Page 124

La Masacre De Bahía Portete: mujeres Wayuu en la mira

fatales en masacres de la Guajira] como en las pretensiones de las organizaciones armadas ilegales que hasta ese entonces no se habían interesado en regular y controlar las comunidades y sus relaciones sociales (Duncan y Guerra, 2006). El cambio de este patrón a mediados de los años 1990 se relacionó el incremento de las violaciones de los derechos humanos y una clara variación en los tipos, actores y víctimas de la violencia (Corporación Nuevo Arcoiris, 2010; Observatorio del Programa Presidencial de DH y DIH, 2007), como se documenta en el anexo 1 Violaciones a los Derechos Humanos, La Guajira, 1996-2008. Esto se corresponde con el aumento de las acciones armadas192 en la región, que de acuerdo con el Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Vicepresidencia de la República (2009) crecen en 145,5% entre 2000 y 2001. Igualmente en estos años se observa un incremento en el número de desapariciones, asesinatos selectivos, masacres193 y desplazamientos en el departamento. En este contexto, la masacre de Bahía Portete asimismo evidencia de manera contundente la implantación de unos repertorios de violencia política dirigida a la población indígena194 y a grupos específicos en la población de mujeres líderes sociales e indígenas (Anexo 3.1). Violaciones de los Derechos Humanos en La Guajira 1996-2008)195. El cuadro 3.3 documenta esta tendencia y en particular la violencia contra las mujeres Wayuu.

Acciones que incluyen: actos terroristas (83% de los cuales: 45% son atribuidos a las FARC, 43%, al ELN y 3% a los paramilitares). 193 En el Diagnostico Departamental de La Guajira del 2008 se anota que contrario a la tendencia en otras regiones, la incursión paramilitar no evidencia un incremento significativo en el número de masacres. Esto se explica en este diagnostico por dos factores: el uso de las autodefensas de los homicidios selectivos y otro tipo de acciones, y el subregistro de este fenómeno de parte de la Policía Nacional. La masacre de Bahía Portete, por ejemplo, no aparece en los registros oficiales de masacres para el año de 2004 puesto que la policía registra solamente tres muertos. 194 El sistema de información del Observatorio del Programa Presidencial del DDHH y DIH (2007) registra el asesinato de 253 indígenas en las Sierra Nevada de Santa Marta y sus estribaciones. De este total, un 11% fueron indígenas Wayuu. 195 Como se verá en el informe sobre la región Caribe, por lo general el número de mujeres asesinadas en el marco del conflicto representa un 10, 11 o hasta 12 % del total, pero no llega, como en la Guajira de estos años a porcentajes de 21 % en 2001, 20% en el 2004 y 21 % 2006. 192

122

Profile for Centro Nacional de  Memoria Histórica

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

Advertisement