Page 53

53 comisión de revisión de los contratos mineros Christophe Lutundula.231 En un nuevo capítulo de la historia, Lundin habrá de transformarse nuevamente en el principal accionista del grupo presentándose como comprador de una parte de las acciones de la Gécamines, que una vez más ofrece su mejilla. “Lundin ganó la adjudicación por parte del gobierno de transición de un aumento de los títulos de propiedad del 24,75% obtenidos de la disminución de la participación de la Gécamines. Esta última pasó de 45% a 12,5% del capital de TFM232.” La participación accionaria del Estado se derrite como nieve al sol en el momento en que el precio del cobalto, un metal necesario en la industria aeronáutica y aeroespacial y muy abundante en las minas en cuestión, se dispara. Lundin logró finalmente obtener diacrónicamente casi la totalidad de los activos de la Tenke Fungurume por menos de 160 millones US$ mientras que esta empresa había sido valuada en 60.000 millones de US$ en junio de 2006233. Estas operaciones financieras reposan en transacciones sospechosas. “¿Por qué razón el gobierno de transición mantuvo el yacimiento de Tenke Fungurume que costaba 95.000 millones de US$ reduciendo inversionista el pago inicial de 250 millones de U$ a 15 millones de U$ y una producción de 400.000 toneladas a 40.000 toneladas? ¿Cómo justificar la venta de las acciones del Estado en beneficio de Lundin, que no tenía más derechos a éstas, ni a título personal por haber sido comprada por la Phelps Dodge, ni a título contractual, ya que las obligaciones habían sido reducidas diez veces?”234 Según notas del diario The Globe and Mail la sociedad mixta en cuestión, la Tenke Fungurume Mining (TFM), tenía entre sus representantes al antiguo primer ministro de Canadá, Jean Chrétien235. Su presidente Paul Conibear se felicitó por el hecho de que la empresa se había visto beneficiada por el apoyo de este “muy respetable hombre de Estado canadiense”. 236 Lundin tomará formalmente el control de la TFM en abril de 2007 luego de una última maniobra en la Bolsa.237 El sitio de Tenke- Fungurume continúa siendo hasta el día de hoy un simple objeto de especulación. Según el Financial Times el Estado congolés estaría solicitando actualmente rediscutir los términos del acuerdo sobre la mina de Tenke.238 Pero sus expectativas no son muy altas. “¿Qué capacidad de negociación tiene hoy la Gécamines frente a un hecho consumado?”, se pregunta el 231 Ibid., p. 148. 232 Nestor KISENGA, « Mines : des milliards de boni pour le "quatrième pillage" »,St.Catharines (Ontario, Canada) Le Congolité, op. cit. 233 CORPORATE KNIGHTS STAFF, « Canadian Companies in the Congo and the OECD Guidelines », op. cit. 234 Jean KYALWE, « Le "cinquième pillage" des richesses minières du Congo est l'oeuvre de « Monsieur 30 % », St. Catharines (Ontario, Canada), Le Congolité, 26 de julio de 2006, <http://www.cong,olite.com/economy62.htm>. 235 Alan FREEMAN, « The little fixer from Shawinigan ? », Toronto, The Globe and Mail, 5 de marzo de 2005, artículo reproducido in Mines and Communities. 236 Website, <http://www.minesandcommimities.org/Action/press564.h.tm>. 62. Alan FREEMAN, « The little fixer from. Shawinigan ? », op. cit. 237 « Lundin strikes S1.4-billion deal for Tenke Mining », Canadian Press, citado in Toronto, The Globe and Mail, 11 de abril de 2007. 238 Citado en Cadi. LOURENS, «Congo to review Gecamines joint ventures », Johannesburg, Business .Day, 4 de enero de 2007.

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  
NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement