Issuu on Google+

1

Por una cultura del agua Reportaje de opini贸n


2

POR UN A CULTURA DEL AGUA: Empecemos por los niños. "Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo". Jacques Y. Cousteau

El agua es el recurso natural más importante para la tierra y la supervivencia. Entonces, ¿Porqué la cifra en la escasez de dicho recurso es cada vez más grande? ¿Acaso no tenemos conciencia de ello? ¿Qué podemos hacer para cuidar el agua?

El uso responsable del agua es muy importante, es por eso que se debe enseñar a las personas a hacer un uso razonable de ella, especialmente a los niños ya que ellos, son las personas que se están preparando para


3 enfrentarse con la realidad del mundo, y los que deberían de aprender buenos ejemplos de las personas que los rodean, porque ellos serán los jóvenes del futuro. ¿Saben los niños sobre la importancia del agua? ¿En las escuelas hay cursos sobre como utilizar el agua?

Marcelo Garza, un niño de 7 años de una escuela privada de San Pedro, nos comenta que el sí sabía, que miles de niños morían en África por falta de agua, así mismo dijo que: “también mucha gente pobre de aquí cerquita no siempre tiene agua, porque están muy sucios y no se bañan” expresó. Al preguntarle si en su escuela le impartían alguna clase donde hablaran sobre la importancia del agua, nos dijo que en la materia “Science” estaban viendo el ciclo del agua y que era muy interesante. Sin embargo Marcelo no menciono nada especifico sobre su cuidado. Como Marcelo hay otros niños de 10 años, que no saben como utilizar adecuadamente el agua, así mismo el no sabe que dentro de los próximos decenios el planeta deberá alimentar a otros dos mil millones de personas, las cuales requerirán del agua para poder tener acceso a la alimentación.


4

Claudia Hernández Grado, titular del Departamento de Cultura del Agua de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) tienen trabajando ocho o diez años en promover en la comunidad la cultura del agua y considera que se ha ido avanzando gradualmente. La JMAS ha implementado una serie de campañas tendientes a promover el uso inteligente de este recurso natural, creando en la

Una mayor parte del consumo del agua, un 70% es utilizado para la irrigación, que sostiene la producción de la agricultura, la demanda de alimentos cada vez es más alta y este recurso va en descenso comenta la


5 comunidad una cultura del agua. Entre las actividades que realiza está: el campamento de verano que ya lleva 3 años consecutivos en ejecución y en el cual participaron alrededor de 200 niños que durante 2 semanas reciben juegos, dinámicas y pláticas sobre la el uso del agua.

E n un artículo de opinión, escrito por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon mencionó que: “Cada 20 segundos muere un niño como consecuencia de enfermedades relacionadas con la falta de agua potable. Eso arroja la escandalosa cifra de 1,5 millones de jóvenes vidas truncadas cada año”.

Otra cifra impactante fue:

“En el mundo, más de 2.500 millones de personas viven en condiciones pésimas de higiene y saneamiento”. Es importante cuestionarse si vamos a participar en disminuir la pobreza, evitar muertes o si seguiremos contribuyendo en la destrucción de los recursos naturales. Creo que es momento, de hacer un alto, y como Ban Ki Moon afirmó, para muchos será una gota en un


6 balde de agua, pero para otros puede significar una oleada de cambio. ¿A cuántos niños podríamos salvar?, con tan solo tomar un poco de consciencia y transmitirla con los demás, inculcarla a los niños desde los pilares de su educación, la que los forja y les da las herramientas para el futuro, el futuro de todos.

Cuando le preguntamos a Carlitos, un niño de 7 años de la escuela Gante, nos comento que no sabía que otros niños no tenían agua en su casa, y que la verdad en la escuela no les decían nada. Por otra parte, la mayoría de los niños no estaban muy enterados acerca de la problemática actual que el agua y el mundo está pasando.


7

E n México existe actualmente dentro de la Ley de Aguas Nacionales, un capítulo sobre la cultura del agua, y se obliga a la Conagua a promover entre la población, autoridades y medios de comunicación, la cultura del agua acorde con la realidad del país y sus regiones hidrológicas. Dentro del Plan Nacional de Desarrollo la Conagua se pretende lograr, mediante la reafirmación y enseñanza de valores, creencias y conocimientos una consciencia dentro de la sociedad para que el agua se utilice de una manera organizada y racional, dentro de los ámbitos domésticos, industriales y agrícolas. Dentro de la página de la

CONAGUA , se explica detalladamente que están trabajando para crear una cultura del agua en la sociedad mexicana mediante la educación. “S e firman convenios anualmente con los gobiernos de las entidades federativas, quienes designan instancias ejecutoras para el programa, las cuales generalmente son las comisiones estatales


8 de agua, salud o medio ambiente. Bajo dicho marco, se llevan a cabo actividades como la apertura y fortalecimiento de Espacios de Cultura del Agua; la realización de eventos de difusión educativos, académicos y culturales; el diseño o adaptación y distribución de material lúdico, didáctico o informativo y talleres o cursos para la construcción o fortalecimiento de capacidades en materia de cultura del agua” (CONAGUA 2012).

E n conjunto con la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Secretaría de Educación Pública (SEP) y otras dependencias del sector del medio ambiente, para hacer una revisión de los libros de texto gratuitos de la Educación Básica y Media Básica, y hacer las debidas actualizaciones.

C omo estos, existen muchos más programas en el país que pretenden incrementar la cultura del agua, pero entonces es preciso preguntarse porqué nuestros niños, he incluso nosotros mismos, seguimos gastando el agua como si no se acabara.


9

En una encuesta aplicada a 15 niños de diferentes escuelas de Monterrey, solo el 73% contestó que considera importante cuidar el planeta. ¿Qué es lo que tiene que pasar para que de verdad hagamos conciencia? En el caso de Monterrey, el problema actualmente es el crecimiento poblacional que se ha ido dando en los últimos años, lo que trae consigo el problema del abastecimiento de agua, factor esencial para la producción industrial.

Además de esto se tiene que considerar que Monterrey se encuentra en una zona semiárida con temperaturas muy altas y donde las lluvias y las fuente acuíferas naturales son escasas, y los pocos ríos que existen, tienen caudales poco significativos. Si a esto le sumamos que según la SEMARNAT, la calidad del agua en las zonas más pobladas del país, es inadecuada para varios tipos de usos, quizá tengamos un mejor panorama sobre la situación que tienen que afrontar los regiomontanos.


10

L a escasez del agua en Monterrey y sus áreas metropolitanas, queda clara, lo que sigue entonces es enseñar a nuestros niños, en las escuelas y en las casas a cuidar debidamente el agua, y así crear una consciencia de este problema, para que más a delante no nos falte este recurso. Crear conciencia es responsabilidad de toda la ciudadanía, no solo del gobierno y sus dependencias, si no de la población en general. Como ya se había mencionado el problema del agua, en casi todos los casos, se encuentra en la escases y la contaminación, factores que arriesgan su calidad y cantidad, lo que afecta a distintas poblaciones y sistemas naturales.

La educación Ambiental en México se ha desarrollado desde varias vías y estrategias. Engloban cambios conceptuales y procedimientos, así como orientaciones en las actitudes que inspiren el comportamiento hacia el cuidado del agua, la incorporación de la Educación Ambiental en el ámbito escolar, se ha enfocado en una visión integral sobre la ecología.


11

En 1992 se elaboro la guía titulada “Medio Ambiente” (SEP) que consideró integrar propuestas para desarrollarlas dentro de los contenidos de la materia de Ciencias Naturales.

Esto fue dirigido hacia la Educación Ambiental en

niveles básicos de las primarias en México, fue el Programa de Ciencia y Tecnología para Niños, el cual fue aplicado desde 1995 hasta 1997 en distintas escuelas de enseñanza básica.

Los principales objetivos de la SEP en la aplicación de programas en escuelas de educación básica sobre el cuidado del medio ambiente, y del agua, es la formación de valores, programas de educación ambiental y la practica docente.


12

Uno de los mejores programas sobre el tema se realizó en el Estado de Veracruz, donde se evaluó la participación activa de los docentes a fin de permitir la incorporación de la dimensión ambiental en su que hacer cotidiano. La dimensión ambiental debe ser un proceso continuo, donde se debe llevar a efecto no solo a través de instituciones educativas, sino que también, por la aplicación de los programas en los hogares de los estudiantes y docentes.

La verdadera aplicación de los programa a favor del cuidado del agua dentro de escuelas y secundarias, promueve la concientización de los niños hacia el cuidado del planeta. Es importante considerar que son ellos las futuras generaciones y que por su bien deberían de aprender a defender el cuidado del agua desde sus entornos más próximos, como lo son la escuela y su familia.

Bibliografía.

Arres, C. L. (2011, marzo). Cuidado del agua. Retrieved marzo 2013, from http://148.226.12.104/bitstream/123456789/29272/1/ArresPaxtian.pdf Ban Ki-moon, S. G. (2011, 08 18). http://www.cinu.org.mx/. Retrieved 03 12, 2013, from http://www.cinu.org.mx/prensa/opeds/2008OPEDaguaesvida.html UNEP. (n.d.). http://www.ecologismo.com. Retrieved 03 12, 2013, from http://www.ecologismo.com/2010/03/20/dia-mundial-del-agua/


13

Géneros Periodísticos de Opinión. Proyecto Wash.

POR UNA CULTURA DEL AGUA: Empezemos por los niños.

Edición: Gabriela Rodríguez LCMD Dr. Claudia A. Lerma N. Diseño: Mildred Ham LAD Integrantes: Andrea Aceves.

En vinculación con el Tec de Monterrey Constance Cifuentes. Curso: Géneros periodísticos de opinión Martha Guevara. Prof. Claudia Lerma 12/03/2013.

Alumnos: Andrea Aceves Constance Cifuentes Martha Guevara 12/03/2013


Por una cultura del agua