Page 1

ÓRGANO INFORMATIVO EDITADO POR LOS RESIDENTES DE LA CASA CEDROS DE LÍBANO

{ PARA DARNOS A CONOCER }

Nuestras noticias Por María Luisa de Anda

N

os es muy grato dar la bienvenida a nuestra nueva y joven presidente del Voluntariado, Cristian Sartorius de Maffuz. También recibimos con mucho gusto a Paulina (Polly) Carstens Martínez, quien se integró como residente a la sala Beirut. Asimismo, recibimos gustosos a Ricardo Delgado Jacobo, Ángel Casimiro Díaz Sillero, Zuraya Nasr Rodríguez, Hanuar Gobera Farro, Concepción Borrego Canales y Lilia Estela González y García, quienes forman parte ya de la sala Trípoli. Los saludamos cordialmente. En el período que cubre este número, las celebraciones estuvieron al orden del día. Se iniciaron con la posada que estuvo muy animada, a la que también estuvieron invitados los asistentes al Centro de Día de la Residencia y de Cedros de Día. Por supuesto que no faltaron los peregrinos y los cantos para pedir posada, al igual que una piñata enorme, que costó mucho trabajo romper. Verdaderamente regresamos a nuestras mejores épocas, dándole duro y juntando los dulces que finalmente cayeron, después de una larga cola de “dale, dale, dale, no pierdas el tino…”

El último de año, Genoveva Abdala, Carmela Trigos, Emmita Estrada, Anita Orozco, Carmela Castro y Jeanette Salomón

Al inicio del año, celebramos los santos reyes, a los que les dejamos nuestros zapatos debajo del árbol. En la mañana en cada zapato había una maletita muy práctica, como para ir al club. Se abre el cierre para agrandarla y se vuelve a cerrar para guardarla. Desde luego que, además, partimos las roscas que nos preparó el personal de cocina bajo la dirección de Alex. Muchas gracias por las roscas, al igual que por las cenas de diciembre. Los niños se los sacaron Rubí Farah y Emmita Sámano. Por cierto que esta última fue muy felicitada por sus 94 años, que porta con una gran lucidez.

Jorge Sarralde dijo: ”Yo la rompo”, pero no

Con mucho agrado el personal asistió a la tamaliza que se ofreció con motivo de las fiestas, en agradecimiento a su dedicación y cariño. Todos recibieron de regalo una frazada calientita para los fríos, pero los obsequios no quedaron allí. Hubo una rifa muy emocionante con muy buenos presentes, la cual culminó con una pantalla de plasma de 32˝, que se sacó Marlene Campos, quien quedó encantada porque se va a casar.

Marlene con su televisión

Rubí Farah y Emmita Sámano, con sus niños

El último festejo de la temporada fue el del día de San Valentín, que curiosamente se llevó a cabo el día del cumpleaños de nuestra nueva presidente, Cristian Sartorius de Maffuz. Después del intercambio de cartitas y de juegos respecto al amor y la amistad, aprovechamos para darle la bienvenida, felicitarla y hacerle un obsequio.

Y los festejos siguieron, al igual que los regalos diferenciados para señor y señora. El más celebrado fue el collar con aretes, moderno y elegante. Por supuesto, se llevaron a cabo las cenas de Noche Buena y Último de Año, en las que la concurrencia fue poca, por lo que verdaderamente nos sentimos en familia, con las atenciones tan cariñosas del personal. En ambas gozamos de ricos platillos de temporada, tequilita y vino, sin faltar el espumoso para el brindis, además de las tradicionales uvas el 31 de diciembre y los abrazos de felicitación.

Cristian Maffuz y Marus Farah

Cristian Maffuz con su regalo

Claro que les recordamos que no dejen de ver la revista Baitna, en la que salen otros eventos con fotos a todo color.

En Noche Buena, Emmita Estrada, Anita Orozco, Olivia Torres y Laila Gosain. De pie, Elena Bitar y Emma Chávez

PIDO LA PALABRA Es una publicación editada por los habitantes de la Residencia Cedros de Líbano. Av. Glaciar 500. Olivar de los Padres. C.P. 01780. Delegación Álvaro Obregón. México, Ciudad de México. Tel: 5668 6068. residencia@centrolibanes.org.mx


{ LO QUE HACEMOS EN LA RESIDENCIA }

Ritmo y movimiento: ¡Sí señor!

Por María de los Ángeles Arriola, Alicia Asali, Mercedes Barroso, Elena Bitar, Paulina Carstens, Marcela Castro Villagrán, Blanca Esther Díaz, Emma Estrada, María Flores, Gloria Gutiérrez, Carmen Nader, Ana María Negrete, Jeanette Salomón, María Teresa Sánchez, Salvador Sánchez, Elizabeth Segrove, Olivia Torres, Carmen Trigos, y Carlos Trujillo, alumnos, y Víctor Manuel (Manolo) Narváez, profesor

L

a clase de ritmo y movimiento está llena de energía. Tiene como objetivo que todos los integrantes se diviertan, estén conscientes de que el movimiento es muy importante para fortalecerse a nivel psicológico y motor, desde la cabeza hasta los dedos de los pies: los dedos de las manos, el tronco inferior, el tronco superior, etcétera. Es una clase en que se ayuda sobre todo a levantar el ánimo, y a conservar siempre el estado de salud y el movimiento en todas las articulaciones. Empleamos una técnica, muy conocida y reconocida para personas de la tercera edad, en la que se maneja mucho el estado emocional, desde que se empieza a hacer el ejercicio. El profesor, primero, más que nada, debe ver exactamente las condiciones en que llegan las personas, para después empezar un Empezando el calentamiento calentamiento con movimientos muy suaves, en los cuales se hacen estiramientos, que es lo más importante. Se trata de una técnica llamada renovación articular a nivel general, para mantener la salud de personas mayores. Nos gustó desde la clase de demostración. Sabemos que el cuerpo necesita ejercicio para estar sano, por eso al entrar a la clase dijimos: Aquí me quedo. Es una clase alegre, que nos hace reír y mover todas nuestras articulaciones y todos nuestros músculos; es muy dinámica y nos divertimos mucho bailando. Nos hace movernos desde la punta de la cabeza hasta la punta del pie. Nos ha servido mucho a quienes empezamos desde la primera clase; hemos visto el avance. Incluso, les ha servido muchísimo a varias para recuperarse de sus operaciones. Ayuda a los ojos, las piernas, las rodillas, los brazos, en fin para el cuerpo.

De la clase nos gusta todo; nos encanta, me fascina. Lo que más nos agrada es la energía que nos da y la alegría, por lo que hacemos el ejercicio con mucho gusto. No nos gusta faltar, porque es para la salud física y mental. Es perfecto el nombre de Ritmo y movimiento. Nos sirve para no enmohecer Ejercitándose con ayuda de pelotas nuestros músculos, para seguir fuertes y no caernos. Además, es muy ameno cambiar de ritmo, pues se siente el baile. Nos hace bailar; pasamos de un ritmo de vals a otro de tango, a cha cha cha, a blues. Para muchos es la mejor clase de las que tenemos, la que más nos gusta, porque es muy buena para personas como nosotros. La música es preciosa, de muchos tipos, que levanta el ánimo. Aunque nos sintamos mal temprano, nada más de pensar en que vamos a tener esta clase, nos levantamos con mucho gusto para tomarla. El profesor, Manolo, es excelente para dar su clase. Nos tiene mucha paciencia. Además de ser necesario el ejercicio para nosotros, nos hace la clase tan amena, tan atractiva, que para los que nos gusta bailar, el hacer ejercicio con música se convierte en algo sumamente agradable. La disfrutamos mucho. Manolo nos pone mucho empeño a cada uno; siempre nos está vigilando, para ver cómo nos movemos, qué hacemos mal, y nos corrige. El profesor tiene mucha experiencia y mucho conocimiento; hace bailar hasta a las piedras. ¡Bravo Manolo!

El profesor Manolo con toda la clase

Obituario

Por Edgar André Estrada Flores y Edith Morales Bautista1

María Elena Miramontes Zuleta (1922-2015)

Rosa (Rosita) Sucar Joaquín (1917-2016)

José Anuar Kuri (1958-2016)

Fue una mujer admirable, muy alegre y animada, además de muy amable y cariñosa. Nos dejó un ejemplo a seguir. Era una señora que, a pesar de su enfermedad, le gustaba mucho participar en todas las actividades y, sobre todo, aprender de ellas. La recordamos pidiendo al Mtro. David la canción que dice: Aquella que va río abajo se llama Panchita... Era muy culta y se antojaba sentarse con ella a tener una plática muy amena. Fue alguien que dejó huella.

Fue una residente muy querida, muy alegre y feliz; la adulta mayor más tierna que se ha visto, de sangre muy liviana, siempre de buenas. Derrochaba amor. Daba gusto abrazarla y tenerla apapachada. Era muy cariñosa, muy amable y agradecida por cualquier cosa que hiciera uno por ella. Era una persona muy fina y muy humana. También era muy participativa en las clases que tomaba; lo que más le gustaba era pintar cuadros con jarrones y flores.

Caballero gentil, que sentía particular cariño por la Residencia Cedros de Líbano. Se le escuchaba decir: La Residencia es el proyecto más bonito del Centro Libanés. Hermosas palabras que reflejan su pensamiento.

Se notaba que educó muy bien a sus hijos, que la querían mucho y la visitaban con frecuencia. Se dio a querer por todos, no nada más por sus hijos. La extrañamos, aunque seguramente ahora Dios la abraza eternamente.

Tenía mucho carisma y era muy querida, tanto que su hija Bibi venía a verla todos los días y se pasaba con ella largos ratos. Rosita tuvo una vida muy fructífera, por lo que con seguridad está gozando de la gloria prometida.

1 Enfermeros de Elenita y Rosita

Por María Luisa de Anda

La pérdida prematura de José Anuar ha sido muy sentida en esta Residencia no sólo por su apoyo y cariño a esta casa, sino en especial porque a él le debemos la existencia de esta publicación, Pido la palabra. Muchas, muchas gracias, querido José Anuar. Cada vez que recemos en la capilla ante el Cristo que nos diseñaste, te recordaremos y te pediremos que ruegues por nosotros a Dios, pues sin duda estás muy cerca de Él en una vida mejor.


{ PARA DARNOS A CONOCER }

Autorretrato de Jeannette Guraieb Guraieb Por Jeannette Guraieb Guraieb

En la vida me ha gustado pintar. Pinté algún tiempo en porcelana, pero lo dejé porque, además de la casa y mis hijos, le ayudaba a mi marido en su negocio de importaciones. Viajamos mucho para comprar la mercancía. También viajamos mucho de paseo, en ocasiones con otro matrimonio del que éramos muy amigos. También los cuatro salíamos mucho, al cine, al teatro y a cenar. Ella cantaba y era poeta; me enseñó a leer poesía de Amado Nervo y a los poetas de la época. Teníamos un departamento en San Diego, al que íbamos a veces solos, a veces con los hijos, a veces con el otro matrimonio. Fue una época muy feliz.

Jeannette el día de su boda

N

ací en Líbano, a pesar de que mis papás ya llevaban varios años de vivir en México. Cuando Líbano era protectorado francés y los turcos estaban invadiendo, ante la situación difícil, mi padre se vino de polizonte a Veracruz. Una vez que estuvo establecido, mandó traer a mi mamá para casarse y tuvieron seis hijos. Después mi papá tuvo necesidad de ir a Líbano y nací allá por casualidad. Mis papás eran primos, por eso me apellido Guraieb Guraieb.

Mi marido nació en México de padres sirios. Su familia y la mía eran amigas. Lo conocí en una fiesta de la juventud maronita, estuvimos de novios siete meses y nos casamos. Mis primeros hijos fueron gemelos y nacieron muy chiquitos, pero se recuperaron y ahora tienen 51 años. Después tuve dos niñas más, es decir tuve cuatro hijos. Cuando llegó el hombre a la luna, aunque mis hijos eran chicos, los despertaba a ver la televisión, para que recordaran un acontecimiento tan memorable.

Regresamos a Veracruz, cuando yo tenía como tres años, para luego venirnos a México. Primero estudié con las teresianas y después fui al Colegio Francés de San Cosme, nada más que me tuve que ir a Cuernavaca con mi mamá y un hermano enfermo, porque el doctor lo había recomendado para su curación, aunque finalmente murió. En México, vivimos en el centro y en la colonia Cuauhtémoc, por donde estudié una carrera comercial, porque San Cosme quedaba lejos y no había quien me llevara.

Mi marido era ingeniero industrial y mis cuatro hijos hicieron carrera. Uno de los gemelos es economista y el otro ingeniero industrial, como su papá. Una de mis hijas es nutrióloga y la otra estudió turismo. Tengo nueve nietos, seis hombres y tres mujeres. Mi nieto mayor tiene 21 años y los más chicos tienen 15. Mi hija más chica se fue con su marido a vivir a Tehuacán, donde están dos de mis nietos. El fin de año pasado hubo una reunión de toda la familia que me dio mucha alegría y me hizo muy feliz al ver a todos reunidos.

Cuando murió mi marido, mis hijas me propusieron venir a la Residencia. Claro que ya había estado dos años en el Centro de Día y ya la conocía, así que todos estuvimos de acuerdo y me vine a la sala Trípoli. Me he adaptado muy bien y las personas que están a mi alrededor son muy lindas y cariñosas; son mis amigas. Me siento muy a gusto, porque todo el personal es muy amable. No me gusta estar sola, por lo que participo en las actividades. Me gustan mucho todas las clases, como la pintura en acrílico, aunque es diferente a la pintura en porcelana que había hecho antes. Aquí me quedaré hasta el último día de mi vida, si Dios quiere.

Jeannette

Cedros de Día Nos gusta festejar a los cumpleañeros del mes Por Julieta Vera

C

ada mes, organizamos un convivio con pastel, para festejar a los que cumplen años de quienes participamos en las actividades de Cedros de Día. Siempre es muy agradable ver que los que nos hemos hecho amigos en la convivencia, nos reunimos para desearnos sobre todo mucha salud. ¡Feliz cumpleaños con salud!

Marus nos acompañó a festejar a cuatro: Lydia Millares, Laila Lian, Paty Rioja y Malena Morales


{ TODOS PARTICIPAMOS }

Palabras del papa Francisco el lunes de Pascua*

Proporcionado por María Luisa Basila

A

yer, en el centro de Pakistán, la santa Pascua ha sido ensangrentada por un execrable atentado, que ha provocado una matanza de tantas personas inocentes, en su mayoría familias de la minoría cristiana – especialmente mujeres y niños – reunidas en un parque público para trascurrir con alegría la festividad pascual. Deseo manifestar mi cercanía a cuantos han sido golpeados por este crimen vil e insensato, e invito a rezar al Señor por las numerosas víctimas y por sus seres queridos. Hago un llamamiento a las autoridades civiles y a todos los componentes sociales de aquella nación, a fin de que realicen todos los esfuerzos para volver a dar seguridad y serenidad a la población y, de modo especial, a las minorías religiosas más vulnerables. Repito una vez más que la violencia y el odio homicida sólo conducen al dolor y a la destrucción; el respeto y la fraternidad son el único camino para llegar a la paz. Que la Pascua del Señor suscite en nosotros, de manera aún más fuerte, la oración a Dios a fin de que se detengan las manos de los violentos, que siembran terror y muerte, y para que en el mundo puedan reinar el amor, la justicia y la reconciliación. Oremos todos por los fallecidos en este atentado, por sus familiares, por las minorías cristianas y étnicas de aquella nación: Avemaría… Acuérdense, acuérdense siempre de esa bella expresión de la liturgia: ¡Cristo, mi esperanza, ha resucitado!. Deseo a cada uno que transcurra con alegría y serenidad esta Semana en la que se prolonga la alegría de la Resurrección de Cristo. Nos hará bien, para vivir más intensamente este período, leer cada día un pasaje del Evangelio en el que se habla del evento de la Resurrección. Cinco minutos, no más, se puede leer un paso del Evangelio. ¡Acuérdense de esto!

El origen de san Valentín Por Ángel Daniel Fernández Proporcionado por Alicia Gironella Ojeda

E

l emperador romano Marco Aurelio Flavio (213-270), elevado al trono como Claudio II y conocido con el sobrenombre de El Gótico, prohibió a sus soldados el matrimonio en el año 270, al considerar que los hombres casados son malos guerreros y, por tanto, habrían de servir mal a las necesidades del Imperio. San Valentín, por entonces obispo de Interamna, se opuso, invitando a las parejas de jóvenes enamorados a acudir a él para unirlos en secreto en el sacramento del matrimonio. Enterado el emperador de estas prácticas contrarias a su decreto, le hizo llamar y trató de convencerlo de su tesis, exigiéndole el cumplimiento de su mandato, o podría ser ejecutado. Valentín se negó a abjurar de sus convicciones e, incluso, trató de convertirlo a él al cristianismo. El 14 de febrero de 270, san Valentín fue apaleado, lapidado y finalmente decapitado. Cuenta también la leyenda que mientras el obispo esperaba el cumplimiento de su sentencia, se enamoró en la cárcel de la hija ciega de su carcelero, Asterius, y que gracias a su fe le devolvió milagrosamente la vista. Al despedirse, dejó un mensaje para la muchacha, que firmó: De tu Valentín.

San Valentín

Doscientos años después, el papa Gelasio instituyó la festividad de san Valentín, considerándolo santo patrón de los enamorados, lo que, andando el tiempo, daría lugar a la costumbre del Día de los Enamorados o Día de san Valentín. En la actualidad, se ha desvirtuado la fiesta de san Valentín, para convertirla en un acto mercantil que obliga a gastar en regalos.

La Pascua tiene un significado profundo Por Comunidad No Engañamos, Somos Realistas Proporcionado por Genoveva Abdala

L

a palabra Pascua (pascae en latín, pèsaj en hebreo) significa paso. En el caso de los judíos representa el cruce del Mar Rojo, es decir, el paso de la esclavitud hacia la libertad. Para los católicos se conmemora la resurrección de Cristo, es decir, el paso de la muerte hacia la vida eterna. Incluso para los ateos significa la supremacía del espíritu por sobre la materia.

¡Feliz y santa Pascua a todos! Por favor, por favor, no se olviden de rezar por mí.

queja a la búsqueda de soluciones, la desconfianza al abrazo sincero, el miedo al coraje de volver a apostar todo por amor, recoger sin vergüenza los trozos de sueños rotos a volver a empezar, la autosuficiencia a compartir el fracaso y los éxitos. Debemos hacer las paces con nuestro pasado para que no arruine nuestro presente y saber que de nada sirve ser luz, si no podemos iluminar el camino de alguien. ¡Que en lo más profundo de nuestros corazones seamos capaces de reconocer cuál es el paso que necesitamos dar para una vida plena!

* Palabras dirigidas por el papa Francisco a los fieles reunidos en la Plaza de san Pedro el lunes de Pascua de 2016.

Moisés oró a Dios y con su báculo golpeó las aguas del Mar Rojo, que se abrieron para dar paso a los judíos

Por eso en estas Pascuas deseo de todo corazón que nos animemos y demos ese paso, El que nos haga pasar de: la resignación a la acción, la indiferencia a la solidaridad, la

En el México de nuestros días, se acostumbra regalar huevos de Pascua, que se elaboran y decoran con glasé de colores o bien se fabrican de chocolate. La tradición de decorar cascarones de huevo es mucho más antigua que el Cristianismo. Los primeros vestigios que se han encontrado tienen alrededor de 60,000 años de antigüedad y proceden de Sudáfrica y Egipto. En la teología cristiana el huevo simboliza la resurección, motivo de la Pascua. Por eso se dice: ¡Felices Pascuas de Resurrección!

¿Puedes leer este cuadro en zig zag? Proporcionado por Rubi Farah

Papa Francisco

No

todo lo que

porque el que

todo lo que

muchas veces

lo que no

juzgues creas digas hagas gastes

ves oyes sabes puedes tienes

juzga cree dice hace gasta

ve oye sabe puede tiene

juzga cree dice hace gasta

es debe conviene gusta tiene

Pido la palabra No. 17