Page 151

3. El contexto y la masacre de Bahía Portete

familia era inspectora en Uribia. Es decir, que esta comunidad indígena tenía un perfil y presencia en el ámbito político e institucional local. De otra parte, es relevante anotar el papel de intermediación y liderazgo que las mujeres cumplieron tanto en la formación de la Asociación Indígena de Autoridades Tradicionales de Bahía Portete como en el cierre del puerto, y cómo, desde ese entonces, fueron víctimas de amenazas y ataques. El posicionamiento de la mujer como intermediadora, vocera o resistente en este ámbito público, las hacía más vulnerables al ataque de las nuevas estructuras armadas ilegales que pretendían convertirse rápidamente en el actor dominante en la zona. Para la ocupación de la Alta Guajira, los paramilitares utilizaron múltiples estrategias de sometimiento: el asesinato y la amenaza; acuerdos construidos bajo negociación y coerción, y alianzas con las mafias guajiras locales y sus subalternos. La existencia de una disputa sobre uno de los puertos clave en el tráfico de mercancías y drogas, se presenta entonces como la ventana de oportunidad perfecta para establecer alianzas, negociar arreglos y utilizar el conocimiento local y el apoyo logístico. En el escenario de la disputa y de las dinámicas de contrabando y tráfico de droga ya reseñadas, José María Barros o Chema Bala, establece una alianza con el jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40” y con Arnulfo Sánchez, alias “Pablo”. En octubre de 2009, tres meses después de que Chema Bala fuera condenado a veinte años de prisión por narcotráfico en una corte federal de Estados Unidos, su hija circuló un comunicado donde advertía sobre el modo en que las estructuras armadas ilegales utilizan y manipulan los poderes y a los jefes armados locales: José María Barros Ipuana se equivocó −al igual que lo hicieron muchos otros hombres Wayuu y alijuna en La Guajira− cuando pensó, no sin cierta ingenuidad, que podría buscar el apoyo de grupos ilegales provenientes de otros lados, allende su territorio para consolidarse como “hombre fuerte” en la Alta Guajira y después de logrado su objetivo, dejarlos de lado 149

Profile for Centro Nacional de  Memoria Histórica

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

Advertisement