Issuu on Google+

Dan Mies a Chipperfield Miquel Adrià

David Chipperfield es un arquitecto tenaz. En buena medida, este británico ha trazado el rumbo de su carrera al margen de las corrientes y los derroteros de cada momento, construyendo un discurso tan consistente y sólido como sus propias obras. Ahora está viendo recompensado su esfuerzo con el Premio Mies van der Rohe de arquitectura europea por el rescate del Neues Museum de Berlín. En 1997 Chipperfield -en colaboración con Julian Harrap-ganó el concurso internacional para redimir lo que quedaba del edificio proyectado por Friedrich August Stüler discípulo de Karl Friedrich Schinkel-, construido entre 1842 y 1859 en la isla de los museos berlinesa, y bombardeado en la Segunda Guerra Mundial. De las ruinas quedaban poco más que unos muros severamente dañados. La propuesta consistió en rescatar el edificio original, restaurando las partes que se conservaron y completando el volumen virtual con una nueva arquitectura que se queda un paso atrás, sin la última capa, sin el último aplanado. Guiado por la estructura original enfatizó la espacialidad y la materialidad dejando las expresiones de sus cicatrices, de su historia trágica y los sesenta años de abandono que le siguieron. Según Chipperfield a los alemanes "les interesan más las ideas que las modas, no borrar la historia sino mostrar lo peor y lo mejor de ella". Quizá por eso se pudo llevar a cabo un proceso tan largo de rescate sin grandes piruetas formales: una gran escalinata retoma la grandilocuencia ecléctica del contenedor original, unas esbeltas estructuras neutras soportan los nuevos lucernarios de los patios y algunos muros de tabique aparente complementan las ausencias murarias. El resultado elegante y austero da nueva vida a unos restos casi arqueológicos que albergan una extraordinaria colección de arte egipcio -con la cabeza de Nefertitigriego y romano. Quedó pendiente un nuevo volumen porticado que debía conectar este museo con los vecinos y conferir, a su vez, una nueva fachada clasicista -ecos de Schinkel y Mies- impregnando sobriedad, desde una arquitectura cada vez más alejada de las prisas formales y los gestos de segunda mano.


Chipperfield, autor de la Ciudad de la Justicia de Barcelona, ya había diseñado los museos de remo en Gran Bretaña y de literatura en Alemania y es el arquitecto del nuevo espacio para el arte contemporáneo de la Colección Jumex en la Ciudad de México, junto al Museo Soumaya. Entre los finalistas quedaron el MAXXI, Museo Nacional de Arte del Siglo 21 en Roma, de Zaha Hadid, la sala de conciertos de la Radio Danesa en Copenhague, de Jean Nouvel, y el Museo de la Acrópolis en Atenas, de Bernard Tschumi. El arquitecto británico recibirá el premio el próximo lunes 20 de junio

Artículo recomendado por Circuitos efímeros

Adrià, Miquel. Dan Mies a Chipperfield, en ARQUITEXTOS. Reforma [México], 14 de junio de 2011.


Chipperfield gana el Mies