Page 145

145

Glosa 5 Las amistades offshore de Canadá Los paraísos fiscales y judiciales más utilizados por la mayoría de las empresas preocupadas por actuar en la opacidad total no serían entidades políticas soberanas operatorias desde un punto de vista de la finanza, si no contaran con el apoyo activo y paradójico de Estados de derecho como Canadá. Y Canadá es también un amigo de los paraísos fiscales. Se sabe que ha desarrollado desde los años 80 un corredor fiscal con Barbados, en el Caribe, beneficiando a las empresas que se inscriben allí, para transferir sus fondos a Canadá sin pagar impuestos. Una ley sobre la "doble imposición" lo prohíbe, como si los turistas fiscales de Barbados debieran allí confrontar al fisco. No es misterio para nadie que Canadá desea incluir bajo su jurisdicción el paraíso fiscal que constituyen las Islas Turcos y Caicos. Un diputado conservador de Edmonton711 milita arduamente por esta anexión, mientras que los jóvenes liberales en el nivel federal la apoyaban,712 oficialmente para aliviar las formalidades administrativas de los ciudadanos canadienses que gustan de viajar al Sur. El proyecto tiene como objetivo también alentar en algo la actividad de estas islas, un tanto monótonas y reducir los costos de transporte de los abogados de negocios que vuelan regularmente a este lugar offshore especializado en el sector de seguros. Con el tiempo, a Canadá le cuesta cada vez más disimular su voluntad de offshorizar713 hasta su economía interior. Nos enteramos en noviembre de 2006, de la transformación de la ciudad de Halifax en una zona franca financiera, con la expectativa de competir con las islas Bermudas. Sin tomar conciencia de tal información, la oficina de las provincias marítimas de la Sociedad de Radio-Canadá estimó que era una buena noticia: "En menos de una semana, tres instituciones financieras con sede en Bermudas anunciaron la apertura de nuevos centros de servicios en Halifax, transformando a la capital de Nueva Escocia en un centro internacional de las finanzas.”714 La televisión estatal inmediatamente confundió los términos, traicionada por su falta de comprensión de los temas. "Estas empresas se especializan principalmente en la gestión de los fondos altamente especulativos y [...] ofrecen a sus clientes paraísos fiscales”.715 Sólo el Globe and Mail ha hecho justicia a este hecho.716 Halifax se convertirá Peter Goldring, Turks & Caicos Update, disponible en el sitio Internet Peter Goldring, Member of Parliament Edmonton East, <www.petergoldring.ca>. 712 Hélène Buzzetti en colaboración con Clairandrée Cauchy, « Pour de nouvelles commandites, Des militants du PLC veulent “mettre en place un programme de promotion favorisant l’unité canadienne”», Montréal, Le Devoir, 11 de noviembre de 2005, p. A1. 713 Stephan Richard, « Des Bermudes à Halifax, Halifax », Société Radio-Canada, 22 novembre 2006. Tal como aparece en el texto, debe interpretarse como la acción de propulsar el sector offshore. (N del TC). 714 Stephan Richard, “Des Bermudes à Halifax”, op. cit. 715 Peter Moreira, “H Halifax, a centre for international finance ? It’s no fish tale”, Toronto, The Globe and Mail, 16 de noviembre de 2006. 716 Thierry Godefroy y Pierre Lascoumes, Le Capitalisme clandestin, l’illusoire régulation des 711

NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  
NEGRO CANADA Saqueo, corrupción y criminalidad en África  

NEGRO CANADASaqueo, corrupción y criminalidad en África

Advertisement