Page 1

El Centro w Año 1

w Edición 2

w Diciembre 2015

“El acuerdo no garantiza la paz y estimula nuevas violencias”:

Uribe

EDICIÓN NACIONAL

Los lunares del Presupuesto General 13

Cese bilateral, el claroscuro del proceso de paz 4

“¿Estuve preso o secuestrado?”, coronel Plazas El coronel (r) Alfonso Plazas Vega es un hombre recio. Los más de ocho años que estuvo preso no minimizaron su carácter, por el contrario, lo fortaleció y así como en ese noviembre de 1985 le dio la batalla al M-19 para retomar el Palacio de Justicia, hoy terminó su guerra por su libertad./8 y 9

La noche en que Armero desapareció

6

Los falsos testigos hacen metástasis 11

Demostraremos la capacidad que tenemos de gobernar: Zuluaga 2


Entrevista

Ó

scar Iván Zuluaga sabe que hizo bien la tarea, esa que representaba el reto de asumir las primeras elecciones regionales del Centro Democrático en su primer año de existencia. Y no es para menos. En los pasados comicios el Centro Democrático pasó de no tener representación regional a lograr tres gobernaciones, 151 alcaldías, 34 diputados y 564 concejales. En diálogo con El Centro, Zuluaga dijo que el reto que tiene la colectividad es acompañar a los candidatos y demostrar que el Centro Democrático es un partido comprometido con la gestión de gobierno y con el cumplimiento de las propuestas a la comunidad. ¿Cuál es el balance del Centro Democrático en estas elecciones? El punto de partida es que nosotros no teníamos ninguna representación regional. Son nuestras primeras elecciones y en ese sentido los resultados son importantes y tener ya estructura propia con más de 151 alcaldes, 34 diputados, cerca de 564 concejales, una gobernación propia y la participación en varias ciudades capitales, nos permiten mostrar un partido que ya es una alternativa política para el país y va configurándose en cada una de las regiones del país, es nuestra base e iniciar un proceso política de esa forma es muy alentador. ¿Qué aspectos positivos se deben resaltar de las primeras elecciones regionales del partido? Lo primero es poder tener estructura política en todas las corporaciones de elección popular. Lo segundo es que hicimos una campaña basada en propuestas y eso motiva mucho al ver que hay un respaldo a las tesis que promueve el Centro Democrático. Lo tercero es que hicimos campañas muy austeras desde el punto de vista económico frente al desbordamiento de recursos, la mermelada, la manipulación, la trampa, el uso indebido de recursos lo que le da mucho más solidez al esfuerzo que nosotros hicimos. Destaco también que fue un espacio para hacer renovación política, personas que por primera vez aparecían en la elección popular tuvieron un espacio en el partido, eso demuestra que es un partido comprometido con la renovación política y los nuevos liderazgos, en eso el Centro Democrático se constituye en una alternativa para el país con una forma de hacer política distinta a la de todos los otros partidos tradicionales y con una coherencia en su actuar y discurso político. ¿Cuáles son los aspectos a me-

Diciembre de 2015 El Centro

2

Acompañaremos a los electos para que cumplan lo prometido: Zuluaga jorar en la colectividad, luego de la evaluación de los resultados electorales? Son muchos. Lo primero es que hay que revisar el tema de los estatutos porque hay grandes rigideces; lo segundo, el tema del financiamiento es un limitante grande para nosotros, tendremos que estudiar fórmulas muy ingeniosas de financiación para poder dar un gran apoyo; lo tercero, el tema electoral, la debilidad nuestra en el tema de testigos, de control electoral hace que se le quite transparencia al proceso porque detectamos muchas anomalías en los procesos electorales en muchas regiones; tenemos que revisar muy bien el tema de listas cerradas porque en criterio de muchos líderes eso desmotivó el trabajo y concentró la acción política en pocos; hay que revisar las conformaciones de las estructuras políticas regionales, tuvimos muchas diferencias a lo largo de todo el proceso y eso se tradujo en dificultades para poder tener un proceso organizado con candidatos fuertes que nos presentaran como alternativa política. En los casos específicos de las alcaldías de Medellín y Manizales, ¿qué cree que sucedió? Teníamos mucha esperanza en ganar esas dos alcaldías, muy buenos candidatos con buen desempeño en las campañas, con conocimiento de experiencia política y lamentablemente no logramos el resultado que queríamos. En Medellín vimos que todos se unieron en contra nuestra y en Manizales se vio un gran poder del dinero que afectó al final mucho el resultado político que buscábamos en la ciudad. ¿De qué forma el Centro Democrático acompañará a los nuevos servidores públicos y gobernantes territoriales de la colectividad? Ese es un compromiso muy importante, estamos pensando en el partido en disponer de una unidad de apoyo para que todos nuestros candidatos elegi-

dos tengan el acompañamiento del partido, se garantice el cumplimiento de lo que el partido ha exigido: transparencia, austeridad en el uso de los recursos público burocráticos, la realización de procesos de rendición de cuentas y talleres y consejos comunitarios que mantengan la credibilidad ciudadana en un gobierno del Centro Democrático. Apoyarlos en la estructuración de los equipos de trabajo, en el cumplimiento de los programas que le planteamos a la comunidad, en la elaboración y estructuración de proyectos y en el seguimiento ante entidades públicas de orden nacional y departamental para lograr buen cofinanciamiento y optimizar el uso de los recursos. El gran reto que tiene el partido es ese, acompañar a los candidatos y demostrar que es un partido comprometido con la gestión de gobierno y con el cumplimiento de sus propuestas a la comunidad. ¿Cuál es la proyección del partido a futuro? Bueno ahora vienen las elecciones del 2018, nuestros alcaldes, donde ganamos, nuestros gobernadores con los con-

cejales y diputados a mostrar una bancada y un partido sólido, proyectar la imagen que se ha venido construyendo desde el Congreso de la República, demostrar con los candidatos que fueron elegidos la capacidad que tiene el Centro Democrático de gobernar y eso proyectarlo, que debe ser primero en las elecciones al congreso al 2018 y luego las presidenciales. Nosotros somos una alternativa de poder en Colombia y este ejercicio de gobierno que vamos a hacer y de acompañamiento a nuestros candidatos elegidos va a servir para demostrar la capacidad que tiene el partido para crecer electoralmente y convocar a un número muy grande

de colombianos a las elecciones para el Congreso en 2018. Por último, ¿qué anécdotas le quedan de esta campaña? Quedan muchas porque son diferentes procesos desde que iniciamos, la conformación de consultas, el proceso de recibir hojas de vida, depurar las hojas de vida, el otorgamiento de avales que fue un proceso muy intenso donde se ven todo tipo de situaciones y luego el acompañamiento a los candidatos y finalmente el resultado electoral, no tendría una en particular sino que creo que es unas facetas de reacciones de situaciones que varían mucho de región a región y tal vez la gran lección es esa, cómo la elección es diferente en cada municipio, en cada departamento, en cada región del país y tiene particularidades propias en sus procesos en sus candidatos, en los sentimientos, en las formas de hacer las campañas y eso queda como una gran lección para el partido. Un proceso de aprendizaje como partido someter una estructura nueva a un proceso de esta magnitud de unas elecciones tan complejas y difíciles como son las elecciones regionales y más cuando somos oposición, estamos muy restringidos en recursos económicos, en acceso a fuentes de financiamientos y en acceso a medios de comunicación.


ENTREVISTA

Diciembre de 2015 El Centro

3

Centro Democrático ganó 3 gobernaciones, 151 alcaldías, 34 diputados y 564 concejales en las elecciones regionales

B

ogotá, 6 de noviembre de 2015 (CD). El Partido Centro Democrático, con un año de existencia, pasó de no tener ni una gobernación, alcaldía, concejal, diputado ni edil a tener tres gobernaciones, 151 alcaldías, 34 diputados y 564 concejales en las elecciones regionales. Con ello, la colectividad empezó a consolidarse desde las estructuras territoriales. De las tres gobernaciones alcanzadas, una es propia, Casanare, con Alirio Barrera, quien obtuvo 85.500 votos, gracias al sentimiento uribista de este de-

partamento. También obtuvimos la gobernación del Tolima, en coalición con otros partidos, ganando Óscar Barreto. El partido también hizo alianza con Sigilfredo Salazar en Risaralda, quien ganó la gobernación. Aunque el partido no ganó la gobernación de Antioquia, logró ser la segunda votación en el departamento con 611.207 votos para Andrés Guerra. Así mismo, en la Gobernación de Meta, Hernán Gómez obtuvo la segunda votación con 113.207 votos. En coalición para la Gobernación de Cundinamarca obtuvimos 360.092 votos; en la Gobernación de Valle del Cauca 355.321 votos, y en la Gobernación del Cesar 178.174 votos. Alianzas y acuerdos programáticos

151

alcaldías

Atlántico

Hoy contamos con 151 alcaldías, de las cuales 83 son propias y 68 en alianzas. Estas son:

Bolívar

Propias Amazonas

Leticia Puerto Nariño

Antioquia

Amagá Anzá Bolívar Caicedo Concordia Concepción Guatapé Liborina Nariño Puerto Triunfo Sabaneta San Rafael San Vicente Sonsón Titiribí Valparaíso Betania Rionegro Turbo y Marinilla

Arauca

Saravena

Boyacá

Panqueba Guacamayas San Mateo Chita Sativa Norte Iza Pachavita Cómbita Quípama La Victoria Otanche Chiscas Monguí Almeida Tenza La Uvita

Caldas

Pensilvania Marquetalia Marulanda

Caquetá

Florencia San Vicente

Cesar

Aguachica

Cundinamarca

Albán Carmen de Carupa La Palma Cáqueza Gama Medina San Juan de Rioseco Sutatausa Tenjo Tocancipá Nilo Agua de Dios Viotá Vergara Zipaquirá.

Huila

Isnos Acevedo Suaza

Meta

El Calvario Puerto López Cubarral San Juan de Arama Guamal

Pamplona Norte de Santander Herrán Arboledas California Rionegro San Vicente de Chucurí Santander El Playón Matanza Aratoca Concepción Herveo Tolima Alpujarra Valle del Cauca Vichada

Toro Buga Puerto Carreño

Caldas Cauca

Córdoba

Cundinamarca

La Guajira Magdalena

Palmar de Varela María La Baja Arjona Achí Altos del Rosario Cantagallo Cicuco Magangué Pinillos Santa Catalina Santa Rosa Simití Talaigua Zambrano San José Samaná Miranda Puerto Tejada Villa Rica Chinú Pelayo San Andrés Sopla Viento San Bernardo Madrid Bojacá Lenguazaque Nemocón Quipile Sesquilé Tabio Fonseca Zona Bananera Ciénaga

Norte de Santander

Ocaña Los Patios Villa del Rosario Labateca

Santander

Bucaramanga Floridablanca Girón Cerrito La Belleza Puerto Wilches San Gil Don Joaquín Miranda Simacota Suaita Tona Vetas Pinchote.

Sucre

Tolú San Benito Sincé

Tolima

Anzoátegui

Valle del Cauca

Cali El Águila La Unión Tuluá Sevilla Dagüa Guacarí Yumbo Ulloa Riofrío.

Nariño

La Unión Guachucal

Cinco del total de las alcaldías son en ciudades capitales; entre las propias están Leticia en Amazonas, Puerto Carreño en Vichada y Florencia en Caquetá. Las dos en alianza son la ciudad de Cali, Valle del Cauca y Bucaramanga, Santander.

C

abe resaltar que los candidatos del Centro Democrático a las diferentes alcaldías propias del país tuvieron en total cerca de 1.500.000 votos. En Bogotá, con Francisco Santos, obtuvimos 327.852 votos, mientras que Juan Carlos Vélez obtuvo 235.600 votos. Igualmente en Antioquia, la colectividad fue el partido que más alcaldías consiguió con un total de 20. En cuanto a las Asambleas departamentales logramos 34 diputados, sumando más de 1.200.000 votos en todo el país, destacándose el departamento de Antioquia, donde hoy contamos con 7 diputados, siendo la primera fuerza política con la mayoría de curules de esta colegiatura. Contamos con 564 concejales en todo el país, de los cuales 37 son de ciudades capitales. En Bogotá alcanzamos 6 escaños y en Medellín 6. (Estas cifras están sujetas a los resultados de las comisiones escrutadoras). Asimismo, en las Juntas Administradoras Locales el partido obtuvo 684.712 votos y por ende, se está definiendo el número de ediles.


Informe

Diciembre de 2015 El Centro

4

“El acuerdo no garantiza la paz y estimula nuevas violencias”: Uribe

L

a presentación del acuerdo sobre víctimas del conflicto y la jurisdicción especial para la paz en el marco del proceso de La Habana, representa un riesgo para el país, debido a que va a generar más violencia. Así lo manifestó el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, quien salió al paso del contenido del acuerdo, del que manifestó que “si a mí me dijeran que este acuerdo es necesario para la paz y que solamente se le aplica a las Farc, no a las Fuerzas Militares, no a las Fuerzas Armadas, ni a los civiles; si a mí me dijeran que a los responsables de delitos atroces van a tener castigo carcelario, así sea sentencias reducidas; si a mí me dijeran que no van a admitir la conexidad del narcotráfico, del secuestro de soldados y policías, del asesinato de soldados y policías en combate con el delito político; uno diría: ‘bueno aceptemos este acuerdo’”. Sin embargo, enfatizó que “pero imagínese usted el responsable de atrocidades, va, la confiesa, lo juzgan y le dicen: ‘como usted reconoció la verdad, entonces usted no tiene castigo y de acuerdo con el artículo 36, usted tiene todas las posibilidades de elegibilidad política’”. Insistió que “ahora, todos queremos La Paz, pero lo grave es que esta paz se construya sobre el estímulo a nuevas violencias que surgen de la falta de castigo a los responsables de atrocidades y que surge de la elegibilidad política”. Al hacer referencia precisamente al tema de la elegibilidad de los guerrilleros, que quedaron habilitados para participar en política pese a sus delitos, el expresidente Uribe anotó que “eso se deriva muy claramente del artículo 32. Es un artículo corto, espere que yo lo estuve revisando esta tarde, el artículo de elegibilidad es el 36 del acuerdo. Usted encuentra allí que sin restricciones a todos los que se sometan a esto pues tendrán derecho a la elegibilidad y no importara para ello que hayan sido responsables de delitos atroces Según el senador Uribe este acuerdo generará más violencia, en la medida en que representa un mal ejemplo para el país. Por esta razón, el expresidente

“La falta de castigo lo que hace es promover nuevas violencias y no se le exige a la Farc entregar sus cuantiosas sumas de dinero para reparar a las víctimas”. Cese bilateral, el claroscuro del proceso de paz Decretar un cese bilateral al fuego ya comenzò a tomar fuerza, luego que el Gobierno y las Farc acordaron el punto de las vìctimas y la justicia transicional. Sin embargo, este anuncio ha generado dudas y rechazo en diferentes sectores políticos, teniendo en cuenta que los expertos señalan que no están dadas las condiciones de concentración y entrega de armas, para poder tomar una decisión en este sentidol. El experto en temas de seguridad Jhon Marulanda afirma que buscar un cese bilateral al fuego es un anuncio efectista e irreal. “La definición de un cese al fuego lo único que demuestra es la ansiedad y la angustia del presidente Santos por terminar una tarea en la que se ha empeñado y donde ha puesto toda la carne en el asador”. Añadió que de logar decretarlo “este anuncio va a ser celebrado por Iván Cepeda, por Piedad Córdoba, por todos los amigos de la Paz y por los ingenuos que creen que las Farc olvidaron su lucha y se van a convertir en sinónimo de ejemplares ciudadanos, cuando son narcotraficantes”. Entre tanto, el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel, dijo que para el país sería nefasto decretar este cese al fuego. “Un cese al fuego bilateral sin concentración de la guerrilla en uno o varios sitios, sería repetir la nefasta experiencia que vivió Colombia durante los diálogos de paz del presidente Belisario Betancur, el país recordará cómo en ese entonces se acordó un cese al fuego bilateral que implicó la parálisis de las Fuerzas Militares, prácticamente su acantona-

miento, mientras la guerrilla continuaba a lo largo y ancho del país desdoblando sus frentes, multiplicando los enrolamientos, el reclutamiento y armándose y ocupando cada vez más territorio y oprimiendo cada vez a más sectores de la población”. Desde la óptica de los militares, el general (r) Néstor Ramírez, presidente del Cuerpo de Generales y Almirantes de la Reserva Activa, señaló que quienes deben hacer esfuerzos para el cese de todas las acciones criminales son las Farc y no el Estado. “El mayor esfuerzo lo tienen que hacer los detractores armados y no el Estado. ¿Por qué los detractores armados? Porque ellos deben dejar de disparar, no es sólo el fuego, porque el hecho de disparar es apenas una partecita de la combinación de métodos de lucha, además como parte de esa combinación de formas de lucha están las actividades que están empleando para la toma del poder”, cuestionó. El analista Jairo Libreros dijo que “cuando ellos piden una tregua, que es el mismo cese bilateral al fuego, pero sin verificación y sin concentración, el mensaje es absolutamente claro, necesitan tiempo y libertad de acción en el campo colombiano para mover armas, dirigentes importantes y muy seguramente dinero”. Por su parte, el senador Rangel insistió en que este grupo plantea una tregua bilateral sin condiciones con el fin de no estar obligado a concentrar todos sus hombres y todas sus armas en un lugar del país. “La propuesta de tregua no es una propuesta inocente, ni de buena voluntad, es una propuesta tramposa”, dijo.

manifestó que “¿y entonces qué va a pasar? Es un mal ejemplo, eso genera nuevas violencias y eso afecta a las víctimas, porque el principal derecho del pueblo colombiano como víctima es el derecho a la no repetición y cuando hay mal ejemplo y se impulsan nuevas violencias, nuevos grupos violentos, reincidencias en la violencia, entonces no se garantiza el derecho a la no repetición. Y tampoco en favor de las víctimas se le ha exigido a las Farc entregar sus fabulosas sumas de dinero para repararlas”. Añadió además que tal y como fue presentado el documento en La Habana por parte de las Farc, los negociadores del Gobierno y los representantes de las víctimas tiene ambigüedades que se deben analizar con detenimiento, debido a que se están tomando a todos los colombianos como parte del conflicto de más de seis décadas. En este sentido, el exmandatario dijo que “pero, además queda muy ambigua, esto tiene temas sumamente ambiguos, estimados amigos. Por ejemplo, somete aquí a los civiles y a los militares a esta misma jurisdicción, que no tendría porque someterlos porque los civiles no han sido parte del conflicto. Los civiles han sido, la población colombiana ha sido víctima del terrorismo”.


INFORME

Diciembre de 2015 El Centro

5

Cuestionó además que se está dando un mismo tratamiento judicial a los terroristas de las Farc, a los militares y a los civiles, rasero que no debería mantenerse. “Y por qué ponen en pie de igualdad a las Fuerzas Armadas con el terrorismo, cuando el terrorismo ha tenido el designio de delinquir y las Fuerzas Armadas el compromiso de proveer por la seguridad de los colombianos y por la defensa de la soberanía”, anotó y comentó que “entonces no les va a quedar más camino que reconocer delitos que no cometieron para evitar irse a la cárcel”. Agregó además que “entonces los ponen en igualdad de condiciones y dicen: ‘militares se me someten a este acuerdo’, pero enseguida dicen, de manera que uno no entiende, creando una especie de ambigüedad, que les darán un tratamiento independiente y equilibrado, sin embargo sometidos a esta misma jurisdicción que crean para las Farc”. Sobre el juzgamiento de los militares, el exjefe de Estado insistió en que “no hay garantías” y explicó que “se dará amnistía e indultos solamente a los delitos conexos con el delito político. Pero es que conexos queda el secuestro de los militares con la disculpa de que sea en combate; conexo queda el narcotráfico. Esto es muy grave” y añadió que “mi lectura llega a la conclusión de que primero dejarían de ser víctimas porque dirían que las Farc no los secuestro sino que fueron aprehendidos en combate y, segundo, para ser víctimas tendría que haberse presentado el agravante de la tortura”. Al referirse a los demás delitos que no son amnistiables ni indultables”, Uribe comentó que bastará que el grupo terrorista reconozca ese delito para que el tribunal, al aplicarle sentencia, le diga no, yo no lo castigo, simplemente vamos a discutir aquí una restricción de su residencia durante unos años y de su movilidad y –expresamente- dice el artículo 60 que no habrá castigo”. Por lo anterior, reiteró que “a los militares y a los comandantes militares los ponen en el mismo nivel de los cabecillas de la guerrilla. Entonces como los comandantes militares tienen la competencia de garantizar la seguridad del país, les van a decir ustedes tienen que demostrar esto para no ser responsables de violaciones de DD.HH. Y cuando la guerrilla hace lo contrario que es delinquir, a los cabecillas de la guerrilla les van a dar la posibilidad de decir que ellos no fueron los responsables de las atrocidades. Pero dará lo mismo porque responsables o no de atrocidades les bastará reconocerlas para que no los castiguen y para que les den elegibilidad política”.

Impunidad Para el senador Uribe es claro que este acuerdo está hecho a la medida de la guerrilla, porque los va a terminar beneficiando en materia judicial y garantizará la impunidad. Así, el exmandatario anotó que “de manera contraria a la Constitución se sustituye la justicia colombiana para absolver a la Farc, para evitarle el castigo y para crearles más riesgos a los militares y a los civiles de Colombia”, y recordó que “por ejemplo, en el artículo 60 de facilita a las Farc no tener castigo. Si las Farc va y dice: mire, que ellos cometieron la masacre de Bojayá, dicen que la cometieron porque allí había paramilitares, porque estaban combatiendo al Ejército, pues entonces váyanse para la casa, no hay castigo. Eso se deduce muy fácilmente de la lectura del artículo 60”. “Y en cuanto a las víctimas yo creo que hay dos temas muy graves: cuando no se castiga al responsable de delitos atroces, entonces no se la garantiza a las victimas el derecho de no repetición. Porque la falta de castigo lo que hace es promover nuevas violencias y no se le exige a la Farc entregar sus cuantiosas sumas de dinero para reparar a las víctimas”.

Los interrogantes que deja el plebiscito ¿Qué pasará con los acuerdos en caso de que gane el No? ¿De ganar el Sí serán vinculantes? ¿Cuál es el riesgo que tiene de caerse en la Corte Constitucional?, son algunas de las preguntas que quedan tras su aprobación. A pesar de que fue explicado por el Gobierno intensamente durante las últimas semanas en su trámite y aprobación en el Congreso de la República, la Ley Estatutaria del Plebiscito por la Paz deja varios interrogantes sobre su futuro desarrollo. ¿Qué pasará con los acuerdos entre el Gobierno y las Farc en caso de que gane el No? ¿Cuál es el riesgo que tiene esta ley estatutaria de caerse en la Corte Constitucional? ¿Cumplirá los tiempos necesarios para ser convocado? ¿De ganar el Sí legitimará los acuerdos alcanzados con las Farc? ¿Habrá garantías para quienes promuevan el No? El Centro le consultó estas preguntas a destacados expertos y analistas políticos del país para saber qué se puede esperar en materia de refrendación y desarrollo de este proceso. Para Fernando Giraldo García, doctor en Ciencia Política de la Universidad de La Sorbona, el carácter vinculante del plebiscito va depender mucho de la forma en que se plantee la pregunta por parte del Gobierno. “Si la pregunta dice: ¿Está de acuerdo o no con los contenidos de todos los acuerdos?, si la gente dice que no, se supone que se cae todo el proceso como ha sido acordado. Lo cual no quiere decir que el proceso de paz termina porque el proceso de paz puede continuar retomando esas discusiones, lo que pasa es que el Gobierno ya pierde mucha legitimidad”, explicó Giraldo. Sin embargo, el politólogo dijo que si la pregunta dice: “¿Está usted de acuerdo en lo fundamental, o que se llegue a un acuerdo con las Farc sin vincularlo al contenido de la agenda y el desarrollo de la misma?, no necesariamente se cae porque la

nitivos entre el Gobierno y las Farc, por tanto, en realidad las fechas que son determinantes para el plebiscito no son las de los plazos que tiene que cumplir en la Corte Constitucional, sino los que están relacionados con la firma de los acuerdos”, precisó Nieto. Garantías

gente puede negar un acuerdo con las Farc en los términos que se da hoy, pero no necesariamente cree que todos los puntos se caerían”. ¿Inconstitucional? En cuanto a los riesgos de que la Corte Constitucional declare inexequible la Ley Estatutaria, el abogado y exasesor de la Asamblea Nacional Constituyente, Juan Manuel Charry Ureña, señaló el umbral como el asunto más delicado que debe evaluar el Alto Tribunal. “De fondo vienen unos temas delicados. La proporcionalidad o razonalidad de la medida en el sentido de bajar la mayoría del 50 por ciento del censo electoral al 13 por ciento, si es proporcional o si fue desproporcionada la reducción del umbral” indicó. Al mismo tiempo consideró que el carácter vinculante de la Ley, debe revisarse a fondo por lo magistrados. “Establecer cuáles son los efectos de que sea vinculante. Si es que queda obligado el Congreso a tramitar las leyes, si es que los acuerdos contienen algunos elementos de carácter obligatorio. Yo creo que una aparte no quedó clara y amerita un análisis de constitucionalidad muy detenido”, manifestó Charry. Otros juristas creen que darle un efecto vinculante al

plebiscito lo acercaría más a una consulta popular, lo que desnaturalizaría el mecanismo, haciéndolo inconstitucional. Los tiempos El llamado a elecciones es otro punto de incertidumbre en la medida que el Presidente ha dicho que convocará el plebiscito poco después de firmados los acuerdos para lo cual dio plazo hasta el 23 de marzo de 2016. En este sentido es difícil que el plebiscito logre estar listo para esta fecha debido a que debe superar el trámite en la Corte que, entre plazos de comentarios ciudadanos, concepto de la Procuraduría y fallo, se llevaría en promedio de cuatro a cinco meses. Esto sin contar la búsqueda de los recursos por parte de la Registraduría y la logística para realizar unas elecciones nacionales, lo cual podría demorar dos meses más. En este tema, el exviceministro Rafael Nieto Loaiza sostuvo que lo fundamental para poner en marcha un plebiscito es la firma integral del acuerdo de justicia, ya que el Gobierno, tras haber hecho este anuncio en septiembre pasado, este en realidad no se ha cerrado. “El plebiscito no se puede llevar adelante sino después de que hayan acuerdos defi-

Las garantías para hacer campaña por el NO también están en discusión a pesar de que la reforma dice que se dará igualdad de participación en los medios de comunicación a quienes promuevan la votación en este sentido. Al respecto, Marcela Prieto Botero, politóloga y directora del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, expresó que, al ser el Gobierno el promotor del mecanismo de participación, genera desequilibrio en la intención de voto. “En realidad es que cuando quien está promoviendo el plebiscito es el Gobierno, y quien tiene que hacer las campañas de pedagogía es el Gobierno, evidentemente ahí hay un desequilibrio grande porque la pedagogía es a favor del plebiscito. Aquí es muy fácilmente manipulable en términos de que promover la respuesta del SÍ o el NO, pues será muy fácil llevarlo a los términos de guerra o paz, por tanto un colombiano que tenga que es escoger entre las dos, dirá paz”, señaló. Este es el tercer intento del Gobierno para contar con los mecanismos que le den validez jurídica y política a los acuerdos con las Farc. El primero fue el Marco Jurídico para la Paz que contenía las reglas para la aplicación de una eventual justicia transicional y que fue aprobado por el Congreso en 2014. El segundo fue la ley estatutaria de un referendo por la paz, que pasó en el Congreso en el 2013 y que buscaba que los colombianos decidieran si aprobaban o no lo acordado con la guerrilla punto por punto. Ninguno de los dos se usó y se espera que el plebiscito sea la figura que finalmente cumpla esta finalidad.


Actualidad

E

Diciembre de 2015 El Centro

6

La noche en que Armero desapareció de la faz de la tierra

l mundo recuerda las tragedias del volcán Vesubio que sepultó las ciudades antiguas de Pompeya y Herculano en el año 79 DC; la erupción en agosto de 1883 del Krakatoa, cuya explosión liberó una energía de 200 megatones volando en pedazos varias islas al este de Java y, en Colombia, no se ha podido olvidar aquel miércoles 13 noviembre de 1985, cuando el reloj marcaba las 9 y 30 de la noche de un día caluroso como el infierno, donde -a lo lejos- los árboles de almendros y caracolí se mecían intranquilos como si trataran de anunciar el horror que viviría la población de Armero aquella noche ante la furia de la naturaleza, que terminó en minutos desapareciendo bajo el lodo la vida de más de 28 mil habitantes que perecieron en la avalancha más grande en la historia del país. Aquel día 13 pasó como cualquier día del año, aunque el volcán del Ruíz había rugido en los días anteriores y por sus chimeneas se habían visto algunas expresiones de sus fumarolas, la vida transcurrió de manera cotidiana. Así lo advirtieron en sus testimonios centenares de sobrevivientes que, aunque aquellos días habían escuchado las advertencias del párroco de una erupción del volcán, nunca pensaron que los calores y el fuego imperecedero del centro de la tierra, esa noche, terminarían por arrojar millones de toneladas de lodo, piedra y lava que terminaron rodando montañas abajo y encontraron vía libre en el lecho del Río Lagunilla, que arrastró a su paso a todo un pueblo que en su momento fue conocido como la capital blanca de Colombia. Hoy, 30 años después algunos de los sobrevivientes siguen dispuestos a reconstruir la historia de aquel pueblo emprendedor del que solo quedan cuentos de una época en que se movía el dinero y los negocios. Sin embargo, queda el recuerdo imperecedero de las imágenes de los sobrevivientes encima de los techos y muros que quedaron en pie en medio de la muerte que se paseó por calles, iglesias y hospitales y el estupor de todo un país que recibía la información de los primeros grupos de socorristas que llegaron hasta el sitio. Pocos pensaron que semejante horror fuera posible. Sólo un puñado de habitantes, cuan casandras tropicales, alcanzaron a huir del

pueblo azuzados por el miedo, los leves temblores, las cenizas, el agua llena de lodo, y las invasiones de cucarachas, que interpretaron como nefastos presagios de una catástrofe aún por venir. Colombia sintió, por primera vez en el siglo XX, el golpe de una tragedia de las magnitudes de la que se vivió esa negra noche mientras la radio disparaba noticias en medio de transmisiones interrumpidas, emitidas por los “Radioaficionados” que con sus equipos registraban las comunicaciones de las primeras aeronaves que surcaron el cielo, desde donde divisaron a los primeros sobrevivientes de esa interminable noche en que desapareció todo un pueblo, y anunciaron la desaparición de Armero. Abundan los retratos sobre aquel fatídico episodio y los archivos de los periódicos guardan las miles de fotografías, entre ellas las de Omaira, la pequeña que nos arrugó el corazón y que en su rostro el mundo conoció la tragedia de la avalancha de Armero y la suya propia, en medio de su lucha y el deseo de vivir hasta el último minuto en que se le escapo la vida, aprisionada por el lodo y el frío que precede a la muerte. Fue tal el impacto de la avalancha del Nevado del Ruíz que el país, que se sacudía entre la incertidumbre y el terror causado por los dos días de violencia desatados por la guerrilla del Movimiento 19 de abril (M-19), durante la toma del Palacio de Justicia, que terminó con la masacre de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado, un centenar de civiles algunos ajusticiados por los insurgentes y otros alcan-

zados por el fuego cruzado entre el ejército y la guerrilla y un número indeterminado de desaparecidos, paso a un segundo plano para atender a los damnificados que se contaban por miles en las montañas y planicies del Tolima, donde pedían a gritos la atención médica y el rescate de sus familiares. Días después se diría que al presidente Belisario Betancur lo salvó el Volcán del Ruiz, pues rápidamente la atención sobre la tragedia ocasionada por la naturaleza cobró el protagonismo de los medios que apenas unas horas antes buscaban datos e información sobre el teatro de guerra montado el centro neurálgico de Bogotá, donde la justicia vivió la asonada más dramática de la historia republicana del país. Colombia recibió rápidamente al grito de S.O.S., el apoyo internacional siempre dispuesto a prestar una ayuda en los momentos de adversidad, helicópteros y aviones llegaron desde Japón, Estados Unidos, Alemania y Holanda, por nombrar apenas unos pocos, cargados de frazadas, colchonetas, carpas, alimentos, material médico y quirúrgico para hacerle frente a la magnitud de la tragedia. Por esos días, Colombia vivió la peor vigilia de la cual hoy tengamos memoria. Todo el país se movilizó hacia Armero miles de médicos y rescatistas llegaron hasta la zona acompañados de reporteros venidos de todos los lugares del mundo, atraídos por el hecho y las historias que después serían interminables y que por semanas ocuparían las páginas de importantes diarios nacionales e internacionales. Tres décadas han transcurrido.

Miles de muertos de ese día reposan en paz, mientras muchos otros siguen buscando a sus familiares y seres queridos que la implacable vida les arrebató la noche de tragedia, que luego se extendió por varios días y que acalló otra tragedia, donde el país perdió la justicia a manos de una guerrilla desesperada y hoy aún no logra desandar los pasos para entregarle la verdad a una Colombia a la que le resulta difícil horrorizarse con los miles de muertos de otra desventura con la que carga a diario y que ya cumplió su mayoría de edad. Mucho de lo que pasó en Armero se conoce por los relatos de los sobrevivientes. Otros simplemente quedaron en el olvido que hoy, al desempolvarlos, nos llevan a encuentros que se dieron entre madres, hijos y hermanos años después cuando ya los habían dado por muertos. Aún hoy recuerdo los comunicados y cables de la radio como si fuera ese 14 de noviembre en la mañana y me embarga la nostalgia que muchos pudieron haber sentido aquellos días de duelo nacional. Hoy pasa por mí memoria, como en una película, los fotogramas de árboles derrumbados en una gran mancha que luego de los años ha comenzado a reverdecer por la fuerza de la naturaleza y la fertilidad de la tierra volcánica que ayer sembró de muerte los campos y las calles de Armero. Nada resulta más trágico que el ver el dolor de los niños y el esfuerzo de las madres heroicas en aquellos momentos en los que falta el aliento, donde las mujeres arma-

das solo con su valentía, enfrentan los momentos más aciagos. Valentía como la de la magistrada Fanny González Franco que en los momentos agónicos de la toma del Palacio de Justicia se atrevió a decir a través de un teléfono palabras que todavía taladran los oídos de Colombia, “Por voluntad de Dios y autoridad de la ley vine a la Corte a administrar justicia en nombre de la República de Colombia, no a llorar ni a pedir Clemencia, Dios está conmigo y me ayudará a conservar mi dignidad de magistrada. Sí es designio que yo muera para que se conserven inmaculadas las instituciones jurídicas y vuelva la paz a Colombia; entonces que Dios, el Presidente y las Fuerzas Armadas salven la patria, muero pero no me doblego”. Pero como siempre la vida sigue su curso y no falta quienes dirán que en Armero pasó lo que tenía que pasar. Quizás, si las autoridades y las gentes hubieran escuchado al párroco, la tragedia habría sido menor, pero la fuerza implacable de la naturaleza no da espera y ya estaba signada para ese 13 de noviembre. Los que a esas horas estaban en el billar, en las tiendas, en las puertas de sus casas visitando a sus novias, los que se encontraban en la plazoleta central cuando la avalancha se les vino encima sin mediar tiempo para correr quedaron, como los carros, atascados y cubiertos por el pesado fango al igual que las viviendas lujosas y humildes. No fue fácil la tarea de los días siguientes y al país le costó despertarse de aquel letargo donde el llanto y los quejidos se apoderaron de todo un país que lamentó la avalancha y vivió con dolor la muerte de miles de habitantes de esa pequeña comarca así como el sufrimiento de los que quedaron solos, los desmembrados y mutilados que sobrevivieron y ahora llevan una vida dura y difícil, pero que al fin de cuenta, siguen vivos. Los que perecieron ya tenían su cita ineludible con la parca. Armero desapareció pero la tragedia todavía persigue la conciencia de aquellos que en medio del drama de la muerte y la desesperación hicieron su agosto y aprovecharon las ayudas para beneficiarse. Tendrán que convivir con la carga de los muertos que quedaron esparcidos en ese monumental Campo Santo, una carga que llevarán sepultada, como el lodo de Armero, en lo profundo del alma.


ACTUALIDAD

Diciembre de 2015 El Centro

7

“Sobreviví a la avalancha de Armero”

N

i siquiera tenía que estar esa noche del 13 de noviembre de 1985 en Armero. Hugo Hernán González, hoy Representante por Caldas del Centro Democrático, vivió una de las más difíciles experiencias esa noche al lado de sus compañeros de Geología de la Universidad de Caldas, con quienes estaban en una salida de campo y que por las casualidades de la vida y las condiciones climáticas no pudieron llegar a Ibagué por lo que tuvieron que quedarse en este municipio, que horas después de recibir a estos estudiantes en su suelo fue noticia mundial al ser arrasado por la avalancha que cobró más de 28 mil vidas. A pesar de cumplirse tres décadas, el político recuerda con tristeza, la cual se dibuja en su rostro al recordar esa noche, que en la tragedia murieron el profesor, el conductor y nueve compañeros, con quienes horas antes de la emergencia había departido. “Hoy se lo digo fríamente: salimos bien librados”, afirma González. Las escenas de la tragedia siguen vigentes, esa noche al prepararse para descansar vieron como caía

por causalidad, se había quedado esa noche en Armero. “Desde ese día lo que ella siempre me dice es que está segunda oportunidad en mi vida es para hacer cosas grandes”, asegura Hugo Hernán González, quien ha dedicado su vida al servicio público.

La cara de la tragedia

ceniza fría, que advertía lo que estaba por pasar. “Nosotros, como gomosos de la Geología, empezamos a tomar muestras del material que caía”, dice González al referirse a esa espesa manta que cubría lo que sería la última noche de Armero. Minutos más tarde, sin entenderlo, había desaparecido el piso que los sostenía. “Estábamos

‘navegando’ en la avalancha entre colchones, tejas de zinc, escombros, hasta que llegamos a un sitio cerca al cementerio”. En el camino que emprendieron estos estudiantes en la madrugada escapando de la muerte, Hugo Hernán salvó a una niña de cuatro años, a quien siempre ha recordado y que finalmente la pudo entregar

La bancada de Concejo del Centro Democrático Bogotá no será inferior al ejemplo de trabajo, patriotismo y cariño que demuestra todos los días el Expresidente Álvaro Uribe Vélez por la comunidad

Gracias Bogotá

Daniel Palacios Concejal de Bogotá

Los invitamos a consultar los siguientes medios, programas y blogs: La Hora de la Verdad www.lahoradelaverdad.com.co Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia www.pensamientocolombia.org Asociación Primero Colombia www.primerocolombia.com Ventana Abierta ventanaabierta.blogspirit.com Periódico Debate periodicodebate.com La otra esquina www.laotraesquina.co Contexto Ganadero www.contextoganadero.com

esa misma madrugada a representantes del cuerpo de socorristas que atendían la emergencia. Nunca escuchó su nombre en los reportes oficiales de sobrevivientes. “Tenía una herida aquí (en la frente) estaba pálida. Jamás volví a saber nada más de ella”, dijo. La madre de González no supo en ese preciso instante que su hijo,

El Representante caldense recuerda algo que le quedó marcado en su vida, fue el impactante momento en el que la luz del día del 14 de noviembre de 1985 le permitió observar otra de las dimensiones de la tragedia, las víctimas mortales y como muchas sobrevivientes estaban desfigurados al ser golpeados por esa furia de la naturaleza. “Tanta gente desfigurada, esperando ser atendidos, fueron momentos difíciles”. El pasado 1º de noviembre, Hugo Hernán González celebró su cumpleaños, pero no duda ni un segundo en afirmar que luego de esa noche tiene una segunda fecha para agradecer por su vida y elevar una oración por sus compañeros de universidad y por las miles de víctimas de Armero que serán imposibles de olvidar.

Sentido Común es saber que hoy soy concejal electo de Medellín, gracias al Centro Democrático y a sus postulados. ¡Lo haremos bien con la ayuda de Dios y de la Virgen Santísima! lo

Santiago Jaramil

¡Con Sentido Común!


Entrevista

E

l coronel (r) Alfonso Plazas Vega es un hombre recio. Los más de ocho años que estuvo preso no minimizaron su carácter, por el contrario, lo fortaleció y así como en ese noviembre de 1985 le dio la batalla al M-19 para retomar el Palacio de Justicia, hoy terminó su guerra por su libertad. Este diciembre será especial para la familia Plazas, el coronel (r) obtuvo su libertad después de ocho años, en lo que batalló día a día para demostrar su inocencia en la acusación que le hicieron de los desaparecidos del Palacio de Justicia. El coronel (r) Plazas, en medio de la emoción pero sin descomponerse, solo dijo que el fallo absolutorio es una reivindicación de la justicia colombiana. Coronel, ¿cómo recibe la decisión que tomó la Corte Suprema de Justicia? Esto no es otra que la reivindicación de la justicia, en un caso que es absolutamente sensible para todos

Diciembre de 2015 El Centro

8

“¿Estuve preso o secuestrado?”, coronel Plazas

los ciudadanos de este país. Me siento muy honrado con la decisión que adoptaron. ¿A quién le agradece? A los abogados que lucharon a capa y espada durante todo el proceso. También, a las personas que estuvieron conmigo siempre y confiaron en que mi comportamiento estuvo ceñido a la ley. Han sido los medios el canal para defenderme y contarles a los colombianos lo que ha sucedido, porque la justicia no me dejó hablar. También agradezco a mi familia, a mis nietos que no he podido disfrutar de su compañía pero ahora van a saber que su padre luchó y sufrió por Colombia y recibió la absolución de la Corte Suprema de Justicia con una rectificación ajustada a la realidad. Coronel, ¿por qué cree que se demoró tanto la Corte en tomar esta decisión? Nunca se había presentado que una ponencia absolutoria de casación se demorara más de un mes en convertirse en sentencia

absolutoria. Aquí llevábamos ya más de un año y no se producía la sentencia. Es absolutamente claro de que la voluntad de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia era darme mi absolución, por lo menos la gran mayoría de ellos, no se escapa de algún colombiano que aquí hay uno o dos magistrados que se estaban oponiendo a mi salida, no porque no tuvieran claridad de mi inocencia, sino por otras razones como es el caso de analizar. Me parece que hubo algo o alguien por encima de la Corte que estuvo bloqueando la decisión que debe ser independiente de los magistrados. Usted siempre alegó su inocencia y los que protagonizaron ese ataque están libres y algunos en el poder, mientras usted y otros oficiales detenidos. ¿Qué cree que está pasando en el país? Colombia en estos momentos está viviendo la guerra que existe entre oriente y occidente, entre el mundo occidental y el mundo comunista y voy a comprobarle que dentro de ese contexto político

internacional es que han tomado las decisiones de privarme de la libertad. En la sentencia en la que me condenan en segunda instancia dos magistrados, que no eran ninguno de los ponentes, y ninguno de ellos conocía el proceso porque no se lo leyeron, más de 60 mil folios, y así me condenaron, estos señores colocan en la página 471 un párrafo grande en el cual queda claro, estos tipos consideran que soy culpable por el hecho de haber sido preparado militarmente por los Estados Unidos. Es decir, el militar que haya adelantado estudios en Estados Unidos queda señalado por muchos de los funcionarios judiciales de hoy en día, o sea que estos funcionarios judiciales están politizados o como decimos vulgarmente están mamertizados. El párrafo dice, en esa época, estoy hablando de 1985, en América Latina estaba aún vigente la doctrina de la seguridad nacional conforme con la cual los ejércitos orientaban su acción no tanto contra enemigos externos como contra enemigos internos, es decir nacionales del país que profesaban ideología comunista, calidad que se extendió a otras formas de izquierda política en los que figuraban en Colombia los insurgentes del M-19. Ahí hay un prejuicio, aquí no están juzgando, aquí el juez está partiendo de su imaginación, dice este señor como es preparado en los Estados Unidos entonces atacó a los señores del M-19 por ser comunistas. Eso es lo que se lee entre líneas ahí, así lo dice cuando advierte que los señores del M-19 profesaban ideologías comunistas que se debían eliminar. De dónde saca eso el juzgador que yo pensaba así. Continúa el juzgador: así se difundió en algunas enseñanzas que se impartían en la tristemente célebre Escuela de las Américas, a donde no era extraño que se enviaran a algunos miembros de la Fuerza Pública de Colombia también, a quienes se les adiestraba la aplicación de

métodos de exterminio que pasaban desde las distintas formas de tratos crueles, inhumanos y degradantes hasta la desaparición forzada del enemigo interno según se aprecia en documentos desclasificados del 96. Esto es una horrenda mentira que la utiliza como contexto los juzgadores que me condenan. ¿Quiere decir con esto que está en riesgo el futuro judicial de los militares colombianos? A futuro no, hay una cantidad de militares que están presos por haber hecho curso en los Estados Unidos, así es que están manejando muchos jueces en Colombia lo procesos contra los militares. El señor hizo curso en los Estados Unidos, ¡ah no, entonces en Estados Unidos le enseñaron a cometer todo tipo de crímenes! Esto es una falsedad absoluta. Viendo esta situación y que se puede agravar a propósito de los diálogos de paz ¿por qué ese sesgo de la justicia y que puede pasar con todo esto? Es la guerra entre oriente y occidente eso es lo que hay. Mire lo que está pasando en Cuba. ¿Usted ve que en Cuba hay un juez que juzgue correctamente a los ciudadanos? No, allá los califican de revolucionarios, esa es una virtud, o contrarrevolucionarios que es un delito. ¿Está Colombia en un camino hacia Cuba? Claro que en ese camino es que estamos, a mí no me queda la menor duda. Vaya mire lo que está pasando en Cuba, de allá de Cuba llegan todas las instrucciones que cesen los bombardeos y demás. ¿Es decir que se está copiando el modelo que adoptó Venezuela? Pero, pues claro. Ustedes escucharon al señor Granda diciendo que ellos no cometieron delitos de lesa humanidad. Usted que cree que estoy pensando yo cuando están dándole la libertad a 30 terroristas que porque el delito de rebelión no es grave, pero claro el narcotráfico


ENTREVISTA

Diciembre de 2015 El Centro

9

que todos sabemos que es lo más grave que hay porque de ahí se alimentan todas las guerras, es un delito conexo con el delito que no es grave. Yo quiero que alguien me explique eso. La toma de poblaciones, donde asesinan civiles es un delito conexo a la rebelión, pero la rebelión no es grave y todas las barbaridades que se cometen y que se han determinado como delito conexo con la rebelión pasaron a ser una tontería porque sencillamente el delito de rebelión no es grave y yo que no he cometido ningún delito, ni el grave ni el leve, llevo ocho años y cuatro meses privado de la libertad. Que alguien me explique cómo es que funciona la justicia en Colombia y le digo una cosa, los jueces de la República, particularmente los magistrados, los magistrados ponentes de la segunda instancia el doctor Lara Acuña como los magistrados que están por mi absolución en la Corte Suprema de Justicia tienen claridad que yo debo estar libre, pero aquí hay algo que no les permite la absoluta libertad que se merece la justicia. Colombia tiene que luchar por recuperar el concepto de la justicia. Es decir que el simple hecho de defender una amenaza terrorista con las armas legítimas del Estado ¿es un delito? Pero claro. Ustedes no vieron el 23 de septiembre lo que sucedió cuando llegó ‘Timochenko’ a La Habana, ya estaban allá los llamados negociadores de paz y él llegó y según se dijo llegó en un avión de PDVSA. O sea que lo movieron dentro de Venezuela, o sea que ese país está protegiendo al jefe de las Farc. Cómo puede un país que está protegiendo al jefe de las Farc estar de garante de un proceso y el señor llega al lugar donde se reúnen y se va directamente donde Raúl Castro, a pesar de estar en traje de civil, se cuadra frente a Castro y lo saluda militarmente y le da parte, o sea que el señor ‘Timochenko’ le está diciendo usted es el jefe mío. O sea que el jefe de las Farc, con ese saludo, es Raúl Castro. ¿Han sido ocho años en lo que usted estuvo detenido y mucho se ha dicho del Palacio de Justicia y en estos 30 años quienes defendieron la democracia, como usted lo dijo, están presos y los que atacaron están en el poder? Los hechos del Palacio de Justicia fueron el 6 y 7 de noviembre del 85 y yo llegué al cargo de Director General de Estupefacientes en agosto de 2002. 17 años en los cuales contra mí no hubo una sola acusación judicial ni disciplinaria por los hechos del Palacio, a mí revisaron toda mi vida y la de mi familia para este nombramiento y durante casi dos años y medio le quitamos

a los bandidos narcotraficantes de todos los carteles dos billones de pesos colombianos en bienes, en un país en el que le quita un carro a un narcotraficante lo matan. Y apenas salgo, en el año 2007 comienza la persecución se devuelven 22 años para decir que yo cometí irregularidades en el Palacio, precisamente después que le doy la paliza a los narcotraficantes. ¿Qué curioso? Aquí está metido el narcotráfico. ¿Habría sido mejor que en el proceso de indultos y amnistías al M-19, el Gobierno hubiera también incluido a militares y policías? Aquí lo que pasa es que se están violando todos los principios jurídicos del país. El primer principio que están violando es el de legalidad (Art. 29 de la Constitución). En 1985 no existía el delito de desaparición forzada y yo llevo aquí ocho años y cuatro meses porque supuestamente cometí el delito de desaparición forzada en el año 85, cuando el delito no existía. ¿Qué pudo suceder al interior de la Casa del Florero, ya que hasta el momento no hay una explicación lógica de los hechos? Las unidades de combate lo que hacíamos era quitarles de las manos a los terroristas los rehenes, rescatar gente y recuperar el Palacio. Esas personas que rescatábamos las mandábamos a la Casa del Florero. Allí había una organización de inteligencia donde estaban miembros de inteligencia de la Brigada, del Ejército, de la Policía Nacional y del DAS, ellos eran los que tenían que averiguarle a cada persona quién era. Había un pupitre para cada persona que iba siendo rescatada y entraba a la Casa del Florero. Un interrogador les preguntaba sus datos personales antes de mandarlos a sus casas y les preguntaban qué más habían visto al interior del Palacio, para ver si había alguna información de interés para la inteligencia militar. Esa es una actividad muy diferente a la que nosotros los de operaciones estábamos realizando al

interior del Palacio, que era –como dicen vulgarmente- dándonos plomo con el M-19, quitándole de sus garras a las personas inocentes que tenían como rehenes. De modo que yo no manejaba la Casa de Florero. Plazas Vega no manejaba la Casa del Florero, sin embargo fue condenado porque los supuestos desaparecidos llegaron con vida a la Casa del Florero. Evidentemente a la Casa del Florero llegó con vida Irma Franco. Sobre la llegada con vida a la Casa del Florero de Carlos Augusto Rodríguez Vera, eso no lo sabe nadie, ni siquiera nosotros que estábamos rescatando a la gente, porque nosotros hacíamos los rescates en forma anónima. A mí y a mis tropas no nos interesaba, al rescatar a una persona en una oficina, si el señor era un Magistrado o era el chofer del Magistrado. A mí lo que me interesaba era salvar de la muerte a un ser humano y llevarlo a la Casa del Florero, donde los señores de inteligencia le preguntarían cuál era su oficio. Si las personas hubieran llegado vivas, como se dice, con seguridad Irma Franco llegó con vida, y si hubiera llegado Rodríguez también, ¿yo por qué tengo que responder por eso? Pero las personas que estaban allí manejando el tema de la inteligencia ninguno está privado de la libertad. Yo creo que yo estoy preso aquí es por mi labor como director de

Estupefacientes. ¿El error fue no llevar este caso a la Justicia Penal Militar que conoce de procedimientos operacionales y no a la ordinaria? Es más grave. Hay algún sector de la justicia penal que está infiltrado de personas afines al narcotráfico y al terrorismo. Es lo que estoy percibiendo y lo he denunciado, yo aquí no digo nada que no esté respaldado por mis propias denuncias. ¿Conociendo su propio caso, si fuera militar activo y estuviéramos en la misma situación 30 años atrás, usted volvería a liderar el operativo de rescate? ¡Pues claro! Es que yo no lo hice porque ese día amanecí de buen o de mal genio. Es que había un plan en donde la Escuela de Caballería tenía que responder por las operaciones en caso de levantamiento del orden público en el centro de la Capital. ¿Qué podía hacer yo, si no era cumplir con mis obligaciones? A mí me duele mucho este proceso, he sufrido mucho con este proceso, pero no me da vergüenza. Si yo no hubiera actuado como se actuó, estaría sometido a un consejo de guerra por cobardía. ¡Eso sí me daría vergüenza! ¿Cómo fueron estos ocho años aquí, lejos de su familia? Desde de antes de yo salir de la Dirección Nacional de Estupefacientes, narcotraficantes me amenazaron con el secuestro de un hijo. Y por esa circunstancia y

por recomendación de la Junta de Inteligencia Nacional, mis tres hijos tuvieron que salir del país. Desde entonces hablo con ellos casi a diario pero gracias a medios de comunicación, pero no puedo disfrutar de la proximidad de la familia. Mis hijos se casaron, vinieron a Colombia por sus novias, y hoy en día tengo cuatro nietos que me conocen por Skype y FaceTime. No tengo yo el agrado que tiene cualquier persona de acariciar a sus hijos o a sus nietos, de alzarlos, de consentirlos, de disfrutar un rato con ellos. De todo eso me han privado, porque sencillamente ese día el narcotráfico se quiso adueñar de Colombia y no lo lograron. Porque el determinador del asalto del Palacio de Justicia fue Pablo Escobar y lo conoce toda Colombia. ¿Por qué seguimos tolerando esto? Por qué los colombianos y los jueces de la República no se amarran los calzones y lo dicen: el determinador del asalto al Palacio de Justicia fue Pablo Escobar, fue el narcotráfico, y el M-19 lo que hizo fue cumplirle la tarea, fue un mandatario del narcotráfico. ¿El narcotráfico lo sigue persiguiendo? Pero claro, las amenazas del narcotráfico contra mí son evidentes. ¿Estuve preso o estuve secuestrado? Afortunadamente a mí lado siempre mi esposa, sufriendo terriblemente, pero siempre a mi lado. Y a mi lado el Ejército Nacional, porque para fortuna y bondad de Dios estoy en un cuartel del Ejército y gozo del aprecio y del respeto de militares de todos los grados. En todo este proceso ¿qué no se ha comprobado? Es que el narcotráfico no perdona. Eso es lo que pasa. ¿Cómo así que aparecen los ‘desaparecidos’ y nadie se inmuta? Aparecen tres de las personas desaparecidas y el Fiscal General de la Nación dice que hay cuatro más que ya aparecieron, que no da los nombres para no dañar la investigación. ¿Y yo qué? Y sale la familia de Irma Franco y dice (la hermana): ‘el coronel Plazas no tiene nada que ver con la muerte de mi hermana, el coronel plazas es un chivo expiatorio’. ¡No se inmutan! Las cosas están claras, los Magistrados quieren darme la libertad, pero hay algo que no les permite que le den la libertad al coronel Plazas. Aquí hay algo por encima de la Corte Suprema de Justicia. ¿Cuál es su sentimiento al ver a su esposa en una Plenaria del Senado, pidiendo justicia por militares y policías de este país? Me siento muy orgulloso de mi esposa y le doy gracias a Dios de haberme permitido su compañía toda la vida.


Opinión

Diciembre de 2015 El Centro 10

Editorial

El enredo jurídico de la paz

E

n momentos en que la paz se encuentra en boca de todo el mundo, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos sigue dando palos de ciego en materia de refrendación de los posibles acuerdos que se firmen en La Habana con las Farc. Lo que se evidencia es un desgaste legislativo, en la medida en que el Gobierno ha presentado cuatro iniciativas para buscar el mecanismo de refrendación de esos acuerdos, muchos de ellos que ya disfrutan del sueño de los justos. El primer proyecto fue el Marco Legal para la paz, que pretendía ser la hoja de ruta para la justicia transicional que se aplicaría a los guerrilleros luego de su desmovilización. No obstante, esta iniciativa se quedó engavetada, debido a que tanto Gobierno como las Farc ya definieron un marco de justicia transicional que, en últimas, terminó redactado por la guerrilla. La otra iniciativa fue la del referendo por la paz que en ese momento defendió el presidente Santos y hoy lo desconoce. En ese proyecto se modificó la legislación en materia de referendos, debido a que autorizó una consulta en el mismo día de las elecciones regulares, cosa que estaba prohibida en la legislación colombiana. Luego radicó el acto legislativo para la paz, el cual hace trámite en el Congreso y ya está encaminado a su tercer debate. En esta enmienda pretende crear el denominado congresito para agilizar el trámite de proyectos de reforma constitucional, así como las facultades extraordinarias para el Jefe de Estado que podrá emitir decretos con fuerza de ley para reglamentar los acuerdos de paz. Y, finalmente, está el proyecto de plebiscito que, al igual que con la ley de referendo, quiere modificar las reglas de juego y pretende bajar el umbral para su aprobación. Todo este paquete legislativo lo único que está generando es una incertidumbre y confusión en la opinión pública, debido a que los colombianos ya no saben cuál será el mecanismo que se va a utilizar para avalar los acuerdos, con el complemento adicional que los colombianos, primero, no conocen a ciencia cierta lo que se pondría a consideración, además que es evidente que la cultura electoral del país no es la mejor del continente. En últimas, el único avance que ha tenido el Gobierno es lograr un enredo legislativo que saca a sombrerazos el interés de los colombianos por la paz.

Mirón de la cerca

L

¿Cuál es la línea frente al plebiscito?

as consignas de “no al plebiscito” y “yo no voto plesistema democrático. Los enemigos de la paz en Colombia, biscito” son erradas. Pues son equívocas. La consigna los que creen que las Farc no deben pagar por sus crímedebe ser “yo voto NO en el plebiscito”. nes, son lo que están tratando de impulsar el “si”, que no Las primeras consignas citadas inducen, favorecen y sería un “sí” a la paz sino un “sí” a la pérdida de nuestras preconizan la abstención, lo que ayudaría a Juan Manuel libertades y de nuestras instituciones. El “sí”, en las actuales Santos. Por el contrario, la segunda –la de votar NO en el condiciones, será un “sí” a una paz dentro de los referentes plebiscito— busca cerrarle el paso a los planes Farc-Santos, totalitarios de las Farc. Eduardo planes que ellos presentan como un “proceso de paz”. Ante esa indefinición, que el CD debería eliminar lo Mackenzie Decir “no al plebiscito” permite pensar que si el plebismás rápidamente posible, para comenzar una intensa cito es aprobado, como parece que ocurrirá, deberíamos campaña contra los planes de Santos, el principal partido declarar la abstención ante el mismo. La idea (errada) sería que no de oposición en Colombia debería decir claramente: si el plebishay una forma más radical de rechazo a los planes de Santos que cito es aprobado definitivamente por el Congreso de Colombia dejarlo actuar a sus anchas en el plebiscito que está preparando. nuestra posición es acudir a la ciudadanía y pedirle que vote NO. Tal actitud sería un enorme error. Sería un acto de colaboración con Hay que comenzar una campaña para evitar que la errada línea el poder que está negociando la entrega del país a las Farc y a sus de la abstención confunda a los electores, quienes podrían ver patronos, la dictadura castrista. en la abstención una salida, una actitud de fuerte rechazo contra No podemos dejar a Santos tranquilo con su iniciativa y conten- los planes de Santos. tarnos con darle la espalda al plebiscito absteniéndonos de votar el Pero la abstención será, en realidad, un apoyo tácito al “sí” que día del mismo. Si nos abstenemos de responder NO a la pregunta pretende obtener Santos en su plebiscito. En realidad, hacer que los que pretende resumir el engendro antipatriótico veremos pasar ante que no aceptan los planes secretos de Farc-Santos se abstengan de nuestras ventanas el cadáver de nuestras libertades y no podremos decir NO a eso en el plebiscito es lo que Santos y su clique buscan decir después que, al menos, hicimos el esfuerzo más mínimo para en estos momentos. A lo mejor son ellos los que han echado a rodar oponernos a eso. en las redes sociales las consignas imprecisas de “no al plebiscito” La consigna de “yo no voto plebiscito” aporta una confusión y “yo no voto plebiscito”. idéntica. Induce a pensar que, como no estamos de acuerdo con ese ¿Eso explica por qué proliferan comentarios, artículos y twitters plebiscito al 13%, debemos marginarnos, abstenernos de expresar en las redes sociales, incluso en las redes sociales de personas de una posición, favorable o de rechazo a la pregunta que presentará la oposición al farc-santismo, con tales formulaciones confusas y el gobierno. La abstención le abrirá avenidas, pues, a los planes ambiguas? de Santos. La abstención siempre le ha hecho gran daño a la democracia coEl partido Centro Democrático hasta ayer 30 de noviembre de lombiana. La abstención minaría de nuevo la democracia si dejamos 2015 no había tomado una posición clara y definitiva sobre este que se infiltre en nuestras filas y ante este nuevo desafío estratégico punto del plebiscito. El CD está en mora de hacerlo. El CD está que le plantean a Colombia: aprobar o rechazar los pactos secretos perdiendo tiempo útil para organizar la riposta masiva en las urnas Farc-Santos de La Habana. y en las calles contra los planes de Santos y de las Farc. Esos pactos secretos de entrega del país a las Farc y al imperiaVotar NO en el eventual plebiscito es la posición de quienes lismo cubano deben ser rechazados masivamente por Colombia en quieren realmente la paz en Colombia, pero una paz dentro del el plebiscito, mediante un voto negativo franco y rotundo.

Licencia de maternidad: todo un parto

E

s bien conocido el valor femenino a la hora de dar primera infancia. Siempre dije que este proyecto debe ser a luz. Tal vez es el momento en que cualquier “mavisto como una inversión a nuestro presente y futuro, ya cho” deja de vanagloriarse y reconoce que el umbral que un niño bien cuidado y bien alimentado tiene un mejor de dolor y el sacrificio son otra cosa. Todos lo aplauden, desarrollo y estará menos expuesto a enfermedades y las lo agradecen de labios para afuera y no paran de hacer mejores herramientas son la lactancia y el cuidado materno. llegar flores y dedicar canciones. Por ello, con este proyecto pretendemos que Colombia Ante esta situación, y luego de investigar –y vivir 2 veces se ponga a la altura de los países que tienen los mejores la experiencia de tener dos maravillosos hijos- cómo es la estándares en la atención de la primera infancia. situación de nosotras como dadoras de vida, empecé un Tatiana Cabello Hoy el eje principal de conversación sigue siendo la camino decidido y muy optimista: radiqué a mediados de Flórez paz, pero definitivamente es esa paz que se desea desde este año el proyecto de ley que pretende ampliar la licencia los cálculos políticos y no desde aquellas acciones que de maternidad de 14 a 18 semanas. Un justo reconocimiento al garantizan equidad, mejores condiciones de vida y oportunidaesfuerzo de las madres y una importante forma de aportarle a un des para los ciudadanos. El cuidado, la atención y el cariño que futuro con niños con mayor y mejor atención desde su nacimiento. brindemos a nuestros hijos van a repercutir en una mejor socieDesde el momento en que el proyecto se gestó, comenzó esa dad, con mejores personas, en la que imperen los valores. Esto larga espera, la que se agudizó con la expectativa de ese primer solo se logra cuando podamos dedicar más tiempo a los niños, debate en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes. especialmente durante los primeros meses de vida. La ansiedad se dio cada día, cada semana, cada mes. El tiempo Lo que muchos se vanaglorian en elogiar, es aquello que menos pasaba y el proyecto aún hacía ‘cola’ en la agenda de la Comisión. les interesa; en vez de esas flores, chocolates, serenatas, palmaditas Me decía: “esto es por elecciones, es normal en el Congreso que la en la espalda y aguadas de ojo simbólicas, lo ideal es que existiera tarea se acumule por cuenta de los comicios”. Pero pasó ese 25 de octu- un compromiso real por reconocer la labor de parto y la necesidad bre y nada, el proyecto seguía paciente aguardando ese primer debate. de entregar calidad de tiempo y vida a nuestros recién nacidos. Ya a esas alturas era muy triste ver como se desvanecía la posibilidad. Madre solo hay una, pero debate para el proyecto de las madres no Mientras la iniciativa se encontraba en la lista de ‘pendientes’ ha habido ni uno. De ese nivel parece ser la coherencia. de la Comisión, diversos sectores manifestaban su beneplácito a No olvidamos a los hombres, que se vuelven fundamentales la propuesta. Uno de ellos fue el Departamento Administrativo en esta tarea de ser papas. Hoy tienen 8 días de licencia gracias para la Prosperidad Social, que otorgó un concepto favorable lo a Juan Lozano con la “Ley María”, y este proyecto busca que que en su momento se constituyó en un importante respaldo a sean ampliados a 15, para compartir con su bebe recién nacido. la iniciativa por cuenta del Gobierno Nacional. El afecto y la presencia del padre le dan la seguridad y el apoyo Pero las cosas no se quedaron ahí y las coincidencias con la a la familia que es tan necesaria en estos primeros meses. necesidad de aprobar la iniciativa venían desde fuera del país, No desfalleceremos. Vamos a continuar con nuestro empeño como fue la ratificación que dio la Organización Mundial de la en buscar que el Congreso de la República debata y apruebe este Salud (OMS) a un informe que presentó este año y en el cual re- proyecto de ley. Confío en que no se evadirá esta responsabilicomienda a las madres lactar a sus hijos, mínimo y en exclusiva, dad, que la voluntad política que se ha manifestado a favor del hasta los seis meses. Desde el mismo Congreso los respaldos no proyecto se mantenga y que el año entrante podamos decir que se hicieron esperar; el Representante Óscar de Jesús Hurtado, en la espera valió la pena, que ya las madres colombianas tienen un su calidad de coordinador ponente, Margarita Restrepo Arango, respaldo legal para ellas y sus hijos. Ángela María Robledo, Ana Cristina Paz y Rafael Palau Salazar Todo parto llega a su fin y espero que al terminar este, sean siempre manifestaron su respaldo a la iniciativa. los niños y las mamás quienes ganen. La mezquindad no puede Y es que todos estos estamentos y congresistas coinciden en estar por encima de la vida. la importancia de lo que se significa la atención de los niños en la * Representante a la Cámara por Bogotá


11 El Centro

Política

Diciembre de 2015

Los falsos testigos hacen metástasis

Falsos testigos: cómo enfrentarlos Por Alfredo Ramos Maya

por ciento admite que sí cree y el 19 por ciento de los encuestados no le da credibilidad. El resultado más relevante es que el 73 por ciento de los encuestados que dice creer en los falsos testigos afirman que temen ser víctimas de este ‘cartel’, frente al 27 por ciento que consideran lo contrario. De los encuestados el 82 por ciento afirmaron que no han sido víctimas de falsos testigos y el 18 por ciento restante aseguran haber sido víctimas o conocen a alguien cercano involucrado en este tema.

Golpe a la justicia

P

ara Sigifredo López, exdiputado del Valle del cauca y quien es una de las víctimas más recordadas en el país por los falsos testigos asegura que este delito es un “cáncer que afecta a la justicia colombiana”. De los cerca de tres mil 500 falsos testigos comprometidos en más de 600 procesos que investiga la Unidad especial de la Fiscalía para dicho delito, tan solo hay un centenar de casos judicializados y un poco más de una docena de condenas. Este es el panorama general que frente a este tema afronta la justicia colombiana de acuerdo con las cifras que maneja la Fundación ‘Defensa de Inocentes’ que preside el recordado exdiputado del Valle del Cauca, Sigifredo López. En Colombia, en donde de manera abierta se habla del ‘temible’ cartel de falsos testigos y en donde incuestionablemente este delito toma más fuerza, también se han

multiplicado los escenarios para analizar y evaluar los alcances de estas acciones que manchan el buen nombre de ciudadanos honestos, frustran carreras políticas, proyecciones empresariales, desintegran familias y cortan la libertad de cientos de personas. La lista de víctimas de falsos testigos en Colombia es amplia, no solo personajes públicos hacen parte de ella, también cientos de ciudadanos que viven en el anonimato el drama de ser acusados de manera injusta. Cualquier colombiano, sin distinción de sus condiciones sociales o económicas; de sus pensamientos políticos o ideologías; de sus creencias religiosas o más allá de cualquier otra consideración, puede llegar a ser el próximo blanco de los falsos testigos. Por esta razón las siguientes líneas son una idea general sobre este flagelo que se multiplica con fuerza, no solo en nuestro país sino también en las naciones vecinas, por lo que es importante que la sociedad

reflexione sobre este ‘cáncer de la justicia’.

Confianza de capa caída El estudio de la firma Colombian Group Company que se llevó a cabo durante el pasado mes de marzo y cuyos resultados fueron publicados en el libro ‘El falso testimonio’ del abogado Gustavo Moreno, demuestra que la confianza de los colombianos en el sistema judicial es bajo y en general temen ser víctimas, precisamente, de los falsos testigos. Para este análisis fueron encuestadas diez mil personas mayores de edad en Bogotá, Barranquilla, Medellín, Cali, Cartagena, Ibagué, Buga, San Vicente del Caguán (Caquetá) Tierralta (Córdoba ) y Sucre (Sucre). Según los resultados de esta encuesta el 61 por ciento de los consultados no cree en la justicia colombiana, frente al 39 por ciento que cree en esta institucionalidad. Frente a la pregunta de si cree en la existencia de falsos testigos, el 81

Ante cifras como las anteriores y desde su propia experiencia, el director del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga califica este delito como “otro golpe a la credibilidad de la justicia”. “Nosotros desde el Centro Democrático hemos denunciado la politización de muchas decisiones judiciales y utilizar la justicia para perseguir, en este caso, al partido de oposición. Uno de los elementos que se han utilizado son los testigos, que resultan ser parte de una arquitectura en contra de dirigentes, funcionarios, que representan al uribismo y al Centro Democrático”, señaló. Recordó, entre varios ejemplos, el caso de Iván Cepeda, investigado por la presunta utilización de falsos testigos para acusar al expresidente Álvaro Uribe Vélez. “Caso tan delicado como el de Iván Cepeda, que monta un debate con unos delitos falsos, y que los paramilitares que antes eran los grandes verdugos, enemigos, hoy terminan siendo sus mejores aliados porque dan sus testimonios que les interesa para hacer debates y buscar condenar al expresidente Uribe. Eso muestra la maldad y la perversidad”, aseguró. Según Zuluaga la situación no es fácil si se tiene en cuenta que varias autoridades judiciales usan también falsos testigos a cambio de diversos beneficios. “Volvemos a lo mismo ¿Quiénes juzgan a los falsos testigos? la propia Fiscalía, las propias

En el país, lastimosamente no causa asombro alguno que una persona inocente termine condenada a causa de un argumento que, aparentando ser auténtico, alimente un proceso judicial. El panorama se repite día tras día y ya son más de 3 mil los procesos que se adelantan precisamente por falsos testimonios. Un jugoso carrusel que pone en riesgo la credibilidad de nuestra Justicia, ya bastante golpeada en la opinión pública. Ahora, no hay que desconocer que en medio de las investigaciones y los acuerdos logrados con los involucrados para encontrar la verdad, se ha pasado por alto un tema trascendental y es el principio de oportunidad que ha generado un riesgo enorme para la justicia. Y es que muchos delincuentes condenados buscan acabar la reputación de ciudadanos honorables, precisamente motivados por rebajas en penas que les autoriza dicho principio. Otros delincuentes condenados, movidos por oscuros intereses económicos, acaban con la honra de buenos ciudadanos inventándoles delitos que nunca cometen. Y otros muchos otros delincuentes de la peor calaña, buscando aparecer en titulares de medios de comunicación creando historias para acabar carreras políticas o profesionales de un solo tajo. La peligrosidad de la situación ha llegado a un punto de no retorno, que amerita toda la atención de la sociedad. Los falsos testigos son un cáncer que carcome nuestra justicia, engañándola, llevándola a tomar decisiones equívocas que acaban con nombres de personas íntegras, sus familias, sus profesiones y todo lo que a su paso encuentre. Es hora de frenar esta arbitrariedad. La Justicia tiene que recuperar su dignidad y su credibilidad frente a los colombianos y para ello se requiere que las decisiones judiciales estén basadas en estricto derecho, con un acervo probatorio serio y consolidado, sin basarse únicamente en testimonios de delincuentes que aprovechan gabelas dañinas. Es hora de decir “no más” a los falsos testigos. Queremos una Justicia que dicte sus providencias en pruebas sólidas, no únicamente testimonios acomodados sin soporte adicional alguno. No sometamos a ciudadanos ilustres al escarnio público por el abuso de delincuentes sin pruebas diferentes a su imaginación. Los jueces y fiscales de Colombia tienen que ser implacables en la lucha contra esta infamia.


POLÍTICA

El Centro Octubre de 2015

12

Fiscales perversos:

autoridades judiciales que a veces los utilizan; entonces son juez y parte y ahí no ha habido unos hechos ejemplarizantes que permitan dar esa certeza de la confiabilidad de un testigo”.

Medicinas para la enfermedad Para la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia se debe reformar a todo el sector de la justicia para fortalecerla y recuperar la credibilidad. Por ejemplo, asegura, que se debería cambiar la forma en que se conforman las altas cortes en el país. “Los magistrados de las altas cortes deben llegar cuando tienen 50 años, quedarse permanentemente ahí y renunciar por toda la vida a cualquier tipo de litigio”, expuso como una de las primeras instancias en lo que podría ser dicho nuevo diseño del poder judicial. “Porque no puede pasar lo que pasó con el Fiscal General de la Nación (Eduardo Montealegre) que siendo Presidente de la Corte Constitucional, el mayor grado que puede tener un jurista, renuncie para irse a defender el desfalco de SaludCoop y que después sea Fiscal y entonces las investigaciones de SaludCoop no avanzan. Yo creo que estos son temas centrales que el país tiene que reflexionar en la manera en cómo se diseñan las altas cortes en el país”, advirtió Paloma Valencia. Dijo que además se debe tener en cuenta la forma como se eligen los jueces y poder contar con jurados integrados por ciudadanos. “Un jurado de conciencia, un jurado que debe estar integrado por ciudadanos que entienden y sienten las cosas y que no están amarrado a las peleas de los poderes”, explicó. La Senadora del Centro Democrático explicó que esas fallas de la justicia permiten la presencia de comunidades, o grupos que se toman la justicia por sus propias manos, como se registra de manera creciente por parte de los ciudadanos ante la inseguridad urbana. “Es una cosa muy grave y es que las personas le pierden la fe a la capacidad del Estado de solucionar conflictos y recordemos que una de las bases fundamentales de un Estado de Derecho es que usted no se pone a pegarle al ladrón sino que usted deja que la justicia actué, pero cuando el ciudadano siente que ese Estado no actúa entonces se presentan las prácticas de ‘nuestra propia mano’ hoy tan comunes en la delincuencia en las ciudades y que fueron acciones espantosas y terroristas, como en el fenómeno paramilitar, y que hoy empiezan a resurgir”, subrayó.

Cabe destacar que las propuestas que expresa la Senadora Paloma Valencia las presentó en el proyecto de frenos y contrapesos presentado en el 2014 con la esperanza de que se acumulara con el proyecto de equilibrio de poderes de iniciativa gubernamental, para contribuir al equilibrio y armonía de los poderes públicos, pero por decisiones políticas esta propuesta del Centro Democrático fue “injustificadamente marginada”, según la Congresista.

No se debe desestimar ningún testimonio Por su parte para el Presidente del Congreso, el senador liberal Luis Fernando Velasco, quien participó en un foro sobre justicia y falsos testigos en el recito del Senado el pasado 27 de noviembre, a pesar de vivir con la realidad latente del cartel de los falsos testigos, del cual él mismo fue víctima, no se debe desestimar ningún testimonio así venga de un delincuente, pero si se debe contrastar. “Usted no puede descalificar de entrada un testimonio de un delincuente, porque muy seguramente ese delincuente conoce cosas que están ocurriendo, pero que usted tiene es que contrastarlo, hay una cosa que se llama la sana crítica del testimonio. “Si usted no contrasta con elementos técnicos y otros elementos, evidentemente corre el riesgo de convertirse en un esclavo, la justicia la puede poner al servicio no de la verdad sino el servicio de nuevas bandas delincuenciales que estando en la cárcel y sin tener nada que perder comienzan a construirnos y a escribirnos una verdad muy compleja”, explicó Velasco. “Fueron los que iniciaron toda esta estrategia que se llama la ‘justicia premial’ entonces, sí nos ayuda a desestructurar esa banda criminal, aunque sea de la

banda, va a tener un tratamiento favorable, y entonces comienza en Italia a funcionar los llamados ‘repentitis’ que eran mafiosos arrepentidos ¿Pero que termina ocurriendo en ese país? Los mafiosos comienzan a encontrar que con sus declaraciones no sólo hay la posibilidad de salir de muchos delitos que han cometido, sino de obtener otro tipo de beneficios, incluidos económicos”, expuso. Por esa razón, asegura Velasco, en Italia se ha comenzado a desmontar esta práctica porque a muchos operadores judiciales se les olvidó algo básico que enseñan las facultades de Derecho: contrastar los testimonios, como se apuntaba anteriormente. Velasco reconoce que aunque él tuvo la oportunidad de contar

con los recursos económicos para contratar los abogados que con el tiempo le ayudaron a demostrar su inocencia, no es el caso de otros tantos colombianos anónimos que no cuentan con dichos recursos para su defensa. “Estoy hablando por miles de colombianos anónimos que fueron extorsionadas con cinco, 10 millones y como no pagaron la extorsión y terminaron acusados injustamente sin que el Estado hicieron una reflexión sobre la verdad o mentira de esas acusaciones”, aseguró el legislador. “Probablemente uno de los actos más violentos que pueda tener un Estado es encarcelar a un inocente o quitarle la honra a un inocente”, resaltó.

Hugo Hernán González es hoy Representante a la Cámara por Caldas, pero en diciembre de 2010 tuvo que soportar cerca de nueve meses en prisión debido a las falsas acusaciones que lo señalaban de ser auxiliador de grupos de autodefensas que operaban en Marquetalia, Caldas, en donde se desempeñaba como alcalde de la época. González pudo demostrar su inocencia y recobró la libertad porque “todas las acusaciones se quedaron sin piso, sin fundamento”, expresa el Congresista del Centro Democrático quien asegura que estuvo en esa situación producto de la alianza de malos fiscales y testigos falsos. “¿Existen fiscales perversos? ¿Existen los montajes y testigos acomodados? Claro que sí existen. La sociedad Colombiana todavía no conoce todos los detalles de nuestros relatos, de quienes hemos sido víctimas de ello”, aseguró. En el momento álgido de este caso, en donde era blanco de esas acusaciones por ‘parapolítica’ ni siquiera los fiscales tuvieron en cuenta el programa social y de seguridad que implementó en su municipio, que no sólo le valió reconocimientos internacionales, también fue el primer municipio libre de droga y de donde salieron precisamente aquellos grupos ilegales.

Las víctimas anónimas Dentro de los casos mencionados en el foro sobre justicia y falsos testigos en el Congreso de la República, estuvo Fabiola Vargas, la esposa de José Ángel Cerpa, un empresario que se encuentra bajo detención domiciliaria señalado de haber sido parte de bandas criminales que operaban en la región de los Montes de María. Ellos han basado su economía en la administración de puntos de la empresa Servientrega, especialmente en el municipio de San Jacinto. Según reposa en las denuncias que han presentado él, su abogado y su esposa, desde el año 2009 han sido blanco de amenazas por negarse a pagar extorsiones, lo que los obligó incluso a salir desplazados de su región y fueron declarados como víctimas dentro de Justicia y Paz. Mediante contacto telefónico con El Centro, José Ángel Cerpa indicó que luego de pedir la atención de la Policía, la Defensoría del Pueblo y otras entidades, la Fiscalía emitió dos diferentes órdenes de captura en su contra, señalándolo de ser parte de dos diferentes bandas criminales. “Ha sido tan absurdo mi caso que dos fiscales emiten dos órdenes de captura, una el 13 de noviembre de 2014 y otra el 7 de octubre de 2015. Una que el Fiscal 48, el señor Hugo Quintero fiscal especializado contra el orden organizado, por los hechos emite una orden de captura en mi contra

porque supuestamente hago parte de la banda criminal ‘los rastrojos’. En el en el mes de octubre, ya en época preelectoral, la Fiscal 52, la señora Ana Milena Palomino solicita también la orden de captura, pero yo ya no soy supuestamente jefe de ‘los rastrojos sino jefe de una banda criminal que se llama ‘el clan Úsuga”, explicó. “¿Cómo va a ser posible que una persona sea jefe de dos bandas criminales, que entre otras cosas están enfrentadas a muerte, como es el caso en esa época de ‘los rastrojos costeños, como dicen ellos, y ‘los Úsuga’? ‘Los rastrojos costeños’ tengo entendido se iniciaron en 2013 en Barranquilla y los casos que a mí me sindican son de 2011, 2012”. Adicionalmente la descripción que han dado quienes atestiguan en contra de Cerpa, no corresponden a sus características. “Hay testigos que les preguntan en la audiencia de imputación de cargos que me describa, y el testigo dice que yo soy obeso, que tengo el cabello negro, que soy blanco, y es todo lo contrario; soy una persona extremadamente delgada, canoso, ojos grandes. O sea, las características que dan los testigos no corresponden a mí, son totalmente contrarias”. En la actualidad José Cerpa guarda la esperanza de solucionar su caso apoyado por la fundación Defensa de Inocentes.


13 El Centro

Diciembre de 2015

D

os meses después de que se aprobara el Presupuesto General para el próximo año, los interrogantes no se han disipado por completo y pese a que el Gobierno Nacional siempre lo defendió como el proyecto con austeridad inteligente que prioriza los sectores que aportarán al posconflicto, algunos congresistas no se resignan a que se pasen por alto las preocupaciones que afectan directamente a los colombianos. Al Presupuesto del post-boom petrolero, aforado por $215,9 billones, lo acompañan varios cuestionamientos y uno de ellos lo expuso el senador del Centro Democrático Alfredo Ramos quien aseguró que “mientras aumentan los gastos de funcionamiento en más de un 5% año a año en Presupuesto de 2015 a 2016, los de inversión disminuyen en una proporción alta, casi de un 15%”. De ahí que, según Ramos, tres grandes sectores se vean golpeados por la menguas. “Seguridad disminuyó casi un 26% la inversión año a año, después de haber caído casi a la mitad el año pasado. Segundo: capital humano: Hubo una disminución en educación, ciencia y tecnología, lo que significa que Colombia que ya tiene una precaria calidad de la educación tiene una pobrísima inversión en ello y sigue disminuyendo”. Tercero: competitividad, “los principales renglones que jalonan la economía, como el agro, minería, industria, vivienda vieron que todo disminuyó año a año”. Para el economista Jefe para la Región Andina del Norte del Grupo Citibank, Munir Jalil, el historial de los presupuestos en Colombia ha sido de buenos manejos. “Al ver a Venezuela, Ecuador, Perú, Chile dentro del proceso es claro, transparente, se sabe cómo funciona dentro del punto de vista operativo”, dijo.

Gobierno insiste en que no hay desfinanciación

Los lunares del Presupuesto General Aumento en los gastos de funcionamiento y disminución en los de inversión, falta de ejecución, incertidumbre en cumplimiento de recaudo tributario, afectación en seguridad, educación, salud, capital humano y competitividad, son solo algunos de los cuestionamientos.

AGROPECUARIO 2.490

2016

Presupuesto de inversión Comparativo 2016

vs

2015

2015

DEFENSA Y POLICIA

3.941

2016

ORGANISMOS DE CONTROL

1.175

113

2016

2015

1.593 2015

172

TRANSPORTE

5.360

VIVIENDA, CIUDAD Y TERRITORIO 2016

1.668

2016

2015

de 0.5% en ingreso tributario, de los cuales 0.4% están metidos a la Dian, mejorar la captación de impuestos y un 0.1% iría por el lado de mejorar esta reforma tributaria para las organizaciones sin ánimo de lucro”. Al aterrizar esto, uno de los ejemplos es el que pone el representante a la Cámara por Amazonas Eduard Benjumea, quien explica que las cuentas pueden ser exactas pero las asignaciones no alcanzan a cubrir toda la población. “Hay algo complicado y es que se asigna un presupuesto pero nunca llega en un 90% a la población, en mi región no se ejecuta ni un 60%”, comentó. Sectores como transporte, salud y educación son los más afectados, que también se reflejan en la inclusión social. “Nos está preocupando bastante debido al alto índice de desplazados y reinsertados que están enviando al departamento”, dijo.

Miradas más positivas

Medido en miles de millones de pesos

Persisten la incertidumbre Ahora, al analizar los números, lo que más ha suscitado debate económico tiene que ver con los supuestos macroeconómicos, “con la estructura de ingresos y la parte de egresos. Eso fue modificado por el gobierno, reconociendo esa incertidumbre que permitió dentro de la ley de presupuesto recortes automáticos equivalentes al 0.3% del PIB, anticipando que podría haber menores ingresos”. Alerta que en término de la estructura de gastos “en ingresos tributarios vemos algo de dudas e incertidumbre, se incluye -de alguna manera- unas ganancias

Economía

2.420 2015

7.108 Fuente: equipo de investigación del senador Alfredo Ramos

Sin embargo, otra es la opinión del senador Miguel Amín, para quien el Presupuesto aprobado “fue justo y equilibrado. Sí hubo sectores que aspiraban mayor inversión como salud, el campo pero estamos esperanzados que se cumplan las metas que el Gobierno trazó, vivimos de ingresos y de egresos y estamos esperando que la economía se reactive un poco y comience a dar muestras de recuperación. Los sectores más beneficiados con recursos en medio de la escases fueron agricultura, educación, y lo que maneja a el DPS”. Una mirada más positiva viene de parte de la representante Lina María Barrera para quien sí hubo recortes en rubros como agricultura, medio ambiente pero “hay que ajustarse, de todas maneras los indicadores no son para nada buenos, el petróleo no va a reaccionar, el precio del dólar tampoco va a ayudar, el recaudo de los impuestos tampoco van a generar las mismas expectativas que se tenían, por lo tanto hay que poner en cintura y una austeridad que puso el Gobierno y ahí se fue casi $2 billones, se ajustaron entre el 1 y 2 debate en gastos de administración para meterlos inversión”. Precisó que el Presupuesto nunca estuvo desfinanciado y “si uno mira las partidas globales analiza que el Plan Nacional de Desarrollo le apunta a la equidad, paz y educación y en el Presupuesto el rubro más grande lo tiene educación. Hay unos artículos de disposiciones generales para hacer unos traslados presupuestales para el posconflicto”.


Panorama Adopción igualitaria, el L debate apenas comienza

Noviembre de 2015 El Centro 14

a decisión de la Corte Constitucional de darle vía libre a la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo, ya abrió la polémica sobre los pro y los contras del fallo. Las posiciones están divididas, en la medida en que diferentes sectores de opinión celebraron, mientras que otros no se hicieron esperar y rechazaron la medida, de hecho se dice que la polémica sobre la adopción igualitaria apenas comienza. Algunos sectores que apoyan la decisión de la Corte Constitucional destacaron que el alto Tribunal, en su fallo, argumentó que “los estudios científicos y las pruebas aportadas al proceso demostraban en forma dominante, o bien que la adopción por parejas del mismo sexo no genera afectaciones en el desarrollo integral de los niños, o bien que no está acreditada ninguna afectación a los niños que viven con parejas del mismo sexo. Aun cuando algunas intervenciones indicaban que los resultados no eran definitivos, la Corte verificó que no se refutaron las conclusiones prevalecientes…”. A esta voz también se le sumó el Ministerio de Salud, el cual en un concepto emitido en agosto 5 del 2014, dirigido a la Corte Constitucional, argumentó que “la orientación sexual de los padres es, en general, indiferente para el desarrollo cognitivo y social de los menores. Adicionalmente, en muchos casos -como en la adopción de menores de alto riesgo- puede contribuir a su bienestar.” Añadió dicho concepto que “(...) el bienestar de los menores de edad se ve más afectado por aspectos como la ausencia de soporte social y económico en la familia o la existencia de malas relaciones entre los menores y sus padres, las cuales nada tienen que ver con la orientación sexual de los padres.”  Por su parte, la Fundación Colombia Diversa celebró que a través de “la nueva sentencia C-683 de 2015 se avanza en la protección de los derechos de los niños y las niñas, pues antes era un requisito ser pareja heterosexual para participar en el proceso de adopción, ahora se elimina dicho impedimento y por lo tanto se permite la participación de parejas del mismo sexo”. La senadora Claudia López, del partido Alianza Verde afirmó que este fallo se da gracias al papel que desempeñan las Cortes en las nuevas democracias. Recordó que “a todas las minorías discriminadas en la historia, a las mujeres, a los afrodescendientes, a los indígenas en su momento y hoy a la población LGBTI les ha tocado exactamente el mismo proceso de ganarse derecho

por derecho; nadie les concedió un paquete completo. Fueron luchas de décadas. Tuvieron que usar una enorme movilización política y hacer litigio estratégico; exigirle a las instituciones estatales que decían garantizar los derechos, que se los respetaran”. Comentó además que “por eso las Cortes han sido claves para superar la discriminación en todas partes del mundo donde hay democracia; son las llamadas a hacer cumplir a las demás ramas del poder público y a la sociedad los derechos que establecen la ley y la Constitución”.

Los que no comparten el fallo No obstante, a las voces de apoyo, algunos sectores no compartieron la decisión de la Corte Constitucional. Un estudio realizado por el profesor Mark Regnerus, de la Universidad de Texas, reveló que “los niños criados por padres homosexuales y lesbianas sufren en la edad adulta serias consecuencias negativas de carácter psicológico, emocional y hasta económico, mien-

tras que los niños que crecen en familias biológicamente intactas son en general mejor educados; tienen mejor salud mental y física; caen menos en las drogas; se envuelven menos en actividades criminales y se afirman felices. Por esto concluye al respecto de este tema. “La pretensión empírica de que no existe ninguna diferencia notable (entre paternidad homosexual y heterosexual) debe desaparecer”. Frente a este tema, la senadora del partido Liberal, Vivian Morales  afirmó que “creo que la Corte se ha extralimitado en sus competencias, hace apenas 6 meses había dijo que el tema definir quiénes podían adoptar era un tema que le correspondía al Congreso de la República. La Corte nuevamente le quita competencias al Congreso, esto ya es una dictadura de la Corte, no respeta Constitución, la interpreta a su manera y a su capricho”. Por esta razón, la senadora Morales aseguró que “creo que por encima de la decisión de la Corte debe estar la decisión del pueblo, por eso desde hace ya 10 meses empecé a promover un referendo”. “Con el referendo queremos

mostrar que hay un gran sector de la población que no está de acuerdo con la adopción por parte de parejas del mismo sexo, no porque sea homófono o discriminatorio, lo que pasa es que los niños merecen tener la mejor familia posible, el Estado es quien está definiendo la suerte de un niño que se da en adopción y por eso debe buscar el mejor entorno al niño, que le garantice un buen desarrollo integral y eso es indudablemente se da junto a un hombre y a una mujer”, señaló la congresista. A su turno, el senador del Centro Democrático, Orlando Castañeda anotó que “urge que el ICBF entre en un proceso de renovación, pues la discusión de fondo es buscar en el corto tiempo el restablecimiento de los derechos de los menores, el derecho a tener papá y mamá y, desafortunadamente, los trámites y obstáculos que establece el ICBF no permiten que muchas de las solicitudes de adopción que hay sean atendidas y, por lo tanto, muchas familias terminan por desistir en el deseo de adoptar un menor”. Agregó que “sabemos que son más de 8.000 los menores que es-

tán en espera de adopción, pero en estos debates poco o nada se ha hablado de las parejas heterosexuales que llevan años esperando que su solicitud de adoptar un hijo se haga realdad”. Por su parte, Esperanza Pinzón, representante a la Cámara por Bogotá, afirmó que “todo niño merece tener una familia y la Constitución es clara cuando dice que debe estar conformada por un hombre y una mujer, el Estado está obligado a proteger al menor, dándole un familia compuesta por una pareja heterosexual. No estoy en contra de nadie, estoy protegiendo es el derecho del menor”. Entre tanto, el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado, manifestó que “con esta sentencia se están entregando los niños a personas no idóneas para su crianza y educación, porque al no tener el niño la figura del padre o de la madre están negando un derecho natural que tienen los niños a tener mamá y papá” y ya anunció que en los próximos días radicará  un incidente  de nulidad en contra de este fallo de la Corte Constitucional.  En todo caso,  el ICBF es la entidad que tendrá que ejecutar el fallo de la Corte, por lo que al respecto sólo se limitan a afirmar que son respetuosos de las decisiones judiciales y que acatan esta decisión y  no fijan ninguna posición sobre este tema. De hecho, hace unos meses esta entidad remitió a la Corte varios estudios de universidades del país y de expertos internacionales, en los que se mencionaba que el desarrollo de los niños no se ve afectado porque crezcan con parejas del mismo sexo. Algunos defensores de familia no están de acuerdo con la medida, ya que consideran que no se tuvo en cuenta el derecho del niño, sino el del adulto a tener una familia. Igualmente representantes de las casas de adopción mencionaron que ellos no toman ninguna postura frente al tema, simplemente acatan lo que establezca el ICBF como entidad rectora del tema. Lo que si deja claro este fallo es que la función del Congreso parece quedar en vilo,  pues esta entidad es la que debe legislar al respecto y como muestran las últimas noticias, ante su silencio otros se han pronunciado y han tomado decisiones que en teoría solo son competencia  de los congresistas.


Presupuesto de inversi贸n Comparativo 2016 vs. 2015


Perfil

Diciembre de 2015 El Centro 16

El Alcalde que empujó carretillas y vivió la Perestroika

H

umberto Sánchez es un llanero de fácil palabra. Su vida está llena de contrastes, de esas que lo han llevado a arrastrar una carretilla de mercados en El Doncello (Caquetá), hasta caminar por la Plaza Roja de Moscú en plena época en que el comunismo agonizaba en el mundo. Son muchas historias y experiencias ídem, que solo pueden ser contadas por el hoy Alcalde electo de San Vicente del Caguán, otrora fortín de las Farc, que desde el 1 de enero de 2016 estará bajo las riendas del Centro Democrático.

Así nació esta historia: “Yo nací de una familia humilde de unos campesinos que llegaron a El Doncello (Caquetá) a finales de los años 60. Mi padre tenía una finca por el lado de Florencia y de allí llegaron a Doncello a comprar una tienda de barrio y con esa tienda, prácticamente, nos criaron a nosotros. Tengo 44 años, nací el 4 de febrero de 1971 y soy signo Acuario. Como la familia era una familia numerosa a todos nos tocaba qué trabajar. Desde muy pequeño, prácticamente desde los 8 años, me tocó salir a repartir periódicos, luego a medida que iba creciendo empujé carretilla, vendía helados, panelitas, hacer cargas desde la Galería. Pues viendo la necesidad me tocó estudiar mucho. Mis padres siempre, en medio de su ignorancia, me decían que estudiara, que si estudiaba me iba bien en la vida. Yo fui el mejor bachiller durante los seis años en El Doncello, en el colegio Nacional Marco Fidel Suárez y, terminando el bachillerato, me saqué el mejor puntaje del Icfes y me gané la mención Andrés Bello, que es el reconocimiento que nos dan a los mejores bachilleres de cada municipio.

Rusia y la Perestroika “Eso permitió que me ganara una beca en el Icetex, yo concursé en el Icetex para ganarme una beca y yo escogí, en ese entonces, a la Unión Soviética porque era el año 89 prácticamente se acababa la

Unión Soviética. Llegué en el 90 cuando en el 91 se acabó la Unión Soviética, pues lógicamente a mí la experiencia no sabía a lo que nos íbamos a enfrentar, entonces en esos años de estudiar allá y continuar las vicisitudes de la vida por la crisis del comunismo, empezó el capitalismo, muchos colombianos nos repatriaron, a mí me repatriaron en el 92.

San Vicente y las Farc Yo traía unos equipos de óptica y eso permitió que años después regresara a Rusia y volver al país como profesional en Ingeniería Eléctrica. Gracias a mi tierra y mi

profesión de allí me mandaron a San Vicente del Caguán, yo era coordinador de la Electrificadora del Caquetá en la zona norte. Hay un refrán en San Vicente del Caguán que dice que si se toma agua del Caguán uno se queda y pues nos quedamos. Allí conocí a mi esposa Nancy Araújo Nieto, a mi hijo y mi hija que son sanvicentunos y empezamos a trabajar y, en esa época en reconexión eléctrica, había mucha oportunidad de trabajar. Se dio la zona de distensión, después de eso la guerrilla me hizo salir la primera vez, empezaron a asediarme y acosarme porque nunca estuve de acuerdo con lo que ellas hacían, entonces me hicieron salir, después me hicieron vender la ferretería que tenía, me quitaron un carro, después le metieron una

bomba a un parqueadero, etc. cantidad de cosas que pasaron. Aparte de eso yo regresé a San Vicente y me secuestraron y estuve secuestrado seis meses en esa región del Caguán y ustedes saben que esos encuentros son prácticamente pagando un hotel cinco estrellas. Mi esposa me logró sacar de por allá.

El camino político Entonces, yo seguí la vida, seguí trabajando y he sido un empresario exitoso. Eso ha permitido también que siga incursionando en la vida social, en la vida pública a mí me gusta mucho la política y fue así como la primera vez que me lancé a la Alcaldía, hace cuatro años, por el partido de la U cuando Uribe y Santos estaban de pipí cogido,

nosotros descendíamos de la línea Uribe y en un municipio como San Vicente del Caguán no era fácil hacer política digamos con esa chapa hace seis años del partido de la U. Quedamos de segundos y la izquierda ganó porque hace cuatro años una mala administración saliente y digamos la gente cansada de las malas administraciones, con abandono total del Estado, un discurso populista a la gente le encargó el Alcalde actual que es una persona con vínculos familiares con las Farc, con vínculos biológicos y todo el tiempo amedrentando a la población extorsiones van y vienen etc. Nosotros empezamos a colocar resistencia, a poner una posición frente a la situación del municipio y una forma de contrarrestar eso era volver a colocar mi nombre en esta contienda electoral para arrebatarle a las Farc y a esa ideología comunista mandada a recoger, pues la primera institución que es la Alcaldía. Entonces lo logramos con gran éxito, la gente se manifestó, la gente refleja el cansancio, es como una voz de rechazo a las Farc, una voz protesta a la situación que se presenta en San Vicente del Caguán, no están de acuerdo con lo que sucede. La expectativa nuestra es defender la vida y honra de los sanvicentunos y estar al tanto de proteger de las Farc, digamos el tema de las vacunas, a los ganaderos, el comercio.

Periódico el centro segunda edición  

El periódico El Centro, una publicación del Centro Democrático serio y objetivo. Segunda Edición