Page 1

Mayo - Junio 2012 Año 1. Edición 3.

Familias de Éxito

Conozca a la familia Henríquez Escamilla, que ha encontrado en la diversificación una oportunidad para salir de la pobreza. PÁGINA 6

Semillas mejoradas:

Tecnología al servicio del agro

Noticias:

Asistencia Técnica Encuentre recomendaciones para mejorar sus producciones de granos básicos, hortalizas y frutales.

PÁGINA 10

PÁGINA 4

Programa PAF - Seguridad Alimentaria beneficiará a más familias de municipios de extrema pobreza en Chalatenango.

PÁGINA 15


Nuestro compromiso: generar tecnologías para un mejor El Salvador Hacer de la agricultura una actividad rentable depende de muchos factores: condiciones climáticas, esfuerzo, tiempo, dinero y, por supuesto, de las tecnologías empleadas. En el CENTA estamos convencidos que la tecnología debe ser una herramienta básica fundamental para hacer más productivas nuestras tierras, con prácticas amigables con al medio ambiente sin perjudicar la salud de nuestra población. Por tal motivo, nuestra Institución siempre está en la búsqueda constante de nuevas herramientas que permitan hacer que los productos que obtenemos del campo sean nutritivos, confables y rentables. Desde 2009 a la fecha, nuestro personal técnico y científico ha desarrollado variedades de granos básicos que han permitido mejoras sustanciales en los rendimientos y en la nutrición de las familias productoras. Entre estas están el frijol CENTA CHAPARRASTIQUE (con alto potencial de rendimiento, adaptación a altas temperaturas y humedad limitada), frijol rojo CENTA FERROMÁS (biofortificado con alto contenido de Hierro y Zinc), maíz CENTA SANTA ROSA (para zonas con problemas del achaparramiento), maíz amarillo CENTA DORADO (alta calidad proteica, lisina y triptófano), relanzamiento de maíz CENTA PASAQUINA (para zonas con problemas de sequía) y liberación del sorgo CENTA S-3 BMR (alta calidad de forraje para ganado). No dudamos que estos materiales ayudarán a las familias agricultoras a ver mejores resultados en sus cosechas, porque son fruto de años de investigación que nuestros técnicos han dedicado a esta tarea de desarrollar nuevas variedades e híbridos que ayuden a que las familias productoras siempre dispongan de semillas adecuadas a sus necesidades, y que garanticen su seguridad alimentaria y nutricional. Pero obtener mejores producciones no lo es todo. Sabemos que combatir la pobreza con la ayuda de tecnologías implica varios procesos. Conocemos que la población productora no sólo obtiene alimento para su consumo, sino que en muchos casos logra vender parte de su producción; para estas personas, quienes reconocen en los encadenamientos productivos una de las llaves del éxito, también tenemos soluciones prácticas. En el CENTA se puede aprender a darle valor agregado a los productos obtenidos de la tierra. Contamos con un Laboratorio de Tecnología de Alimentos que hoy atiende a todas las familias que participan en el Plan de Agricultura Familiar, a instituciones nacionales, privadas y a todo aquel que ha visto en la agricultura un medio de vida.

Ponemos al servicio del país nuestro conocimiento, experiencia y sólo pedimos a cambio la confianza que con tanto esfuerzo intentamos ganar día con día. Sabemos que falta mucho, pero es necesario que El Salvador tenga la certeza que nuestros programas, laboratorios, unidades y estaciones experimentales, están al servicio de las familias que hacen grande al sector agropecuario, y que desde sus parcelas familiares, tienen la convicción que con las tecnologías adecuadas, la asistencia técnica, el trabajo en equipo y la fe en Dios, haremos de la agricultura lo que merece desde hace mucho tiempo nuestro país.

Dr. Mario Ernesto Parada Jaco Gerente de Investigación CENTA

2


06

Familias de Éxito.

La familia Henríquez Escamilla, residente en Comasagua, La Libertad, ha apostado por combatir la pobreza a partir de la diversificación de su parcela. Su ejemplo es seguido por otros productores y productoras de la zona, quienes ahora ven a la producción de hortalizas con nuevos ojos. Cosecha del Cambio es una publicación del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), institución autónoma adscrita al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Autoridades: Ing. Guillermo López Suárez Ministro de Agricultura y Ganadería Lic. Hugo Alexánder Flores Hidalgo Viceministro de Agricultura y Ganadería, y Presidente Junta Directiva del CENTA Ing. Alirio Edmundo Mendoza Martínez Director Ejecutivo del CENTA Comité editor:

14

Editor Jefe: Lic. Marlon Mauricio Sorto Flores

Nutrición.

Conozca las ventajas de los maíces biofortificados y su impacto positivo en la salud y nutrición.

Co editora: Lic. Berta Nely Menjivar Periodistas División de Comunicaciones CENTA: Lic. Roxana Ortiz Lic. Karina Matute Fotografías: Eduardo Funes Marlon Sorto Fernando Burgos Diseño y Edición: División de Comunicaciones CENTA Asesoramiento técnico: Dr. Mario Parada Jaco Gerente de Investigación del CENTA Ing. Miguel Ángel Martínez Gerente de Transferencia del CENTA

15 Noticias

Autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), oficializaron la ampliación del Programa PAF - Seguridad Alimentaria en Chalatenango.

Colaboración: Stephanie Aguilera _______________________________________________

Se permite la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes presentados en esta revista, siempre y cuando se otorguen los créditos de los autores y se cite a Cosecha del Cambio como fuente.

3


La Cosecha

Mejores cosechas.

El uso de semillas mejoradas como el H-59 contribuyen a que la población agricultora pueda obtener mayores rendimientos. En lugares como Usulután se han registrado producciones de hasta 110 quintales por manzana.

Semillas mejoradas para un gran futuro Hacer más productivas las tierras agrícolas es un reto asumido desde hace varios años por el CENTA, Institución que ha desarrollado semillas que permiten a la población productora obtener mayores rendimientos y mejor calidad en sus cosechas. Roxana Ortiz / Periodista En el municipio de Jiquilisco, están ubicadas las oficinas de la empresa Unión de Productores y Exportadores de Usulután (UPREX) que aglutina cerca de 65 socios, quienes tienen más de dos años de dedicarse a la producción de semilla certificada de los híbridos H-59 y Oro blanco. El Gerente General de UPREX, Ing. Luis Rodolfo López Turcios, comenta que siembran de 75 a 80 manzanas por año de la semilla certificada H-59, en invierno y verano, con promedios de 50 quintales por área sembrada, en la que invierten $4,500 por área. El empresario dice que en el municipio conoce a un agricultor que ha logrado obtener del H-59, la cantidad de 110 quintales por manzana,

por lo que considera que el CENTA tiene un diamante en bruto en este híbrido. “Como productores de maíz necesitamos la purificación de líneas, porque la semilla compite con cualquiera” dijo López. Asimismo, precisó que “este año (2012) ofertamos al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), 16,500 bolsas de 22 libras (con un promedio de 3,630 quintales) para el programa que maneja el Gobierno”. López dijo que con el hibrido H-59 se ha generado un mercado a través del tiempo por los mismos rendimientos, y cualquier agricultor lo pide. Impacto tecnológico El éxito que ha tenido Rodolfo López con el H-59 y el Oro Blanco es resultado del trabajo de investigación realizado por el CENTA a través de un proceso llamado “mejoramiento”. Según el Dr. Mario Parada Jaco, Gerente de Investigación de la Institución, la semilla mejorada es aquella que es “muy superior a aquella usada procedente de los campos de producción, y se obtiene a través del mejoramiento genético convencional”.

4


El experto agrega que “esta semilla permite obtener plantas que son más productivas o con mejores características agronómicas en comparación con las semillas criollas”. De igual forma, explica que a pesar de que existen varias formas de “mejorar” una semilla, el CENTA únicamente trabaja con aquellas que son amigables con el medio ambiente y de las cuales se pueden obtener “híbridos” y “variedades”, que son semillas mejoradas obtenidas a partir de distintos procesos. Según el Ing. Héctor Reynaldo Deras, Fitomejorador de maíz del Programa de Granos Básicos del CENTA, comparado con Centroamérica, sólo El Salvador utiliza un 75% de semilla mejorada. De hecho, uno de los materiales con mayor impacto nacional que aún prevalece en fincas de agricultores es el hibrido H-59, el cual, con un manejo agronómico adecuado, rinde de 60 a 90 quintales por manzana; y que fue puesto a disposición de la población salvadoreña en 1998, siendo una de sus principales características su resistencia al acame. Un estudio realizado entre 2010 y 2011 por la Unidad de Biometría y Socioeconomía del CENTA, el 59% de los productores siembran H-59; el 24%, HS-5G; el 17% otros híbridos y solo el 12% siembra criollos. Este estudio reconfirma que la mayoría de las familias productoras utilizan semilla de maíz mejorada. Para la difusión del H-59 y otros materiales genéticos del CENTA, se ha utilizado la red de Agencias de Extensión, cuyo personal técnico lo ha promovido a nivel nacional. Últimamente esta actividad ha formado parte del material que se ha entregado a las familias productoras, a través del Programa PAF – Seguridad Alimentaria.

focarán en los temas orientados a resolver los problemas generados por el cambio climático, valor nutricional, reducción de impactos negativos al medio ambiente (agricultura orgánica, rescate de materiales criollos con características de resistencia a plagas y enfermedades, entre otros), temas con los que se busca causar impactos positivos en lo económico, social y ambiental. Los maíces blancos y amarillos son materiales genéticos que poseen características agronómicas adaptadas al cambio climático, con mejor valor nutricional y alta productividad. Lo anterior no significa que se abandonen los esfuerzos relacionados con temas de Manejo Integrado de Plagas (MIP), manejo poscosecha y otros que afectan el cultivo de maíz. Tomando en cuenta que algunas plagas como el gusano cogollero, barrenadores del tallo y mancha de asfalto, representan pérdidas económicas en el cultivo, el CENTA, a través del Programa de Granos Básicos, investiga materiales que resistan o toleren el ataque de estas plagas, y que además soporten los periodos prolongados de sequía, por lo que dispone de tecnologías para producción de maíz, almacenamiento y procesamiento de este grano que es básico para la dieta salvadoreña. A la fecha también se han generado variedades de maíz como el CENTA- Protemás y CENTA- Dorado (amarillo), que son de polinización libre, además de otros materiales liberados para zonas con problemas de sequía en El Salvador como: CENTA- Oriental, CENTA- Pasaquina, y CENTA- Santa Rosa.

La Gerencia de Transferencia reporta que del hibrido H-59 se entregaron para la producción de grano 47,081.92 quintales en el 2009 y 23,290 en el 2010, cantidad que permitió la siembra de 214,009 y 105,864 manzanas, respectivamente. Costos de la tecnología Para generar un material de granos básicos, específicamente en maíz, los investigadores requieren de 5 a 10 años, lo que implica altos costos para la innovación tecnológica. El Dr. Mario Parada Jaco aseguró que han realizado estudios en algunos cultivos y que la retornabilidad de la inversión es de 15 a 20 dólares por cada uno que se invierte; es decir, que si el costo de una tecnología es de un millón de dólares, en el mediano o largo plazo los agricultores podrían generar al país un ingreso de 15 a 20 millones de dólares. El funcionario recalcó que “la investigación es cara, pero al mismo tiempo los beneficios se ven reflejados en el incremento de la producción y productividad”. El Ing. Marcos Mejía, encargado de la Unidad de Socioeconomía y Biometría del CENTA, manifiesta que las proyecciones en relación con las investigaciones del cultivo de maíz y de otros cultivos, se en-

5


Familias de Éxito

“Con esto ya puedo darle a mis dos hijos dinero

para que lleven a la escuela” Roxana Ortiz / Periodista “Me da mucha alegría porque con el primer corte el ingreso fue de 45 dólares, vendidos a 0.10 centavos cada uno, con esto ya puedo darles a mis dos hijos dinero para que lleven a la escuela” dice Salvador Antonio Henríquez, quien sembró pepino el 18 de febrero pasado en un área de 800 metros cuadrados, y que, solo en el primer corte, obtuvo 200 unidades, producción que le ha servido para consumo familiar y para la venta. Salvador, su familia y 16 más de la zona son asistidos por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en el Plan de Agricultura Familiar (PAF), Programa PAF – Seguridad Alimentaria. Estas personas han sabido superar dos problemas principales: la falta de agua para riego en sus cultivos, pues tienen que conducirla desde vertientes naturales y del río León, los cuales están bien alejados de las parcelas cultivadas; y el desconocimiento de técnicas para la producción de hortalizas. Ahora, con la asistencia técnica brindada y las tecnologías transferidas, ven en las hortalizas una fuente de ingresos más rentable. Salvador junto a su esposa Yajaira, residen en la comunidad El Faro de Comasagua, La Libertad, y se dedicaban exclusiva-

mente al cultivo de granos básicos; ahora producen tomate, chile, repollo y pepino, gracias al apoyo de la Agencia CENTA Zapotitán, que ejecutó el Proyecto Rehabilitación de la Producción y Comercialización de hortalizas en zonas afectadas por el huracán Ida, en 2010. Desde entonces, esta joven pareja han apostado con mayor fuerza a sus labores agrícolas. Ambos tienen un hijo de 15 años y una hija de 10; todos participan del trabajo en su parcela de una manzana, la cual se encuentra ubicada en el caserío Los Naranjos. En el caso de los menores, ellos lo hacen en horas fuera de su jornada estudiantil. “Antes, con mi esfuerzo, cultivaba un poquito de hortalizas, y ahora estoy agradecido con el CENTA y otras instituciones que nos han apoyado para obtener buenos resultados”, explica el productor. Según personal técnico del CENTA, con los procesos de diversificación, los agricultores beneficiados con el PAF expresan que ha retornado su fe en las labores agrícolas, logrando así una auténtica transformación del campo y de sus vidas por medio de este plan que es impulsado por el Gobierno de la República, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), así como por sus instituciones descentralizadas.

6


“Mi idea es ir creciendo

y mejorando con el tiempo” Karina Matute / Periodista Su semblante lo destaca como todo un trabajador, dedicado a su familia y poseedor de un gran optimismo. Así es José Rodolfo Herrera, quien cuida de su parcela en la que se esfuerza al máximo, asegurando que ha sido su mejor regalo. Este productor de 26 años de edad, residente del cantón el Jute, municipio de Candelaria de la Frontera en el departamento de Santa Ana, comenta que en la papaya, maracuyá, pepino y los tomates ha visto una oportunidad para salir de la pobreza. “Cultivaba granos básicos con mi papá, trabajaba jornalmente para otro, pero desde que el CENTA empezó a motivarme a trabajar en lo propio, comencé a cultivar poco, la ventaja era que tenía el terreno propio y agua. No dejé de sentir temor, porque no sabía nada de hortalizas, pero comencé con cuatro tareas.” Agrega, también, que “en esa época sembré tomate y me fue bien, vendí de 20 a 25 dólares la caja y poco a poco me fui motivando a trabajar más. Descubrí que había forma de hacer dinero y trabajando en lo propio”. Actualmente José posee dos manzanas y media cultivadas con hortalizas y frutales, a las que, junto a su familia, dedica su tiempo. Para este año se proyecta tener tres manzanas plantadas. Dice que la producción de pepino, según sus cálculos, le dejará unas 15 mil unidades por tarea, es optimista porque tiene 7. También espera iniciar la cosecha de papaya en agosto. José cuenta además que cultivar hortalizas y frutales para él ha sido lo mejor que le ha pasado; y agradece a los técnicos de CENTA por estar pendientes y dar la recomendaciones apropiadas en los momentos que los ha necesitado.

“Me agrada que las asesorías técnicas siempre estén para mí y mis cultivos, no como otros proyectos que sólo están por un tiempo; el CENTA siempre está para que nosotros como productores nos aboquemos a pedir ayuda, porque sin asistencia técnica no podríamos salir a delante”. Asegurar el alimento de la familia, mejorar su calidad de vida y emplear mano de obra, es algo que Herrera jamás se imaginó; ahora expresa que dedica más tiempo a los cultivos y gracias a ello hasta vehículo posee, el cual ocupa para trasladar la cosecha para comercializarla en los mercados locales. Las parcelas de cultivos cuentan con las prácticas de tecnologías como, sistemas de riego por goteo, tutoreo, abonos hidrosolubles, etc., que han facilitado la calidad y cantidad en la producción. Propuesta a futuro Continuar recibiendo las asesorías técnicas y aumentar el territorio de plantación es uno de los propósitos a futuro de este joven productor. “Espero hacer un ahorrito para ampliar las parcelas y ver de qué manera entramos en un mercado formal para vender mejor mi cosecha”, declaró. José Herrera podría entrar en el Programa PAF – Cadenas Productivas del Plan de Agricultura Familiar. Son grupos de 20 a 25 productores de la zona los que se están organizando e informando del proceso a seguir y participar en esta iniciativa.

7


Asistencia Técnica

Nueve pasos básicos para hacer más productivo

Nuestro cultivo del maíz

Ing. Héctor Deras Técnico Programa Granos Básicos

Para obtener una excelente cosecha en el cultivo de maíz para este año, el Programa de Granos Básicos del CENTA recomienda a todas las familias productoras: 1. Esperar a que el Ministerio de Agricultura y Ganadería o sus oficinas autorizadas indique el momento de establecimiento de las lluvias para iniciar la siembra. 2. Verificar que exista la suficiente humedad en el suelo en los primeros 20 a 30 centímetros de profundidad. 3. Practicar labranza mínima, chapodando la maleza que está alta y luego utilizar un herbicida de baja toxicidad para terminar su control. Recuerde que es importante mantener el cultivo libre de malezas por lo menos los primeros 30 días, por lo que se debe asegurar que crezca libre de la competencia de malezas, pues se estima que estas son causantes del 10 al 84% de la reducción en su rendimiento.

7. Observar constantemente el cultivo y de existir plagas como tortuguilla o gusano cogollero que amenacen seriamente el cultivo se deberá aplicar un producto a base de Bacillus thuringiensis o consultar con un técnico extensionista en las 36 agencias de extensión del CENTA 8. Dobla del cultivo: dependerá de la variedad o hibrido que se haya utilizado, no doblar aunque el cultivo tenga 90 o 100 días, esto puede cambiar de un lugar a otro; por lo que se recomienda hacerlo cuando el grano este duro. 9. Cosecha: si siembra un cultivo de relevo (frijol o maicillo), tapiscar el maíz inmediatamente después de cosechar el frijol/maicillo, para evitar daños de roedores o gorgojos. De no existir cultivo de relevo, la cosecha del maíz puede realizarse entre 20 a 25 días después de dobla.

4. Asegúrese que la semilla sea de buena calidad y con un mínimo de 90% de germinación. 5. La primera fertilización del cultivo se deberá realizar de preferencia al momento de la siembra u ocho días después de emergido. El fertilizante debe ser sembrado y el suelo debe tener suficiente humedad. 6. La segunda fertilización se deberá realizar a los 25-30 días, después de la siembra.

8


Preparación del terreno, uso de buena semilla y fertilización:

Claves para un mejor frijol Ing. Carlos Reyes, Técnico Programa Granos Básicos Preparación del terreno Es importante tener en cuenta los siguientes factores para preparar adecuadamente el suelo destinado al cultivo de frijol: • Control de maleza: Este control debe hacerse desde la etapa inicial del cultivo, evitando así el crecimiento de maleza que pueda perjudicar al crecimiento del frijol.

amarillo, además ofrecen un amplio rango de adaptabilidad en distintos ambientes, lo cual nos permite diferentes dominios de recomendación. Plan de fertilización: Se sugiere el uso de una fórmula completa específicamente desde las primeras etapas del desarrollo del cultivo. Haciendo una fertilización completa al suelo, la cual debe hacerse 10 a 12 días de haber establecido un cultivo.

• Control de plagas en el suelo: Existe una gran variedad de productos a la venta para dicho fin, estos deben ser aplicados según la necesidad que el productor tenga en su cultivo. Cabe mencionar cada caso es diferente según el tipo de plaga que necesite tratarse. Se sugiere utilizar un tratador de semilla, de su preferencia. Utilización de semilla adecuada Se recomienda utilizar la semilla mejorada, para ello CENTA pone a disposición de los productores, un abanico tecnológico en cuanto a variedades de esta semilla, entre estas se encuentran: CENTA San Andrés, CENTA-Pipil, CENTANahuat, CENTA-CPC, CENTA- Chaparrastique, y la nueva variedad biofortificada CENTA- Ferromás. Cualquiera de las variedades mencionadas anteriormente ofrece, entre sus beneficios, un alto potencial de alto rendimiento de hasta 30 quintales por manzana a la familia productora, y todos son resistentes a la principal limitante en la producción del frijol como es el virus del mosaico dorado

9


Uso de microtúneles en las hortalizas:

Ventaja tecnológica a la vista Programa de Hortalizas del CENTA. Hoy en día resulta muy difícil producir hortalizas en campo abierto, debido a la alta incidencia de plagas, las cuales transmiten enfermedades, por lo que el uso de estructuras de protección física como macro y microtúneles se vuelve casi indispensable. La tecnología del microtúnel, si se aplica adecuadamente y se siguen las recomendaciones, es de gran beneficio para los productores, pues reduce el ataque de plagas, el número de aplicaciones de agroquímicos y asegura la producción de hortalizas de mejor calidad, esto ha permitido que nuevamente se puedan cultivar algunas hortalizas en zonas donde las plagas habían imposibilitado su siembra. Los microtúneles son estructuras construidas para la protección de plantas de hortalizas en las primeras etapas de desarrollo; para su construcción se utiliza malla como barrera física contra las plagas, alambre galvanizado para formar el túnel y pita plástica para sostener la malla. Una vez construido el microtúnel y las plántulas han alcanzado un desarrollo aproximado de 10 cm se realiza el trasplante; en este lugar se mantendrán las plantas protegidas hasta el inicio de la floración, especialmente en cultivos como el tomate y chile dulce, que son los más susceptibles al ataque de enfermedades virales transmitidas por la mosca blanca, áfidos o pulgones, entre otros. Por lo general las dimensiones de un microtúnel son: 50 a 60 cm de ancho por 70 de alto, y el largo se sugiere que no exceda los 75 metros. Recomendaciones importantes

que impide la emergencia de malezas. La dosis recomendada es 31 centímetros cúbicos (cc) por galón de agua. Durante el trasplante no se debe remover el suelo de la cama de siembra para mantener la película o capa selladora. Una vez aplicado el producto, esperar de 6 a 7 días para realizar el trasplante. Trasplante • Trasplantar cuando el terreno cuente con suficiente humedad, y hacerlo en horas frescas del día para disminuir el stress de las plantas, producido por la intensidad de los rayos del sol. • Primera fertilización: realizarla inmediatamente después del trasplante. Para conocer la dosis y el fertilizante adecuado, realizar con anticipación un análisis de suelo, si no contamos con estos resultados, se recomienda 20 gramos por planta de fórmula 15-15-15 o 18-46-0, aplicarlo en forma circular a 10 centímetros de la base del tallo de la planta y luego incorporarlo en el suelo. • Cubrimiento y sellado del cultivo: inmediatamente después de la fertilización, se debe hacer una aplicación de una mezcla de insecticida y fungicidas al cuello de la planta en drench, los productos recomendados son imidacloprid 70 WP más carbendazim y propamocarb, en dosis de 20 gramos, 25 cc y 20 cc, respectivamente por bomba de 17 litros, cubrir y sellar el cultivo con la malla, colocando montículos (porciones) de tierra en los extremos para fijarla al suelo. Destape del cultivo El cultivo se debe destapar en el momento que inicia la floración. Para el caso del tomate esto ocurre de los 38 a 40 días de edad; para el chile dulce, de 50 a 55 días de edad.

Siembra • Utilizar semilla certificada. • Preparación del suelo: en invierno hacer una buena preparación de la cama de siembra 20 a 25 días antes de la siembra directa o trasplante. En verano no es necesario hacer camas de siembra. Control de malezas Se puede aplicar oxifluorfen (herbicida preemergente) sobre la cama de siembra. Este producto forma una película o capa

10


Beneficios.

Los microtĂşneles ayudan a proteger los cultivos como el chile y el tomate de las plagas en las primeras etapas de desarrollo, en especial de aquellas que causan enfermedades como la mosca blanca o los pulgones.


Evitemos que ataquen las plagas para obtener

Frutales saludables y rentables Ing. José María García Rodríguez, Coordinador Programa MAG-CENTA-Frutales Con el inicio de las lluvias, en el país aparecen la mayoría de los problemas fitosanitarios en los frutales; entre ellos están la proliferación de algunos insectos y enfermedades que atacan diferentes partes de las plantas y sus frutos. Se recomienda, desde las primeras lluvias, observar cuidadosamente las partes de las plantas para detectar la aparición de puntos o manchas de variada dimensión, o si se presenta marchitez en las flores; lo cual nos puede indicar la presencia de posibles daños debido a enfermedades, insectos o ácaros. Una de las enfermedades más comunes y dañinas para las frutas es la antracnosis, ocasionada por el hongo Colletotrichum gloeosporioides. Este hongo daña hojas, ramas tiernas y sobre todo los frutos, su ataque puede ser tan severo si no se toman medidas de control que puede llegar a desfoliar toda la planta y momificar los frutos (frutos ennegrecidos y deshidratados); es frecuente en aguacate, mango, naranja, mandarina, limón, guayaba, papaya y otras frutas. Entre las enfermedades más comunes y dañinas para las frutas están la Cercospora, pudrición de raíces, antracnosis, entre otras. Para prevenir las enfermedades en los frutales se aconseja: • Efectuar podas que permitan la circulación de aire y penetración de los rayos solares en la copa de árboles.

• Mantener un buen drenaje del suelo, evitando encharcamientos en el terreno, ya que esto favorece al desarrollo de enfermedades en los frutales. • Utilizar fungicidas para prevenir y combatir enfermedades. Para la aplicación de fungicidas deberá consultar con los extensionistas del CENTA de la zona cercana a esta. El insecto que más prolifera en épocas de lluvia es la “mosca de fruta”, la cual ocasiona que sus larvas perforen los frutos haciendo que estos no tengan valor comercial. Estas moscas se pueden combatir ya sea utilizando parasitoides, los cuales pueden ser proporcionados por la Dirección General de Sanidad Vegetal del MAG (DGSV), o utilizando trampas con atrayentes naturales como jugo de naranja, solución de azúcar morena o dulce de panela diluido en agua. Entre las trampas más conocidas se encuentran Lerafal y Maphail. Otra plaga de importancia son los insectos del suelo como las orugas, que al inicio de las lluvias empiezan a salir los chicotes o ronrones, que no son más que los adultos de las gallinas ciegas. Estos salen a alimentarse de las hojas y flores y a copular; y después de unos quince días empiezan a ovopositar en el suelo; pasados 7 días emergen las orugas y empiezan a alimentarse de las raíces de los árboles, causándoles daño en la absorción de los nutrientes.

12


Mejores técnicas permiten

aguacates de gran calidad Ing. José María García Coordinador del Programa MAG - CENTA - Frutales. Ing. Carlos Humberto Dimas Técnico del Programa MAG - CENTA - Frutales. El aguacate es una fruta importante en la alimentación humana por su contenido de minerales como Calcio, Zinc, Hierro, Magnesio, Potasio y Yodo; además, contiene fibra, lípidos, azúcares, proteínas y alto contenido en calorías. El cultivo del aguacate es importante desde el punto de vista socioeconómico, ya que proporciona empleos permanentes y temporales en la cadena agroproductiva. En la actualidad en El Salvador se han incremento las áreas de siembra de este cultivo, especialmente en las zonas altas y valles intermedios. Temperatura: es importante en la duración del período de flor a fruto, en las zonas más altas es de 9 a 13 meses; en cambio, en la zona costera a intermedia es de 5 a 8 meses, según la variedad. Radiación solar: el aguacate debe ser cultivado a pleno sol, por ello es necesario realizar podas de mantenimiento para que todas las ramas reciban los rayos solares. Al efectuar la poda se debe tener el cuidado de no eliminar el follaje que protege al tronco y a las ramas primarias para que ambos no queden directamente expuestos a la luz solar, ya que sufrirían quemaduras que reducen la producción y acortan su vida productiva. Lluvias: el cultivo demanda principalmente de 1,000 a 2,000 mm distribuidos en el año. Las cantidades de lluvia en El Salvador son adecuadas para el cultivo; sin embargo, en los primeros años de establecido es necesario proporcionar riego a las plantas en la época seca para que alcancen un buen desarrollo. Al proporcionar riego a las plantaciones ya establecidas se aumenta la producción hasta en

un 40%. Por ejemplo, si un árbol normalmente produce 100 aguacates; pero si se le proporciona riego en la época seca, este árbol incrementará su producción hasta 140 frutos. Variedades: en el país se encuentran variedades de importancia económica adaptadas a la zona costera y valles intermedios, en cuanto a la zona costera las variedades que tienen buen desarrollo y producción son: Ereguayquin 1, Ereguayquin 3 y Booth 8; de la zona intermedia: Sitio del niño No. 3, Béneke, Lima y Guirola, entre otros. La variedad Hass se adapta a zonas altas como volcán de Santa Ana, Apaneca, Comasagua y la zona alta de Chalatenango. Suelo: los mejores suelos para el cultivo de aguacate son los de textura franco, franco arenoso, franco arcillo arenoso con buen drenaje y una profundidad entre 1 a 2 metros. Época de siembra: la mayor época para la siembra es al inicio de las lluvias para logar un buen desarrollo de las plantas. Control de plagas: antes de hacer aplicaciones para el control de enfermedades, insectos, ácaros y otros se deben hacer muestreos para asegurar si es necesario usar productos que controlen estas plagas. Para mayor información lo recomendable es acudir a la agencia de extensión del CENTA más cercana a su comunidad. La propagación debe hacerse por injerto; de esta forma se garantiza la pureza de la variedad a sembrar, la obtención de frutos uniformes; además que el tiempo de producción del árbol se iniciará al tercer año.

13


Nutrición

Maíces biofortificados:

Nutritivos y saludables MSc. Vilma Ruth Calderon de Zacatares, Jefa del Laboratorio de Tecnología de Alimentos

El maíz es la principal fuente de proteínas y minerales en la dieta de los salvadoreños; junto con el frijol, constituyen la canasta básica de la población. Las personas que no tienen acceso físico ni económico a otras fuentes de proteína, como leche, carne y huevos, no cuentan con una alimentación balanceada y pueden padecer desnutrición, ya que la proteína de maíz y del frijol, así como los contenidos de minerales, son mucho menores tanto en calidad como en cantidad. Lo ideal sería que las familias productoras tuvieran una dieta variada, pero algunas fuentes nutritivas de alimentos suelen ser elevadas para las personas sin recursos. Se estima que más de 33% de la población del país, más que todo los niños menores de 5 años, al igual que las mujeres embarazadas o que están lactando padecen deficiencia de proteínas, hierro o vitamina A, lo cual les causa problemas en su salud, tales como retardo en el crecimiento y problemas de aprendizaje. Durante las últimas décadas, el CENTA ha desarrollado y mejorado el maíz de alta calidad proteica (en inglés Quality Protein Maize o QPM); el cual tiene la apariencia y el sabor del maíz normal, rinde igual o más y muestra igual o mayor resistencia a enfermedades e insectos.

Pero, lo más importante es que contiene entre 60 y 100% más proteína de buena calidad (lisina y triptófano, aminoácidos esenciales) que el maíz normal, y eso le da un valor nutricional casi idéntico al de la leche, lo cual fortalece su valor alimenticio. El consumo de maíz biofortificado haría posible aumentar la ingesta de aminoácidos esenciales, la provitamina A y en menor grado el Hierro y Zinc, disminuyendo los graves problemas nutricionales en la población. EL CENTA ha liberado 4 materiales de maíz blanco, con alta calidad proteica: Oro blanco, Platino, Protemás y Dorado (este último es una variedad de maíz amarillo) los cuales ya están disponibles para los productores, tanto para siembra como para consumo. El maíz biofortificado puede consumirse de diversas formas, al igual que el maíz normal, en tortillas, harinas para atoles y poleadas elaborados con harinas crudas o harinas de grano tostado, maicenas saborizadas, snack, como tortilla chips horneadas o fritas, etc. Para favorecer el consumo de maíz biofortificado y aprovechar sus beneficios nutricionales, el CENTA, a través del Laboratorio de Tecnología de Alimentos, ha desarrollado unas serie de productos alimenticios de maíz con alta calidad proteínica, elaborados con tecnologías que favorecen la retención de nutrientes, para que puedan tener un mayor impacto nutricional en la población y contribuyan a mejorar la dieta de una manera, sana a precios mas accesibles. Para obtener mayor información puede comunicarse al Laboratorio de Tecnología de Alimentos del CENTA al 2302 0246.

14


Noticias

PAF - Seguridad Alimentaria amplía su cobertura “Las familias productoras de estos municipios, especialmente aquí en San Miguel de Mercedes, somos pobres, se nos dificulta comprar abonos y venenos para nuestros cultivos de maíz y de frijol”, dijo Domitilo Payés Ramírez, agricultor de subsistencia, y que es parte de una de las 3,648 familias de los 12 municipios de Chalatenango donde se han extendido los beneficios del Plan de Agricultura Familiar (PAF), Programa PAF – Seguridad Alimentaria, que ejecuta el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) con el acompañamiento técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, dijo que “la iniciativa se ejecutará con un monto inicial de US$ 425,523 en Arcatao, Nombre de Jesús, Nueva Trinidad, Potonico, San Antonio de la Cruz, San Antonio Los Ranchos, San Francisco Lempa, San Isidro Labrador, San José Cancasque, San José Las Flores, San Luis del Carmen y San Miguel de Mercedes”; municipios que se caracterizan por poseer serios problemas de desnutrición y altos niveles de morbilidad, producto de la extrema que impera en la zona. “El PAF - Seguridad Alimentaria está orientado a incrementar la disponibilidad de alimentos e ingresos de las familias que practican la agricultura de subsistencia, por ello trabajaremos con estas familias para mejorar sus condiciones de vida”, dijo el Representante de la FAO en El Salvador, Pedro Pablo Peña.

mentos para la alimentación del grupo familiar, también busca que las familias consuman calidad de alimentos y vivan en un ambiente limpio. Según los expertos del CENTA y FAO, el PAF-Seguridad Alimentaria contempla la asistencia de las familias productoras en forma integral, con énfasis en los niños y niñas menores de 5 años de edad, quienes tienen una especial atención en el Programa. El lanzamiento oficial tuvo lugar en la casa comunal de San Miguel de Mercedes, y fue presidido por el Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez; el presidido por el Ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez; el Director Ejecutivo del CENTA, Alirio Edmundo Mendoza; el Representante de FAO en El Salvador, Pedro Pablo Peña; el Diputado Departamental, Julio Fabián; y los alcaldes de doce municipios de intervención. Durante el evento las familias recibieron filtros de agua, estufas mejoradas tipo ONYL, bombas de mochila y otros incentivos útiles para las mejoras del hogar y del trabajo agrícola. Asimismo, se fortaleció al personal técnico de la Agencia CENTA de Chalatenango con la entrega de motocicletas, equipo informático y bibliografía relacionada con el PAF.

Mencionó, también, que el “Programa tiene un enfoque integral, pues además de la asistencia técnica financiera para la producción de alimentos, también se trabaja con las familias para mejorar su entorno hogareño a través de la entrega de estufas ahorradoras de leña, filtros para agua, sistemas de aguas grises”, entre otros. Este programa beneficia en la actualidad a familias de 31 municipios en Oriente y Occidente del país, y además de la producción de ali-

15


Cosecha del Cambio - Tercera Edición / Mayo - Junio 2012  

Tercera edición de la revista didáctica agropecuaria "Cosecha del Cambio", editada por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Fores...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you