Page 56

56 dentro del aparato del Estado.251 Tal como estaba previsto, las acciones de la FQM se dispararon en la Bolsa de Vancouver, “de cero a 140 US$ aproximadamente” en cuatro años (1997- 2001).252 Al mismo tiempo que la transacción evidenciaba su carácter estrictamente especulativo, el Congo Oriental caía a la posición nº 150 en el índice de pobreza del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); la transacción confirma una tesis del pensamiento económico contemporáneo: que la "creación de riqueza" solo es posible si en los cálculos se excluye el concepto de bien común. O, como lo resume un testimonio congoleño citado por el periodista François Misser: “aquí, comer es una lotería.”253 La actividad de la FQM no genera empleo, ni algo similar a ingresos fiscales. El mineral es tratado en una de las filiales (la Bwana Mukubwa Mining) radicadas en la vecina Zambia, de manera que la compañía no se adscribe al control fiscal del Congo: “el mineral se pesa en Ndola y figura en los balances de la Bwana Mukubwa Mining, encargada de comunicarle los resultados al personal de la OCC (Unidad congolesa de control) para sus registros sin control.” 254 Quiere decir que la FQM se controla a sí misma, mecanismo por el cual neutraliza gran parte del derecho aduanero. Además, sólo desde esta filial se informa a las instancias congoleñas sobre las muestras y la calidad del mineral que luego formará parte de los registros oficiales del Congo: ella misma llegó a la conclusión de que su deuda con el Estado congolés es de un millón y medio de US$ por el período 2004-2008.255 Pero en función de que el 82% de las reservas de mineral concedido a la empresa canadiense están en profundidad, de que no existe ningún estudio de viabilidad y de que la empresa establece por si misma su deuda con el fisco, es imposible conocer con exactitud la riqueza del yacimiento del cual obtiene sus ganancias.

Todo lo que está mal termina mal “La First Quantum Minerals expandió sus actividades en África desde mediados de la década de 1990, especialmente desde que Joe Clark, ex ministro de Relaciones Exteriores y primer ministro conservador [de Canadá], asumió el cargo de asesor especial para África.”256 El desmantelamiento del Estado de derecho en el Congo Oriental solo podía realizarlo de Angelo MOBATELI, « Cités dans des affaires maffieuses: Des ministrables invoquent la présomption d’innocence pour entrer au gouvernement», Kinshasa, Le Potentiel, 22 diciembre 2006. 252 MINISTERE DES AFFAIRES ÉTRANGERES ET DU COMMERCE INTERNATIONAL, «Succès commerciaux Canada-Afrique»,<http://www.infoexport.gc.ca/ ie-fr/DisplayDocument.jsp?did=8643> 253 François MISSER, «Six millions de Congolais tentent de survivre dans la capitale de la RDC. À Kinshasa, on mange “par hasard” », OuestFrance, 24 de diciembre de 2003, p. 3. 254 Informe Lutundula, op. cit., p. 161. 255 Informe Lutundula, op. cit., p. 161. 256 Sue Sutton, « the Canadian Political elite Discovers Africa », African Access Magazine, premier trimestre 1998, p. 8-10, citado en Samia KAZI AOUL, Émilie REVIL, Bruno SARRASIN, Bonnie CAMPBELL, Denis TOUGAS, Vers une spirale de la violence ?, anexo B, op. cit. 251

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  
NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement