Page 1

PIDO LA PALABRA

ÓRGANO INFORMATIVO EDITADO POR LOS RESIDENTES DE LA CASA CEDROS DE LÍBANO

NÚMERO 07. AÑO 4. ENERO 2013

{ ALGO PARA REFLEXIONAR }

El emigrante

Por Guillermo Morales Mancera

Pintura del mismo autor, que inspiró el texto

S

er emigrante es característica esencial del ser humano. Desde eras prehistóricas el hombre ha emigrado en todas las formas imaginables y por los sitios más extraños: por el estrecho de Bering para pasar a otro continente, en canoas para colonizar las islas del Pacífico, de las costas de Nayarit al centro de México para fundar la gran capital del Imperio Mexica, la actual emigración latinoamericana hacia la Unión Americana que está cambiando tanto al emisor como al receptor humano, la migración masiva religiosa de la India en su independencia de Inglaterra, etcétera. Siempre al hombre le ha atraído o ha tenido que “ver lo hermoso que es el patio del vecino”, conocer, poseer, sembrar, cultivar tierras extrañas, desconocidas y ajenas. Por necesidad o gusto lo ha hecho, solo o en grupo. Los fenómenos migratorios son movimientos sociales que involucran a individuos, familias y comunidades completas, a tomar la decisión, a veces terrible y dolorosa, de dejar lo más querido: patria, familia, idioma, cultura, amigos, raíces, maneras y costumbres. Estos movimientos se dan por diversas razones, muchas veces por llegar las crisis a sus extremos, por persecuciones étnicas o religiosas (la familia de Jesús emigra a Egipto por persecución política-religiosa), por fenómenos naturales, pandemias, hambrunas, pobreza extrema, o por crisis personales en las que el ser humano piensa que ya no tiene en su propio entorno nada que le dé motivos de desarrollo personal o familiar, o simplemente el ansia de aventura o de conocimiento y vivencia de lo diferente (Marco Polo), la gloria de descubrir o conquistar y donde encontrar nuevas oportunidades económicas, sociales, de seguridad o científicas. El fenómeno migratorio es un catalizador que modifica el entorno de tal manera, que modifica al Ser mismo y a quien lo recibe. José Ortega y Gasset afirma que el Hombre es Él y su circunstancia. El emigrante cambia su manera de ser, en alguna forma, al estar inmerso en una circunstancia completamente distinta, desconocida, nueva. El fenómeno de la emigración siempre requiere que los que experimentan esta vivencia, estén armados con cualidades, a veces heroicas, que sin ellas les es imposible lograr sus propósitos, sin estos elementos materiales y anímicos, quedarán en el intento. Pienso que la más esencial de estas cualidades será el valor, la confianza y la esperanza del triunfo; otra será poseer valores espirituales profundos, confianza en el grupo, esperar ser apoyado y apoyar con generosidad a los compañeros de aventura, capacidad enorme de aceptación y de comunicación interpersonal con todos los individuos que van apareciendo en este peregrinar, para obtener información y relaciones que permitan seguir en medio de un clima de paz hacia el destino propuesto y también incierto; estar dispuesto al sufrimiento y a las dificultades; tener o adquirir la capacidad de amoldarse a nuevos entornos, con la intención firme de injertarse

en culturas muy diferentes a la propia; estar dispuesto al mestizaje y a adoptar como propio lo que hasta ayer era totalmente ajeno y desconocido. También se necesita mucho ingenio, fortaleza espiritual, salud física y, sobre todo, una gran capacidad para soñar e imaginar nuevos mundos, teniendo fe en el triunfo. Ir por el camino, cambiando prejuicios, formar una mente sabia para saber aceptar o desechar lo que conviene o no conviene, es un remodelaje sicosomático que produce comunidades y personas nuevas, mucho más fuertes, renovadas, con una nueva y distinta manera de ver la vida, con opciones que antes eran inimaginables e imposibles, circunstancias que propician un mejor y variado futuro. Hombres y mujeres nuevos que no saben de miedos y sí saben de dar hasta de lo poco que poseen con generosidad. Porque ellos mismos lo experimentaron. Así son los emigrantes de todos los tiempos y latitudes. No ya, las generaciones siguientes, los ya no emigrantes. A estas generaciones posteriores hay que recordarles lo mucho que hicieron sus antecesores por ellos. ¿Qué decir del pueblo receptor? Cada cultura, sobre todo la religiosa y los valores humanos determinan la manera de recibir, tratar, acoger, convivir con el extranjero que llega. En algunas culturas serán tratados como esclavos (afroamericanos, judíos en Egipto, etcétera.). En un medio auténticamente cristiano se les tratará como hermanos; no sé si en alguna forma eso pasó en México con las migraciones como la de los españoles en el éxodo de la revolución del 36, o con la libanesa, de cristianos que vinieron por motivos de invasiones a su país por mahometanos; lo cierto es que gracias a las raíces religiosas que subsisten inconscientes en México somos un pueblo acogedor. Ojalá y sea por mucho tiempo, pues nuestros hermanos centroamericanos ya son muchas veces maltratados. El contraste lo vemos en cómo tratan nuestros vecinos del norte a nuestros connacionales. Todos los imperios pasados y presentes tienen como esencia a las grandes emigraciones. Díganlo si no el origen de los pueblos e imperios: persa, griego, romano, inglés, mexica o nuestro vecino del norte o cualquier otro. La emigración produce el macro cambio de la historia del Mundo. Y también la historia del ser humano como individuo. ¿Quién no tiene en su raíz a un emigrante? El emigrante ya establecido siembra semilla nueva, como todo ser humano, pero el emigrante tiene potencias más fuertes ya que tiene la fuerza del grupo que supo luchar y todas las otras cualidades que ejercitó en su evolución migratoria. Sin embargo, la emigración también tiene su parte peligrosa y negativa: el producto humano de las segundas y terceras generaciones, en que algunos olvidan sus orígenes de honestidad, esfuerzo y sacrificio, olvidándose también de sus responsabilidades sociales y morales, creyendo que tienen derecho a estar en lugares privilegiados de la sociedad, la misma que acogió a sus ancestros; sólo por el hecho de tener poder y dinero que heredaron. Así tuvieron origen las famosas mafias de comunidades como la italiana en Estados Unidos y otros lugares, así como la degeneración de los valores trascendentes que da origen a una sociedad de clanes de familias prepotentes y corruptas adoradoras de la vanidad y la materia. El emigrante es un héroe de su patria de origen y una semilla nueva y renovadora en su nueva patria.

PIDO LA PALABRA Es una publicación editada por los residentes de Cedros de Líbano. Av. Glaciar 500. Olivar de los Padres. C.P. 01780. Delegación Álvaro Obregón. México, DF. Tel: 5668 6068. residencia@centrolibanes.org.mx


{ LO QUE HACEMOS EN LA RESIDENCIA }

Procurar la salud*

Por el equipo del área de enfermería: Petra Alemán Villanueva, Odín Álvarez, Inés Arriaga, Miguel Ángel Barrios, Diana Ballinas, Adriana Becerril, Rosa Campa, Sara Durán, Yésica Hernández, Doragila Hidalgo, Irene Lule, Janet López, Edith Morales, Juan Manuel Perea, Alejandra Rosete, Eunice Ruiz, Ma. Elena Sánchez, Rosa María Tenorio, Samuel Vargas, Adrián Vázquez y Lupita Vázquez.

E

n el área de Enfermería nos hemos integrado por área y por turno, por lo que, además de la jefa de enfermeras, hay supervisor del turno matutino y del turno vespertino. Hay enfermeros generales, auxiliares de enfermería y cuidadores. El propósito del área es brindar a los residentes cuidados integrales, específicos y generales, atendiendo, con la mayor calidad posible, las demandas de salud de las personas que tenemos a nuestro cargo. Para lograrlo, llevamos a cabo tareas tanto rutinarias de atención preventiva como de respuesta a algún tipo de eventualidad o emergencia. Hay tareas diferenciadas entre el área funcional y el área especial, al igual que entre las correspondientes a los turnos matutino y vespertino y las nocturnas. Entre las actividades que se realizan día con día, está la toma de signos vitales, la administración de medicamentos y el llenado de expedientes, además de estar en contacto permanente con el Dr. Tirso Zúñiga, geriatra de la Residencia. En el área especial, también resalta el apoyo a los residentes en su aseo personal, su deambulación y su alimentación, así como en la realiza-

ción de las actividades programadas. Desde luego, que procuramos que la atención que brindamos en las dos áreas siempre sea con amabilidad y cariño. Trabajamos en esta Residencia porque tenemos la vocación, nos gusta atender a personas de la tercera edad, relacionarnos y convivir con gente longeva, sin contar con que aplicamos los conocimientos adquiridos. Además, porque da muchas satisfacciones el contacto con este tipo de personas; es muy agradable aprender más de las experiencias de adultos mayores; me gusta la geriatría y la satisfacción que da la convivencia con el adulto mayor; así como en el área especial, por la amabilidad, sensibilidad e inocencia y la experiencia de cada uno, que me parecen fascinantes. A varios de nosotros nos gusta lo que hacemos para apoyar a los residentes en lo que necesitan, aprender de ellos y darles cariño y afecto, aunque algunos tienen sus preferencias; que los residentes me compartan sus experiencias; acompañarlos en sus actividades; ser atenta con los residentes; brindar los cuidados que requieren para mantener el bienestar en su vida; que sientan que les soy útil y contribuir a la armonía que debe prevalecer. En el área especial, particularmente convivir con ellos, tanto en actividades cognoscitivas como de estimulación; ser una compañía para los señores; pasar tiempo con ellos en la terraza, escuchando música y sus anécdotas; bañarlas, lubricarlas y vestirlas; apoyarlas en su arreglo personal. Pensamos que podríamos dar atención inmediata cuando nos llaman varios residentes al mismo tiempo, si hubiera más personal en especial en el turno nocturno. También con un esfuerzo mayor, podríamos dar mejor servicio al área especial. Podemos decir que nos gusta todo lo que hacemos y que procuramos hacerlo con cariño y amabilidad. * La Residencia funciona, gracias a la dedicación de los equipos de trabajo. Por ello, en esta oportunidad esta sección está dedicada a Enfermería.

Obituario

Por Juliette Saab, Rubí Farah y Dulce María Moreno

Juan Guillermo White Murguía (1932-2012)

María Esther (Teté) Marún Orozco (1938-2012)

Martha Elena Campoy Güereña (1936-2012)

Anestesiólogo reconocido, puma de corazón, asiduo a la fiesta taurina. Hombre de mucha fe y principios, asistía a misa dominical que se celebra en nuestra capilla. Recordaremos tus pláticas interesantes de sobremesa. Guardaremos un recuerdo imborrable de ti, Juanito, elevando nuestra plegaria por tu eterno descanso.

Señora del chiste a flor de labios según la ocasión. Primera actriz del grupo Añoranzas, con el que te realizaste al representar a Chaplin en muchas de nuestras celebraciones. También te recordaremos por tu memoria al decir poesías. Fuiste muy buena amiga y te hemos extrañado mucho, aunque sabemos que ya estás con tus papás.

La luz de tu guapeza no sólo física, sino también interior, la llevaremos con nosotros dentro del corazón. Mientras, tú, goza del paraíso prometido que te ganaste. Con amor, queridos compañeros que ya están gozando de la gloria de Dios. Descansen en paz.


{ PARA DARNOS A CONOCER }

Entrevista a Carlos del Castillo Venegas Por Marcela Castro Villagrana

L

e pregunté sobre lo más memorable de su vida, por el gran Pirrín, su padre, que me gustaba tanto; sus hermanos, sus hijos, sus estudios y lo más importante en su vida. En abril pasado cumplí 90 años, por lo que se me olvidan muchas cosas, pero trataré de recordar. Fui un sándwich, porque tuve dos hermanas y yo fui el de en medio. La mayor ya falleció y a la menor le llevo tres años. Procuro reunirme con ella cada 15 días y la pasamos divinamente bien. Cuando éramos chiquillos, mi padre y mi madre nos llevaban con el circo, que se transportaba en ferrocarril y andábamos de viaje en viaje. Mi padre trabajaba en el circo de Pancho Beaz y después en el Circo Argentino. Cuando terminaba la temporada en México, iba contratado al Cole Brothers en Estados Unidos. También tenía contratos en Canadá. De La Habana, el Circo Santos y Artigas le mandaba sus pasajes de barco para que fuera y de ahí se regresaba al Circo Argentino. Después, mientras mi padre viajaba, nos estacionamos en México, pues mi madre quería que estudiáramos. En las vacaciones, iba a ver a mi padre, con el que hacía un paseo en compañía de los que trabajaban en el circo y yo también me ponía un traje de artista. Cuando terminó todo ese peregrinar, mi padre trabajó en la televisión y se hizo muy popular, incluso en un programa con Silvia Pinal sobre el circo. Saliendo de la primaria me fui al Instituto Técnico Industrial, que después se convirtió en el Politécnico. Acompañaba a un amigo a llevarle ropa a su hermano que estudiaba en el Colegio Militar y de ahí nació mi gusto por irme de militar. Se necesitaba la secundaria o dos años en el ejército, pero como no terminé la secundaria, me di de alta en el ejército a los 16 años y estuve los dos años como soldado de aeronáutica, en el Segundo Regimiento de Aviación al mando del papá de mi amigo que era coronel piloto aviador. Al salir aprobé mi examen de admisión y me quedé en el Colegio Militar. Antes de entrar aquí, ignoraba que tuviera facilidad para el teatro. Acá, en la Residencia, descubrí que me gustaba, por lo que he representado muchos papeles, además de participar como abanderado en la escolta y dar el grito en las fiestas patrias. Yo hubiera sido actor realmente y no lo fui, porque mi madre se opuso y seguí la carrera militar. Si me hubiera dedicado a la actuación, hubiera hecho carrera como actor seguramente. Tengo una colección de gorras bastante grande, creo que más de 100, de las que yo he comprado muy pocas. Cuando mis hijos salen a otros lugares me traen una gorra, así, las he ido juntando; las uso alternadamente y siempre me verán caminando con una gorra. Tuve tres hijos varones y una mujercita, de los cuales tengo cuatro nietos y cuatro bisnietos. Mi hija hizo un buen matrimonio y trabaja con su esposo en un grupo de clubes deportivos que lograron integrar, en los que ella se dedica a ver las necesidades de los socios. En un principio yo también participé en la creación del club. Mi hijo mayor estudió medicina, medicina pediátrica. El menor es historiador, ha tenido mucho éxito como investigador del Instituto Mora y con su publicación reciente: El movimiento estudiantil de 1968; narrado en imágenes, a partir de lo que le dicen las fotografías. Este libro lo ha dado a conocer. Mi otro hijo, con el que vivía, falleció, por lo que me vine a la Residencia. Lo más importante de mi vida ha sido el matrimonio que hice con mi esposa, de la que estuve muy enamorado. Me siento afortunadísimo de haberme casado y haber tenido estos hijos, que son lo mejor que me ha dado la vida.

Nuestras noticias Por María Luisa de Anda

D

amos una calurosa bienvenida a las residentes nuevas: María de los Ángeles Arriaga Chávez, del área funcional, así como a nuestras compañeras del área especial: Yolanda Dib Hammut y Aurora Cabrera Flores.

Mención especial merece el fiestón que organizaron los hijos de David Nadal con motivo de sus 97 años, con brindis, música y baile. ¡Buena vida, David! Con nuestros mejores deseos por una buena labor en Nueva York, despedimos al padre Miled, quien gentilmente nos visitó antes de irse. Cuando vino el patriarca de Antioquía, los obispos de Nueva York y México acordaron su traslado a la urbe de hierro y él, como buen religioso, obedece las órdenes superiores. Adiós, y ojalá hasta pronto, a quien consideramos como nuestro nieto adoptivo.

En el lapso que cubre este número, tuvimos una visita verdaderamente extraordinaria a la Fundación Sebastián, durante la cual el creador mismo nos explicó su magnífico Vía Crucis; además, nos presentó sus esculturas móviles, conocidas como cajas, que parecen magia y expresan su gran sentido geométrico y matemático, por lo que al maestro se le ha llamado pitagórico.

De acuerdo con la tradición, se llevaron a cabo los festejos de fin de año: el brindis para el personal, durante el cual los residentes les agradecimos las atenciones recibidas a lo largo del año y ellos expresaron su sentir. Desde luego, se celebraron las cenas de Noche Buena y Fin de Año, para las que el personal de cocina nos preparó ricas viandas, entre las que destacaron el pavo y los romeritos, amén del vino espumoso y las 12 uvas.


{ TODOS PARTICIPAMOS }

Noticias especiales

E

s una gran satisfacción dar a conocer que ya está funcionando en Centro Libanés, Unidad Hermes el centro de actividades para adultos mayores Cedros de Día. Se trata de un programa de estimulación integral, en el que adultos mayores pueden convivir y compartir actividades de recreación y entretenimiento, a fin de reforzar diferentes aspectos de su vida, de modo que conserven su funcionalidad física y mental.

Las actividades están dirigidas a socios del Club y público en general, interesados en conservarse en buen estado. Se llevan a cabo lunes, miércoles y jueves de 10 a 14 horas en el segundo piso del edificio que está junto al frontón, atrás de la alberca. Las personas que están asistiendo no pagarán ninguna cuota hasta finalizar enero de 2013. La participación puede ser por los tres días, dos o uno, pero con compromiso de tener al menos una actividad física, una manual y una cognoscitivas.

Mensaje para vivir Por Madre Teresa de Calcuta Aportado por Emilio Grau

Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años. Pero lo importante no cambia, tu fuerza y tu convicción no tienen edad. Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña. Detrás de cada línea de llegada, hay una partida. Detrás de cada logro, hay un desafío. Mientras estés vivo, siéntete vivo. Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo, no vivas de fotos amarillas. Sigue, aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en ti. Haz que en vez de lástima te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando por los años no puedas caminar, usa el bastón. Pero... ¡nunca te detengas! Me puedo caer, me puedo herir, puedo quebrarme, pero con eso no desaparecerá, mi fuerza de voluntad.

Las actividades son variadas: los lunes, hay Yoga, Música del Recuerdo y Coro; los miércoles, Historia del Arte, Acondicionamiento Físico y Manualidades; y los jueves, Yoga, Pintura y Baile, actividades que pueden tener algún ajuste. En todos los casos, los profesores son los mismos que nos atienden en la Residencia y se cuenta con el apoyo de una enfermera, por si se presenta alguna emergencia. Además, hay un receso para tomar café, té, refresco y galletitas o simplemente agua. ¡Hagamos promoción de este beneficio!

Otro acontecimiento fue la inauguración del comedor para empleados, con el equipamiento destinado a que coman calientito y a gusto. El padre Felipe lo bendijo, para dar lugar al festejo con un sabroso desayuno de tamales y atole. Por otra parte, también estamos muy contentos por la publicación del libro de nuestro geriatra Tirso Zúñiga. El libro, titulado Bioética y calidad de vida en ancianos con demencia, está basado en su tesis doctoral, que en mayo pasado en la UNAM obtuvo el premio Dra. Aurora Arnáiz Amigo a la mejor tesis sobre Bioética.

Poema

Por Netzahualcóyotl Proporcionado por Rubí Farah

Ahora sé feliz, ahora engalánate, toma para ti las flores de aquél por quien vivimos. Ahora sé feliz, ahora engalánate, nos iremos, ay …¡gozosos! Lo digo yo, Netzahualcóyotl. ¿Es que acaso se vive de verdad en la tierra? ¡No por siempre en la tierra, sólo breve tiempo aquí! Aunque sea jade, también se quiebra, aunque sea oro, también se hiende, y aun el plumaje del quetzal se desgarra. ¡No por siempre en la tierra, sólo breve tiempo aquí!

Pido la palabra No. 7