Page 72

72 anularlo o modificarlo.”343 No existen motivos para creer que la situación mejoró después de la expiración del contrato. Con cifras diferentes, el periódico semanal Jeune Afrique llega a las mismas conclusiones: “Emaxon compra el quilate a un precio irrisorio, entre 13 y 15 U$ el quilate, en lugar de 20 U$.”344 El Financial Times de Londres, basándose en un informe alarmante del Overseas Security Services sobre la gestión de la MIBA, confirmó que la baja valoración de las piedras de la gestión de la MIBA, así como los robos realizados por una "organización criminal" en su seno, le costó a la MIBA decenas de millones de U$ por año.345. Según otras fuentes, la MIBA pierde 2 millones de dólares por mes debido a la subvaloración del diamante.346 Además de institucionalizar esta forma de robo, Emaxon se guardó el derecho de adquirir las piedras preciosas por lote, es decir, sin tener en cuenta la presencia de piedras de un valor superior. Acuerdos mejor negociados permitieron, a partir de marzo de 2005, que la MIBA pudiera venderle a Emaxon las piedras superiores a 10,8 quilates de manera individual. “Finalmente, esta cláusula no se aplicó; Emaxon la consideró demasiado favorable para la MIBA.” A fin de respetar el acuerdo leonino, Emaxon solo reconoció aquellas cláusulas que le resultaban favorables. El acuerdo es tan controvertido que la MIBA inició un proceso judicial contra su tasador, Samy Dopelt, por abuso financiero (financial abuse).347 Para colmo, Emaxon no gastó un solo dólar para obtener tan escandalosos beneficios. Como única contrapartida se avino a otorgar al estado congolés un préstamo de U$ 15 millones. Los intereses del préstamo se cobran a través de un descuento adicional sobre los lotes de diamantes tratados y comercializados en el extranjero. El descuento alcanza el 5% en 2003, ya que Emaxon consideró gastos de explotación (transporte, seguro, depósito...); cuando el descuento llegó al 3%, Emaxon le transfiere estos costos al Estado congolés. El informe Lutundula criticará severamente esta lógica contable: el descuento del 3% representa, para la MIBA, un sobrecosto del préstamo mayor del que podría haber obtenido en cualquier banco. Un memorándum interno de la MIBA confirma que el descuento no le significa ningún rédito: “aplicar un descuento en lugar de la tasa de interés común no conlleva ningún beneficio para la MIBA.”348 Más bien, representa una ganancia para Emaxon por la que el tesoro del Estado congolés se priva de 12 millones de U$. Emaxon gana en todos los frentes: maneja el cuasi monopolio de la comercialización de los diamantes en todo el Congo Oriental, beneficiándose además con un interés sobre su el préstamo a la MIBA a una tasa superior a la del mercado. Mediante la proyección de la ganancia de Emaxon a

343Arnaud L ACORDAIRE, «Des carats dans la nature», París,

Jeune Afrique/L’intelligent, n° 2331, 11 de

septiembre de 2005. 344 «RD Congo. Sale temps pour la MiBA», París, Jeune Afrique, 18 al 24 de febrero de 2007, p. 11. 345 «Un accord controversé montre les obstacles de bonne gestion», Kinshasa, Congo indépendant, 10 de febrero de 2006, http://www.congoindependant.com/ 346 Gaston Mutamba LUKUSA, « MiBA: entre la banqueroute et la résurrection?», Kinshasa, Congo indépendant, 5 de febrero de 2006. http://www.congoindependant.com/article.php?articleid=134 347 Informe Lutundula, op. cit., p. 53. 348Emma MULLER, «DGI’s Emaxon under

pressure to change diamond deal in Congo», Polished Prices, PolishedPrices.com, 14 de diciembre de 2003.

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement