Page 103

2. Violencia étnica y de género: las víctimas y la masacre

Entre quienes escriben sobre guerra y género se aduce que cuando ocurren estas torturas tan explícitas, los hombres están comunicando con otros hombres enemigos mediante el cuerpo de sus mujeres. La mujer atacada se convierte en una piel sobre la que se inscribe un mensaje para el hombre enemigo. Esto sucede sobre todo en presencia de actores colectivos. El modelo de masculinidad de la sociedad Wayuu se construye en paralelo a la figura de Juya, la lluvia, un ser supernatural que encarna los rasgos del “hombre real”: errante y seductor con una gran fortaleza y fuerza física como cazador y guerrero y quien es progenitor de numerosos hijos. Su presencia se siente por la lluvia y los truenos, que son sus balas (Perrin, 1976; Rivera, 1986). Como la luna Juya es muy viril El tiene innumerables hijos Sobre toda la tierra159.

Este modelo, como se ahondará en la próxima sección, no permanece estático ni por fuera de las influencias de los arreglos de género y modelos de masculinidad de estructuras criminales y armadas como las de los carteles de la droga (marihuana y cocaína), así como modelos patriarcales occidentales. Este opera y mezcla elementos de dichos modelos y conserva elementos centrales de la cultura. La pregunta que podría plantearse es ¿por qué un pueblo guerrero que desde tiempos coloniales se ha sublevado y resistido a la conquista de su territorio y a su sometimiento recreando numerosas estrategias de resistencia, tanto a los intentos reductores por la vía de la educación o repoblamiento o por la vía de la conquista armada (Guerra, 2007), no ha respondido a los ataques de los actores armados y sacarlos así de su territorio? Un intelectual Wayuu y una mujer líder Wayuu nos dan la clave para entenderlo: (...) porque las reglas de juego [de sus guerras no se siguen] (…) que los vuelve locos cuando empiezan a matar mujeres deliberada-

Perrin, 1976: 56. (Este fragmento hace parte de una historia sobre Juya).

159

101

Profile for Centro Nacional de  Memoria Histórica

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

La Masacre de Bahía Portete. Mujeres wayuu en la mira.  

El 18 de abril de 2004, aproximadamente 40 paramilitares entran a Bahía Portete, en La Alta Guajira, y con lista en mano torturan y asesinan...

Advertisement