Page 199

COMPRENDIENDO LAS FORMAS TURÍSTICAS DE VIDA EN AYSÉN

ejemplo: “asado al palo patagón”) y de agricultura que se desarrolla en invernaderos. Asimismo, se encadenan hacia delante con los servicios de transporte terrestre y acuático, especialmente para transportar turistas que se movilizan a pie, así como también para transportarlos en sus visitas hacia los atractivos turísticos, por ejemplo, los servicios de navegación en el lago General Carrera, que desplazan turistas desde Puerto Tranquilo hacia las Capillas de Mármol, o los servicios de navegación marina que zarpan desde Tortel hacia los ventisqueros de Campo de Hielo Norte y Sur. En suma, los encadenamientos entre estos servicios de hospitalidad para visitantes, sean turistas o no, permiten que los beneficios obtenidos se redistribuyan en la población local, aspecto fundamental si se desea que el turismo sea una fuente de desarrollo para la región. En consecuencia, puede afirmarse que para empresarios/as y trabajadores/as de este segmento de servicios locales, el turismo es una forma de vida, que se caracteriza por ser estacionaria, flexible, cambiante y, como siempre, en constante movilidad territorial. Servicios extra-locales no residentes: turismo como negocio. La creciente movilidad terrestre que trajo la Carretera Austral, y con ella la valorización cada vez mayor del naciente “destino turístico Aysén” (Torres, 2008), trajo como consecuencia una “globalización” de los servicios de hospitalidad de la región, especialmente desde finales de la década de 1990. Como resultado, han arribado empresarios desde otras regiones de Chile y el mundo para hacer inversiones, lo cual ha significado una creciente especialización de la oferta, destinada a segmentos de turistas de mayor gasto, como los pescadores con mosca norteamericanos que consumen los servicios de los ecolodges. De esta manera, los servicios turísticos extra-locales pueden definirse como aquellos que son propiedad de personas nacidas y criadas fuera de la región, que residen en ella sólo para la estación alta de turismo. Incluyen los diversos servicios de turismo especializados cuya oferta se restringe, sin embargo, a la estación veraniega o temporada alta de turismo, después de la cual cierran sus actividades, vuelven a sus lugares de origen y regresan para la siguiente temporada. Esta es una de las diferencias esenciales que tienen las empresas de este segmento con las empresas de servicios locales, las cuales operan durante todo el año en el territorio y se adaptan a otros tipos de mercados de clientes (empresas, funcionarios públicos, gente de paso, comunidad local), generando así una cadena ininterrumpida de actividad socio-económica en las localidades. Mientras las empresas locales residentes “diseminan” durante todo el año estos beneficios en la comunidad local, las empresas extra-locales no-residentes tienen una marcada temporalidad en los aportes de sus beneficios a las comunidades locales6. En consecuencia, puede decirse que para este segmento de empresas, principalmente

“El turismo debe ser sustentable desde un punto de vista económico, social y medioambiental en el mismo momento/contemporáneamente. Desde lo económico, hay que hacer hincapié en la distribución de los beneficios generados por el desarrollo turístico”, Morani, M; Carlini, S; Uccelli, V & Brisacani, 2007, pp. 73-74. 6

199

Explorando las Nuevas Fronteras del Turismo. Perspectivas de la investigación en Turismo  

Documento del Centro de Turismo Científico de la Patagonia, sobre este importante ámbito que combina el turismo y las ciencias en Aysén.

Explorando las Nuevas Fronteras del Turismo. Perspectivas de la investigación en Turismo  

Documento del Centro de Turismo Científico de la Patagonia, sobre este importante ámbito que combina el turismo y las ciencias en Aysén.

Advertisement