Page 1

PIDO LA PALABRA

ÓRGANO INFORMATIVO EDITADO POR LOS RESIDENTES DE LA CASA CEDROS DE LÍBANO

NÚMERO 11. AÑO 5. MARZO 2014

{ PARA DARNOS A CONOCER }

Nuestras noticias Por María Luisa de Anda

C

on todo entusiasmo damos la bienvenida a nuestra nueva presidenta del Voluntariado, Amira Abraham de Kahwagi, quien ha venido a convivir con nosotros. Asimismo, recibimos con gusto a nuestras nuevas compañeras: Juana (Jeanette) Salomón Abdala y Jeanette Guraieb Guraieb, quien ingresó al área especial.

Rubí con niños del Alexander Bain

Amira Abraham de Kahwagi y Marus Farah

Por lo que toca a los festejos navideños y de fin de año, hubo una gran diversidad. Además de los eventos que la revista Baitna reseña, tuvimos la posada de los voluntarios de la Universidad Anáhuac, quienes trajeron dos piñatas de estrella que, en tiempos de la Colonia, simbolizaban en sus siete picos los pecados capitales, con los cuales había que acabar. Además de romper la piñata, un grupo acompañado por guitarras cantó canciones propias de la temporada, con mucho éxito

Jeanette quiere romper la piñata

Diana y Santa Claus

Y desde luego, no podían faltar las cenas de Noche Buena y Año Viejo, con viandas deliciosamente preparadas para la ocasión por nuestro chef Horacio y su equipo.

Juliette rompió la piñata de la Anáhuac

También hubo posada con los niños del Alexander Bain. Rompimos piñata, nos trajeron nochebuenas y dibujos en cartulinas e intercambiamos cartitas. En esta posada, se hicieron patentes los lazos que hemos estrechado con los niños que asisten cada año y los residentes que los atendemos; manteniendo así una relación cariñosa. La animación llegó a todas partes. En el Área Especial, hicieron una posada en la que participaron todos para romper la piñata. ¡Dale, dale, dale, no pierdas el tino! Se sintió la fiesta en familia. En el festejo de fin de año para los empleados de la Residencia, la sorpresa fue que llegó Santa Claus (Guillermo Delgado) a repartir los regalos que nuestra querida directora, Marus Farah, le iba pasando.

Asistentes a la cena de Año Viejo

PIDO LA PALABRA Es una publicación editada por los habitantes de la Residencia Cedros de Líbano. Av. Glaciar 500. Olivar de los Padres. C.P. 01780. Delegación Álvaro Obregón. México, DF. Tel: 5668 6068. residencia@centrolibanes.org.mx


{ LO QUE HACEMOS EN LA RESIDENCIA }

Tai Chi

Por Genoveva Abdala, María Luisa de Anda, Merce Barroso, Marcela Castro, Emma Estrada, María Flores, Alicia Gironella, Leyla Gosain, Cecilia Jiménez, Gloria Meuchi, Ma. Elena Miramontes, Juliette Saab, Carmela Trigos, Ana Cecilia Cueto, y el profesor Vicente Pérez García.

Movimiento suave

Distinción de elementos básicos

gando tarde se pierde la armonía del conjunto; no interrumpiéramos a media clase; y si fuera más frecuente, porque dos días a la semana es muy poco. Lo que más nos gusta de la clase es: tomar conciencia de la respiración; entrar en armonía de cuerpo y mente, por el ritmo que se lleva; la coordinación de movimientos con la respiración; que el maestro es una bella persona; que los ejercicios son muy favorecedores para el cuerpo; que me mantiene derecha; que me relaja y pone en movimiento todo mi cuerpo; la paz que nos infunde, fruto del gran respeto que tiene el profesor hacia todos y hacia todo.

Masaje que da el profesor

E

Como lo que más nos gusta es el masaje que nos da el profesor a las tres primeras en llegar, nos ha orientado para darnos automasaje. Una forma es con las manos, especialmente los dedos, partiendo de la parte inferior del rostro, subiendo por la cara, entrando por el pelo hasta llegar a la nuca a los lados de la columna vertebral. Claro que además hay otras maneras.

Entramos, porque: nos gustan los ejercicios leves que nos sirven para que nuestro cuerpo se mueva un poco, se estiren los nervios y nos relajemos, con lo que poco a poco me voy recuperando; estoy operada de las cervicales y el ejercicio suave me ayuda a que no se me contracturen los nervios que terminan allí; el movimiento y la respiración nos son básicos; me parece interesante conocer técnicas para relajarse. También, para ver si está en armonía mi espíritu con mi cuerpo; aprender a relajarme; por los beneficios que trae esta disciplina; por la relajación a que llegamos; por la energía que nos transmite.

Otra es, mientras ve uno televisión, rodar las bolitas de hule con la planta del pie, pues a ella llegan las terminaciones nerviosas de todo el cuerpo. Donde sienta uno cierto dolor, será necesario insistir para lograr el alivio de lo que nos aqueja. Al término del automasaje de la planta de los pies, nos sentiremos con energía y fortaleceremos los órganos internos de nuestro cuerpo. Pero de todos modos, nos gusta más el masaje en la espalda que nos da el profesor a las tempraneras.

sta disciplina china, de movimientos lentos y fluidos, tiene como propósito mantener nuestro cuerpo en equilibrio. Para lograrlo, es necesario hacer consciente nuestra respiración. Hay que estar consciente de la respiración siempre, pues se trata del alimento básico número uno: nuestro cuerpo; además están el agua y los sólidos.

Como concentrarse en la respiración

La clase podría ser todavía mejor, si: fuera más activa para los demás; incluyera también ejercicios de la cintura para abajo; fuéramos puntuales, porque lle-

Automasaje

Por Alejandro Nadal Egea

David Nadal Bravo (1915-2014)

M

i padre fue una persona que a lo largo de su vida nos dejó muchas enseñanzas, entre las que destacan dos. Desde niños,nos enseñó a admirar la naturaleza, a asombrarnos con cosas que para muchas personas pasan desapercibidas, pero que son importantes y están al alcance de cualquiera. Nos hizo ver con otros ojos las nubes del cielo, el sol de los amaneceres y los ocasos, el mar, los colores de las plantas; en fin, de todo lo que nos rodea. La otra lección que nos dio mi padre, junto con mi madre, fue respetar a todas las personas por igual, sin importar su nivel social: pobres y ricos, inteligentes y tontos, gente sencilla y encumbrada. Nos enseñó el valor de la justicia, por parejo para todo mundo sin distinción. Sus hijos, y creo que muchas personas más, lo recordaremos y lo mantendremos siempre cerca de nuestros pensamientos.

Sus hijos estamos muy agradecidos con la Residencia Cedros de Líbano, con su personal y residentes, por sus atenciones y cariño que lo hicieron feliz sus últimos años de vida. Estamos seguros que descansa en paz y nos bendice cerca de Dios.

David en su cumpleaños, apenas en noviembre, con su yerno Peter y sus hijos Silvia y Alejandro


{ PARA DARNOS A CONOCER }

Entrevista a David Nadal Bravo Por Maruca Azuela

H

oy 14 de noviembre de 2013 me acerco al cuarto de don David Nadal, escucho antes de llamar a la puerta la música de un organillo de boca, me permiten laentrada yencuentro a don David disfrutando dela melodía que él mismo interpreta. Don David ¿Cuántos años cumple hoy? Hoy cumplo 98 años. Nací en México Distrito Federal el 14 de noviembre de 1915. Mi madre era enfermera y vivíamos en Coyoacán; entonces todo era un bosque desde Churubusco hasta el convento del mismo nombre.

Desde niño me gusta la música; tocaba la guitarra, la mandolina, el banjo, ahora sólo toco este organillo. Cuando don Pedro de Lille era el locutor más importante de la XEW, toqué en esa estación varios instrumentos y don Pedro me anunciaba como un prominente músico. El estudio se encontraba en el piso de arriba del Cine Olimpia.

como manipulador de películas; las que venían rotas las pegaba con acetona y así se proyectaban en el cine Lux. Me casé con Aída Egea que era de Veracruz. Entonces me prestaron un coche Lincoln para que fuera a esa ciudad a conocer a la familia de mi esposa. Tuvimos tres hijos: David, Silvia, que vive en Washington, y Alejandro, que es economista y escritor, viaja mucho. Tengo tres nietos: Karsten, Sabine y Lucía. De los inventos que le ha tocado presenciar, ¿cuál es el que más le ha impactado? Todo lo que se refiere a la mecánica: el automóvil, el barco, el avión. De los lugares del mundo que ha visitado, ¿cuál le causó más asombro? Alaska, porque abres los ojos y quedas maravillado. No hay nada que se le compare. ¿Vive usted contento en la Residencia? Desde que me lastimé una rodilla vivo en esta Residencia; estoy muy contento, muy bien atendido. Nuestra directora, Marus, es muy atenta, diligente, sabe dirigir muy bien. Nos despedimos deseándole muchas felicidades a don David.

¿Le gustaría contarme algo de su niñez? Comencé a trabajar a los ocho años en la alfarería. Fabricaba macetas, les plantaba flores y luego las vendía; también me enseñaron a cortar vidrio y a pegarlo con mastique. Ya adolescente aprendí a manejar una troca, en ella me iba hasta el pedregal a sacar piedras para luego venderlas. A los dieciséis años, en lugar de asistir a la preparatoria ingresé a trabajar en el ingenio de Oacalco, Yautepec, Morelos. A esa edad me hicieron subinspector, vigilaba el corte de caña y la producción de guarapo (jugo de caña). Así me familiaricé con la industria del azúcar. Ya joven me coloqué en la compañía hulera Euzkadi. Don Ángel Urraza la fundó con el objeto de substituir el calzado de la gente pobre, que entonces era el huarache, por zapatos tenis. En Euzkadi permanecí cerca de diez años. De ahí, me contrataron en la Ford donde fui gerente de zona por más de veinte años. También trabajé

{ PARA DARNOS A CONOCER }

Nuestras noticias Por María Luisa de Anda

a en este año 2014, la noche del 5 de enero dejamos nuestros zapatos debajo del árbol y el día 6 había un regalo muy práctico para cada quien. Por supuesto, partimos la rosca buscando el niño, que nos sacamos Emmita Estrada, Jeanette, Juliette,

Y

Alicia Gironella, yo y otras personas más que no lo confesaron. De todos modos el día de la Candelaria la Residencia siempre ofrece unos ricos tamales con chocolate y atole. Se trata, ¡qué bueno!, de celebrar nuestras fiestas tradicionales.

Los regalos estaban tempranito debajo de cada zapato

Alicia Asali, Elena Bitar, Leyla Gosain y Gloria Gutiérrez, partiendo la rosca


{ TODOS PARTICIPAMOS }

Otras actividades de Cedros de Día Por Laila Lian de Elías

H

oy por hoy en Cedros de Día, además de las que les platiqué en el número anterior, seguimos realizando actividades que nos enriquecen. Por ejemplo, la antigua y saludable Yoga nos enseña que mucho se controla con base en la respiración, como la concentración, que cada día Yoga nos va haciendo más falta para interiorizarnos en nosotras mismas por medio de la meditación. Incluso Mariana, la súper maestra, nos ha hecho comentarios sobre cómo dominar el insomnio. ¡Ojalá que con el tiempo logremos hacer nuestras posturas correctamente y poner nuestra mente en completa paz! De sobra sabemos que no hay nada mejor que las manualidades para calmar el nervio, además de ser algo muy femenino. Gracias Anita, por el tiempo que nos dedicas, al igual que gracias a todos nuestros maestros, como los de baile y musicoterapia que son muchachos con mucho ángel. Otra gran actividad es la clase de Historia del Arte. Las bellas Manualidades artes son manifestaciones en las que existen principalmente la estética y la belleza. La maestra Huggette ya nos ha platicado mucho de la arquitectura, de su antigüedad y perfección. Tal belleza y perfección se hacen presentes también en la pintura, la escultura, la danza y la literatura. En fin, las bellas artes no llevan su nombre en balde. En ellas, liberamos nuestro espíritu, nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestra mente. Estas actividades y las que reseñé en el número anterior no deben faltar en las personas de nuestra redad, por lo que felicito a Marus, por habernos traído tan inteligente proyecto: Cedros de Día.

Nelson Mandela: el ser humano

Por María C. Flores Michel

H

e luchado contra la dominación blanca y la dominación negra, he acariciado el ideal de una sociedad democrática y libre, donde todos los hombres convivan en armonía y en igualdad de oportunidades. Se trata de un ideal por el que espero vivir y que aspiro ver hecho realidad. Pero si las circunstancias me lo exigen, también es un ideal por el que estoy dispuesto a morir1 dijo en su apasionante defensa cuando fue en carcelado. Después de 27 años de cárcel, en 1990, a los 72 años fue liberado, sin rastro de amargura ni deseos de venganza, sino como un hombre lleno de energía y con una sonrisa. Entre el 11 de febrero de 1990 y el 10 de mayo de 1994, Nelson Mandela pasó de ser el prisionero político más famoso del mundo a presidente de su país, demostrando ser una gran persona y que la reconciliación y la convivencia no sólo son deseables sino posibles, incluso en las circunstancias más difíciles. El presidente de Estados Unidos de aquella época, Bill Clinton, reconoció que Mandela nos incita a todos a convertirnos en mejores seres humanos. Mandela se gana a todos los que lo conocen2, confesó el general Constand Viljoen, uno de sus peores enemigos, paladín de los afrikáners, un personaje casi tan legendario entre su ferviente pelotón como Mandela en tre los negros sudafricanos y quien también se expresó de Mandela como el más grande entre los grandes. La forma de Mandela para llegar a los demás, fueran de piel blanca u obscura, amigos o enemigos, era apelando más al corazón que al cerebro. Virtudes como la humildad y la gratitud que manifestaba en amabilidad, simpatía, sencillez, sutileza, generosidad, educación, sonrisa y respeto eran algunas de sus grandes cualidades, que sembraba en los demás para después recoger sus frutos. Según Kobie Coetsee, ministro de Justicia de Sudáfrica entre 1980 y 1993, otro de sus enemigos, después de conocer y tratar a Mandela, expresó que él era la encarnación de las grandes virtudes romanas: gravitas, honestas y dignitas (seriedad en la forma de actuar con dignidad y honestidad). Mandela era igual de respetuoso, amable, gentil y sonriente con personas de alto rango, que con sus carceleros, empleados o cualquier persona con la que tuviera trato, ya que a todos los veía como hijos de Dios. Se aprendía el nombre de todas las personas con las que trataba y les preguntaba sobre su situación y su familia, recordando todo cuando los volvía a ver. Zelda La Grange, su asistente personal, decía que le encantaba su sentido del humor, que era capaz de reírse de sí mismo, pero con gracia, y que su mejor rasgo era su humanidad, su forma de ser, un grandioso ser humano.

Historia del Arte

1 Carlin, John. La sonrisa de Mandela. Editorial Debate. Primera edición en México, 2014: p 33. 2 Op. Cit: p 113.

Doce frases, como doce campanadas Por el Papa Francisco Proporcionado por Genoveva Abdala y Gloria Gutiérrez Para el año nuevo ofrecemos doce frases, como doce campanadas: Agradece el pasado como don de Dios. Vive el presente con esperanzas y creatividad. Di sí al paso de Dios por tu vida. Confía, Dios te encomienda cosas grandes. Valora lo pequeño, llegarás a lo grande. Mira la vida con sencillez y amor. Ten buen humor, pase lo que pase. Perdona y pide perdón. Haz algo por el otro y serás feliz. Atento, Dios te habla cada día. Dios cuenta contigo.

Pido la palabra No. 11