LOS MATRIMONIOS DE COCHEQUINGÁN

Page 1

Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

LOS MATRIMONIOS DE COCHEQUINGÁN Lic. Ángel Daniel Gatica

gensanluis.com


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

NOTAS PRELIMINARES Aunque no es tarea imposible, uno de los propósitos más difíciles a emprender es el de ubicarnos en la situación y contexto de un grupo de población que existió hace muchos años, que nunca volveremos a ver y que incluye a nuestra familia. Y para ello, uno de los recursos más ricos a explorar, es la historia oral y las tradiciones que se tejieron a lo largo del tiempo. Cochequingán es una de esas localidades que ya no existe. Mis padres, mis tías y tíos abuelos que estuvieron en ese pueblo, me han hablado de ese lugar, de su gente y hoy viven en mi recuerdo las imágenes que transmitieron mis mayores. Era el pueblo más antiguo, hablaban de esa “ciudad” como si se tratase de un hermano mayor… y tenían razón. ANTECEDENTES HISTÓRICOS Entre 1879 y 1880, después del gran genocidio ranquel, el gobernador de San Luis, Toribio Mendoza, decidió poner en práctica la “ley de tierras públicas” que el gobernador interino anterior, Rafael Cortés, había reformado, “a fin de atraer pobladores y fomentar la colonización de acuerdo a la máxima de Alberdi ’gobernar es poblar’”, según indica Juan W. Gez1.

La invasión de los habitantes del norte puntano fue lenta y temerosa, puesto que todavía había en la zona algunas familias indígenas que habían quedado “huérfanas de jefes” y que poco a poco eran arrojados, de sus tierras por las fuerzas argentinas que llegaban de sorpresa a sus toldos y luego de degollar a los pocos hombres que quedaban, literalmente “arriaban” a las mujeres, ancianos y niños hasta alcanzar el sur del Río Negro o llevarlos a “colaborar” con la zafra tucumana. A los más jóvenes a veces se les perdonaba la vida y eran llevados a Buenos Aires, donde fueron rematados como sirvientes y distribuidos entre las familias “mejor ubicadas” y “más respetables” de la capital. Muchísimas familias puntanas y algunas de las provincias limítrofes se arrojaron a la tarea de recorrer estas tierras que serían suyas y desarrollaron una historia propia de pioneros. La vida fue muy 1

gensanluis.com

De este modo, animó a las familias puntanas a tomar posesión de los campos “conquistados” o prácticamente usurpados a los ranqueles, con la promesa de darles títulos de propiedad después de diez años de posesión. Varias de las familias puntanas que buscaban obtener sus propias tierras escucharon ese llamado. También marcharon hacia el sur la gente que habían vivido en las tolderías como aliados de los ranqueles, algunos, y otros como cautivos ya liberados. Todos ellos deseaban poblar esas tierras tan prometedoras que, supuestamente, ahora estaban sin dueño.

Gez, Juan W. “Historia de la provincia de San Luis”

2


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

dura para grandes y chicos dispuestos a establecer, granjas, estancias, puestos y pueblos en aquella conquista del sur puntano después del espantoso genocidio de los pobladores naturales, los Ranqueles. Los que anteriormente las habían habitado tenían importantes lazos de parentesco con el pueblo puntano, como lo mencionan Lucio V. Mansilla2 y Estanislao Zeballos3. Los Tratados de Paz que se habían firmado con importantes caciques como Mariano Rosas, Baigorrita y Epugner, habían sido roto por las fuerzas militares. A pesar de la criticada defensa de sus tierras y de su belicosidad, los pueblos originarios estaban en vía de ser absorbidos por una Argentina a la cual se sentían pertenecer y en cuyas batallas habían participado para facilitar la unidad reciente del país junto a Urquiza y a Mitre4. Sarmiento les atribuye a los ranqueles el nuevo éxito de la confederación de Urquiza contra Buenos Aires en Cepeda en 1859 según lo indica Romain Gaignard5. Así, fue Cochequingán el primer lugar que se pobló en el sur de San Luis en esta nueva conquista del sur puntano. Algunos, como mi bisabuela María Ortega era de sangre ranquel. LA OCUPACIÓN La memoria de los recientes hechos del genocidio ranquel demoraba la ocupación de las nuevas tierras provinciales, pues temían alguna venganza de los que pudieran haber quedado. Las tierras cultivadas que encontró Lucio V. Mansilla en 1870, ahora eran un desierto lleno de alimañas. Los campos amarillos por la sequía y la escasez de agua para los animales, demoraba la marcha. Otra razón fue porque a veces debían enfrentarse a las alimañas, a los pumas, a manadas de vacas salvajes y a perros cimarrones que abundaban por toda la pampa seca.

Los condes de Lux- Wurm ya habían organizado la estancia de “La Buena Esperanza”. Si bien el 30 de abril de 1.881 Don Rafael Cortés y Don Benito Echesortu, dos ganaderos, constituyeron una sociedad “con el objeto de comprar un área de terrenos fiscales en esta provincia, en la mayor extensión posible y hacer sobre ellas las especulaciones de ventas, Mansilla, Lucio V, Obra citada. Zeballos, Estanislao S. “Painé y la dinastía de los Zorros” 4 Martinez Sarasola: “La Argentina de los caciques “y A.Daniel Gatica: “Yo quiero la Paz” 5 Gaignard Romain, “La Pampa Argentina”, 1989, págs. 2-13 6 Las rastrilladas eran los caminos que seguían las distintas tribus pampeanas. Ver: Norberto Mollo: http://norbertomollo.blogspot.com.ar/2011/10/mapas.html 2 3

gensanluis.com

La mayoría de aquellas familias pioneras se desplazaron hacia el sur del Río Quinto siguiendo las rastrilladas ranquelinas6. Otros abrían huellas a campo traviesa. Pronto se dieron cuenta que grandes extensiones del nuevo sur puntano ya tenían dueño.

3


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

colonización e instalación de establecimientos agrícolas, de ganadería”, la mayor parte de estas tierras se entregaron a bajo precio a los condes de Lux Wurm para instalar sus empresas franco holandesas, por el préstamo acordado para la “Conquista del Desierto”. En la estancia vivieron estos condes con su familia, la que fue diezmada al haber enviado a sus hijos para que lucharan en la guerra mundial de 1914. Ninguno regresó. Los restos de estos condes están hoy en el cementerio de la ciudad de Buena Esperanza. Esta estancia fue un atractivo para la masa de jornaleros y cientos de desocupados, los que se desplazaron buscando trabajo hacia esa estancia que estaba junto a la antigua “rastrillada de las pulgas”, en el límite con Córdoba. Otros elegían explorar hacia el oeste, al sur del Cerro Varela y en las cercanías del rio Desaguadero o Chadi-Leufú. Debían abrirse paso a campo traviesa. Recién a fines de la década del ochenta, bajo el gobierno de Mauricio Orellano (1888-1891), comenzó a pensarse en el porvenir de la región sur de la provincia, a abrir caminos y autorizar la fundación de pueblos por ley del 23 de agosto de 18887. Esta decisión ayudó a progresar al sur puntano. Las hermanas mayores de mi padre conocían estas aventuras por los relatos de su abuela a la que semanalmente iban a visitar, Doña María Ortega, su abuela; una vieja “india ranquel” que hacia 1860 había sido secuestrada por los blancos y como cautiva de los soldados la dieron en pago de las provisiones que compraron en la estancia de don Silvano Gatica, en Saladillo, un joven estanciero que a no mucho tiempo le obligó ser su mujer y con ella tuvo cinco hijos.

Tras seis meses de caminata con sus animales hallaron el lugar, pero de la tribu se veían sólo algunos huesos humanos que quedaban a la vista. Sabía de la “Conquista” y comprendió que esos eran los restos de sus parientes y de la tribu de Cochequinchán8. Allí se quedó. A lo largo del camino se habían unido a otros grupos de pioneros que llevaba el mismo objetivo: abrir caminos y tomar tierras en la pampa seca. Le acompañaban las familias de don Fausto López, viudo y con varios hijos, Don Fernando Fernández, don Gez, J.W. Obra citada. A. Daniel Gatica: “Regreso a Cochequingán” Trabajo presentado en el Congreso de Historia de Merlo, Sep.2014 7

8

gensanluis.com

Cuando el padre de sus hijos, don Silvano, decidió casarse con una mujer blanca y con dinero, en 1882, María organizó su huida y con algunos amigos, luego de la boda del estanciero y aprovechando su ausencia, reunió a sus hijos y a la hacienda que a ellos les correspondía y partió para buscar a su tribu que, en el tiempo de su secuestro, residían en un lugar llamado Cochequinchán, cerca de una laguna de aguas claras. El viaje se realizó por el camino del oeste.

4


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

Ildefonso Muñoz, los Suárez, los Díaz, los Ochoa y otros que se habían unido en el largo camino de más de 40 leguas. De común acuerdo decidieron quedarse en ese lugar, pues el agua era dulce y sin necesidad de cavar pozos profundos. Al lugar lo llamaron simplemente COCHEQUINGÁN y allí formaron un hermoso pueblo. LA POBLACIÓN Muchas familias llegaban todos los meses a Cochequingán, habitualmente familias completas. Así, por ejemplo, los recién casados como Luis Argüello y María Magallanes, venían desde tierras cordobesas junto a la familia de sus padres, José Argüello y Juana Ligovia y sus numerosos hermanos. Don Ildefonso Muñoz se estableció con sus nueve hijos y al ver la bondad de esas tierras y ayudó a sus familiares para que se radicaran en ese pueblo. Mensualmente llegaba algún pariente Muñoz. El gallego José Cabada llegó solo y algunos años después se casó con Juana Romero. Pero no fue el único extranjero. Para el censo de mayo de 1895, el Señor Severo Albornoz9 registró en el pueblo de Cochequingán 876 habitantes, distribuidos en 141 familias que habitaban 136 casas y 12 se estaban construyendo.

9

Severo Albornoz, después del censo de 1895 fue llamado juez de paz de Cochequingán por ley del 7 de junio de 1896.

gensanluis.com

En este censo podemos ver que la mayoría de la población (785 personas), era de la provincia de San Luis y que la cantidad de habitantes de otras provincias que se habían radicado en ese pueblo, eran 27 de Mendoza, 26 de Córdoba, 8 de La Rioja, 7 de San Juan, 3 de Buenos Aires y 2 de La Pampa Central. Mientras que, de los extranjeros, se registran 10 españoles, 1 italiano, 1 francés y 6 chilenos.

5


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

Entre todos formaron un hermoso pueblo y este lugar, poco a poco fue tomando cuerpo de villa, con una plaza y varias calles edificadas. Todos trabajaban. Los niños pastoreaban las ovejas, las niñas y jovencitas por la mañana ordeñaban y realizaban tareas agrarias menores. Los varones se dedicaban especialmente a las tareas del campo, tareas agrarias y ganaderas, junto con los hombres mayores. Las mujeres trabajaban incesantemente en su casa con las costuras, hilado, lavado y planchado. A las jóvenes les encantaba pasear por la plaza en horas de la tarde, especialmente el sábado y el domingo. Así lo hacían mis tías Evarista, Nicolás y Crispina, que habían nacido en ese lugar. En la plaza fumaban algún cigarro de chala y jugaban que eran indias esperando que algún joven blanco las raptase como a su abuela María Ortega. Los hijos de los Fernández, de los López, de los Díaz, de los Orueta, se paseaban por allí. Entre juegos inocentes, juegos infantiles y entre carcajadas, los jóvenes se iban conociendo. No había escuela ni iglesia en el pueblo. Algunos padres enseñaban a leer a sus hijos. Los muchachos mayores, a los 16 o 18 años ya desaparecían de los juegos de la plaza. Debían ir a las cosechas. A veces a las yerras y esquila. Y las mozuelas a cuidar el ganado, a los tambos, a hacer los quesos y aprender la costura o a tejer en los telares. Pero no faltarían oportunidades para reencontrarse. Los días de marzo y abril se realizaban las cosechas del maíz y cebada que la tierra supo darles en abundancia. Luego de la cosecha, la fiesta. Allí se reencontraban. Había muchos criadores de ganado que tenían sus casas en el pueblo. Para junio y julio convocaba a toda la muchachada a las yerras. Era la oportunidad para que los varones mostraran sus habilidades obtenidas en el campo: el lazo, el piale, la rapidez para castrar, la seguridad en las marcas, su habilidad con el caballo, la doma. Todo era observado por las mozas desde el otro lado del potrero, donde lentamente se asaba una vaca con cuero y las mujeres convidaban con empanadas.

LOS DATOS No había cura en el pueblo, ni registro civil. No era necesario que pasara un cura para pedir la mano de una joven y formar un matrimonio. Cuando el padre Martín venía desde Alvear, tenía mucho trabajo en confesar, bautizar y realizar algunos casamientos. Otros no esperaban la

gensanluis.com

A esas grandes actividades eran invitadas las otras comunidades que se habían ido formando con los hijos de esa aldea: la colonia Martín de Loyola y Paso de los Gauchos. Miradas iban y venían. Y así es como poco a poco, se fueron formando los matrimonios.

6


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

llegada del cura o les quedaba a trasmano llegar hasta el pueblo, con la autorización de sus padres, conformaban los matrimonios. Las actas de casamiento de los primeros matrimonios de la gente que hizo pie en Cochequingán, no están los libros de ese lugar. Las podemos rastrear en las iglesias de Alvear y San Rafael de Mendoza, en la iglesia de Victorica y General Acha, de La Pampa; en las iglesias y Registro Civil de Villa Mercedes y… vaya a saber en qué otro lugar encontramos sus nombres. El Registro Civil de Cochequingán se estableció en 1910, veintiocho años después que la gente se haya establecido en el lugar, por lo que ya se habían producido muchos nacimientos, matrimonios y fallecimientos en ese pueblo. Antes de 1895, el Registro Civil aún no existía en San Luis y las discusiones en el Congreso Nacional indicaban que pronto nacería para todo el país. En 1885, se dictó la primera ley de Registro Civil de la nación, pero no todas las provincias lo pusieron en práctica inmediatamente. En la zona sur de la provincia, se establecieron oficinas de Registro civil en Fortuna y en Buena Esperanza desde 1905, sin embargo, en Cochequingán, fue a fines de 1910. EL PROGRESO Terminada la cosecha y antes de que llegase el invierno, decenas o cientos de carros salían de los campos de la jurisdicción de Cochequingán y se abrían camino hacia el norte. Tras largos días, una semana o dos tal vez, llegaban a Villa Mercedes, a 40 leguas o más, para vender sus productos a los acopiadores de Mercedes. Algunos aprovechaban para recibir la bendición del casamiento en la Iglesia de la Merced y además traían a sus hijos para que fueran bautizados.

Lo cierto fue que la riqueza de los pioneros del extremo sur de San Luis se multiplicó rápidamente. Son innumerables los animales que criaban y trasladaban a Mercedes anualmente. Cada dos o tres años, se llevaban animales, cueros, granos y quesos a la ciudad de Villa Mercedes, recorriendo más de doscientos kilómetros, a veces siguiendo los restos de antiguas rastrilladas y abriendo caminos por zonas inhóspitas y cuidándose

gensanluis.com

Algunos -como mi abuelo Octaviano y su hermano Agapito -, traían a sus niños ya grandecitos para ser bautizados. Parecía que esperaban juntar tres o cuatro hijos para traerlos a la iglesia de Villa Mercedes, aprovechando sus viajes comerciales. Esas actas están en los distintos tomos de bautismos y de casamientos que van desde 1885 hasta 1915. En varios de sus registros leemos “nacidos en las cercanías de Mercedes”, cercanías que quedaban a 200 km o más.

7


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

de las vacas salvajes y a perros cimarrones. Los viajes duraban varias semanas, se reunían varias familias para realizar la excursión. Así don Octaviano llegó a contar con más de cuarenta carros de ruedas altas hacia 1910. Los viajes eran una verdadera caravana. En 1888, cerca de 80 carros de Cochequingán se ubicaron en la plaza del Seis de Caballería en Mercedes, que años más tarde, llamaron Plaza España. Mientras algunos conservaban los fogones y cuidaban sus pertenencias, otros hacían negocio con las casas Cateula, Oribe, Zuviaga u otras que compraban sus productos. Estos acopiadores se ponían en movimiento y buscaban nuevos empleados para absorber toda la mercadería que llegaba del sur. Eran impresionantes los grandes galpones y el depósito que hacían estas casas de ramos generales y exportadores. Tenían el gran beneficio del Ferrocarril que llegaba a Mercedes. Tras el cobro de sus ganancias, la gente del Sur como se les llamaba, se paseaba por la plaza del Dos (Plaza Pedernera) para comprar ropa y elementos que usarían en la inmensidad pampeana10. En 1895, después de 10 años, numerosos pobladores fueron a Villa Mercedes a reclamar su título de propiedad. El gobierno envió a don José de la Paz Gatica, un juez de paz, para hacer las mensuras en esas tierras y regresó con la noticia que muchas de las tierras tomadas ya tenían dueño, los antiguos estancieros de Buenos Aires habían tomado inmensas extensiones: Juan Anchorena, Ernesto Tornquist, Carmen de Christophersen, Josefa de Madariaga, Teodolina Alvear de Lezica, Carlos Alvear, Bernardo Belsunce, Santamarina, etc. Al enterarse de esta novedad, numerosos “estancieros” del sur llegaron a Villa Mercedes a reclamar sus derechos e hicieron una interesante manifestación en sus calles pidiendo los títulos de propiedad. Muy pocos lo lograron. Desde ese momento, el gobierno comenzó a mirar hacia el sur. En 1896 el gobierno de Lindor Quiroga mandó fundar un pueblo en ese lugar11.

Después de la “Fundación Oficial” de Cochequingán, a fines de 1910 se instala el Registro Civil. Los jefes de esa oficina que aparecen en las actas matrimoniales fueron: Tadeo S. Garro, Eulogio Diaz, Juan N. Díaz, Andrés A. Zarzur, Hermógenes Muñoz y Estanislao Olguin. Municipalidad de Villa Mercedes: Libro del Centenario de Villa Mercedes, San Luis, 1957, Pág. 194198. 11 Boletín Oficial del 6 de mayo de 1899 12 Tobares, J.L.; Ob. Cit. 10

gensanluis.com

Curiosamente más tarde, el 6 de noviembre de 1909, se presentó Carlos Wüst expresando “que ha formado un pueblo en el lugar denominado Cochequingán y solicita una escuela y autoridades, para lo cual dona varios solares para ese fin y manzanas para la caballada de policía”12.

8


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

Algunos matrimonios mayores fueron de los primeros en legalizar sus casamientos y reconocer los hijos nacidos en esas lejanías. Es el caso de Tomás Caciano Moyano, Caudio Tula; Pedro Orueta, Nicanor Ochoa y Francisco Echenique, que encontramos en las primeras actas. En total tenemos 71 actas de casamiento entre 1910 y 1923 en que se anota el último matrimonio. Fue un pueblo grande. Sin embargo, hoy de Cochequingán quedan sólo las ruinas de una escuela y restos de alguna casa usada como oficina pública: ¿Qué sucedió? LA DECADENCIA Y ABANDONO El ferrocarril no favoreció a Cochequingán. El Ferrocarril del Oeste trajo sus vías desde la ciudad bonaerense de Bahía Blanca. Intentaba unir las localidades del sur de San Luis y de Mendoza con Buenos Aires y especialmente con el puerto bahiense. La gente de Cochequingán esperaba el paso del tren por su pueblo, pero las vías pasaron a diez kilómetros hacia el norte. Hacia 1906 se unía Fortuna con La Maroma y por esa latitud cruzaba el Rio Salado o Chadileufú, para llegar a Alvear y a San Rafael, en Mendoza13. En 1905 se fundó Fortuna y en 1907, se construyeron estaciones ferroviarias en ese pueblo y en Bagual. La gente de Cochequingán debía sortear muchos médanos para llegar a esas localidades a más de 20 y 30 km para llevar sus productos o retirar las mercaderías que se traían por tren. En 1912, los Hnos. Wust piden la construcción de una estación en sus campos, donando las tierras para tal fin. Por esta razón, la estación llevó el nombre de su establecimiento ganadero: “La Unión”, a 10 km de Cochequingán14. Esto ocasionó la decadencia de esta floreciente localidad.

Hoy solo encontramos restos de la escuela que se ha convertido en un corral de cabras, algunas ruinas y algún árbol de la plaza. Alejado hacia el sur, quedan rastros del cementerio. 13 14

Guía Ferroviaria 1945 Ídem

gensanluis.com

Los comerciantes, los jornaleros y las familias poco a poco compraron terrenos que se vendían a 0,30$ la vara cerca de la estación y a 0,20$, en lugares más alejados. Así poco a poco todo el pueblo de Cochequingán se trasladó a Unión y a las estaciones cercanas. Para 1930, eran muy pocas las familias que aún residían allí. El Registro Civil se cerró a fines de la década del 30 y la escuela funcionó hasta 1963. Cochequingán se había transformado en la madre de los pueblos del sur puntano. Pero agonizaba.

9


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

En 1897, Arnoldo Schulze compró unos potreros cerca del pueblo. A medida que la gente se trasladaba a Unión, don Arnoldo les compraba sus propiedades. Poco a poco creó así la gran “Estancia La Estrella”, ocupando todo lo que fue el primer pueblo puntano del sur. El cementerio ha quedado dentro de sus propiedades y se debe pedir permiso para entrar. ¿Quién se acuerda de aquella gente? ¿Alguien ha hecho honor a su obra prodigiosa de poblar el desierto ensangrentado que les dejaron? Ruego porque ese cementerio y las ruinas de ese pueblo sea declarado Monumento Provincial de los Pioneros del Sur Puntano. LAS ACTAS DE MATRIMONIO En los primeros años del registro Civil, hubo muchos matrimonios que se casaron en Cochequingán. Poco a poco se ve un descenso hasta producirse uno solo, a comienzos de 1923. Veamos la tabla: 1910 1

1911 13

1912 9

1913 11

1914 6

1915 1

1916 5

1917 3

1918 6

1919 5

1920 3

1921 5

1922 2

1923 1

Se debe aclarar que son notables los errores ortográficos, pero se ha respetado la escritura original para evitar problemas que pudieran presentarse y por respeto a la identidad del nombre impreso en el original. Sólo cuando al comparar la firma del declarante o contrayente con el nombre o apellido escrito por el oficial del Registro se hace notable el error, se ha optado por usar la grafía del nombre como aparece en la firma del interesado (Ejemplo: Vaygorria se ha cambiado por Baigorria, que es como aparece en la firma).

gensanluis.com

He aquí un resumen de cada una de las 71 actas de matrimonio que se realizaron en este pueblo. Todos sus protagonistas tienen hoy más de ciento diez años.

10


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

Otro detalle que debemos tener en cuenta, es que en los primeros años las actas llevan un orden continuo, aunque posteriormente, cada año se inicia con el acta N.º 1 de ese año y así, hasta terminar el período. Si bien se podría anotar como Acta N.º/año, se ha optado por no atender ese detalle y en esta transcripción, se ha mantenido un orden consecutivo integrando el folio, lo que simplifica la ubicación.

1. ALETE, JUAN: árabe de 23 años, jornalero, nacido en Turquía el 24 de junio de 1895. Hijo de Juan Alete, domiciliado en 25 de mayo, Bs. As. y de Sara Alete, quien había fallecido en Turquía. CASÓ el 20 de julio de 1918 con HORTENSIA ORTIZ de 17 años, nacida el 14 de octubre de 1901 en El Pocito, Dto. Capital de San Luis, hija de Simón Ortiz, fallecido en El Pocito y de Juana Andrada, de 58 años. Acta 55 f. 72-73 2. ALFONSO, ANTONIO: criador de Cochequingán, de 27 años (n. 1892), hijo de Florencio Alfonso y de Andrea Olguín. CASÓ el 28 de agosto de 1919 con MERCEDES NATIVIDAD ECHENIQUE, de 30 años (n. 1889) y viuda de Martín Rodríguez, quien falleció en Bs. As., el 15 de mayo de 1914 (ver Acta N.º 16). Hija de Francisco Echenique y de Remigia Domínguez. Acta 58 f. 77 3. ALFONSO, ROSARIO: de 25 años (n. 1896), hijo de Rosario Alfonso y de Benicia López, ambos fallecidos. CASÓ el 21 de diciembre de 1921 con PASCUA CAZENAVE, de 23 años (n. 1898), hija del francés Juan Casanave y de Aurelia Jofré, ambos ya fallecidos. [En el acta se escribió el apellido como “Casanave y Cassanave” sin embargo en su firma al pie, se lee claramente “Pascua Cazenave”]. Acta 68 f. 89 4. ÁLVAREZ, ISIDRO: de 25 años (n. 1883), nacido en León, España. Hijo de Casimiro Álvarez y Cecilia Vega, ambos de León, España, ya fallecidos. Labrador de Unión. CASÓ el 23 de noviembre de 1912 con MANUELA VEGA, de 23 años (n. 1889), española de León, costurera, hija de Tomás Vega, español que aún vivía en León y de Rosalía Durante, fallecida en España. Acta 23 f. 31-32 5. ÁLVAREZ ALONSO, JOSÉ; español de 27 años (n. 1885). Hijo de Manuel Álvarez, español de Asturias y de Josefa Alonso, también española. Propietario en Unión. CASÓ el 15 de noviembre de 1912 con MARÍA FERRERO, argentina de 17 años (n. 1895), hija de Nicolás María Ferrero, italiano, de 48 años y de Catalina Deagostini, argentina, de 38 años. Propietaria en Unión. Acta 22 f. 28 a 30 6. AMADO, JOSÉ: árabe de 29 años (n. 1887), nacido en Turquía y comerciante de Unión. Hijo de José Amado de Turquía Pueblo Ciria (Sic) y de Neife de Omán, del mismo pueblo de Turquía. CASÓ el 8 de abril de 1916 con RAMONA PALLERO de 17 años, nacida el 23 de agosto de 1890 en “La Cañada” y propietaria en Cochequingán. Hija de Félix Pallero, de 61 años y de Paula Rodríguez, de 50 años. Acta 44 f. 57-58

gensanluis.com

ACTAS POR ORDEN ALFABÉTICO

11


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

7. ARGÜELLO, LUCIO: de 48 años (n. 1866), de San Bernardo, Córdoba, Argentina. Viudo de MARÍA MAGALLANES, con quien había casado el 2 mayo de 1875 y quien falleció el 17 de junio de 1913 en Victorica, La Pampa. Hijo de José Argüello, fallecido en Fortuna en 1909 y de Juana Ligorria, viuda, de 75 años, propietaria, de Fortuna. CASÓ el 4 de julio de 1914 con MICAELA MULLEN, de 37 años (n. 1877), hija Rosario Mullen, nacida en Los Cerrillos, San Luis y dedicada a los quehaceres domésticos. Acta 39 f. 50v-51 8. BAIGORRIA, DOMINGO: soltero, de 35 años (n. 1878), argentino. Domiciliado en “La Gama” de esta jurisdicción, hijo de José Baigorria y de Balbina Quevedo, ambos fallecidos en la ciudad de San Luis. CASÓ el 12 de julio de 1913 con CLEMENTINA ESCUDERO, argentina, nacida en Loventué, Pampa Central, de 22 años (n. 1891) y domiciliada en “La Vaca” de esta jurisdicción. Hija de Feliciana Escudero, domiciliada en la Pampa Central. [En el acta y el índice figura como Vaygorria, sin embargo, firma como “Baigorria”]. Acta 32 f. 42 9. BUSTOS, REGINO: argentino de 57 años, hijo de Félix Bustos y de Segunda Muñoz, jornalero. Nacido en Saladillo, San Luis, el 20 de noviembre de 1866. CASÓ el 11 de octubre 1914 con CASIANA GATICA, de 46 años (n. 1868), hija de Petrona Gatica y viuda de José Rodríguez en junio de 1911. Propietaria de San Francisco. Acta 34 f. 45 10. CABADA, ISIDRO: argentino, soltero, de 29 años. Nacido en Pocitos el 15 de mayo de 1893. Criador de Cochequingán, hijo del español Félix Cabada y de la argentina Carmen Romero, ambos radicados en Anchorena, San Luis. CASÓ el 30 de septiembre de 1922 con ANTONIA GODOY, de 17 años, nacida en La Penca el 13 de junio de 1905 y domiciliada en la Estancia La Tigra, hija de Bonifacio Godoy, fallecido, y de Jesús Becerra. Acta 69 f. 90v-91 11. CAMARGO, MARTÍN: argentino, soltero, de 36 años (n. 1884), hijo de Eustasio Camargo, fallecido, y de Juana Gómez, de 52 años. CASÓ el 15 de marzo de 1920 con VIENVENIDA RODRÍGUEZ (sic) de 25 años (n. 1895) hija de Viviano Rodríguez, fallecido en Cochequingán y de Juliana Leguizamón, propietaria en Cochequingán y viuda de Victorio Lagos. Acta 61 f. 81 12. CAZENAVE, JUAN: Criador, francés, de 54 años. Nacido el 3 de febrero de 1862 en Bajos Pirineos, Francia y domiciliado en Santa Isabel, La Pampa, viudo de Abertela López, quien había fallecido en Santa Isabel el 27 de octubre de 1910 e hijo de Pascual Cazenave y Margarita Lavorda, ambos oriundos de Bajos Pirineos. CASÓ el 6 de mayo de 1916 con APOLINARIA BECERRA, propietaria de Cochequingán, hija de Cerapio Becerra y Agustina Funes de esa localidad. Acta 42 f. 55-56 13. CORREA, BAUTISTA: argentino, soltero, de 25 años (n. 1896), jornalero, domiciliado en la Estancia La Estrella. Hijo de Faustino Correa y de Presentación Villegas, ambos fallecidos. CASÓ el 10 de septiembre de

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

12


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

1921 con RÓMULA FUNES de 21 años (n. 1900), hija de Jacinta Funes. Acta 67 f. 88 14. DÍAZ, ALEJANDRO: comerciante turco de 26 años (n. 1891), radicado en Cochequingán, hijo de Ruiz Díaz y de Nirrime Díaz, ambos turcos. CASÓ el 12 de noviembre de 1917 con ADELA RODRÍGUEZ, argentina, propietaria de Cochequingán, de 24 años (n. 1893), hija de Viviano Rodríguez, fallecido el 2 de febrero de 1911 en esta localidad y de Juliana Leguizamón, viuda y propietaria, de 60 años. Acta 49 f. 63v-64 15. DÍAZ, EULOGIO: argentino, soltero, de 41 años (n. 1872), nacido en Chacabuco, San Luis. Hijo de Eulogio Díaz, de 70 años y de Andrea Muñoz, de 57 años, todos radicados en Cochequingán. CASÓ el 3 de noviembre de 1913 con GREGORIA FERNÁNDEZ, de 21 años (n. 1892), nacida en Balde, San Luis, hija de don Carmen Fernández, quien vivía con su hija y de doña Zacarías Suárez, ya fallecida. Acta 35 f. 46 16. DÍAZ, EVANGELITO: argentino, soltero, de 31 años (n. 1881). Hijo de Marcos Díaz, fallecido en Chacabuco y de Gil Rodríguez, ya viuda en la fecha de casamiento. CASÓ el 30 de mayo de 1912 con TOMASA FERNÁNDEZ, hija de don Carmen Fernández de 53 años y de doña Zacarías Suárez de 51 años, propietaria de Cochequingán. Acta18 f. 24 17. DÍAZ, LUIS M.: argentino, soltero, propietario de Cochequingán, de 24 años (n.1887), hijo de Eulogio Díaz, de 68 años y de Andrea Muñoz, de 55 años. CASÓ el 12 de mayo de 1911 con MARGARITA FERNÁNDEZ, hija de don Carmen Fernández, de 52 años y de doña Zacarías Suárez, de 50 años, propietaria en Cochequingán. Acta 7 f. 9v-10 18. ECHENIQUE, FRANCISCO: argentino, de 66 años (n. 1846), soltero, propietario de “La Argentina” en Cochequingán, hijo de Solano Echenique, fallecido en Los Puestos de Río Cuarto, Córdoba y de Andrea Orales, fallecida en el mismo lugar que su esposo. CASÓ el 13 de enero de1912 con REMIGIA DOMÍNGUEZ, de 40 años (n. 1872), hija de Valentín Domínguez y de Rosa Pérez, ambos fallecidos en San José del Morro. Propietaria de Cochequingán. En el mismo acto reconocen a sus dos hijas: DIORILDA DEL ROSARIO ECHENIQUE, nacida en Bagual, de 24 años, 11 meses y 27 días (n. 16 de febrero de 1887) y MERCEDES NATIVIDAD ECHENIQUE, nacida en la Estancia “La Felicidad”, de 23 años, 4 meses y 5 días (n. 8 de septiembre de 1888). Acta 15 f. 19 19. FERNÁNDEZ, ANÍBAL: argentino, soltero, de 24 años (n. 1894), propietario de Martín de Loyola, hijo de Lucio Fernández y de María Luisa Sosa, radicados en Ameghino, provincia de Bs. As. CASÓ el 4 de julio de 1918 con JUSTINA ALFONSO, de 23 años (n. 1895) hija de Florencio Alfonso y de Andrea Olguín, de Valle Hermoso, Departamento Pedernera. Acta 54 f. 71 20. FERNÁNDEZ, CARMEN: argentino, de 54 años (n. 1859). Hijo de Fernando Fernández, quien falleció el 17 de agosto de 1896 en La Cañada y de doña Liberata Gómez, fallecida en Cochequingán el 10 de octubre de 1912. Propietario en esta localidad y viudo de Zacarías Suárez, fallecida

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

13


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

en esta localidad el 6 de septiembre de 1912. CASÓ el 3 de marzo de 1913 con CLOTILDE RAMONA DÍAZ MUÑOZ, soltera, de 37 años (n. 1876), hija de Eulogio Díaz y de Andrea Muñoz, ambos propietarios y residentes de Cochequingán. Acta 25 f. 34 21. FERNÁNDEZ, CRISOLO: argentino, soltero, nacido el 11 de noviembre de 1875 en Villa Mercedes, hijo de Fernando Fernández, fallecido en Cochequingán el 17 de agosto de 1890 y de Liberata Gómez, fallecida en esta población el 10 de octubre de 1912. Criador, domiciliado en Costa del Salado y por no saber firmar lo hace José Fernández. CASÓ el 8 de mayo de 1918 con PETRONA GATICA, argentina, soltera, hija de Hermógenes Gatica ya fallecido y de María Lucero, viuda de 59 años. Firmando su hermana Isabel por no saber hacerlo la novia. En el mismo acto, legitiman a sus seis hijos: BONIFACIO FERNÁNDEZ, n. 5 junio 1904; MARÍA FERNÁNDEZ, n. 22 junio 1906; LIBERATA FERNÁNDEZ, n. 24 mayo 1908; CRISOLO FERNÁNDEZ, n. 23 octubre 1910; COSME FERNÁNDEZ, n. 27 septiembre 1915 y GREGORIA FERNÁNDEZ, n. 17 noviembre 1917. Acta 52 f. 68-69 22. FERNÁNDEZ DOMINGO: argentino, de 26 años (n. 1895), hijo de Nemesio Fernández ya fallecido y de Visitación Villegas, de 60 años, soltero y propietario de Cochequingán. CASÓ el 5 de mayo de 1921 con MARÍA DE LA CRUZ TORANZO, de 22 años, hija de Cándido Toranzo y de Tránsito Moreno, ambos fallecidos; domiciliada en La Cañada del Rodeo. Acta 66 f. 87-88 23. FERNÁNDEZ PEDRO: argentino, de 29 años (n. 1884), albañil, nacido en San Luis, capital e hijo de Paulo Fernández y de Clementina Garnica, ambos fallecidos en esa ciudad. CASÓ el 20 de junio de 1913 con CLARISA RODRÍGUEZ, de 29 años (n. 1884), hija de Viviano Rodríguez, fallecido el 2 de febrero de 1911 en Cochequingán y de Teresa Biartes, fallecida en 1886 en Renca, San Luis. Acta 31 f. 41 24. FERNÁNDEZ, VENTURA: argentino, de 25 años (n. 1886), soltero y propietario en Cochequingán, hijo de Nemesio Fernández, de 60 años y de Visitación Villegas, de 50 años. CASÓ el 12 de mayo de 1911 con JOAQUINA FERNÁNDEZ, de 23 años (n. 1888), hija de don Carmen Fernández, de 52 años y de doña Zacarías Gómez, de 50 años, propietaria. Acta 8 f. 10v a 11v 25. FERRÁN, AURELIO: argentino, soltero, de 33 años (n. 1880), hijo de Luis Ferrán, viudo de 55 años y propietario en Cochequingán y de Petrona Sosa, fallecida en Las Chacras, San Luis. CASÓ el 17 de mayo de 1913 con ESPERANZA RODRÍGUEZ, de 33 años (n. 1880), hija de Viviano Rodríguez quien falleció en Cochequingán el 2 de febrero de 1911 y de Juliana Leguizamón, viuda de 60 años y propietaria en esa población. Acta 29 f. 38v-39 26. FUNES, HIGINIO: argentino, viudo, de 47 años, hijo de Juan de Dios Funes y de Claudia Nievas, ambos fallecidos en el lugar llamado “La Estanzuela”, departamento Chacabuco y administrador de la estancia

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

14


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

“Las Marías”. CASÓ el 15 de mayo de 1911 con PAULA LUCERO, de 23 años, hija de don Carmen Lucero, viudo de Cochequingán y de Estanislada Pérez, fallecida en Chacabuco, San Luis; propietaria, soltera. Acta 9 f. 12 27. FUNES, OYOLA: argentino, criador, soltero, de 25 años (n. 1894), hijo natural de Concepción Funes, de Cochequingán. CASÓ el 23 de junio de 1919 con MÓNICA OLGUIN, de 25 años, residente de Cochequingán, hija de Gerónimo Olguín y de Rosa Díaz, ya fallecidos en esta población. Acta 57 f. 76 28. GARCÍA, CECILIO MANUEL: uruguayo, de 26 años (n. 1886), hijo de Cecilio Manuel García, fallecido en Montevideo y de Manuela Navarro, de esa ciudad. Residente en la estación Unión del Ferrocarril Oeste y empleado en esa empresa. CASÓ el 5 de marzo de 1912 con PETRONA BARBERIS, de 18 años (n. 1894), argentina, costurera, hija de Pedro Barberis, italiano y de Baldomera Solano, argentina y residente en el mismo punto que el compareciente. Acta 17 f. 22v-23v 29. GODOY, JOSÉ MARÍA: argentino, soltero, propietario de 34 años (n. 1878). Hijo de Cantalicio Godoy y de Indalecia Cuello, residentes de Cochequingán. CASÓ el 22 de junio de 1912 con MERCEDES RODRÍGUEZ, de 19 años (n. 1893), hija de José Rodríguez, ya fallecido en Cochequingán y de Casiana Gatica, habitantes de esa localidad. Acta 19 f. 25-26 30. IBAÑEZ, VICENTE: [En el acta figura como YVAÑEZ, pero firma Ibáñez] argentino, soltero y jornalero de Cochequingán, de 27 años (n. 1884), hijo de Gabino Ibáñez, fallecido en Mendoza y de Tránsito Chavero, domiciliada en la estancia “La Criolla” de esta jurisdicción. CASÓ el 5 de agosto de 1911 con LORENZA LUCERO, argentina, de 22 años (n. 1889), hija de Carmen Lucero, viudo de Cochequingán y de Estanislada Pérez, fallecida en Chacabuco, San Luis. Acta 11 f. 14 -15 31. ISLA, JULIÁN: argentino, soltero, propietario nacido en Cochequingán, de 26 años (n. 1886), hijo de Tránsito Isla, fallecido el 7 de agosto de 1911 en esta localidad y de Tomasa Guiñazú, argentina, de este pueblo. CASÓ el 8 de marzo de 1916 con JULIANA RODRÍGUEZ, argentina de 16 años (n. 1900) nacida y domiciliada en este pueblo, hija de Viviano Rodríguez, quien falleció el 2 de febrero de 1911 en “Pozo César”, de este Departamento y de doña Juliana Leguizamón, de 60 años, viuda, propietaria en esta localidad. Acta 43 f. 56v-57 32. LUCERO, BARBARITO: argentino, de 26 años. Nacido el 4 de enero de 1889 en “Toro Muerto”, de profesión criador, hijo natural de María Lucero, ambos de Cochequingán. CASÓ el 5 de octubre de 1916 con LEONOR ÁVILA, de 22 años, nacida el 17 de mayo de 1894 en “Cuatro Pozos”, Pampa Central, hija de Julián Ávila y de Francisca Barzola, fallecida en “Cuatro Pozos”, ahora residente en Cochequingán y de profesión costurera. Acta 46 f. 60

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

15


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

33. LUCERO, MARCIAL: argentino, soltero, nacido en Villa Mercedes, de 22 años (n. 1895), propietario y domiciliado en Las Bateas. Hijo natural de Rosa Cardozo, propietaria, radicada en Bagual. CASÓ el 27 de septiembre de 1917 con JUANA PEDERNERA, de 19 años (n. 1898), nacida en El Dique, Departamento Pedernera, hija de Victorio Pedernera y de Dolores Gutiérrez, ambos propietarios, argentinos, domiciliados en Las Bateas. Acta 48 f. 63v-64 34. LUJÁN, FÉLIX: argentino, soltero, jornalero, de 25 años (n. 1890) nacido en “La Travesía” del Departamento Capital, hijo de Pedro Luján, viudo de Cochequingán y de Isabel Alanís, fallecida el 6 de junio de 1913 en la estancia “Los Loros”, de esta jurisdicción. CASÓ el 13 de diciembre de 1915 con CIRILA ORUETA, de 23 años (n. 1892), argentina, soltera, nacida en “Pampa Chica” de este Departamento y domiciliada en Cochequingán, hija de Pedro Orueta, quien falleció el 28 de febrero de 1911 en “El Sol de Mayo”, de este Departamento y de Eloísa Zabala, viuda, propietaria y domiciliada en “Las Taperas”, de este Departamento. Acta 41 f. 53v-54 35. LUNA, DOROTEO: argentino, soltero, propietario, de 25 años (n. 1886), domiciliado en “El Caldén Verde” de esta jurisdicción, hijo de Juan Luna, fallecido en Martín de Loyola y de Faustina Cuello, que vive en esta jurisdicción. CASÓ el 29 de setiembre de 1911 con EUSEBIA MUÑOZ, argentina, soltera, costurera, de 19 años (n. 1892). Hija de Ildefonso Muñoz y de Rosario Luna, ambos fallecidos en Los Baldes de esta jurisdicción. Sus padres de crianza fueron el matrimonio de Bernabé Muñoz y Juana Muñoz, quienes autorizaron esta celebración. Acta 13 f. 16v 36. MAGALLÁN, FRANCISCO: argentino de 33 años (n. 1884), nacido en El Morro, criador, domiciliado en “Pozo Rico”. Hijo de Ciriaco Magallán y Petrona Páez, ambos argentinos. CASÓ el 11 de septiembre de 1917 con CENOVIA SUÁREZ [En el acta el oficiante escribió Zenovia, pero en la firma se lee Cenovia], argentina de 26 años (n. 1891), nacida en Bagual, San Luis. Hija de Pioquinto Suárez y de Micaela Salguero, ambos argentinos. Acta 47 f. 61v-62 37. MEDERO, RAMÓN: argentino, de 27 años, nacido en este Departamento Pedernera el 3 de junio de 1889, hijo de Silverio Medero y de Adelaida Ortiz, ambos argentinos domiciliados en Cochequingán. CASÓ el 20 de julio de 1916 con RITA LUCERO argentina, soltera de 24 años, nacida el 22 de marzo de 1892 en este Departamento Pedernera, hija legítima de Ciriaco Gatica, quien falleció en Cochequingán el 20 de marzo de 1909 y de Julia Jofré. Acta 45 f. 59-60 38. MEDERO, SILVERIO: argentino, de 55 años (n. 1864), viudo de Adelaida Ortiz, propietario e hijo del portugués Francisco Medero y de la argentina Felipa Sejas, ambos fallecidos. CASÓ el 7 de junio de 1919 con CARLOTA FERNÁNDEZ, argentina de 23 años (n. 1896), hija de Carmen Fernández y

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

16


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

de doña Zacarías Suárez, ya fallecida. Ambos radicados en Cochequingán. Acta 56 f. 74-75 39. MEDERO SILVERIO [Hijo]: argentino, soltero y propietario, de 26 años. Nacido el 2 de agosto de 1896, hijo de Silverio Medero y de Adelaida Ortiz ya fallecida, todos de Cochequingán. CASÓ el 14 de mayo de 1921 con PAULINA LUCERO, de 16 años, nacida en ese pueblo el 31 de diciembre de 1904, hija de Ciriaco Lucero, ya fallecido y de Julia Jofré, de esa localidad. Acta 65 f. 86-87 40. MENDICOA, MARTINIANO: argentino, soltero, de 20 años (n.1893), criador radicado en “El Pocito” de esta jurisdicción. Hijo de Juan Mendicoa, argentino, de 41 años también criador y de Nicasia Mostasero, española, de 40 años. CASÓ el 7 de octubre de 1913 con FORTUNATA GATICA, de 17 años (n. 1896), hija de Ciriaco Gatica, quien falleció en Cochequingán en 1909 y de doña Julia Jofré, viuda de 48 años. Acta 33 f. 43 41. MIRANDA, RAFAEL: argentino, soltero, propietario, de 26 años, (n. 1885), hijo de Serapio Miranda, fallecido en San Martín, San Luis y de Gerónima Castro, domiciliada en aquella localidad. CASÓ el 3 de mayo de 1911 con SIMONA ORTIZ, de 16 años (n. 1895), hija de Simón Ortiz, fallecido en “El Pocito” de esta jurisdicción y de Juana Andrada, de 58 años, domiciliada en Cochequingán. Acta 6 f. 8v-9 42. MORÁN, ALEJANDRO: argentino, soltero, de 24 años, nacido en San Luis el 24 de diciembre de 1889, hijo de Pantaleón Morán, fallecido en 1908 en Mendoza y de Rosana Olguín, también fallecida. CASÓ el 5 de enero de 1914 con HERMOSINDA PALLERO, de 22 años, nacida en Cochequingán el 2 de agosto de 1891. Hija de Feliz Pallero, de 61 años y de Paula Rodríguez de 50 años, ambos argentinos, casados y domiciliados en Cochequingán. Acta 36 f. 47 43. MOYANO, TOMÁS CASIANO: argentino, soltero, de 28 años (n. 1882), de Cochequingán, agricultor, hijo de Bartolo Moyano, domiciliado en Mendoza y de Ezequiela Robledo, domiciliada en la estancia “Los Loros”, ambos argentinos. CASÓ el 5 de febrero de 1911 con MERCEDES PERALTA, de 24 años (n. 1887), soltera, propietaria, hija de Teófilo Peralta y de Ruperta Carranza, domiciliados ambos en la colonia Martín de Loyola. Acto continuo se reconocen dos hijos nacidos en la estancia “Los Loros”: ROQUE MOYANO, de 2 años y JOSÉ HORTENSIO MOYANO, de 2 meses. Acta 2 f. 2v-3 44. MUÑOZ, RAFAEL: argentino, peluquero, nacido en Saladillo, San Luis, de 46 años (n. 1867). Hijo de José María Muñoz, quien falleció en Villa Mercedes en 1902 y de Bernarda Miranda fallecida en la mencionada ciudad en 1902. CASÓ el 10 de mayo de 1913 con PETRONA VILLEGAS, de 17 años (n. 1896), nacida en Acha, Pampa Central, hija de Tristán Villegas, propietario de Cochequingán y de Abdona Vílchez, quien falleció en Victorica, Pampa Central. Acta 28 f. 37-38 45. MUSTAFÁ, MANUEL: árabe, soltero, de 24 años, nacido en Jiam, Turquía, el 23 de febrero de 1893, hijo de Julián Mustafá y de Zained Hisa, ambos

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

17


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

de Jiam, Turquía [en esos años pertenecía al imperio turco, actualmente es una localidad del Líbano]. Comerciante, domiciliado en Bagual. CASÓ el 20 de enero de 1918 con ANGÉLICA VIEYRA, de 22 años, costurera, nacida en Villa Mercedes el 5 de enero de 1896, hija de Rosa Vieyra, domiciliadas en Cochequingán. Acta 50 f. 65-66 46. NÚÑEZ, PANTALEÓN: argentino, soltero, de 32 años (n. 1881), jornalero del Ferrocarril Oeste radicado en Unión y nacido en Santa Rosa, San Luis, hijo de Patrocinio Núñez y Ramona Amaya. CASÓ el 5 de abril de 1913 con GERVASIA QUIÑONES, de 46 años, (n. 1867) y viuda de Eulogio González, quien falleció en Rio Cuarto, Córdoba, en 1888. Hija de Santiago Quiñones y Mauricia Villaverde; propietaria en Cochequingán. Acta 26 f. 35 47. OCHOA, JUAN: argentino, soltero, de 58 años (n. 1861), hijo de Saturnino Ochoa y Petrona Amaya, ambos fallecidos, propietarios y domiciliados en Cochequingán. CASÓ el 30 de octubre de 1919 con GREGORIA ESTRADA, de 55 años (n. 1864), hija de Felipa Estrada ya fallecida. Acta 60 f. 78v-80 48. OCHOA, NICANOR: argentino, soltero, de 22 años (n. 1889), propietario, hijo natural de Abdón Ochoa argentino, soltero, propietario residente en Cochequingán. CASÓ el 26 de agosto de 1911 con ELVIRA LINARES, española, costurera, de 25 años (n. 1886), hija de los españoles Agapito Linares, quien vive en España y de María Dobal, ya fallecida en aquel lugar. Acta 12 f. 15 49. ORUETA, NAPOLEÓN: argentino, soltero, de 30 años (n. 1880), domiciliado en el lugar “Sol de Mayo” de esta jurisdicción, hijo de Lucas Orueta y de Esmeraida Sáez, ambos viven en el domicilio de su hijo. CASÓ el 20 de noviembre de 1910 con GREGORIA LUCERO, de 18 años (n. 1892), propietaria, hija natural de María Lucero de 45 años, ambas domiciliadas en “Sol de Mayo”. Acta 1 f. 1-3 50. ORUETA, NAPOLEÓN: argentino, de 39 años (n. 1880), viudo de Gregoria Lucero quien falleció en 1918 en Canalejas, Mendoza, hijo de Lucas Orueta, ya fallecido y de Esmeraida Sáez, domiciliada en Canaleja, provincia de Mendoza. CASÓ el 6 de octubre de 1919 con ISABEL LUCERO, soltera, criadora, hija natural de María Lucero, viuda. Acta 59 f. 77v-78 51. ORUETA, PEDRO: argentino, soltero, de 55 años (n. 1856), domiciliado en el lugar llamado “El Campamento” de Cochequingán; hijo de Gabino Orueta y de Trinidad Alaniz, ambos fallecidos en el Departamento Chacabuco, San Luis. CASÓ el 13 de febrero de 1911 con ELOÍSA ZAVALA de 38 años (n. 1873), soltera, propietaria, hija de Vicente Zabala, fallecido en Villa Mercedes y de Manuela Calderón, quien vive en La Pampa Central. Acto continuo se reconocen los siete hijos nacidos antes de esta ceremonia matrimonial. Nacidos en Victorica, Pampa Central: RAMÓN ORUETA, de 18 años; CIRILA ORUETA, de 15 años; CLETA ORUETA, de 13 años y RAIMUNDO ORUETA, de 11 años. Nacidos en “Pocitos”, jurisdicción

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

18


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

de Cochequingán e inscriptos en Anchorena: RAIMUNDO ÁNGEL ORUETA, de11 años; PRUDENCIA ORUETA y DELFINA ORUETA, inscripta en Fortuna. Acta 4 f. 5v-6 52. PALACIO, MANUEL: argentino, de 38 años (n. 1876), propietario en este pueblo y con domicilio en la estancia “La Estrella”, de esta jurisdicción. Viudo de Jerónima Isla, con quien contrajo matrimonio en Fortuna, San Luis y quien falleció en Cochequingán, el 7 de septiembre de 1913. Hijo de Manuel Palacio, fallecido en 1912 en Pergamino, provincia de Buenos Aires y de Eleuteria López, viuda y propietaria en Pergamino. CASÓ el 25 de marzo de 1914 con VICTORIA VEGA, de 22 años (n. 1892), soltera, hija de Juan Cancio Vega, fallecido en Cochequingán el 10 de noviembre de 1912 y de Rosario Vega, fallecida en “El Pocito”. Acta 37 f. 48 53. PALLERO, LEONZO: argentino, soltero, de 22 años (n. 1889), jornalero, propietario en este pueblo. Hijo de Feliz Pallero y de Pabla Rodríguez ambos argentinos radicados en Cochequingán. CASÓ el 21 de enero de 1911 con MÁXIMA VEGA, de 23 años (n. 1888), hija de Juan Cancio Vega, de 50 años, propietario, viudo y de Rosario Guzmán, fallecida en “El Pocito”, de esta jurisdicción. Acta 14 f. 18 54. PENÉ, DOMINGO: argentino, soltero, de 36 años. Nacido el 24 de julio de 1884 en Tandil, ganadero, domiciliado en “La Tigra” del Departamento Capital, hijo de Juan Pené, francés y Josefa Pérez, de nacionalidad española, ambos domiciliados en la Capital Federal. CASÓ el 26 de septiembre de 1920 con MARÍA GODOY, nacida en la ciudad de La Punta, San Luis, de 25 años (n. 1895), domiciliada en “La Tigra” del Departamento La Capital, hija de Bonifacio Godoy, fallecido y de Jesús Becerra, residente en el Departamento La Capital. A. 63 f. 83-84 55. PERALTA, ROMUALDO: argentino, de 35 años (n. 1886), domiciliado en la estancia “Las Gaviotas”. Viudo de Luisa Marteleta e hijo de Cleto Peralta y de Natalia Pereira, ambos fallecidos. CASÓ el 8 de marzo de 1921 con ROSA PÁEZ, de 22 años (n. 1899), domiciliada en “La Verde” e hija de Prágido Páez, ya fallecido y de Zoila Olguín. Acta 64 f. 85 56. PÉREZ, NICOLÁS: argentino, soltero, de 22 años (n. 1889), propietario domiciliado en el lote Nº 7 del lugar denominado “El Chañaral”, jurisdicción de Cochequingán. Hijo natural de doña Rosario Pérez, fallecida en Pampa Central. CASÓ el 29 de abril de 1911 con ROSA VALDÉZ, de 18 años (n. 1894), hija natural de Úrsula Valdéz de Pérez, de 34 años; soltera y propietaria de esta localidad. Acta 5 f. 6v-8 57. PÉREZ, RAMÓN ÁNGEL: argentino, soltero, de 23 años (n. 1893), propietario de Cochequingán, hijo de Marcelino Pérez ya fallecido y de Petrona Andrada, viuda, de cuarenta años, propietaria de Cochequingán. CASÓ el 20 de junio de 1918 con HIGINIA FERNÁNDEZ, de 19 años (n. 1899), hija de don Carmen Fernández, viudo de 59 años y de Zacarías Suárez, ya fallecida. Acta 53 f. 69-70 58. RODRÍGUEZ, FAUSTINO: argentino, soltero, de 35 años (n. 1877), vecino de Cochequingán, hijo de José Rodríguez, ya fallecido y de doña Casiana

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

19


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

Gatica, propietaria de esta población. CASÓ el 7 de septiembre de 1912 con FROILANA GONZÁLEZ, de 20 años (n. 1892), hija de don Remigio González, de 56 años y de doña Tránsito Salazar, propietarios de Cochequingán. Acta 20 f. 26 59. RODRÍGUEZ, JUAN MARTÍN: argentino, soltero, de 22 años (n. 1890), criador, domiciliado en el lugar denominado “Costa del Monte Palermo” de esta jurisdicción. Hijo de Ramón Rodríguez, de 46 años y de Tomasa Páez, de 44 años, ambos domiciliados en el lugar indicado anteriormente. CASÓ el 5 de febrero de 1912 con MERCEDES NATIVIDAD ECHENIQUE, de 23 años (n. 1889), hija de Francisco Echenique, de 66 años y de Remigia Domínguez, de 40 años, todos de la localidad indicada, jurisdicción de Cochequingán. Acta 16 f. 21 60. SELADE, DOMINGO: argentino, soltero, de 23 años (n.1888), jornalero, domiciliado en “La Blanca” de esta jurisdicción. Hijo de Florencia Selade, fallecida en el lugar llamado “EL Campamento”. CASÓ el 24 de julio de 1911 con GABRIELA QUIROGA, soltera, costurera, de 16 años (n. 1895), hija de Ignacio Quiroga, fallecido en La Blanca y de Santos Miranda, ambas domiciliadas en “La Blanca”. Acta 10 f. 13-14 61. SOMBRA, ILDEFONSO: argentino, de 45 años (n. 1868), propietario de Cochequingán, viudo de Juana Farías con quien contrajo matrimonio en 1909 en Villa Mercedes. Hijo de Domingo Sombra y de Segunda Sosa, ambos fallecidos en Mercedes, San Luis. CASÓ el 12 de abril de 1913 con SIRIACA VAEZ, de 22 años (n. 1891), hija de Ramón Vaez y de Tiburcia Funes, los tres del lugar llamado “El Jagüel”, jurisdicción de la Colonia Martín de Loyola. Acta 27- F. 36-37 62. SOSA, NEPOMUCENO: argentino, de 39 años (n. 1874), soltero, albañil, domiciliado en Los Baldes de esta jurisdicción y nacido en Ayacucho, de esta provincia. Hijo de Hipólito Sosa, domiciliado en el Departamento Chacabuco y de Fabiana Ramírez, fallecida en Ayacucho, San Luis. CASÓ el 19 de febrero de 1913 con CRISTINA SOMBRA, argentina, soltera, de 18 años (n. 1895), nacida en La Angelina, de esta provincia, costurera, domiciliada en Los Baldes, hija de Gabriel Sombra, de 58 años y de Demófila Funes, de 50 años. Acta 24 f. 33 63. STOLL, EMILIO: argentino, de 43 años, nacido el 21 de septiembre de 1879 en Lobos, Buenos Aires, sub comisario de policía de Cochequingán. Hijo de Juan Stoll, suizo alemán y de María Montserrat, de nacionalidad española (en el acta de Félix Stoll indica que es argentina], fallecida. CASÓ el 8 de noviembre de 1922 con MARIA NATIVIDAD RODRÍGUEZ, de 29 años, nacida el 9 de septiembre de 1893 en Cochequingán e hija de Rosendo Rodríguez, fallecido y de Juana Osan, ambos de este pueblo. Acto seguido se legitiman los 5 los hijos nacidos previamente: PETRONA STOLL, n. 22 noviembre 1911; ANDRÉS MATEO STOLL, n. 10 febrero 1914; HUMBERTO JUAN MANUEL STOLL, n. 10 enero 1916; MARÍA AURELIA CELIA STOLL, n. 25 de mayo de 1918 y MARÍA LAURA ESMERALDA STOLL, n. 11 octubre 1920. Acta 70 f. 92-93

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

20


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

64. STOLL, FÉLIX: argentino, de 24 años (n. 1888) nacido en Buenos Aires y propietario en Cochequingán. Hijo del Suizo Juan Stool, propietario de esta población y viudo de María Monserrat, argentina que falleció en Bs As., el 8 de septiembre de 1908 [en el acta de Emilio Stoll indica que es española]. CASÓ el 4 de noviembre de 1912 con MAURICIA DÍAZ, soltera, propietaria en esa población, de 22 años (n. 1890), nacida en El Morro, San Luis e hija de Eulogio Díaz y de Andrea Muñoz, propietarios de Cochequingán. Acta 21 f. 27v 65. SUÁREZ, PIOQUINTO [Hijo]: argentino, soltero, criador de esta localidad, de 18 años, nacido en [ilegible], provincia de San Luis, el 10 de julio de 1905. Hijo de Pioquinto Suárez y de Micaela Salguero, domiciliados en “Pozo Rico”. CASÓ el 8 de enero de 1923 con LUCÍA PEDERNERA, argentina, de 20 años, nacida el 13 de diciembre de 1902 en el lugar denominado “La Pasión”, costurera, hija de Victorio Pedernera y de Dolores Gutiérrez, ya fallecida, domiciliados en “Las Bateas”, de esta jurisdicción. Acta 71 f. 94-95 66. TULA, CAUDIO: argentino, soltero, de 30 años (n. 1881), propietario del lugar llamado “Los Nueve Caldenes”. Hijo de Francisco Borja Tula y de Nieves Urquiza, ambos argentinos domiciliado en San Martín, de esta provincia. CASÓ el 5 de febrero de 1911 con VALENTINA ROSALES, de 43 años (n. 1868), argentina, costurera, hija de Alejo Rosales y de Benita Gutiérrez, ambos fallecidos en San Luis, aproximadamente en 1879. Acto seguido, los contrayentes reconocieron como hijos propios a los siguientes: ROSAS RICARDO TULA, de 17 años y 6 meses y HERNESTINA TULA, de 15 años y 4 meses, ambos nacidos en el lugar llamado “Los tres Talas”, de esta jurisdicción. Acta 3 f. 4 67. VEGA, ROSARIO: argentino, soltero, de 33 años, nacido el 2 de octubre de 1885 en “Las Isletas”, de esta provincia, propietario en Cochequingán. Hijo de Juan Cancio Vega y de Rosario Guiñazú, ambos fallecidos. CASÓ el 23 de enero de 1918 con TEODELINA GONZÁLEZ, soltera, de 23 años, nacida en Cochequingán el 14 de agosto de 1894, propietaria en esta población e hija de Juan González y de Quiteria Barbosa, ambos argentinos, casados y domiciliados en esta población. Acta 51 f. 66v-67 68. VÍLCHEZ, EDUARDO: argentino de 42 años, nacido en el Quinto Departamento de esta provincia [Libertador General San Martín], el 13 de octubre de 1872. Viudo de Dolores Isla, con quien fue casado en 1907 y fallecida en 1909 en Cochequingán. Hijo de Andrés Vílchez y de Rosaura Barraza. CASÓ el 10 de mayo de 1914 con DONATA GONZÁLEZ, argentina, de 23 años (n. 1891), propietaria en esta población; hija de Juan González y de Quiteria Barbosa. Acta 38 f. 49 69. VILLARRUEL, WALFRIDO: argentino, soltero, de 28 años. Nació en Juárez, provincia de Buenos Aires, el 27 de febrero de 1892. Hijo de Anfiloquio Villarruel ya fallecido y de doña Bernarda Pené, francesa, domiciliada en Juárez, provincia de Buenos Aires. CASÓ el 6 de septiembre de 1920 con RAMONA GODOY, argentina, de 20 años, nacida en el lugar llamado “La

gensanluis.com

Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

21


Centro de Estudios Genealógicos de San Luis Fundado el 1 de Setiembre de 2012 Miembro de la Federación Argentina de Genealogía y Heráldica

CITA DE LA PUBLICACIÓN GATICA, Ángel Daniel, “Los matrimonios de Cochequingán”. Centro de Estudios Genealógicos de San Luis, San Luis, diciembre 2020.

gensanluis.com

Penca”, de esta jurisdicción, el día 2 de noviembre de 1900, propietaria, domiciliada en la estancia “La Tigra”. Hija de Bonifacio Godoy, ya fallecido y de Jesús Becerra, quien por no saber firmar pidió que firmase su hija María Godoy. [En el margen del Acta figura la siguiente inscripción: “Por orden del Sr. Juez en lo Civil y Comercial de Mercedes, de esta provincia, Doctor Jorge Mundet, en su oficio n.º 777 en fecha 21 de agosto del corriente año se rectifica en esta partida de matrimonio el nombre del contrayente, declarando que el verdadero nombre y apellido de éste es Walfrido Villarruel y no Ubaldrido Villarruel. San Luis, setiembre 3/1940]. Acta 62 f. 82-83 70. VILLEGAS, CARLOS: argentino, soltero, de 26 años, jornalero. Nacido en Villa Dolores, provincia de Córdoba, el 20 de septiembre de 1888. Domiciliado en Bagual de San Luis. Hijo de Caciano Villegas, domiciliado en Villa Dolores y de María Aguilera, ya fallecida en esa localidad. CASÓ el 22 de agosto de 1914 con ISABEL DOMÍNGUEZ, argentina, soltera, de 18 años, nacida en Villa Mercedes el 19 de noviembre de 1898 [por lo tanto tenía 16 años]. Hija de Juan Domínguez, fallecido en Fortuna, San Luis, el 14 de septiembre de 1913 y de Dominga Palacio, viuda, de 39 años, propietaria en Cochequingán. Acta 40 f. 51v-52 71. VILLEGAS, DOMINGO: argentino, soltero, nacido en Villa Mercedes, de 27 años (n. 1884), criador, domiciliado en “Santo Domingo” de esta jurisdicción. Hijo de don Almejor Villegas, alambrador y de Lucinda Ortiz, costurera, ambos domiciliados en Villa Mercedes. CASÓ el 26 de mayo de 1913 con ANTONIA PÉREZ, argentina, soltera, de 22 años (n. 1891), costurera, nacida en el lugar denominado “El Chañar” de este departamento y domiciliada en Santo Domingo. Hija natural de Marcelino Pérez, fallecido en Buena Esperanza, de esta provincia, el 21 de noviembre de 1906. Acto seguido los contrayentes reconocieron como hijos propios a los siguientes: GENARO VILLEGAS, de 5 años, inscripto en Fortuna; CIRCUNCISIÓN VILLEGAS, inscripto en Fortuna y MARÍA ANTONIA VILLEGAS, nacida en Santo Domingo e inscripta en esta oficina de Cochequingán, bajo en número 10. Acta 30 f. 39v-40

22