Page 82

82

Glosa 1 La AMFI y Barrick Gold en Los Grandes Lagos: « Oh mis amigos, no hay ningún amigo… » La segunda guerra del Congo, la guerra sangrienta que se anuncia entre el poder de Kinshasa, aliado a Angola, Namibia y Zimbawe, de una parte, y los ocupantes ugandeses y ruandeses en el este del país, por otra parte, es antes que nada una guerra larvada entre empresas privadas. Después de haber recibido la ayuda de la AMFI para derribar a Mobutu, Kabila se deshace de ella y da preferencia a otras empresas canadienses o competidores sudafricanos. 393 En 1998, el gobierno congolés confisca a la AMFI sus filiales de diamantes y se las entrega a la Emaxon. La AMFI reivindica igualmente las concesiones de cobalto y de cobre en Katanga, el feudo de Kabila (Tesis 2, glosa 2). Para esta empresa canadiense no es cien por ciento ventajoso realizar este tipo de arbitrariedades ya que los tres contratos que ligan la empresa al Estado congolés son tan poco claras que la Gécamines niega su existencia.394 Lo mismo le sucede a la Barrick, cercana a la AMFI: Kabila renegocia los acuerdos de esta empresa con Mobutu, dejándola en desventaja, al igual que a la belga-canadiense Mindev. Constatando la voluntad del nuevo ministro de minas de Kabila, Kibassa Maliba, de revisar los contratos mineros, estas sociedades se acoplan a la lógica de AMFI. “Estas medidas podrían hacer creer que el gobierno de Kabila apuntaba a dejar el sistema de economía de guerra que había prevalecido hasta ese momento para abordar seriamente el trabajo de recuperación económica. Pero los enfrentamientos entre el nuevo poder político y las empresas mineras aunque fueron tan poco ortodoxos como la AMFI, la manera desenvuelta en la que se deshicieron de un plumazo los contratos mineros, estuvo tan llenos de incertidumbres y ambigüedad, que no agradaron a potenciales inversionistas extranjeros.395

Pierre Pierre Baracyetse, « L’Enjeu politique des sociétés minières internationales en République démocratique du Congo (ex Zaïre) », op. cit., p. 8, así como Africa Research Bulletin, abril-mayo de 1997, 13003, citado in Pierre Englebert, Why Congo Persists : Sovereignty, Globalization and the Violent Reproduction of a Weak State, Working Paper Number 95, Queen Elizabeth House Carnegie Project on “Global Cultural and Economic Dimensions of SelfDetermination in Developing Countries.”, febrero de 2003, <www.qeh.ox.ac.uk/pdf/wpdetail?jor_id=252>. 394 Marc Roche, « Mystères et spéculations sur les mines de l’ex-Zaïre », Paris, Le Monde, 23 junio de 1997, p. 4. 395 Jean-Claude Willame, L’odyssée Kabila, Trajectoire pour un Congo nouveau?, (La odisea de Kabila. ¿Trayectoria por un nuevo Congo?) París, Karthala, 1999, p. 90 393

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement