Page 18

grupos humanos sobre los cuales los actores armados ejercen la violencia. Los agresores focalizan sus acciones sobre las mujeres de Bahía Portete precisamente porque ellas cumplen en la estructura comunitaria de los wayuu, un papel determinante en los planos cultural, económico y político. En el artículo publicado en el Boletín de Actualidad Étnica de septiembre de 2004, se expresa que el aumento cuantitativo de la violencia reportada contra mujeres indígenas podía relacionarse con un cambio en su papel en las comunidades: el número de mujeres indígenas víctimas de violaciones de derechos humanos en el marco del conflicto armado pasó de 13 en el primer semestre de 2003, a 25 en el mismo período de 2004.3 En dicho artículo, se interpreta la violencia ejercida como una forma de castigo contra las mujeres que asumen un papel activo en la defensa de sus comunidades, no sólo como “mediadoras ante los actores armados para la reivindicación de su autonomía territorial y de gobierno, sino también como retadoras a las políticas de dominio de estos”.4 En la masacre de Bahía Portete se revelan elementos de lo que Elisabeth Wood denomina la violencia sexual como instrumento grupal, la cual opera cuando los grupos armados promueven la violencia sexual como un medio efectivo hacia grupos objetivo que puede manifestarse a través de la tortura y/o humillación sexual de personas o como una forma de terror o castigo dirigido a un grupo particular.5 En el caso de Bahía Portete, dado el carácter selectivo de las víctimas ejecutadas, es posible diferenciar al menos dos objetivos perseguidos por los paramilitares: el primero, golpear los liderazgos internos de los wayuu al quebrantar los roles públicos de las mujeres, difundiendo simultáneamente el terror de arriba hacia abajo. El segundo, convertir a las mujeres a través de los repertorios de violencia, en particular de la violencia sexual, Olga Luz Restrepo, “La violencia contra los pueblos indígenas también tiene sexo”, en Boletín de Actualidad Étnica, Fundación Hemera, septiembre 10 de 2004. Citado en Mesa de Trabajo Mujer y Conflicto Armado, Cuarto Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia, Enero 2003 – Junio 2004, p. 112. 4 Ibíd. 5 Elisabeth Wood, “La violencia sexual en el marco de conflictos armados: Hacia un entendimiento de su variación”, En: Análisis Político, Vol.22 No.66, Bogotá, Mayo/Agosto 2009. 3

17

Profile for Centro Nacional de  Memoria Histórica

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

Advertisement