Page 59

59 Anvil, fueron acusados por la justicia militar congolesa de complicidad en crímenes de guerra. 268. Según The Ottawa Citizen, como toda respuesta, la First Quantum trasladó a Mercier a la Zambia vecina.269. El proceso, cerrado el 28 de junio de 2007, permitió que Anvil Mining, eximida de toda responsabilidad, se desprendiera de los agentes incriminados y publicitara la versión de que los muertos de Kilwa no habrían sido más que “víctimas de un accidente vial protagonizado por un vehículo de Anvil Mining próximo a Nsensele, el sitio de las supuestas ejecuciones sumarias.” 270 En un informe publicado en julio de 2007, una coalición de ONGs internacionales y congolesas protestó contra las conclusiones del proceso, revelando una serie de incoherencias en las declaraciones de los empleados de Anvil. El informe señalaba también graves irregularidades en el proceso: bloqueo del testimonio de las autoridades, intimidación de testigos y víctimas, relevamiento del auditor militar luego de recibir presiones por negarse a interrogar a los empleados de Anvil. Louise Arbour, comisaria de Naciones Unidas en materia de derechos humanos se sumó a las críticas sobre la metodología del proceso: “Me preocupan las conclusiones del tribunal cuando afirma que los sucesos de Kilwa son consecuencia accidental de los combates, a pesar de la presencia de los testigos oculares durante el proceso y a pesar de las insoslayables pruebas materiales que demuestran, de manera irrefutable, que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos en forma deliberada.”271 El auditor militar y varias víctimas apelaron el fallo.

O tempora, o mores! La difusión de un informe de la televisión australiana ABC conjuntamente con la reacción de asociaciones británicas, canadienses y congoleñas hicieron que la información llegara tímidamente a Occidente. "El caso podría haber pasado inadvertido si no hubiesen sido las fuerzas congoleñas las que aparecían como culpables de las atrocidades.”272 268 ACTION CONTRE L’IMPUNITE POUR LES DROITS HUMAINS / ACTION AGAINST IMPUNITY FOR HUMAN RIGHTS ET RIGHTS & ACCOUNTABILITY IN DEVELOPMENT, «Military Prosecutor in Kilwa trial Recalled to Kinshasa:

Political Pressure intensifies After Former Anvil Mining Staff and Congolese Military Charged with Commission of or Complicity in War Crimes», 26 octubre 2006, http://www.minesand communities. org/Action/press1261.htm. 269 En: «Congo: d’anciens employés d’une firme de Montréal subissent un procès », La Presse Canadienne, 17 octubre 2006. 270 Action contre l’impunité pour les droits humains (ACIDH), Association Africaine de Défense des Droits de l’homme/Katanga (ASADDO/ Katanga), Global Witness et Rights and Accountability in Development (RAID), «les victimes du massacre de Kilwa privées de justice par une cour militaire congolaise», comunicado de prensa, 17 de julio de 2007 <www. globalwitness.org>. 271 GLOBAL WITNESS,«Le procès de Kilwa: un déni de justice », Comunicado de prensa, 17 Julio de 2007, <www.globalwitness.org/media_ library_detail.php/560/fr/le_process_de_kilwa_un_deni_de_justice>. 272 Jean-Pierre TUQUOI, «Razzia sur le trésor du Katanga. Comment des firmes étrangères privées pillent sans vergogne les fabuleuses richesses minières du Congo (RDC)», Paris, Le

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  
NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement