Page 189

COMPRENDIENDO LAS FORMAS TURÍSTICAS DE VIDA EN AYSÉN

varios de ellos y ellas tenían en general problemas económicos para sostener el hogar, educar a los hijos y salir adelante; y en un contexto de aislamiento geográfico y hostilidad climática, aparte de las actividades del campo, no eran muchas las alternativas de empleo que podían vislumbrar en sus localidades de origen. En ese escenario, comienzan a ver que el entorno en transformación en que viven les comienza a mostrar alternativas de empleo de forma independiente. Necesidades externas a la familia: ese entorno dice relación con la llegada de visitantes y sus necesidades de alojamiento, transporte y comida. Por ejemplo en la cuenca del río Baker y en el período previo a la Carretera Austral, cuando el lago General Carrera era navegado por diversas embarcaciones que conectaban los diversos puertos y centros poblados, era característica la movilidad interna de viajeros: los visitantes eran los mismos pobladores de la cuenca, quienes, por ejemplo, desde Cochrane viajaban a caballo hasta la localidad de Puerto Guadal, para desde ahí tomar el barco que los llevaría hasta Chile Chico y de ahí hacia Argentina, donde se abastecían con víveres y provisiones para todo el año. Este viaje de búsqueda de víveres era una verdadera odisea que realizaban todos los años. En esos viajes, cuando arribaban a la localidad de Guadal, debían aguardar la llegada del barco. De vuelta, a veces tenían que permanecer en Guadal porque las condiciones climáticas no permitían seguir con el viaje. Ahí es cuando Quemel, uno de los entrevistados en la localidad de Puerto Guadal, dice que creó su negocio, al ver la necesidad de aquellos pobladores, que a veces no tenían donde dormir por la noche. Quemel, Puerto Guadal: “el pasajero que venía, la población era tan humilde que a gatas tenían sus camitas para ellos, entonces a veces imagínese cuando llegaban en la noche en la barcaza, y la gente no tenía donde dormir, ni en las casas ni nada. Entonces yo dije: la gran necesidad es hacer esto” Ante esa necesidad, Quemel fundó su “hostería” en el año 1980. En la misma localidad de Guadal, justo al frente de la hostería de Quemel y arriba del muelle donde atracaba la barcaza, María fundó su negocio de hospedaje y comidas el año 1975. Al igual que Quemel, vio las necesidades que apremiaban a los pobladores que viajaban en la barcaza y decide crear su negocio, que hasta hoy tiene instalado en la lomita que está justo arriba del antiguo muelle de Puerto Guadal. De hecho, el negocio de María se llama “La Lomita”. Tanto el negocio de Quemel como el de María combinaron desde un comienzo alojamiento y comidas para los visitantes. Varias actividades. Incluso, el negocio de Quemel tenía previamente actividades de almacén y artesanía en cuero, esta última la actividad principal de su actual negocio. Por la misma época que Quemel y María, en la ribera norte de lago General Carrera, en Puerto Bahía Murta, en el año 1979 Jacinta también creó su negocio, primero de comidas, y posteriormente de alojamiento. Esta pobladora patagona también hizo surgir su negocio con los pasajeros de la barcaza, que llegaban al antiguo muelle de Bahía Murta (hoy clausurado) ya fuera embarcando para ir a comprar víveres a Chile Chico, o bien embarcando hacia el poblado de

189

Explorando las Nuevas Fronteras del Turismo. Perspectivas de la investigación en Turismo  

Documento del Centro de Turismo Científico de la Patagonia, sobre este importante ámbito que combina el turismo y las ciencias en Aysén.

Explorando las Nuevas Fronteras del Turismo. Perspectivas de la investigación en Turismo  

Documento del Centro de Turismo Científico de la Patagonia, sobre este importante ámbito que combina el turismo y las ciencias en Aysén.

Advertisement