__MAIN_TEXT__

Page 1

1

LOS CONQUISTADORES DE CUYO Angel Daniel Gatica

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


2

LOS CONQUISTADORES DE CUYO

Angel Daniel Gatica Los españoles tienen noticias sobre las tierras de San Luis por la expedición de Gaboto (1527-1530), pero no fue sino por iniciativa de la Capitanía General de Chile que se exploró y conquistó todo Cuyo. Este trabajo pretende proporcionar y rememorar a los primeros españoles que pisaron estas tierras cuyanas, conformando un ejército de jóvenes, que en su mayoría no llegaba a los 30 años, pero varios de ellos se convirtieron en troncos de familias de esta zona dando origen a las ramas familiares que, a través de los años, aportaron su apellido a las familias de Mendoza, San Juan y San Luis de La Punta. Antecedentes En 1540 don Pedro de Valdivia iniciaba la conquista de Chile. Al año siguiente el cabildo de la ciudad de Santiago de la Nueva Extremadura, que él había fundado, resolvió entregar a Valdivia el título de Gobernador y Capitán General Interino en nombre del Rey. Valdivia, que en realidad deseaba ardientemente ser nombrado Gobernador, fue astuto al no aceptarlo inmediatamente pues no quería ser considerado traidor puesto que estaba aún bajo la autoridad de Francisco Pizarro. Sin embargo, ante la amenaza de los vecinos de entregar a otro el gobierno, aceptó el cargo del 11 de junio de 1541; cediendo sólo porque se le hacía ver que así servía mejor a Dios y al Rey, pero con la condición de conseguir el aval correspondiente En esos momentos en Perú de desarrollaba entre los españoles una sangrienta guerra civil. Los partidarios del vencido Diego de Almagro toman venganza mantando a Francisco Pizarro. Posteriormente los pizarristas retoman el poder y se adueñan de Perú bajo el liderazgo de Gonzalo Pizarro que rehusa aceptar las ordenes del rey Carlos I desobedeciendo las leyes respeto a los encomenderos y matando al virrey Nuñez de Vela.

Enterados de la rebelión el rey

en España, nombra al sacerdote Pedro de La Gasca “Presidente de la Real Audiencia de Lima y Pacificador del Perú”, con poderes extraordinarios y nuevo virrey de Perú. Éste mandaba mensajes conciliadores y pedía ayuda a todas las colonias. Cuando Valdivia se entera de los sucesos peruanos y de la llegada del nuevo virrey se encontraba en momentos muy difíciles para su campaña por el levantamiento de numerosos pueblo originarios, y traiciones de algunos de sus colaboradores. Consideró que era, sin duda, la gran oportunidad de revertir el desafortunado estado de su proyecto: Ir al Perú y ayudar al representante plenipotenciario del Rey a recuperar ese dominio . Si colaboraba con La Gasca, GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


3 que como eclesiástico no tenía experiencia militar, éste tendría que compensarlo. Tenía la gran esperanza de que lo nombrase por fin Gobernador de Chile. Dejando Santiago al mando de su primo Francisco de Villagra (o Villagrán) se embarcó y corriendo contra el tiempo llegó a Lima en el momento justo para organizar los ejercitos del rey junto con su amigo Gerónimo de Alderete y enfrentar a Gonzalo Pizarro en la batalla de Xaquixahuana en que desbarató las fuerzas pizarristas, no tanto por la batalla en sí sino porque numerosos soldados enemigos desertaban y pasando al ejercito real abandonaban a Pizarro. Uno de los oficiales pizarristas que pasó al bando real fue “Juan Nuñez de Prado...puso la piernas al caballo y pasose a los corredores y diole aviso.” 1 Ante estos resultados, muy satisfecho el prelado Pedro de La Gasca (1485-1560), desde Lima establece, el 18-IV-1548, que la gobernación de Chile comprenderá una faja de tierra de cien leguas de ancho (aprox.500 Km) desde el paralelo 27º dilatada hacia el sur hasta el grado 41, término de su jurisdicción.2 De esta forma, la Cordillera de los Andes (Cordillera de la Nieve para los primeros españoles) dividía longitudinalmente el territorio indicado y quedaba por conquistar, para la Capitanía General de Chile, una porción considerable hacia el lado oriental de dicha cordillera. En esa porción oriental se conformarían más tarde las provincias "de Tucumán y de Cuyo". 3 La Gran Aventura El conflicto de Francisco de Villagra y Núñez del Prado Con la idea de someter esas regiones a su gobernación (y ante la probabilidad de encontrar en esos recónditos lugares la "Ciudad de El Dorado o ciudad de los Césares"), es que don Pedro de Valdivia (julio de 1549) comisiona a su Teniente General Francisco de Villagra, para que fuese al Perú para contratar y traer un nuevo refuerzo de soldados y tomar posesión en su nombre de todo el mencionado territorio, o que permaneciera allí si lo estimaba necesario. 4 En tanto, el prelado La Gasca era importunado en las distintas ciudades por aquellos a quienes promesas de trabajo y repartimientos a fin de apoyar a los ejercitos del rey. Le cobraban la colaboración prestada reclamándole una recompensa que les diese de comer hasta el fin de sus días5. La dificultad principal era que los recursos no alcanzaban para todos. La Gasca, por este motivo “andaba más acongojado, penado y afligido que en la guerra, porque en ella tuvo muchos que le ayudaron a llevar los cuidados de la milicia, pero en la paz

1

FERNANDEZ, Diego; “Historia del Perú”; En Biblioteca de Autores Españoles. Ed. Atlas, Madrid 1963, Cap. LXXXVIII LEVILLIER, Roberto: Chile y Tucumán en el Siglo XVI- Praga, 1928. 3 THAYER OJEDA, Tomas: Los Conquistadores de Chile Tomo I, Santiago, 1908. 4 THAYER OJEDA; Idem 5 PIOSSEK PREBISCH, Teresa; “Poblar un Pueblo”; San Miguel de Tucumán, 2004. 2

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


4 era solo a sufrir las importunidades, demandas y pesadumbres de dos mil quinientos hombres que pretendían paga y remuneración de los servicios hechos.” 6 Días antes de la designación de Villagra en Chile, el 19-VI-1549 el presidente La Gasca, en Perú, había confiado al Capitán Juan Nuñez de Prado, la conquista del Tucumán y fundación de una ciudad con el fin de dar trabajo y nuevas encomiendas a los soldados que quisieren acompañarlo. La idea aparentemente era ocupar el espacio geográfico que quedaba fuera de la Capitanía de Chile, 7 caso contrario La Gasca estaba contradiciendo el mandato del rey que en las instrucciones le indicaba “...dareis las instrucciones e provisiones necesarias para que cesasen los daños y desórdenes que hasta aquí ha habido en nuevos descubrimientos...” 8 Al conocer sobre la llegada de Villagra al Perú, y ante el estado público de la misión que llevaba, Juan Nuñez de Prado se apresura a cumplir su cometido con el asesoramiento de dos hombres de la expedición de don Diego de Rojas, conocedores del camino hasta Tucumán: Miguel de Ardiles y Martín de Rentería. Corriendo contra el tiempo para adelantarse a Villagra el 9 de octubre de 1549 logra ponerse en marcha con los únicos sesenta (60) hombres españoles y una gran cantidad de hombres y mujeres indios encomendados o yanaconas que transportaban las cargas necesarias tales como alimentos, salitre y azufre para la pólvora, cerdos y cabras tanto para consumo como para crianza, pero la columna apenas si pasaban las cien personas. Dejó a su socio y Maestre de Campo Juan de Santa Cruz con órdenes de reclutar más gente para su campaña hasta completar los 200 “gente de guerra”, es decir 140 más. Nuñez llevaba mucha prisa a fin de adelantarse lo más que fuese posible a Villagra. Había concertado esperar a su Maestre de Campo en la localidad calchaquí de Chicoana ubicada junto al río Calchaquí, en el valle del mismo nombre, área muy poblada, fértil y con abundante alimentos. Más de un mes y medio esperó a Santa Cruz en Chicoana y ante su demora envío a dos oficiales en su búsqueda mientras él iniciaba la marcha hacia el Tucumán. El Teniente General Francisco de Villagra y sus colaboradores, mientras tanto, estaban en Potosí contratando a sus huestes. La fama que tenían tanto Valdivia como Villagra les favoreció para conseguir suficiente “hombres de guerra”. Alonso Góngora de Marmolejo lo indica de la siguiente manera: “ Luego se subió al Cuzco y de allí a los Charcas, donde hizo pie para hacer la gente.//Juntáronsele en dos meses docientos hombres, y entre ellos algunos mercaderes que vinieron con él, de manera que donde entendió que todo le faltara, todo le sobró, porque juntó número de más de cien mill pesos. De ellos repartía con algunos soldados que no tenían con qué aderezarse, los cuales le hacían obligaciones por lo que les daba, y porque no paresciese que los 6

DE LA VEGA, Garcilaso, “Historia General del Perú”. Ed.Universo SA Lima, 1977. Libro Sexto Cap.1.-

7

LEVILLIER, Roberto: Obra citada.

8

PIOSSEK PREBISCH, T. Ob. Cit.; Transcripción mencionada en pag. 39

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


5 recebía para nunca los pagar, también él hacía obligaciones a los que se lo prestaban, aunque después ni ellos se lo pagaron a él ni él a los que se los prestaron.“9

Tal vez Góngora Melgarejo exagere en la cantidad lo cierto es que reclutaron por lo menos ciento cincuenta soldados, o poco más, que se encontraban en diversas localidades peruanas. Algunos de ellos se sintieron tan motivados con la empresa y las promesas de mayores riquezas en Chile que dedicaron toda su fortuna para llevar adelante esta campaña. Don Francisco de Villagra los dividió en dos columnas, una al mando del maestre de campo Alonso de Reinoso y la otra con el maestre de campo Gabriel de Villagra al frente, reservándose para él mismo el gobierno de toda la expedición. Don Juan de Santa Cruz había realizado un trabajo en vano. Cuando había reunido unos 60 soldados, el licenciado Polo Ondegardo, regidor de Charcas, (no sabemos a ciencia cierta si estaba a las órdenes de Francisco de Villagra o si fue un conflicto personal) los desbarató pues 29 de ellos intentaron sacar indios de la provincia de Charcas violando las ordenanzas, por lo que Ondogardo los puso en prisión y mató a dos de ellos, a Iñigo Cardo y a otro soldado de apellido Güemes10. Don Juan de Santa Cruz logró reunir otro número de soldados y se puso en marcha pero, el 14 de junio de 1550. Pero Franciso de Villagra no estaba muy dispuesto a aceptar intromisiones en las tierras de Valdivia. Así que organizó para devastar las fuerzas de Santa Cruz y quedarse con sus hombres. Como indica T. Piossek

11

“(Nuñez) se había puesto en una situación muy vulnerable de

dependencia de Santa Cruz, de modo que desbaratar a éste, era desbaratar a Nuñez de Prado.” En Cotogaita fue atacado por Gabriel de Villagra, maestre de campo y tío de Francisco de Villagra, quien le quitó nuevamente los 60 soldados, varios de ellos bien armados, armas, herramientas, vestidos, bagajes, una gran cantidad de indios y algunos eslavos para integrarlos a sus filas. El camino que había seguido Nuñez de Prado no fue el mejor. Si bien seguía el Camino del Inca”, luego de pasar Cotogaita, Tupiza y Talina dejaron de encontrar presencia española alguna y si bien la columna iba al mando de Miguel de Ardiles quien había recorrido esa zona con Diego de Rojas, hacía cinco años, no pudieron evitar pasar por Humahuaca adonde los naturales del lugar no los aceptaron y los atacaron con hondazos y una lluvia de flechas. 12 Si bien tuvieron algunos heridos, fue sólo una advertencia de cómo actuaban los naturales ante intrusos. Continuaron hasta Chicoana, en el extremo norte del Valle Calchaquí, poblado ya conocido por 9

Góngora Marmolejo, Alonso de; “Historia de Chile desde su descubrimiento hasta el año 1575”; Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes; www.cervantesvirtual.com 10 Piossek Prebisch, Ob. Cit. Pag.52. 11 Idem Pag. 50 12 Lozano, Pedro; Historia de la Conquista de Paraguay, Rio de la Plata y Tucumán. Imprenta Popular, BsAs. 1874. P.108 GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


6 los españoles, adonde en el mes de febrero pudieron hacer un alto asentando allí su real. Mientras esperaban a Santa Cruz, cuadrillas de pocos hombres hacían exursiones para reconoer la zona. Ante la ausencia de su socio, que ya minaba los ánimos, pues al ver que eran tan pocos la tribu de los pulares lo atacaron por la noche matando al cura Gomar. Ante esta situación envio a Ardiles y a Carrizo para ver qué pasaba con Santa Cruz que no llegaba. En Humahuaca se encontraron con los dos sacerdotes que habían sido contratados por Nuñez de Prado: Carbajal, tambien socio de la expedicion y el P. Trueno. Estos alanzaron a Nuñez en Chicoana informandole a nuñez que Villagra traía intenciones de destruir el pueblo que él fundase. Nuñez, obtinado en su plan a pesar de la poca gente con que contaba pero con el aval del P. Carbajal continuó hacia Tucumán siempre con la intención de adelantarse a la gente de Chile a pesar del descontento de sus soldados. De modo que si llegaba Villagra ya encontrase su pueblo fundado y de esa manera poder negociar con Villagra dentro de sus propios términos y hacer valer el mandato de La Gasa de poblar en Tucumán. Por fin el 29 junio de 1550 funda, cerca del río Escaba, en el valle de Tucumán, la “Ciudad del Barco” en la falda de la sierra de Tucumán. 13 Los habitantes naturales de la región los recibieron amigablemente y hasta les ofrecieron alimentos y elementos tales como ollas y tinajas comenzando así un lento intercambio, incluso traían “ovejas” (llamas) para alimentos y para que formaran sus rebaños, según se refleja en el testimonio de distintos testigos 14. Los sacerdotes iniciaron, la tarea de ”evangelizar” a los naturales que se esforzaban por entender al intérprete pero que no tenían intenciones de aceptar las creencias de los visitantes. Ya el finalizar la primavera se comenzaron a explorar las zonas aledañas y al mando de Martín de Renterías y tomando posesión de las poblaciones originarias a fin de entregarlas luego en encomiendas. Los respectivos “caciques” o jefes les dieron la bienvenida en forma pacífica haciendo un pacto de convivencia que el Escribano Gutierrez esribia en sus libros. De todos modos los dos sacerdotes, que conocían las aventuras de Diego de Rojas, sabían que estas tribus estaban compuestas por “indios guerreros [que usaban ] ponzoña en sus flechas e demás armas” 15 así que para prevenirse e identificar quienes eran “amigos” les convenieron que debían poner una cruz en el centro de sus pueblos o caseríos y en las puertas de las chozas mientras “ Renterías les hizo entender a los caciques que les salieron de paz que aquellas cruces eran para que si viniesen españoles no les hiciesen mal y supiesen que estaban en paz y no les tomasen sus haciendas ni mujeres ni niños y que si viniesen españoles les enseñasen la cruz y que no les harían mal ninguno, y vio que con esto quedaron contentos y le sirvieron a él y 13

THAYER OJEDA, Tomas: Obra citada LEVILLIER, Roberto ,Direct.; “Probanzas de méritos y servicios de los conquistadores: documentos del Archivo de Indias”. Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1919-1920 14

15

Idem.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


7 a la gente que llevaba” 16

Algunos de los pueblos originarios que quedaban a menos de 30

leguas eran: Migxasta, Collagasta, Toamagasta, Chiqueligasta, Choncho y a 45 leguas estaba Mocaga , según testimonio de Rodrigo Palos. 17 Lo que Nuñez de Prado no imaginaba era que si bien Ardiles se había encontrado con Juan de Santa Cruz, ambos habían sido atacados por Gabriel de Villagra quien les quitó los soldados pasándolos a sus huestes con todas las cargas que llevaban para apoyarle en Tucumán. Así, de esta manera Gabriel Villagra aportó armas, caballos, hacienda, salitre, azufre, arcabuces y un herrero que tanta falta hacia en esas jornadas. Con estos importantes aportes las dos columnas de los maestres de campo de Francisco de Villagra estaban muy bien provistas y con la gente de guerra que asendía ahora a 200, poco más o menos, necesarios para tomar posesión de todas las tierras que La Gasca le había prometido a Valdivia, además del apoyo necesario para el sostén y defensa de Santiago de Chile. Las dos columnas de Villagra viajaron a distinto ritmo y luego de Cotogaita se reunieron en Jujuy a fines de octubre de 1550, continuando su viaje hacia el sur-sudeste a paso lento para explorar la zona. A su paso encontraron tribus nómades, probablemente pertenecientes a la etnia de los Lules quienes se mostraron amigables y de quienes pudieron obtener alimentos, maiz y tejidos. Continuaron el curso de un río, probalemente el Juramento. A la llanura que encontraron más tarde le dieron el nombre de “Provincia de Esteco”. Días despues encontraron una zona boscosa adonde el rio se volvió salobre al que Villagra dió el nombre de “Provincia de Tuama” en la que había muchas poblaciones a lo largo de la ribera. Según Diego de Maldonado hacia el poniente, a pocas leguas corría un río de aguas dulces que llamaron “Río Grande” que si se remontaba llegarían a la provincia de Tucumán que era el objetivo de Villagra a fin de encontrar a Nuñez de Prado. El fundador de El Barco había puesto vigías a lo largo del camino de la quebrada, pero no suponían que Villagra llegaría por otro camino desde el este. Don Francisco de Villagra tomó la delantera, ubicándose cerca de Thoamogasta, aproximadamente a 18 leguas (90 Km) al este de la ciudad de El Barco, con cinco soldados, pero otros ochenta acampaban a corta distancia. El 7 de noviembre el maestre de campo Alonso de Reynoso con 10 ó 15 hombres avanzaron remontando el Río Dulce hacia el oeste, hacia Tucumán sin saber que estaban en las cercanías de “El Barco”. Pero al encontrar rastros de “dormidas de españoles” o sea marcas de tiendas de campañas españolas, supone que los hombres de Nuñez de Prado no se encuentraban muy lejos. Se acercan y entran al poblado de Toamagasta. Los inocentes aborígenes creían que la cruz que habían puesto con Renterías funcionaría como un talismán 16 17

Probanzas I, Obr. Cit. Testimonio de Martín de Renterías. Pag. 83. Ibidem.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


8 que los protegería de todos los males como les había prometido el P. Trueno. Los pobladores de la aldea observaban tranquilos y curiosos a los nuevos visitantes. Se equivocaron, pues cuando Reynoso ve las cruces, supones que son colaboradores de Nuñez por lo que aplicó el método de ataque sorpresivo. Reynoso dió un estertoreo grito de ataque y se largaron al galope atropellando todo lo que hallaban a su paso con las lanzas y las espadas desenvainadas. La historiadora Teresa Piossek recoge, de documentos de Probanzas y en los del Cabildo de la gobernación de Tucumán, el testimonio de algunos de estos hombres cuya dehumanización les había dejado rastros en su conciencia: “Habían entrado alanceando a los indios y ...[estos] les hacían cruces con las manos y con las flechas dándoselas, y, sin embargo de esto no les dejaban de alancear - contaba Sancho García y VegaLos indios se fueron a amparar a la cruz que estaba puesta en el dicho pueblo, pero los de Reynoso, al verla, exclamaron insultantemente '¡Qué garabato tienen puesto los de Tucumán!' y la derribaron a golpes- agregaba Pedro de Rueda. Yo vi -recordaba Ruy Sánchez de Bargas- cómo en el dicho pueblo había una cruz [y no obstante]... entraron alanceando a los indios y tomando piezas, todas las que pudieron.”

18

Los testimonios de otros cuentan hechos desgarradores. “Un indio aterrado había hecho una cruz con un paslo y flechas y les decía Tucmán Tucmá, pero [Reynoso] le mató dándole lanzadas...y matando indios e indias les tomaron sesenta ovejas y les robaron y les hicieron otros malos tratamientos” - Testimonio de Muñoz Yllanes. “El soldado Martín Gil dió lanzadas a una india porque no le daba maíz y la enterró en un hoyo [del ] que había dado maíz primero... asimismo ...habían quemado a otros muhos indios.” 19 Una hora despues las chozas quedaban en llamas y los cadáveres desparramados, mujeres y niños heridos y horrorizados escondiendose entre los árboles de que había sido una aldea. Muchos hombres y mujeres fueron manitados y tomados como “piezas” o nuevos esclavos para llevar las cargas y comenzaron a caminar hacia el campamento de Villagra retirándose de un escenario en que solo quedaba el olor a carne humana quemada. Según el soldado Luis Gamboa Cuando se detuvieron a descanzar, “vinieron dos principales con dos cartas a mostrarles” se trataba de las que había redatado el esribano de El Barco, don Juan Gutierrez que les había entregado Rentería como constancia del pacto de amistad pero Reynoso los recibió descortesmente, con desdén y altanería afirmándo que tales cartas no tenían valor pues esa región pertenecía a Chile.

18 19

PIOSSEK PREBISCH, Ob. Cit. Pag.96 – Testimonios tomados de Probanzas I ya citado. Ibidem

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


9 Los caciques se retiraron humillados y traicionados desconfiando cada vez más de los cristianos, de sus palabras y de sus convenios de paz. Algunos hombres del capitán Reynoso, insatisfechos con la cantidad de “piezas” pasaron hasta el poblado de Tepiro adonde los habitantes huyeron pero los españoles alcanzaron a llevarse media docena maniatados a su campamento, hombres y mujeres. En las cercanías de esos poblados andaba Nuñez de Prado recorriendo la vecindad, aompañado de algunos soldados y del cacique de Tacanas con algunos de sus hombres. Al llegar a Tepiro los naturales del lugar le informan sobre los acontecimientos e indian que no son más de diez soldados. Vovió a su campamento Nuñez de Prado y arengó a sus soldados para ir hasta el campamento de los españoles intrusos y darles un escarmiento ejemplar sin siquiera suponer que eran soldados de Villagra puesto que él esperaba que viniesen de la quebrada de Humahuaa y no desde el este. Ante el peligro que representaba no solo Don Francisco de Villagra, para los intereses de Núñez de Prado, al ver que otros españoles se acercaba sin previa autorización en un terreno que , según Nuñez, no le pertenecía, y creyendo que eran pocos como le habían indicado los indios, éste se acercó al campamento en que estaba el real de Villagra y lo atacó antes del amanecer del 10 de noviembre mientras el Teniente General y sus hombres se hallaban durmiendo. En la tenue luz Núñez de Prado no identificaba bien la dimensión del campamento. A pesar de acercarse sigilosamente con veintisiete soldados el soldado Diego Cano lo escuchó y dió la voz de alarma. “...comenzó a dar arma … y visto esto por la gente de Nuñez de Prado, arremetieron [contra él] que aquella noche era sobreronda y andaba desviado del real...gran trecho; y viniendo por el camino dando arma, los de ...Juan Nuñez, yendo tras él daban voces diciendo...¡Muera el traidor que vino! ¡Victoria, victoria San Pedro! ¡Mueran traidores!”

20

Con los gritos de Cano el campamento completo despertó. El desorden fue total. Estaban atónitos ante la agresión “moviéndose a tientas, sin saberse dar ninguna maña ni orden, hasta que … Villagrán con algunos soldadosde los suyos se rehiso” [sin tiempo de vestirse mientras el soldado Diego Arana] “le rogaba que se armase, con sola la espada y una adarga”... “se puso debajo de algunos algarrobos para que no le pudiesen entrar los de a caballo” “y allí se hizo fuerte … con cinco hombres”21 De esta manera ante el ataque y la intimación de rendición a Don Francisco de Villagra , éste arrebatando la espada a uno de los asaltantes se defendió heroicamente con sus cinco soldados salvando su vida mientras que los ochenta hombres de la retaguardia acudieron en defensa de su jefe. 20 21

MEDINA J.T. Doc. Inéditos Tomo XX: Testimonio de Cristobal Varela p.342 Ibidem; Testim. respectivos de Juan Gutierrez, Diego de Arana, Alonso Reynoso, Martín Hernandez y Diaz Caballero.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


10 En el alboroto la gente de Nuñez aprovechó para hacer pillaje; “robaron mucha cantidad de ropa y caballos, armas..., piezas de servicio y otras muchas cosas.”

22

En esta ocasión pereció un soldado de apellido Bruselas a quien dieron un arcabuzazo mientras que Baltazar Méndez reibió cinco o seis lanzazos pero por estar armado pudo defenderse y no morir. También lanecearon a un yanacona del Cuzco que luchaba junto a Villagra. Varios quedaron heridos en el campo y además mataron algunos valiosos caballos. 23 Luego del amanecer Don Francisco de Villagra avanzó sobre la ciudad de El Barco, pero, antes de entrar salió a su encuentro el fraile Gaspar de Carvajal quien calmó la irritación del Teniente General de Chile y prometió que Nuñez vendría a disculparse, pero Nuñez de Pradon había huído hacia un escondite logró una reconciliación con Núñez de Prado. A medida que la luz del amanecer iluminaba el campamento Nuñez de Prado veía que se multiplicaban los hombres y los toldos. Cuando pudo distinguir el rostro de Francisco de Villagra Nuñez de Prado gritó aterrorizado: “-¡ aboto (o voto a Dios): es Villagrán, Villagrán! 24 y desesperado al ver su error y proximidad de la muerte desesperado espoleó su caballo “sin nigún orden ni concierto se retiró y fue huyendo la vuelta de Tucumán” 25 Su caballo contagiado por su terror galopaba enloquecido mientras sus hombres, desconcertados se retiraban en completa derrota, tratando de darle alcance. Era tanto el terror que los invadió que los que habían robado ropas las perdían por el camino y no atinaban a regresar para levantarlas. En el entrevero tres soldados de Nuñez se pasaron al bando de Villagra; ellos fueron: Juan de Lazarte, Gaspar Pérez y Gonzalo Hernández quienes le proporcionaron importantes datos a su nuevo jefe, lo mismo que Nuñez de Prado había hecho en Xaquixahuana cuando traicionó a Gonzalo Pizarro. Por su parte Rui Sanches de Bargas aprovechó para huir con la gente de Nuñez. Mientras que el cacique de Tacanas juntó a sus guerreros y regresó a su pueblo quedando con una desagradable impronta de los españoles. Cuando nuñez pasaba huyendo por su campamento se detuvo para pedirle al sacerdote Trueno que abogara por él ante Villagra. Despues que el sol hubo salido y luego de escuchar al fraile. Trueno, Villagra con sesenta de sus hombres bien armados se encaminó hacia El Barco. Al llegar al pueblo en su carrera alocada Nuñez de Prado encontró que los caciques de los pueblos cercanos exigían aclaraiones por el ataque a sus pueblos y que el cabildo estaba reunido para atenderlos. Desesperado y sin atender razones pidió al vicario Carbajal que suplicara por su vida ante Villagra. Pero mientras éste junto con algunos cabildantes se dirigían 22 23

MEDINA, J.T. T.XXI; Testimonio de Diego Cano. Pag. 369 THAYER OJEDA; Ob. Cit.

24

Probanzas: Testimonio de Rodrigo de Palos 25 MEDINA; Testimonio de Cristobal Varela. GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


11 para cumplir su misión Nuñez con cuatro de sus allegados huyeron hacia un refugio secreto.en la s serranías. Villagra usando de paciencia y on fría estrategia sentó su real a una o dos leguas de El Barco adonde además de atender a Carbajal esperó tres días para entrar en la ciudad. A Carbajal le costó muchas palabras y transpiración llegar hasta el refugio y convencer a Nuñez que regresara a El Barco. Cuando lo logró envió un emisario a Villagra invitandole ingresar a la ciudad. El historiador y genealogista chileno Tomas Thayer Ojeda transcribe una porción de la documentación del juicio a Francisco de Villagra de la siguiente manera: “Momentos más tarde entró Villagra a la ciudad i, según recuerda él mismo, ''Juan Nuñez de Prado le salió i le dió su espada, confesando él solo tenía la culpa que le cortase la cabeza i le abrazó i dió de comer al dicho Juan Nuñez i le dejó en la dicha ciudad del Barco con toda la ayuda que él pudo.'' La conciliación, empero, no fue tan rápida como la pinta Villagra, ni tan sincera como se pudiera creer, pero, en resumen, es efectivo que Villagra, al abandonar la ciudad, dejó allí a Nuñes de Prado para que gobernase como teniente de gobernador de Valdivia.” 26 Núñez de Prado no estuvo muy convencido de su derrota, y consciente que su jurisdicción no pertenecía a Chile, en cuanto Don Francisco de Villagra y su gente continuaron su camino, Núñez ordenó despoblar la ciudad y la trasladó a los valles calchaquíes. Allí no tuvo paz ni alimentos. Envió un emisario a Lima para que le relevaran de esta misión que había aceptado de fundar un pueblo pero le fue denegado tal pedido. Entonces, ante el acoso de los habitantes del lugar y la ausencia de alimentos decidió un nuevo traslado pero no ontaba con el aval de su gente. Para convencerlos ahorcó a dos vecinos que se opusieron y se retiro a fundarla de nuevo hacia el este, lejos de los límites de Chile, en lo que hoy es la provincia de Santiago del Estero. Hacia Comechingones y Yungulo De todos modos, Don Francisco de Villagra enroló, en El Barco, en sus tropas a trece soldados contratados por Nuñez de Prado a cambio de seis o siete que no estaban en condiciones de continuar con la campaña. No se sabe con seguridad el tiempo en que las fuerzas de Don Francisco de Villagra permanecieron en El Barco y no está claro por qué recorrió un camino más al este de lo que correspondía a la jurisdicción chilena,. El Camino los trajo rápidamente hacia la zona de los

26

Idem Pag. 209.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


12 Comechingones, por donde pasaría la linea indicada por La Gasca. Zona en que no se presentómayores inconvenientes. El 18 de mayo de 1551 ya estaba en el llamado “Yungulo”, la zona de Cuyo. Envió desde la zona cuyana varios mensajeros con una carta a Valdivia informando de su situación. Recién a fines de octubre el Teniente General Villagra ingresa con sus hombres a Santiago.27 Tal vez haya dividido a la expedición en varias columnas. De todos modos, según algunos documentos no parece haber sido muy pacífica su marcha después de El Barco. En la cédula por la que se lo llama a juicio, años más tarde indica: "...è que además de estos, el dicho mariscal Francisco de Villagra en el dicho tiempo é antes de la muerte del dicho Gobernador (Valdivia), había hecho muchos malos tratamientos è prisiones è fuerza a los naturales de las dichas provincias de Chile, por las cuales murieron mucho número de ellos, especialmente viniendo de Tucumán, de los indios que le salieron en paz había llevado en prisiones è colleras quinientos o seiscientos indios, de los cuales se habían helado de frío en un despoblado doscientos è tantos".28 POR SAN JUAN Y MENDOZA No se ha hallado documentación en que se detalle el trayecto preciso que realizó Villagra con su gente en la "Campaña de la Cordillera de la Nieve". De la Cédula del Gobernador Villagra por la que se le entrega la Encomienda a uno de sus capitanes, don Diego Ortiz de Gatica (1 de junio de 1554) leemos: ... "Salisteis conmigo de los Reynos del Perú abrá cinco años, con vuestras armas y caballos, y por cuanto yo llevé instruccion del dicho Gobernador para que descubriese toda la parte de la tierra desta Gobernación questá desotra parte de la Gran Cordillera de la nieve házia la mar del Norte, y lo hize así en tiempo de dos años que fué menester por ser número de seyscientas leguas, y en esta jornada Vos os hallástes en My Compañía,..., y conmigo padecistes muchos y exesibos trabajos y peligros..." 29 Si bien menciona un trayecto de seiscientas leguas en su campaña, en ningún documento describe el itinerario que siguió después de El Barco. Varios historiadores han tratado de descubrir los puntos que tocó en dicha marcha. Canals Frau indica que primero acampó en Comechingones y luego en Mendoza: "...se ignora exactamente el itinerario que siguiera Villagra en ese viaje a través del actual territorio argentino. Los únicos jalones seguros son que por abril de 1551 se hallaba en el Barco; que luego acampó 27

Idem Pg. 211 y MEDINA José T.: Documentos Inéditos, Tomo X MEDINA J.T.: Diccionario Biográfico Colonial de Chile 29 J.T. MEDINA, Documentos Inéditos Tomo XXIII, pg. 341-342 28

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


13 en los Comechingones; y que a 18 de mayo del mismo año estaba acampado en la comarca de Mendoza, desde donde le escribe a Pedro de Valdivia"

30

La estadía de Villagra y su gente en San Juan y Mendoza no está detallada en ninguna crónica en especial. De los relatos de los testigos de Don Francisco de Villagra en el juicio que se le inicia en Chile y que se encuentran en la colección de José Toribio Medina llamado “Documentos Inéditos para la Historia de Chile”, podemos deducir que se detuvieron en tierras cuyanas desde mayo de 1551 hasta octubre del mismo año en que ingresan a Santiago para unirse a la guerra con el Arauco y salvar a Don Pedro de Valdivia de los sitios que había sufrido. No fundaron ninguna ciudad en este tiempo de su estadía pero exploraron toda la región de San Juan, Mendoza y San Luis tratando de mantener buenas relaciones con los pacíficos habitantes originarios de la región quienes no les ofrecieron resistencia alguna. Esta situación animó a los españoles para que años más tarde tomaran la determinación de fundar las ciudades de Mendoza (1561) y San Juan de la Frontera (1562). El 24 de junio de 1551 se desencadenó una tormenta que amenazó con barrer a los expedicionarios que estaban al mando del Maestre de Campo Gabriel de Villagra que permanecía frente al Paso de Uspallata esperando una ocasión propicia para cruzar los Andes. Mientras que Don Francisco de Villagra en esos momentos se encontraba a cincuenta leguas de distancia tratando de descubrir el camino del Inca.

31

SAN LUIS EN EL TRAYECTO DE VILLAGRA En contraposición a lo expresado por Canals Frau, el historiador chileno Tomas Thayer Ojeda indica lo siguiente: "......No se sabe cuánto tiempo permaneció Villagra en Barco, más en mayo de 1551 se hallaba ya frente a Santiago, desde donde con fecha 18 dirigió una carta al gobernador. El portador fue el capitán Diego de Maldonado, quien acompañado de Baltazar Méndez de Gálvez, Bartolomé de Arenas i otros seis hombres atravesó la cordillera en pleno invierno. [...] Entretanto Villagra con un centenar de soldados se dirigió a la conquista de la provincia de los Comechingones i Yungulo, empresa que tardó varios meses. Descubrió el río Bermejo i pacificó a los indios, regresando al campamento después de recorrer como setecientas leguas".32 Según este autor, don Francisco de Villagra con una de las columnas cruzó el río Bermejo (hoy Desaguadero) y continuó hasta alcanzar la sierra de Comechingones. Es decir, después del 18 de mayo y antes del 24 de junio de 1551, los españoles con sus escudos, armas y caballos pisaron por primera vez el territorio puntano y lo cruzaron de oeste a este, según 30 31 32

CANALS FRAU Salvador: La Primera Entrada al Territorio Argentino. Inst. Etnico Nac. T.1. Pag.17. THAYER OJEDA. Obra citada, pg. 210

Idem.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


14 Thayer, desde el Desaguadero hasta los Comechingones para retornar luego hacia Mendoza. Pasaron así al sur de las Sierras de San Luis, y tal vez junto al Río Quinto, hasta la altura del actual límite con Córdoba. Desde allí subieron hasta los Comechingones, para regresar por el norte de esta zona y alcanzar los valles de La Rioja, regresando así hasta Mendoza. Aquellos días de otoño, por primera vez pudieron observar los extensos campos que se abrían delante de ellos, los ríos y arroyos de agua cristalina y los paisajes maravillosos que les ofrecían las sierras relativamente bajas y accesibles que hallaban a su paso. Y en todo momento podían admirar la abundante vegetación mediterránea y la numerosa fauna que la habitaba, la que en poco tiempo más se vería engrosada por las numerosas vacas y caballos baguales que en los dos siglos siguientes les proveería pingües ganancias con las numerosas vaquerías con que los descendientes de algunos de estos jóvenes conquistadores se beneficiarían. El historiador Draghi Lucero intuye que: "...Villagra debió entrar presumiblemente por el este, por la provincia de Comechingones, de donde se dirigió a la de Yungulo. Apartándose del grueso de su gente, con 60 ó 70 hombres, e hizo rumbo a la cordillera de los Andes buscando tierras para poblar. Llegó a un valle de Cuyo o de Ayó, antes del 18 de mayo de 1551. Desde allí dirigió una carta a Valdivia con Diego Maldonado y ocho hombres..."

33

Desde este punto de vista la expedición de Villagra recorrió las tierras de San Luis en los perfumados y templados días de abril y comienzos de mayo de 1551. Resulta interesante el relato que hace Juan W. Gez al mencionar que la gente de Villagra "mantiene una batalla con los aborígenes de la zona de un lugar llamado "Larca" en el que produce una increíble matanza de víctimas indefensas, dejando el lugar regado de sangre; por lo que desde ese momento aquel lugar fue recordado como La Sepultura". 34 En los documentos de la época en ninguno se hace mención a este hecho atroz y no sabemos en qué documentos se basa este autor al hacer esta afirmación. Cierto es que entre los Comechingones existe un lugar llamado Villa Larca y otro llamado “La Sepultura”. Cabe pensar que tal vez Gez logró transponer la matanza que Reynoso hizo en Toamagasta y Tepiro a un lugar de su propia provincia pero es notable que en ningún testimonio de los testigos de tantos juicios ninguno mencione este cruel acontecimiento contado por el historiador puntano Juan W. Gez. De todos modos, si fueron tantas las crueldades ¿por qué no agregarle una más? ¿Quiénes fueron los conquistadores? El historiador Draghi Lucero se refiere a la gente que acompaño a Villagra: " Señálase al mariscal Francisco de Villagra como descubridor de Cuyo. Efectuó su viaje del Perú a Chile, por el norte argentino, con unos 180 ó 200 hombres, entre los que se contaban 33 34

DRAGHI LUCERO, Juan: Introducción a las Actas Capitulares de Mendoza, Bs. As.1945 GEZ, Juan W.: Historia de la Provincia de San Luis, Tomo I, Bs. As. 1916

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


15 cirujanos, carpinteros y herreros, e indios yanaconas y negros; traían además, unos 500 caballos, mulas, cabras y otros animales europeos. Con él llegó el primer sacerdote que conociera esta región, fray Antonio Sarmiento Rendón, mercedario."

35

Pedro de Valdivia, en su carta del 15-X-1551 al Emperador indica que Francisco de Villagra traía doscientos (200) hombres, El mismo Valdivia en una carta posterior indica que la cantidad era de ciento ochenta (180) hombres que parece ser más exacta.

36

Muchas personas suponen que los conquistadores eran hombres maduros o entrados en años. No es así. El ejercito con que contaba el Teniente General Don Francisco de Villagra estaba compuesto en su mayoría por jóvenes con experiencia en la guerra, preparados para la conquista, con una visión definida de sus objetivos propuestos por su emperador, con ansias de aventuras jamás imaginadas, la ambición desmedida y nunca satisfecha y el ánimo siempre dispuesto a lograr más, de costumbres crueles, acostumbrados a hacer vales más la fuerza que el razonamiento o los sentimientos. La mayoría de ellos eran analfabetos y muchos venían a buscar las riquezas que su madre patria le negaba. Las edades de los conquistadores Observemos estos datos de porcentajes de edades (sobre los 92 de la lista obtenida hasta el momento): Menores de 20 años: tres (3) (1 de 13, 1 de 16 y 1 de 19) indica el 3,26%. Hombres de 20 a 29 años: sesenta y cuatro (64) indica el 69,58%. De 30 a 39 años: veintiuno (21) indica el 22.82%. De 40 a 52 años: cuatro (4) indica el 4.34%. Esto justifica la frase de Villagra a Ortiz de Gatica, el más viejo de la expedición: "... conmigo padecistes muchos y exesibos trabajos y peligros..." (ver nota 9) y a su joven capitán García de Alvarado, al entregarle su encomienda el 4-IX-1562, escribe: "...os hallasteis en el descubrimiento de las provincias de los diagüitas y de muchas otras que hasta allí no estaban vistas. [...] i en dicha jornada servistes en todo lo que se ofreció, i os fue mandado con mucha voluntad 'e cuidado i en ello se pasaron muchos riesgos, peligros y trabajos de hambre, sed, frío, guerra con los naturales, por ser muy indómitos y belicosos..." 37 Objetivos de estos conquistadores Estos jóvenes estaban preparados para soportar toda penuria.

35

DRAGHI LUCERO, Juan: Idem MEDINA J.T. Doc. Inéd. T-IX- pg. 444. Carta de Valdivia al Emperador. 37 MEDINA J.T. Diccionario Biográfico Colonial de Chile, Pag. 59. 36

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


16 ¿Fueron estos jóvenes, movidos por sus ideales patrióticos de engrandecer a la corona española o aventureros enceguecidos por ambiciones personales y desmedidas? ¿Buscaban realmente establecer una nueva cultura en América estableciendo la paz, el cristianismo, la civilización y el progreso? ¿O es que estos jóvenes al ver que era imposible su regreso a España por las leyes establecidas, distancia, pobreza, situación económica de su patria, etc. se vieron en la obligación de quedarse en estas tierras y conformar familias, convirtiéndose, sin saberlo, en troncos de familias que se fusionan con los descendientes de aquellos que ellos mismos combatieron, mataron, despojaron, explotaron y despreciaron? Me inclino a afirmar que esa era la verdadera situación por la que se quedaron en América. La familia de toda nuestra América Latina responde a este paradójico esquema. Hoy día el mismo apellido identifica al conquistador así como a su conquistado. Aún más, al ascender en nuestra genealogía y recorrer sus distintas ramas vemos que son parientes entre sí: el español con el indio, el indio con el esclavo y el español a su vez con los pocos o muchos esclavos que dejaron su sangre en esta tierra para servir silenciosamente y enriquecer a sus amos, sus futuros parientes. A continuación se menciona el listado de noventa y dos (92) hombres españoles que realizaron la "Expedición de la Cordillera de la Nieve" (1549-1551); una lista incompleta, parcial, de los primeros conquistadores de Cuyo, pero son los que figuran en testamentos, juicios y otros documentos encontrados hasta este momento. Son éstos las primeros Conquistadores españoles que pisaron las tierras de San Juan, San Luis y Mendoza. Muchos de estos jóvenes son nuestros ancestros conquistadores. Un grueso porcentaje de la población cuyana lleva una porción de su sangre. De estos jóvenes se originaron en nuestro Cuyo cuatro ramas bien identificadas: 1- Rama de familias de los Españoles (blancos); 2- Rama de familias de los mestizos, 3- Rama de familias de los indios que tomaron sus apellidos y 4- Rama de familias de los mulatos esclavos. La maravilla genealógica es que hoy día todas estas ramas están unidas de una u otra manera y tienen parientes comunes. Como se indica en el trabajo del autor: "El Origen de las familias Gatica de San Luis de Loyola" 38

38

GATICA Angel Daniel. "El Origen de las Familias Gatica de San Luis de Loyola", publicación del Instituto de Genealogía y Heráldica de la Provincia de Bs. As. Primeras jornadas. Tomo II, La Plata, Nov. 1997. GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


17 INTEGRANTES DE LA EXPEDICIÓN DE LA CORDILLERA DE LA NIEVE 1.-ABREGO, Nuño de: 28 años. Sacerdote natural de Lepe. M. después de 1562.A 2. -AGUAYO, Pedro de: 28 años. N. Córdoba, 1559 ingresó a la orden dominicana. A 3.-ALVARADO García de: 24 años Capitán. M. 1567. Sobrino del capitán Hernando de Alvarado y de Alonso de Alvarado, hermano de Juan de Alvarado. Padre de Juan de Alvarado. Hija Mestiza: Catalina de Alvarado, casada con Agustín de Velasco. B 4. -ALVARADO, Hernando de: Capitán, 30 años. N. en Colindres, cerca de Vizcaya. H. Nat. : Antonio Díaz de Alvarado. Casó 1º con Francisca de Peñaloza, 2º con Isabel Suárez y 3º con Isabel Rosa. Testó ante Toro Masote el 21-II- 1626.

B

5.-ALVARADO, Juan de: 23 años, alférez Gral. de la expedición, Hno. de García de. N. En Burgos. M. 1567. Casó 1556 y tuvo por hijo al capitán Diego de Alvarado. C 6.-ARANA, Diego de: 21 años. H. de Diego de Arana y de María López de Amendurúa. Ingresó en el noviciado agustino en Lima en marzo de 1560.

B

7. - ARENAS, Bartolomé de: 33 años, carpintero. H. de Juan Vázquez de Arenas. Dos hijas mestizas. 1)Ana de Arenas, esposa de Asencia Mirabal y 2) María de Arenas casada con Diego Sánchez de Mirabal. Descendientes usaron el apellido Arenas. D 8.- ALVAREZ, Simón: 24 años. Se unió en Tucumán.B 9.- AVENDAÑO Y VELAZCO, Miguel de: 24 o 25 años, N. en Villareal de Alava, H. de Martín Ruiz de Gamboa Avedaño y de Ana o Isabel de Velazco Manrique de Lara. C.c. María Manrique de la Vega en Lima el 31-XII-1577 y M. 17-I-1578. H.Nat. con Isabel, india de Tabolebo: Ana Velazco y Avedaño c.c. Juan Calderón de Vargas.

C

10.- AYALA, Jerónimo de: 24 años. Vivía en 1558.

A

11.- AYALA, Juan de: 21años. N. Sevilla, H. de Juan de Rivas y de Isabel de Ayala, C.c. María de Acosta. Su hijo: Pedro Olmos de Ayala. B 12. - BELTRAN, Pedro de: 22 años. N. Palazuelo de Bedija, junto a Medina del Campo. C. C. Ana de Santiago, Según algunos documentos M. sin suc. después de 1556.

A

13.- BERNAL DEL MERCADO, Lorenzo: 20 años. N. en Cantalapiedra, H.de Francisco Martínez Nieto y de Ana Bernal del Mercado. Conocido como El Cid Rui Díaz de Chile. C.c. María Monti. M. en Angol en 1595. Descendientes: Mercado y Bernal. B 14. -BILBAO Antonio de: 18 años. H. de Hernando Sáez de Bilbao y de Isabel de Solando. Casó con María González en 1559.

C

15. - BILBAO Francisco de: 22 años, boticario. Casó en Chile, numerosos hijos. A B C D

THAYER OJEDA, Tomás: Los Conquistadores de Chile: T 1º MEDINA J.T. Diccionario Biográfico Colonial de Chile MEDINA J.T.; Documentos Inéditos para la Historia de Chile ROA y URZUA, Luis; El Reino de Chile; Santiago, CH. 1918.-

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-

C


18 16. - BONIFACIO Luis: 32 años. Vicario General del ejército de Villagra. Pasó a servir en los curatos de San Juan y Mendoza adonde vivía en 1565. A 17. - BRUSELAS...:23 años. M. en el asalto nocturno, 1550.

A

18.- BUITRAGO, Pedro de: 23 años. Padre de 1-Juan de Buitrago. C.c. Isabel de Araneda y de 2- Cristóbal de Buitrago, oriundo de Valdivia.

A

19. - BUIZA, Cristóbal de: 19 años. N. Medina de Río. H. de Francisco de Buiza y María de Soler. Regresó a Cuyo. Después ingresa a la orden dominicana, M.1600.

C

20. - BUIZA, Francisco de: 40 -45 años, N. de Medina del Río Seco, H. de Francisco de Buiza y de Isabel Sánchez. C.c. María Soler y es padre de Cristóbal.

D

21. - CANO, Diego: 27 años. N. Málaga o Madrigal. M.1564.

C

22. - CASTRO, Licenciado Hernando: 34 años, Médico. Radica en Osorno.M.1564.

C

23. - CASTRO Pedro de: 20 años. Vivía en Santiago en 1565. C 24. - CORRAL Alonso: 36 años. Se radicó en Valdivia, Alcalde en 1568.

C

25. - CUEVA, Juan de la: 23 años. Vivía en Sgo. en 1565. Un homónimo en 1555. 26. - DAVILA Francisco: 22 años. El padre Rosales le llama Pedro de Avila.

A

A

27. - FERNANDEZ Juan: 28 años. C.c. Inés de Lara. Hs: 1)Juan Fernández, 2)Juan Vélez de Lara,.3) Francisco Vélez de Lara. 4) Bernardina cc Andrés Henriquez Yáñez. C 28. - FIGUEROA VILLALOBOS, Juan: 24 años. Había llegado a Chile con Monroy. A 29. - FRIAS Diego de: "El Viejo" 22 años. Se unió en El Barco. Tío de Diego de Frías "el mozo". Pidió dispensas, c.c. Catalina Espinosa, 1655 hija de su prima hermana.

C

30. - FRIZ Jacobo: 26 años. De origen germano. Su H.: Francisco de Friz, capitán de indios amigos e intérprete-B 31.- GARCIA DE ROMERO, Sancho (o Sancho García y Vega): 35 años. Alguacil de La Serena M. 1561. C 32. - GODOY Baltazar de: 25 años Teniente de escribano mayor de Juzgado.

A

33. - GODOY Francisco de: 25 años, capitán, N. Córdoba. Dos homónimos. A 34. - GONZALEZ FARIAS, Sebastián: 29 años. Espadero. C.c. Catalina Gómez de Vargas, H:1Manuel González Farías. 2-Doña Ursula de Vargas, c.c. Manuel González Chaparro. 3-Catalina González de Vargas c.c. Francisco Sánchez de Haba, 1590 y 4- Marcela de Vargas c.1ºc. Bartolomé de Mondragón y 2ºc. Juan García Salguero.

A

35. - GUAJARDO, Pedro: 27 años. En algunos documentos: Guajardo Lobo, Guajardo de Aguilar o de Andújar. Traía consigo a su mujer, doña Elena Gómez. H: 1- Cristóbal Guajardo, 2Pedro Guajardo c.c. Teresa Campofrío Carvajar y Riberos. 3-Isabel Guajardo Gómez, c.c. Antonio de Azocar, H. Natural: Pedro Guajardo.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-

A


19 36.- GUTIERREZ Juan: 34 años. H. de Pedro Gutiérrez y de Francisca Gómez. C.c. Inés de Castro, hija de Baltazar de Castro. Según testamento no dejó sucesión.

A

37. - HERNANDEZ Francisco: 24 años, N. Málaga. Cc. Melchora Pérez, con suc. C 38. - HERNÁNDEZ Martín: 24 años. Radicó en Villarica,1564 y en Tucapel en 1569. C 39. - HERNANDEZ BERMEJO, Gonzalo: 23 años. Se unió en El Barco. Pasó a Cuyo con Juan Jufré. Fue acusado por la Inquisición y penitenciado con 200 azotes en Lima. C 40. - HERNANDEZ TARIFEÑO, Francisco: 13 años. Vivía en Santiago en 1565. A 41. - HERRERA Diego de: 23 años. Vivió en Santiago entre 1558 y 1564. A 42. - HILDALGO Alonso: 23 años. Estuvo en La Imperial en 1558. Regresó a Perú. C 43. - ILLANES Muñoz de: 35 años. Se quedó en El Barco, no llegó a Cuyo. A 44. - JIMENEZ DE MAZUELA, Juan: Según sus declaraciones: 46 años, según testigos: 31 años. Hijos: Francisco Gómez Mazuela y Antonio Gómez Mazuela.

C

45. - JINOCO, Rodrigo: 25 años. Alférez General. Ahorcado por insubordinado. A 46. - LAZARTE, Juan de: 25 años. N. Toledo. Se une en El Barco. M. III-1563. A 47. - LEIVA Juan de: 22 años. Sobrino de Cándida Montesa, esposa de Don Francisco de Villagra y de la mujer de Martín Algarain. Vivía en La Imperial en 1565. C 48. - LEON, Baltazar de: 36 años. Se unió en El Barco. C.c. María Vega Sarmiento hija de Rodrigo Vega Sarmiento y de Dª María de Castro. Hijo: Juan Ponce de León y Sarmiento (gobernador) cc. Isabel de Placencia y Cortés. Vivió en La Serena.

C

49. - MALDONADO, Diego de: 41 años. Mensajero de Villagra ante Valdivia.

B

50. - MARTIN, Salvador: 30 años. Vivía en Valdivia en 1578. C 51. - MARTIN MORENO, Antón: 25 años. M. 1600. Cc. Mariana de Esquivel. Hijo: Juan Esquivel. Quiera menor aún al morir su padre.

A

52. - MARTIN Juan: 23 años. Carpintero. Regresa a Perú en 1554.

C

53. - MARTIN DE LAS NIEVES, Francisco: 24 años. Vivía en Osorno en 1562. C 54. - MATIENZO, Juan de: 26 años. Corregidor de Valdivia 1561 a 1563. A 55. - MEDINA Pedro de: 38 años. Cc. Catalina Ruiz. Hijos: Juan Ruiz de Medina y a Catalina de Medina, c.c. Luis de Hevia.A 56. - MEJIA Diego de: 22 años. Vecino de Concepción en 1560. Probablemente sea el mismo Diego Arias Mejía, sastre de Osorno en 1585.

C

57. - MEJIA MIRABAL, Hernando: 29 años. Venía caminando y quedó en El Barco. Vinculado a la historia de Tucumán y Córdoba. En 1591 tenía numerosos hijos. C 58. - MELLA, Bernardino de: 33 años. Hijo del Dr. Beltrán del Consejo del Rey y hermano de Antonio Beltrán. C.c. Catalina de Mella. Regresó a Perú.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-

B


20 59. -MENDEZ DE GALVEZ Baltazar: 27 años. H.Nat. en Barbola, india peruana: Beatriz Méndez. C.1ºc.Juan de Bocanegra y 2ºc Diego Garcés o García de Andrade. 60. - MIRANDA, Diego: 25 años. En 1554 se une a la orden Franciscana.

C

C

61. - MONTESCLAROS, Martín de: 30 años. N. Villa de Ocaña en La Mancha. C.c. María Calderón de Bonilla. 5 hijos: tres murieron en la destrucción de Valdivia en 1599, otro en Angol. Vivió: María Montesclaros c.c. Martín Santander.

C

62. - MORAGA Hernando de: 23 años. Fundador de Osorno. Cc. Elvira de Rivera. Hijos: 1Hernando Galindo Moraga, cura de Melipilla. 2-Juan Galindo Moraga. 3- Mencia de Moraga, cc 1º Diego de Alvarado y 2º Francisco Pérez de Valenzuela.

C

63. - MOYA, Alonso de: 23 años. Llamado también Juan Mercader. M. 1553.

A

64. - MUJICA, Martín de: 22 años. Se quedó en Tucumán. A 65. - NUÑEZ, Jerónimo: 27 años. Su H. Jerónimo Ordóñez y Nuñez M. en 1569. C 65. - NUÑEZ RAMIREZ, Antonio: 28 años. C.c. Isabel Alvarez. Sus H. 1- Tomás Nuñez Ramírez c.c. Juana Venegas y 2- Ramón Nuñez Ramírez.

C

66. - ORTIZ DE GATICA, Diego: 52 años. H. de Luis Ortiz de Gatica y de Marina de Trujillo. Hijosdalgo y veinticuatro de Jerez de la Frontera. C.c. María Marmolejo, viuda de Francisco de Caracol y hermana de Rodrigo González de Marmolejo. Sus H.: A- Luis Ortiz de Gatica, 1º c.c. Francisca de Alarcón y 2º c. Leonor de Valdivia y Vázquez Fernández. ; y B- Rodrigo Ortiz de Gatica c.c. Beatriz de Aranda Valdivia y Escavias. Su descendencia lleva el apellido Gatica. C 67. - OVIEDO Juan de: 26 años. Hno. de Antonio Nuñez de Contreras. Mercader de Potosí, prestó dinero a Francisco de Villagra M. 1583.

A

67. - PANTOJA, Pedro: 29 años. C.c. Beatriz de Cervantes. H: 1-Carlos de la Cerda c.c. Juana A. de la Fuente. 2-Clara de Pantoja. 3-Gonzalo de Pantoja 4-Leonor de Pantoja. C 68. - PEÑA, Lope de la: 22 años. Regresa con Castillo y se radica en Mendoza. E 68. - PEREZ, Gaspar: 23 años. Se unió en El Barco. A 69. - PEREZ, Gonzalo: 30 años. Radicó en Valdivia. Vivía en 1565. C 70. - PEREZ, Tomás: 29 años. Se unió en El Barco. C 71. - PEREZ DE QUESADA, Hernán: 20 años. C.c. Juana de los Ríos y Encio.

C

72. - RAMIREZ, Cristóbal: 31 años. Regidor de Valdivia en 1564. C 73. - REINOSO Alonso de: 32 años. H. de Diego Reinoso. Su Hijo: Cap. Alonso de Reinoso, vecino de Mendoza, c.c. Beatriz de Mercado, H. de Alonso de Mercado y de ¿? Alderete (hermana de Jerónimo de Alderete). Hijos: 1-Jerónimo de Alderete, Presbítero. 2- María de Reinoso c.c. Juan de Villegas; 3-Beatriz de Reinoso c.c.Gregorio de Puebla. C 74. - RODRIGUEZ NEGRETE, Diego: 27 años. Radicó en Osorno. C E

MORALES GUIÑAZÚ Fernando: Los corregidores y subdelegados de Cuyo. Bs.As. 1936.

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-


21 75. - RODRIGUEZ Cristóbal: 21 años. M. Después de 1567. C 76. - RODRIGUEZ Hernán: 42 años. Venía arriando ganado y lo alcanzó Villagra. C 77. - RUEDA, Pedro de: 25 años. Se quedó en Tucumán. No llegó a Cuyo. A 78. - RUIZ DE RIVERA, Cristóbal: 38 años. Radicó en Valdivia y luego en Osorno. Cc. Mencia de los Nidos. Hijo: Pedro Ruiz de Rivera. M. en 1587. C 79. - SALINAS Pedro de: 32 años. Vivió en Santiago entre 1554 y 1559. C 80. - SANCHEZ Cristóbal: 30 años. Regresó a Cuyo en 1562 pero no se radicó.

C

81. - SANCHEZ Tristán: 25 años. Hijosdalgo, H. Alonso Alvarez Cota. Contador de la Real Audiencia de Lima, 1570. Autor de "De Virreyes y Gobernantes del Perú".

B

82. - SANCHEZ DE ALVARADO, Juan: 23 años. N. Córdoba. C.c. Elena Vázquez de Tobar. H.: Rodrigo de Lara c.c. Mariana Hernández de la Serna. Testó 1602.

A

83. - SANCHEZ DE VARGAS, Ruy: 23 años. Se quedó en Tucumán. A 84. - SANTO DOMINGO, Cosme de: 25 años. Capellán en Arauco. M. 1558.

A

85. - SARMIENTO RANDON, Fray Antonio de: 28 años. N de Jerez de la Frontera. Mercedario. Cura en varias ciudades. Vivía en Chile en 1575 y pasó a Cuzco. B 86. -TERRAZAS, Juan de: 27 años. Encomendero en Quillota. Franciscano en 1561.A 87. - VARELA Cristóbal: 24 años. Radicó en Mendoza. C.c. Inés de Mitre. H. Cristóbal de Varela, presbítero.

C

88. - VEGA Hernando de: Aprox. 24 años. H. Nat. de Juan de Vega, escribano. Fue vecino de Villarica. M. 1582. B 89. - VELEZ DE LARA, Juan: 25 años. Mercader de Potosí, prestó dinero a Francisco de Villagra y le acompañó en la expedición de la Cordillera de la Nieve.

A

90. - VILLAGRA, Francisco de: 39 años. Teniente General de Chile. M. 1563.H.Nat. de Alvaro de Sarria o Nuñez de Sarria y de Ana de Villagra. Oriundo de León. C.c. Cándida de Montesa, único Hijo Legal: Pedro muerto por los araucanos en 1562. H.Nat. 1- Alvaro, (N.1549), 2Francisco (N.1552). 3- Isabel de Villagra c.c. Juan Fernández de Montoya. B 91. - VILLAGRA, Gabriel de: 31 años. Maestre de Campo de una de las divisiones. Primo hermano de la madre de Francisco Villagra. . Su H. Gabriel de Villagra. B 92. - VILLAGRA, Gaspar de: 16 años. Fiscal de S.M. en el proceso a Francisco de Villagra en 1558. M. de viruela, 1591. H. Gaspar de Villagra, presbítero. ∗∗∗∗∗∗∗

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-

B


22 ABREVIATURAS: C. y c.c.: Casó con. C. 1º c. Casó primero con . - C 2º c. Casó en segundo lugar con . Con Suc.: Con Sucesión H. Hijo; Hs. Hijos H.Nat. Hijo/a Natural Hno.: Hermano M. Muerto

BIBLIOGRAFIA: CANALS FRAU, Salvador: “La Primera Entrada al Territorio Argentino.” Instituto Etnico Nacional DE LA VEGA, Garcilaso, “Historia General del Perú”. Ed.Universo SA Lima, 1977. DRAGHI LUCERO, Juan: “Introducción a las Actas Capitulares de Mendoza”, Bs. As. 1945 FERNANDEZ, Diego; “Historia del Perú”; En Biblioteca de Autores Españoles. Ed. Atlas, Madrid 1963. GEZ, Juan W.: “Historia de la Provincia de San Luis”, Tomo I, Bs. As. 1916. GÓNGORA MARMOLEJO, Alonso de; “Historia de Chile desde su descubrimiento hasta el año 1575”; Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes; www.cervantesvirtual.com LEVILLIER, Roberto: “Chile y Tucumán en el Siglo XVI”- Praga, 1928 LEVILLIER, Roberto ,Director; “Probanzas de méritos y servicios de los conquistadores: documentos del Archivo de Indias”. Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1919-1920 LOZANO, Pedro; “Historia de la Conquista de Paraguay, Rio de la Plata y Tucumán”. Imprenta Popular, BsAs. 1874. MEDINA José Toribio: “Diccionario Biográfico Colonial de Chile”, Santiago, 1906. MEDINA, J. T.: “Documentos Inéditos para la Historia de Chile”, Santiago, Chile, 1910. MORALES GUIÑAZÚ Fernando: “Los corregidores y subdelegados de Cuyo”. Bs.As. 1936. NUÑEZ, Urbano J.: -” Historia de San Luis”, Bs. As. 1980 PIOSSEK PREBISCH, Teresa; “Poblar un Pueblo”; San Miguel de Tucumán, 2004. ROA Y URZÚA, Luis de: - “El Reyno de Chile”. Santiago, Chile, 1918 THAYER OJEDA, Tomás: - “Los Conquistadores de Chile “- T II, Santiago, Chile 1910

GATICA,Angel Daniel – Los Conquistadores de Cuyo- 2010.-

Profile for Centro de Estudios Genealógicos de San Luis

Los Conquistadores de Cuyo - Angel Daniel Gatica  

Los Conquistadores de Cuyo - Angel Daniel Gatica  

Advertisement