Issuu on Google+

Lirna, 11de Abril dei 2014. 5eñores JUNTA DIRTCTIVA AEUil¡I

§eñor Mag. Lic. Aleiandro Huamán Presidente ,&DUNI Presente.De mi consideración:

ASUNTO: Abuso de autoridad y orbitrariedades del Lic. César Mirando,

jefe encargado de la Seccíón Posgrado FllS, argumentando públicamente su venganza personal por haber recibido una votdcíón contrarid c, sus deseos en uns sesión de Consejo de Facultad FllS, excluyendo por ello a docentes príncipales nombrados y TC, del didado de Cursos que vienen dessrrollando desde 1998 en la Maestría en lngenierío lndustríal FlIS-UNl"

Tengo a bien dirigirme para saludarlos y hacer votos para que su gestión en pro de los docentes UNI sea verdaderamente justa, razonable, y democrática, y que obren de manera neutral e independiente de los diferentes niveles de autoridad académica y administrativa de la UNl. Me dirijo a la ADUNI para exponer rni caso y recibir de ustedes el apoyo, de ser legal y procedente, frente a la arbitrariedad y abuso de autoridad del Lic. César Miranda, jefe encargado de la Sección de Posgrado de la FllS (desde hace tres meses), quien ha dispuesto personalmente que el recurrente no sea considerado para el Ciclo 2014-7 en el dictado dei curso [conomía de la Empresa para la Maestría en lngeniería lndustrial. El señor Miranda ha expresado públicamente que la no progran'lación dei !ng. Silvio Quinteros se debe al hecho que mi persona NG VOTO a favor del pase de su ccndición de profescr a tiempo parcial

a la condición de profesor a t¡ernpo ccrnpleto en la respectiva

/*+

sesión

dei

G


Consejo de Facultad de la F!¡5, rnes de lVlarzc 2014. il señcr Mirancja ns sent=nciado y jurado pÚblicarnente en los ambientes aciminisiraiivos cje ia illS "qu€ mientras él acupe el puesta de jefe encargado de la Seccián Posgrad* Fll5, el lng. 5ilvio Quinteros no volverá a dictar clases en dicha Sección de Posgredc Fll§, por no haber votado a su far¡of'. Como se evidencia, aquí hay una serie de injusticas que no pueden quedar impunes -corflo precedenies y €n contra de los derechcs laboraies del docente UNl. §i Ia venganza públicamente vociferada por el Lic. Miranda, reciente iefe encargado, se concreta en contra de un Profescr Principal UNI a tiernpo completo, con más de 25 años de docencia, y miembro del Consejo de Facultad, ¿qué derechos laborales no se podrán pisotear luego y de manera impune?, ¿QL.ré poderes ocultos o ficticios tiene el Lic. Miranda para hacerse j:.:sticia ;t su modo y por sus propias manos, quiénes to protegen? éQuiénes io apcyan -con su silencio, indiferencia, o complicidad? iNo hay autoridad acadérqlica o administrativa que observe y castigue dichas conductas públicas? i,No hay una ADUNI que frené el abuso flagrante contra el respeto y derecho del docente UNI?

ACTITUD REPROBABLE DEL LlC. MIRANDA.

La primera injusticia e

irracionalidad es la clamada Venganza del Lic. Miranda, jefe encargado, por la votacién contraria que recibió a su petición de pasar a tiempo completo. Para

ello el Lic. Miranda se sirve de un puesto público y usa los recursos públicos, sin ser consciente de la ilegalidad y sobre todo de la conducta anti ética de su proceder. Todo ello por la decisión pública, legal, legítirna y ética del lng. Silvio Quinteros, quién efectivamente votó Abstención frente a la insistente solicitud dei Lic. Miranda para pasar a la condición de docente a tiempo completo. ?uedo explicar lo rszón de mi Abstencíón. {l Hecho es que el Lic. Mirsnds no pudo exhibir en la sesión del Consejo de Facultad FllS su caits de renuncio a su candición de profesor a tiempo conpleto en lo UniyersitiaC Nacionsl del Callaa, por ío cuol yo cansideré que su soiiciiud no eru legol ni ética, y propuse dorle un plazo adicianal po{ü

'

que propcrdone dicho ciocumento y que tadavía na se licné vatación.

En

c

lecha anterior a dicha Consejo de Fscuitctí, ei L!c. ít'¡lirqn.dc


s€ Gp€{sanó a rni aficino en lo F{!S y solicitó encarecidcmente m! voio rie apaya, frente o lo cual le expresé que pGrs que rni opúya seo leg*l y éticc, el L!c. Mirands se debe carnprofizeter a llevsr su csrta de

renuncia o su condición de pro{esor s tiempa compieto en !c universidqd Naciona! del Callso, a cuys recomendación él acceaió en mamento, pero lo cual incumplió a la fecho tie lu sesión Cel Consejo de Focultsd donde se votó su solicitud. Como es sctiido, en cii*ta sesiót¡ el Consejo de Facultod FllS decidió par mayoría" y can mi abstención, ese

negarle su pCIse a tiempo campleto. EXCLtliilON ARBITRARIA DEL DOCENTE POSGRADO Flli;-UNl. El susc¡'iio, ai enterarse en la secretaría de la Sección de Posgrado FllS, que mi persona

había :ido excluida de la programación para el ciclo 2ü1-4-1, se dirigió por escrito al Lic. Miranda, y en dos ocasiones, pidiendo información y explicación del porqué de mi exclusión. A pesar de las tres semanas transcurridas, a la fecha, el Lic. Miranda no responde formalmente y tampoco ha informado absolutamente nada al Consejo de Facultad FllS sobre la carga hora¡'ia de los docentes, pues es el Consejo de Facultad el órgano máximo que aprueba la propuesta de carga acadérnica. Hasta el momento, el Lic. Mi¡'anda no ha inforrnado, no habiendo causai de fuerza rnayor u ctros que le impiCan informar, y rnás bien prevengo a la ADLINI para que eniienda esta práctica como dilatoria para que los hechos se consumen, y no se respete el derecho del Docente UNI y la autoridad adrninistrativa quede impune por sus arbitrariedades y abuso flagrante de la autoridad encargada concedida. Aquí hubo una intención de sorprenderme con la exclusión practicada, pues no se me avisó formalmente y se estaba espei'ando el inicio cjel ciclo para que me entere sobre los hechos consumados. Felizmente, rne entei'e a tiernpo y aquí me tienen, exigiendo un derecho y contra el abusc de autoridaC

I

ACCI*NIS DESARROLLADAS EN DEFENSA DEL DIRE{I-"|#. Vistc que ei Lic. Miranda no informa, el suscrito se ha riirigidc al Decana FllS, exponiéndoie el presente caso, por escrito y también en f,ci'ma oi'al -con oceslón de la


,l/ penúit¡ma sesión del Consejo de Fecultacj Fil5. [n iicha sesión ei Decano encargado FliS y jefe directo cei Lic. lt,lii'anda expresé su desec cje scliclta¡'ie un informe urgente respecto al presenie caso, ciesconociéndose si tal hecho ha ocurrido o no, siendo cieüo que las clases del Posgradc Fil5 se inician este

próxirno Lunes 14 de Abril dei ?A3"4, y con io cual suouestamente el Lic. il,''liranda piensa consurflar su arbitrariedad y abusa de autoridad, lo cual estoy seguro no pasará y confió en que la ADUNI actuá ejecutivarnente er defer¡sa de los derechos del Docente UNl.

Señores de la Junta Directiva ADUNI:

1. El suscrito es docente principal y a tiempo completo, {on carga troraria completa en el pregrado FllS, y carga adicional en el posgrado Fll§, maestría en lngeniería lndustrial. La condición de docente en el posgrado FllS la tengo desde 1998 a Ia fecha, habiendo dictado diversos cursos, y siendo la constante el curso de Economía de la Empresa, del cual se me quiere excluir por las razones explicadas arriba.

2.

El suscrito no ha recibido nunca amonestacién alguna, liamada de

atención, o una baja percepción de mi desempeño docente poi' parte de las diferentes promociones de la maestría en ingeniería ¡ndustrial. M¡ asistencia y puntualidad, enirada y salida con marcación digitalizada o en físico, ha sido y es altamente cÍe cumplimiento. No deben ser sorprendidos por informes conirarics que desconozco, y que el Decano encargado Fl!5 iambién desconoce.

3.

Los docentes del Posgrado de las diferentes seccicr¡es cie pasgrada

UNI no sornos personal de confiar¡za de los jefes de pcsgrada, vale decir, que podamos ser excluidos, cambiados u otros sin recibir explicaciones y razones para ello, cie parie de la jefatuía respectiva.


Ello no quiere deci¡' que no puerian haber cambias jusiificedcs, infoi'mados y explicados de acuerdo a le.y. {+s dacenges d*l

asgrada, nombrados, con{ratados, e ínrluso sj lueran co*trotados por orden de servícios, todas te**mos derech*s loboraies de coninuidad a menos que hubi€ran razones váiicias para el cambio. En este caso, se evidencia que no hay ninguna razón conocida, saivó el deseo irracíonal de la venganza por una votacién

totalmente legítima, legal y sobre todo ética.

4.

Los jefes administrativos

y académicos pueden tener su personal de confianza, para los fines de la gestión y según lo establecido por el Estatuto ll§l, pera los docentes de prearado o posqrudg, na somos sa personsl de confianza. los docentes somos del core business institucional, Los docentes no pueden ser !'emovidos, excluidos u otros según las "políticas y criterios" personaies, y mucho menos de encargados coyunturales, el rnovimiento. de docentes es de carácter institucional, motivado y con ob.jetivos ccnstructivosl. Máxime en el caso del recurrente, cuya concjición es la de profesor principal nombrado, a tlempo completo, y que ha desarrollado actividades en el pre y posgrado pot más de 25 años, sin tacha u observación alguna.

5. Actuando en contra las buenas prácticas académicas de la competitividad y la acreditación, el Lic" Miranda está pretendiendo excluir a los docentes de planta de la FliS de las actividades académicas del posgrado. Mientras que en las universidades de calidad reconocida ccmo la UNl, se recomienda y

hasta se obliga para que los docentes del posgrado dicten necesariamente cursos en el pregrado de rnane¡'a que haya una perrnanente transferencia de conocirnienros avanzaios, el Lic. fu1i¡'anda obra en contra dei avance acadéi'niec y el desarrolio docente pues pretende enquilasar ai docente en sus artiv=Jas


originaies de pr"egrado, y e ntonces para qué estudian las maesirías y los doctoradcs, cümo rnuchos de los miembros cie la directiva ADUNI lo vienen heciendo o lo han hecho?

5.

NEUTRALIDAD fclfCESARlA. Teniendo conocimientc que el Mag.Lic.

Ale"iandro Huarnán ocupa un puesto de confianza encargado en la

administración de la maestría en ingeniería industrial, bajo ia jefatura encargada del Lic. Miranda, causa m! preocupación del parqué la ADUNI no está enterada de lo que viene sucediendo en la Sección de Posgrado FllS y por qué no ha actuado de oficio. Pues no solo el recurrente ha sido excluido de la programación 2014-i, sino que tarnbién los profesores principales y de larga trayectoria lng. Rodolfo Falconí, e Ing. Franco Krajnick (miembro del Consejo de Facuitad, y quién votó en contra de la solicitud del Lic. Miranda). Áquí existe un problema social y no sólo individual! Como se demuestra, Io que acontece en la Sección de Posgrado FllS es totalrnente injusto, y la ADUNI no se pronun cial. Por contraste, s! se ssbe que el lng. Jorge Manzén, dírectivo AD|JN| se hs monifestado a favor de los csmbíos que seon necesorios parl restablecer el sdecuado srnbiente acodérnico requerido en lo Sección de Posgrodo FllS y et respeto a los Cerechos del docente FllS-UNl.

Por lo expuesto, soiicitó lo siguiente:

t.

Que

la ADUNI

demande Ia actuación inmediata del Decanc

encargado FllS, Mag.lng. Ernesto Flores, para que en su condic!ón de jefe directa del jefe encargado de la sección de posgrado FilS,

respete

el derechs del lng. Silvio Quinter*s {y de los otrcs

docentes mencionadcs), para que siga en el dictando del Curso de Economía de la Empresa para la Maestría en lngeniería lndustriai, por la racionaiidad y justicia que le corresponde.


7. Que la AilUt¡l dirija una cornunicaeión firnne al jafe encargado, i-!e !!1iranda, para qse se rectifique en su eonduita anti ática y contraria a la legalidad del usc del puesta o-úblico, encargadc, y .

obré según el Estatuto UNt y el cédigo de étic¡ *el Cocenie

Ui'J1.

3. Que la Directiva ADUNI garantice la neutrafidad suficiente de sus mlembros, en cuanto al actuar frente a funcronarios con los cuales tengan relaclón de subordinacién po¡' carg{)s administi'aiivos ü académicos en calidad de elegídos y scbre todos sin scn encargados en la FllS. ¿1.

Solicitó a la Directiva ADUNI me cite con car*qter de urgencia y así poder exponer directamente mi caso, sin per"juicio que la ADUNI actué inmediatamente y frente al inminente inicio del ciclo 2A3"4-1 del Posgrado FllS, de manera que los hec$'los cofisurnad*s n<: irnpidan o dificulten el respecto a los derechss del docente Ul{|.

Atentamente

lng. Silvio Quinteros Chávez

Profesor Prlncipal UNI-Fl15 Código UNI 19858642C

Afiliado a la ADUNI desde 1985

c/coPrA: Dec=no Fl15, Consejo de Facuitad FllS, Comisión Estudiantil FllS DIRECTIVA FENDUP/

Y*

(r¿{

de Posgi'ado

FllS, Tercic


Carta del Ing. Silvio Quinteros hacia la Junta Directiva ADUNI