Page 31

ALICIA Y EL VIENTO Raquel Míguez

La abuela Alicia vive en la ventana de mi cuarto, en una preciosa jaula de bambú. Desde allí tiene vistas a los tejados de la ciudad, al campanario de la iglesia, al balcón de la vecina y al mar. Antes de mudarse a mi ventana, la abuela vivía a tres calles de la nuestra. Por la mañana aparecía en la cocina de casa con cuatro bollitos de pan recién hecho, mermelada de piel de naranja y sus advertencias sobre el viento: —Atención todo el mundo: se está nublando y sopla Poniente... Entonces corríamos a ponernos el chubasquero, porque cuando el viento de Poniente sopla con nubes es señal de que va a llover a mares. Poniente es el viento preferido de la abuela, porque limpia el aire y lo deja todo como recién pintado. «Y cuando sopla sin lluvia —dice—, calienta el corazón y perfuma la ropa del tendal mejor que el suavizante que venden en el supermercado».

- 31 -

Cuentos Coeducación 2  
Cuentos Coeducación 2  

Cuento Coeducación

Advertisement