Page 39

La Revolución Rusa en su centenario

La Revolución de Octubre

vierno todavía asediado, se anunció en nombre del Comité Militar Revolucionario que el Gobierno provisional ya no existía y que los soviets asumían el poder en Rusia. El traspaso de poder del Gobierno provisional al Soviet de Petrogrado se había consumado. La mitología soviética ha presentado la toma del Palacio de Invierno como un hecho grandioso; sin embargo, la histórica acción ni fue tan épica ni resultó demasiado honrosa. Se calcula que en el asalto murieron cinco marinos y un soldado entre los atacantes y no hubo bajas mortales entre los defensores. Muchos de los asaltantes se desentendieron del objetivo que les había llevado allí y se entregaron a la rapiña y al robo. Esa imagen romántica de sangrientos combates, de multitudes asaltando el palacio y de barricadas en la calle, trasmitida por la película Octubre, de Eisenstein, rodada diez años después de los hechos, es completamente falsa. La insurrección triunfante de octubre tuvo una participación popular escasa. De hecho, una de las cosas que han señalado los estudios recientes sobre la Revolución de Octubre es que, mientras ocurría, la vida transcurrió de forma normal en la capital, los tranvías funcionaban y las tiendas, restaurantes y teatros permanecían abiertos. Al contrario de lo que había ocurrido en febrero o en los Días de Julio no hubo grandes manifestaciones en la calle ni los trabajadores salieron a enfrentarse con la policía y los soldados armados. Los bolcheviques habían logrado su objetivo sin apenas resistencia, pero Petrogrado, pese a su importancia, solo era una ciudad. El reto era extender la revolución al frente y al resto de ciudades y provincias de Rusia.

por encima del Gobierno. Kérenski proclamó el estado de sitio en Petrogrado, trasladó tropas desde el frente y el 24 ordenó cerrar dos periódicos bolcheviques dando la oportunidad a Lenin de tomar el poder antes del Congreso de los Soviets como deseaba. El levantamiento se puso en marcha y todo transcurrió de forma muy rápida. Trotski dio las órdenes finales para el golpe y durante la noche del 24 al 25 de octubre grupos de guardias rojos y soldados tomaron por sorpresa las áreas vitales de Petrogrado, las estaciones, centrales telefónicas, de correos y arsenales. Al mismo tiempo el CMR dio la orden al acorazado Aurora de tomar los puentes del río Neva en nombre del soviet y de la revolución. Al amanecer solo el Palacio de Invierno, donde estaba reunido el Gobierno en pleno, permanecía fuera del control del soviet y de los bolcheviques. Por la tarde de nuevo Trotski, como presidente del soviet y responsable del CMR, ordenó asaltar el Palacio de Invierno. Alrededor de 3000 cadetes, oficiales, cosacos y mujeres soldado defendían el palacio, mientras que más de 15 000 guardias rojos, marineros y soldados estaban preparados para el asalto, con el apoyo de los cruceros Aurora y Amur. Los defensores a lo largo de la noche fueron negociando con los sitiadores y abandonando el palacio, que recibió algunos cañonazos desde el Aurora y la fortaleza de San Pedro y San Pablo que no causaron grandes daños. En torno a las 2:00 del 26 de octubre los asaltantes llegaron al salón donde estaba reunido el Gobierno, excepto Kérenski que lo había abandonado en busca de refuerzos, y procedió a su arresto. En el II Congreso de los Soviets, inaugurado con el Palacio de In37

Profile for Celandigital Celan

La revolución rusa en su centenario (1917 2017)  

La revolución rusa en su centenario (1917 2017)  

Advertisement