Page 1

INDICE: BREVE RESEÑA HISTORICA SOBRE SEVILLA. EL ESPIRITU DE LOS SEVILLANOS. RECOMENDACIONES. VISITAS EXTERNAS A SEVILLA. RUTAS TURISTICO-GASTRONOMICAS. OTRAS SUGERENCIAS.


BREVE RESEÑA HISTORICA DE LA CIUDAD DE SEVILLA:

Enclavada en un lugar privilegiado, a orillas del primitivo lago Ligustinus, que se formaba por las constantes mareas del Océano Atlántico, solo dejaba sin cubrir de agua los cerros conocidos como Alcores y el actual Aljarafe, y gracias al aporte sedimentario de los ríos que circundaban el lago, fue creándose la extensa planicie donde hoy se ubica la ciudad. Debido a ello esa una región muy apetecida por los antiguos habitantes dada su riqueza para la agricultura y ganadería, y ser cruce de caminos importantes para el desarrollo con la extensísima marisma navegable hasta los propios asentamientos primitivos. Los primeros pobladores de los que se tienen noticias eran los TARTESSOS, que supuestamente datan del siglo VIII antes de Cristo, y de los que únicamente se conserva el Tesoro de Carambolo, encontrado en la Vega de Triana, y que puede dar idea de la perfección de la cultura gracias a lo espectacular de sus diseños y riqueza. De los siguientes pobladores, LOS VISIGODOS, apenas quedan restos lo que hace pensar que su cultura y su presencia empieza a ser la real historia de la ciudad, de altibajos constantes históricos, y que solo nos deja la nomenclatura del gran rio que queda al sedimentarse el lago, conociéndose entonces como Betis, y dando nombre a toda la región sur de Hispania como Baetica. Fueron posteriormente LOS ROMANOS, quién descubriendo la situación estratégica de la ciudad la colonizan fundando la primitiva ciudad de Itálica (rememorando el nombre de la península donde se encontraba el centro del mundo de la época), aunque posteriormente se le empieza a conocer como Híspalis (de Hispania). De nuevo el esplendor aflora a la ciudad, que incluso llega a que dos de sus hijos sean Emperadores romanos, Trajano y Adriano, haciendo de la misma el enclave estratégico para el comercio del Islam y Bizancio. Pero con la


caída del Imperio Romano y la decadencia urbanística, de nuevo ocurre una etapa recesiva en el entorno del desarrollo, haciéndose difíciles las comunicaciones con el resto de las culturas propiciando en el siglo VIII la invasión musulmana (año 712) aunque nunca quiso depender de la capital islámica (Córdoba) intentando en repetidas ocasiones independizarse. Se empiezan a construir la futura Mezquita, que se le dotará de un minarete que sirva de vigilancia y defensa de invasores vikingos y normandos. Se asientan en la ciudad la aristocracia árabe (Yemení), trasladándose la capitalidad desde Córdoba. Al-Andaluz se iba haciendo cada vez más poderosa, a pesar de la amenaza cristiana, dándole un esplendor gigantesco a la ciudad, duplicándose incluso el casco urbano de la ciudad, llegando a ser la mayor urbe de España. Es de esa época cuando se nombra al rio que la atraviesa con el nombre árabe de al-quivir (Rio grande). En la traducción al árabe de Híspalis, y en ese idioma no existe la h, además que ninguna sílaba puede empezar por vocal, se le sustituye por la imperceptible banza(`) y como tampoco existe la p, se le sustituye por b, la sílaba latina pa se sustituye por bi por el fenómeno llamado imela quedando el nombre de la ciudad como le sonaba en su idioma ‘Isbbiliya, que vulgarmente sonaba Sevilla. En 1.248, la ciudad vuelve a ser reconquistada por los castellanos sin apenas resistencia, encontrándose el Rey Fernando III, el santo, una ciudad espléndida pero sin apenas habitantes que habían huido tras la reconquista exclamando la frase que después figura en el escudo de la ciudad “No me ha dejado” (NO-madeja-DO). La primera labor fue repoblarla con personas procedentes de los reinos de Castilla, León, Cantabria y País Vasco, esto genera que la ciudad se convierta en peligrosa existiendo gran animadversión hacia los judíos y moriscos que finaliza con la expulsión de los mismos y el asalto a la judería que era el barrio de residencia de los mismos. En el siglo XV, se inicia una lenta recuperación, terminándose la Catedral en los restos de la antigua mezquita árabe, para que fuese la mayor del orbe cristiano, recuperándose la vocación universalista de Sevilla. La ciudad empieza a llenarse de genoveses y portugueses, expertos en el comercio de ultramar, haciendo a la ciudad un puerto de tráfico


comercial de primer orden. Se produce un mecenazgo de la iglesia y señorial, que rápidamente dio sus frutos culturales, apareciendo innumerables artistas, creándose la Casa de la Moneda, dada la gran actividad comercial, incluido el pillaje procedente de las captura, bandidaje, saqueos y piratería que se hacían en el estrecho de Gibraltar a los barcos comerciales (hoy día dinero negro). Esto desemboca en la gran aventura del descubrimiento, gestada por Cristóbal Colon desde nuestra ciudad y bajo patrocinio de Los Reyes Católicos. En estos años se convierte en la ciudad más importante de occidente, llegando a ser la fase de mayor bonanza económica y cultural de su historia, consolidándose como ciudad universal. Los metales preciosos traídos de América, las nuevas especies vegetales (sobre todo patatas, café y tabaco), generó una riqueza extraordinaria. Este crecimiento exponencial atrajo a la ciudad personas de todo tipo, y los comerciantes que se enriquecían compraban tierras y abandonaban sus negocios, produciéndose una quiebra social. Muchas personas venían para embarcarse rumbo al Nuevo Mundo, pero la ciudad no crecía de acuerdo al “Boom” producido, y se deterioraba lentamente. La pérdida del monopolio americano y la crisis de la monarquía afectaron a la ciudad tanto económicamente como políticamente, apareciendo a finales del XVIII y principios del XIX una ciudad pobre, folclórica y estancada, con pérdidas irreparables en su patrimonio cultural. El cuarto centenario del descubrimiento, actuó nuevamente de catalizador para la reactivación de la ciudad, gestándose la Exposición Universal de 1929, que vuelve a centrar una gran actividad económica y de nuevo desarrollo de una reactivación comercial, tal como así ocurrió, volviendo a ser la ciudad universal soñada siempre. Las guerras europeas y mundiales de principio de siglo, y la fraternal guerra civil española, abocan al país en una crisis histórica que dura hasta finales de los cincuenta, comenzando una lenta recuperación hasta un nuevo impulso económico, producido el año 1.992, con la nueva Exposición Universal, que atrajo a más de 20 millones de personas a la ciudad a lo largo de los seis meses de duración, y por cierto la primera a nivel mundial, que tuvo una Guardería que fue idea de algún avispadillo sevillano, y es la ciudad que nos encontramos actualmente, que de nuevo con la crisis mundial, sufre otra nueva alternativa en su desarrollo.


EL ESPIRITU DE LA CIUDAD Y DE SUS HABITANTES:

Evidentemente tras la referencia real histórica, es un compromiso para un sevillano definir la ciudad y sus habitantes mejor que con los hechos. Digamos de entrada que Sevilla y su gente es una ciudad de brazos abiertos, encantada de recibir amigos que acabaran siendo familia. Quizás por su constante dualidad, (riqueza-pobreza), todo en esta ciudad es dual, pasamos de un calor sofocante a un frio invierno, épocas secas a periodos lluviosos, tenemos una importantísima fiesta pagana, la Feria, y una espectacular fiesta religiosa, la Semana Santa, Dos equipos de futbol de primera categoría con aficiones irreconciliables, Sevilla F.C. y el otro creo que se llama Betis, dos advocaciones de una misma Virgen María de la Esperanza (Macarena y de Triana), en fin mil incongruencias inexplicables, pero lo único que une a los sevillanos es el amor a su ciudad. Pero lo que realmente destaca de la vida sevillana, es precisamente su calidad. Debido al clima tan extraordinario, es un pueblo que vive de cara a la calle, ha hecho su religión de la amistad y el buen comer y beber, aderezado con un marco realmente bellísimo de sus callejas, plazuelas y monumentos. Por todo ello os vamos a dar unas pequeñas claves para que vuestra visita sea lo más agradable posible y rentabilicemos el tiempo de forma óptima. Es conocida mundialmente, por ser la creadora de una forma de comer que es a base de TAPAS, pequeñas porciones de comida que se sirven en todos los establecimientos, desde la más humilde bodeguita (Tasca), al mejor restaurante de la ciudad. Es debido a que el sevillano gusta de la tertulia con amigos y somos “culillos de mal asiento”, con lo cual nos gusta movernos de un sitio para otro. Por todo ello


organizaremos varias rutas de Tapas, para poder acceder al menos a un 1% del total que podremos descubrir en la ciudad. En ellas haremos recorridos por las distintas zonas de la ciudad, nombrando y viendo sus monumentos, pero haciendo paradas técnicas en distintos establecimientos restauradores, con sus nombres y especificando que debemos pedir, aunque esto no es nada impositivo, pero si orientativo. Además explicaremos la composición de cada uno de estos bocaditos, que seguro dejaran huellas. Esta pequeña guía turística sin pretensiones, se completará, con referencias de los monumentos a visitar, los que denominaremos “Indispensables” y los “menos indispensables”. Haremos una valoración temporal de las visitas, así como del reparto de los días con actividades oficiales, como Pedida, Boda y Celebración, y de los días dedicados al turismo gastronómico y semicultural. Y todo ello generado por la mayor de las alegrías que nos han podido dar nuestros hijos Tomás y Anuca, que aparte de unirse ellos, conseguirán que ampliemos nuestras familias, haciendo que ese océano que nos separa físicamente, sea un simple canal que no supone barrera física ninguna.


RECOMENDACIONES PARA TAPEAR:

Bebidas recomendadas en tres categorías: 1ª SUAVITAS: Cervezas muy frías tanto sin alcohol como normal ( se suelen pedir según la medida por cañas, tanques o macetas), Manzanilla de Sánlucar (vino blanco muy suave, en catavino), Tinto de verano (vino tinto rebajado con gaseosa de limón o natural, en vaso de tubo con hielo). 2ª MEDIAS: Fino (vino blanco seco en catavino), Solera (vino de color palo, en catavino algo dulzón), Tinto de Rioja (en copa larga), Rosado (muy de moda últimamente el Lambrusco italiano, muy frio). 3ª DUROS: Pedro Ximenez (muy dulce, mejor para postres), Tinto de la ribera del Duero (extraordinario, pero con mesura), Albariño (Blanco de Galicia, mejor para pescados)

LOGISTICA RECOMENDADA: Visitar varios bares o tascas, supone que en cada uno de ellos debemos pedir una sola copa y una sola tapa, para poder disfrutar de varias opciones. Por ello es recomendable pedir en cada lugar su tapa estrella, sin querer en uno solo abarcarlo todo. Esta singular forma de comer, suele resultar más barata que comer en un restaurante formal, ya que de media, podemos considerar que una copa con tapa puede salir en torno a 3 euros, y que con 5 ó 6 tapas tenemos más que suficiente, frente a que sentarse en un restaurante mediano, puede salir el cubierto en 25/30 euros por persona.


TAPAS ESTRELLAS DE MUCHOS BARES: Bandeja de ibéricos (Jamón, Caña de lomo y Morcón) Montaditos, a destacar de “Pringá” y “Piripi”, Pavías de Balacao o de Merluza, Espinacas con garbanzos, Menudo, Cola de Toro guisada, Fritura de pescado variado, Gambas bechamel, Langostino y gambas cocidas, Coquinas de Huelva, Tortillitas de camarones, Revueltos serranos ,etc, etc….. Sería imposible enumerarlas todas, así como nombrar todos los bares que hay en Sevilla. Pero también es muy típico, que fuera de los recorridos Oficiales, os perdaís por la ciudad e investiguéis en otros sitios, y seguro que descubrís un bar que no conoce casi nadie y que ponen unas tapas estupendas. Ya nos contareis, y seguro, seguro que no lo conocemos……. En la actividad turística de Sevilla la restauración ocupa un lugar relevante. El peregrinaje monumental y ambiental de Sevilla debe completarse con la degustación gastronómica que le ofrece el mejor entorno para “el tapeo”. Sevilla siempre ha tenido su duende, y más a la hora de comer. Esta gran ciudad cuenta con una excelente gastronomía de base e infinidad de restaurantes de muy buen nivel, desde la Alquería y La Taberna del Alabardero hasta restaurantes al más puro estilo norteño, como Egaña Oriza. Además, la capital andaluza ofrece mucha y buena cocina creativa y moderna, pero, sin embargo, a un porcentaje elevado de los visitantes lo que más les apetece es irse de tapas. Claro que eso se debe a que las tapas


sevillanas tienen una justa fama, pero también, sin duda, está el hecho de que las mejores zonas de tapas coinciden con los barrios más bellos y divertidos de la ciudad. Así, el turista puede matar dos pájaros de un tiro. La tapa es una institución andaluza. Se dice que su nombre procede de cuando alguien entraba en una taberna y le servían un vaso de vino, éste se tapaba con un platito para que no le entraran moscas. Sobre el platito empezaron entonces a poner comida. El tabernero habilidoso solía colocar aceitunas, trozos de arenque, salazones, tocinos…, es decir, productos salados para que el parroquiano se animara y pidiera otra consumición para quitarse el salino de la boca. ¡Qué gran momento cuando aparecieron las anchoas! Luego la cosa se fue perfeccionando y aparecieron las chacinas, y de ahí la sana competencia para poner tapas que ya se cobraban. En pocos lugares de Sevilla ponen “aperitivo” como en otras zonas de España, pero para comer algo tampoco es necesario pedir una ración, en todo caso mejor media, porque las raciones de los bares sevillanos suelen ser muy generosas; simplemente se pide una tapa que es una cantidad pequeña y por poco precio para uno solo, y listo. Hay una zona de tapas en Sevilla que es inigualable, y es la del Barrio de Santa Cruz. Es la más turística de la ciudad, porque es difícil encontrar un barrio tan bonito, tan bien cuidado, con tanta personalidad como éste de los alrededores de la Catedral. Sin embargo, a diferencia de otros lugares en que las zonas turísticas tienen establecimientos generalmente malos y caros para turistas, aquí la mayoría son lugares de pro donde acuden los


mismísimos sevillanos que se codean con guiris, tanto extranjeros como nacionales, lo que representa toda una garantía. Chacinas y “pescaíto” frito La idea sería hacerse una larga ruta de varias horas para ver el barrio con paradas para poder tapear. Se arrancaría en la Plaza de la Catedral, debajo de la mismísima Giralda, para entrar por la Calle Mateos Gago. Allí en el número 1 ya está el primer lugar recomendable, La Giralda, donde se pueden tomar unas papas aliñás o unos flamenquines, entre infinidad de cosas más. Siguiendo por esa calle y girando por Santa Teresa, encontraremos Las Teresas, otro bar estupendo donde el secreto o la presa de ibérico son dos de las especialidades. En la recoleta Plaza de Santa Cruz hay poco que picar, pero en la de Venerables están algunos de los mejores sitios, como La Hostería del Laurel y Casa Román, con valoradas terracitas donde picotear sentados al aire libre. Callejeando podemos cruzarnos con Modesto (Cano y Cueto, 5) o Carmela (Santa María La Blanca, 4), que bien merecen una tranquila parada. Las tapas sevillanas pueden subdividirse en varios bloques de platos. En primer lugar, las chacinas, con predominio del ibérico de bellota tanto para el jamón como para la caña de lomo. Andalucía es una de las grandes consumidoras de estas delicias únicas, ya que, aparte de contar con la zona de Sierra de Huelva -donde están Jabugo y Cumbres Mayores, entre otros pueblos emblemáticos-, también tienen el Valle de Los Pedroches, otra zona especial en el ibérico de bellota, y aun así no es difícil encontrar en los


bares sevillanos jamones de la Dehesa de Extremadura o de Guijuelo (Salamanca). Otro apartado está compuesto por los tradicionales pescaítos fritos, esa maravilla de puntillitas o choquitos, boquerones, acedías, calamares, cazón en adobo… El tercer bloque lo constituyen los aliños, generalmente hechos con aceite, vinagre y especias, donde triunfan las papas, las huevas de pescado y la melva, todas ellas aliñás. Y el último apartado, el más desconocido y también el gastronómicamente más curioso, está formado por platos calientes elaborados de varias maneras, desde la tortita de camarones hasta los flamenquines -fritos de carne enrollada-, los soldaditos de pavía -fritos de bacalao-, guisos de urta a la roteña, espinacas con garbanzos, choco con habitas e infinidad de elaboraciones más complejas y suculentas, como carne de ibérico a la plancha o guisada Un surtido de lo más variado Con esos datos bajo el brazo podemos acudir a la segunda gran zona de tapas, que es el centro, entre la famosa Calle Sierpes y las de Velázquez y Tetuán, en la actualidad vías muy comerciales y peatonales con callejas entre medias donde encontraremos los sitios más recomendados de Sevilla: Casa Moreno (Gamazo, 7), Bodeguita Romero (Gamazo, 16) Mestre (General Polavieja, 4) El Portón (General Polavieja, 20)


Bodeguita Entrecárceles (Entrecarceles, s/n) Casa Ricardo (Hernán Cortés, 2) Bar Eslava (Eslava, 3), es uno de lugares de tapeo más espectaculares de Sevilla. El local es normalito, alargado y con un pequeño comedor al fondo. La variedad de tapa es amplísima, y destacar alguna es complicado, no obstante resaltaré las costillas a la miel y el pastel de espinacas. Presume de tener una cocina andaluza con toques modernistas. La relación calidad precio es buena y su carta de vinos muy amplia. Junto al bar se encuentra el restaurante del mismo nombre, un sitio para comer en plan mas serio. Está bien, algo caro, pero sorprende menos que el bar. Por último, un sitio obligado en Sevilla es acudir al Barrio de Triana. Cruzando su puente o por el de la Torre del Oro se llega a una de las vías más populares en la orilla del río, que es la Calle Betis. Allí está el sitio más famoso de la zona, La Albariza, con un largo repertorio para comer, flanqueado al final de los dos puentes por el Kiosco de las Flores y el Faro de Triana.


PROPUESTAS DE VISITAS EXTERNAS A SEVILLA:

GRANADA: a 270 Kms. de Sevilla, para visitar la Alhambra y el barrio del Albaicín, es recomendable pernoctar allí al menos 1 día. CORDOBA: a 140 Kms. Recomendable ir en tren AVE, (30 Min.), para visitar su Mezquita y los Jardines de los Reyes Moros. Buena gastronomía, destacando el Salmorejo y los Flamenquines. JEREZ: a 70 Kms. Visitando sus Bodegas y el espectáculo “Como bailan los caballos Andaluces”, en ambas hay que hacer reservas con tiempo. Por la tarde visita al Puerto de Santa María.


RECORRIDO TURISTICO-GASTRONOMICO Nº 1

Plaza Virgen de los Reyes: GIRALDA, CATEDRAL, PALACIO ARZOBISPAL Y PL. SANTA MARTA Mateos Gago: Bodega Santa Cruz (Montadito de Pringá) IGLESIA DE SANTA CRUZ Y CASA DE LAS CONCHAS Santa Mª la Blanca: Peregíl Chico (Chistorras Ibéricas) IGLESIA DE SANTA MARIA DE LAS NIEVES Plaza de las 3 Cruces: Belmonte (Espinacas con Garbanzos) Ximenez de Enciso: La Fresquita (Montadito de gambas) Lope de Rueda: Las Teresas (Queso y Morcón) HOSPITAL DE LOS VENERABLES Y LA HOSTERIA DEL LAUREL Plaza de Dª Elvira: Román (Jamón y Caña de lomo) Susona Callejón del Agua: PATIO DE LAS FLORES Plaza de Santa Cruz: CRUZ DE CERRAJERIA Jardines de Murillo Plaza de Rull: Modesto (Judías con faisan) MONUMENTO A D. JUAN TENORIO


RECORRIDO TURISTICO GASTRONOMICO Nº 2

Plaza Virgen de los Reyes: VISITA A LA CATEDRAL, SUBIDA A LA GIRALDA Plaza de la Inmaculada Concepción: MONUMENTO, PATIO BANDERAS Y ARCHIVO DE INDIAS Alcalzar: VISITA AL ALCALZAR Y SUS JARDINES Santander: Casablanca (Huevos estrellados) ATARAZANAS Y TORRE DE LA PLATA Paseo Colon: Infanta (Milhojas de cola de toro) TORRE DEL ORO, GUADALQUIVIR Y MAESTRANZA Antonia Díaz: Antonio Romero (Piripi) Arenal: 5-J (Bandeja Serrana) Gamazo: La Internacional (Ensaladilla) Plaza Nueva: Trifón (Rollitos de Foie) AYUNTAMIENTO Y SAN ONOFRE Albareda: Barbiana (Tortillitas de camarones), Zelay (tataki de Atún ) Avenida de la Constitución: 100 Montaditos (Su nombre)


RECORRIDO TURISTICO GASTRONOMICA Nº 3 Plaza Virgen de los Reyes Puerta de Jerez: HOTEL ALFONSO XII, JARDINES Y PALACIO DE SANTELMO Paseo de las Delicias: COSTURERO DE LA REINA, PARQUE DE Mª LUISA Y PL.ESPAÑA Glorieta del Cid: Oriza (Revueltos) CASINO DE LA EXPOSICION, MONUMENTO AL CID, FABRICA DE TABACOS (UNIVERSIDAD), CONSULADO DE PORTUGAL Jardines de Murillo: Nuria (Cola de Toro) San Bernardo: Jarisa (Anchoas) Buhaira: La Monumental (Jamón, caña y queso), Trasiego (croquetas) JARDINES DE LA BUHAIRA Y BASILICA Viapol: Guadalquivir (Solomillo al Pedro Ximenez), Viapol Tapas (Flamenquines)


RECORRIDO TURISTICO GASTRONOMICO Nº 4

Plaza de la Virgen de los Reyes Alemanes: PUERTA DEL PERDON Y PATIO DE LOS NARANJOS Plaza San Francisco Sierpes Campana: Tino (Espárragos Trigueros), Baco (Arroz con Bacalao) Plaza de Santa Marta: Santa Marta (Calamares fritos) IGLESIA DE SANTA MARTA Imagen: Tremendo (solo Cerveza con cacahuetes) PALACIO DE LEBRIJA, IGLESIA DE LA ANUNCIACION, SETAS, IGLESIA DE SAN PEDRO Y AUDIENCIA Plaza de Jáuregui: Rinconcillo (Pavías de bacalao), Quitapesares (Tortilla de Patatas) Santiago: CORRAL DEL CONDE E IGLESIA DE SANTIAGO Menéndez Pelayo: Las Columnas de Baco (Ensalada de aguacates), Becerrita (Cola de Toro) San Esteban: IGLESIA DE SAN ESTEBAN Y CASA DE PILATOS


RECORRIDO TURISTICO GASTRONOMICO Nº 5

Plaza Virgen de los Reyes Puerta de Jerez Puente de San Telmo Plaza de Cuba: José Luis (San Jacobo), Periqui (Ensaladilla), Ostrería Emilio (Ostras), Volapié (Berza Jerezana) Pagés del Corro: Victoria 5 (Lomito plancha) IGLESIA DE SANTA ANA, CAPILLA DE LOS MARINEROS VOLUNTARIOS E IGLESIA DE SAN JACINTO San Jacinto: Las Golondrinas (Bacalao confitado) Altozano: Kiosco de las Flores (frito variado), Rio Grande (Ravioli de Salmón), Abades Triana (Ventresca de Atún) CAPILLITA DEL CARMEN, PUENTE DE TRIANA Y CALLE BETIS


RECORRIDO SOLO GASTRONOMICO Nº 6

Plaza Virgen de los Reyes Puerta de Jerez Puente de San Telmo Sebastián El Cano: Mordisco (Rollito crujiente de queso), Santa María (Cerveza y alitas de pollo), La Montanera (Solomillo al W) Asunción: Luis Felipe (Gambas Bechamel), Alboroní (Croquetas Caseras), Nantara (Revuelto de gambas) Virgen de Luján: Sevillanía (Coquinas de Huelva), Jarisa (Huevos a la Turca), Pacífico (Bufanda de Langostinos), Kiosco de Santa Fe (Brocheta de Langostino), La Espumosa (Tortillita de Camarones)


OTRAS SUGERENCIAS: RESTAURANTES FORMALES: Robles, Becerra, Modesto, Viejo Tito, Rogelio León, Basílica, El Burladero y Donals. PARA CENAR: Puerto Delicias, Rio Grande, Porta Rosa, La Isla y Taberna del Alabardero. TERRAZAS AGRADABLES: Paseo Colon, Hotel Dª María, Rio Grande, Puerto Delicias, M, Zero 2, Kiosco Santa Fé. FLAMENCO: La Anselma, Lola de los Reyes, La Carboná, El Patio Andaluz, Los Gallos. BARES DE GENTE JOVEN CON MARCHA: Boss, Lobo, Chile, London Gin, Bestiario, Capitol, Trinity. PARA LOS DULCEROS Y HELADEROS: Robles S. Francisco, Los Angeles, Ochoa, Heladería Rayas, Heladería Fiorentina, Casa del Chocolate, Confitería La Campana. No dejéis de probar, las Yemas de San Leandro, Huesos de Santo, Tocino de cielo, Sultanas de coco y huevo, …………….. PERFUMERIAS: Agua de Sevilla, If, Aromas y Recio. Existe un servicio de Bicicletas de paseo (Sevici) que puede servir para visitas cortas de la ciudad, así como un autobús panorámico (Sevitours), que recorre la mayor parte de la ciudad con varias paradas. En esta Guía incluimos enlaces a los monumentos que hemos incluido en ella, pero no merece la pena imprimirlos, ya que cualquier guía turística de la ciudad los tiene igual, y puede resultar hasta más barato que imprimir tantas hojas.


Por último indicaros, que estamos deseosos que lleguen estos días y que sepáis que nos tenéis a vuestra disposición para cualquier tema que os surja, tanto de hoteles, vuelos, transfer al aeropuerto o a la estación de ferrocarril, o de cualquier duda que tengáis de esta humilde guía. Os recomendamos que con los enlaces que existen en las páginas web, investiguéis algo sobre nuestra ciudad para que la visita sea más productiva. Existe una página, que podéis visitar llamada www.turismodesevilla.com, o www.es.wikipedia.org, o www.sevillapedia.htm o a través de las páginas de la Junta de Andalucía.

De todas maneras podéis contactar con nosotros:

Ana Díaz Domínguez, móvil nº 0034628410744, y correo electrónico: anukiya2001@hotmail.com Tomas Iguacel, móvil nº 0034679508084, y correo electrónico: tiguacel@hotmail.com Jesús Díaz Ruiz, móvil nº 0034678241274, y correo electrónico: jesus.dr@terra.es


RUTA NUMERO 1: aproximadamente 1.500 metros


RUTA NUMERO 2: aproximadamente 1.900 metros


RUTA NUMERO 3: aproximadamente 3.000 metros


RUTA NUMERO 4: aproximadamente 2.700 metros


RUTA NUMERO 5: aproximadamente 1.900 metros


RUTA NUMERO 6, aproximadamente 2.000 metros

M


Visita sevilla  

Rutas por sevilla

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you