Page 1


VISIÓ ESPÍRITA  2

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

LA HISTÒRIA DEL CENTRE ESPÍRITA

AMÀLIA DOMINGO SOLER Per Teresa Vázquez Repassar la memòria del centre és 1 recordar tantes vivències, anècdotes, experiències, accions, emocions i persones que han format part del camí de CEADS. En aquesta ocasió és, en companyia de Fernando Lora i altres companys d’aprenentatge, que vàrem viventa ciar un fet que ens enfortí i ens donà coratge per a continuar desenvolupant la tasca de voluntariat. Un cop al mes, un nombrós grup de companys espiritistes, vinculats al que s’acabaria dient Centre Espírita Amalia Domingo Soler, anàvem a col·laborar amb el Cottolengo del Padre Alegre. En quan arribàvem, les monges de la institució ens distribuïen en diverses tasques segons les necessitats del dia: uns a la cuina a rentar plats i ajudar a preparar el dinar, altres a acompanyar a homes, dones i nens de les diferents seccions, i quan era l’hora de dinar, ajudàvem a parar taules i a donar de menjar als que no es valien per si mateixos. En totes les seccions hi havia casos extrems de malformacions, discapacitats i malalties cròniques que inspiraven molta compassió, però era a la secció infantil on tot ens semblava més dolorós. Una de les criatures ens tenia el cor captivat, era la Mercedes o Merceditas, con li deien. Amb poc més d'un any va partir una electrocució per posar els dits en un endoll. Els pares, amb pocs recursos i veient que la criatura necessitaria molta atenció i cura permanent, van decidir deixar-la al Cottolengo sabent que allà seria ben atesa. Amb el temps, les visites es van anar distanciant fins que van deixar de veure-la.

deixar de veure-la. La discapacitat de la Merceditas, amb 12 anys aproximadament, era greu. La deformitat del seu cos era tal que en llevar-la del llit on la tenien protegida per diferents coixins que la mantenien en una posi-

Giuseppe Benedetto Cottolengo (1786 – 1843).

ció concreta, que les monges anaven canviant per tal de que no se li fessin nafres, la dipositàvem en una cadira de rodes especial que, amb corretges i coixins, mantenia el seu cos quasi dret per tal de facilitar-li la respiració entretallada i dificultosa que tenia. La seva mirada era absent, sempre mirant cap amunt com cercant alguna cosa. L’únic so que emetia era una tos ronca i asfixiant que semblava que deixaria de respirar en qualsevol moment. El que menjava eren triturats molt líquids per tal de facilitar-li la deglució. Hi havia molts altres cassos de persones adultes, joves i infants que colpien el cor, però Merceditas ens el tenia robat a nosaltres. La caritat és un acte d’amor que té doble via d’intercanvi. Conscients d’això, acariciàvem als interns tot el que podíem, de forma discreta, agafant la mà, acaronant el cabell, mirant als ulls, rient amb ells, escoltant-los. El fluxe de k

d’amor va i ve com les ones del mar, inesgotables. Sortíem del Cottolengo plens de misericòrdia i humilitat, sabent que encara que els seus cossos estiguessin absents a les carícies o a les paraules d’afecte, les seves ànimes les podien Mercedes ens va gdsss des, rebre. escoltant-los. feien donar testimoni d'aquesta realitat. Un dia, en arribar al Cottolengo, les monges ens varen dir que Merceditas ja no hi era, havia mort feia pocs dies. Tots ens vam commocionar. Pocs dies després, abans d'acabar la reunió mediúmnica de treball al nostre Centre, va venir un esperit que no va poder parlar, només plorava d’emoció i alegria. Ens va inspirar una gran tendresa i algú va pensar que podria ser la Mercedes, però només eren conjectures. A la següent reunió de mediumnitat, Mercedes va presentar-se serena, somrient, satisfeta i ens va explicar la situació en la que es troben els esperits com ella, atrapats en cossos deformes i impossibilitats d’expressar-se, aprenent a ser humils, pacients, agraïts, dòcils, i el molt que agraïen les paraules, els pensaments, les carícies de confort i esperança. Ens va dir que cada paraula, cada gest i cada pensament que emetíem cap a ella, vibrava amb ones de bàlsam i harmonia que descansaven en la seva ànima com si estigues bressolada. Ens agraïa la nostra dedicació i ens animava a continuar exercitant la caritat pel bé que fa als que la practiquen, i sobre tot als que la reben, ens deia. Va marxar amb un gran somriure dient-nos que sempre que li permetessin ens ajudaria en el que pogués. Continuarà...

1. recordar: ”Tornar a passar pel cor”. Ve del baix llatí recordare, que es composa del prefixe re- (‘de nou’) i cordare, format sobre el nom cor, cordis (‘cor’).

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

AGENDA

VISIÓ ESPÍRITA  19

por Ana Ibáñez


VISIÓ ESPÍRITA  18

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

LIBROS RECOMENDADOS V olv í |

H e rm an o J ac o bo

En 1948 llega, a través de las bendecidas manos de Chico Xavier, una obra muy esperada en el medio espírita: el libro Volví, escrito por el espíritu Hermano Jacobo. Frederico Figner (1866-1947), espírita convicto, de grandes esfuerzos a favor de la Doctrina, vuelve conforme lo prometido en vida, con el pseudónimo de Hermano Jacobo, para relatar los hechos acontecidos en su desencarnación y durante los primeros momentos en el mundo espiritual. Después de la muerte, Jacobo fue recibido especialmente por Bezerra de Meneses, por su hija Marta, que le antecedió en el “viaje” y por buenos amigos de la espiritualidad. Sorprendentemente, enfrenta dificultades posteriores al proceso de desencarnación y de adaptación inicial a la dimensión espiritual. A pesar del conocimiento doctrinario y de todo el trabajo de amparo dedicado en vida a encarnados y desencarnados, enfrentó perturbaciones y dificultades para romper los “eslabones morales”, considerándolos mucho más fuertes y difíciles de deshacer que la “prisión de la carne”. Cuando Jacobo llegó al Mundo Espiritual, las dudas en cuanto a su posición espiritual comenzaron a asaltarle, en el inicio del viaje para la colonia espiritual. Durante décadas había dado su vida por la Doctrina Espírita, por lo que no entendió el motivo por el cual no presentaba una mínima muestra de luminosidad. Aún frágil por la nueva situación en la que se encontraba, recibe, junto a otros quince “convalecientes de la muerte”, los primeros esclarecimientos de Bezerra de Meneses sobre los motivos de su actual estado. Destaca el Dr. Bezerra que más allá de la tumba:”(...) sólo los conquistadores de sí mismos, en

|

Por Taina

Psicografía de Francisco Cândido X av ier

los conquistadores de sí mismos, en el supremo bien al prójimo, guardaban posición de realce y domínio.” Más adelante, el Hermano Jacobo reflexiona: “Si el hombre supiese la extensión de la vida que le espera más

más allá del cuerpo, ciertamente otras normas de conducta escogería en la Tierra”. “Es para vosotros -miembros de la gran família que tanto deseé servir- que escribí estas páginas, sin la presunción de convencer. No os creáis al margen de la Ley, por haber atendido a pequeños deberes de solidaridad humana, ni os supongáis en el paraíso, por recibir la manifiesta protección de un amigo espiritual”, escribe Jacobo. Nos trajo enseñanzas importantes a través de la autocrítica y el reencuentro con su conciencia desprendida de la materia. Admitid los apegos a la autoridad y vuestro orgullo, pues “casi me consideré ofendido, cuando los benefactores espirituales me cortaron la probabilidad del retorno apresurado”. Volví suscita nostalgia de ese período en el cual, ya desencarnados, somos incentivados a redescubrir dentro de nosotros la capacidad

cidad de desvincularnos de la antigua rutina terrenal, a fin de saborear el ambiente de fraternidad, serenidad y perfeccionamiento colectivo típico de las colonias espirituales. Esta obra nos sirve de ánimo para perseverarnos en la lucha cotidiana por el autoconocimiento, la reforma moral íntima y la ejecución del proyecto reencarnatorio, de modo que podamos construir las bases de la paz interior que nos posibiliten, en la futura vuelta a la patria espiritual, renacer para nuevos horizontes de conciencia. En sus páginas, el Hermano Jacobo nos alerta sobre nuestras responsabilidades, certificándonos del cuidado que debemos tener para no decepcionarnos después de la muerte física. Es una llamada de atención para nuestra reforma íntima, para la práctica de la Caridad en sus múltiples aspectos, para que no nos decepcionemos al cruzar los umbrales del Mundo Mayor. También en este libro, bordado de luz, Jacobo, con maestría y mucha claridad, nos transmite conceptos filosóficos sobre los que nos invita a meditar: 1.“Cada Espíritu es un mundo vivo con movimiento propio, atendiendo las causas que creó para si mismo, en el curso del tiempo, gravitando en torno de la Ley Eterna que rige la vida cósmica”. 2. “El proceso de educación del Ser para la Divinidad tiene su base en la reencarnación y en el trabajo incesante”. 3. “Nadie elude a las leyes universales”. 4. “Ama sin pasión, espera sin angustia, trabaja sin expectativa de recompensa, sirve a todos sin preguntar, aprende las lecciones de la vida sin revelarte, humíllate sin ruido ante los designios superiores, renuncia a tus propios deseos, sin lágrimas impestuosas, y la voluntad justa y compasiva del Padre te iluminará constantemente el corazón fraterno y en camino redentor”.º

VISIÓ ESPÍRITA  3

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

Historia y principios del Espiritismo

Por Jordi Santand reu

Imprescindible resulta, como mínimo a modo de presentación, mencionar en esta sección a tres importantes precursores del Espiritismo, sobre los cuales encontraremos amplias referencias a lo largo del estudio de nuestra doctrina. Os presentamos a Emanuel Swedenborg, Edward Irving y Andrew Jackson Davis.

Emanuel Swedenborg Emanuel Swedenborg nació en Estocolmo, Suecia, en 1668. Procedía de una familia acomodada, dedicada a la minería, fuertemente influenciada por las ideas católicas. Su padre, Jesper Swedberg, fue profesor de Teología y Obispo de Skara, una ciudad del oeste de Suecia. Jesper compartía las enseñanzas luteranas, concretamente las del movimiento Pietista, pero iba un poco más allá: creía en la existencia y comunicabilidad de los Espíritus. Emanuel estudió en la prestigiosa Universidad de Uppsala y resultó ser un auténtico fenómeno intelectual, experto en numerosas y diversas disciplinas científicas: geología, anatonía, psiquiatría, astronomía, física, filosofía y letras. Tras una fructífera carrera científica (entre otras cosas, diseñó vehículos mecánicos, artefactos voladores y un buque submarino), hacia 1730 comenzó a interesarse más por cuestiones espirituales. Se dedició a investigar sobre la causa y el origen de la creación, la relación entre el cuerpo y el espíritu (El Infinito y la causa final de la creación, 1734) y la naturaleza [semi]material del espíritu. En 1744 comenzó a tener extrañas visiones y sueños. Cierta noche, una entidad que se identificó como Dios, le dio la misión de revelar el significado espiritual de la Biblia. Desde entonces, dedicó diez años a escribir Arcana Cœlestia (Los secretos celestes): ocho volúmenes publicados entre 1749 y 1756. Una de sus obras más importantes es Sobre el cielo y sus maravillas y sobre el infierno, de lo escuchado y visto. En ella Swedenborg pone de manifiesto que el cielo y el infierno son primero estados del alma. que después la llevan a un lugar determinado. Tras la muerte del cuerpo físico el individuo pasa un tiempo intermedio en el mundo de los Espíritus y de ahí elegirá libremente ir al cielo o al infierno. Su última y una de las más apreciadas obras, La Verdadera Religión Cristiana, la publicó en Amsterdam, a la edad de 82 años.

Edward Irving Nacido en Escocia en 1792, en el seno de una familia humilde, con 13 años entró en la Universidad de Edinburgo, en la que estudió Humanidades y Ciencias Sociales (Máster en Artes, por aquél entonces). Durante algunos años ejerció como profesor, y gracias a ello pudo financiarse su formación religiosa, con la que consiguió un título para poder ofrecer sermones en la Iglesia de Escocia. Hacia 1819, tras conseguir cierto prestigio como orador, se trasladó a Glasgow para trabajar como asistente de Thomas Chalmers, ministro de una importante iglesia de la ciudad. De Glasgow le enviaron a Londres, y en poco tiempo ascendió a ministro. Gracias de nuevo a su extraordinaria oratoria, lo trasladaron a una iglesia todavía mayor, en Regent Square. Allí, Edward decidió desvelar su disconformidad con el conservadurismo de la Iglesia Escocesa, y yendo más allá de sus principios elementales, predicó sobre la naturaleza humana de Cristo (corruptible y sujeta a las inclinaciones de la carne) y sobre la existencia de los poderes espirituales (mediumnidad), lo que provocó grandes críticas e incluso peticiones de excomunión. Paralelamente, en Escocia se dieron a conocer dos casos de sucesos mediúmnicos, de manos de Mary Campbell y Margaret MacDonald. La primera habló en público usando una lengua desconocida (como en Pentecostés, en tiempos de los Apóstoles). La segunda, dando un mensaje profético sobre un acontecimiento del futuro. Irving mandó emisarios para estudiar sendos casos, corroborando lo sucedido. En breve se produjeron otros fenómenos similares, incluso en Regent Square. Edward y sus colaboradores investigaron los fenómenos y generaron grupos de estudio y de sanación, que permanecieron muy activos pese a la persecución de la Iglesia Escocesa. Finalmente, fue excomulgado en 1833, pero su trabajo mediúmnico continuó hasta su muerte, en 1834.

Andrew Jackson Davis Davis nació en 1826, en Nueva York, en el seno de una familia afectada por el alcoholismo del padre y por la precariedad financiera. Producto de esta situación, Davis asistió sólo un año a la escuela y más tarde a algunos cursos nocturnos, aunque por poco tiempo, mientras trabajaba como ayudante en varios oficios. A los 17 años entró en contacto con las teorías del alemán Franz Anton Mesmer, sobre el magnetismo y ciertas técnicas aplicadas al tratamiento de enfermedades. No tardó en intentar llevarlas a la práctica y, con la ayuda de mesmeristas más experimentados, descubrió sus excelentes dotes para entrar en estado de trance y manifestar la facultad de la clarividencia. Entre 1846 y 1847 psicografió su primer libro, sobre asuntos espirituales, salud y ciencia, entre otros. A partir de entonces, y con tan sólo 21 años, se dedicó por completo al uso de sus facultades para el bien de las personas que lo necesitaban. Según nos explica la Casa Espírita Bezerra de Menezes, de Florida, EEUU, “en 1851 escribió Filosofía del trato con los espíritus, con una información precisa sobre las relaciones que se pueden establecer con los mismos, suministrada por entidades, especialmente por Benjamín Franklin.” “Su percepción del mundo espiritual, plasmada en su libro La muerte y la vida posterior, era muy similar a la de Swedenborg y a la que más tarde describiría el Espiritismo. Habló de una vida semejante a la terrestre, que podría llamarse semi-material, con placeres y objetivos adaptados a cada naturaleza humana, que la muerte no modifica en forma alguna; y afirmó que el objeto de la vida es merecer una calificación superior, y el medio más adecuado para el mejoramiento humano consiste en no caer en los errores o pecados, no sólo en los comúnmente conocidos, sino también en la superstición y la estrechez de miras.”

Bibliografía: Federación Espírita Española; Federación Espírita de Paraná; Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita; Edward Irving: preacher, prophet & charismatic theologian, D.Vreeland, de The Pneuma Foundation; Casa Espírita Kardeciana Bezerra de Menezes y wikipedia.


VISIÓ ESPÍRITA  4

JSETEMBRE - OCTUBRE 2010

Estudiando El Evangelio según el Espiritismo F e e n Dio s, e n la v ida y e n e l ho mbr e Por Janaína d e Oliv eira Con las bendiciones de la espiritualidad amiga, abrí el Evangelio según el Espiritismo en búsqueda del mensaje a ser comentado en nuestro querido boletín. Mis manos hojearon hasta encontrar el Capítulo XIX, la fe religiosa: condiciones de la fe inalterable. La fe, nos dicen los Espíritus, está presente en todas las religiones, pero es más que la aceptación de dogmas religiosos. La fe es una señal evidente de progreso alcanzado en vidas anteriores. No se impone, tampoco se prescribe. Si es parte de las adquisiciones perennes del Espíritu, se enciende al más delicado contacto con las verdades espirituales. Cuando poseedor de una fe razonada, el Espíritu aprecia el progreso de las ideas y se aleja del fanatismo. Cuando nos dicen los Espíritus que todas las religiones tienen sus artículos de fe, pienso en la sapiencia divina. Dios, a través de las diferentes religiones, nos habla a los hombres en el lenguaje que cada uno está preparado para comprender. Cuando nos dicen que la fe es una señal de progreso, agradezco a Dios la bendición del tiempo. Tarde o temprano, todos tendremos una fe inalterable en nuestros corazones, porque el progreso es la ley y Dios nos concede toda la eternidad para buscar la perfección a través de la reencarnación. Cuando nos recuerdan que la fe no se impone y tampoco se prescribe, rezo a Dios por mis hermanos aún incrédulos, porque nada puede fortalecer más a un Espíritu encarnado que saber que vive y cre-vi

crece para Dios. Nos dicen los Espíritus que una centella basta para encender la fe si ésta es parte de la educación de otras existencias. En este momento bendigo a todos los trabajadores del bien, encarnados y desencarnados, que dedican esfuerzos al cultivo de la fe en los corazones humanos. Hasta el más grande de los incendios necesita la primera centella. Los Espíritus que nos enseñan el ca

camino de la fe son tesoros que Dios nos confía en su infinita misericordia. Pero, ¿cómo saber si tenemos fe en Dios de verdad? Es muy sencillo: basta con que observemos si tenemos fe en la vida y fe en el hombre. Sí, y creo que será fácil de entender. No basta con tener la fe en los labios. Hay que dejar que ésta se traduzca en optimismo para la vida ante todas las situaciones, pero en especial ante las más difíciles. La desesperación, el miedo y la ansiedad, que muchas veces nos asaltan durante la vida, desafían nuestra fe. También las personas con quienes convivimos, trabajamos o estudiamos nos ponen a prueba cada día. Decir que tenemos fe en Dios es importante, pero además hay que demo

Por Rafae l Nav arre te

Creer en uno mismo es una prueba de fe en Dios. demostrarlo, creyendo en toda su creación. La fe debe conducirnos a un estado de felicidad y equilibrio. Si nuestra fe aún no es perfecta, esto se debe únicamente a que aún no somos perfectos. Tenemos miedos, sufrimos con la ansiedad, nos desesperamos ante la la necesidad y nos impacientamos con nuestros semejantes. Pero estamos en el camino. Aprenderemos a cultivar la autoestima, el optimismo, la indulgencia y la resignación poco a poco, en la medida en que robustecemos nuestra fe en Dios. Una fe muy grande puede amparar una fe aún pequeñita y vacilante. La prueba más evidente d má de ello está en la fe de Dios en el hombre. Todos los Espíritus más perfectos que nosotros nos educan la fe y nos amparan en nuestro camino hacia el progreso. De ahí que cada uno también tenga la responsabilidad de amparar a los hermanos con una fe más pequeñita que la suya, con la convicción de que, si está claro que aún estamos muy lejos de los Espíritus de L uz, también es verdad que ya hemos hecho importantes progresos y hay miles de almas necesitadas de nuestro apoyo. Nada más que esto nos debería faltar para caminar, existencia tras existencia, hacia el progreso. Dios plantó en cada uno de nosotros la capacidad de creer. Lo haremos a la perfección, con fe en Dios.

Más allá de los sueños (en inglés What dreams may come) es una película dirigida por Vincent War, basada en la novela de Richard Matheson, y protagonizada por Robin Williams y Cuba Gooding Jr. Chris Nielsen (Robin Williams) y Annie (Annabella Sciorra) viven una vida de ensueño junto a sus dos hijos, Marie e Ian, hasta que u

un trágico accidente de coche se lleva la vida de los dos pequeños. Annie cae en una profunda depresión y es Chris quien le ayuda a superar tan difícil situación. Por si no fuera poco, el destino le depara otro accidente. Esta vez es Chris, su alma gemela, quien es arrebatado de sus brazos al perder la vida en otro accidente, desterrándolo de aquello que amaba y por lo que se entregaba en plenitud. Al despertar en el “otro lado”, Chris se encuentra en un lugar ajeno y desconocido, en el que primeramente tendrá que lidiar con su razón para aceptar el hecho de que está muerto. Allí conoce a su guía, Albert Lewis (Cuba Gooding Jr.), que mediante una serie de reflexiones le mostrará el lugar y lo que es capaz de hacer cuando dejamos el cuerpo material.

Por su parte, Annie, consumida con la idea de estar lejos de él, intentará alcanzarlo a su modo: suicidándose. Es entonces cuando Chris tiene que sacar a flote toda la entereza y la fuerza de su amor, para atreverse a recorrer el infierno y sacar a Annie del mundo de los suicidas. Empresa nada fácil. Chris nunca pierde la esperanza y atraviesa las penurias que el lugar le va deparando, al tiempo que deberá valerse de la ayuda de otras personas importantes en su vida con tal de alcanzar a su amada esposa. La película no es de carácter espiritista, pero tiene varios aspectos que se pueden comparar con el Espiritismo, como por ejemplo el limbo, el infierno, la ley divina, el espíritu guía, el mundo ilusorio creado por las mentes de los desencarnados, el periespíritu que puede plasmar según lo que uno quiere o se les es permitido. A continuación enumeramos esos aspectos comunes: 1. Con su muerte, Chris despierta en el Más Allá sin saber que está muerto, descubriéndonos la inmortalidad del alma; 2. Existe un contacto entre el mundo espiritual y el mundo material, cuando Chris intenta ponerse en contacto con Annie a través de un mensaje psicografiado;

3. Hay un guía que le ayuda a situarse en el nuevo mundo: se trata de su guía espiritual, también llamado “ángel guardián”; 4. También describe, aunque de forma sencilla, la consciencia de su periespíritu y la propiedad expansible de éste; 5. Además, existe un mundo a parte, llamado “la morada de los suicidas”, de donde uno no puede salir por su propia cuenta, sino con la ayuda del amor o por la intercesión de una persona amada; su paralelo con la Doctrina Espírita es con el trabajo de rescate de los misioneros en el Valle de los Suicidas. 6. Al final de la película, les es permitida una nueva oportunidad para corregir los errores y reencontrarse en el plano material, siendo una confirmación del fenómeno de la reencarnación.

Así pues, aunque no sea abiertamente Espiritista, nos enseña algunas características básicas de la doctrina, como la inmortalidad del alma, el “ángel de la guardia”, los planes espirituales, la plasticidad del periespíritu y la reencarnación. En resumen, es una película que nos conduce a una reflexión hermosa sobre lo que es la vida y la muerte, el amor y los sueños.


VISIÓ ESPÍRITA  16

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

VISIÓ ESPÍRITA  5

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

EDUCACIÓN DEL ESPÍRITU

Estudiando El Libro de los Esp íritus

El lenguaje del arte y el juego: un lugar de producción de sentidos

¿Dios existe? Y, si existe, ¿dónde está?

Por Leonard o Delai y Teresa Vázquez Antes de elaborar un nuevo artículo sobre la propuesta educativa espiritista, quisiéramos transcribir una parte del libro titulado Encontro Evangelizador Espirita. Uma proposta educacional espírita, donde se expone de forma sistematizada el trabajo vivido en el Campo Esperimental de la Federación Espírita del Estado de Ceará, y coordinado por Regina Timbó, el Departamento de Infancia y Juventud. Regina Timbó estuvo unos meses en Barcelona, participando en las actividades de CEADS. Su colaboración en el Área Infanto-Juvenil de nuestro centro fue de un valor inestimable. Nos ayudó a

com as suas imagens e palavras”, como modo de dar sentido ao que vivem. Vygotsky diz que a imaginação, na infância, é o brinquedo em ação. E é por médio desse “brinquedo imaginante” que a acriança aprende a refletir sobre suas experiências. Poderíamos pôr problemas – na verdade, desafios – de um modo brincante e, a partir daí iríamos deflagrar um diálogo com a criança. Sim, mesmo crianças pequenas necessitam de um material simbólico (histórias, faz-de-conta, música, desenho- que é uma espécie de narrativa gráfica, como sugerre Vyggg

Nuestro grupo de Educación del Espíritu, en acción creativa.

con su experiencia, su bondad y su buen hacer, facilitándonos material teórico y práctico que nos ayuda en el buen desarrollo de las clases de Educación del Espíritu. Con cariño y gratitud, para Regina Timbó. “De algum modo, tudo possui linguagem. Se a convergência é espaço de fala, portanto, lugar de produção de sentidos, como isso se dá com crianças muito pequenas, que não têm domínio do pensamento abstrato, mas estão na fase do pensamento pré-operatório, um pensamento ainda muito preso ao que os sentidos percebem (tocam, vêem, cheiram, etc.)? Poderíamos pôr problemas – na verdade, desafios – de um modo brincante e, a partir daí iríamos deflagrar um diálogo com a criança. Sim, mesmo crianças pequenas necessitam de um material simbólico (histórias, faz-de-conta, música, desenhoque é uma espécie de narrativa gráfica, como sugere Vygotsky), por meio do qual possa, “fazer uma experiência com mento

gotsky), por meio do qual Freud sobre o assunto diz que a antítese da brincadeira não é o que é “serio”, mas o que é real. Na brincadeira a criança viveria o que ela tem dificuldade de viver na realidade. Compensa, por exemplo, o que ella não pode ter no mundo concreto. Assim, os desejos não satisfeitos seriam estímulos motivadores das fantasias, que a criança realiza por meio das brincadeiras. Também na brincadeira infantil a criança vivencia o que na vida real lhe causou lágrimas e dores: é que no brincar ela tem o “controle” dessa realidade. Coisas que a frustram na realidade, por meio da brincadeira a criança se poe diante dessa situação como um sujeito ativo. Pode criar um final diferente ao da vida real: a uma história triste, por exemplo, pode dar um final alegre. D Ao expor suas dificuldades na brincadeira, a criança destrava “como que um choro enganchado na goela”- por isso o brincar teria essa função “desabafo”, de elaboração de conteúdos difíceis. a

Para creer en Dios basta con echar una ojeada a las obras de la Creación. El Universo existe. Tiene, pues, una causa. Dudar de la exis tencia de Dios equivaldría a negar que todo efecto tiene una causa y afirm ar que la nada ha podido crear algo.

Freud vai dizer também que, no adulto, a criação na arte e o devaneio seriam a continuação e a substituição da velha brincadeira infantil. A fonte que alimenta a brincadeira seria esse desejo de dar forma ao mundo subjetivo, criando um universo (brincante, artístico depois) que se distingue da realidade, para melhor elaborá-la. Devido ao fato de ser no mundo da ficção que os “conflitos” aparecem nas histórias, desenho e faz-de-conta (a bruxa aprisionando as crianças, a madrasta concebendo formas de maridar a criança para longe do pai, etc.), a resistência das crianças a pensar nisso diminui e elas podem lidar de modo mais simples, com conteúdos difíceis de serem verbalizados e que, em tenra idade, ela não sabe sequer reconhecer e nomear. Como diz o Espírito Ivan de Alburquerque: “A leitura psicoanalítica que tem sido feita pelos pesquisadores da área são unânimes em dizer que há uma fusão de valores internos e externos como dialética interpretativa do que se vê, pensa e sente”. Desde essas observações, podemos ver como o ser humano tem seu funcionamento psicológico fundamentado nas relações que estabelece com o mundo exterior, como diz o pensamento de Vygotsky. E vemos que esse funciona-mento do sujeito na sua relação com o mundo é mediado por sistemas simbólicos. Essa relação do ser humano com o mundo deixa de ser “direta” e passa a ser “mediada” por isso que fica “no meio”: segundo Vygostky, os instrumentos e os signos teriam essa função de auxiliar o homem no seu lidar com o mundo. No ambiente social humano, pois, o homem utiliza “instrumentos psicológicos” que agem auxiliando o pensamento, como os instrumentos de trabalho ajudam a ação do sujeito externamente. Os signos, reiteramos, em condições normais, teriam a função de mediação na relação homemmundo, no contexto do “estar encarnado”. Eles são a matéria-prima do pensamento, nesse nosso estado evolutivo. Constituem, pois, a ambiência educadora onde os indivíduos se situam.”

Por We ll ington B ossi El Libro de los Espíritus nos trae, en su primer capítulo, definiciones básicas de lo que es Dios, de cómo es posible creer en Él, y sobre dónde estarían las pruebas de su existencia. La pregunta número uno es: “¿Qué es Dios?”. La respuesta es de lo más sencilla y esclarecedora. “Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas”. El estudio de la primera obra espírita de Allan Kardec nos ofrece aclaraciones que difícilmente encontraremos en otro lugar. Basado en las respuestas de los Espíritus, el libro nos trae definiciones que pueden parecer fruto de un raciocínio lógico o teórico, pero sin estas cuestiones básicas no iríamos muy lejos en nuestros estudios. Dios es eterno: Si hubiera tenido principio, habría surgido de la nada, o bien hubiera sido creado por un ser anterior a Él. Así, poco a poco, nos remontamos hasta lo infinito y la eternidad. Es inmutable: Si Él se hallara sujeto a cambios, las leyes que rigen el Universo no poseerían ninguna estabilidad. Es inmaterial: Vale decir, que su naturaleza difiere de todo lo que llamamos materia. De lo contrario no sería inmutable, debido a que se encontraría sujeto a las transformaciones de la materia. Es único: Si existieran varios dioses no existiría ni unidad de propósitos ni unidad de poder en la ordenación del Universo. Es todopoderos o: Porque es único. Si no poseyera el soberano poder habría algo más poderoso que Él o tan poderoso como Él. No hubiera creado la totalidad de las cosas, y aquellas que Él no hubiera hecho serían obras de otro dios. Es s oberanamente justo y bueno: La providencial sabiduría de las leyes divinas se pone de relieve así en las cosas más pequeñas como en las más grandes, y esa sabiduría no perpermite dudar ni de su justicia ni de su bondad.

mite dudar ni de su justicia ni de su bondad. A pesar de las definiciones sobre las características de la naturaleza de Dios, los Espíritus nos relatan que “La inferioridad de las facultades del b

es, por tanto, una inteligencia superior a la humanidad. Sean cuales fueren los prodigios efectuados por la inteligencia del hombre, tiene ella también una causa, y cuanto más grande sea lo que llll

hombre no le permiten comprender la íntima naturaleza de Dios. En la infancia de la humanidad, el hombre lo confunde a menudo con la criatura, cuyas imperfecciones le atribuye. Pero, conforme el sentido moral se va desarrollando en él, su pensamiento penetra mejor en el fondo de las cosas y se forma acerca de Dios una idea más justa y más de acuerdo con la sana razón, si bien siempre incompleta.” La pregunta número 9 dice: ¿En qué se conoce, en la causa primera, una inteligencia suprema, superior a todas las demás? “Tenéis un proverbio que expresa: “Por la obra se conoce a su autor”. Y bien, mirad la obra y buscad al autor. El orgullo es el que engendra la incredulidad. El hombre orgulloso no quiere nada que esté por encima de él, de ahí que se llame “espíritu fuerte.” ¡Pobre ser a quien puede abatir un soplo de Dios!”. El poder de una inteligencia se juzga por sus obras. Puesto que ningún ser humano puede crear lo que la Naturaleza produce, la causa primera n

realiza, tanto más grande será la causa primera. Esta es aquella Inteligencia que constituye la causa primera de todas las cosas, no importa el nombre con el cual la designemos. La armonía que rige las fuerzas del Universo muestra combinaciones y miras determinadas y, por lo mismo, revela un poder inteligente. Atribuir la formación al azar sería una falta de sentido, por cuanto la casualidad es ciega y no puede producir los efectos de la inteligencia. Un azar inteligente dejaría de ser tal. La inteligencia de Dios se pone de manifiesto en sus obras, así como el pintor en su tela. Pero las obras de Dios no son Dios mismo, de la manera que el cuadro no es el artista que lo concibió y ejecutó. No sabemos todo lo que Dios es, pero sabemos todo lo que no puede dejar de ser, y aquel sistema se halla en contradicción con sus atributos más esenciales, porque confunde al Creador con la criatura, del mismo modo que si se pretendiera que una máquina ingeniosa fuese parte integrante del mecánico que la ha diseñado.


VISIÓ ESPÍRITA  6

SETEMBRE- OCTUBRE 2010

AMALIA DOMINGO SOLER A principios de la década de 1870, Amalia profundiza en el estudio del Espiritismo. En poco tiempo, sus poesías pasarán a publicarse en El Criterio y en otras revistas espíritas de la época, aunque no deja de coser para obtener unos ingresos suficientes para su manutención personal.

Por Pilar Domé ne ch Prosiguiendo con la vida de Amalia, nos situamos en el momento en que, gracias a las visitas a la consulta del doctor Joaquín Hysern, conoce la existencia de la doctrina Espírita y de cómo ésta responde a las preguntas que tanto la inquietaban sobre el motivo de la aparente desigualdad entre las personas, pues ninguna teoría o religión le había respondido de forma racional a dichas cuestiones. Sigue frecuentando la capilla evangélica de la C/ Calatrava, a alapublicar que acude llegando su junto libro con Un ramo de amapolas y su amiga Engracia, y donde una lluvia de . había logrado ser estimada y conocida. Sigue oyendo los sermones de los evangelistas que logran, a veces, convencerla con sus argumentos, aunque otras veces es ella la que mentalmente los rebate.

Amalia sigue frecuentando la capilla evangélica de la C/ Calatraba. Sigue oyendo sus sermones que logran, a veces, convencerla con sus argumentos, aunque otras veces ella los rebate mentalmente.

A partir de ese momento siempre se cuenta con ella. Su jornada de trabajo es interminable. Cose en un taller de costura de una señora francesa y allí, entre telas, hilos y agujas, compone las poesías que debe guardar en su memoria o que la sobrina de la propietaria escribe en un papel al dictado. Se suele levantar a las cuatro y escribe hasta las seis para irse a su trabajo. Cuando regresa vuelve a ponerse a escribir hasta las once o las doce. No nos ha de exco aa trañar, pues, que sus ojos comiencen de nuevo a resentirse. Se le plantea una disyuntiva. Por un lado los directores de las revi

Se suele levantar a las cuatro y escribe hasta las seis para irse a su trabajo. Cuando regresa vuelve a ponerse a escribir hasta las once o las doce. Sus ojos de nuevo se resienten.

las revistas en las que colabora le insisten en la necesidad de que siga escribiendo, pues sus artículos son muy comentados Sello conmemorativ o del Congreso Internacional de 1934. y valorados al estar escritos Consigue que una familia espírita le deje El Libro de en un lenguaje llano yen accesible que todo el mundo los Espíritus, aunque sólo puede leer por la mañana 30 entiende. Por otro lado, ella siente la necesidad de minutos, descansando cada 20 renglones. Una mañana, ganarse su propio sustento y no ser una carga para cuando estaba arreglándose una túnica (cose 15 milos demás o para el espiritismo. Debe continuar conutos y no seguidos), recupera inesperadamente la visiendo pues el único medio de mantenerse. sión, abriéndose para ella una nueva vida. G Al continuar sus problemas en la vista, los oculistas le Encuentra trabajo de costurera y se siente más feliz recomiendan baños de mar. Como es conocida en que si hubiera heredado una gran fortuna. Con los toda España, una familia espiritista de Alicante le ejemplares de “El Criterio” lee a Fernández Colavida manda el dinero para poder hacer el viaje y la invitan y a Lagier y Pomares. Como no puede suscribirse a a su casa. Su día da comienzo a las cuatro de la la revista manda poesías a cambio de la suscripción. mañana, momento en el que toma el baño, y el resto Lo mismo hará con cuantas revistas espíritas conozdel día lo dedica a escribir. Visita a los espiritistas de ca. Pedirá ser presentada en la Sociedad Espiritista Jijona y allí enferma de fiebres. Española y comenzará a frecuentar sus reuniones. Así, un viaje que pensaba que duraría un mes se Tanto es así que en el 5º aniversario de la desenconvierte en una estancia de cuatro meses tras los carnación de Allan Kardec (31-03-1874) habla por que se recupera y regresa a Madrid. primera vez en público y lee una poesía titulada “A la En el próximo número publicaremos la última enmemoria de A. Kardec”. trega de la vida de Amalia Domingo Soler.

VISIÓ ESPÍRITA  15

SETEMBRE- OCTUBRE 2010

Sócrates y el Autoconocimiento

Por Taina

Sócrates y Platón son abordados en esta ocasión como precursores de la idea Cristiana y del Espiritismo, trazando lazos de conexión entre las teorías de estos filósofos de la Antigüedad con las enseñanzas contenidas en la Codificación.

En esta tercera parte dedicada a Sócrates, vamos a hablar de él y de su discípulo Platón, como precursores de la doctrina Espírita. Todas las ideas importantes y fundamentales tienen su prehistoria; los grandes movimientos de la humanidad han tenido sus precursores y sus antecedentes históricos. La doctrina Espírita no podía

Es decir, conocerse en profundidad, saber quienes somos, cuáles son nuestros compromisos con nosotros mismos y con la sociedad. Inicia el Maestro Jesús la práctica del autoanálisis cuando ante la mujer que fue sorprendida en adulterio y condenada por las leyes mosaicas, Él con su justicia y amor solicitó a la multitud que “el que esté sté

En el centro: Aristóteles y Platón, en la obra La Escuela de Atenas (1510-1511), de Rafael.

día ser la excepción y como lo expresó Allan Kardec en su obra introductoria El Espiritismo, en su más simple expresión: “El Espiritismo no es un descubrimiento moderno, los hechos y principios sobre los cuales reposa se pierden en la noche de los tiempos, pues se encuentran vestigios de ellos en las creencias de todos los pueblos, en todas las religiones, en la mayoría de todos los escritos sagrados y profanos”. La máxima que había sido predicada por Sócrates fue adoptada posteriormente por San Agustín para responder a la pregunta 919 de El Libro de los Espíritus: ¿Cuál es el medio práctico más eficaz para mejorarse en la presente existencia y resistir las instigaciones del mal? La respuesta fue concisa y elocuente: Un sabio de la antigüedad os lo dijo: “Conócete a ti mismo”.

libre de pecado, tire la primera piedra“. El hombre necesita estudiarse para adquirir mayor conocimiento sobre sus emociones, sus sentimientos, su psiquis, y sobre cómo realizar las transformaciones necesarias en su vida. “El conocimiento de sí es la clave del mejoramiento individual y del perfeccionamiento moral de la humanidad”. En El Evangelio según el Espiritismo– Introducción, punto IV, Kardec aborda el tema «Sócrates y Platón, precursores de la Idea Cristiana y del Espiritismo», y resume en catorce puntos la doctrina de estos dos filósofos griegos sobre el tema del espíritu, su naturaleza, sus estados, sus condiciones y sus relaciones con el cuerpo físico y con el mundo material. Haciendo un intento por resumir estas enseñanzas, seleccionadas y consignada

das por el Codificador en la obra mencionada, encontramos que Sócrates y Platón presintieron la idea cristina y en su doctrina se encuentran igualmente los principios fundamentales del Espiritismo: Sócrates enunciaba claramente que el hombre es un alma encarnada, que existía antes de su encarnación unida a tipos primordiales. Dice que la reencarnación en un cuerpo material es consecuencia de la impureza del alma, mientras que las almas purificadas están exentas de hacerlo. Se preocupaba del cuidado constante del alma, no sólo por esta vida que dura un instante, sino por la eternidad. Si el alma es inmortal, debe pasar a un mundo inmaterial, del mismo modo que el cuerpo se descompone y vuelve a la materia. Sócrates y Platón comprendían perfectamente los diferentes grados de desmaterialización del alma, e insistían en la diferencia de situación que resulta para ella de su mayor o menor pureza. Lo que ellos decían por intuición, el Espiritismo lo prueba con numerosos ejemplos relatados en el libro El Cielo y el Infierno de la Codificación. Por otra parte, según Sócrates, los hombres que han vivido en la Tierra, se vuelven a encontrar después de la muerte y se reconocen. Si Sócrates y Platón hubiesen conocido las enseñanzas que Jesús ofreció 500 años después y las que dan los Espíritus, hubieran dicho lo mismo, ya que las grandes verdades son eternas, y los Espíritus adelantados debieron conocerlas antes de venir a la Tierra, donde las trajeron. Continuará...


VISIÓ ESPÍRITA  14

Una mirada esp írita sobre la familia

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

lias por lazos corporales. Los lazos que unen a las familias espirituales son más fuertes y duraderos, basados en la afinidad que nace del amor incondicional, paciente y generoso. Estos lazos se estrechan a lo largo de distintas encarnaciones, en las cuales los Espíritus pueden encarnar en una misma familia o, desde la espiritualidad, ofrecer protección, inspirando fuerza y esperanza ante las dificultades de la vida. Por muy solo que se encuentre un Espíritu encarnado de una cosa puede estar seguro: su familia espiritual vibra por él en oración, ruega por él en el límite de sus posibilidades, se entristece con su tristeza y se alegra con sus victorias. Si desde la espiritualidad se le planificó una encarnación desprovista del amor materno, la pérdida de entes queridos u otros reveses, en su pasado encontrará la causa de su infortunio. Si lo vive con esperanza y fe en Dios, a su vuelta al plano espiritual podrá reencontrar a los familiares que le precedieron en el túmulo y también a los que no conoció en su última encarnación, pero que ahí le esperan, felices por verle progresar. Los lazos que unen a las familias en la carne, como sabemos, pueden romperse y están influenciados por las contingencias culturales, históricas, sociav

FESTE VOLUNTARI! L a ca r i d a d e n a c ci ón

Por Janaina d e Oliv e ira

Es posible que algunas veces miremos a nuestros familiares y no entendamos que es lo que hacemos ahí. Otras veces, puede que la identidad entre las almas que forman nuestra familia sea tan grande que no nos podamos imaginar como parte de otra. Hay familias que se deshacen, así como hay personas que jamás han conocido a su familia. Hay familias con papá, mamá e hijos. Hay familias en las que los roles son más flexibles, de nietos que consideran a sus abuelas como sus propias madres, por ejemplo. También hay familias en las que personas del mismo sexo se unen y algunas veces adoptan hijos. Ante tamaña diversidad, cabría preguntar qué es lo que tienen en cuenta los del Más Allá en el momento en el que nos direccionan aquí o allí. La familia es el primer entorno social que el Espíritu encarnado conoce. No por casualidad aterriza un Espíritu en un núcleo familiar. Todo lo contrario. La selección de la familia donde nacemos es el resultado de una planificación detallada realizada en la espiritualidad, planificación ésta en la que muchas veces nosotros mismos hemos participado. Lo primero que hay que considerar cuando pensamos en el concepto de familia es su doble naturaleza: hay familias por lazos espirituales y fami-

VISIÓ ESPÍRITA  7

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

les y económicas. En nuestras familias encarnadas nos reúne la espiritualidad superior, teniendo en cuenta nuestras necesidades de aprendizaje, posibilidades de amparo al prójimo y merecimiento. Así es que, en la carne, nos reúne la espiritualidad, pero la unión es un trabajo de cada día. Cada uno de nuestros familiares, con sus imperfecciones así como con sus virtudes, nos ofrece oportunidades de aprendizaje y crecimiento necesarias para nuestro progreso. Cuando hay roces en la familia, la convivencia nos educa el espíritu para la tolerancia, la resignación, el amor desinteresado y el perdón. Cada una de estas lecciones son asignaturas que las almas tienen pendientes entre ellas, con raíces en una o varias encarnaciones pretéritas. El encuentro familiar nos ofrece el entorno ineludible para superar la prueba. Rehuir significa incurrir en nuevos compromisos y malgastar la protección del amor. Muchas veces, reunir a víctimas, malhechores y sus cómplices en una misma familia es la manera encontrada por la espiritualidad para que, gracias a la bendición del olvido, los Espíritus puedan reconciliarse y por fin progresar. A un miembro de nuestra familia hay que considerarle “el prójimo más prójimo”. ¿Será bastante hacer caridad en la calle, respetar a los amigos, obedecer al jefe, mientras en casa no cultivamos la amabilidad? Jesús nos enseñó a amar al prójimo: empecemos por los que más cerca están. Cada día en familia, tenga ésta la conformidad que tenga, nos enfrenta a nosotros mismos, es decir, nos desnuda ante la necesidad de convivir con estas personas para aprender de ellas. ¿Y qué es lo que nos enseñan nuestros familiares encarnados? Descubrirlo es trabajo de cada uno. Aprender la lección es garantía de una vuelta más feliz al plano espiritual. El amor, el perdón, la tolerancia, la generosidad, el desapego… Todas estas son lecciones que recibimos en primer lugar en casa y que hemos de aprovechar al máximo. Continuará...

“Si tenemos un modelo de caridad a ser seguido por la humanidad es sin duda el de Jesús, que fue el iniciador de la moral pura y sublime, la moral evangélico-cristiana que debe renovar el mundo, aproximar a los humanos de la caridad y el amor al prójimo, y crear entre los hombres una solidaridad común.” El Evangelio según el Espiritismo.

Por We llington Bossi En el contexto social en el que nos encontramos actualmente, hemos perdido o nos hemos olvidado de los principios cristianos. No sería extraño si nos preguntásemos por el concepto de caridad y no lo supiéramos definir. Podría venirnos a la mente la tradicional limosma que damos a mendigos de la calle. Pero, ¿sería del todo correcto afirmar que somos buenos cristianos sólo por eso? Un día, Dios, en su caridad inagotable, permitió al hombre ver que la verdad disipaba las tinieblas. Ese día fue el advenimiento de Cristo, el cual dejó en sus enseñanzas los mejores y más bellos ejemplos de amor. Existen tantas maneras de practicar ese amor que es difícil afirmar si somos de verdad practicantes de la caridad. Podríamos dividir la caridad en dos grupos principales: la material y la espiritual. La material puede ser, por ejemplo, poner las manos en el bolsillo y sacar algo de dinero y dárselo al prójimo más necesitado. Algo sencillo y bastante usual en nuestra sociedad. En cambio, resulta más difícil practicar la carida

dad moral, que en muchas ocasiones puede conllevar aproximarnos a aquél que necesita no solamente pan, sino también una palabra de consuelo. Si nos paramos a pensar, a veces nos cuesta mucho ofrecer una mirada de esa naturaleza bondadosa. Ni siquiera es necesario implicarse en la situación ajena, sino sencillamente tratar a todas las personas como hermanos y hermanas, haciendo un esfuerzo por comprender la situación de los demás. Podemos empezar a ser más generosos en nuestro hogar, pacientes y amables con quienes nos aman, y en seguida podemos esforzarnos en amar a quien aún no ha aprendido el significado del amor puro de Jesús. En la vida cotidiana damos una moneda cuando es necesario, pero no nos damos cuenta muchas veces de que lo que hace falta es una palabra amiga, una sonrisa o incluso un abrazo fraterno. Nos preocupamos mucho más de lo que van a pensar de nosotros, que del bienestar de nuestros semejantes.

“¡Caridad! Palabra sublime que resume todas las virtudes, tú debes conducir a los pueblos a la felicidad; practicándote, se crearán para sí mismos alegrías infinitas para el porvenir y, durante su exilio en la Tierra, tú serás su consuelo, el principio de los goces de los que disfrutarán más tarde cuando se abracen todos juntos en el seno del Dios de amor. Fuiste tú, virtud divina, la que me proporcionaste los únicos momentos de felicidad que disfruté sobre la Tierra.” La caridad es la virtud fundamental que debe sostener todo el edificio de las virtudes terrestres; sin ellas, las otras no existen. Sin la caridad no existe la esperanza en un futuro mejor, ni interés moral que nos guíe; sin caridad no hay fe, porque la fe sólo es un rayo puro que hace brillar a un alma caritativa. La caridad es el ancla eterna de salvación en todos los globos: es la más pura emanación del mismo Creador; es su propia virtud que él da a la criatura. “Servimos para merecer, merecemos para servir cada vez más”. Bezerra de Meneses.


VISIÓ ESPÍRITA  8

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

La Reencarnación a la luz de la Biblia Segunda entrega de este interesantísimo estudio acerca de las referencias bíblicas en torno a la reencarnación. Su autor pone de manifiesto los conocimientos que los antiguos santos de la Cristiandad tenían sobre la existencia de vidas pasadas, ocultos durante buena parte de la historia por un velo incomprensible que el Espiritismo viene a retirar.

Por Caio Ce sar Sampaio Durante muchos siglos, las autoridades y los dogmas de la Iglesia raramente fueron contestados. Por una parte, porque todos los que lo intentaron recibieron un tratamiento doloroso y poco cristiano y, por otra parte, porque los primeros líderes que lucharon para aumentar el poder de la Iglesia, probablemente juzgaron que la idea de un cielo y de un infierno inmediatos les otorgaba más poder y autoridad que la de enseñar la doctrina de la reencarnación, ya que ésta promete no solamente una segunda oportunidad, sino muchas otras. Se hace dificil modificar o invertir un dogma instituido. Por este motivo, determinadas corrientes cristianas estan encarceladas en una “jaula teológica” predeterminada. La idea de la rencarnación fue aceptada en principio por los proto-cristianos, o por lo menos, por aquellos que conseguian entenderla. De entre los llamados “Padres de la Iglesia”, fueron muchos los que la aceptaron o especularon acerca de esta cuestión. Durante los cinco primeros siglos después de Cristo, entre los cristianos nunca se pensó que la reencarnación podría ser contraria a las enseñanzas del Maestro Jesús. San Jerónimo (331-420) subrayó la necesidad de las vidas sucesivas. San Agustín (354-430) se preguntó “¿no viví en otro cuerpo antes de entrar en el seno de mi madre?”. Clemente de Alejandría (150-213), padre de la Iglesia griega, declara que la reencarnación o “metapsicosis” es una verdad transmitida por la tradición y autorizada por San Pablo. San Gregorio de Nisa (332-398) afirmó que el alma inmortal debe ser curada y purificada y que, si ésto no se produce durante su vida terrenal, tendrá lugar en sucesivas vidas futuras. San Justino (100/114 – 162/168), en sus obras habla de que las almas habitan más de una vez en un cuerpo humano. Orígenes (186-254) desarrolla largamente el tema de la reencarnación, cuestiona que las desigualdades de condiciones entre los hombres tales como el talento y la moralidad provienen de vidas anteriores. Analiza también la historia de los gemelos Esaú y Jacob, en el Antiguo Testamento, y al comprobar que ya desde el seno de su madre, Rebeca, uno de los dos venía marcado con el sello del mal y por tanto repudiado, y el otro del bien, y amado, pregunta, dado que era su primera encarnación, si ésto no resultaría una injusticia divina.

VISIÓ ESPÍRITA  13

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

al mundo terrenal de un Espíritu se forja mucho tiempo antes de la fecundación física, produciéndose en el plano espiritual, todo un intenso trabajo de estudio y de preparación en el que se supervisan innumerables detalles y situaciones que son de vital importancia para el buen desarrollo de todo el proceso reecarnatorio, tedddr

de toda la suma de aciertos y errores acumulados por el Espíritu en todas sus existencias precedentes. Núcleo de reencuentro Dentro de esa planificación entra, naturalmente, todo lo que concierne al nacimiento, al núcleo social donde reaparecerá y quienes serán los padres del futuro bebé.

Jerónimo, Santa Paula y Santa Eustaquia (1640 - 1650). Zurbarán.

Llega a la conclusión de que antes de encarnar uno tenía un pasado lleno de buenas obras y el otro un pasado de crímenes, y por tanto estima que el purgatorio es aquí donde tiene lugar, y que Dios, en su bondad y misericordia, nos concede el tiempo necesario para nuestra reforma interior. La Biblia, según la versión que consultemos, sea católica o evangélica, presenta notables diferencias debidas a los intereses de uno u otro sector. Sin embargo coincide en varios textos en el concepto reencarnacionista. Analizaremos en esta segunda parte de nuestro estudio textos del Nuevo Testamento y las enseñanzas del Maestro Jesús. En el evangelio de Mateo, Jesús ejemplifica cual es la razón por la cual un Espíritu no vuelve a tomar de nuevo, el cuerpo en el que ya ha vivido: “Nadie echa una pieza de paño no abatanado a un vestido viejo, porque el remiendo se llevará algo del vestido y el roto se hará mayor. Ni nadie echa el vino nuevo en cueros viejos; de otro modo se romperían los cueros, el vino se derramaría y los cueros se perderían; sino que se echa el vino nuevo en cueros nuevos, y así el uno y los otros se preservan.” Mateo 9: 16-1. En el Evangelio de Juan, Jesús recibe la visita de Nicodemo y éste le pregunta qué sería necesario para alcanzar la perfección. Jesús le responde lo siguiente:

niendo siempre presente que: “todo plan trazado en la Esfera Superior, tiene por objetivos fundamentales el bien y la ascensión; y toda alma que reencarna en el círculo planetario, aún aquella que se encuentre en condiciones aparentemente desesperadas tiene recursos para mejorar siempre”. (Misioneros de la Luz. Chico Xavier/André Luiz).

La vuelta al mundo terrenal de un espíritu se forja mucho tiempo antes de la fecundación física. En este sentido, se programa todo lo relativo a los principales acontecimientos que el Espíritu deberá afrontar en su nueva andadura terrena, donde se marcan unos objetivos y prioridades, buscando siempre el escenario más adecuado y que más se ajuste a sus necesidades evolutivas, teniendo siempre en cuenta que este nuevo proyecto reencarnatorio será la consecuencia d

Porque un Espíritu no encarna por casualidad en el cuerpecito que se irá a gestar en el vientre de una determinada madre. Ningún Espíritu es ligado a un hogar sin una atracción específica ni como consecuencia de un acaso biológico, sino que, por el contrario, numerosos factores pueden entrar en juego donde, principalmente, los lazos afectivos o bien los débitos del pasado atraen a la entidad reencarnante hacia el grupo y situación social que precisa. De manera que cada ser renace allá donde las condiciones le han de ser más propicias para su progreso y donde nuevas oportunidades de aprendizaje y de evolución se le han de presentar. De este modo, el conjunto familiar es una escuela de crecimiento espiritual, consecuencia de unos lazos del pasado, donde se reúnen los espíritus vinculados entre sí por los valores del amor o por los compromisos contraídos. Por consiguiente, tengamos la seguridad de que en la gran mayoría de gf atía.

las ocasiones, ese hijo que hoy nace a la vida física no es un extraño, sino que es un Espíritu con el cual ya se ha mantenido en pasadas existencias importantes relaciones, bien fueran de afecto o de antipatía.

Cada ser renace allá donde las condiciones le han de ser más propicias para su progreso y donde nuevas oportunidades de aprendizaje y de evolución se le han de presentar. El próximo reencuentro entre nuestros protagonistas comienza, generalmente, cuando los futuros padres, aprovechando el desprendimiento por el sueño, son conducidos a la presencia del equipo espiritual responsable del proceso reencarnatorio, quien les informa que han sido escogidos para acoger a determinado Espíritu o bien, según el caso, tan sólo es necesario recordar a los padres que ha llegado el momento de cumplir con el compromiso que ya adquirieron ellos en la espiritualidad antes de reencarnar, por el cual aceptaron, de antemano, recibir a dicho Espíritu como hijo en esta nueva encarnación.

De este modo, el conjunto familiar es una escuela de crecimiento espiritual, consecuencia de los lazos del pasado, donde se reúnen los espíritus vinculados entre sí por los valores del amor o por los compromisos contraídos. Proces o re e ncarnatorio Una vez establecido todo ello se va produciendo, desde el plano espiritual, un acercamiento paulatino del Espíritu candidato a la reencarnación hacia el conjunto familiar que deberá acogerle... Continuará.


VISIÓ ESPÍRITA  12

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

EL ABORTO Primera entrega de un artículo extraordinario sobre una cuestión tan delicada y polémica como el aborto. Tratado desde la óptica espírita, este artículo nos ofrece una explicación detallada de los fundamentos que subyacen a la interrupción del embarazo.

Por u n colaborad or anónimo En primer lugar, y antes que nada, quiero mostrar mi más profundo respeto por todas las personas que en algún momento de su vida se hayan visto obligadas a enfrentarse a la dolorosa situación de tener que plantearse la posibilidad de practicar .la interrupción de un embarazo. Mi mayor interés, por encima de todo, está centrado en proteger y defender al ser que se está desarrollando en el vientre materno, informando sobre los principios superiores que rigen la Vida, dando a conocer una serie de hechos sobre la realidad espiritual que envuelve al futuro bebé y a los futuros padres que nos aayuden a entender, en toda su dimensión, esa vida que empieza su recorrido en una simple célula hasta alcanzar, nueve meses después, toda la complejidad de un ser humano. El aborto, como tantos otros temas sin duda delicados, hay que tratarlo y estudiarlo desde la perspectiva espiritual, conociendo la auténtica naturaleza del ser humano, su condición de hijo inmortal de Dios, las verdaderas necesidades para su evolución y las leyes que presiden todo el proceso anterior a la concepción y al nacimiento de un nuevo ser para, de esta manera, poder estar en situación de comprender y de valorar lo que verdaderamente significa la interrupción de un embarazo mediante el aborto. Personalmente, estoy convencido de que el conocimiento de las Leyes que regulan la aparición de un ser humano en el plano físico ha de postrarnos llenos de admiración frenff

te a la Sabiduría Divina que rige desde un principio tal proceso, haciendo surgir en nosotros, si no el amor, cuanto menos el respeto y toda la consideración hacia ese ser que se está desenvolviendo en el seno materno.

Amor y respeto que han de estar siempre por encima de nuestros miedos, de nuestras comodidades y de nuestros intereses, transformado ese mundo íntimo negativo, en un mundo renovado de esperanza y de ilusión, que nos permita sentir y entender que ese embrión o feto en las entrañas de la madre no es solamente una vida vegetativa sobre la cual se cree tener poder de decisión absoluto, sino que es algo mucho más grande, mucho más inmenso, que forma parte de nosotros, y no solamente de nuestro presente y futuro más inmediato sino que, con mucha probabilidad, forma parte también de nuestro pasado.

El Libro de los Espíritus, pregunta 358: ¿Es un crimen el aborto provocado, cualquiera que sea el grado de desarrollo de la gestación?

“Siempre hay crimen, desde que se quebranta la ley de Dios. Y cualquier persona la quebranta quitando la vida al niño antes de nacer, porque impide al Espíritu afrontar las pruebas cuyo instrumento debía de ser el cuerpo.” A partir de ahora vamos a tratar de profundizar en el sentido de esta respuesta porque, efectivamente, el nacimiento de cada nuevo ser significa proporcionar a un Espíritu una nueva oportunidad para proseguir en su evolución, radicando aquí la verdadera responsabilidad y la gravedad del aborto: en interrumpir el desarrollo de un organismo físico al cual fí está unido un Espíritu en proceso de reencarnación. Planificación espiritual Los procesos de reencarnación pueden tener sus variaciones y sus particularidades dependiendo, principalmente, del grado de evolución del Espíritu reencarnante, de sus méritos o deméritos contraídos y de su mayor o menor capacidad de cooperación en el desarrollo de dicho acontecimiento. Generalmente, a medida que el Espíritu se eleva en conocimiento y en responsabilidad, mayor será su participación directa y consciente en todas las fases del planeamiento y ejecución de su propia reencarnación, pudiendo intervenir e influir, junto a los mentores espirituales, en la programación de su futura vida en el mundo material. En términos espirituales, la vuelta al m

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

“En verdad te digo que quién no naciere de arriba no podrá entrar en el Reino de Dios.” Y pregunta Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿Acaso puede entrar de nuevo en el seno de su madre y volver a nacer? Respondió Jesús: “En verdad, en verdad te digo que quién no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de los cielos. Lo que nace de la carne, carne es; pero lo que nace del Espíritu es Espíritu. No te maravilles de que te he dicho: Es preciso nacer de arriba. El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de donde viene ni adónde vá; así es todo nacido del Espíritu.” Juan 3: 1-8. Los sectores cristianos interpretan que cuando nos habla del nacer del agua está refiriéndose al bautismo. Entonces, ¿por qué Jesús reafirma que lo que nace de la carne es carne y lo que nace del Espíritu es Espíritu? Esto es perfectamente coherente con el nacer del agua, porque en aquella época se le atribuía a ésta ser el orígen de la materia ya que toda la vida material depende de ella, incluso nosotros los humanos. Es evidente que somos más agua que carne, es más, antes de nacer estamos nueve meses envueltos en agua en el vientre de nuestra madre. Encontraremos una vez más en el Evangelio de

¿Por qué Elías no fue reconocido? Simplemente porque el Espíritu de Elías ahora animaba otro cuerpo, el de Juan el Bautista. Jesús no afirmó que Elías era Juan el Bautista, fueron los propios discípulos los que llegaron a esa conclusión. Pero todos sabemos que Jesús, tal como demostró durante su vida terrenal, tenía conocimiento de los pensamientos de los demás; por éso no contradijo a sus discípulos sino que hizo lo contrario, legitimó lo que ellos habían dicho. Los detractores de la doctrina reencarnacionista siempre se remiten a un pasaje de Hebreos que dice: ggggue

VISIÓ ESPÍRITA  9

“Y por cuanto a los hombres les está establecido morir una vez, y después de ésto el juicio.” Hebreos 9: 27. En éste texto no hay ninguna afirmación contra la reencarnación como muchos aseguran. Lo que se dijo sucede realmente, pues el cuerpo en el que habita el Espíritu morirá una sola vez; ésto es válido para todas las veces que un Espíritu reencarnará: una sola muerte para cada reencarnación. El fenómenos de la reencarnación aparece no solamente en la literatura espírita sino también en varios textos bíblicos y en las enseñanzas del Maestro Jesús. Creer en un cielo y en un infierno es creer en un dogma, creer en el juicio final es una ignorancia, creer en la resurrección del cuerpo es creer en un Dios mágico que va en contra de sus propias leyes naturales. Yo creo positivamente que existe un Dios soberanamente justo y misericordioso que nos concede a través de la reencarnación la oportunidad de deshacernos de nuestras imperfecciones, adquiriendo, vida tras vida, a través de nuestra reforma interior, progreso y perfeccionamiento moral.

La transfiguración (1516-1520), de Rafael.

Referencias bibliográficas: - Biblia Sagrada, versión directa de las lenguas originales, por Leonino Nacar Fuster y Alberto Colunga. Biblioteca de autores cristianos, Madrid, 1965. (versión Católica) - Biblia Sagrada, traducción de las Santas Escrituras, textos hebreo y griego. Sociedad Bíblica de Pennsylvania , EEUU, 1967. (versión Evangélica)


VISIÓ ESPÍRITA  10

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

6º Congreso Mundial Espírita “ Somos Espíritus Inmortales” Este año España tiene el honor de ser la sede del encuentro internacional más importante en el mundo espírita: el 6º Congreso Mundial, que se celebrará en Valencia los días 10, 11 y 12 de octubre. Una oportunidad única para aquellas personas interesadas en conocer de primera mano la esencia y el alcance de esta doctrina de amor.

Por And re a Campos Este año celebramos el 6º Congreso Espírita Mundial, y con ello mucho que conmemorar: la eternidad, el constante estudio, el progreso moral e intelectual del espíritu, la caridad y el amor. Presentamos aquí un resumen histórico, recorriendo los más de cien años de encuentros internacionales sobre Espiritismo, en busca de la verdad y el esclarecimiento de la naturaleza humana. Retrocedemos al día 8 de septiembre de 1888, cuando se celebró el primer Congreso Internacional EspiRepresentantes espíritas en el primer Congreso Internacional (Barcelona, 1888) ritista. Fue precisamente en BarceEntre los años 1888 y 1923, se celelona y con el lema: “Hacia Dios por yecto de ley sobre reforma de la 2ª braron varios congresos espiritistas y el amor y por la ciencia”. Por aquél Enseñanza y de las facultades de espiritualistas, sin una unificación u entonces, España era la nación euroFilosofía y Letras y de Ciencias”. El organización, pero significativos, con pea en la que más periódicos espiripárrafo 3º del artículo 30, Título II, la participación y asistencia de tistas se publicaban, y en los veinte citaba explícitamente a la Doctrina espiritistas, espiritualistas, swedenaños anteriores, el país líder en Espiritista. “Firmaban esta proposiborgianos, teósofos, ocultistas, partidifusión de obras espíritas en geneción D. José Navarrete, D. Anasdarios de la teoría psíquica, magneral. tasio García López, D. Luis J. Benítistas, teo-filántropos y kabalistas. En nuestro país también se presentó, tez de Lugo, D. Manuel Corchado y Fueron ellos: Barcelona (1888), París ante las mismas Cortes Constituyenel Sr. Redondo Franco. El encarga(1889), Madrid (1892), Londres tes, una proposición redactada en los do de defenderlo era Navarrete, pero (1898), París (1900), Bruselas siguientes términos: «Los diputados no hubo lugar por haber ocurrido (1910), Liverpool (1912), Ginebra que suscriben, conociendo que la antes el golpe de Estado de 3 de (1913) y Londres (1922). causa primera del desconcierto que Enero de 1874. La conclusión de Pasaron varios años y la necesipor desventura reina en la nación este Congreso, reseña elaborada por dad de una organización internaespañola en la esfera de la inteligenel Vizconde de Torres Solanot y cional se hacía sentir. Con el tércia, en la región del sentimiento y en Casas, “afirma la existencia del mino de la Primera Guerra Munel campo de las obras, es la falta de fe Espiritismo como una ciencia de dial, el d dial, en el mundo se resobservación progresiva”. Racional, es la carencia en el ser humano de un piraban nuevos aires de criterio científico al que alibertad, de cambio y justar sus relaciones con búsqueda de la verdad el mundo invisible, relaciode la vida. Fue en este nes hondamente perturbacontexto, que algunos das por la fatal influencia espiritistas ingleses decide las religiones positivas, dieron celebrar en Lontienen el honor de someter dres un Congreso Intera la aprobación de las nacional. No existía enCortes Constituyentes la tonces ningún organismo siguiente enmienda al prooficial que regulase las Congreso Espiritista Internacional celebrado en 1934, en Barcelona. e aEs

VISIÓ ESPÍRITA  11

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

actividades de los centros kardecistas. Este congreso abrió las puertas para la constitución de la Federación Espírita Internacional. El primer Congreso Internacional de la Federación Espiritista Internacional (FEI) tuvo lugar en París, en 1925. Estuvieron representados 23 países. Otros Congresos internacionales de la FEI fueron los celebrados en: Lieja, (1923), París (1925), Londres (1928), La Haya (1931) y Barcelona (1934). A partir de los años 40, el mundo pasó por momentos de grandes cambios en la esfera moral, evolutiva e intelectual, con dictaduras, guerras e invasiones. El Espiritismo español sofrió un durísimo golpe con la guerra civil y con la posterior represión impuesta por el régimen franquista, con el cierre de casi todos los grupos espiritistas. Los pocos que permanecían abiertos actuaban en clandestinidad.

Ya en la década de 1980, nos encontramos en un proceso de reajuste global y frente a una nueva búsqueda de paz y entendimiento entre las diferentes naciones. Es, en 1983, cuando las bases del movimiento espírita mundial se consolidan definitivamente, con la creación del Consejo Espírita Internacional (CEI) y la celebración del primer Congreso Internacional de Espiritismo. Tuvieron que pasar otros diez años para que los principios fueran bien definidos y entendidos, y para que los congresos fueran realizados de forma ininterrumpida cada tres años. Rápidamente se consolidó un espacio en el ámbito internacional para la divulgación de los principios espiritistas en diversos países de América y Europa. Los Congresos precedentes fueron: 1995 Brasil: “El Espiritismo y las Grandes Transiciones Evolutivas de la Humanidade”.

la Humanidad”. 1998 Portugal: “El Espiritismo ante el Tercer Milénio”. 2001 Guate mala: “Espiritismo: Una propuesta de Educación para el ser Humano”. 2004 París: “Allan Kardec - El Edificador de una Nueva Era para la Regeneració de la Humanidad”. 2007 Colombia: “Doctrina Espírita: 150 años de Luz y Paz”. 2010 España: “Somos Espíritus inmortales”. En esta edición destacamos la ponencia de nuestro hermano de CEADS, Alfredo Tabueña, que presentará el tema “Ley de Causa y Efecto, según el Espiritismo”. Destacamos también la exposición de Divaldo Pereira Franco, con la conferencia de apertura, y la de Carol Bowman, con una conferencia sobre la reencarnación y el recuerdo de vidas pasadas. ¡Qué brille nuestra luz!


VISIÓ ESPÍRITA  10

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

6º Congreso Mundial Espírita “ Somos Espíritus Inmortales” Este año España tiene el honor de ser la sede del encuentro internacional más importante en el mundo espírita: el 6º Congreso Mundial, que se celebrará en Valencia los días 10, 11 y 12 de octubre. Una oportunidad única para aquellas personas interesadas en conocer de primera mano la esencia y el alcance de esta doctrina de amor.

Por And re a Campos Este año celebramos el 6º Congreso Espírita Mundial, y con ello mucho que conmemorar: la eternidad, el constante estudio, el progreso moral e intelectual del espíritu, la caridad y el amor. Presentamos aquí un resumen histórico, recorriendo los más de cien años de encuentros internacionales sobre Espiritismo, en busca de la verdad y el esclarecimiento de la naturaleza humana. Retrocedemos al día 8 de septiembre de 1888, cuando se celebró el primer Congreso Internacional EspiRepresentantes espíritas en el primer Congreso Internacional (Barcelona, 1888) ritista. Fue precisamente en BarceEntre los años 1888 y 1923, se celelona y con el lema: “Hacia Dios por yecto de ley sobre reforma de la 2ª braron varios congresos espiritistas y el amor y por la ciencia”. Por aquél Enseñanza y de las facultades de espiritualistas, sin una unificación u entonces, España era la nación euroFilosofía y Letras y de Ciencias”. El organización, pero significativos, con pea en la que más periódicos espiripárrafo 3º del artículo 30, Título II, la participación y asistencia de tistas se publicaban, y en los veinte citaba explícitamente a la Doctrina espiritistas, espiritualistas, swedenaños anteriores, el país líder en Espiritista. “Firmaban esta proposiborgianos, teósofos, ocultistas, partidifusión de obras espíritas en geneción D. José Navarrete, D. Anasdarios de la teoría psíquica, magneral. tasio García López, D. Luis J. Benítistas, teo-filántropos y kabalistas. En nuestro país también se presentó, tez de Lugo, D. Manuel Corchado y Fueron ellos: Barcelona (1888), París ante las mismas Cortes Constituyenel Sr. Redondo Franco. El encarga(1889), Madrid (1892), Londres tes, una proposición redactada en los do de defenderlo era Navarrete, pero (1898), París (1900), Bruselas siguientes términos: «Los diputados no hubo lugar por haber ocurrido (1910), Liverpool (1912), Ginebra que suscriben, conociendo que la antes el golpe de Estado de 3 de (1913) y Londres (1922). causa primera del desconcierto que Enero de 1874. La conclusión de Pasaron varios años y la necesipor desventura reina en la nación este Congreso, reseña elaborada por dad de una organización internaespañola en la esfera de la inteligenel Vizconde de Torres Solanot y cional se hacía sentir. Con el tércia, en la región del sentimiento y en Casas, “afirma la existencia del mino de la Primera Guerra Munel campo de las obras, es la falta de fe Espiritismo como una ciencia de dial, el d dial, en el mundo se resobservación progresiva”. Racional, es la carencia en el ser humano de un piraban nuevos aires de criterio científico al que alibertad, de cambio y justar sus relaciones con búsqueda de la verdad el mundo invisible, relaciode la vida. Fue en este nes hondamente perturbacontexto, que algunos das por la fatal influencia espiritistas ingleses decide las religiones positivas, dieron celebrar en Lontienen el honor de someter dres un Congreso Intera la aprobación de las nacional. No existía enCortes Constituyentes la tonces ningún organismo siguiente enmienda al prooficial que regulase las Congreso Espiritista Internacional celebrado en 1934, en Barcelona. e aEs

VISIÓ ESPÍRITA  11

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

actividades de los centros kardecistas. Este congreso abrió las puertas para la constitución de la Federación Espírita Internacional. El primer Congreso Internacional de la Federación Espiritista Internacional (FEI) tuvo lugar en París, en 1925. Estuvieron representados 23 países. Otros Congresos internacionales de la FEI fueron los celebrados en: Lieja, (1923), París (1925), Londres (1928), La Haya (1931) y Barcelona (1934). A partir de los años 40, el mundo pasó por momentos de grandes cambios en la esfera moral, evolutiva e intelectual, con dictaduras, guerras e invasiones. El Espiritismo español sofrió un durísimo golpe con la guerra civil y con la posterior represión impuesta por el régimen franquista, con el cierre de casi todos los grupos espiritistas. Los pocos que permanecían abiertos actuaban en clandestinidad.

Ya en la década de 1980, nos encontramos en un proceso de reajuste global y frente a una nueva búsqueda de paz y entendimiento entre las diferentes naciones. Es, en 1983, cuando las bases del movimiento espírita mundial se consolidan definitivamente, con la creación del Consejo Espírita Internacional (CEI) y la celebración del primer Congreso Internacional de Espiritismo. Tuvieron que pasar otros diez años para que los principios fueran bien definidos y entendidos, y para que los congresos fueran realizados de forma ininterrumpida cada tres años. Rápidamente se consolidó un espacio en el ámbito internacional para la divulgación de los principios espiritistas en diversos países de América y Europa. Los Congresos precedentes fueron: 1995 Brasil: “El Espiritismo y las Grandes Transiciones Evolutivas de la Humanidade”.

la Humanidad”. 1998 Portugal: “El Espiritismo ante el Tercer Milénio”. 2001 Guate mala: “Espiritismo: Una propuesta de Educación para el ser Humano”. 2004 París: “Allan Kardec - El Edificador de una Nueva Era para la Regeneració de la Humanidad”. 2007 Colombia: “Doctrina Espírita: 150 años de Luz y Paz”. 2010 España: “Somos Espíritus inmortales”. En esta edición destacamos la ponencia de nuestro hermano de CEADS, Alfredo Tabueña, que presentará el tema “Ley de Causa y Efecto, según el Espiritismo”. Destacamos también la exposición de Divaldo Pereira Franco, con la conferencia de apertura, y la de Carol Bowman, con una conferencia sobre la reencarnación y el recuerdo de vidas pasadas. ¡Qué brille nuestra luz!


VISIÓ ESPÍRITA  12

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

EL ABORTO Primera entrega de un artículo extraordinario sobre una cuestión tan delicada y polémica como el aborto. Tratado desde la óptica espírita, este artículo nos ofrece una explicación detallada de los fundamentos que subyacen a la interrupción del embarazo.

Por u n colaborad or anónimo En primer lugar, y antes que nada, quiero mostrar mi más profundo respeto por todas las personas que en algún momento de su vida se hayan visto obligadas a enfrentarse a la dolorosa situación de tener que plantearse la posibilidad de practicar .la interrupción de un embarazo. Mi mayor interés, por encima de todo, está centrado en proteger y defender al ser que se está desarrollando en el vientre materno, informando sobre los principios superiores que rigen la Vida, dando a conocer una serie de hechos sobre la realidad espiritual que envuelve al futuro bebé y a los futuros padres que nos aayuden a entender, en toda su dimensión, esa vida que empieza su recorrido en una simple célula hasta alcanzar, nueve meses después, toda la complejidad de un ser humano. El aborto, como tantos otros temas sin duda delicados, hay que tratarlo y estudiarlo desde la perspectiva espiritual, conociendo la auténtica naturaleza del ser humano, su condición de hijo inmortal de Dios, las verdaderas necesidades para su evolución y las leyes que presiden todo el proceso anterior a la concepción y al nacimiento de un nuevo ser para, de esta manera, poder estar en situación de comprender y de valorar lo que verdaderamente significa la interrupción de un embarazo mediante el aborto. Personalmente, estoy convencido de que el conocimiento de las Leyes que regulan la aparición de un ser humano en el plano físico ha de postrarnos llenos de admiración frenff

te a la Sabiduría Divina que rige desde un principio tal proceso, haciendo surgir en nosotros, si no el amor, cuanto menos el respeto y toda la consideración hacia ese ser que se está desenvolviendo en el seno materno.

Amor y respeto que han de estar siempre por encima de nuestros miedos, de nuestras comodidades y de nuestros intereses, transformado ese mundo íntimo negativo, en un mundo renovado de esperanza y de ilusión, que nos permita sentir y entender que ese embrión o feto en las entrañas de la madre no es solamente una vida vegetativa sobre la cual se cree tener poder de decisión absoluto, sino que es algo mucho más grande, mucho más inmenso, que forma parte de nosotros, y no solamente de nuestro presente y futuro más inmediato sino que, con mucha probabilidad, forma parte también de nuestro pasado.

El Libro de los Espíritus, pregunta 358: ¿Es un crimen el aborto provocado, cualquiera que sea el grado de desarrollo de la gestación?

“Siempre hay crimen, desde que se quebranta la ley de Dios. Y cualquier persona la quebranta quitando la vida al niño antes de nacer, porque impide al Espíritu afrontar las pruebas cuyo instrumento debía de ser el cuerpo.” A partir de ahora vamos a tratar de profundizar en el sentido de esta respuesta porque, efectivamente, el nacimiento de cada nuevo ser significa proporcionar a un Espíritu una nueva oportunidad para proseguir en su evolución, radicando aquí la verdadera responsabilidad y la gravedad del aborto: en interrumpir el desarrollo de un organismo físico al cual fí está unido un Espíritu en proceso de reencarnación. Planificación espiritual Los procesos de reencarnación pueden tener sus variaciones y sus particularidades dependiendo, principalmente, del grado de evolución del Espíritu reencarnante, de sus méritos o deméritos contraídos y de su mayor o menor capacidad de cooperación en el desarrollo de dicho acontecimiento. Generalmente, a medida que el Espíritu se eleva en conocimiento y en responsabilidad, mayor será su participación directa y consciente en todas las fases del planeamiento y ejecución de su propia reencarnación, pudiendo intervenir e influir, junto a los mentores espirituales, en la programación de su futura vida en el mundo material. En términos espirituales, la vuelta al m

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

“En verdad te digo que quién no naciere de arriba no podrá entrar en el Reino de Dios.” Y pregunta Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿Acaso puede entrar de nuevo en el seno de su madre y volver a nacer? Respondió Jesús: “En verdad, en verdad te digo que quién no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de los cielos. Lo que nace de la carne, carne es; pero lo que nace del Espíritu es Espíritu. No te maravilles de que te he dicho: Es preciso nacer de arriba. El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de donde viene ni adónde vá; así es todo nacido del Espíritu.” Juan 3: 1-8. Los sectores cristianos interpretan que cuando nos habla del nacer del agua está refiriéndose al bautismo. Entonces, ¿por qué Jesús reafirma que lo que nace de la carne es carne y lo que nace del Espíritu es Espíritu? Esto es perfectamente coherente con el nacer del agua, porque en aquella época se le atribuía a ésta ser el orígen de la materia ya que toda la vida material depende de ella, incluso nosotros los humanos. Es evidente que somos más agua que carne, es más, antes de nacer estamos nueve meses envueltos en agua en el vientre de nuestra madre. Encontraremos una vez más en el Evangelio de

¿Por qué Elías no fue reconocido? Simplemente porque el Espíritu de Elías ahora animaba otro cuerpo, el de Juan el Bautista. Jesús no afirmó que Elías era Juan el Bautista, fueron los propios discípulos los que llegaron a esa conclusión. Pero todos sabemos que Jesús, tal como demostró durante su vida terrenal, tenía conocimiento de los pensamientos de los demás; por éso no contradijo a sus discípulos sino que hizo lo contrario, legitimó lo que ellos habían dicho. Los detractores de la doctrina reencarnacionista siempre se remiten a un pasaje de Hebreos que dice: ggggue

VISIÓ ESPÍRITA  9

“Y por cuanto a los hombres les está establecido morir una vez, y después de ésto el juicio.” Hebreos 9: 27. En éste texto no hay ninguna afirmación contra la reencarnación como muchos aseguran. Lo que se dijo sucede realmente, pues el cuerpo en el que habita el Espíritu morirá una sola vez; ésto es válido para todas las veces que un Espíritu reencarnará: una sola muerte para cada reencarnación. El fenómenos de la reencarnación aparece no solamente en la literatura espírita sino también en varios textos bíblicos y en las enseñanzas del Maestro Jesús. Creer en un cielo y en un infierno es creer en un dogma, creer en el juicio final es una ignorancia, creer en la resurrección del cuerpo es creer en un Dios mágico que va en contra de sus propias leyes naturales. Yo creo positivamente que existe un Dios soberanamente justo y misericordioso que nos concede a través de la reencarnación la oportunidad de deshacernos de nuestras imperfecciones, adquiriendo, vida tras vida, a través de nuestra reforma interior, progreso y perfeccionamiento moral.

La transfiguración (1516-1520), de Rafael.

Referencias bibliográficas: - Biblia Sagrada, versión directa de las lenguas originales, por Leonino Nacar Fuster y Alberto Colunga. Biblioteca de autores cristianos, Madrid, 1965. (versión Católica) - Biblia Sagrada, traducción de las Santas Escrituras, textos hebreo y griego. Sociedad Bíblica de Pennsylvania , EEUU, 1967. (versión Evangélica)


VISIÓ ESPÍRITA  8

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

La Reencarnación a la luz de la Biblia Segunda entrega de este interesantísimo estudio acerca de las referencias bíblicas en torno a la reencarnación. Su autor pone de manifiesto los conocimientos que los antiguos santos de la Cristiandad tenían sobre la existencia de vidas pasadas, ocultos durante buena parte de la historia por un velo incomprensible que el Espiritismo viene a retirar.

Por Caio Ce sar Sampaio Durante muchos siglos, las autoridades y los dogmas de la Iglesia raramente fueron contestados. Por una parte, porque todos los que lo intentaron recibieron un tratamiento doloroso y poco cristiano y, por otra parte, porque los primeros líderes que lucharon para aumentar el poder de la Iglesia, probablemente juzgaron que la idea de un cielo y de un infierno inmediatos les otorgaba más poder y autoridad que la de enseñar la doctrina de la reencarnación, ya que ésta promete no solamente una segunda oportunidad, sino muchas otras. Se hace dificil modificar o invertir un dogma instituido. Por este motivo, determinadas corrientes cristianas estan encarceladas en una “jaula teológica” predeterminada. La idea de la rencarnación fue aceptada en principio por los proto-cristianos, o por lo menos, por aquellos que conseguian entenderla. De entre los llamados “Padres de la Iglesia”, fueron muchos los que la aceptaron o especularon acerca de esta cuestión. Durante los cinco primeros siglos después de Cristo, entre los cristianos nunca se pensó que la reencarnación podría ser contraria a las enseñanzas del Maestro Jesús. San Jerónimo (331-420) subrayó la necesidad de las vidas sucesivas. San Agustín (354-430) se preguntó “¿no viví en otro cuerpo antes de entrar en el seno de mi madre?”. Clemente de Alejandría (150-213), padre de la Iglesia griega, declara que la reencarnación o “metapsicosis” es una verdad transmitida por la tradición y autorizada por San Pablo. San Gregorio de Nisa (332-398) afirmó que el alma inmortal debe ser curada y purificada y que, si ésto no se produce durante su vida terrenal, tendrá lugar en sucesivas vidas futuras. San Justino (100/114 – 162/168), en sus obras habla de que las almas habitan más de una vez en un cuerpo humano. Orígenes (186-254) desarrolla largamente el tema de la reencarnación, cuestiona que las desigualdades de condiciones entre los hombres tales como el talento y la moralidad provienen de vidas anteriores. Analiza también la historia de los gemelos Esaú y Jacob, en el Antiguo Testamento, y al comprobar que ya desde el seno de su madre, Rebeca, uno de los dos venía marcado con el sello del mal y por tanto repudiado, y el otro del bien, y amado, pregunta, dado que era su primera encarnación, si ésto no resultaría una injusticia divina.

VISIÓ ESPÍRITA  13

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

al mundo terrenal de un Espíritu se forja mucho tiempo antes de la fecundación física, produciéndose en el plano espiritual, todo un intenso trabajo de estudio y de preparación en el que se supervisan innumerables detalles y situaciones que son de vital importancia para el buen desarrollo de todo el proceso reecarnatorio, tedddr

de toda la suma de aciertos y errores acumulados por el Espíritu en todas sus existencias precedentes. Núcleo de reencuentro Dentro de esa planificación entra, naturalmente, todo lo que concierne al nacimiento, al núcleo social donde reaparecerá y quienes serán los padres del futuro bebé.

Jerónimo, Santa Paula y Santa Eustaquia (1640 - 1650). Zurbarán.

Llega a la conclusión de que antes de encarnar uno tenía un pasado lleno de buenas obras y el otro un pasado de crímenes, y por tanto estima que el purgatorio es aquí donde tiene lugar, y que Dios, en su bondad y misericordia, nos concede el tiempo necesario para nuestra reforma interior. La Biblia, según la versión que consultemos, sea católica o evangélica, presenta notables diferencias debidas a los intereses de uno u otro sector. Sin embargo coincide en varios textos en el concepto reencarnacionista. Analizaremos en esta segunda parte de nuestro estudio textos del Nuevo Testamento y las enseñanzas del Maestro Jesús. En el evangelio de Mateo, Jesús ejemplifica cual es la razón por la cual un Espíritu no vuelve a tomar de nuevo, el cuerpo en el que ya ha vivido: “Nadie echa una pieza de paño no abatanado a un vestido viejo, porque el remiendo se llevará algo del vestido y el roto se hará mayor. Ni nadie echa el vino nuevo en cueros viejos; de otro modo se romperían los cueros, el vino se derramaría y los cueros se perderían; sino que se echa el vino nuevo en cueros nuevos, y así el uno y los otros se preservan.” Mateo 9: 16-1. En el Evangelio de Juan, Jesús recibe la visita de Nicodemo y éste le pregunta qué sería necesario para alcanzar la perfección. Jesús le responde lo siguiente:

niendo siempre presente que: “todo plan trazado en la Esfera Superior, tiene por objetivos fundamentales el bien y la ascensión; y toda alma que reencarna en el círculo planetario, aún aquella que se encuentre en condiciones aparentemente desesperadas tiene recursos para mejorar siempre”. (Misioneros de la Luz. Chico Xavier/André Luiz).

La vuelta al mundo terrenal de un espíritu se forja mucho tiempo antes de la fecundación física. En este sentido, se programa todo lo relativo a los principales acontecimientos que el Espíritu deberá afrontar en su nueva andadura terrena, donde se marcan unos objetivos y prioridades, buscando siempre el escenario más adecuado y que más se ajuste a sus necesidades evolutivas, teniendo siempre en cuenta que este nuevo proyecto reencarnatorio será la consecuencia d

Porque un Espíritu no encarna por casualidad en el cuerpecito que se irá a gestar en el vientre de una determinada madre. Ningún Espíritu es ligado a un hogar sin una atracción específica ni como consecuencia de un acaso biológico, sino que, por el contrario, numerosos factores pueden entrar en juego donde, principalmente, los lazos afectivos o bien los débitos del pasado atraen a la entidad reencarnante hacia el grupo y situación social que precisa. De manera que cada ser renace allá donde las condiciones le han de ser más propicias para su progreso y donde nuevas oportunidades de aprendizaje y de evolución se le han de presentar. De este modo, el conjunto familiar es una escuela de crecimiento espiritual, consecuencia de unos lazos del pasado, donde se reúnen los espíritus vinculados entre sí por los valores del amor o por los compromisos contraídos. Por consiguiente, tengamos la seguridad de que en la gran mayoría de gf atía.

las ocasiones, ese hijo que hoy nace a la vida física no es un extraño, sino que es un Espíritu con el cual ya se ha mantenido en pasadas existencias importantes relaciones, bien fueran de afecto o de antipatía.

Cada ser renace allá donde las condiciones le han de ser más propicias para su progreso y donde nuevas oportunidades de aprendizaje y de evolución se le han de presentar. El próximo reencuentro entre nuestros protagonistas comienza, generalmente, cuando los futuros padres, aprovechando el desprendimiento por el sueño, son conducidos a la presencia del equipo espiritual responsable del proceso reencarnatorio, quien les informa que han sido escogidos para acoger a determinado Espíritu o bien, según el caso, tan sólo es necesario recordar a los padres que ha llegado el momento de cumplir con el compromiso que ya adquirieron ellos en la espiritualidad antes de reencarnar, por el cual aceptaron, de antemano, recibir a dicho Espíritu como hijo en esta nueva encarnación.

De este modo, el conjunto familiar es una escuela de crecimiento espiritual, consecuencia de los lazos del pasado, donde se reúnen los espíritus vinculados entre sí por los valores del amor o por los compromisos contraídos. Proces o re e ncarnatorio Una vez establecido todo ello se va produciendo, desde el plano espiritual, un acercamiento paulatino del Espíritu candidato a la reencarnación hacia el conjunto familiar que deberá acogerle... Continuará.


VISIÓ ESPÍRITA  14

Una mirada esp írita sobre la familia

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

lias por lazos corporales. Los lazos que unen a las familias espirituales son más fuertes y duraderos, basados en la afinidad que nace del amor incondicional, paciente y generoso. Estos lazos se estrechan a lo largo de distintas encarnaciones, en las cuales los Espíritus pueden encarnar en una misma familia o, desde la espiritualidad, ofrecer protección, inspirando fuerza y esperanza ante las dificultades de la vida. Por muy solo que se encuentre un Espíritu encarnado de una cosa puede estar seguro: su familia espiritual vibra por él en oración, ruega por él en el límite de sus posibilidades, se entristece con su tristeza y se alegra con sus victorias. Si desde la espiritualidad se le planificó una encarnación desprovista del amor materno, la pérdida de entes queridos u otros reveses, en su pasado encontrará la causa de su infortunio. Si lo vive con esperanza y fe en Dios, a su vuelta al plano espiritual podrá reencontrar a los familiares que le precedieron en el túmulo y también a los que no conoció en su última encarnación, pero que ahí le esperan, felices por verle progresar. Los lazos que unen a las familias en la carne, como sabemos, pueden romperse y están influenciados por las contingencias culturales, históricas, sociav

FESTE VOLUNTARI! L a ca r i d a d e n a c ci ón

Por Janaina d e Oliv e ira

Es posible que algunas veces miremos a nuestros familiares y no entendamos que es lo que hacemos ahí. Otras veces, puede que la identidad entre las almas que forman nuestra familia sea tan grande que no nos podamos imaginar como parte de otra. Hay familias que se deshacen, así como hay personas que jamás han conocido a su familia. Hay familias con papá, mamá e hijos. Hay familias en las que los roles son más flexibles, de nietos que consideran a sus abuelas como sus propias madres, por ejemplo. También hay familias en las que personas del mismo sexo se unen y algunas veces adoptan hijos. Ante tamaña diversidad, cabría preguntar qué es lo que tienen en cuenta los del Más Allá en el momento en el que nos direccionan aquí o allí. La familia es el primer entorno social que el Espíritu encarnado conoce. No por casualidad aterriza un Espíritu en un núcleo familiar. Todo lo contrario. La selección de la familia donde nacemos es el resultado de una planificación detallada realizada en la espiritualidad, planificación ésta en la que muchas veces nosotros mismos hemos participado. Lo primero que hay que considerar cuando pensamos en el concepto de familia es su doble naturaleza: hay familias por lazos espirituales y fami-

VISIÓ ESPÍRITA  7

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

les y económicas. En nuestras familias encarnadas nos reúne la espiritualidad superior, teniendo en cuenta nuestras necesidades de aprendizaje, posibilidades de amparo al prójimo y merecimiento. Así es que, en la carne, nos reúne la espiritualidad, pero la unión es un trabajo de cada día. Cada uno de nuestros familiares, con sus imperfecciones así como con sus virtudes, nos ofrece oportunidades de aprendizaje y crecimiento necesarias para nuestro progreso. Cuando hay roces en la familia, la convivencia nos educa el espíritu para la tolerancia, la resignación, el amor desinteresado y el perdón. Cada una de estas lecciones son asignaturas que las almas tienen pendientes entre ellas, con raíces en una o varias encarnaciones pretéritas. El encuentro familiar nos ofrece el entorno ineludible para superar la prueba. Rehuir significa incurrir en nuevos compromisos y malgastar la protección del amor. Muchas veces, reunir a víctimas, malhechores y sus cómplices en una misma familia es la manera encontrada por la espiritualidad para que, gracias a la bendición del olvido, los Espíritus puedan reconciliarse y por fin progresar. A un miembro de nuestra familia hay que considerarle “el prójimo más prójimo”. ¿Será bastante hacer caridad en la calle, respetar a los amigos, obedecer al jefe, mientras en casa no cultivamos la amabilidad? Jesús nos enseñó a amar al prójimo: empecemos por los que más cerca están. Cada día en familia, tenga ésta la conformidad que tenga, nos enfrenta a nosotros mismos, es decir, nos desnuda ante la necesidad de convivir con estas personas para aprender de ellas. ¿Y qué es lo que nos enseñan nuestros familiares encarnados? Descubrirlo es trabajo de cada uno. Aprender la lección es garantía de una vuelta más feliz al plano espiritual. El amor, el perdón, la tolerancia, la generosidad, el desapego… Todas estas son lecciones que recibimos en primer lugar en casa y que hemos de aprovechar al máximo. Continuará...

“Si tenemos un modelo de caridad a ser seguido por la humanidad es sin duda el de Jesús, que fue el iniciador de la moral pura y sublime, la moral evangélico-cristiana que debe renovar el mundo, aproximar a los humanos de la caridad y el amor al prójimo, y crear entre los hombres una solidaridad común.” El Evangelio según el Espiritismo.

Por We llington Bossi En el contexto social en el que nos encontramos actualmente, hemos perdido o nos hemos olvidado de los principios cristianos. No sería extraño si nos preguntásemos por el concepto de caridad y no lo supiéramos definir. Podría venirnos a la mente la tradicional limosma que damos a mendigos de la calle. Pero, ¿sería del todo correcto afirmar que somos buenos cristianos sólo por eso? Un día, Dios, en su caridad inagotable, permitió al hombre ver que la verdad disipaba las tinieblas. Ese día fue el advenimiento de Cristo, el cual dejó en sus enseñanzas los mejores y más bellos ejemplos de amor. Existen tantas maneras de practicar ese amor que es difícil afirmar si somos de verdad practicantes de la caridad. Podríamos dividir la caridad en dos grupos principales: la material y la espiritual. La material puede ser, por ejemplo, poner las manos en el bolsillo y sacar algo de dinero y dárselo al prójimo más necesitado. Algo sencillo y bastante usual en nuestra sociedad. En cambio, resulta más difícil practicar la carida

dad moral, que en muchas ocasiones puede conllevar aproximarnos a aquél que necesita no solamente pan, sino también una palabra de consuelo. Si nos paramos a pensar, a veces nos cuesta mucho ofrecer una mirada de esa naturaleza bondadosa. Ni siquiera es necesario implicarse en la situación ajena, sino sencillamente tratar a todas las personas como hermanos y hermanas, haciendo un esfuerzo por comprender la situación de los demás. Podemos empezar a ser más generosos en nuestro hogar, pacientes y amables con quienes nos aman, y en seguida podemos esforzarnos en amar a quien aún no ha aprendido el significado del amor puro de Jesús. En la vida cotidiana damos una moneda cuando es necesario, pero no nos damos cuenta muchas veces de que lo que hace falta es una palabra amiga, una sonrisa o incluso un abrazo fraterno. Nos preocupamos mucho más de lo que van a pensar de nosotros, que del bienestar de nuestros semejantes.

“¡Caridad! Palabra sublime que resume todas las virtudes, tú debes conducir a los pueblos a la felicidad; practicándote, se crearán para sí mismos alegrías infinitas para el porvenir y, durante su exilio en la Tierra, tú serás su consuelo, el principio de los goces de los que disfrutarán más tarde cuando se abracen todos juntos en el seno del Dios de amor. Fuiste tú, virtud divina, la que me proporcionaste los únicos momentos de felicidad que disfruté sobre la Tierra.” La caridad es la virtud fundamental que debe sostener todo el edificio de las virtudes terrestres; sin ellas, las otras no existen. Sin la caridad no existe la esperanza en un futuro mejor, ni interés moral que nos guíe; sin caridad no hay fe, porque la fe sólo es un rayo puro que hace brillar a un alma caritativa. La caridad es el ancla eterna de salvación en todos los globos: es la más pura emanación del mismo Creador; es su propia virtud que él da a la criatura. “Servimos para merecer, merecemos para servir cada vez más”. Bezerra de Meneses.


VISIÓ ESPÍRITA  6

SETEMBRE- OCTUBRE 2010

AMALIA DOMINGO SOLER A principios de la década de 1870, Amalia profundiza en el estudio del Espiritismo. En poco tiempo, sus poesías pasarán a publicarse en El Criterio y en otras revistas espíritas de la época, aunque no deja de coser para obtener unos ingresos suficientes para su manutención personal.

Por Pilar Domé ne ch Prosiguiendo con la vida de Amalia, nos situamos en el momento en que, gracias a las visitas a la consulta del doctor Joaquín Hysern, conoce la existencia de la doctrina Espírita y de cómo ésta responde a las preguntas que tanto la inquietaban sobre el motivo de la aparente desigualdad entre las personas, pues ninguna teoría o religión le había respondido de forma racional a dichas cuestiones. Sigue frecuentando la capilla evangélica de la C/ Calatrava, a alapublicar que acude llegando su junto libro con Un ramo de amapolas y su amiga Engracia, y donde una lluvia de . había logrado ser estimada y conocida. Sigue oyendo los sermones de los evangelistas que logran, a veces, convencerla con sus argumentos, aunque otras veces es ella la que mentalmente los rebate.

Amalia sigue frecuentando la capilla evangélica de la C/ Calatraba. Sigue oyendo sus sermones que logran, a veces, convencerla con sus argumentos, aunque otras veces ella los rebate mentalmente.

A partir de ese momento siempre se cuenta con ella. Su jornada de trabajo es interminable. Cose en un taller de costura de una señora francesa y allí, entre telas, hilos y agujas, compone las poesías que debe guardar en su memoria o que la sobrina de la propietaria escribe en un papel al dictado. Se suele levantar a las cuatro y escribe hasta las seis para irse a su trabajo. Cuando regresa vuelve a ponerse a escribir hasta las once o las doce. No nos ha de exco aa trañar, pues, que sus ojos comiencen de nuevo a resentirse. Se le plantea una disyuntiva. Por un lado los directores de las revi

Se suele levantar a las cuatro y escribe hasta las seis para irse a su trabajo. Cuando regresa vuelve a ponerse a escribir hasta las once o las doce. Sus ojos de nuevo se resienten.

las revistas en las que colabora le insisten en la necesidad de que siga escribiendo, pues sus artículos son muy comentados Sello conmemorativ o del Congreso Internacional de 1934. y valorados al estar escritos Consigue que una familia espírita le deje El Libro de en un lenguaje llano yen accesible que todo el mundo los Espíritus, aunque sólo puede leer por la mañana 30 entiende. Por otro lado, ella siente la necesidad de minutos, descansando cada 20 renglones. Una mañana, ganarse su propio sustento y no ser una carga para cuando estaba arreglándose una túnica (cose 15 milos demás o para el espiritismo. Debe continuar conutos y no seguidos), recupera inesperadamente la visiendo pues el único medio de mantenerse. sión, abriéndose para ella una nueva vida. G Al continuar sus problemas en la vista, los oculistas le Encuentra trabajo de costurera y se siente más feliz recomiendan baños de mar. Como es conocida en que si hubiera heredado una gran fortuna. Con los toda España, una familia espiritista de Alicante le ejemplares de “El Criterio” lee a Fernández Colavida manda el dinero para poder hacer el viaje y la invitan y a Lagier y Pomares. Como no puede suscribirse a a su casa. Su día da comienzo a las cuatro de la la revista manda poesías a cambio de la suscripción. mañana, momento en el que toma el baño, y el resto Lo mismo hará con cuantas revistas espíritas conozdel día lo dedica a escribir. Visita a los espiritistas de ca. Pedirá ser presentada en la Sociedad Espiritista Jijona y allí enferma de fiebres. Española y comenzará a frecuentar sus reuniones. Así, un viaje que pensaba que duraría un mes se Tanto es así que en el 5º aniversario de la desenconvierte en una estancia de cuatro meses tras los carnación de Allan Kardec (31-03-1874) habla por que se recupera y regresa a Madrid. primera vez en público y lee una poesía titulada “A la En el próximo número publicaremos la última enmemoria de A. Kardec”. trega de la vida de Amalia Domingo Soler.

VISIÓ ESPÍRITA  15

SETEMBRE- OCTUBRE 2010

Sócrates y el Autoconocimiento

Por Taina

Sócrates y Platón son abordados en esta ocasión como precursores de la idea Cristiana y del Espiritismo, trazando lazos de conexión entre las teorías de estos filósofos de la Antigüedad con las enseñanzas contenidas en la Codificación.

En esta tercera parte dedicada a Sócrates, vamos a hablar de él y de su discípulo Platón, como precursores de la doctrina Espírita. Todas las ideas importantes y fundamentales tienen su prehistoria; los grandes movimientos de la humanidad han tenido sus precursores y sus antecedentes históricos. La doctrina Espírita no podía

Es decir, conocerse en profundidad, saber quienes somos, cuáles son nuestros compromisos con nosotros mismos y con la sociedad. Inicia el Maestro Jesús la práctica del autoanálisis cuando ante la mujer que fue sorprendida en adulterio y condenada por las leyes mosaicas, Él con su justicia y amor solicitó a la multitud que “el que esté sté

En el centro: Aristóteles y Platón, en la obra La Escuela de Atenas (1510-1511), de Rafael.

día ser la excepción y como lo expresó Allan Kardec en su obra introductoria El Espiritismo, en su más simple expresión: “El Espiritismo no es un descubrimiento moderno, los hechos y principios sobre los cuales reposa se pierden en la noche de los tiempos, pues se encuentran vestigios de ellos en las creencias de todos los pueblos, en todas las religiones, en la mayoría de todos los escritos sagrados y profanos”. La máxima que había sido predicada por Sócrates fue adoptada posteriormente por San Agustín para responder a la pregunta 919 de El Libro de los Espíritus: ¿Cuál es el medio práctico más eficaz para mejorarse en la presente existencia y resistir las instigaciones del mal? La respuesta fue concisa y elocuente: Un sabio de la antigüedad os lo dijo: “Conócete a ti mismo”.

libre de pecado, tire la primera piedra“. El hombre necesita estudiarse para adquirir mayor conocimiento sobre sus emociones, sus sentimientos, su psiquis, y sobre cómo realizar las transformaciones necesarias en su vida. “El conocimiento de sí es la clave del mejoramiento individual y del perfeccionamiento moral de la humanidad”. En El Evangelio según el Espiritismo– Introducción, punto IV, Kardec aborda el tema «Sócrates y Platón, precursores de la Idea Cristiana y del Espiritismo», y resume en catorce puntos la doctrina de estos dos filósofos griegos sobre el tema del espíritu, su naturaleza, sus estados, sus condiciones y sus relaciones con el cuerpo físico y con el mundo material. Haciendo un intento por resumir estas enseñanzas, seleccionadas y consignada

das por el Codificador en la obra mencionada, encontramos que Sócrates y Platón presintieron la idea cristina y en su doctrina se encuentran igualmente los principios fundamentales del Espiritismo: Sócrates enunciaba claramente que el hombre es un alma encarnada, que existía antes de su encarnación unida a tipos primordiales. Dice que la reencarnación en un cuerpo material es consecuencia de la impureza del alma, mientras que las almas purificadas están exentas de hacerlo. Se preocupaba del cuidado constante del alma, no sólo por esta vida que dura un instante, sino por la eternidad. Si el alma es inmortal, debe pasar a un mundo inmaterial, del mismo modo que el cuerpo se descompone y vuelve a la materia. Sócrates y Platón comprendían perfectamente los diferentes grados de desmaterialización del alma, e insistían en la diferencia de situación que resulta para ella de su mayor o menor pureza. Lo que ellos decían por intuición, el Espiritismo lo prueba con numerosos ejemplos relatados en el libro El Cielo y el Infierno de la Codificación. Por otra parte, según Sócrates, los hombres que han vivido en la Tierra, se vuelven a encontrar después de la muerte y se reconocen. Si Sócrates y Platón hubiesen conocido las enseñanzas que Jesús ofreció 500 años después y las que dan los Espíritus, hubieran dicho lo mismo, ya que las grandes verdades son eternas, y los Espíritus adelantados debieron conocerlas antes de venir a la Tierra, donde las trajeron. Continuará...


VISIÓ ESPÍRITA  16

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

VISIÓ ESPÍRITA  5

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

EDUCACIÓN DEL ESPÍRITU

Estudiando El Libro de los Esp íritus

El lenguaje del arte y el juego: un lugar de producción de sentidos

¿Dios existe? Y, si existe, ¿dónde está?

Por Leonard o Delai y Teresa Vázquez Antes de elaborar un nuevo artículo sobre la propuesta educativa espiritista, quisiéramos transcribir una parte del libro titulado Encontro Evangelizador Espirita. Uma proposta educacional espírita, donde se expone de forma sistematizada el trabajo vivido en el Campo Esperimental de la Federación Espírita del Estado de Ceará, y coordinado por Regina Timbó, el Departamento de Infancia y Juventud. Regina Timbó estuvo unos meses en Barcelona, participando en las actividades de CEADS. Su colaboración en el Área Infanto-Juvenil de nuestro centro fue de un valor inestimable. Nos ayudó a

com as suas imagens e palavras”, como modo de dar sentido ao que vivem. Vygotsky diz que a imaginação, na infância, é o brinquedo em ação. E é por médio desse “brinquedo imaginante” que a acriança aprende a refletir sobre suas experiências. Poderíamos pôr problemas – na verdade, desafios – de um modo brincante e, a partir daí iríamos deflagrar um diálogo com a criança. Sim, mesmo crianças pequenas necessitam de um material simbólico (histórias, faz-de-conta, música, desenho- que é uma espécie de narrativa gráfica, como sugerre Vyggg

Nuestro grupo de Educación del Espíritu, en acción creativa.

con su experiencia, su bondad y su buen hacer, facilitándonos material teórico y práctico que nos ayuda en el buen desarrollo de las clases de Educación del Espíritu. Con cariño y gratitud, para Regina Timbó. “De algum modo, tudo possui linguagem. Se a convergência é espaço de fala, portanto, lugar de produção de sentidos, como isso se dá com crianças muito pequenas, que não têm domínio do pensamento abstrato, mas estão na fase do pensamento pré-operatório, um pensamento ainda muito preso ao que os sentidos percebem (tocam, vêem, cheiram, etc.)? Poderíamos pôr problemas – na verdade, desafios – de um modo brincante e, a partir daí iríamos deflagrar um diálogo com a criança. Sim, mesmo crianças pequenas necessitam de um material simbólico (histórias, faz-de-conta, música, desenhoque é uma espécie de narrativa gráfica, como sugere Vygotsky), por meio do qual possa, “fazer uma experiência com mento

gotsky), por meio do qual Freud sobre o assunto diz que a antítese da brincadeira não é o que é “serio”, mas o que é real. Na brincadeira a criança viveria o que ela tem dificuldade de viver na realidade. Compensa, por exemplo, o que ella não pode ter no mundo concreto. Assim, os desejos não satisfeitos seriam estímulos motivadores das fantasias, que a criança realiza por meio das brincadeiras. Também na brincadeira infantil a criança vivencia o que na vida real lhe causou lágrimas e dores: é que no brincar ela tem o “controle” dessa realidade. Coisas que a frustram na realidade, por meio da brincadeira a criança se poe diante dessa situação como um sujeito ativo. Pode criar um final diferente ao da vida real: a uma história triste, por exemplo, pode dar um final alegre. D Ao expor suas dificuldades na brincadeira, a criança destrava “como que um choro enganchado na goela”- por isso o brincar teria essa função “desabafo”, de elaboração de conteúdos difíceis. a

Para creer en Dios basta con echar una ojeada a las obras de la Creación. El Universo existe. Tiene, pues, una causa. Dudar de la exis tencia de Dios equivaldría a negar que todo efecto tiene una causa y afirm ar que la nada ha podido crear algo.

Freud vai dizer também que, no adulto, a criação na arte e o devaneio seriam a continuação e a substituição da velha brincadeira infantil. A fonte que alimenta a brincadeira seria esse desejo de dar forma ao mundo subjetivo, criando um universo (brincante, artístico depois) que se distingue da realidade, para melhor elaborá-la. Devido ao fato de ser no mundo da ficção que os “conflitos” aparecem nas histórias, desenho e faz-de-conta (a bruxa aprisionando as crianças, a madrasta concebendo formas de maridar a criança para longe do pai, etc.), a resistência das crianças a pensar nisso diminui e elas podem lidar de modo mais simples, com conteúdos difíceis de serem verbalizados e que, em tenra idade, ela não sabe sequer reconhecer e nomear. Como diz o Espírito Ivan de Alburquerque: “A leitura psicoanalítica que tem sido feita pelos pesquisadores da área são unânimes em dizer que há uma fusão de valores internos e externos como dialética interpretativa do que se vê, pensa e sente”. Desde essas observações, podemos ver como o ser humano tem seu funcionamento psicológico fundamentado nas relações que estabelece com o mundo exterior, como diz o pensamento de Vygotsky. E vemos que esse funciona-mento do sujeito na sua relação com o mundo é mediado por sistemas simbólicos. Essa relação do ser humano com o mundo deixa de ser “direta” e passa a ser “mediada” por isso que fica “no meio”: segundo Vygostky, os instrumentos e os signos teriam essa função de auxiliar o homem no seu lidar com o mundo. No ambiente social humano, pois, o homem utiliza “instrumentos psicológicos” que agem auxiliando o pensamento, como os instrumentos de trabalho ajudam a ação do sujeito externamente. Os signos, reiteramos, em condições normais, teriam a função de mediação na relação homemmundo, no contexto do “estar encarnado”. Eles são a matéria-prima do pensamento, nesse nosso estado evolutivo. Constituem, pois, a ambiência educadora onde os indivíduos se situam.”

Por We ll ington B ossi El Libro de los Espíritus nos trae, en su primer capítulo, definiciones básicas de lo que es Dios, de cómo es posible creer en Él, y sobre dónde estarían las pruebas de su existencia. La pregunta número uno es: “¿Qué es Dios?”. La respuesta es de lo más sencilla y esclarecedora. “Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas”. El estudio de la primera obra espírita de Allan Kardec nos ofrece aclaraciones que difícilmente encontraremos en otro lugar. Basado en las respuestas de los Espíritus, el libro nos trae definiciones que pueden parecer fruto de un raciocínio lógico o teórico, pero sin estas cuestiones básicas no iríamos muy lejos en nuestros estudios. Dios es eterno: Si hubiera tenido principio, habría surgido de la nada, o bien hubiera sido creado por un ser anterior a Él. Así, poco a poco, nos remontamos hasta lo infinito y la eternidad. Es inmutable: Si Él se hallara sujeto a cambios, las leyes que rigen el Universo no poseerían ninguna estabilidad. Es inmaterial: Vale decir, que su naturaleza difiere de todo lo que llamamos materia. De lo contrario no sería inmutable, debido a que se encontraría sujeto a las transformaciones de la materia. Es único: Si existieran varios dioses no existiría ni unidad de propósitos ni unidad de poder en la ordenación del Universo. Es todopoderos o: Porque es único. Si no poseyera el soberano poder habría algo más poderoso que Él o tan poderoso como Él. No hubiera creado la totalidad de las cosas, y aquellas que Él no hubiera hecho serían obras de otro dios. Es s oberanamente justo y bueno: La providencial sabiduría de las leyes divinas se pone de relieve así en las cosas más pequeñas como en las más grandes, y esa sabiduría no perpermite dudar ni de su justicia ni de su bondad.

mite dudar ni de su justicia ni de su bondad. A pesar de las definiciones sobre las características de la naturaleza de Dios, los Espíritus nos relatan que “La inferioridad de las facultades del b

es, por tanto, una inteligencia superior a la humanidad. Sean cuales fueren los prodigios efectuados por la inteligencia del hombre, tiene ella también una causa, y cuanto más grande sea lo que llll

hombre no le permiten comprender la íntima naturaleza de Dios. En la infancia de la humanidad, el hombre lo confunde a menudo con la criatura, cuyas imperfecciones le atribuye. Pero, conforme el sentido moral se va desarrollando en él, su pensamiento penetra mejor en el fondo de las cosas y se forma acerca de Dios una idea más justa y más de acuerdo con la sana razón, si bien siempre incompleta.” La pregunta número 9 dice: ¿En qué se conoce, en la causa primera, una inteligencia suprema, superior a todas las demás? “Tenéis un proverbio que expresa: “Por la obra se conoce a su autor”. Y bien, mirad la obra y buscad al autor. El orgullo es el que engendra la incredulidad. El hombre orgulloso no quiere nada que esté por encima de él, de ahí que se llame “espíritu fuerte.” ¡Pobre ser a quien puede abatir un soplo de Dios!”. El poder de una inteligencia se juzga por sus obras. Puesto que ningún ser humano puede crear lo que la Naturaleza produce, la causa primera n

realiza, tanto más grande será la causa primera. Esta es aquella Inteligencia que constituye la causa primera de todas las cosas, no importa el nombre con el cual la designemos. La armonía que rige las fuerzas del Universo muestra combinaciones y miras determinadas y, por lo mismo, revela un poder inteligente. Atribuir la formación al azar sería una falta de sentido, por cuanto la casualidad es ciega y no puede producir los efectos de la inteligencia. Un azar inteligente dejaría de ser tal. La inteligencia de Dios se pone de manifiesto en sus obras, así como el pintor en su tela. Pero las obras de Dios no son Dios mismo, de la manera que el cuadro no es el artista que lo concibió y ejecutó. No sabemos todo lo que Dios es, pero sabemos todo lo que no puede dejar de ser, y aquel sistema se halla en contradicción con sus atributos más esenciales, porque confunde al Creador con la criatura, del mismo modo que si se pretendiera que una máquina ingeniosa fuese parte integrante del mecánico que la ha diseñado.


VISIÓ ESPÍRITA  4

JSETEMBRE - OCTUBRE 2010

Estudiando El Evangelio según el Espiritismo F e e n Dio s, e n la v ida y e n e l ho mbr e Por Janaína d e Oliv eira Con las bendiciones de la espiritualidad amiga, abrí el Evangelio según el Espiritismo en búsqueda del mensaje a ser comentado en nuestro querido boletín. Mis manos hojearon hasta encontrar el Capítulo XIX, la fe religiosa: condiciones de la fe inalterable. La fe, nos dicen los Espíritus, está presente en todas las religiones, pero es más que la aceptación de dogmas religiosos. La fe es una señal evidente de progreso alcanzado en vidas anteriores. No se impone, tampoco se prescribe. Si es parte de las adquisiciones perennes del Espíritu, se enciende al más delicado contacto con las verdades espirituales. Cuando poseedor de una fe razonada, el Espíritu aprecia el progreso de las ideas y se aleja del fanatismo. Cuando nos dicen los Espíritus que todas las religiones tienen sus artículos de fe, pienso en la sapiencia divina. Dios, a través de las diferentes religiones, nos habla a los hombres en el lenguaje que cada uno está preparado para comprender. Cuando nos dicen que la fe es una señal de progreso, agradezco a Dios la bendición del tiempo. Tarde o temprano, todos tendremos una fe inalterable en nuestros corazones, porque el progreso es la ley y Dios nos concede toda la eternidad para buscar la perfección a través de la reencarnación. Cuando nos recuerdan que la fe no se impone y tampoco se prescribe, rezo a Dios por mis hermanos aún incrédulos, porque nada puede fortalecer más a un Espíritu encarnado que saber que vive y cre-vi

crece para Dios. Nos dicen los Espíritus que una centella basta para encender la fe si ésta es parte de la educación de otras existencias. En este momento bendigo a todos los trabajadores del bien, encarnados y desencarnados, que dedican esfuerzos al cultivo de la fe en los corazones humanos. Hasta el más grande de los incendios necesita la primera centella. Los Espíritus que nos enseñan el ca

camino de la fe son tesoros que Dios nos confía en su infinita misericordia. Pero, ¿cómo saber si tenemos fe en Dios de verdad? Es muy sencillo: basta con que observemos si tenemos fe en la vida y fe en el hombre. Sí, y creo que será fácil de entender. No basta con tener la fe en los labios. Hay que dejar que ésta se traduzca en optimismo para la vida ante todas las situaciones, pero en especial ante las más difíciles. La desesperación, el miedo y la ansiedad, que muchas veces nos asaltan durante la vida, desafían nuestra fe. También las personas con quienes convivimos, trabajamos o estudiamos nos ponen a prueba cada día. Decir que tenemos fe en Dios es importante, pero además hay que demo

Por Rafae l Nav arre te

Creer en uno mismo es una prueba de fe en Dios. demostrarlo, creyendo en toda su creación. La fe debe conducirnos a un estado de felicidad y equilibrio. Si nuestra fe aún no es perfecta, esto se debe únicamente a que aún no somos perfectos. Tenemos miedos, sufrimos con la ansiedad, nos desesperamos ante la la necesidad y nos impacientamos con nuestros semejantes. Pero estamos en el camino. Aprenderemos a cultivar la autoestima, el optimismo, la indulgencia y la resignación poco a poco, en la medida en que robustecemos nuestra fe en Dios. Una fe muy grande puede amparar una fe aún pequeñita y vacilante. La prueba más evidente d má de ello está en la fe de Dios en el hombre. Todos los Espíritus más perfectos que nosotros nos educan la fe y nos amparan en nuestro camino hacia el progreso. De ahí que cada uno también tenga la responsabilidad de amparar a los hermanos con una fe más pequeñita que la suya, con la convicción de que, si está claro que aún estamos muy lejos de los Espíritus de L uz, también es verdad que ya hemos hecho importantes progresos y hay miles de almas necesitadas de nuestro apoyo. Nada más que esto nos debería faltar para caminar, existencia tras existencia, hacia el progreso. Dios plantó en cada uno de nosotros la capacidad de creer. Lo haremos a la perfección, con fe en Dios.

Más allá de los sueños (en inglés What dreams may come) es una película dirigida por Vincent War, basada en la novela de Richard Matheson, y protagonizada por Robin Williams y Cuba Gooding Jr. Chris Nielsen (Robin Williams) y Annie (Annabella Sciorra) viven una vida de ensueño junto a sus dos hijos, Marie e Ian, hasta que u

un trágico accidente de coche se lleva la vida de los dos pequeños. Annie cae en una profunda depresión y es Chris quien le ayuda a superar tan difícil situación. Por si no fuera poco, el destino le depara otro accidente. Esta vez es Chris, su alma gemela, quien es arrebatado de sus brazos al perder la vida en otro accidente, desterrándolo de aquello que amaba y por lo que se entregaba en plenitud. Al despertar en el “otro lado”, Chris se encuentra en un lugar ajeno y desconocido, en el que primeramente tendrá que lidiar con su razón para aceptar el hecho de que está muerto. Allí conoce a su guía, Albert Lewis (Cuba Gooding Jr.), que mediante una serie de reflexiones le mostrará el lugar y lo que es capaz de hacer cuando dejamos el cuerpo material.

Por su parte, Annie, consumida con la idea de estar lejos de él, intentará alcanzarlo a su modo: suicidándose. Es entonces cuando Chris tiene que sacar a flote toda la entereza y la fuerza de su amor, para atreverse a recorrer el infierno y sacar a Annie del mundo de los suicidas. Empresa nada fácil. Chris nunca pierde la esperanza y atraviesa las penurias que el lugar le va deparando, al tiempo que deberá valerse de la ayuda de otras personas importantes en su vida con tal de alcanzar a su amada esposa. La película no es de carácter espiritista, pero tiene varios aspectos que se pueden comparar con el Espiritismo, como por ejemplo el limbo, el infierno, la ley divina, el espíritu guía, el mundo ilusorio creado por las mentes de los desencarnados, el periespíritu que puede plasmar según lo que uno quiere o se les es permitido. A continuación enumeramos esos aspectos comunes: 1. Con su muerte, Chris despierta en el Más Allá sin saber que está muerto, descubriéndonos la inmortalidad del alma; 2. Existe un contacto entre el mundo espiritual y el mundo material, cuando Chris intenta ponerse en contacto con Annie a través de un mensaje psicografiado;

3. Hay un guía que le ayuda a situarse en el nuevo mundo: se trata de su guía espiritual, también llamado “ángel guardián”; 4. También describe, aunque de forma sencilla, la consciencia de su periespíritu y la propiedad expansible de éste; 5. Además, existe un mundo a parte, llamado “la morada de los suicidas”, de donde uno no puede salir por su propia cuenta, sino con la ayuda del amor o por la intercesión de una persona amada; su paralelo con la Doctrina Espírita es con el trabajo de rescate de los misioneros en el Valle de los Suicidas. 6. Al final de la película, les es permitida una nueva oportunidad para corregir los errores y reencontrarse en el plano material, siendo una confirmación del fenómeno de la reencarnación.

Así pues, aunque no sea abiertamente Espiritista, nos enseña algunas características básicas de la doctrina, como la inmortalidad del alma, el “ángel de la guardia”, los planes espirituales, la plasticidad del periespíritu y la reencarnación. En resumen, es una película que nos conduce a una reflexión hermosa sobre lo que es la vida y la muerte, el amor y los sueños.


VISIÓ ESPÍRITA  18

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

LIBROS RECOMENDADOS V olv í |

H e rm an o J ac o bo

En 1948 llega, a través de las bendecidas manos de Chico Xavier, una obra muy esperada en el medio espírita: el libro Volví, escrito por el espíritu Hermano Jacobo. Frederico Figner (1866-1947), espírita convicto, de grandes esfuerzos a favor de la Doctrina, vuelve conforme lo prometido en vida, con el pseudónimo de Hermano Jacobo, para relatar los hechos acontecidos en su desencarnación y durante los primeros momentos en el mundo espiritual. Después de la muerte, Jacobo fue recibido especialmente por Bezerra de Meneses, por su hija Marta, que le antecedió en el “viaje” y por buenos amigos de la espiritualidad. Sorprendentemente, enfrenta dificultades posteriores al proceso de desencarnación y de adaptación inicial a la dimensión espiritual. A pesar del conocimiento doctrinario y de todo el trabajo de amparo dedicado en vida a encarnados y desencarnados, enfrentó perturbaciones y dificultades para romper los “eslabones morales”, considerándolos mucho más fuertes y difíciles de deshacer que la “prisión de la carne”. Cuando Jacobo llegó al Mundo Espiritual, las dudas en cuanto a su posición espiritual comenzaron a asaltarle, en el inicio del viaje para la colonia espiritual. Durante décadas había dado su vida por la Doctrina Espírita, por lo que no entendió el motivo por el cual no presentaba una mínima muestra de luminosidad. Aún frágil por la nueva situación en la que se encontraba, recibe, junto a otros quince “convalecientes de la muerte”, los primeros esclarecimientos de Bezerra de Meneses sobre los motivos de su actual estado. Destaca el Dr. Bezerra que más allá de la tumba:”(...) sólo los conquistadores de sí mismos, en

|

Por Taina

Psicografía de Francisco Cândido X av ier

los conquistadores de sí mismos, en el supremo bien al prójimo, guardaban posición de realce y domínio.” Más adelante, el Hermano Jacobo reflexiona: “Si el hombre supiese la extensión de la vida que le espera más

más allá del cuerpo, ciertamente otras normas de conducta escogería en la Tierra”. “Es para vosotros -miembros de la gran família que tanto deseé servir- que escribí estas páginas, sin la presunción de convencer. No os creáis al margen de la Ley, por haber atendido a pequeños deberes de solidaridad humana, ni os supongáis en el paraíso, por recibir la manifiesta protección de un amigo espiritual”, escribe Jacobo. Nos trajo enseñanzas importantes a través de la autocrítica y el reencuentro con su conciencia desprendida de la materia. Admitid los apegos a la autoridad y vuestro orgullo, pues “casi me consideré ofendido, cuando los benefactores espirituales me cortaron la probabilidad del retorno apresurado”. Volví suscita nostalgia de ese período en el cual, ya desencarnados, somos incentivados a redescubrir dentro de nosotros la capacidad

cidad de desvincularnos de la antigua rutina terrenal, a fin de saborear el ambiente de fraternidad, serenidad y perfeccionamiento colectivo típico de las colonias espirituales. Esta obra nos sirve de ánimo para perseverarnos en la lucha cotidiana por el autoconocimiento, la reforma moral íntima y la ejecución del proyecto reencarnatorio, de modo que podamos construir las bases de la paz interior que nos posibiliten, en la futura vuelta a la patria espiritual, renacer para nuevos horizontes de conciencia. En sus páginas, el Hermano Jacobo nos alerta sobre nuestras responsabilidades, certificándonos del cuidado que debemos tener para no decepcionarnos después de la muerte física. Es una llamada de atención para nuestra reforma íntima, para la práctica de la Caridad en sus múltiples aspectos, para que no nos decepcionemos al cruzar los umbrales del Mundo Mayor. También en este libro, bordado de luz, Jacobo, con maestría y mucha claridad, nos transmite conceptos filosóficos sobre los que nos invita a meditar: 1.“Cada Espíritu es un mundo vivo con movimiento propio, atendiendo las causas que creó para si mismo, en el curso del tiempo, gravitando en torno de la Ley Eterna que rige la vida cósmica”. 2. “El proceso de educación del Ser para la Divinidad tiene su base en la reencarnación y en el trabajo incesante”. 3. “Nadie elude a las leyes universales”. 4. “Ama sin pasión, espera sin angustia, trabaja sin expectativa de recompensa, sirve a todos sin preguntar, aprende las lecciones de la vida sin revelarte, humíllate sin ruido ante los designios superiores, renuncia a tus propios deseos, sin lágrimas impestuosas, y la voluntad justa y compasiva del Padre te iluminará constantemente el corazón fraterno y en camino redentor”.º

VISIÓ ESPÍRITA  3

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

Historia y principios del Espiritismo

Por Jordi Santand reu

Imprescindible resulta, como mínimo a modo de presentación, mencionar en esta sección a tres importantes precursores del Espiritismo, sobre los cuales encontraremos amplias referencias a lo largo del estudio de nuestra doctrina. Os presentamos a Emanuel Swedenborg, Edward Irving y Andrew Jackson Davis.

Emanuel Swedenborg Emanuel Swedenborg nació en Estocolmo, Suecia, en 1668. Procedía de una familia acomodada, dedicada a la minería, fuertemente influenciada por las ideas católicas. Su padre, Jesper Swedberg, fue profesor de Teología y Obispo de Skara, una ciudad del oeste de Suecia. Jesper compartía las enseñanzas luteranas, concretamente las del movimiento Pietista, pero iba un poco más allá: creía en la existencia y comunicabilidad de los Espíritus. Emanuel estudió en la prestigiosa Universidad de Uppsala y resultó ser un auténtico fenómeno intelectual, experto en numerosas y diversas disciplinas científicas: geología, anatonía, psiquiatría, astronomía, física, filosofía y letras. Tras una fructífera carrera científica (entre otras cosas, diseñó vehículos mecánicos, artefactos voladores y un buque submarino), hacia 1730 comenzó a interesarse más por cuestiones espirituales. Se dedició a investigar sobre la causa y el origen de la creación, la relación entre el cuerpo y el espíritu (El Infinito y la causa final de la creación, 1734) y la naturaleza [semi]material del espíritu. En 1744 comenzó a tener extrañas visiones y sueños. Cierta noche, una entidad que se identificó como Dios, le dio la misión de revelar el significado espiritual de la Biblia. Desde entonces, dedicó diez años a escribir Arcana Cœlestia (Los secretos celestes): ocho volúmenes publicados entre 1749 y 1756. Una de sus obras más importantes es Sobre el cielo y sus maravillas y sobre el infierno, de lo escuchado y visto. En ella Swedenborg pone de manifiesto que el cielo y el infierno son primero estados del alma. que después la llevan a un lugar determinado. Tras la muerte del cuerpo físico el individuo pasa un tiempo intermedio en el mundo de los Espíritus y de ahí elegirá libremente ir al cielo o al infierno. Su última y una de las más apreciadas obras, La Verdadera Religión Cristiana, la publicó en Amsterdam, a la edad de 82 años.

Edward Irving Nacido en Escocia en 1792, en el seno de una familia humilde, con 13 años entró en la Universidad de Edinburgo, en la que estudió Humanidades y Ciencias Sociales (Máster en Artes, por aquél entonces). Durante algunos años ejerció como profesor, y gracias a ello pudo financiarse su formación religiosa, con la que consiguió un título para poder ofrecer sermones en la Iglesia de Escocia. Hacia 1819, tras conseguir cierto prestigio como orador, se trasladó a Glasgow para trabajar como asistente de Thomas Chalmers, ministro de una importante iglesia de la ciudad. De Glasgow le enviaron a Londres, y en poco tiempo ascendió a ministro. Gracias de nuevo a su extraordinaria oratoria, lo trasladaron a una iglesia todavía mayor, en Regent Square. Allí, Edward decidió desvelar su disconformidad con el conservadurismo de la Iglesia Escocesa, y yendo más allá de sus principios elementales, predicó sobre la naturaleza humana de Cristo (corruptible y sujeta a las inclinaciones de la carne) y sobre la existencia de los poderes espirituales (mediumnidad), lo que provocó grandes críticas e incluso peticiones de excomunión. Paralelamente, en Escocia se dieron a conocer dos casos de sucesos mediúmnicos, de manos de Mary Campbell y Margaret MacDonald. La primera habló en público usando una lengua desconocida (como en Pentecostés, en tiempos de los Apóstoles). La segunda, dando un mensaje profético sobre un acontecimiento del futuro. Irving mandó emisarios para estudiar sendos casos, corroborando lo sucedido. En breve se produjeron otros fenómenos similares, incluso en Regent Square. Edward y sus colaboradores investigaron los fenómenos y generaron grupos de estudio y de sanación, que permanecieron muy activos pese a la persecución de la Iglesia Escocesa. Finalmente, fue excomulgado en 1833, pero su trabajo mediúmnico continuó hasta su muerte, en 1834.

Andrew Jackson Davis Davis nació en 1826, en Nueva York, en el seno de una familia afectada por el alcoholismo del padre y por la precariedad financiera. Producto de esta situación, Davis asistió sólo un año a la escuela y más tarde a algunos cursos nocturnos, aunque por poco tiempo, mientras trabajaba como ayudante en varios oficios. A los 17 años entró en contacto con las teorías del alemán Franz Anton Mesmer, sobre el magnetismo y ciertas técnicas aplicadas al tratamiento de enfermedades. No tardó en intentar llevarlas a la práctica y, con la ayuda de mesmeristas más experimentados, descubrió sus excelentes dotes para entrar en estado de trance y manifestar la facultad de la clarividencia. Entre 1846 y 1847 psicografió su primer libro, sobre asuntos espirituales, salud y ciencia, entre otros. A partir de entonces, y con tan sólo 21 años, se dedicó por completo al uso de sus facultades para el bien de las personas que lo necesitaban. Según nos explica la Casa Espírita Bezerra de Menezes, de Florida, EEUU, “en 1851 escribió Filosofía del trato con los espíritus, con una información precisa sobre las relaciones que se pueden establecer con los mismos, suministrada por entidades, especialmente por Benjamín Franklin.” “Su percepción del mundo espiritual, plasmada en su libro La muerte y la vida posterior, era muy similar a la de Swedenborg y a la que más tarde describiría el Espiritismo. Habló de una vida semejante a la terrestre, que podría llamarse semi-material, con placeres y objetivos adaptados a cada naturaleza humana, que la muerte no modifica en forma alguna; y afirmó que el objeto de la vida es merecer una calificación superior, y el medio más adecuado para el mejoramiento humano consiste en no caer en los errores o pecados, no sólo en los comúnmente conocidos, sino también en la superstición y la estrechez de miras.”

Bibliografía: Federación Espírita Española; Federación Espírita de Paraná; Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita; Edward Irving: preacher, prophet & charismatic theologian, D.Vreeland, de The Pneuma Foundation; Casa Espírita Kardeciana Bezerra de Menezes y wikipedia.


VISIÓ ESPÍRITA  2

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

LA HISTÒRIA DEL CENTRE ESPÍRITA

AMÀLIA DOMINGO SOLER Per Teresa Vázquez Repassar la memòria del centre és 1 recordar tantes vivències, anècdotes, experiències, accions, emocions i persones que han format part del camí de CEADS. En aquesta ocasió és, en companyia de Fernando Lora i altres companys d’aprenentatge, que vàrem viventa ciar un fet que ens enfortí i ens donà coratge per a continuar desenvolupant la tasca de voluntariat. Un cop al mes, un nombrós grup de companys espiritistes, vinculats al que s’acabaria dient Centre Espírita Amalia Domingo Soler, anàvem a col·laborar amb el Cottolengo del Padre Alegre. En quan arribàvem, les monges de la institució ens distribuïen en diverses tasques segons les necessitats del dia: uns a la cuina a rentar plats i ajudar a preparar el dinar, altres a acompanyar a homes, dones i nens de les diferents seccions, i quan era l’hora de dinar, ajudàvem a parar taules i a donar de menjar als que no es valien per si mateixos. En totes les seccions hi havia casos extrems de malformacions, discapacitats i malalties cròniques que inspiraven molta compassió, però era a la secció infantil on tot ens semblava més dolorós. Una de les criatures ens tenia el cor captivat, era la Mercedes o Merceditas, con li deien. Amb poc més d'un any va partir una electrocució per posar els dits en un endoll. Els pares, amb pocs recursos i veient que la criatura necessitaria molta atenció i cura permanent, van decidir deixar-la al Cottolengo sabent que allà seria ben atesa. Amb el temps, les visites es van anar distanciant fins que van deixar de veure-la.

deixar de veure-la. La discapacitat de la Merceditas, amb 12 anys aproximadament, era greu. La deformitat del seu cos era tal que en llevar-la del llit on la tenien protegida per diferents coixins que la mantenien en una posi-

Giuseppe Benedetto Cottolengo (1786 – 1843).

ció concreta, que les monges anaven canviant per tal de que no se li fessin nafres, la dipositàvem en una cadira de rodes especial que, amb corretges i coixins, mantenia el seu cos quasi dret per tal de facilitar-li la respiració entretallada i dificultosa que tenia. La seva mirada era absent, sempre mirant cap amunt com cercant alguna cosa. L’únic so que emetia era una tos ronca i asfixiant que semblava que deixaria de respirar en qualsevol moment. El que menjava eren triturats molt líquids per tal de facilitar-li la deglució. Hi havia molts altres cassos de persones adultes, joves i infants que colpien el cor, però Merceditas ens el tenia robat a nosaltres. La caritat és un acte d’amor que té doble via d’intercanvi. Conscients d’això, acariciàvem als interns tot el que podíem, de forma discreta, agafant la mà, acaronant el cabell, mirant als ulls, rient amb ells, escoltant-los. El fluxe de k

d’amor va i ve com les ones del mar, inesgotables. Sortíem del Cottolengo plens de misericòrdia i humilitat, sabent que encara que els seus cossos estiguessin absents a les carícies o a les paraules d’afecte, les seves ànimes les podien Mercedes ens va gdsss des, rebre. escoltant-los. feien donar testimoni d'aquesta realitat. Un dia, en arribar al Cottolengo, les monges ens varen dir que Merceditas ja no hi era, havia mort feia pocs dies. Tots ens vam commocionar. Pocs dies després, abans d'acabar la reunió mediúmnica de treball al nostre Centre, va venir un esperit que no va poder parlar, només plorava d’emoció i alegria. Ens va inspirar una gran tendresa i algú va pensar que podria ser la Mercedes, però només eren conjectures. A la següent reunió de mediumnitat, Mercedes va presentar-se serena, somrient, satisfeta i ens va explicar la situació en la que es troben els esperits com ella, atrapats en cossos deformes i impossibilitats d’expressar-se, aprenent a ser humils, pacients, agraïts, dòcils, i el molt que agraïen les paraules, els pensaments, les carícies de confort i esperança. Ens va dir que cada paraula, cada gest i cada pensament que emetíem cap a ella, vibrava amb ones de bàlsam i harmonia que descansaven en la seva ànima com si estigues bressolada. Ens agraïa la nostra dedicació i ens animava a continuar exercitant la caritat pel bé que fa als que la practiquen, i sobre tot als que la reben, ens deia. Va marxar amb un gran somriure dient-nos que sempre que li permetessin ens ajudaria en el que pogués. Continuarà...

1. recordar: ”Tornar a passar pel cor”. Ve del baix llatí recordare, que es composa del prefixe re- (‘de nou’) i cordare, format sobre el nom cor, cordis (‘cor’).

SETEMBRE - OCTUBRE 2010

AGENDA

VISIÓ ESPÍRITA  19

por Ana Ibáñez


ve4  

Revista Visión Espírita