Page 1

Turmalina Poemas por Cecilia Baldunciel

Este material fue escrito entre abril del 2017 y agosto del 2018

1


Facebook:

/SpadnoutCiruela/

Twitter:

@SpadnoutCiruela

Instagram:

/spadnout_ciruela/

Baldunciel, Cecilia Beatriz Turmalina / Cecilia Beatriz Baldunciel. - 1a ed. - Concepción del Uruguay : Cecilia Beatriz Baldunciel, 2018. 44 p. ; 22 x 15 cm. ISBN 978-987-42-9331-2 1. Poesía Argentina Contemporánea. I. Título. CDD A861

Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723. Impreso en Argentina.

2


Gracias a Magui por bancarme siempre, por las correcciones y por transmitirme las ganas de escribir. A Zelma por ponerle tanta onda a las lecturas. A Gio por plantar la semillita en mi cabeza de que es posible publicar y por ayudarme con toda la parte burocrática. A elles y a muches más por ayudarme a sentirme bien con lo que hago. A Lisandro, por compartir, acompañarme y por todo lo que me es imposible poner en palabras, pero que justamente del intento de conseguirlo surgen este poemario, las canciones, los dibujos y todo lo que creo. Este libro le está dedicado.

3


4


Fiaca Números de ocho dígitos me rodean Por alguna razón pienso en cuatro, pero sin embargo acostumbro seis. Acerco tímidamente el vaso a mi boca. Sí, es agua. Menos mal. Maldite sea le desgraciade que inventó la soda. Siempre hay une jodide que debe pensar en la maquinaria interna de todo e infaltablemente ahí estoy yo. ¿Qué será esto? Me parece un cuento, pero eso no soy yo. Yo no escribo cuentos. No soy yo. Intento seguido, empero fracaso. Igual, todo bien. Ya se dará de igual manera o nunca será. Poco importa ya. El sol se demora hasta la última gota Como en círculos Trazando espirales Sudando por aletargar. En fin, tarda. Mis ojos caen pesadamente Corte seco a negro. El olor a pan tostado me embriaga dulcemente Dentro de mí hay otra historia Cambia la energía extra-cotidiana, nada más. 5


¿Nada más? Vuelvo a los ocho Mi concentración está cada vez peor. El pequeño cosquilleo en la panza. “Va a venir a cobrar y me va a pedir que me vaya. Aunque solo sea con la mirada. A escribir y leer a otra parte. ¿O querés otro café?” Otro corte seco. En el cordón de la vereda de algún lugar de Japón me siento a ver la gente pasar. Sus detalles me incitan a clasificarlos dentro de tres categorías. Poco a poco comienza a anochecer. Formas rosáceas se dibujan en el horizonte En tu balcón las estrellas brillan. Estamos vos y yo solo mirando hacia afuera. Aunque en mi caso yo de verdad sé que me miro hacia adentro y a la vez queriendo mirar al costado a formar un encuentro contiguo y sempiterno con tu rostro. Siento esta combinación de magnetismo, presión, temor y calor por todas partes. Quiero darme la vuelta, acercarme un poco más y to - ¿Te puedo ofrecer unas medialunas, tostadas…? Sobresalto. - No, le agradezco. Muchas gracias. ¿Por qué le agradecí dos veces? Ay. Estando en este lugar las cosas parecen más ajenas El sol sigue sin dignarse a salir Me retiene acá a su antojo

6


Los colectivos vienen y van en el ventanal Y los mozos del café que, impacientes, recorren las mesas. Japón, aparece una mujer. Ocho dígitos. Quiero seis dígitos. Tus ojos tan cerca de mí, ¿Cómo pueden brillar tanto? No voy a hacer esto, acércate vos, yo no tengo tanto valor. No voy a hacer esto. NO ESTOY HACIENDO ESTO. Siento que todo esto es un sueño y vos no sos real. Sos una representación de todo lo que es lindo y bueno en este mundo, pero no sos más qu Me tocan el hombro. Sobresalto. Sin abrir los ojos te veo hacerme señas de que llegamos. Pero no es. No sos. Levanto la vista. Una mujer. - Llegamos. - Oh, ¡Gracias! Esbozo una sonrisa para disimular mi sorpresa. Me estiro debido a la contractura que me produce dormir en el colectivo, quizás algún día me acostumbre a esto. Tengo que conseguirme una almohada de viaje. Tomo mi libro, mi cuaderno, los guardo en la mochila y salgo. Ahora debo quedarme en la terminal a hacer tiempo hasta que amanezca, tomando un café o algo, tal vez mientras lo hago me ponga escribir, o algo. Mansa fiaca.

7


No volveré por un tiempo Viajaré sin compañía Sobre el momento en que me quede en soledad Las voces serán incontrolables Y necesitaré vomitarlas Regurgitarlas, espesas Y todo esto sin que piense en ellas de manera repulsiva Y como quiero no olvidar (No puedo permitirme olvidar) Me describiré, para mí Debes saber que siempre ha sido así No mires dentro del cofrecito ¿Viste que tiene olor a jueves veinticinco de septiembre pero antes del año dos mil cinco? Sentiré el ardor en la boca En la boca del estómago Se aliviará al cantar, a veces al reír Siempre al florecer Aunque no conozco el despertar si no es con vos No sirve expresar si nadie escucha, dijo Los químicos me guiñarán en ese instante, con su bata blanca No sabré decir que no Cada golpe en el pecho parecerá un empujón hacia el abismo Cada vez más rápido Mi cuerpo se despojará de uniforme Es decir, su propio ser Y me canso de escuchar siempre la misma voz, la mía 8


Cristalina Abren turmalinas en las fauces sorprendidas La biblioteca poco a poco va trayendo polvo Una luz naranja de nostalgia se posa en la madera Anís viejo, cubre Sobre la mesa dejó sus papeles Amarillos junto al fuego Mira Nada Traga bocanadas Nada La mejilla siente los dedos deslizarse Clama La brisa le llama Le sobreprotege Pronto escapará Baja sus manos, sus cayos blanquecinos Algo se destapa y acurruca El reflejo de las rocas en su labor Nunca es más estremecedor que allí

9


Unión Luego de intentar relajarse leyendo cayó en la cuenta de su error y optó por la opción más pertinente Se alejó de la sombra y sobre el pasto Se limitó a ver el cielo Tenía las manos detrás de su cabeza Luego de un tiempo divagando no pudo contener una pequeña y repentina carcajada Rodeade por típicos pensamientos de inexperiencia para les escéptiques Pureza para distraides Era consciente de no estar inventando nada Ni llegar a ningún lugar Pero sin embargo Era algo como el azul en la ventisca ver la velocidad con que las nubes se trasladaban No era la primera vez que le sucedía y se sabía en lo absurdo de ese ciclo Y aun así y con todo, no le importaba en lo más mínimo Se sabía pequeñe pero no vayas a decirle eso vos El sol pegaba fuerte sobre su lado derecho Miraba hacia la izquierda ahora y notaba como la gente le escrutaba con cierta extrañeza A pesar de su inexistente interés por la cuestión, seguía siendo un hecho destacable al observar

10


El sol, cada vez más fuerte Cerrando los ojos le sentía como una presencia fulminante A la vez tan dulce Inevitablemente sentía el deseo de turnar ese resplandor a presencia Corpórea, vibrante y con sangre y calor Y es que sabía Y en su interior intuía que elle también lo sospechaba Que ya nunca serían dos entes separados No porque se complementaran de forma platónica y de vitrina con polvo a las cuatro de la tarde cuando la doña hornea polvorones Tampoco porque antes de que estuviesen juntes hubiesen estado incompletes Mucho menos porque se debiesen ahora una cuestión liberal de propiedad y exclusividad Eso jamás Si no porque estarían siempre une dentro de le otre y le otre dentro de une En la ultra-conciencia Como en pirámides invertidas, imperfectas, oblicuas, escalenas, elípticas En un espejo de ascensor Sentades ambes en ese mismo piso Mirando el cielo raso Sintiendo por el lado derecho el resplandor del sol

11


Francisco A veces solo pienso que desde cierta edad hasta acá solo he ido mejorando ciertos aspectos y tratando (Siempre es tratando, siempre es esa voz constante) De ser la mejor versión posible de mí Y suena extremadamente estúpido Y hasta se siente egoísta decirlo Pero no es ni por asomo algo parecido a decir que ahora estoy (o soy) bien Y esto es así porque si bien (creo) me voy puliendo Mis defectos de matriz de la costumbre y mis oscuridades me acompañan desde la más tierna (y atemporal) infancia Y es quizás que estos me hacen un poco ser lo que soy ¡Basta! Me ponen nervioso todas estas aclaraciones. (¿Son extremadamente necesarias?) ¿Qué se yo, Agustina? Yo me siento el mismo pelotudo desde los diez años ¿Qué querés que te diga? ¿A vos te pasa? Y esto me hace pensar Sí, no te rías Si no será que estas impurezas son las que me hacen ser yo Y que si quiero extirparlas de mí En el hipotético y remoto caso de que lo logre Si no estaría así asumiendo el cambio y la posibilidad de perderme. Capaz que tampoco soy yo ahora. A veces lo parece. 12


(Ojalá, así deja de hablar un poco, todo el tiempo, todo el tiempo) Quiero creer que eso no soy yo No quiero meterte en mis enredos del discurso (A veces solo pienso que desde cierta edad hasta acá soy siempre el mismo pelotudo) Pero es que necesito expulsarlo a veces Pero, dejá nomás No me des bola

13


Suspensión de pequeñas gotas, pequeñas Solo a través de palabras de otres y fraseos soy capaz de evacuar ahora mis lágrimas Y aun así me reprimo Porque no estoy segure de que pueda abrir mi voz tan fuerte a esta hora Y es quizás un poco cliché Pero es en el hecho de no encontrar un descargo diferente Donde radica el hecho de saberme acongojade Me da miedo mirar hacia mis yo antigües Da pavor no recordarles Y que sea menester pasar por un lapsus muy similar para que, como un alud, me caiga la ficha de que quizás no esté bien Y sigo hasta que ya no tengo voz Ya sea por la disforia, digo, disfonía O porque no me lo permiten las manos gruesas que presionan mi pecho y mi cuello Enormes y entrañables Extrañas, parlantes Abro mis ojos, suplicantes Y me veo en lejanía de los objetos El disco en mi imaginario sigue sonando y pasaron ya cuatro canciones y media Quiero contarte todo pero me aniquilo en este instante si sentís pena por mi miseria

14


Y ya sin remedio Me lanzo hacia la autodestrucción interna de sobre-inducirme y mirar hacia el abismo a que me devuelva la mirada Por más que el raciocinio diga que no sirve Y sí que lo hace Fuerte, fija y penetrante No como la mía, la misma de mis siete años cuando me supe latente y caminante Perseptive Y me narro para mí: “Y llegó el dolor Y puso sus brazos sobre mí cual abrazo, solo que sin calor y aroma a casa” Ruego por favor que vos no te levantes y me veas así en el comedor Porque te juro que no puedo parar Creería además que no quiero Tengo motivos por los cuales poseer señales de que estás con alguien más en esa habitación Que no me vea o escuche elle también Y estoy rompiendo mis reglas oyendo de manera aleatoria Imploro no pienses menos de mí

15


Introducción (quizás algo disuadida) para espectáculo sin casi presentes allí Y es siempre así En el pozo Pero no de D Ni A, ni E Líneas, líneas, líneas, líneas, líneas, líneas, cambio, cambio Tantas líneas Ni C Despierta otro día Otra mañana Todo sigue igual Nada cambia, dijo elle Pero bien que se lanza a hacer tostadas con el pan lactal Ojo al piojo, eh Y al despojo de toda inteligencia Algo asoma al estupor Perdón, quise decir al resplandor Que digo yo, si ni sé Tanta advertencia que desata Y como introducción quizás no esté funcionando por completo Pero Que maldad, che Y tan bien que le iba antes ¿Tenés la cara más flacucha, no?

16


(A)polítique Quiero taparme los ojos, pero me atan las manos Quiero llevarlas hasta mis orejas para no oír ya nada más Quiero abstraerme de todo Porque duele, y quema en cada ocasión Pero es mi reflejo quien me sostiene Y me maniata sin piedad Obligándome a espectar Y no conforme con ello Me empuja al fuego de la movilización colectiva Por más ínfimo que sea mi aporte Y es que, cediendo ya mi palabra a mi reflexión porque siempre termina ganando ¿Cómo es posible permanecer inmóvil ante esto? Duele cada carne tirada a la parrilla inclemente Arde cada opresión y dan ganas de no percibir Y me culpabilizo por ello Me entiendo, pero me escupo con fuerza Debo, sin embargo, para dar comienzo, sincerarme al respecto Quizás no encuentre un espacio Pero en cada piedra tirada al azar Vuelve a verse la llama interna de la indignación Que es más fuerte que une Y que manda al carajo a toda comodidad, pereza y pretensión de desinterés que pueda hallarse en nuestro interior Y es ahí donde desde nuestro pequeño lugar Nos movemos

17


Oración a la Chagál El acto creativo más hermoso que me ha atravesado desde mi rol Violeta vestís como en miles enbelesades Tenés vos tu lanza, punta en mano En espirales que recorren tus cuchillas (En cuclillas, la luna asoma el último vendaval) Chagál, vos, que todo lo perdonás Y yo, que no soy digne más que del abrazo imperecedero Colosal alarma entre las deidades Estás vos allí, riendo del tamaño de tus pies

18


Masculinidad Yo quiero ser mi hombre Y si puedo soñar lo voy a hacer grande Quiero ser el mejor barítono Inclusive puedo romper mis prejuicios y ser un gran tenor Tener la altura, y la espalda lo suficientemente grande para cargar este instrumento Perpetuar cada oficio Inundarles de mis graves, allí vengo yo, qué presencia Quiero gustarles a las chicas Porque es lo que se supone ¿No? Que suerte tenemos nosotros, los varones Nos toca lo mejor ¿O no? Puedo sentir la testosterona en mi cuerpo O no No, no es así No anhelo pertenecer a tu grupo de machitos No voy a sentarme en la plaza con vos Para decir juntos “uh, mirá el culo de esa” O “Sí, mi novia me tiene los huevos por el piso” Yo ya soy el hombre de mis sueños

19


¿Y saben qué? Al carajo toda esta mierda de la norma fuera de la norma Soy válido Yo soy mi parámetro Soy acorde a mis gustos Tengo labios más gruesos que lo normal para el arquetipo Nunca corte milico, nunca yuta Me gusto No tengo tanto vello Tengo en mi pecho casi nada Excepto la gran sensibilidad que tengo allí Y por dentro, la sensación de gustarme más desde que me veo así Desde que me nombro así Yo soy el primer y el último paso de los goznes de mis puertas Soy persona gestante Lo que en castellano quiere decir “Tengo la posibilidad de gestar si así lo deseo” Llevo las uñas pintadas Me maquillo, sobre todo luego de derrapar mis emociones Y me gritan marica y amo ser visto así en todo caso Soy bisexual Y perdón si soy muy explícito y en el lenguaje se pierde ritmo y por tanto disminuye el placer estético Pero es que estoy cansado de que nos invisibilicen

20


Y soy también esta mezcla amorfa que no entra en ningún lado Y lo adoro Quiero prender fuego el binarismo y me fascina (El orgullo como respuesta política Siempre sin perder el sur) Y si bien todo el tiempo es difícil Amarme Rompe las pelotas (justamente) Del patriarcado opresor Y me encanta que me guste

21


Líneas divisorias del asfalto (A venida abajo) Nada parece estar quieto Ni los árboles, ya sin hojas, permiten que el movimiento no los atraviese Ni que sea de manera diáfana No hay hogar No hay calor El frío pavimento, aun conservando la tibieza del sol Oprime a todes por igual ¿Todo va hacia algún lado? Nadie parece vivir en este lugar No es posible que haya ente susceptible que habite bajo estas condiciones El hecho es, ¿poseerá capacidad de sentir? Solo se puede llegar a hacer Entablar negociaciones, sacos largos Pactos Estudiar, tour de compras Luego sí, volver a lo tangible Gracias, Marta. Dejalo ahí nomás. Nos apresan muros a nuestro alrededor que ni siquiera vemos Y aun así, nuestras células los conforman Bajas hasta la terminal Cuando las inclemencias climáticas lo confirman Podemos llegar a ver las cascaritas y cueritos Casi en el air 22


Líneas divisorias de las rutas aéreas, vistas desde abajo (Círculos concéntricos) Tanto ser transportade Acaba por ponerme fuera de este mundo Me distorsiona los espacios de realidad Me modula la conciencia a su antojo, divertide Cambia mi percepción de los sentidos y no logro ver a otres Si no solo cartones pintados Siento que ya pasé por ciertos lugares Por acá Que voy hacia el lado opuesto Pero no Que puedo palpitar y hasta palpar el viento A viva voz Y a las vibraciones bajo mi cuello Me interpelan, me interceptan Desde abajo

23


Voluptus Esta mañana me desperté con un yunque enorme sobre mi pecho Boca arriba, me dormí casi que con ropa Hacía frío y es la primera vez en este lugar que veo una niebla así Ya anoche podíamos presagiarlo Era tarde, lo compartíamos Se podía estar bien Esta mañana sin embargo, no Me desperté temprano No puedo no hacerlo ni siquiera los sábados por la mañana Y ahora soy la persona más solitaria de este mundo porque absolutamente todes duermen en un momento así Todes Y seguramente plácides, resacoses o acompañades Esta mañana me di cuenta por enésima vez que nadie me avisó que estas cosas pasan Que es normal sentirse así y eso no le convierte a une en una mierda Pero la presión me estrangula Todavía ahora, que ya estoy parade Yo pensé que dejaría en la cama al piano de cola con el cual desperté sobre mí Pero sigue ahí

24


Nadie me avisó que estas cosas pasan Nadie me dijo que no soy menos valiose por sentir esto Nadie me advirtió que me serían dadas las ganas pero no la habilidad para poder llorar Una vocecita sin embargo me grita, chiquita como une niñe, mi niñe, desde lejos, desde adentro: Hablá.

25


Jengibre Decidite, ¿no? No. Cambian las personas desde hace más de quince lustros Pero el lugar que no existe bajo el sauce Pertenece siempre a alguien más que a mí Es más Solo tiene lugar en el plano de lo real cuando es de a dos o más Pienso en muches caminantes Y no logro infundirme culpa más ajena No quiero errar en lo que más me condiciona No quiero pecar en lo que más me codicia Todavía les espero alegre, tocando con la punta de mis yemas las hojas Tengo la mente en ambos lugares todo el tiempo No funciona de otra forma Pienso muy seguido también en hornear a las cinco de la mañana Y siempre están ustedes Vengan Traspásenme aunque sea por un rato Aunque sea por un momento más Siempre quiero más, perdón No pidas perdón Sos tan dulce y yo no quiero poseer nada 26


Sos tan corpórea, tan corpóreo, que mis llagas no logran recordarte Y lloro No llores El frío igual me atraviesa por debajo de los huecos del pantalón Y no puedo ir prendiendo el horno desde acá

27


Vendrá el hogar hasta mí Quise gritar al aire en la calle Ya no tengo espacio Quise arrancarme el pelo de la forma más bestial Yo no lloro cuando hay alguien más Quise destripar al dolor uña a uña Yo, de la manera más antiestética Corrí frente a los suelos que se desmoronaban Solo era El sol me invita a jugar a las escondidas No tengo ganas Se parece al camino que el vehículo alguna vez saltó en el film Me agacho bajo el ciruelo Me veo esperando matar el viento y a mi bronca Que el tiempo venga a asesinarme Tiemblo y sudo Respiro Basta Respiro Suelto el lápiz porque ya no puedo más

28


Erató He encontrado una amistad que buscaba desde hace eones Muero de felicidad al verla gritando en la plaza Corre, de colores Y solo pude conectarme con ella cuando la pensé sin fin Y anulé propósitos y sistemas de utilitarismo Siempre dañando cualquier cosa que sea esencial Cual retrato corrompido Y sin epílogos Y sin comienzos más que el grito hondo Es realmente la única verdad Y solo ahora he sido capaz de realmente comprenderlo Y me encuentro sonriendo y abstrayéndome Y subyugándome con placer a ella Que delicia estar bajo su cuerpo tibio junto al sol Nos escapamos juntas Entrelazamos nuestras melenas Que ya no son día ni noche Y soy con ella Porque me comprende a su manera Siempre fluyente

29


¿Por quién secará mi sangre? A veces da la sensación de que no podemos dejar pasar una Que une está constantemente en la pelea Y puede despertar diversos sentimientos Homólogos, hermanos, complementarios y contradictorios La pesadumbre de sentirse en soledad De ser le únique en su espacio moviéndose Las ganas de tirar los remos Partirlos, astillarlos Y lanzarse a… ¿A qué? No importa Porque une está cansade Y el peso, siempre presente, le asfixia y agota Mental, física y anímicamente Y sí Da la sensación de que une está siempre batallando Sin contar la carga de saberse oprimide Y el dolor del conocimiento (No confundir con sufrimiento, clase cinco párrafo seis muy bien alumne) Ni que hablar del destrozo emocional que significa una derrota Pareciera que tenemos que estar todos los días en la calle Y es realmente así Se necesita reclamar todos los días

30


Y la paciencia se agota y los dĂ­as pesan y la actitud pasiva y desinteresada, peligrosa por lanzar como esporas la invitaciĂłn a la ceguera, ya nos tiene a todes hartes Pero reivindicamos Y existimos Y somos porque (lo sabemos) la suma de las partes es mucho mĂĄs que eso Nos hacemos violentamente explĂ­cites Nos construimos sobre los rieles que demolemos constantemente Y gritamos Siempre La necesidad primordial

31


Hall de entrada Tengo el mismo papel en la mano desde hace aproximadamente ochenta y siete minutos Busco caras Me parece escuchar una voz, percibir un rostro, una forma de andar Pero nunca es Soy como las últimas hojas de un junio tardío Esta mañana me corté unos mechones nuevamente Me gustó el resultado Afuera empezó a diluviar y mañana no lo recordaré Viniendo para acá una señora me dijo “no no vayas por ahí no vayas caminando es famosa esa zona peligrosa” Mi estímulo inicial se desvanece Llegué y estaba en soledad Ahora hay cada vez más gente, sigo igual Tan impersonalmente deducible No se puede ni llorar tranquile, che En ningún lado Miro al costado y la única presencia no tan extraña está a solo dos metros No está sola 32


Si lo estuviese creo que tampoco podría hablarle Quiero temblar porque el frio es un poquito menor cuando pienso en esa posibilidad Ha aumentado la facilidad y la frecuencia con la cual recurro a esto O quizás solo aumentó el motivo que me impulsa Siempre el mismo La hora se dilata Sigue cayendo gente Y espero, como a una especie de timbre cual escuela Qué lejos que ha llegado el adoctrinamiento La presencia habla como yo cuando no estoy así Quiero estar como elle y no sumide en esta automatización lejana y mecánica del ritmo acelerado de mi pulso Se abren las puertas La presencia se levanta y debo ir hacia el mismo rumbo, al de todes aquí Por fin suelto el papel

33


La mirada en la perspectiva de le otre II Estábamos juntes Une niñe te preguntó a vos haciendo referencia a mí “Él, ¿Es nene o nena?” Es el siempre ser le únique de esta clase en esta clase ¿Trajiste todos los papeles? ¿Tenés toda la documentación? Es el no llegar al trece por ciento Es la doble, triple, cuádruple opresión Y el que piensen que por hablar de nosotres por televisión ya es un avance Que lo que importe sea la presencia en sí y no lo que se exprese Es siempre así, forma sobre contenido Como si no hubiese sido suficiente haber escuchado eso mismo de nuestres progenitoris Siempre la apariencia ¿Así vas a salir? Pero ahora estás con alguien del sexo opuesto ¿No? Y tienen relaciones normales ¿No? Pero si nunca probaste ¿Cómo sabes? Si nunca tuviste pareja entonces tampoco tuviste relaciones Pero si vos jugabas con muñecas ¿Cómo que no? Debe ser el corte ¿Para qué le mandamos a teatro? ¿Ves? Esa sos vos, mujer Que no fuiste una madre presente 34


Y bueno, pero tu novie, ¿qué tiene entre las piernas al final? Durante un mismo día En el colectivo un vaguito me dijo “Capo, ¿Dónde me bajo para ir al obelisco?” Y un vendedor de diarios “Divina, llevate el primero del día” Estallé Salí Armé las piezas respectivas Escapé del mal presagio Respiré Expliqué a quien se abrió a mí Y esa noche se sintió un poquito menos en vano

35


Cerrajere De nuevo, Quiero aferrarme a creer que con el tiempo reiré de esto Busco treguas conmigo Una paz momentánea El dolor de la presión no se desvanece El cielo aún adolece y no levanto la cabeza Pero al menos hoy jugué Tomé las piezas y jugué Da un poco de gracia abrazarnos en la complicidad que nos destruye Tira nuestros cimientos Y simiescos vamos Tanteando como abrir nuestras bocas Entregamos nuestras lenguas al deseo El desafío es no cometer vagos equívocos Siento vivir lo que el vestigio no supo permitir, inclemente Y dejo salir mi pequeña carcajada Tímidamente ahora, en complicidad con mi pequeñe yo Que siempre quiere descubrir Me abrazo porque nadie más me ve En reconciliación Y porque en el camino de vuelta roso casas Que supieron ser reparo y ahora me confunden Pero igual perdono

36


Y me sigo preguntando ¿Por qué me interesa tanto el paralelo en el cual alguien me advierte de la situación futura que ahora vivo, o al menos, en un presente no alterno pero sí menos lejano, me abraza otro alguien al decirme “yo también anduve allí”? Como si el desquicio al compartirlo fuese algo menos real Hoy las cosas no salieron tan mal Tengo la confianza suficiente para que quizás mañana hasta en el vientre merme el ardor

37


Abocades al asunto Me duele el recuerdo de lo que no me deja ser Persigo el olor de la luna Sofocas mi aurea costumbre Alteras mis más turbios ríos En la intrínseca soledad del descontento Cuando lo único posible es hasta tocar la humedad Ya no quedan más alimentos, alientos Está fresco para salir a buscar Y me exprimo Y me entrego a tu sentir A la mera percepción de vos Lo quiero conservar Encuadernar y poner flores entre las hojas Hacerlo crecer Plantarlo en nuestro balcón Dejar por fin de roer las semillas Me quema la sombra a la cual no fuimos Tocá mi sonido Sentido perdido que busca tu dáctilo Me gusta saber que me escuchaste vibrar igual

38


¿Esa es tu media o la mía? Porque viste que ambas son a rayas Hay una diferencia abismal Entre el “cuando vuelvan” y el “si vuelven” Muchas veces la certeza está presente Sin necesidad de maullar compendios de toxicología aplicada Es un hecho constante del que nadie hablará nunca Nos miramos y nos sonrojamos No podemos aguantar los ojos rasgados Y al fin, estallamos en destello Descubren las garras ante el ojo del que ama Y lo hace apasionadamente porque desplaza Es así menester, por una vez, sacarse los guantes

39


Espero tener el valor para mostrarte esto no solo con palabras Perdoname por no decirlo más seguido Lo aclaro en primer lugar ahora porque para ser capaz de esto debo desligarme de toda culpa, que es tan impropia pero igual está Me exclamo: Juro ante todas las deidades inexistentes que me unes a la inmensidad A los granos de sal del mar, a la identidad que no es mía y me conmueve, y quizás solo por eso está dentro de mí y yo soy ella y ella también me devora gustosa A la expectación y a la sorpresa primera, gran energía creadora si las hay También a la pena inmensa y excluyente de la realidad y a la cuarta dimensión A los cambios de tonalidad que hacen que, como un rayo de Saturno, caigan los torrentes de agua y moco y todas esas cosas mundanas a las que también me uno por medio de vos Sí, al moco también A esos lugares de los cuales me cansé de hablar anteriormente y que no vale la pena nombrarlos aquí ahora Al aquí y ahora, ya que lo menciono A la carita de los ojos brillantes que sé que todes poseemos y no me mientan, no me miren así, yo sé que todes poseemos No me hagan dudar ahora, no les hablo a ustedes A las ganas de poderlo todo, de perderlo todo para ser A la memoria trascendental de todo lo que quiero ser A la habilidad de traspasar las figuras y fundirme A las ganas incontrolables, al “que llegue ya”, a la desaparición de todo y el dolor de que nos vamos alejando pero es solo una percepción y el siempre querer a estar de nuevo unides y al vení ya y quita esta pena y este temor de no saber a qué le lloro,

40


no esperes, no toques la puerta, mandate y entremos le une en le otre por favor, no, que no asome el pensamiento de culpa, no estoy sonando desesperade, estoy sonando yo, y resueno y me perdono para mí, y también, lo admito, para que nada impida la conexión, y sí, es una mala excusa, pero estos pensamientos solo me entorpecen, no quiero ya tener más miedo, no, basta, basta, basta Basta tan solo una palabra o un suspiro para mover los hilos de saber lo importante que es esto que tenemos y como derribo todas las fronteras y derribamos todos los estándares de lo correcto cuando nos tomamos la mano y puedo sentir como siempre es la primera vez, el calor de la leña crepitando y el silencio antiguo, ese que no suena a blanco Me duele un poco más el pecho, te digo Me unes a la corporeidad de saberme yo y al desafío de mirarme a mí a la cara, y no al abismo, ni a lo que pretendo ser quizás, ni a lo que soy con otres y lo que soy en soledad, y lo que soy cuando estamos que es como ser en solitario cuando es paz pero sin que el abismo se cruce, nunca, porque la barrera que lo detiene, a la cual también estamos unides, es impenetrable por la fuerza creadora, vos sabes cuál es Al color verde en todas sus variantes Y a la lejanía, que me obliga a respirar, sacar la cabeza del huequito de la ducha, y decir todo está bien, todo está bien, todo está bien Y con placer me doy cuenta de lo que amo gritarlo Nunca cuestionarás esto, me digo, lo sé Todo está bien Porque somos

41


Cuenco Y en lo más frágil de mi desperfecto No me dejes sin mi nombre Ni la desidia del olvido Otoño suena a letargo en mi dulce coma La esencia de una puerta Tras la cual Alguna vez quizás hubo gladiolos Me hace querer deslitigar Las cadencias de mi propia águila Y ser en armonía Y la hora precisa de mi desencuentro La propuesta derrama y arrasa Cual olas Mi piel hecha salinas Que el sol no traspase mi temple Y el calor, súbito Como ramas en sangre De verde, rojo y hielo Mi cuerpo, tan hermético Lava de mí, mis sombras Cae en vendaval Vuelve cenizas, humo y maderas Y a la hora precisa de mi desencuentro 42


Caigo, ya sin mi palidez Soy toda arcilla en un cuenco

43


Índice: Fiaca……. ………………………………………………………….….. No volveré por un tiempo…...…………………..…………….. Cristalina…….. ….………………………………………………….. Unión…… ……………………..……………………………………… Francisco…….. ……………………………..…………………….… Suspensión de pequeñas gotas, pequeñas…................. Introducción (quizás algo disuadida) para espectáculo sin casi presentes allí………………. ………….. (A)polítique… …………………………………………….……….. Oración a la Chagál…….. ……………………………….………. Masculinidad ……………………………………………………… Líneas divisorias del asfalto (A venida abajo)…….…….. Líneas divisorias de las rutas aéreas, vistas desde abajo (Círculos concéntricos) …………………………..……. Voluptus……… …………………………………………….….……. Jengibre……… …………………………………………….….……. Vendrá el hogar hasta mí…….. ……………………….….…… Erató……. ………………………………………………………….…. ¿Por quién secará mi sangre? ……………………...……….. Hall de entrada…………… ……………………………….….….. La mirada en la perspectiva de le otre II………….……… Cerrajere……… ………………………………………………..……. Abocades al asunto……… …………………………………….… ¿Esa es tu media o la mía? Porque viste que ambas son a rayas…….……………………………………......... Espero tener el valor de mostrarte esto no solo con palabras……………………………………..……………. Cuenco………...…………………………………………..…………..

44

Pág.5 Pág.8 Pág.9 Pág.10 Pág.12 Pág.14 Pág.16 Pág.17 Pág.18 Pág.19 Pág.22 Pág.23 Pág.24 Pág.26 Pág.28 Pág.29 Pág.30 Pág.32 Pág.34 Pág.36 Pág.38 Pág.39 Pág.40 Pág.42

Turmalina  
Turmalina  
Advertisement