Page 94

76

206. Algunos Estados americanos como Argentina y Bolivia reconocen la brecha que existe entre el incremento del número de mujeres profesionales que egresan de la educación superior y su baja inserción en el mercado laboral, lo que a su vez no se 308 traduce en mejores empleos y salarios en comparación con los hombres . Esta situación requiere de un análisis a profundidad respecto al comportamiento de las empresas tanto públicas como privadas en cuanto a la contratación de mujeres, a la persistencia de patrones sociales discriminatorios que influyen en la contratación de las mujeres y a otras razones que pueden estar limitando el acceso a las mujeres al mercado laboral, como por ejemplo la maternidad y cómo la misma impone socialmente a las mujeres la carga social del rol del cuidado. 207. Por otro lado, la CIDH considera que es importante que se analice la situación de las niñas y adolescentes que no han culminado sus estudios y que no trabajan pero se dedican a labores domésticas. Este grupo es de gran riesgo ya que se encuentra invisibilizado por las estadísticas existentes y requieren medidas especiales de atención. b.

Situación de sectores en particular riesgo a violaciones de sus derechos humanos

208. La CIDH observa que a pesar de los avances registrados en los países en cuanto al acceso a la educación de la población en general, las cifras invisibilizan la realidad de algunos sectores de niñas y mujeres que se encuentran en situación de particular riesgo a violaciones de sus derechos humanos, como las niñas y mujeres en situación de pobreza, las que habitan en zonas rurales, las indígenas y las afrodescendientes. 209. En Centroamérica, el 25% de las personas mayores de 15 años son analfabetas, principalmente niñas y mujeres pobres, indígenas y residentes de las zonas 309 rurales . En el Perú, de la cantidad global de personas analfabetas, el 75% son mujeres y 310 en el área rural el 37% de mujeres son analfabetas . Cifras proporcionadas por el Estado ecuatoriano indican que las más altas tasas de analfabetismo corresponden a la población indígena y dentro de este grupo, el 31.5% corresponde a mujeres y el 17.5% a hombres. En la población mestiza el analfabetismo alcanza el 7.6% para las mujeres y 5.6% para los hombres y en la población afroecuatoriana 7.8% para mujeres y 6.8% para hombres. En Guatemala, las niñas de familias indígenas pobres ingresan a la escuela en promedio un año más tarde que las hijas de las familias indígenas que no son pobres. Además sus 311 probabilidades de desertar la escuela son mayores . Cifras aportadas por el Estado 308

Respuesta al cuestionario presentada por el Estado de Argentina y del Estado Plurinacional de

Bolivia. 309 Naciones Unidas, Los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, El derecho a la educación de las niñas, Informe del Relator Especial sobre el derecho a la educación, V. Muñoz Villalobos, 8 de febrero de 2006, párr. 46. 310

Rosa María Mujica y José María García, Las niñas somos importantes, Experiencia de Promoción de Equidad de Género en las escuelas rurales de Quispicanchi, Instituto Peruano de Educación en Derechos Humanos y la Paz, 2006, pág. 13. 311

UNESCO, Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo 2010, Panorámica regional: América Latina y el Caribe; CIDH, Audiencia sobre la “Discriminación que enfrentan las Mujeres en el ejercicio de sus Derechos Continúa…

informe CIDH Mujeres DESC  

informe CIDH Mujeres DESC

informe CIDH Mujeres DESC  

informe CIDH Mujeres DESC

Advertisement