Page 152

152 "maximizar el desarrollo de los recursos naturales en los países africanos", como si se tratara del "desarrollo económico" de África y no de su ruina750; el diario La Presse que banaliza un encuentro entre Jean Chrétien y el "dictador de Gambia, Yahya Jammeh, [...] para discutir de petróleo en nombre de las compañías canadienses”,751 el periodista Normand Lester que opina que “Occidente no tiene intereses importantes en el continente africano”.752 China es citada por la prensa internacional y canadiense como si ella revolucionara la forma de explotar África y la amenazara especialmente,753 mientras que ella se suma a los numerosos países que ocupan el continente desde hace décadas y se libran una competencia sin piedad. Sin embargo este escándalo es cada vez más común, felicitémonos de que los medios de comunicación difundan tal o tal noticia sobre una explotación minera que salió mal, o una comunidad que protesta en su lugar contra la presencia canadiense. No obstante, en relación a África, los casos citados en la prensa son poco frecuentes, en comparación con aquellos que se divulgan en informes institucionales o civiles. Entre los casos mencionados aquí, solamente aquellos de Anvil, Acres y Talismán han aparecido consiguientemente en los medios. Además, salvo raras, pero muy alentadoras excepciones, los reportajes,754 artículos de prensa o textos cortos sobre esta problemática, tienden a presentar cada caso de forma aislada, sin seguir cotidianamente lo que ocurre con la actividad minera financiada por los accionistas de Toronto. Las organizaciones no gubernamentales y las universidades han hecho sin duda un trabajo pionero en Canadá para divulgar el problema. Las Mesas Redondas Nacionales sobre responsabilidad social corporativa y la Industria Extractiva Canadiense en Países en Desarrollo, iniciadas por el gobierno de Canadá, han dado la oportunidad a diferentes grupos de presión para dar a conocer la situación en términos generales a la opinión pública. Pero, del informe de dicho proceso producido por los diferentes actores de la "sociedad civil", se publicitó principalmente la figura anunciada del Ombudsman o Defensor del Pueblo. Sin embargo, las partes presentes, los representantes de la industria minera, organizaciones no gubernamentales, políticos y académicos, en particular, habían llegado a un acuerdo "por unanimidad" en puntos cruciales, tales como la posibilidad de enjuiciamiento penal de los delitos mayo de 2005. 750 «Une approche à modifier», Radio-Canada/Alberta, 30 de noviembre de 2006. <http//www.radio-canada.ca/regions/alberta/2006/11/30/003-developpe_afrique.shtml>. 751 Gilles Toupin, « Discours à Londres devant la Commonwealth Foundation », ob. cit. 752 Denis Bélanger, « Normand Lester discute des télécommunications », Sherbrooke, L’OEil Régional, 2 diciembre de 2006. 753 Entre numerosos ejemplos, podemos citar el numéro temático de Afrique Expansion Mag, « L’offensive commerciale de la Chine, La conquête des marchés africains », n° 26, 2007 ; en Europe, l’article sur l’Afrique dans le bilan conjoint d’Alternatives internationales et de Libération en France, Jean Coussy et Jean-Jacques Gabas, « Les investissements chinois en Afrique : à quel prix ? », in L’état de la mondialisation 2008, hors-série n° 5, novembre 2007 ; le dossier du Courrier international, « La ruée sur l’Afrique. Comment le pétrole transforme le continent noir », qui porte surtout sur l’intervention nippone sur le continent, n° 882, 27 septiembre de 2007, et le numéro thématique « Chine Afrique, Pillage et co-développement », Lambesc (France), Diplomatie, janvier-février 2007 754 Guy Taillefer, « Un bon gars, le Canada ? », Montréal, Le Devoir, 19 de enero de 2008, p. A1.

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  
NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement