Page 1


SE ACERCAN UNAS FECHAS MUY SEÑALADAS Y DESDE CEN QUEREMOS REGALARTE UNOS CONSEJOS PARA QUE ESTA NAVIDAD SEPAS CÓMO DISFRUTAR DE UNA BUENA COMIDA SIN NECESIDAD DE PASAR MALOS RATOS PROVOCADOS POR LAS COMIDAS COPIOSAS O REMORDIMIENTOS POR HABERSE SALTADO LA DIETA.

Durante las fiestas navideñas tienen lugar muchas celebraciones alrededor de una mesa repleta de comida y bebida, lo que supone un exceso de energía ingerida y un aumento de problemas gástricos. No debemos prescindir de aquellos alimentos que sabemos que no forman parte de nuestra alimentación hipocalórica; al contrario, los necesitamos de vez en cuando para sentirnos bien. Cuando comamos la moderación es la mejor aliada: en pequeña cantidad y no todos los días. Además, debemos ser plenamente conscientes de que los vamos a consumir e intentar disfrutarlos y saborearlos al máximo. Esto nos hará sentir mejor y seguidamente podremos continuar con nuestro plan nutricional. Objetivo realista no subir peso. Hay que ser conscientes de que en Navidad cuesta perder peso, por lo que un objetivo realista sería no subir. Las tentaciones en Navidad son inevitables, pero debemos hacer un esfuerzo para no dejarnos llevar por todas ellas. Los días de comidas especiales son sólo 6 ó 7: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, día de Reyes y alguna más con los amigos o compañeros de trabajo. Estos días uno se puede permitir, siempre con mesura, algunos caprichos y el resto de los días volver a las pautas nutricionales establecidas. Lo ideal es compensar los excesos: si no se puede evitar ceder ante un deseo irresistible debemos ser


razonables y no hacer más de una concesión por comida y compensar el exceso por otro lado: Si el entrante es calórico (ensalada con rúcula y tomates confitados, hojaldre de puerros con jamón, canapés de pollo y jamón…) podemos compensar el menú si elegimos de plato principal algo más ligero (lubina con puerro y zanahorias salteadas, muslos de pollo a la plancha con manzana y pimienta negra, lenguado con salsa de naranja y estragón), acompañado de verduras o ensalada y de postre, fruta fresca. Si de segundo comemos un plato cargado de calorías (solomillo de cerdo con cebolla confitada, lasaña de espinacas con gambas, merluza al horno con salsa de avellanas y almendras) mejor es comenzar con algo ligero y terminar con una fruta que facilite la digestión (piña o papaya) o una infusión digestiva (manzanilla, anís, hinojo, hierbahuerto, rooibos…). Si queremos terminar nuestra comida con un postre dulce o algún dulce navideño te recomendamos que comiences con un plato ligero y sigas con algún pescado o carne elaborados de una manera sencilla y acompañados de verdura o ensalada. Evitar indigestiones y gastritis. Las comidas y cenas navideñas están compuestas de muchas grasas (fritos, salsas, marisco, carnes, dulces) y de alcohol, elementos que hacen que la digestión se vea dificultada. Si a esto le sumamos el comer sin mesura, haremos que nuestro estómago se

vea forzado a trabajar sin tregua, tras lo cual aparecerán los síntomas de pesadez y dolor de estómago, acidez, gases, cansancio, dolor de cabeza… No debemos olvidar la actividad física durante la Navidad, pues con la práctica de ejercicio físico aumentaremos las calorías que gasta nuestro cuerpo y así conseguiremos compensar parte de los excesos. También un largo paseo después de una comida o cena nos ayudará positivamente en el proceso de la digestión. Entre tanta cantidad y tanta variedad de comida nuestro estómago necesita reponerse, por lo que es necesario que los días no festivos realicemos un menú que colabore en su recuperación.


MENÚ PARA DESPUÉS DE LOS EXCESOS: Desayuno 1 zumo natural, preferiblemente rico en vitamina C (naranja, pomelo, papaya) o 1 macedonia de frutas ricas en vitamina C (1 kiwi+2 mandarinas o 1 naranja con 1 kiwi) 1 yogur desnatado o 1 vaso de leche desnatada 1 cucharada de avena o de salvado de trigo Media Mañana 1 yogur desnatado + 1 kiwi + Infusión* Almuerzo Sopa de verduras (receta) Pescado al papillote (receta) Fruta Merienda 2 rodajas de piña en su jugo con canela Cena Consomé de ave desgrasado Salteado de verduras con taquitos de pollo Infusión*

SOPA DE VERDURAS (6 PERSONAS):

¾ Kg de verduras variadas: zanahoria, puerro, repollo, calabaza, coliflor… 1 litro de caldo de verduras envasado 2 cucharadas de aceite de oliva Poner al fuego el caldo de verduras en una olla. Mientras, lavar bien la verdura y cortarla en tiras cortas. Cuando el caldo esté hirviendo, echar toda la verdura y el aceite de oliva, y dejar cocer a fuego lento durante 20 minutos. Añadir un poco de agua si estuviese espesa, y dejar otros 5 minutos. Corregir de sal y servir caliente.

PESCADO AL PAPILLOTE (4 personas)

4 Filetes de pescado blanco (lenguado, merluza, etc.) 2 Tomates maduros 3 Zanahorias 1 Cebolleta 1 Ajo Aceite de oliva Sal Cubrimos una bandeja de horno con papel de aluminio.Pelamos y rallamos los tomates, las zanahorias, la cebolleta y el ajo. Lo colocamos encima del papel de aluminio y sazonamos. Lavamos en agua fría los filetes de pescado, que una vez escurridos, sazonamos y ponemos encima de la verdura. Rociamos los filetes con un chorrito de aceite de oliva. Cubrimos el conjunto con otro trozo de papel de aluminio igual que el anterior y, como si fuera una empanada, vamos cerrando los bordes sin que quede ninguna fisura. Este paso es muy importante si queremos conseguir una buena cocción del pescado en papillote. Introducimos al horno media hora a 200º sin precalentar. Sacamos el pescado en papillote, dejamos templar antes de abrir (ya que el vapor nos puede quemar) y servimos.


INFUSIONES RECOMENDADAS (no superar la frecuencia ni dosis recomendadas)

Abedul (1 o 2 cucharaditas en una taza

de agua/ 3 veces al día máximo): diurética, antiséptica, tónica.

Agrimonia (1 o 2 cucharaditas de la hierba

seca en una taza de agua/ 3 veces al día máximo). Astringente, tónica, diurética, estimula la secreción gástrica y biliar. Es muy útil para los problemas digestivos, como la indigestión o la diarrea.

Alcaravea (1 cucharadita de semillas

machacadas en una taza de agua/ 3 veces al día máximo). Digestiva, antiespasmódica, expectorante, astringente, aromática.

Cola de Caballo (de 1 a 3 veces al día; también se presenta en infusiones comerciales). Diurética, remineralizante, hemostática. Diente de León: (15 g de raíces en una

taza de agua/3 veces al día máximo). Diurética, laxante, tónica, digestiva, colagoga, antirreumática.

Malvavisco (de 5 a 7 g de raíz por taza de agua/ 3 veces al día máximo). Emoliente, antitusígena, diurética. Es un remedio eficaz en afecciones digestivas, como gastritis, colitis y úlcera gástrica.

Manzanilla común (2 cucharaditas por

taza de agua.). Digestiva, espasmolítica, carminativa, antiséptica, antiinflamatoria.

Hierbaluisa (1 cucharadita por taza de agua, una o tres veces al día). Tranquilizante suave, estomáquica, antiespasmódica. Su principal uso es en disfunciones gástricas (dispepsias, digestiones lentas). Melisa (2 cucharaditas de hierba seca por taza de agua, 2 veces al día). Espasmolítica, sedante, hipotensora. Es muy empleada para problemas digestivos, como pueden ser flatulencias, náuseas y indigestión. Poleo-Menta (2 o 3 ramitas por taza de agua, 3 veces al día, también se presenta en infusiones comerciales). Estomacal, espasmolítica, antiséptica. Se emplea para estimular la digestión, así como para aliviar flatulencias y cólicos. Además, calma los vómitos y los espasmos abdominales. Poleo-Menta (2 o 3 ramitas por taza de agua, 3 veces al día, también se presenta en infusiones comerciales). Estomacal, espasmolítica, antiséptica. Se emplea para estimular la digestión, así como para aliviar flatulencias y cólicos. Además, calma los vómitos y los espasmos abdominales.


C/ Viera y Clavijo 11 · 4ª planta · Oficina 9· 35002 · Las Palmas de Gran Canaria · Tel/Fax: 928 366 147


¡Ya es Navidad!  

Ya es Navidad, y con ella los excesos. Te damos unas recomendaciones para evitar las malas digestiones sin necesidad de darte un caprichito...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you