Page 3

El patio posterior adyacente a calle Villavicencio, expansión natural del casino, congregaba a toda hora la actuación espontánea de grupos musicales informales, payadores, recitadores o malabaristas. Pocas veces puede afirmarse con más propiedad que el pueblo hizo suyo este edificio, haciendo realidad el propósito manifestado por el presidente Allende, y ratificado en la ley que otorgó financiamiento a las obras, en el sentido de poner la cultura al alcance popular. Confiamos que el mismo espíritu anime a la gestión del nuevo Centro Gabriela Mistral en esta etapa histórica de su renacimiento. El inmueble logró una integración del arte y la arquitectura como nunca antes ni después se ha conocido en Chile. Los artistas no se limitaron a colgar sus telas, sino que participaron desde el comienzo en el diseño de puertas y lámparas, en el detalle de los revestimientos de muros y pavimentos, en la claraboya del atrio del acceso principal, en la extracción de los gases de la cocina o en los tiradores de las puertas. También artesanos mimbreros y bordadoras de tapices se integraron a esta explosión creadora, que dio vida a un conjunto de un colorido deslumbrante. En definitiva, se trató de una obra colectiva multifacética. Cuando llegó el momento de colocar la placa recordatoria de los autores del proyecto, llegamos a la conclusión que era tal la cantidad de nombres necesarios de citar, que resolvimos no mencionar ninguno y encargamos entonces al escultor Samuel Román la ejecución de una placa en piedra granito donde se estampó el siguiente texto: «Este edificio refleja el espfritu de trabajo, la capacidad creadora y el esfuerzo del pueblo de Chile, representado por sus obreros, sus técnicos, sus artistas y sus profesionales. Fue construido en 275 días y terminado el 3 de abril de 1972 durante el gobierno popular del compañero Presidente de la República Salvador Allende». Esta hermosa piedra, ejecutada por un Premio Nacional de Arte, fue destruida por los militares. A raíz del Golpe, la Junta Militar ocupó el inmueble como casa de gobierno, acabando de una plumada con su intensa vida cultural. Se intervino radicalmente la arquitectura, levantando herméticos muros de ladrillo donde antes lucian amplios ventanales, se blindaron los pisos superiores, y se enrejó todo el conjunto. Desaparecieron la mayoría de las obras de arte y otras fueron simplemente destruidas.

Profile for Centro Gabriela Mistral

Miguel Lawner  

El renacimiento del Centro Gabriela Ponencia del arquitecto Miguel Lawner en el seminario “Arquitectura y memoria”.

Miguel Lawner  

El renacimiento del Centro Gabriela Ponencia del arquitecto Miguel Lawner en el seminario “Arquitectura y memoria”.

Advertisement