Page 47

47 desplazamientos frecuentes de la población ocurridos en este contexto y de la letanía de las enfermedades: desnutrición, enfermedad, muerte. Catorce por ciento de la población de las provincias de Kivu-Norte, Kivu-Sur, de Maniema y de Katanga están en esta situación, o sea al menos 1,5 millones de personas. Más del 75% de la población tuvo que vivir este calvario al menos una vez durante los cinco años que duró el conflicto. La escasa infraestructura pública se encuentra en estado ruinoso. Ya no se crían animales porque el ganado es sistemáticamente robado. Se entrega armas a los niños, la tasa de escolaridad, por cierto ya baja, cayó a la mitad en ciertos lugares, la tasa de desocupación alcanza regularmente 90% en las ciudades, 30% de los recién nacidos en las regiones asoladas por el fuego y la sangre durante el conflicto no pueden aspirar a vivir más allá de los cinco años.196 En la misma época las transacciones de las empresas occidentales sobre los yacimientos mineros del Congo se duplicaron alcanzando los 20.000 millones de US$. 197 La AMFI será un actor central en esta coalición de intereses, contabilizando en última instancia el fruto del saqueo que cometerán los ejércitos en su avanzada hacia Kinshasa. “La localización de estos recursos permite comprender la progresión en zigzag de los rebeldes de la AFDL, iniciada en septiembre de 1996, con el apoyo de Uganda, de Ruanda y de la compañía American Mineral Fields, basada en Canadá”.198 Como el savoir-faire industrial de la AMFI es muy limitado, ésta actúa esencialmente como consejera comercial de varias empresas occidentales. “La AMFI invitó el 10 de mayo de 1997 (una semana antes que la AFDL entre en Kinshasa) a grupos financieros estadounidenses y canadienses a visitar sus instalaciones para mostrarles las oportunidades de negocios en Congo ex-Zaire y manifestarles la buena disposición de los dirigentes de la AFDL en relación a los inversores extranjeros.”199 Un hecho que resulta inquietante es comentado en todo el mundo: Kabila no es aún presidente del Congo oriental y sin embargo ya concede tres contratos mineros de envergadura a sus aliados de la AMFI: las concesiones de cobre y de cobalto en Kolwezi, las de cobalto (a partir de los residuos del cobre) en Kipushi y la planta de tratamiento de zinc de Kipushi.200 Estos tres acuerdos representan para la empresa canadiense una magra inversión de un poco más de 1.000 millones de US$201 (menos de 800 millones según otras fuentes: 200 millones de U$, 30 millones de U$ y 550 millones

196 Denis TOUGAS, « Les transnationales minières à l'assaut du Zaïre comme du Congo », InfoZaïre, Montréal, Table de concertation sur les droits humains au Zaïre, 23 de mayo de 1997. 197 Marie-France CROS y François MISSER, Géopolitique du Congo (RDC), op. cit., p. 15. 198 Pierre BARACYETSE, « L'Enjeu politique des sociétés minières internationales en. République démocratique du Congo (ex-Zaïre) », op. cit., p. 7. 199 El informe LUTUNDULA, Kinshasa, República Democrática de Congo, p. 54, disponible informalmente en líneas en las siguientes direcciones <http://www.congonline.com/documents/Rapport_Lutundula_pillage_ 2006.pdf>, <http://www.freewebs.com/congo-kinshasa>, p. 7; Pierre BARACYETSE, « L'Enjeu politique des sociétés minières internationales en. République démocratique du Congo (ex-Zaïre) », op. cit., p. 6. 200 Colette BRAECKMAN, « Les veines ouvertes », in « Les nouveaux prédateurs », Paris, Fayard, 2003, chap. 8, p. 201 Pierre BARACYETSE, « L'Enjeu politique des sociétés minières internationales en République démocratique du Congo (ex-Zaïre) », op. cit., p. 6.

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  
NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement