Page 213

6. “Lo que la tierra reclama”: los impactos y los daños ocasionados

en Maracaibo […] allá las mujeres Wayuu no tejen; en cambio, nosotras aquí tejemos, bordamos, hacemos miles de cosas y allá no se pueden vender las mochilas, lo que ellas trabajan se vende en Maicao, Riohacha en Bogotá en los eventos que uno vaya se vende, pero allá uno no va a vender una mochila, las mujeres allá no utilizan eso, es una vaina que nos afecta, porque nosotros sí mantenemos nuestras costumbres.319

Igualmente, la manera de transportarse ha cambiado, y no se recorren grandes distancias a pie, bicicleta, burro o mula, sino en bus, vehículo o taxi que hacen parte de la cotidianidad del ámbito urbano la ciudad. Lo anterior implica la pérdida de la cultura oral, que se reproduce a partir de las vivencias en medio de los recorridos por el desierto. Mujer. Cuando uno va a llevar el burro al agua y uno está montado, uno va cantando ahí, uno repite lo que canta, lo que uno escucha de los otros que van cantando por ahí, y si uno está tejiendo va cantando (risas), todo el mundo va cantando para alegrar el camino.320

El territorio, una de las principales riquezas de los Wayuu, hoy es un lugar limitado para las familias desplazadas en Maracaibo quienes viven en extensiones de tierras pequeñas y no tienen la posibilidad de tener sus animales, o construir ranchos de yotojoro321 como es costumbre en la Alta Guajira. Las casas en Maracaibo son de concreto y están situadas en barrios de invasión de lotes muy reducidos. En extensión esto implica también generar nuevas maneras de acomodamiento y distribución del espacio interno de los hogares. Las paredes en concreto o lata dificultan la manera tradicional de guindar los chinchorros. En Maracaibo no se ha perdido el vínculo del chinchorro con el acontecer del ciclo vital. Sin embargo, ha disminuido su importancia. Ahora, algunos inte-

Taller de memoria, Riohacha, junio de 2009. Taller de memoria, Bahía Portete, abril de 2009. 321 Corazón del cactus que sirve como elemento principal para construir ranchos y cocinas en la Alta Guajira. 319

320

211

Profile for Centro Nacional de  Memoria Histórica

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

Advertisement