Page 1

PIDO LA PALABRA

ÓRGANO INFORMATIVO EDITADO POR LOS RESIDENTES DE LA CASA CEDROS DE LÍBANO

NÚMERO 02. AÑO 2. JUNIO 2011

PUBLICACIÓN TETRAMESTRAL

{ ALGO PARA REFLEXIONAR }

Reflexión sobre la amistad Por Guillermo Morales Mancera

Triunfar o fracasar Por G v R

Ya sea que creas que triunfarás o fracasarás, estás en lo cierto. Henry Ford.

L

¿

Cómo podemos tener relaciones de amorosa amistad, siendo tan diferente cada ser humano, tan parcial el conocimiento de los hechos y tan contaminado el juicio propio con suposiciones? Creo que una de las herramientas para construir las sanas relaciones interpersonales es el deseo y la necesidad de conocer, apreciar y aceptar las diferencias, -no las coincidencias- que me enriquecerán. Se trata de ver las diferencias como tesoros por descubrir y ponderar, porque son lo que no tengo y quiero tener, para poder conocer más profundamente a las personas que me rodean. Para poder aceptar las diferencias, lo que no tengo y enriquecerme, debo tener una actitud abierta de buena voluntad, de buena fe, de dar y recibir diferencias, en un intercambio humilde e inteligente, ponderado y constante. Si a mi alrededor los demás crecen y evolucionan, tendré un tesoro de donde tomar y hacer mías las más ricas y variadas diferencias. Si creo que yo soy el poseedor de la verdad, me quedaré solo y pobre, creyendo que soy rico. Cuando acepto como valioso al ser diferente a mí, en ese momento lo quiero y creo en él. Lo hago mío y me enriquezco. Por esto, es que el hombre ama a la mujer y la mujer al hombre. Porque son diferentes y por lo tanto complementarios. Sus diferencias son un cofre de tesoros del uno para el otro, si las quiere que el otro sea como él es y busca que el otro coincida, en lugar de diferir, tendrán una relación imposible. Por eso, hay guerras religiosas y raciales, porque no se aceptó, ni se deseó, ni se vio como tesoro, la diferencia. ¿Cuál será el objeto de mi amor? Será todo lo que yo no soy. Mi mayor enemigo seré yo mismo, si elijo quedarme solo con mi yo, que no me aporta nada nuevo. Algunos de los elementos que intervienen en la relación de amoser y crecer. Cuando quiero a alguien, le creo. Cuando a alguien le creo, es porque lo quiero. Éste es un binomio inseparable, no se da el amor sin credibilidad ni la credibilidad sin amor. Cuando quiero a alguien, no lo cuestiono; absorbo en mi yo la riqueza de la diferencia. Cuestiono, sin dudar del amor, para saber más de la verdad peculiar del que admiro y quiero, de cómo él ve su verdad, al ser diferente a mí y así tener dos verdades en lugar de una sola. La relación no es simple ni es fácil. Toda relación humana transita en una evolución que no perdona un segundo. La lucha por seguir interactuando es constante y eterna. Si desfallecemos, nos desconectamos y nos perdemos en un complejo laberinto. Nuestro tesoro son nuestras diferencias.

o único que limita nuestros logros, es la idea de que no seamos capaces de lograrlo, sin importar la edad. Consideremos un hombre que piensa: Yo creo que nunca voy a pasar de soldado raso. Por ello no estudia, desaprovecha oportunidades, no ahorra, no intenta nada. Y la profecía se cumple: jamás logra nada. Otro Voy a triunfar. Haré lo que sea necesario. Trabajaré tanto como haga falta. Aprenderé todo lo que pueda. Sé que lo puedo hacer. ¡Y lo logra! El primer sujeto evita la responsabilidad, evita la disciplina personal que le proporcionará el éxito. En cambio, los resultados que obtiene la segunda persona de nuestro ejemplo son obvios. Él sí logra su meta. En síntesis, las limitaciones que nos pongamos son responsabilidad nuestra. Siempre que dudemos de nuestra capacidad de lograr algo, vale la pena evaluar los resultados u obstáculos que otros han superado: Demóstenes, el gran orador griego, era tartamudo. Luchó con este mal, llenándose la boca de piedras para hablar y llegó a ser uno de los más grandes oradores: el padre de la Oratoria. Napoleón superó su pequeña estatura para dirigir sus ejércitos victoriosos a través de Europa. Helen Keller, a pesar de ser ciega y sorda, dedicó su vida a ayudar a otros menos afortunados que ella misma. Abraham Lincoln fracasó en los negocios, perdió varias elecciones para puestos públicos, perdió como vicepresidente de años de edad fue electo presidente de los EUA. Winston Churchil fue un estudiante incluido en la clase de los alumnos retrasados y tartamudeaba. Sin embargo, no sólo llegó a ser uno de los políticos y oradores más grandes de nuestros tiempos, sino además premio Nobel de Literatura. Y, para no pecar de omisión, me falta nada menos que nuestra querida compañera y amiga Esther Rizo que no deja de seguir deleitándonos con sus bellos poemas y hermosa novela Rebozo de aromas. Las ventajas son una bendición si optamos por verlas como tales y las utilizamos como incentivos para mejorar cada vez más. Lo importante no es donde empiezas, sino donde decides terminar.

PIDO LA PALABRA Es una publicación editada por los habitantes de la Residencia Cedros de Líbano. Av. Glaciar 500. Olivar de los Padres. C.P. 01780. Delegación Álvaro Obregón. México, DF. Tel: 5668 6068. residencia@centrolibanes.org.mx


{ LO QUE HACEMOS EN LA RESIDENCIA }

Taller de Teatro Por el Grupo de Teatro

(alumnos: Carlos del Castillo, Carmen Nader, Emilio Grau, Emma Estrada, Juliette Saab, María Esther Marún, María Antonieta Ruiz y Rubí Farah; profesor: Arturo Sandoval)

D

eseamos compartir con ustedes el resultado de una charla que sostuvimos los participantes en el taller de teatro, pues estamos verdaderamente encantados en este taller y lo disfrutamos mucho. En la charla, se trataron distintos aspectos: El propósito del taller es contar con una forma de expresión en común, que permita trabajar en conjunto y convivir, además de poder representar otras vidas, otros personajes y otras circunstancias. Asimismo, como muchas de las actividades de la Residencia, se propone ejercitar la mente y el cuerpo, así como satisfacer las

Stanislavsky, en términos de creer lo que uno siente, de abordar el teatro naturalmente como es la vida. El objetivo común al que llegamos con la interacción de todos es que el público tenga un rato agradable, diferente a todos los demás ratos de la vida y pasársela bien. Le pusimos por nombre Añoranzas, en recuerdo de lo que pudimos haber hecho cuando éramos jóvenes y ahora sí podemos: ser principiantes de actores. Las motivaciones que tuvimos para entrar a este taller fueron diferentes, aunque hubo coincidencia en crecer como seres humanos y ejercitar la memoria, pues hay que memorizar los diálogos, los movimientos, la mímica y la ubicación, aunque a veces los nervios y el pánico escénico hacen fallar un poco. Nos gusta porque nos mantenemos activos, movemos la mente y el cuerpo y podemos expresar al público lo que sentimos, aunque no seamos actores profesionales. Sentimos satisfacción al entregarnos al público, que nos lo agradece. Nos encanta, porque hemos aprendido y hemos avanzado mucho; por ejemplo, ahora estamos poniendo pantomimas en las que nadie había participado antes, es algo novedoso para el grupo y muy divertido. El profesor nos enseña a expresarnos a través de la mímica y nos hace recordar el tiempo de la escuela, cuando éramos chicos. Por otra parte, la caracterización de los personajes es interesante y a ello contribuye el vestuario. Generalmente las obras son jocosas, para hacer reír y divertirse, lo que apoyan el vestuario y la escenografía, que siempre prepara el profesor. servido para ser más desenvueltos e ir perdiendo el pánico escénico al estar frente al público. Las obras las ponemos con anticipación y nos divertimos mucho en los ensayos.

Algo muy importante para este grupo es formalizar el trabajo para que se proyecte más, porque cuando hemos ido a otras instituciones, nos hemos dado cuenta de que nuestro espectáculo tiene buena acogida en lugares donde carecen de este tipo de representaciones. Además, en nuestra proyección compartimos con los alumnos de quinto grado de la escuela Alexander Bain, que dos años seguidos han tenido ocho clases con los residentes, lo que es motivo de una reseña especial. Nuestro deseo es tener una mayor repercusión fuera de la Residencia, dado que ya hemos logrado un buen nivel, que se

Obituario

Por Marcela Castro Villagrana

Munir Salúm Kattás (1927-2011) Al maestro, con cariño. A ti, maestro, hombre del buen decir, hombre sencillo, hombre generoso, que se hizo maestro para compartir con nosotros sus grandes conocimientos del arte de hablar en público.

José Pérez Loya (1937-2011) nado al toreo de clase y apasionado de nuestra hermosa lengua, interesado en sus raíces griegas y latinas, quien siempre buscaba la acentuación correcta de los términos y de verbos irregulares.

Eduardo Guzmán Arriaga (1918-2011) A nuestro querido compañero, siempre respetuoso y atento, sonriente, caballeroso, que nos daba un cálido saludo mañanero, que estamos extrañando desde el día en que partió. Tuviste un desprendimiento terrenal, como un hijo predilecto de Dios.

Edmond Feres Yazbek (1922-2011) Y partió nuestro muy querido amigo Mon. Compartía lo que más le gustaba: comer. Nos traía tamales y delicadezas de Líbano. Bromista, simpático, se sentaba en la mesa rodeado de cinco mujeres; por eso lo bautizaron “El Jeque y las chicas del harem”. Mon: dejaste un gran vacío entre nosotros.

A personas como ellos seguramente Dios los tendrá en un lugar privilegiado cerca de él.


{ PARA DARNOS A CONOCER }

Entrevista: Felisa Zacarías

Homenajes para Alicia Gironella

F

A

Por Carmen Nader

ue un privilegio entrevistar a Felisa Zacarías, nuestra residente mayor, quien está por cumplir 99 años y todavía con bastante lucidez. Le pregunté, en francés lengua en la que a ella

recuerdos, en términos de vida personal, estudios, trabajo, viajes y otros aspectos. Ella platicó:

Mis papás nacieron en Líbano y se vinieron a México muy jóvenes. Yo ya nací acá. Fuimos seis hermanos. Mis papás hablaban en árabe entre ellos y mi mamá nos hablaba en árabe a mis hermanos y a mí. Lo más importante de mi vida fue ser madre. Sentí un gran placer cuando nació mi hijo. Sólo tuve uno, al que quise muchísimo y era mi orgullo, pero desgraciadamente murió joven de 25 años, justo antes de casarse, cuando se acababa de recibir de la misma carrera que su papá: arquitecto. Mi marido tradujo varias obras de Gibran Jalil Gibran del árabe al español, al inglés y al francés, dependiendo de la lengua en que estuvieran escritas. Yo le ayudé. Hablo español porque vivo en México, pero también hablo árabe, inglés y francés, lengua que aprendí en el colegio francés Saint Joseph en el que estudié acá en México. Después estudié muchas otras cosas que me permitieron trabajar. Vendía distintos artículos, como ropa y libros; me gustaba mucho vender libros, en particular los de Gibran, te. Los libros que me gustaron más fueron Toi et moi y los de Gibran. Todavía los conservo en español. También trabajé en actividades de caridad, en un grupo que hacía donaciones a personas necesitadas, por ejemplo de ropa y despensas. Me gustaba mucho comer e ir al cine, al teatro y a otros países. Viajé por diferentes lugares; disfruto mucho viajar. Desde luego fui a Líbano, país al que quiero mucho, en el que hablaba en árabe. También viajé a Francia y a otros lados. En el Líbano visité el Museo de Gibran Jalil Gibran y su tumba. No tuve tiempo para ir a su exposición en el Museo Soumaya, pero ¿cuándo vamos al Líbano? Yo estoy lista. Los cedros de Líbano son preciosos, muy frondosos y también hay olivos. ¡Vayamos! Actualmente, rezo durante el día, el rosario diario y voy a la capilla de vez en cuando. Además me gusta ver la televisión, noticias y otros programas. Veo a mi familia, cuando me vienen a visitar. Mi hermana viene rara vez, porque no vive acá, pero también me visitan mis sobrinas y Emilio Trabulse, que es por parte de mi marido. Me dio mucho gusto esta entrevista. La vida es muy bonita y me la he pasado en forma muy agradable.

licia Gironella, una de nuestras residentes, ha sido objeto de diferentes homenajes con motivo de sus 80 años, de los cuales la mayor parte los ha dedicado a su trabajo de investigadora y maestra, además de chef. Entre ellos, el reconocimiento más importante ha sido el de Vatel Club de México, que desde 1992 tiene la representación legal de la Academia Culinaria de Francia y cada año organiza una cena de gala a la cual asiste la élite de la profesión. A continuación, el texto que Vatel incluyó en la memoria de la cena del 11 de marzo de 2011:

Es para Vatel Club de México un gran orgullo rendir un merecido homenaje a Alicia Gironella de’Angelli, investigadora y profesora de gastronomía que dirige el restaurante El Tajín. Autora de múltiples y premiadas publicaciones en colaboración con su inseparable Giorgio, ha llevado nuestra cocina a las mejores mesas del mundo con un enfoque académico y de sumo respeto por nuestras tradiciones e ingredientes. Líder del movimiento ‘slow food’ en México, ha contribuido también al desarrollo y conservación de productos, usos y costumbres de la mesa. Esta noche, más allá del agradecimiento y admiración que sentidos los miembros de Vatel por Alicia, deseamos celebrar toda una vida dedicada a la enseñanza, investigación y difusión de la Cocina Mexicana teniendo en mente su sabia frase: ‘sin raíces la cocina no tiene alma’.


{ TODOS PARTICIPAMOS }

Este espacio es tuyo, si te gusta escribir poesía, cuentos, anécdotas o sencillamente quisieras compartir una idea. Éste es tu espacio. El tamal

Ánimo

Hay un plato nacional, al que le puso no sé quién, el feo nombre de tamal. Y mire usted qué vaivén: Cuando el tamal no está bien, resulta que no es “tá mal” (no estamal). Y justo cuando está bien, Entonces sí que “es ta mal” (estamal). ¿Quién entiende tal vaivén de este guiso nacional?

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron a un hoyo profundo. Todas las demás se reunieron alrededor del hoyo. Cuando vieron cuán hondo era, les dijeron a las dos ranas del fondo que, para efectos prácticos, se debían dar por muertas. Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas. Las otras seguían insistiendo en que sus esfuerzos serían inútiles. Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Ella se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan alto como le era posible. Una vez más la multitud de ranas le gritaba y le hacía señas para que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenía caso seguir luchando. Pero la rana saltó cada vez con

Décima popular Aportada por Emma Estrada

Itinerario Por José Loya + Mi juventud, ¡a plenitud! Mi senectud, Señor ¡salud!

Anónimo Aportado por María Antonieta Ruiz

del hoyo. Cuando salió, las otras ranas le dijeron: nos da gusto que hayas podido salir, H. E. Ratti a pesar de lo que te gritábamos. La rana les Aportado por Blanca Ester Díaz explicó que era sorda y pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más El más noble y humilde de los sentimientos para salir del hoyo. crece al amparo del desinterés, se nutre dán¿Qué moraleja deduces tú de esta fábula? Su sitio está junto al amor, porque la amis- La puedes entregar en la Residencia tad es amor. Sólo los honrados pueden tener Cedros de Líbano o mandarla por correo amigos, porque la amistad no admite cálcu- electrónico a mandary@hotmail.com. los, ni sombras, ni dobleces. Muchas gracias. sión y verdad; verdad sobre todas las cosas.

La amistad

Nuestros festejos Por M. L. de A.

C

omo se ha hecho costumbre en la Re-

otro nuevo, se lleva a cabo una serie de festejos dirigidos tanto al personal que la dirige y la atiende como a los residentes, sin contar los que ya se reseñan en la revista. Las festividades comenzaron el 12 de diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe, ocasión en lemne, para después convivir alegremente con los empleados en una animada taquiza amenizada por mariachis.

Las noches del 24 y del 31 se festejaron con muy buenas cenas, para los que no salieron a pasarla con sus familias y encuentran en la Residencia el calor de hogar que se nos hace sentir. Nuevamente pudimos disfrutar de tequila, vino y espléndidos platillos tradicionales para estos días. El último día del año amenizó la cena un precioso salterio que puso a cantar a un buen número de residentes. También se tomaron las tradicionales 12 uvas y la animación llegó a su máximo en abrazos calurosos.

Ya en 2011, el 6 de enero no podía faltar la rosca de Reyes. Los residentes pusimos nuestros zapatos y nuestras cartitas, de modo que los Reyes nos trajeron de regalo una práctica taza para té con un pequeño recipiente para colarlo y una tapita para que no se enfríe. Prosiguieron los festejos: el Día de San Valentín hubo una comida, en la que los asistentes cantaron boleros y recibieron regalos. Ya en marzo, se ofrecieron dos desayunos los días 8 y 9, uno para las Damas Maronitas y otro para las Damas Voluntarias, que renovaron su mesa directiva, a cuya cabeza quedó la señora Ana Leticia Ordóñez de Fillat, como presidenta del Voluntariado. También mereció un festejo especial la entrada de la primavera, con la participación del programa Centro de Día. Hubo confección y concurso de sombreros, juegos, gran comelitón y animada tarde bohemia de los residentes, acompañados por el profesor de baile, David Flores, y su guitarra.

Pido la palabra No. 2