Page 31

13

paz duradera; y el reconocimiento de los derechos fundamentales de la persona humana sin distinción de raza, nacionalidad, credo o sexo. En su artículo 34, la Carta desglosa como aspiraciones básicas para el desarrollo integral de los países en el Hemisferio, las oportunidades de empleo y las condiciones de trabajo aceptables para todos y los salarios justos; la erradicación rápida del analfabetismo y la ampliación de oportunidades en el campo de la educación; y reformas que conduzcan a regímenes equitativos y eficaces de tenencia de la tierra, nutrición y vivienda adecuadas, entre otras. 32. En la misma línea, la Declaración Americana reconoce una variedad de derechos económicos, sociales y culturales, al igual que derechos civiles y políticos. Establece el derecho a la protección de la maternidad y la infancia (artículo VII); a la preservación de la salud y al bienestar (artículo XI); a la educación (artículo VII); a los beneficios de la cultura (artículo XIII); al trabajo y a una justa retribución (artículo XIV); al descanso y a su aprovechamiento (artículo XV); y el derecho a la seguridad social (artículo XVI). El sistema interamericano de derechos humanos ha reiterado que la Declaración Americana tiene “plenos efectos jurídicos y es de cumplimiento obligatorio para todos los Estados miembros de la OEA”; principio aplicable en la esfera de los derechos económicos, 70 sociales y culturales . 33. Por su parte, la Convención Americana consagra estos derechos en su preámbulo y en su artículo 26. La Convención establece en su artículo 26 que: Los Estados Partes se comprometen a adoptar providencias, tanto a nivel interno como mediante la cooperación internacional, especialmente económica y técnica, para lograr progresivamente la plena efectividad de los derechos que se derivan de las normas económicas, sociales y sobre educación, ciencia y cultura, contenidas en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, reformada por el Protocolo de Buenos Aires, en la medida de los recursos disponibles, por vía legislativa u otros medios apropiados. 34. Los derechos a los que se refiere el artículo 26 de la Convención Americana son aquellos que se derivan de las normas económicas, sociales y sobre educación, ciencia y cultura contenidas en la Carta de la OEA, mencionadas en el párrafo 64. La jurisprudencia de la Corte Interamericana y de la CIDH ya ha identificado los derechos a la seguridad social, a la salud y los derechos laborales como derechos 71 ecónomicos, sociales y culturales que se derivan de la Carta de la OEA . La doctrina ha 70

CIDH, Tercer Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Paraguay, OEA/Ser./L./VII.110 doc. 52, 9 de marzo de 2001, párr. 17, citando Corte IDH. Interpretación de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre en el marco del artículo 64 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Opinión Consultiva OC-10-89 del 14 de junio de 1989, Serie A, No. 10. 71

Corte IDH. Caso Acevedo Buendía y otros (“Cesantes y Jubilados de la Contraloría”) Vs. Perú. Excepción Preliminar, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 1 de julio de 2009 Serie C No. 198, párr. 106; CIDH, Informe No. 38/09, Caso 12.670, Admisibilidad y Fondo, Asociación Nacional de Ex Servidores del Instituto Peruano de Seguridad Social y otras (Perú), 27 de marzo de 2009, párr. 130; CIDH, Informe No. 25/04, Petición 12.361, Admisibilidad, Ana Victoria Sánchez Villalobos y otros (Costa Rica), 11 de marzo de 2004, párrs. 52-70; CIDH, Informe No. 27/09, Fondo, Caso 12.249, Jorge Odir Miranda Cortez y otros (El Salvador), 20 de marzo de Continúa…

informe CIDH Mujeres DESC  

informe CIDH Mujeres DESC

informe CIDH Mujeres DESC  

informe CIDH Mujeres DESC

Advertisement