Issuu on Google+

Acta Taller de Discusión: Psicología, Cuidadanía y Sociedad ­ Ps. y Cs.Sociales Se   comienza   con   la   lectura   de   las   preguntas   orientadoras   y   de   los   desafíos   y  problemáticas de ambas mesas.   En un primer análisis se reconoce que las temáticas  comunes a esta problematización son la pasividad y la desigualdad /segregación.       En un primer momento se da cuenta de que estos documentos adolecen de elementos  y necesidades propios de la academia como son el replantearse el rigor y la disciplina en  la formación. Otro de los elementos faltantes lo constituye el ámbito de las habilidades  interpersonales y el autoconocimiento.        Este último punto lleva a plantear la siguiente pregunta: ¿Cómo podemos hacernos  cargo del desarrollo de otros si no podemos hacernos cargo de nosotros mismos?       En pos de contestar dicha interrogante, surge la necesidad de criticar y poner en tela  de juicio el rol vertical del proceso de aprendizaje en la relación estudiante­profesor, ya  que la participación es algo que se aprende a través de la propia experiencia. Esta critica  a  la   verticalidad  de la  relación  alumno­profesor, además  debe ser conjugada  con  el  necesario reconocimiento de las diferencias entre alumno y profesor que hacen posible  la “transmisión” del conocimiento. Con el fin de superar este obstáculo se plantea el  distinguir entre la participación  de los alumnos en cuanto a la forma en que es co­ construida su formación y la participación en relación a los contenidos.         Otro punto a considerar es el hecho de que la verticalidad de la relación estudiante­ profesor,   no   se   da   de   la   misma   manera   en   el   ciclo   básico   y   en   el   ciclo   de  especialización. Los estudiantes valoran la metodología   y integración teórico­práctica  que se da preferentemente en el ciclo de especialización.  El ciclo básico refuerza en los  estudiantes  la idea de una universidad burbuja, considerándose brusco el cambio  de  orientación a hacia lo práctico que se da en el segundo ciclo. Una de las preguntas  surgidas es si los estudiantes en el ciclo básico son los suficientemente maduros como  para realizar una integración teórico­práctica antes.        Se planteo que el problema debe dejar de verse en términos teoría vs práctica y  comenzar a cuestionarnos el asunto desde la dicotomía estudiante activo vs estudiante  pasivo.   Si bien  el  quehacer   práctico   tiene  un  necesario  fundamento  en  la  teoría,   es  necesario cuestionarnos ¿cómo se construye el conocimiento teórico? ya que en este  punto   es   posible   dar   cuenta   de   que   existe   poco   protagonismo   del   estudiante   en   la  construcción de este conocimiento. Concretamente esto se puede lograra a través de  investigaciones y actividades que requieran reflexión.        El desafío que se abre desde esta perspectiva es la generación de una universidad  que sea una comunidad de conocimiento.  Con   respecto   a   la   desigualdad   social,   se   plantea   que   frente   a   los   problemas  sociales, no existe un adecuado abordaje, siendo la inequidad un dato a considerar y no  un problema para afrontar, es decir, solo se llega a un punto diagnostico sin que esto se  concrete en propuesta. Ante esto surge la pregunta de ¿Qué esperamos hacer desde la  psicología?


En este sentido se valora los aprendizajes relacionados al manejo de grupos y  técnicas grupales. Se señala además que se debe considerar que se puede caer en un error al exigir  mucho a la docencia y a las cátedras restándole valor a la extensión y la investigación.  También  se señala que no hay una intencionalidad  explicita puesta en la malla que  propugne la intervención sobre el problema de la pobreza y los temás país. Este interés  cada   implícito   y depende   de los   intereses  de  cada  docente.   Otros   de  los  problemas  detectados es la distancia entre la “academia” y el “mundo real”.  También se señala que frente a estos problemas no se necesitan solo paliativos.  Se toma el caso de los  cupos de equidad, que son reconocidos como un avance y por  tanto se debe trabajar en su difusión hacia otras carreras y facultades, pero que estos en  cierta medida institucionalizan la inequidad. En concreto se plantea la creación de jornadas de reflexión que permitan a los  alumnos orientar su formación académica teniendo en perspectiva la praxis profesional.  También se propone la creación u orientación de  ramos que potencien la reflexión  sobre la pregunta desde dónde estamos mirando el problema. Tambien se señala que el  dialogo con otras disciplinas no debe realizarse solo en el ciclo básico y plantear la  Extensión como un brazo de la formación académica. Finalmente se señala que debe  rescatarse la experiencia de otros países en torno al aprender en servicio a la comunidad  y se propone la creación de troncales de investigación ya que los procesos sociales no  tienen el mismo ritmo que un ramo o el asignado por fondos.  Moderador  Alexander Salin Discusiones Biestamentales del 13 de noviembre 2009. Día del Psicólogo. * Las mesas "Psicología, Ciudadanía y Sociedad" y "Psicología y Ciencias Sociales" se  fusionaron en un mismo grupo.


Psicología, Ciudadanía y Cs. Sociales