Issuu on Google+

16 | tortura en

mexico

Cómo fabricar un ‘líder’ de Los Zetas Durante 30 horas, a Héctor Casique lo golpearon, lo asfixiaron, lo violaron y lo atormentaron psicológicamente para que se inculpara de un múltiple homicidio y de pertenecer a Los Zetas. Su caso exhibe con crudeza cómo se tortura en México.

ErnEsto núñEz

uando tres policías intentaron detenerlo afuera de la discoteca Mandala de Cancún, Héctor usó toda su fuerza para zafarse de ellos. Acababa de comerse un hot dog en la calle acompañado de su amigo Maximiliano, y se disponía a regresar a la fiesta. Dentro del Mandala, Héctor se dio cuenta de que Maximiliano no había podido escapar y decidió salir a buscarlo. –¿Por qué quieren detenernos? –preguntó a los policías. –Es una revisión de rutina. Si no traen nada, los soltamos –respondió un agente. Maximiliano ya estaba a bordo de una patrulla modelo Avenger y Héctor tuvo que subirse a ella. Eran las 3:30 de la madrugada del sábado 16 de marzo de 2013. Fue la última vez que Héctor pisó la calle en libertad.

Domingo 23 de noviembre de 2014 >> REFORMA REVISTA R


Cómo fabricar un líder de Los Zetas