participar en una Animación pedagógica que involucra a todos, tanto en la adqui­ sición de lenguaje como en la posibilidad de nue­ vas actitudes, creando así mejores condiciones de aprendizajes para todos. Dichas Animacio­ nes pedagógicas van preparando a los Su­ jetos para situarse en su mejor disposición a fin de compren­ der y asumir nuevas materias de cono­ cimientos. Así, en la cualidad de tales procesos vivenciales, la Pedagogía de la Expresión, a través de su Metodología lúdocreativa, cons­ truye posibilidades de buscar aprendizajes y concretar nuevos conoci­ mientos sobrepasando desigualdades socioculturales que frecuentemente traban la tentativa de superar los estigmas acoplados en reconocidas clases socioe­ conómicas, llegando así a la disolución del “ nudo gordiano” armado por la insistente reproducción de contenidos en el sistema de Enseñanza sin dejar es­ pacios al crecimiento del Sujeto. Máxime que aprender tiene el mismo origen que crear, es el primer grito al venir a la vida para cam­ biar el sistema respiratorio, aprender es la innova­ ción en el Ser, es un nuevo pensamiento, es una nue­ va actitud, es una nueva vinculación, es crear en sí mismo. BIBLIOGRAFÍA:

De nuestras experiencias surge la formulación: suje­ to- -objetos- -sujetos para explicitar una situación interactiva con una expectativa final que implica re­ conocimiento de los otros; una posible experiencia de sublimación en pro de la obra creativa esperada como esfuerzo grupal. Es oportuno recordar que una actividad de creación artística está relacionada con una capacidad funcional íntimamente ligada a la sublimación y si se realiza en grupo se comparte la tensión o expectativa que con­ lleva una aceptación de la imagen de equi­ pa

1. Bergson, H. (1907). La evolución creadora. París. 2. Scheler, M. (1914). La Idea del Hombre. Salamanca. 3. Dewey, J. (1915). Art as Experience. Illinois. 4. Vygotsky, L. (1934). Pensamiento y Lenguaje. Moscú . 5. Huizinga, J. (1938). Homoludens. Leyden. 6. Read, H. (1943). Education through Art. London. 7. Freire, P. (1955). Educación como practica de Libertad. Sao Paulo.

8. Chomsky, N. (1968). Language andMind. New York: Harcourt, Brace & World.

9. Bourdieu, P. (1970). La Réproduction. Paris: Editions de Minuit.

10. Prigogine, i . (2001). L’homme devant l’Incertain. Paris: Editions Odile Jacob.

11. Dinello R. (2007) .Tratado de Educación. Montevideo. 12. Dinello, R. (2016). Pedagogía de la Expresión. Monte­ video.

13. Bauman, Z. (2013). LaModernidad Líquida. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.


2 6 C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

El consejero de Campamentos "Un educador para la vida”

MÉXICO

Mg. Sergio Román García Rojas Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia Mazatlán - Sinaloa - México RESUMEN: Durante los últimos años ha crecido de manera exponencial los servicios recreativos en Campamentos, distinguiéndo­ se en prestar servicios en diversas áreas de expresión, siendo el consejero el medio para lograr un objetivo educativo, mediante el cual se logran actitudes positivas frente a la vida. Palabras Claves: Educación, Campamento, Consejeros. SUMMARY: During the last years, recreational services have grown exponentially in Camps, distinguishing itself in providing services in diverse areas of expression, being the counselor the means to achieve an educational objective, by means of which positive attitudes towards life are achieved. Keywords: Education, Camp, Counselors. os últimos años se ha dado un crecimiento exponencial en la oferta y demanda de Servi­ cios Recreativos durante la época de verano, un sinfín de empresas privadas e institucio­ nes de Gobierno y Asociaciones Civiles promueven los “Campamentos de Verano” , existiendo una gran diversidad de metodologías los que son de una noche en la misma comunidad, los que duran de dos a tres semanas asistiendo de 4 a 6 horas diarias realizan­ do en centros deportivos, club o parques recreativos, aquellos que viajan a lugares diferentes de su locali­ dad ya sea en playas o bosques con instalaciones fijas o movibles. Las actividades suelen ir desde las de­ portivas, artísticas o culturales, las que hacen repaso a las actividades académicas, ecológicas, inglés y los que tienen una combinación de las diversas áreas de expresión.

L

el servicio ofertado. Olvidando que los Consejeros de Campamentos, más allá de liderar actividades, deben cumplir un rol educativo, no siendo prioridad para algunos centros que brindan este servicio.

La característica que tienen en común todos los Ser­ vicios de Campamento es el denominado consejero (animador, monitor, jefe de patrulla, amigo, cuate) generalmente son jóvenes de 16 a 30 años, por lo ge­ neral, con una personalidad agradable, entusiastas y liderazgo nato. Cada campamento antes de cada temporada reclu­ ta a nuevos jóvenes a través de cursos, quedándose con los que cumplan los requisitos exigidos por cada centro, no en todas las ocasiones reclutan al idóneo para un Servicio Recreativo puesto que muchos de los reclutadores buscan personajes que puedan divertir y cumplir con un sin número de actividades dirigi­ das y previamente organizadas, estandarizadas para

Taller de Máscaras (Sergio García)

¿Qué debe brindar un servicio Recreativo en Cam­ pamentos? Los servicios Recreativos en Campamentos deben


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 2 7

propiciar experiencia de vida y coadyuvar a la calidad de vida de los recreacionistas, las actividades que se brindan deben motivar a vivir: • Una vida saludable, promoviendo la sana alimen­ tación, los horarios de descanso, la actividad física placentera para incluirla como forma de vida. • Las relaciones y preocupaciones sociales en donde vea maneras diferentes de vivir y de trabajar que no son las suyas propias siendo tolerantes a las di-

Asimismo, es a través de los campamentos que se ofrece apoyar aquellas dimensiones de la educación en las que generalmente les faltan a los participantes dando énfasis en el servicio en adiestrar habilidades específicas, preparar para el trabajo y otras para vivir una vida de Ocio. El Consejero de Campamento es el responsable de las tareas específicas que debiera ser parte de la educa­ ción formal ampliando su labor a los estados de pri­ vación educativa y cultural por lo que disminuyen los valores en conflicto. (Trilla 1997) En este sentido, se le presenta al Consejero la opor­ tunidad de ser líder y guía de otros seres humanos para orientarlos a vivir una experiencia creativa, im­ plica una responsabilidad aunque debe convertirse en una actividad recreativa personal. Por ello, este personaje debe contar con un entrenamiento técnico y de experiencias. Los consejeros tendrán una gran influencia en la vida de sus acampantes, siendo importante que cada con­ sejero tenga un alto nivel moral. Dado que sus acam­ pantes aprenderán y replicarán, formas de comuni­ cación y actitudes frente a la vida.

Elaboración de Socio dramas sobre los Derechos de Los Niños, Niñas y Adolescentes. (Foto: Sergio García)

Las actitudes que permitirán un trabajo educativo en campamentos deben ser:

ferencias de sexo, religión, raza, capacidad, nivel social • Preocupaciones ecológicas y protección del medio ambiente debido a la sobre explotación de recursos naturales para crear conciencia en el cuidado del planeta. • Satisfacer necesidades emocionales logrando una aceptación social y conseguir amistades que les re­ conozcan logros y puedan expresarse libremente.

• Estar interesado en las actividades, convencidos de que representan una parte vital del proceso educa­ tivo del campamento. • Seleccionar las actividades apropiadas que darán satisfacción a la mayoría de las necesidades e in­ teresantes de los participantes y presentarlas de manera clara y motivante para que exista partici­ pación. • Al Plantear las actividades se debe conseguir el material necesario. • Usar un método entusiasta y positivo, estimulando a los participantes, elogiándoles en forma sincera por sus esfuerzos. • Terminar los trabajos iniciados y apoyando con tiempo complementario para que logren su objeti­ vo. • Estar consciente del valor creativo de todos los tra­ bajos, buscando que sea expresiva y de la oportuni­ dad a la originalidad.

Dentro de estos servicios debe ser imprescindible in­ cluir a cualquier persona sin importar sus caracte­ rísticas físicas e intelectuales, siendo las actividades moralmente aceptables y altamente creativas, una manera de contrarrestar todas aquellas actitudes ne­ gativas que producen conductas antisociales. ¿Por qué el Consejero, un Educador? El Diccionario de las Ciencias de la Educación.1997 “ La educación es un proceso mediante el cual las ge­ neraciones jóvenes se incorporan o asimilan el pa­ trimonio cultural de los adultos, a través de esta se adquieren patrones” (p1)

BIBLIOGRAFÍA: 1. Diccionario de las Ciencias de la Educación. 1997 . México D.F.: Santillana

2. Trilla. J. 2003. La educación fuera de la Escuela. Barce­ J.Dewey menciona que la educación es un medio por el cual el hombre estudia al mundo, adquiriendo co­ nocimientos y aplicando los resultados de sus estu­ dios y conocimientos a vivir una vida mejor.

lona: Ariel.

3. Sistema Nacional Para el Desarrollo Integral de la Fami­ lia. 1982 . Memorias del Primer Curso de consejeros. México D.F.: SNDIF.


28

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

Enredos en campamentos educativos Aplicación de metodología lúdocreativa, miradas desde el neurodesarrollo Lic. Raúl Falero ISEF-CURE-UDELAR - Maldonado Uruguay URUGUAY

RESUMEN: Los desafíos actuales en educación pasan por profundizar, saber y comprender como aprendemos las personas. Ello nos permitirá a los educadores abrigarnos en el manto de experiencias agradables, es decir, colocarnos en el paradig­ ma aprender a aprender nos obliga a romper estructuras rígidas de la enseñanza tradicional casi siempre repetitiva y memorística. Nos posiciona en la búsqueda de prácticas educativas y metodológicas que respondan a los sistemas naturales de aprendizaje de las personas para evitar la descompensación y el aburrimiento. ABSTRACT: The current challenges in education go through deepening, knowing and understanding as we learn people. This will allow educators to shelter us in the mantle of pleasant experiences, that is, placing ourselves in the paradigm learning to learn forces us to break rigid structures of traditional teaching almost always repetitive and memoristic. It positions us in the search of educational and methodological practices that respond to the natural systems of learning of the people to avoid the decompensation and the boredom. a finalidad de aprendizajes múltiples en el campamento educativo nos coloca en conso­ nancia al siglo en que vivimos y los desafíos variados a enfrentar con los pasos que deben motivarnos y en la que se activa nuestra función eje­ cutiva. Son presentados por el educador y a la vez nacen de los propios intereses manifestados por los participantes. Es esencial presentar a los acampantes pequeños desafíos a superar y permitir, a su vez en estas propuestas, pequeños logros, como por ejem­ plo: espacios de artesanías en macramé, construc­ ción de juguetes, juegos variados y multiplicidad de objetos a modificar y re-crear. Técnicas de medita­ ción, cantar y/o tocar música, malabarear, subir un árbol con cinto y cuerda, a tocar un objeto (arborismo), presentar la construcción de pequeñas manualidades, andar en canoa, bicicleta, fogón y danzas tradicionales, animaciones pedagógicas en diversas áreas de expresión, entre otras tantas... Todas ellas nos ofrecen desafíos a superar y permiten obtener un resultado pequeño, mediano o grande de lo realizado según cada quien.

L

En estas experiencias buscamos provocar, salir de la zona de confort y desestabilizar lo conocido; es de­ cir, por un lado, pasar por experiencias poco conoci­ das y en este sentido y a partir de la preparación del campamento cada delegación (grupo de niños/as y sus docentes) debe traer un “ ESPACIO PEDAGÓGI­ CO” en el cual comparten un “ saber hacer” . La fina­

lidad de esta propuesta es la interacción de saberes desde la ACCIÓN, “propio” del lugar y ciudades de donde vienen, por tanto, diferentes. La anticipación del grupo a la idea planteada intenta generar en ellos la búsqueda, toma de decisión (anticipar, planificar y organizar) lo que se viene, en muchos casos es la búsqueda de información y práctica de lo que harán en este compartir de la experiencia campamentil. En el campamento, utilizando el aprendizaje colaborativo lo demuestran y comparten con los demás recibiendo la recompensa de la tarea terminada y el reconocimiento de los otros acampantes (niños/as y docentes). Observamos sus emociones, de ver a los otros realizando lo que pensaron y planificaron ha­ cer, demuestran y vemos la satisfacción que sienten (actuando las neuronas espejo, por ejemplo) trans­ formándolas en sentimientos como alegría, gratitud que colabora en un bienestar emocional y social. En las diversas situaciones del CE profundizamos en la memoria emocional (memoria genética y de aprendizaje) repercutiendo en el sistema límbico a través de los diferentes escenarios y situaciones de aprendizajes que parten de la lúdica, la expresión del sujeto y creatividad que surgen de la modificación de los diferentes objetos y en interacción con los demás se construyen. En la interacción social, utilizando factores lúdicos


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 2 9

y las múltiples áreas de expresión (plástica, músi­ ca, escénica, cuentos, leyendas, expresión corporal y movimiento) se producen neurofusiones pro super­ vivencia, colaborando y generando archivos de pla­ cer; por tanto, conductas de acercamiento que son las que van ayudando a cada persona a sentir emociones positivas (sensaciones agradables, modificaciones cerebrales a nivel bioquímico del cerebro y una acti­ tud mental positiva que influye sobre el estado emo­ cional y nos lleva a ser constructivos).

Todo lo que hagamos debe ser mirado y profundi­ zado con un aspecto pedagógico para ayudarnos a caminar hacia una educación más agradable, por tanto, las formas (metodología) con que enseñamos debe estar centrada, ya no en la enseñanza, sino en el APRENDER, ello nos pone en el nuevo paradigma aprender a aprender promoviendo que lo que ense­ ñamos (podría decirse los contenidos) surjan de la conjunción de los grupos de estudiantes (intereses y necesidades) y los programas a cumplir.

Los estímulos que proponemos y buscamos favore­ cer deben provocar emociones fuertes y positivas que se trasluzcan en sentimientos agradables. Los senti­ mientos están comprendidos por componentes cua­ litativos (positivos en este caso) y cuantitativos (de intensidad que pueden ser nula, baja, media o alta). Sabemos, las actividades llevan estímulos y ellas a las motivaciones continuas en las personas; se pro­ ponen juegos y actividades de carácter lúdico, mo­ vimiento y expresión corporal, meditación (estimu­ lando el neurotransmisor, serotonina conocido como el agente químico del bienestar dado su efecto sobre el ánimo y la ansiedad) produciendo calma y tranqui­ lidad (serenidad), encontrarse consigo mismo; el arte expresión: la música, la escénica, danza y circenses, cuentos y o leyendas, las artesanías que promueven en pequeños desafíos un saber hacer y el reconoci­ miento de potencialidades en forma subjetivas y un reconocimiento social que ayuda en la estima y la confianza.

En este sentido la Educación debe ser interpretada como un proceso de completud humana, gestos de cooperación y solidaridad; buscar el desarrollo de ac­ titudes compasivas y altruistas que permiten encon­ trar los equilibrios en el mundo educativo.

En todas las actividades se estimula la dopamina que desempeña un importante papel en el desempeño del aprendizaje y la memoria; está comprobado que un alto nivel de dopamina ayuda para que el cerebro este motivado en mantener la atención y fijar los conocimien­ tos, se relacionan con el buen humor, espíritu de ini­ ciativa y motivación. Otro de los neurotransmisores que se movilizan con las propuestas utilizadas es la noradrenalina, una de las funciones importantes es la de estabilizar los niveles de energía, su liberación es esencial para sentir energía y pasar a la acción, además se encarga de crear un terreno favorable para la atención, el aprendizaje y la sociabilidad. Buscamos incansablemente emociones positivas y ellas son previstas en lo que hacemos, teniendo en cuenta el ambiente cuidado, sano, con sorpresas que motiven, tengan en cuenta los intereses de los estu­ diantes que participan de la propuesta campamentil. Sabemos y comprendemos por experiencias propias que se hace necesario utilizar todos los sentidos (ver, oír, olfato, gusto y tacto) y en esto se juegan todos los eventos químicos y eléctricos sobre el SNC para saber si lo que vivimos es pro supervivencia o con­ tra supervivencia en el doble sentido de que tampoco cualquier cosa que se haga es necesariamente educa tiva o neutra.

Los puntos de quiebre, acciones de vida fuertes e in­ fluyentes en las emociones han ayudado a personas en incontables situaciones y han sido siempre experienciales, los sistemas sensoriales son los que se movilizan y se codifican luego en las expresiones cor­ porales, comportamentales y socio culturales. Para que ellas se viabilicen debemos provocar y proponer experiencias como, por ejemplo: campamentos edu­ cativos estables y rústicos (una salida de camping), salida didáctica a otra ciudad, lugares agrestes y en contacto con la naturaleza (caminata o acampada en el cerro), vivencias con el río y el mar, expresiones culturales artísticas creadas por sí mismos u aquellas para contemplar (danza, música, escénicas, títeres entre otras) espacios de meditación, reflexión que incentiven la escucha activa y una participación real de cada persona. BIBLIOGRAFÍA: 1. CAMPOS, a . L. (2011). Aprendizaje y Memoria. Separatas del Diplomado de Neuropedagogía. Lima: Cerebrum-ASDEH. 2. DELORS, Jacques. (1998). Relatoría para la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI. San Pablo: Cortez. 3. DINELLO, Raimundo y otros (2000). Lúdicay Recreación. Bogotá: Editorial Aula Magisterio. 4. DINELLO, R. (2007). Tratado de Educación. Montevideo: Editorial Grupo Magro. 5. MORÍN, E. (2003). Introducción al Pensamiento Comple­ jo . Barcelona: Editorial Gedisa. 6. REBELLATTO, J. L. (2000). Ética de la Liberación. Mon­ tevideo: Editorial Nordan. 7. ROBINSON, K y ARONICA, L. (2015). Escuelas Creativas. La revolución que está transformando la escuela. Barcelona: Editorial Grijalbo. 8. ONU. (1969). Convención internacional de los derechos Humanos. San José de Costa Rica. 9. OSORIO, E y otros. (2016). Recreación: exigencias me­

todológicas para una vivencia transformadora. "Un nosotros productores de realidades”. Oaxaca: Editorial Casa de las preguntas.


30

C e lib re Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación

Recreación:

Posibilidades mil Dr. Alixon Reyes Rodríguez Universidad Pedagógica Experimental Libertador República Bolivariana de Venezuela

VENEZUELA

RESUMEN El propósito de este trabajo es generar una posibilidad para pensar la recreación desde la multidimensionalidad aso­ ciándole a las experiencias vividas en y desde la cotidianidad en un intento por apartarnos de la lectura euroccidental que impone una manera de interpretar el fenómeno recreativo en América Latina. De esta manera tendremos posi­ bilidades para concretar apologías recreativas, muchas orientadas a los rasgos particulares de aquello que nos define como latinoamericanos y como culturas propias. Palabras clave: Recreación, experiencia, cotidianidad, vida. ABSTRACT The purpose of this work is to generate a possibility to think of recreation from the multidimensionality associating it with the experiences lived in and from the daily life in an attempt to move away from the euroccidental reading that imposes a way of interpreting the recreational phenomenon in Latin America. In this way we will have possibilities to concretize recreational apologies many of them oriented to the particularfeatures of what defines us as Latin Americans and as cultures of our own. Key words: Recreation, experience, commonness, life.

reemos que se está dando el tiempo de pen­ sar la recreación desde unos referentes que se reconozcan en las particularidades de la Abya Yala (Reyes, 2016), esto es, el conti­ nente habitado por pueblos originarios en una región del mundo invadida y sa­ queada por mercenarios para des­ pués ser denominada como América Latina (en atención a las conven­ ciones eurocentristas). Pensar la re­ creación desde esta perspectiva pasa por transformar y revolucionar las concepciones y prácticas que han sido configuradas desde esa tradición eu­ roccidental.

C

Al hablar de transformar y revolucionar la concepción de recreación que tenemos, de lo que se trata es de conmover la vida toda, y ello en el entendido que la recrea­ ción pasa por configurarse como una ex­ periencia que trasciende a la vida misma, esto es, no se le puede parcelar, no se le puede fragmentar, no responde al tiempo cronológi

co, ni a espacios o lugares geográficos. Es decir, tiene que ver con una posibilidad concretable en el tiempo como experiencia vivida en la multidimensionalidad y complejidad de la vida y la realidad. En este sentido, la recreación tendrá que ser pensada como un fenómeno experiencial que no se queda y no se resume en una serie de actividades coyunturales, diver­ tidas y/o entretenedoras, por el contra­ rio, tiene que ver con un sistema de vida significativo y significante. El inmediatismo en las experiencias que son til­ dadas de “ recreativas” , quizá tengan que ver mucho más con los postulados del positivismo occidental que con las formas de vida de quienes vivían en la Abya Yala hace más de 520 años, e incluso mucho antes de la pisada eu­ ropea. Deseamos mostrar que, en tanto la recreación tiene que ver con un estado del ser que deviene en experiencia y es intimidad, entonces apela y tributa a la transformación cultural desde la


Centro Peruano de Tiempo Libre y Recreación C e lib re 31 conciencia lúdica y la cotidianidad (que no la rutina), apela y tributa al amor, a la compartencia (Martínez Luna, 2015), a la alegría, a la solidaridad, al com­ pañerismo, a la hospitalidad, a la disponibilidad, a la sinceridad, al acogimiento, a la honestidad, a la responsabilidad, al respeto, a la identificación con un horizonte de vida, a la transformación de la conciencia misma, tributa a la práctica y ejercicio permanente de li­ bertad en el tiempo, a la reivindicación de la memoria histórica, a la inclusión social, a la participación permanente, a la construcción de una vida diferente, en fin, a la gestación de una cultura de vida en comunidad. Pensar la recreación desde nuestras cotidianidades, desde nuestras prácti­ cas conscientes, e incluso desde nues­ tra ancestralidad, tiene que ver con la posibilidad de ofrecer una otra mira­ da en la que la recreación surja como un vehículo explícito para transformar los estilos de vida y los modos de ser, tiene que ver con el desmontar una agotada y raída concepción que nos remite a un esclavismo cultural, a la dominación de imperios culturales, que nos re­ mite a asumir estilos y modos de ser que nunca se parecieron a nosotros. Y la pregunta podría ser: ¿por qué nos resultan tan extraños?, porque en realidad son artificiales, se trata de implantes culturales, y es precisamente porque no se parecen a nosotros que no los reconocemos ni en el rostro de nuestra gente, ni en el rostro y en la historia del pueblo latinoame­ ricano (Reyes, 2012). La concepción de recreación que defendemos mues­ tra una idea de recreación que en esencia, dignifica a la persona, una idea de recreación que hace y trans­ forma la cultura toda, una recreación que se gesta desde la multidimensionalidad de las manifestacio­ nes y experiencias lúdicas, esto es, el juego, la chan­ za, el teatro, la danza, el chiste, la ronda, el baile, el arte, el amor, el canto, la forma de comer, de bailar y de amar, y más allá, en otras expresiones que ni siquiera tienen que ver con actividades dirigidas a la diversión o al entretenimiento sino a la contempla­ ción visual, auditiva, entre otras formas. Hablamos de una idea de recreación que devuelve entonces el poder de la decisión personal, que devuelve el lugar de la voz, la palabra y la presencia, que reivindica la cultura popular y que se identifica en nuestra tie­ rra, en nuestro pueblo, en nuestras niñas y niños, en nuestros jóvenes, en nuestra geografía, en nues­ tras aguas, en nuestra memoria histórica, en nuestra gente (Reyes, 2014). Es una idea de recreación que se identifica en la cotidianidad, en los rostros de la gente, con lo que les pasa a diario y a cada momento; una idea de recreación que se identifica con lo que

nos pasa a todos, con la forma en la que nos relacio­ namos; es una idea de recreación que se configura desde lo particular a lo colectivo y que se reconfigura desde lo colectivo a lo particular. Es una idea que en­ cuentra refugio en lo que le pasa a las niñas y a los niños mientras juegan a la chapita, o a los jóvenes cuando juegan a la pelota, y sí, a lo que les pasa en su interior, en su manera de pensar, de jugar, de reír, de actuar y de relacionarse con las y los demás; la recreación está allí en eso que les pasa a los chamos que juegan pelotica e goma al frente de la casa de la seño­ ra Carmen; es una idea que encuentra significado en lo que le pasa a la pare­ ja de enamorados que visitan mundos inverosímiles a través de un lenguaje comprendido solo por ellos a través de la mirada mientras permanecen sen­ tados en la banca de un espacio públi­ co que ha sido rescatado y restaurado del abandono, espacios públicos en las ciudades que además comienzan a ser las ciudades de las y los niños {a decir de Francesco Tonucci (1998)}; es una idea de recrea­ ción que se tiene a partir de eso que pasa en la gente, en sí mismas, en sus sentimientos, en sus pensares, en sus emociones, en su caminar, en su vestir, en su hablar, en el ser de quien se es... Promover estilos de vida y prácticas generadas desde las posibilidades lúdicas ofrecerá oportunidades para ampliar opciones a las personas en función del vi­ vir bien, de la compartencia, de la misma socialidad, de la optimización de condiciones otras en el caso de la atención pública, de la escuela, del trabajo, de la familia, etc. De allí que la recreación ofrezca posi­ bilidades mil, posibilidades estas que se enraizan en eso que somos como pueblo, en eso que somos como naciones y como expresión de una cultura milenaria. BIBLIOGRAFÍA: 1. Martínez L., J. (2015) . Recrear, es habitar desde la comunalidad, en, Peralta A., R.; Medina V., R. T.; Osorio C., E.; Salazar C., C. M. (Coords.). Aproximaciones para la cons­ trucción del campo de la recreación en Latinoamérica. Puertabierta Editores: México. 2. Reyes, A. (2016). Pedagogía Crítica y Educación Física. Disponible en línea: http://otrasvoceseneducacion.org/ archivos/18126. Consultado el 12-10-2016. 3. Reyes, A. (2014). Cultura de la recreación, democracia y conciencia política. Revista Educación, Vol. XXIII, N° 44, Marzo-Agosto. Pontificia Universidad Católica del Perú. 4. Reyes, A. (2012). Teoría de la recreación: Claves para su resignificación. Tesis doctoral presentada en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador: Venezuela. 5. Tonucci, F. (1998) . La ciudad de los niños. Laboratorio «Fano: La Citta Dei Bambini: Italia.


I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE RECREACION PROGRAMA JUEVES 3 DE AGOSTO 09:00 09:20

Palabras de Inauguración Palabras del Director

09:40 a 10:20

Conferencia inaugural Dra. Esperanza Osorio Correa - Directora Ejecutiva FUNLIBRE (Colombia) La recreación desde una perspectiva de desarrollo humano. Intermedio

10:45 a 12:15

Mesa debate La articulación entre recreación y educación •Julia Gerlero (Argentina) •Ricardo Lema (Uruguay) •Gustavo Martínez (Uruguay) Modera: Oscar Colque (Per.) - Giselle Bignardi (Arg.)

12:25 a 13:15

Conferencia Dr. Michel Azcueta Gorostiza - Docente Universitario del Perú Aporte a las Políticas Públicas. Receso / Almuerzo

14:30 a 15:10 15:20 a 16:00

Conferencia Dr. Carlos Alberto Rico A. Las políticas públicas de recreación en América Latina Conferencia Sr. Julia Barrera Gonzales (e) Directora Nacional de Recreación y Promoción del Deporte /IPD Modera: Ricardo Ahualli (Arg.) y Marco Villanueva (Per.)

16:15 a 18:30

TALLERES T1

T2

T3

18:30

T4

T5

T6

T7

T8

Cierre de la jornada

VIERNES 4 DE AGOSTO 09:00 a 09:40

Conferencia Dra. Julia Gerlero - Universidad Nacional del Comahue (Argentina) Ocio y tiempo libre como dimensiones de la intervención recreativa. Intermedio

10:15 a 12:45

Competencias profesionales del recreador •Giselle Begnardi (Argentina) •Margarita Cano (Colombia) •Luis Machado (Uruguay) Modera: Gerardo Tamayo - Esperanza Osorio (Colombia) Receso / Almuerzo

14:15 a 16:15

TALLERES T1

T2

T3

T4

T5

16:15 a 16:30

Cambio de Talleres

16:30 a 18:30

TALLERES T1

T2

T3

18:30

T4

T5

T6

T7

T8

T6

T7

T8

T6

T7

T8

Cierre de la jornada

SÁBADO 5 DE AGOSTO 09:00 a 09:40

Conferencia Dr. Ricardo Lema - Universidad Católica del Uruguay El juego y la lúdica en la intervención educativa.

09:50 a 10:30

Conferencia Dr. Luis Tejada Ripalda - Docente universitario UNMSM. Aportes pedagógicos en la infancia y la recreación.

10:50 a 11:10 11:10 a 11:20

Conclusiones: Carlos Alberto Rico Palabras de clausura

Intermedio

11:30 a 13:30

TALLERES T1

13:30 a 14:00

T2

T3

T4

T5

ENTREGA DE CERTIFICADOS


UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN ENRIQUE GUZMÁN Y VALLE “Alma Mater del Magisterio Nacional” Resolución N° 1084-2017-R-UNE

ENCUENTRO

INTERNACIONAL DE RECREACIÓN

%

ENDO una PERSPECTIVA INTEGRADORA AUDITO RI SEDE SAN iffrDRO AV. JAVIER PRADO ESTE 330

03,04 y 05 de Agosto 2017 Lima - Perú

Dirigido a: Docentes, Psicólogos, Área de lirism o , RR.HH. y Público en general INFORMES E INSCRIPCIONES: (OI) 2I9-5700 / 2I9-570I / ¡nformes@expro.edu.pe 949492555 / 995559955 / 993528677 / 945429479


TU DINERO SI CRECE con CAJA RAÍZ Hasta

Además obtén TU CRÉDITO RÁPIDO Y FÁCIL

*

VIVIENDA

= © RAÍZ CAPITAL

Q RAÍZ LOCAL

%

RAÍZ MÁQUINA

a RAÍZ MULTIUSOS

&

RAÍZ COMPRA DE DEUDA

*

MEJORAMIENTO DE VIVIENDA

TREA referenclal calculada considerando TEA 5.5% en moneda nacional aplicable al monto de S / 10,000 sin movimiento por el plazo de 360 días, conforme tarifario vigente. Interés ganado al final de periodo S/ 550.00, saldo final S / 10,550.00, se asume que el cliente no cancela la cuenta durante el periodo. La cobertura del Fondo de Seguro de Depósitos para el periodo junio - agosto 2017 es de S/ 97, 604, sujeto a actualización trimestral. Todas las operaciones están sujetas al cobro del ITF (0.005%). Información de conformidad con la Ley N“ 28587 y Resolución SBS N“ 8181-2012 y modificatorias. Mayor información sobre tasas de Interés, comisiones y gastos en los tarifarios publicados en nuestra red de agencias a nivel nacional y en la página web: w w w .ra iz p e ru .c o m .p e

Rev. Tiempo Libre y Recreación N° 1  

Magazine N° 1 issued on July 2017. Articles offered by experts on the subject from Latinamerica

Rev. Tiempo Libre y Recreación N° 1  

Magazine N° 1 issued on July 2017. Articles offered by experts on the subject from Latinamerica

Advertisement