Page 1

PIDO LA PALABRA

ÓRGANO INFORMATIVO EDITADO POR LOS RESIDENTES DE LA CASA CEDROS DE LÍBANO

PUBLICACIÓN TETRAMESTRAL

NÚMERO 03. AÑO 2. OCTUBRE 2011

{ ALGO PARA REFLEXIONAR }

Armonía del silencio Por Emma Sámano

S

erían las seis de la tarde en un otoño, cuando dejó de escucharse el caer del agua en el chorrito de la fuente. Se fue alejando el piar de los pajaritos. Y, de pronto, todo quedó en silencio. Fue cuando practiqué mi primera meditación, como me enseñó un sacerdote, y encontré lo que no había experimentado antes: La verdadera comunicación con Dios, en el silencio profundo. Dios es AMOR. Sin Él, está la nada, el vacío y la muerte. No necesitamos buscar a Dios. Él está en nuestro interior y podemos encontrarlo en el silencio. Es en silencio, donde encontramos la armonía y el justo equilibrio. Encontramos la alegría de vivir. En silencio, se resuelve el problema del resentimiento hacia los demás, el ODIO o la falta de perdón, empezando por el perdón de sí mismo. En el silencio profundo, se analizan los extremos: El BIEN y el MAL, el AMOR y el ODIO. Otra de las maneras de disfrutar el silencio es en un concierto. Cuando escuchamos una sinfonía y se hace un silencio entre un movimiento y otro o simplemente se hace un silencio pequeñito, se conmueve la gente sensible; es un estremecimiento maravilloso. La armonía de este silencio se siente en el alma. El alma es algo invisible, que no se puede percibir por ninguno de nuestros sentidos. No se palpa, ni se escucha, ni se siente, no tiene perfume, ni tiene edad, pero existe. En ocasiones, comienza una lucha del alma contra la razón o, más bien, de la razón contra el alma. Es dura la lucha y a veces muy larga, pero en el silencio se logra resolver el enfrentamiento y encontrar la armonía: la armonía del silencio, que permite estar consigo mismo y encontrar a Dios.

PIDO LA PALABRA Es una publicación editada por los habitantes de la Residencia Cedros de Líbano. Av. Glaciar 500. Olivar de los Padres. C.P. 01780. Delegación Álvaro Obregón. México, DF. Tel: 5668 6068. residencia@centrolibanes.org.mx

El plano espiritual: un camino que recorremos día a día Por G V R

N

adie puede señalarte el camino, éste es algo personal y único, que sólo puede recorrer cada quien. Conectémonos con el presente. Cuando comamos una naranja, dediquémonos a saborearla, sin pensar en lo que hicimos en la mañana o en lo que haremos después. Concentremos nuestra atención en la experiencia de saborearla. Disfrutemos de su olor y tomemos nota de su textura. Imaginemos la semilla de la que brotó el árbol que dio ese fruto. Disfrutemos de la naturaleza lluvia, el viento, los animales… Tomar el tiempo para estar con ella, nos ayuda a concentrarnos en el mundo natural. En lugar de ir a un tumultuoso centro comercial, ¿por qué no damos un paseo por el parque? Eliminemos la ilusión de que tenemos el control. Esto no quiere decir que debamos abandonarnos a la suerte, sino que debemos alcanzar nuestras metas y luego dejar los resultados en manos de Dios -tal como lo conciba cada quien- o del universo. Esto elimina el noventa y nueve por ciento de las preocupaciones que aturden y quitan claridad y serenidad a la vida. Actuemos con compasión. Escuchar a los demás, asistir a los

personas a quienes ayudamos. Haz el bien y crearás un círculo cada vez más amplio de buena voluntad. No existe acto más espiritual que ayudar a otro con genuina compasión. Recemos o meditemos. No tenemos que estar de rodillas antes de dormir para rezar, pues hacerlo es un diálogo respetuoso y receptivo, que permite expresar nuestros sentimientos honestamente… y esperar una respuesta. Quizá escuchemos las palabras de un amigo, o las leamos en un libro; tal vez se nos ocurran de pronto como una revelación o lleguemos a una respuesta a través de la razón. Demos gracias por todas nuestras bendiciones. Dicen que la persona agradecida, aquélla que cuenta sus bendiciones, no puede deprimirse. Y es que aprende a dar gracias incluso por las lecciones que le dejan un tropiezo o un fracaso. Demos gracias todas las mañanas al despertar y todas las noches antes de dormir, por el simple hecho de estar vivos; por la familia, el trabajo, nuestros alimentos. Este ejercicio recuerda todo lo que tenemos y nos enseña a apreciar cada detalle. Riamos con ganas. Si cada persona que se acerca a nosotros se queda con una sonrisa o un buen pensamiento, estaremos haciendo la persona feliz. Disfrutar la vida y reír con ganas son otra forma de dar gracias al universo.


{ LO QUE HACEMOS EN LA RESIDENCIA }

Taller de pintura

Por el grupo de pintura (Alumnos: Carolina Morales, Emilio Grau, Esther Rizo, Elena Bitar, Emma Sámano, Jorge Sánchez-Armáss, María Elena Miramontes, Ruby Farah y Soad Krayen; profesora: Margarita Chacón)

A

los integrantes del taller de pintura nos gusta tanto esta actividad que deseamos compartir con todos nuestra experiencia, empezando con nuestro entusiasmo. Nos podemos perder cualquier cosa, menos nuestra clase de pintura. Incluso nos podemos levantar más temprano, si es que tenemos algo urgente que hacer, con tal de llegar a pintar con nuestra querida profesora Maggy, que nos enseña y nos ayuda mucho. Hemos descubierto nuestro gusto por la pintura. El grupo no tenía un nombre, pero se lo pusimos ahora, con base en la experiencia de cada quien: una es escritora, otra tocaba el piano, otro ya dibujaba y todos disfrutamos mucho la música y otras artes, así que le pusimos Nuevo encuentro con el arte, en el sentido de que es un renacimiento a una sensibilidad diferente. Como grupo nos proponemos experimentar y expresarnos a través de la pintura, además de convivir. Los intereses que nos llevaron a entrar a este taller fueron distintos: ocupar el tiempo en el arte, lo que nunca me imaginé que iba a lograr, pero que pude gracias a la maestra. Realizar algo que en mi vida no me había imaginado que podía hacer. Me motiva lo creativo, lo que puede uno poner de su sello, de su forma particular de ser en cada obrita pequeña que hace uno. La pintura por sí misma, porque todo lo que es pintura me encanta. Me motivó la maestra y para encontrarme conmigo misma. Tener una terapia ocupacional. Avanzar más, porque antes dibujaba. Algunos no nos habíamos puesto a pensar en lo que sentimos, pero desde luego todos experimentamos un gran placer. Uno siente que puede manifestar sus ideas con toda libertad, tranquilidad y mucha satisfacción de ver cómo van quedando las pinturas. Se siente una emoción muy grande, alegría, júbilo. Se siente que es arte y tomó el lugar de otro que dejé, la música, lo que me consuela mucho. Hasta me siento casi Picasso. Pero también se puede sentir angustia de pensar que no se pudiera seguir pintando más adelante. Cuando terminamos un cuadro, ante todo sentimos una gran satisfacción. Además: uno, al ver su obra, acepta que tiene una vocación no descubierta hasta ahora, pero nunca es tarde para aprender. Al entregar una obra nueva, se comprueba que uno se puede

les pinté un cuadrito a cada uno. Veo mi obra varias veces y pienso que la puedo vender para comprar más material, porque es una actividad cara. Me siento especial por lograr algo bueno, que cuesta trabajo. Me da alegría haberlo logrado y me pregunto cómo es posible haber hecho algo tan bonito. A dos de los integrantes del taller lo que más nos gusta es combinar los colores, mientras a otro los resultados exitosos de los cuadros que pinta, a otra la convivencia con las compañeras

todavía puede hacer algo bueno y a otra compañera lo que más le gusta es poner un cuadro terminado delante de mí y darme placer a mí misma pensando que yo lo hice. También nos gustan mucho las exposiciones colectivas que se han presentado en la Residencia, porque invitan a continuar pintando, al ver las pinturas de todos y no nada más la propia. Nos agrada que a la gente le guste y nos alabe, porque cada uno de los integrantes del taller está ahí y sabemos el trabajo que nos costó terminar los cuadros. Una exposición es un evento extraordinario que se ve pocas veces, en el que nos encanta que festejen nuestros cuadros y nos digan que están preciosos. Nos sentimos orgullosos de nosotros y de la maestra. Algunos desearíamos que le pudiéramos dedicar más tiempo a la clase y tener la oportunidad belleza. Siento una alegría inmensa cuando de combinar la pintura con la proyección con cañón de obras de grandes pintores; no para mis hijos me dicen que pinto precioso. Por eso, estudiarlas, sino para tener contacto y despertar más la sensibilidad para pintar nosotros.

Obituario

Por Marcela Castro Villagrana

Aída Simón, 1929-2011. Te extrañamos y siempre te recordaremos sonriendo y acercando tu mejilla para recibir un beso y decirnos: Te quiero mucho en las actividades diarias y la riqueza que nos compartiste enseñándonos la artesanía de las serpentinas. Pasaste por la vida dejando huella: directora fundadora de San Martin School. ¡Eres luz para nuestras vidas! Descansa en paz, querida amiga y maestra.


{ PARA DARNOS A CONOCER }

Entrevista al Dr. Juan Guillermo White y Murguía Por Juliette Saab

E

l Dr. White, uno de nuestros primeros residentes, nos platicó, muy sonriente, aspectos de su vida que nos hablan de quién es. Le pregunté sobre sus padres, su familia, sus amigos, su

ocurrido, a lo que contestó: Mis papás eran mexicanos, aunque mi apellido sea inglés, que por cierto me dio problemas porque mucha gente no lo sabía escribir. Mi papá, al que admiraba mucho, fue médico anestesiólogo y por eso escogí la misma carrera y la misma especialidad. Estudié tanto en México como en Estados Unidos, pero me gustó más México. Me casé y tuve tres hijos: dos mujeres y un hombre, pero ninguno siguió la carrera del abuelo y del papá. Tengo siete nietos, que son mi debilidad: dos mujeres y cinco hombres. Me vienen a ver con frecuencia y los disfruto mucho. De mi familia, con quienes más me he llevado son mis primas Sánchez Gavito, con quienes como los jueves. Hice buenos amigos médicos, con los que desayunaba una vez al mes. También tuve un grupo en el Club Codac, que manejaba el padre Díaz de León, misionero del Espíritu Santo. Allá nos reuníamos y la pasábamos muy bien divorciados o solteros; el requisito era no estar casado. Una vez a la semana jugábamos cartas o dominó cubano y cenábamos. inauguración de la Plaza México, en la que toreó Manolete. Los toreros mexicanos que más me han gustado son Armilla, Manolo Martínez, Joselito Huerta y el Zotoluco. De los españoles, desde luego, Manolete, Paco Camino y ahora Ponce. Aunque se decía que los toros eran un espectáculo sangriento, llevé a mis hijos y sí les gustaron. También me agradaba viajar, fui a Europa tres veces. Las ciudades que más me gustaron fueron París y Praga, que aunque son distintas, las dos tienen una historia muy interesante y una

en honor de mi alma mater, la UNAM. Como anestesiólogo trabajé 25 años en el hospital 20 de Noviembre, que es muy buen hospital, el mejor del ISSSTE, nada más que está reservado para enfermos terminales. Tenía muchas anestesias diarias, desde partos hasta trasplantes de corazón y de riñón. Era una responsabilidad muy grande, porque tiene uno en sus manos la vida de los pacientes, pero nunca se me murió nadie. Daba la anestesia con base en la duración de la operación. Desde luego, las más complejas y largas fueron los trasplantes, en los que participaban equipos médicos muy grandes. Una vez, en plena operación me cayó un tanque de oxígeno y me rompió un pie. Por supuesto, que me atendí hasta que terminó la operación. Lo chistoso fue que en mi convalecencia fui a Acapulco y una ola me aventó y me volví a romper el mismo pie. ¡Qué mala pata! También puse una farmacia, en la que me fue mal y la vendí. Además, alrededor de 20 años tuve un sanatorio para operaciones dentales, en la calle de Oaxaca, aunque tuve la suerte de que no derrumbaron. Allí, el Dr. Francisco Jammal era mi cliente, por lo que, cuando supe que se inauguró la Residencia, le pedí que me ayudara a entrar. Ya tengo siete años acá.

Nuestras noticias Por María Luisa de Anda

D

amos la bienvenida a nuestros nuevos compañeros que se integraron a la Residencia en este tetramestre: Emilio An dere y Alicia Asali, Guillermo Delgado, María Teresa Orea muno, David Nadal, María Luisa Vasila y el padre Ernesto Rage. Nos complace poder platicar que nuestra compañera América Cervantes superó con éxito su hospitalización y convalecencia y la tenemos otra vez con nosotros, con su característico buen humor y oportunas “puntadas”. Asimismo, Marce Castro Villagrana después de que se rompió la muñeca, pero afortunadamente ya está en terapia y pronto la veremos totalmente recuperada. Lo que estuvo maravilloso fueron las operaciones de cataratas de Marce, en un ojo; y de Juliette Saab, en los dos. Pensar que antes las personas tenían que permanecer mucho tiempo sin moverse, boca arriba y con los ojos vendados, mientras ahora, la operación es ambulatoria, salen por su propio pie, al día siguiente les quitan el parche y sólo se cuidan unos días. ¡Qué maravilla el avance de la ciencia médica! Desde otra perspectiva y en el contexto del reconocimiento de la cocina mexicana como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por parte de UNESCO, Alicia Gironella ha participado intensamente en difundir el compromiso que tienen el gobierno y la sociedad mexicana por haber recibido este reconocimiento. En efecto, ella participa en la difusión de lo que implica la recuperación, la salvaguarda, la conservación y la recreación continua de nuestra cocina, entre quienes deben ser responsables directos del compromiso. Algo fundamental en lo que está trabajando es garantizar la transmisión de este patrimonio cultural inmaterial de generación en generación, principalmente por parte de las comunidades, ya que las medidas de salvaguarda deben concebirse y aplicarse siempre con el consentimiento de la comunidad de origen.

Y también yo deseo compartir con todos el gusto que me causó la publicación de mi último artículo internacional ‘Implementing competence frameworks in Mexico’ (Implantación de marcos de Journal of Education and Work (Revista de Educación y Trabajo) editada por Routledge en la Gran Bretaña. Me pidieron este artículo con base en un estudio que hice en 2009 para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de Ginebra, como parte de una investigación que se llevó a cabo en 13 países. El interés de la OIT es que los países miembros de la Organización que todavía no entran en la “moda” de los aprendan de los errores y aciertos de los países que se han adelantado en esta materia. De los resultados de los estudios de 10 de los países participantes, entre ellos el de México, se integró la publicación monotemática de la que les platico y que me causa una gran satisfacción.


{ TODOS PARTICIPAMOS }

Nuestros festejos Por M L T de A

R

eseñamos aquí los eventos celebrados que no aparecen en la revista Baitna a todo

fue el cumpleaños de nuestra querida directora, María Jaber de Farah, mejor conocida como Marus Farah. En una sencilla reunión, todos le cantamos Las mañanitas y Gloria Meuochi, Rubí Farah y Teté Marún, entonaron melodías que terminaron en coro cantando Color esperanza, himno de la Residencia. Después, a nombre de todos, Leyla Gosain entregó un regalo a Marus y Marce Castro Villagrana le dirigió unas sentidas palabras, entre lo que destacó: ella, dulce y bella, frágil y fuerte, sensible y decidida, amorosa y serena, y sobre todo, emotiva y llena de entusiasmo. ¿Sabes qué es entusiasmo? Llevar a Dios dentro de ti. Marus: ¡El Señor está contigo! ¡Te queremos! ¡Gracias! Por otra parte, hubo dos festejos de particular importancia: los cumpleaños de Felisa Zacarías y de Esther Rizo. La primera cumplió nada menos que 99 años y la segunda 90,

mañanitas y una preciosa serenata con mariachis. Después en el San Ángel Inn hubo un desayuno muy emotivo con la familia y las amistades más cercanas, en el que hubo numerosas expresiones de cariño y reconocimiento a su trayectoria. Posteriormente, en la capilla de la misma estudiantina que había amenizado el desayuno. El festejo terminó en la comida con su familia y todos los residentes, para después subir a venerar las reliquias de Juan Pablo II. Otro evento digno de mención fue la visita guiada que tuvimos a la exposición Pintura de los reinos, organizada y presentada por Fomento Cultural Banamex y otras instituciones importantes, en el antiguo Palacio de Iturbide. La muestra consta de pinturas en gran formato, provenientes de España, la Nueva España y el Virreinato de Perú, desde luego de la época de la Colonia. Llamó mucho la atención una Inmaculada de Rodríguez Juárez con túnica roja, cuando lo común es la túnica blanca. Después, en el primer piso, disfrutamos el video Identidades compartidas en el mundo hispano, sobre las catedrales de México, Puebla y Oaxaca, así como de Lima y otras parroquias, iglesias y monasterios prominentes como los de Cuzco. En el mes de la patria, llevamos a cabo una ceremonia cívica en la sala de usos múltiples, a la que entró la escolta con la bandera, se cantó el Himno Nacional y Carlos del Castillo dio el grito de independencia. A continuación, Blanca Esther Díaz leyó La Patria, de Paco Ignacio Taibo I; también disfrutamos de la presentación del grupo de Teatro Añoranzas cuyos integrantes recitaron textos de la obra El mandato de la Patria de Miguel Palafox, bajo la dirección del profesor Arturo Sandoval. Posteriormente, el grupo de baile, acompañado por el profesor David Flores, cantó 15 de septiembre de José Alfredo Jiménez y Dios nunca muere de Macedonio Alcalá, canciones intercaladas con bailables mexicanos como Las Chiapanecas. Llamó poderosamente la atención la presentación de Lourdes de la Garza de Mendoza, quien interpretó de su autoría Huapango pango armónica y Guillermo Delgado el teclado, con el que había acompañado la presentación del grupo Añoranzas.

Canción para los abuelos de la Residencia

Por Ana Muñoz de Anda (9 años) Hoy es su día, muchas felicidades. Espero que tengan un buen Día del Abuelo. Ustedes nos quieren, nos cuidan y nos comprenden. Por eso, este día es sólo para ustedes. ¡Muchas felicidades! Espero que tengan un buen Día del Abuelo. Espero disfruten este día, pues es único e inigualable.

La obra más hermosa de la creación Anónimo Aportado por Alicia Asali de Andere

¿Sabías que…? En el Distrito Federal (DF), el consumo de agua promedio es de 300 litros diarios por habitante, uno de los más elevados del mundo. En el DF hay: •

Casi cuatro millones de líneas telefónicas

25,000 calles con 3,076 esquinas con semáforo y 1,216 estacionamientos públicos.

Casi cuatro millones de personas que toman el metro diariamente, 750,000 que toman los camiones de RTP, mientras que en la zona metropolitana circulan 4.2 millones de vehículos.

Siete centros de congresos y convenciones, 12 salas de conciertos, 35 casas de cultura, 41 galerías de arte, 93 teatros, 115 museos y 410 bibliotecas públicas.

Más 630 hoteles y más de 1,400 restaurantes.

Como el Señor iba a hacer la obra más hermosa de la creación, se preparó haciendo estrellas, el amanecer y los crepúsculos. Hizo el rumor del viento entre las frondas; hizo las aves de mil colores y variados cantos. Y sólo entonces, cuando sintió que tenía ya las manos diestras en formar cosas bellas, hizo la obra más bella de la creación. Sus manos crearon a las MADRES. Entonces, Adán se conmovió ante la belleza que en las madres hay y le dijo a Dios: Señor, acabas de dar vida a tu obra más perfecta, al hacer a las madres; creaste lo más suave, lo más dulce, lo más tierno, lo más amoroso que en el mundo puede haber. Estás equivocado, respondió el Señor, ya verás cuando haga a las ABUELAS.

Tomado de: “Hablemos de números”, en Mexicanísimo, abrazo a una pasión. Revista mensual, N. 37, marzo de 2011: p 73. Director General Luis Jorge Arnau Ávila. ¿Qué conclusiones puedes sacar de estas cifras? Por favor, deja tu respuesta en la recepción de la Residencia o envíala al correo electrónico mandayr@hotmail.com.

Pido la palabra No. 3