Page 1

El Diario de la Economía Austríaca Cortesia del Instituto Ludwig von Mises

Una entrevista con G.L. S. Shackle Una personalidad muy controversial dentro de la penumbra de la Economía Austríaca, G.L.S Shackle , a través de sus libros (entre los cuales se incluyen Epistemics and Economics (Epistemología y Economía), Time in economics (El tiempo en la economía),Decision, Order, and Time in Human Affairs (Las decisiones, el orden, y el tiempo en los asuntos humanos) y artículos en donde ha desplegado un enfoque radical subjetivista en la economía. Nacido en Cambridge, Inglaterra en 1903, Shackle inició su entrenamiento formal relativamente tarde en su vida, bajo F.A Hayek, su “descubridor” en la London School of Economics (LSE) en los años treinta. Esta entrevista fue realizada por Richard Ebeling en el verano de 1981. DEA: Cuando usted estudiaba en la LSE en los años treinta, entiendo que usted tuvo la ocasión de participar en el seminario Hayek-Robbins. Shackle: Si, bueno, era realmente el seminario de Hayek. Habían dos seminarios, uno en las tardes del lunes, en el cual estaba Robbin, y un poco de trabajo diario común. El fuerte era el seminario de Hayek de las tardes del jueves. Estos seminarios estaban llenos de estrellas, con maravillosas conferencias en las tardes. Muchos de ellos provenían como refugiados debido a los acontecimientos que se estaban sucediendo en 1


Centro Europa. Algunos de ellos eran famosos, - por ejemplo, Karl Popper. Estuve en la primera conferencia que dio en Inglaterra. En ese entonces, estaban Gottfried Haberler, y Fritz Machlup; Paul RosentainRodan estaba también en Londres. Así estaba la ebullición en la London School en aquellos años. Para cualquiera que estaba atraído por el tema, era absolutamente excitante. DEA: ¿ Cuáles eran los temas discutidos en el seminario de Hayek ? Shackle: Bien, por supuesto, que Hayek estaba escribiendo el libro el cual saldría a la luz en 1941, bajo el título La teoría pura del capital. Un alumno podría escribir un artículo (“paper”) sobre el tema bien escogido de su preferencia: algo aceptable a Hayek se discutiría – dinero entre varios aspectos, y supongo de la teoría del capital, pero me apena que no pueda recordar ahora los detalles. Hayek acostumbraba darme el manuscrito de La teoría pura del capital para que lo leyera, siempre estaba reescribiendo el borrador. Yo leí varias versiones del mismo. DEA: Sir John Hicks ha descrito los años treinta como un período de grandes batallas intelectuales, entre los que él describió como los “hayekianos” y los incipientes keynesianos. ¿ Cuáles son sus recuerdos de estos tiempos ? Shackle: Pues bien, no creo que se pueda afirmar de verdad que empezó hasta que un grupo pequeño de nosotros bajó a Cambridge en una tarde del domingo en octubre de 1935. Fue ahí que supimos lo que que Joan Robinson y Richard Khan habían aprendido de la Teoría General de Keynes. No entendí realmente que era una batalla verdadera hasta que la Teoría General nos impactó de esta forma – tal vez ni siquiera cuando se descubrió. Pero hasta 1935, había una fuerte influencia hayekiana en la LSE – las personas estaban grandemente influídos por los puntos de vista de Hayek expuestos en Precios y Producción; debería decir que estaban incluidos Hicks, Lerner y Kaldor. DEA: Si usted revisa los diarios económicos de un par de años después de la aparición de La Teoría General y lee la recensión de este libro, por ejemplo, la primera recensión de Hicks, de Frank Knight, de Joseph Scumpeter, Jacob Viner, Dennis Robertson, y otros debajo de esta categoría, cada uno de ellos critícó duramente a este libro. Y si uno compila una lista de todas las críticas realizadas en estas recensiones, queda muy poco de los argumentos de Keynes inatacables. Sin embargo, en pocos años, este libro se convirtió en el texto guía de la 2


teoría económica. A pesar de la oposición de muchos líderes de la profesión, ¿ por qué ? Shackle: Pues bien, pienso que la oposición se debía a que el objetivo del libro era anular la teoría establecida del valor, lo cual se hizo. Pienso que es justo decir que la aceptada, aclamada teoría del valor y la distribución en aquellos días no podía tener en cuenta el desempleo involuntario dado que sus premisas incluían algo como el perfecto conocimiento; y si alguien tenía perfecto conocimiento, por qué deberían haber permitido un desastre como el de comienzos de 1930. No tenía sentido. La aclamada teoría del valor y la distribución hasta los comienzos de los años treinta era una teoría del perfecto y exitoso ajuste, perfecta coordinación. Y si las cosas están perfectamente coordinadas, no hay ninguna razón para que alguien esté involuntariamente desempleado. Keynes señaló que existía esta contradicción que requería una explicación y él la explicó. Su teoría del desempleo involuntario es perfectamente simple y puede ser expuesta en un párrafo o en una oración. Si usted la expresa en una oración, usted simplemente dice que la empresa está poniendo en marcha unos recursos bajo un proyecto cuyo resultado usted no sabe, y no lo puede saber. El negocio empresarial involucra inversión, la inversión de grandes cantidades de recursos –elevadas sumas de dinero- en cosas cuyo resultado no lo puede asegurar, y no tiene la certidumbre, de que podría convertirse o en un éxito o en un completo fracaso. Las personas que realizan esta clase de inversión son esencialmente apostadores y pueden perder los nervios. Y si deciden retirarse del comercio, están recogiendo sus fichas de la mesa. Si deciden que es demasiado riesgoso, y sus nervios los abandonan y no pueden invertir, entonces dejan de dar empleo y esa es la explicación. Cuando los negocios están inestables – cuando existen señales de depresión- o cuando hay unas inversiones y a la gente se le han agotado las ideas, o cuando sus bienes no se están vendiendo tan rápido como antes, no saben más del valor marginal de la productividad de un hombre adicional no existe. ¿ Cómo puede decir que un determinado número de hombres tendrán una cierta productividad marginal cuando usted no sabe cuánto es el valor por unidad de los bienes que podrían producir si los emplea para vender 3


DEA: Déjeme presentarle una alternativa. Saquemos algo como Philip Wicksteed en su libro, The Common Sense of Political Economy (El sentido común en economía política). Ahora desde el principio al fin, cada página está cargada con las palabras “anticipación” y “expectativas”. El analiza la evaluación de la utilidad marginal del consumidor como también la actividad productiva en términos de perspectivas hacia delante de los actores. Por lo tanto había una tradición distinta a la de la perfecta competencia de Knight la cual había y empleaba las expectativas en un sentido de proceso. Permítame decir algo relativo al análisis de la Gran Depresión. La Oferta Monetaria se contrajo a comienzo de los años treinta – un hecho que aparentemente no fue claramente entendido en aquel tiempo, pero el cual ahora apreciamos. Es posible interpretar esto en una estructura wickseliana, como por ejemplo la tasa nominal por encima de la tasa natural. La estructura de la producción fue artificialmente “acortada”, para hablar en lugar de “alargada”. Utilizando a Wicksell de esta forma, con una estructura wicksteediana” uno puede analizar la Gran Depresión como una contracción acumulada en un ambiente de expectativas incorrectas – y sin una estructura keynesiana. Shackle: Si, si puedo verlo. Ciertamente es muy interesante, de veras. Especialmente la referencia a Wicksell. Si puedo verlo, pero debo decir que todavía pienso que Keynes no dio realmente en su blanco hasta que el escribió su artículo de 1937 “ The General Theory of Employment” (La teoría general del empleo) en el Quarterly Journal of Economics. Ahí colocó el peso completo sobre la incertidumbre y todavía pienso que es el punto verdadero. El “desempleo involuntario” simplemente significa que hay gente que no tiene suficiente fe en sus expectativas para dar empleo. DEA: Un aspecto que los austríacos han enfatizado, particularmente en los trabajos de Israel Kirzner, por ejemplo, su libro Competition and Entrepreneurship (Competencia y empresarialidad) es que el mercado opera a través de las actividades coordinadoras del empresario. El empresario es quien busca oportunidades para ganar del arbitraje. El proceso de mercado en el tiempo tiende a eliminar a los “pobres” empresarios , quienes sufren pérdidas, mientras que los “buenos” empresarios captan beneficios y ganan un control adicional sobre los factores de producción. Como una consecuencia, las personas que en cualquier momento en el tiempo tomarán decisiones sobre la producción 4


tenderán a ser los empresarios que “confían”, por ejemplo, quienes tienden a ver el futuro mejor que otros. ¿ Por qué habría que esperar el colapso repentino de la confianza, cuando el mercado está procurando dar control a aquellos quienes tienen la mayor confianza ? SHACKLE: Si, bien, pienso que diría que pueden tener confianza pero deben tener que sobrevivir terribles “choques” y las cosas puede sobrepasar cualquier cálculo. No puedo creer mucho en la idea de mejoramiento estable que usted sabe. Después de todo, algunos de estos hombres, los cuales son muy inteligentes no están trabajando juntos, intentan derribar las posiciones de los otros, trabajando unos contra otros y tratando de superar los unos a los otros. DEA: Hay un aspecto del análisis keynesiano, que los austríacos encuentran particularmente insatisfactorio, el cual que es su análisis económico hace un énfasis al estudiar los fenómenos económicos primarios en términos “macro” o en agregados. Ahora, parece que ambos en el Treatise on Money y en The General Theory, han requerido de microrrelaciones que son los verdaderos aspectos soslayados por Keynes en referirse solamente al nivel macro. Las relaciones microeconómicas son seguramente lo esencial en un análisis para determinar si una “macro situación“ se encuentra en equilibrio o desequilibrio. SHACKLE: Si, estoy seguro de que tiene razón. No hay duda de que Keynes, tratando con los agregados fue demasiado “agregado”. Estoy muy de acuerdo con lo que usted afirma. En una ocasión empleaba un pequeño diagrama en el cual un grupo de flechas que representan el valor de determinados proyectos de inversión, subían y podían ser realizados cuando la tasa de interés disminuía. Ahora, hay para cada uno de estos proyectos un nivel de costos de construcción. Su valor debe ir más arriba por encima de los costos de construcción. Si la tasas de interés baja mucho lo suficiente, traerán algunos de estos en un umbral de rentabilidad. Pues bien, no hay insinuación de ello en The General Theory. DEA: Me parecen que experimentan el mismo problema el multiplicador y la función de consumo. Para ciertos propósitos analíticos, puede ser útil referirse al consumo “total” pero seguramente otra vez, para determinadas materias es si la relativa demanda y oferta de de diferentes bienes esto es “correcto”. 5


SHACKLE: Bien, usted ve, pienso que una de las cosas que Keynes mejor hacía era la simplificación y el encapsulamiento de las ideas como la función de consumo. Pienso que él habría estado de acuerdo en que la economía es un campo impreciso y que usted lo mejor que puede hacer algunas veces, es si un problema está lleno de dificultades puede envolverlo fuertemente y decir “vamos a tratarlo como un todo”. Y creo que esto fue lo que se hizo con la función de consumo. Pienso, por supuesto, que él hizo esto porque estaba preocupado con refutar la idea de que un incremento del ahorro necesariamente aumentaría la inversión. Entonces, pienso que su propia respuesta pudiera haber sido que se metiera en esto, en lugar de la “caja negra” de ideas, porque era la única forma de enfrentar la complejidad intolerable y la vaguedad de las cosas. DEA: Usted ha enfatizado la importancia de las expectativas- estas expectativas son un producto de la percepción subjetiva de un individuo de oportunidades delante de él. El argumento es que un problema con subjetivistas radicales es parecido a que no están seguros de que exista la realidad, como si cada cosa fuera un producto mental, totalmente fuera de contexto con la realidad objetiva. ¿Cómo lo respondería? SHACKLE: Pienso que esa es la visión que algunos tienen. Solo puedo hablar por mi mismo y no digo que la realidad objetiva no exista – este es un problema filosófico va más allá de mi profundidad. Pero efectivamente pienso que lo que hacemos en nuestras acciones está basado en lo que viene en nuestras propias mentes, y en una sola forma he tratado de colocar son las cosas las cuales puede escoger que han sido hechas por ustedes mismos. Usted solo puede escoger acciones y actos. Cuando la gente dice, estoy escogiendo un nuevo traje, o estoy escogiendo una casa, lo que realmente está diciendo estoy escogiendo una para comprarla. Son las acciones lo que escogen. Pienso que la acción debe ser formulada en la mente de uno – es un trabajo artístico, es un trabajo de imaginación. Su lista de artículos elegibles debe ser confeccionada o compuesta por usted mismo antes de escoger. DEA: Algunos economistas le responderían diciéndole que usted ha hecho este concepto tan amplio, tan general que no hay casi determinismo puesto en él. Si usted no puede decir si esto pasará o qué pasará. ¿ Cómo respondería a esto ? 6


SHACKLE: Me temo que en la forma más radical. Y creo que es una bella y completa indeterminación. Yo he gastado efectivamente una cantidad de fuerzas tratando de ver si se pudiera divisar alguna teoría de cómo se forman las expectativas y finalicé con las conclusiones que las expectativas son demasiada elusivas y sutiles para descubrir cualquier principio o reglas que expliquen como emergen. Están basadas en sugestiones y tú te sugestiones de cualquier cosa mortal que sucedate puede pasar leyendo u oyendo. Te sugestionas de cualquier cosa. Ningún mortal puede decir de dónde vienen. Usted, ve ahí, este es el problema1. La economía comenzó como un intento de imitar a la física, la física de Newton, y pienso que haciéndolo metió la pata. Usted le puede pedir a un historiador que explique las instituciones británicas en el siglo dieciocho , pero trate de interrogarlo sobre ¿ qué pasará en el próximo siglo ? El le diría “mi buen hombre, por supuesto que no puedo decirle nada”. Bien, si un historiador no puede hacerlo, ¿por qué un economista estaría en capacidad de hacerlo? DEA: Esto se enlaza con su visión de que “escogencia” significa en economía neoclásica o en las principales corrientes de la economía. SHACKLE: Esto va directo a la base filosófica debido a que si nosotros exigimos que toda escogencia pueda ser explicada por o totalmente por vía de las circunstancias y los gustos y si le gusta, por el conocimiento, entonces estamos viviendo en un mundo deterministico. Puede ser que este determinismo no excluya la ignorancia. La cantidad de ignorancia que una persona experimente, podría explicarse por su historia, su historia educativa, y sus circunstancias. Pero pienso que si usted puede explicar en su totalidad cada elección, entonces usted realmente está tomando un punto de vista determinista. Encuentro difícil de ver que se llame escogencia, si está completamente determinado. Si podemos verdaderamente explicar cualquier escogencia en su totalidad, estamos aseverando que podemos indicar las causas por las cuales

se hace esta escogencia inevitable.

Es la única cosa que nos

puede haber pasado en nuestras circunstancias. 1

Verdaderamente,

Nota del traductor: En este sentido Jean Paul Sartre, líder del existencialismo, dice que si alguien oye unas voces (quizá refiriéndose a Juana de Arco) puede elegir que vienen de Dios, o… del diablo, puesto que el hombre el que le da sentido a los signos.

7


estamos aseverando que la persona que hace la escogencia es simplemente un eslabón en la máquina, es simplemente una correa de transmisión, lo cual significa que no es un hacedor de historia en cualquier sentido verdadero. Bien, pudiera ser que es una ambición tonta tratar de pensar que la historia humana como hecha por seres humanos, pero yo veo al Hombre como “el iniciador”, un escogedor el cual no puede ser totalmente explicado. El es una causa sin causa. No pienso que se pueda decir mucho más. DEA: Me parece que usted no le tiene mucha fe o confianza en los intentos de predicción económica a través de técnicas econométricas. SHACKLE: No, francamente no.

Ya me deberían haber sacado de la

profesión, esto podría ser el fin de mi carrera, si no hubiese terminado hace años. Sin embargo, debo ser honesto y decir que no pienso que la economía pueda tener rendimientos constantes del tipo de la física. Por ejemplo, aceleración de la gravedad, la tabla de pesos atómicos.

No

creo que la economía pueda tener constantes como esas, usted pudiera hacer medidas correctas para hoy, pero existe una cantidad numerosa de personas que están interesadas más bien en las medidas del mañana. Bien, he sido verdaderamente muy honesto. DEA: Si uno toma esa posición, entonces sacaríamos de lo dicho por usted una pregunta: ¿ qué deberían hacer los economistas ? SHACKLE: Pienso que deberían dejar de dar consejos, con excepción del campo más fluctuante y amplio. Pienso que deberían introducir un elemento ético, más que un elemento ético. Si se le pregunta a alguien si el gasto público debería reducirse o no, él tal vez diría, “bien, si nosotros lo rebajamos, estaremos causando mucha pobreza; si nosotros no lo reducimos, al menos esta miseria no caerá en nuestras conciencias, pero por lo menos no tendremos esta pobreza en nuestras

8


conciencias”. Esta clase de argumento no es un argumento económico, es un argumento con la propia conciencia de uno. Por muchos años, no he creído que la economía del bienestar sea una construcción científica. Mi idea de la economía del bienestar es que usted escoge un administrador, un hombre concienzudo, y amplia simpatía, con una mente generosa y entonces usted dice: “¡ Déjalo! No creo que usted pueda hacer algo mejor. Aquellos economistas que van a aconsejar, o van a ser consejeros ya sea del gobierno o de los negocios, deberían tener su entrenamiento en historia económica, y únicamente van a necesitar tanta teoría como la que se presenta en los libros de texto del segundo año. DEA: ¿ Cómo respondería a la refutación que usted no está en un sentido sugiriendo que la economía se convierta en historicismo. La Teoría General puede existir , en un nivel muy simple o elemental, por ejemplo, el concepto de utilidad marginal, pero más allá de esto, hemos tenido los registros históricos y lo que fue históricamente relevante en el pasado puede no serlo para nuestro tiempo. SHACKLE: No, no puede ser.

Y no sería. Bien, esta es una posición

nihilística y me doy cuenta de ello. DEA: ¿ En un sentido usted está sugiriendo que en gran proporción de lo que se ha construido en doscientos años de la economía como disciplina necesita ser puesta de lado, y lanzar la pregunta de cuál es la verdadera noción que la mayoría de los economistas ven como requisito para que la economía sea una ciencia ? SHACKLE: He estado diciendo por casi 40 años que la economía no es una ciencia, y no debemos llamarla ciencia.

9


10

Una entrevista con G.L.S. Shackle  

Una personalidad muy controversial dentro de la penumbra de la Economía Austríaca, G.L.S Shackle, a través de sus libros (entre los cuales s...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you