Page 1

Boletín informativo de Cáritas Diocesana de Sevilla Junio 2016

¿Hacia dónde van tus pasos?

Número 78


Sumario Carta del Director

3

Tiempo de encuentro

4

Breves

5

Memoria 2015

6

Nuestras Cáritas

9

Sensibilización

16

Proyectos

21

El rincón del voluntario

24

Boletín informativo de Cáritas Diocesana de Sevilla Director de Cáritas Sevilla Mariano Pérez de Ayala.

Jefe de Comunicación Féliz A. Quijada.

Realiza

Departamento de comunicación: Joaquín Cano Maria del Carmen Torres Mercedes Romero Ainhoa Ulla

San Martín de Porres, 7 41010- Sevilla Telf: 954 34 71 84 comunic@caritas-sevilla.org www.caritas-sevilla.org

Colaboran en este número Mariano Pérez de Ayala Eduardo Vera Cáritas Universitaria Pedro Ruiz Antonio Muñoz

Imprime Impresiones Ordás Teléfono: 954 35 64 09

Foto de portada Jubileo de la Caridad 2015

Cáritas Diocesana de Sevilla autoriza la libre difusión y reproducción de los contenidos de esta revista, citando autoría y procedencia.


Carta del director

Trabajo para todos

Mariano Pérez de Ayala Director de Cáritas Diocesana de Sevilla

El mes de mayo de cada año se inicia con la Fiesta del Trabajo y es buen momento para reflexionar sobre la situación actual de esta realidad y cómo hoy vivimos una situación angustiosa respecto de este derecho humano fundamental. Desgraciadamente nuestra archidiócesis es un territorio en el que la que la realidad del paro es tan extensa que todos nosotros tenemos experiencia cotidiana y cercana de sus efectos en quienes lo sufren. Son casi 240.000 personas las que en nuestra provincia están en desempleo, y, de ellas más de 96.000 no reciben prestación alguna. Por ello, como Iglesia cercana a los empobrecidos y a quienes no pueden vivir dignamente de su trabajo, lo primero es levantar con ellos nuestra voz desde la indignación y la denuncia. Desde octubre de 2014 Cáritas Diocesana ha venido participando junto con otros movimientos, grupos e instituciones diocesanas en la acción pastoral “Ante el parado, activa tu conciencia”, dirigida precisamente a formar, sensibilizar y buscar alternativas y propuestas ante esta realidad social. Igualmente se ha querido que el gesto diocesano solidario con motivo del Año de la Misericordia esté relacionado precisamente con el derecho al trabajo, con la puesta en marcha de un Centro Diocesano de Empleo cuya gestión recaerá en Cáritas Diocesana. Por último, la constitución de la empresa de inserción BIOALVERDE, promovida por Cáritas es otro signo de nuestro compromiso como Iglesia ante esta realidad. En este sentido, os invito a acercaros a la realidad del trabajo en una triple dirección, como señalaba el manifiesto publicado con motivo del día 1 de Mayo por la acción pastoral conjunta antes mencionada. En primer lugar desde la justicia, que nos anima a proclamar una vez más que el trabajo es un derecho reconocido y un don que no debe ser arrebatado a ningún ser humano. No sólo porque permite el sustento material de las personas, sino que como dice el Papa Francisco “es una necesidad, parte del sentido de la vida en esta tierra, camino de maduración, de desarrollo humano y de realización personal” (Laudato Si. 128). Sin embargo asistimos a un vaciamiento del significado profundo del trabajo, a su conversión en un simple instrumento de rentabilidad económica. Hoy tener un trabajo

no garantiza salir de la pobreza y la exclusión, puesto que las condiciones laborales se han precarizado en forma, inseguridad y vulneración de derechos, sueldos de miseria y jornadas interminables para muchos trabajadores y trabajadoras de distintos sectores económicos. Esa precarización golpea especialmente a los jóvenes que pretenden incorporarse al mercado laboral en todos los sectores, haciendo imposible su legítima aspiración de iniciar su propio proyecto vital. En segundo lugar, hemos de mirar esta realidad desde el compromiso por fortalecer una economía al servicio de la vida. En este sentido, tenemos que convertirnos todos, individual y comunitariamente y desde todos los ámbitos de la sociedad a fin de impulsar y apoyar iniciativas que generen empleo digno y estable, producciones de bienes y servicios que respeten los recursos y el medio ambiente, que fomenten el consumo responsable, que atiendan las necesidades de los más vulnerables… En definitiva, comprometernos en la transformación de la economía, para hacer crecer el Reino de Dios aquí y ahora. Por último, hemos de mirar la realidad del trabajo desde la fraternidad. Porque nos sentimos miembros de una Iglesia en salida; una iglesia servidora de los pobres y con los pobres. Queremos superar la ceguera de la indiferencia y estar cerca de las personas que sufren porque carecen de trabajo, que sufren por la precariedad laboral, porque han perdido todos sus derechos y desesperan buscando una oportunidad para ellos y sus familias. Tenemos, como seguidores de Jesús de Nazaret, que estar abiertos a construir caminos nuevos, compartir vida, recursos, capacidades, creatividad, y arriesgarnos con ellos y por ellos. Trabajar por la justicia en el momento presente nos exige un compromiso generoso en la defensa del derecho de todos al trabajo. Con esperanza, sabiendo que nuestra lucha del presente es semilla que dará como fruto un mundo más justo y fraterno.

Sevilla

3


Tiempo de encuentro

Eucaristía, milagro de amor

Eduardo Vera Delegado en Cáritas Diocesana de Sevilla

Ríos de tinta se han vertido, corren y se derramarán, abordando el tema de la identidad y espiritualidad de Cáritas. Voces autorizadas han escrito verdaderas y profundas palabras sobre el ser y el hacer de nuestra institución. Así contamos con numerosos documentos que nos ayudan a la hora de formarnos y entender estos temas. Sin embargo, nunca está de más recordar algo que es esencial en nuestra vida y es que sin Eucaristía no existe Cáritas. Dominicalmente nos reunimos en torno a la mesa de la Palabra y del Pan, para celebrar el sacramento de nuestra fe. El Señor se hace presente en la comunidad reunida en su Nombre y con su infinita misericordia nos regala su Palabra, que es siempre luz para nuestros pasos, alimento en nuestro caminar, consuelo para el afligido y esperanza para todos. El pan y el vino se transforman en el Cuerpo y la Sangre del Señor y nuestra ofrenda, presentada al Señor, se transforma de esta manera, en milagro de amor. Nosotros, su pueblo, somos fortalecidos en la Eucaristía con el Cuerpo y la Sangre de Cristo y se nos pide crecer en la fidelidad al Evangelio. En la Eucaristía se nos invita a compartir en la Caridad las angustias y las tristezas, las alegrías y las esperanzas de los hombres, y así les mostremos

Sevilla

4

el camino de la salvación, tal y como decimos en la Plegaria Eucarística V/c. Nuestra vida y por ende nuestra caridad, sólo tiene sentido por Cristo, con Cristo y en Cristo. Cabe por tanto preguntarse en este momento de nuestra reflexión y bajo el convencimiento de que para todos nosotros la Eucaristía es una necesidad, el por qué en ocasiones las personas que acompañamos desde nuestras cáritas parroquiales, proyectos, programas y centros, no participan de la Eucaristía. Si para nosotros celebrar la Eucaristía es algo imprescindible en nuestro caminar, por qué no invitamos a nuestra mesa también a los pobres. A veces podemos correr el peligro de repartir alimentos y privar al mismo tiempo del verdadero Pan que es Jesucristo, a tantos hambrientos. Como podemos caer también en la tentación de no dejar que nos evangelicen los pobres. Tal vez podamos ver con mucha claridad la necesidad de repartir alimentos y tengamos verdaderas cataratas que no nos dejan ver cómo no hay mayor alimento que Jesucristo.


Breves

Cáritas Diocesana en el Día de la Caridad

“Vayas donde vayas, deja huellas de misericordia”

El pasado 26 de mayo se celebró en Sevilla la solemnidad del Corpus Christi. El Día de la Caridad.

Alrededor de 700 personas participaron durante la tarde del pasado 5 de junio, en la celebración del Jubileo de la Caridad, un acto convocado por la Archidiócesis de Sevilla como parte de la programación del Año de la Misericordia.

En este sentido, Cáritas Diocesana tuvo una fuerte presencia tanto en las mesas informativas y de sesibilización, ubicadas en varios puntos del centro, como en la tradicional procesión sacramental, en la que Mariano Pérez de Ayala, Francisco Díaz y Fernando Ortega representaron a la institución durante todo el recorrido. Una año más queremos agradecer a todos los voluntarios de la entidad, su tiempo y disponibilidad y a todos aquellos que colaboraron ese día por la construcción de una sociedad más justa. Gracias a ellos y a su generosidad pudimos obtener alrededor de 5.000 euros en donaciones.

El evento se realizó bajo el lema “Vayas donde vayas, deja huellas de misericordia”, desde el que se hizo un llamamiento a los presentes y a la sociedad en general a practicar y transmitir la caridad en cualquier ámbito o realidad y desde cualquier vocación. El Jubileo, que comenzó con una peregrinación, desde el Hospital de la Caridad hasta la puerta de San Miguel de la Catedral de Sevilla, culminó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el obispo auxiliar, monseñor Santiago Gómez Sierra.

Sevilla

5


Memoria 2015

Cáritas Diocesana constata la cronificación de la pobreza La entidad de la Iglesia presentó en rueda de prensa su Memoria Anual. En 2015 atendieron a un total de 63.187 personas y la inversión en atención primaria superó los 4,5 millones de euros.

En Sevilla se mantienen altas tasas de desempleo -29,1%-, descienden los niveles de protección y un 40% de los parados no recibe ningún tipo de prestación. A esta situación se une la precariedad laboral (temporalidad, bajos salarios, economía sumergida), lo que aumenta el número de trabajadores pobres. La cronificación de la pobreza es una realidad en la que estamos inmersos Los datos hablan de una sociedad fragmentada y precaria, y que nos conducen a un escenario preocupante para muchas familias que empiezan a normalizar situaciones propias del empobrecimiento y la inseguridad económica. En la Memoria 2015 de Cáritas Diocesana de Sevilla, se constata una limitación creciente de las familias para atender sus necesidades, y se critica que, frente a esta situación, se planteen políticas económicas y sociales basadas en el “austericidio” y

Sevilla

6

en los recortes en unas políticas sociales incapaces de hacer frente a esta situación. También se subraya el hecho de que la exclusión social, la vulnerabilidad y la pobreza sean fenómenos estructurales: “han venido para quedarse”. Además, la evolución de la atención desde las Cáritas Parroquiales expresa esta realidad donde un número elevado de personas y familias han perdido esperanza en su proyecto vital. El director de Cáritas Diocesana, Mariano Pérez de Ayala, señaló en rueda de prensa, que esta Memoria 2015 permite a Cáritas rendir cuentas ante la Iglesia y la sociedad: “es un momento especialmente significativo, que nos permite hacer una lectura de la realidad social en la Archidiócesis de Sevilla”. Cáritas Diocesana cuenta con un importante contingente humano sin el que resultaría imposible sacar adelante los numerosos proyectos que dirige.


Memoria 2015

Durante el año 2015 prestaron su ayuda a las personas más desfavorecidas 2.744 voluntarios y voluntarias y 77 personas contratadas. El Arzobispo de Sevilla subrayó la importancia de instituciones como Cáritas o Manos Unidas en la lucha de la Iglesia contra la pobreza, y calificó a ambas como “las joyas de la corona” de esta acción eclesial. Mons. Asenjo Pelegrina ponderó el hecho de que el 75% de los recursos de Cáritas Diocesana procedan de las aportaciones voluntarias de los cristianos “y de quienes no se sienten cristianos pero valoran positivamente el trabajo de Cáritas”. Perfil de las personas atendidas Por su parte, Auxiliadora González, secretaria de esta institución, esbozó el perfil de los beneficiarios de la acción de Cáritas en Sevilla, una acción que “tiene rostro femenino”. Las cifras de la atención primaria en las Cáritas parroquiales hablan por sí solas: en 2015 se han atendido a 18.068 familias (un 6% menos que en 2014), un total de 63.187 personas. En su mayoría son mujeres con edades comprendidas entre 25 y 55 años. Suelen ser familias con cuatro miembros, aunque también hay

familias monoparentales y con varias generaciones en su seno. Su situación económica es muy precaria y presentan dificultades para atender adecuadamente las necesidades básicas de la vida diaria. En cuanto a su situación laboral, predomina el desempleo de larga duración, y cuando consiguen empleo, este tiene un carácter precario y suele ser un trabajo eventual en la economía sumergida. El perfil se completa con niveles académicos bajos, la mayor parte son españoles y en menor medida inmigrantes. En 2015 disminuyó un 4% la cifra de intervenciones realizadas, un total de 135.699. Respecto al año anterior aumentó el porcentaje de intervenciones relacionadas con alimentación y ropa, mientras que se redujo ligeramente el porcentaje destinado a la vivienda y material escolar. Estas intervenciones –atención primaria- han supuesto una inversión por parte de las Cáritas parroquiales de 4.609.387 euros. En la Memoria 2015 se destaca el “enorme esfuerzo” realizado por los servicios de acogida de las Cáritas parroquiales “para intentar dar una respuesta (Continúa en la página siguiente)

Sevilla

7


Memoria 2015 a las necesidades de una ingente cantidad de familias”. De hecho, la inversión económica ha aumentado un 108% en seis años, pasando de 1.900.000 euros en 2010 a 4.609.387 en 2015. En esta línea, Auxiliadora González apuntó el esfuerzo que se está haciendo en Cáritas por “ir más allá” y “acompañar a los beneficiarios de nuestra ayuda, formarlos y estar a su lado”. Potenciación del trabajo en red Además se ha potenciado el trabajo en red con otras entidades eclesiales, con organizaciones sociales y con los servicios sociales municipales, “como un medio para evitar duplicidades, mejorar la coordinación y el trabajo conjunto, y conseguir un mayor impacto en las actuaciones”, destacó González. A la vista de las cifras, son varias las líneas de actuación preferentes de los proyectos de las Cáritas parroquiales: atención a las necesidades de la mujer, la infancia y juventud, los mayores, las familias y las personas sin hogar. Otra de las conclusiones tiene que ver con el modelo de ayuda que se presta desde las Cáritas parroquiales: trabajar por que la ayuda prestada “transcienda al asistencialismo o a la mera cobertura de las necesidades básicas”. Así, respecto al año anterior, ha aumentado un 52,64% la inversión en proyectos de promoción y atención social con diferentes grupos de población (infancia, mujer, mayores, personas sin hogar, inmigrantes…). En total, 2.403 personas han participado en estos proyectos, un 18% más que en 2014. En la presentación de la Memoria 2015 se han resaltado tembién algunas acciones significativas.

Sevilla

8

Son los casos de la empresa de inserción Bioalverde, el proyecto de reciclaje de ropa de Cáritas diocesana de Sevilla o la Agencia de colocación Cáritas Diocesana. Además, Pérez de Ayala informó de la ayuda de 300.000 euros de Cáritas de Sevilla a dos programas de Cáritas Española y Cáritas Internacional para refugiados en origen, “concretamente a dos proyectos localizados en Siria e Irak”. Una inversión de más de cuatro millones de euros La inversión total de Cáritas para el desarrollo de sus actividades fue de 4.314.910 euros, un 7,4% más que el pasado año. De esta cantidad, el 41% se invirtió en las Cáritas parroquiales; el 14% en acciones para el empleo y el 26% en acciones por la inclusión social. El resto de la inversión se destinó a formar al voluntariado, comunicación y gestión económica y técnica de Cáritas. Por su parte, los ingresos ascendieron a 5.055.993 euros, un 4,5% más que en 2014. El 73% de la financiación vino de las aportaciones de comunidades cristianas, socios y donantes y un 27% de subvenciones públicas. Finalmente, el director de Cáritas Diocesana planteó las tres prioridades de Cáritas Sevilla a la luz de “la realidad que pisa día a día”: facilitar un mejor acceso a la vivienda, procurar un empleo digno y de calidad y, por último, abogar por políticas económicas sociales y solidarias. Preguntado por el desfase entre la anunciada recuperación económica y los datos que se ofrecen en esta Memoria de 2015, Pérez de Ayala señaló que “esta recuperación económica no se siente aún a niveles microeconómicos, que es donde trabaja Cáritas todos los días”.


Nuestras Cáritas

El trabajo de Cáritas Sevilla por la promoción de la mujer aumenta un 56% con respecto a 2014 El contexto social, el nivel económico y formativo y el machismo siguen siendo las principales causas de exclusión y vulnerabilidad.

La Iglesia de Sevilla dedica cada día, en su acción caritativa y social, todos los recursos disponibles para favorecer la situación de los más empobrecidos, sin atender al sexo, la raza, la edad o la religión a la que pertenecen. Cáritas considera que todos somos hijos de Dios y por tanto, merecedores del mayor cuidado y atención, para mantener la dignidad de las personas, defender sus derechos y ser la voz que denuncie la injusticia social que sufren. No obstante, con el objetivo de favorecer la mejor atención a las personas que se encuentran en riesgo de exclusión, según su situación y sobre todo, sus necesidades, Cáritas dispone, desde hace ya muchos años, de proyectos específicos que dan respuestas a perfiles muy concretos. Así, existen proyectos dedicados exclusivamente a nuestros mayores, a las personas sin hogar, proyectos de infancia y juventud, de empleo y ayuda a inmigrantes. Sin embargo, una de las líneas prioritarias en la labor social de Cáritas, y a la que se le está

prestando especial atención durante estos últimos años, es el cuidado y la promoción de la mujer en situación de vulnerabilidad. La vulnerabilidad y la exclusión tienen rostro de mujer Estamos en posición de afirmar que desde la experiencia de nuestros voluntarios y técnicos, muchas de las carencias que arrastran las mujeres que acuden a Cáritas van más allá de una necesidad material o económica. La acogida de las Cáritas parroquiales es la mejor oportunidad de acercamiento y contacto para conocer la realidad de las personas que se acercan a pedir ayuda. En su mayoría, son siempre mujeres, con necesidades “urgentes” que cubrir y que delatan otras más importantes que atender. Fruto de este contacto, del conocimiento del perfil de este tipo de mujer, surge la necesidad de dar (Continúa en la página siguiente) respuesta a estas

Sevilla

9


Nuestras Cáritas carencias: vacíos formativos que no se cubrieron en su momento porque “la mujer tenía que educarse en ser buena esposa y ama de casa” o porque para “ser madre o buena hija” no hacía falta desarrollar una serie de habilidades y aptitudes que forman parte de su potencial humano y que incidirían en la mejora de su autoestima y su propio desarrollo personal. Estas realidades nos demuestran que la mujer en riesgo de exclusión es, con mucha frecuencia, víctima de un machismo prolongado en el tiempo y asumido desde la infancia. Puede ser que a simple vista esta realidad suene lejana o la asociemos a personas con edades avanzadas, aunque lo cierto es que es una actitud más generalizada de lo que pensamos. Además, a esta situación hay que sumarle en muchas ocasiones el hecho de haber sido madres a edades muy tempranas, las fuertes cargas familiares que han tenido que asumir y vivencias de mal trato y violencia de género. Este cúmulo de circunstancias posiciona a la mujer en riesgo de exclusión en una situación de gran vulnerabilidad. A pesar de ello, consideramos que la mujer es el eje vertebral del grupo familiar, y que mejorando su formación y actuando en su promoción, no sólo mejoraremos su situación personal sino también la de su familia. Formación y desarrollo, la principal vía de respuesta Actualmente existen 16 proyectos específicos que, a través de las Cáritas parroquiales y de Cáritas Diocesana de Sevilla, pretenden promocionar el desarrollo personal, emocional y laboral de la mujer en situación de vulnerabilidad y ofrecer además espacios donde esta pueda desconectar por un rato de las presiones o responsabilidades que a menudo tiene. Las principales actividades que se desarrollan son: talleres de manualidades, costura, formación para el empleo en el hogar familiar y servicio de limpieza, orientación laboral, economía doméstica y búsqueda de empleo. Además, algunos proyectos desarrollan actividades de expresión y gestión emocional, de habilidades personales y sociales e incluso talleres de apoyo a madres de menores con problemas socio-familiares.

Sevilla

10

El proceso suele ser lento y algunas mujeres pueden estar muchos años contando con este tipo de ayuda ya que se adapta a ellas desde las necesidades más básicas que tengan hasta el desarrollo pleno de la propia persona. En 2015, Cáritas Sevilla atendió a través de estos proyectos, a 373 mujeres en situación de vulnerabilidad, un 56% más que en 2014. Más del 50% de estas mujeres, tienen edades comprendidas entre los 30 y los 45 años. El 84% están desempleadas y el 45% no tiene titulación académica de ningún tipo (un 55% con estudios básicos). La mayoría posee cargas familiares y tienen una media de tres hijos. “De la cruz a la luz”, un proyecto referente en la provincia de Sevilla. El proyecto de la Cáritas Parroquial de Santa Cruz, en Lora del Río, se ha convertido en uno de los proyectos específicos de referencia dedicado al trabajo con las mujeres. Está situada en el barrio conocido como “Los Pisos” y es una de las zonas más pobladas y a la vez más empobrecidas de Lora. La delicada situación socioeconómica que existe en la zona ha supuesto que el equipo de la Cáritas Parroquial de Santa Cruz haya puesto en marcha, durante sus diez años de funcionamiento, mecanismos de ayuda que cubran no solo las


Nuestras Cáritas necesidades básicas de la persona, sino también otras tantas que se han visto agravadas a causa de la crisis y que ha dejado en situación de desempleo a muchas personas, provocando así carencias laborales y económicas pero también de autoestima y formativas. Durante la crisis llegaron a atender a 80 familias. En 2015, a un total de 45, un número que sigue siendo muy elevado teniendo en cuenta el volumen de población y el número de voluntarios (4). De la escucha a la formación. El equipo de la Cáritas de Santa Cruz identificó desde un principio que, detrás de las necesidades básicas quelas personas demandaban en la acogida, existían otras necesidades mayores y que afectaban directamente a la persona. La mayoría eran mujeres y detectaron en ellas grandes carencias de alfabetización, conocimientos y sobre todo de valores. Esta circunstancia fue el motivo principal por el que crearon varios talleres que proporcionaran espacios de formación pero también de acompañamiento. Aunque este tipo de ayuda se ofrece a cualquier persona que la demande, lo cierto es que está enfocada y motivada principalmente a la promoción

y el desarrollo de la mujer. Hoy existen 4 talleres apoyados por 7 voluntarios colaboradores: alfabetización, corte y confección, valores esenciales de la persona (autoestima y valores sociales) y uso de las nuevas tecnologías para la búsqueda de empleo. El mayor reto al que se enfrenta la Cáritas de la Parroquia de Santa Cruz de Lora es la creación de un huerto social ecológico que permita el acceso a productos frescos y el trabajo propio del cultivo como medio de formación laboral. El proyecto de la Cáritas de Santa Cruz de Lora es uno de los 16 proyectos referentes, dentro de Cáritas Sevilla, que trabajan día a día por ofrecer a la mujer en situación de vulnerabilidad una alternativa real a la situación personal que vive. Cáritas Diocesana de Sevilla quiere incidir en la necesidad de atención que tienen las mujeres en situación de vulnerabilidad. La falta de posibilidades, de enseñanza, la realidad familiar, el machismo y el contexto social hacen que su situación se prolongue en el tiempo sin encontrar alternativas que les ayuden a ser útiles e independientes, dotadas de dignidad. Por último, la institución considera necesario mencionar la capacidad lucha, esfuerzo y superación con el que estas mujeres se levantan cada día para mantener a sus familias y a ellas mismas y que son dignas de admiración y reconocimiento. En Cáritas encuentran el apoyo, la guía y el acompañamiento, sin embargo, su trabajo es clave para mejorar su situación y la de su entorno. El desempleo, el bajo nivel de alfabetización, las cargas familiares y los problemas sociales obstaculizan, pero no impiden que sigan adelante.Tengamos en cuenta su valor y sus capacidades para posibilitar oportunidades de promoción y desarrollo al tiempo que colaboramos en conseguir una real y efectiva igualdad.

Sevilla

11


Nuestras Cáritas

La fraternidad con los emigrantes La actividad de la Cáritas Parroquial de san Felipe Neri. Pedro Ruiz Morcillo Voluntario en Cáritas Diocesana de Sevilla

Mi autobús de la línea 12 sale del centro de la ciudad y enfila en línea recta las avenidas de Miraflores y la Salle, da la vuelta antes de llegar a la SE-30 y regresa de nuevo en dirección al centro por la avenida de Pino Montano y luego de la Cruz Roja. Es la zona norte de la ciudad, en el distrito municipal de la Macarena, constituida por numerosas barriadas, todas ellas edificadas al calor del crecimiento urbano de Sevilla en las décadas de los cincuenta y sesenta del pasado siglo provocado por la llegada de emigrantes de los pueblos de la provincia y de otras localidades andaluzas. En aquel tiempo, Sevilla iniciaba una cierta

Sevilla

12

industrialización amparada en el desarrollismo estatalista y en el campo andaluz las máquinas expulsaban hacia las ciudades a miles de familias campesinas. En el centro de este enorme complejo urbano, entre el Polígono Norte, Miraflores y la Macarena, está enclavada la Parroquia de San Felipe Neri, que acoge a los cristianos de los barrios de Villegas, Begoña, Los Príncipes, Pino Flores, Campos de Soria, Santa Justa y Rufina y algunos núcleos de las zonas limítrofes como La Salle. Puede que alrededor de unas once mil almas constituyan la población parroquial, aunque apenas un diez por ciento se acerquen periódicamente al moderno y acogedor templo, levantado con el


Nuestras Cáritas en la misma época, aunque el paro y la falta de expectativas ha generado ya algunas bolsas de menudeo de estupefacientes como han puesto de relieve en los medios de comunicación los vecinos de Begoña. Hay una destacable presencia de familias con sus miembros ya jubilados y mucha población inmigrante. No son pocos los abuelos jubilados que con ejemplar esfuerzo sustentan con su pensión a familias numerosas a causa del desempleo de los más jóvenes. Sin duda, el paro, singularmente el juvenil, es la lacra socioeconómica más dramática, que en determinadas familias provoca la carencia de las necesidades más fundamentales, especialmente entre las inmigrantes y las monoparentales, que habitualmente están en manos de mujeres.

estilo arquitectónico racionalista del momento, y a sus dependencias distribuidas en torno al patio lleno de rosas del más diverso colorido. Se trata de una barriada obrera, de familias humildes, que conserva en su urbanismo el tono de modestia característica de los edificios del desarrollismo franquista, pero que afortunadamente no ha caído en la marginalidad que caracteriza a otras zonas periféricas erigidas

La escolarización y la sanidad se encuentran en una situación aceptable, aunque siempre mejorable y me comentan importantes deficiencias en el funcionamiento de los servicios sociales en la UTS de la Macarena, quizá a causa de los recortes presupuestarios de la última década. En la puerta del patio me espera José, director del grupo de voluntarios, veterano militante parroquial, más activo desde que iniciara su jubilación de la profesión bancaria. Es un hombre simpático, abierto, que destila por todos sus poros (Continúa en la página siguiente)

Sevilla

13


Nuestras Cáritas el anhelo de la ayuda a los demás. Llega luego Esther, una joven maestra de educación infantil, que con dulzura y cierto recato dedica sus horas a sensibilizar en la práctica concreta del amor cristiano a las gentes de la parroquia y del barrio. Paco, funcionario de la Administración Central, es el tesorero. Al saludarlo recuerdo haberlo conocido en alguna de las reuniones generales de los servicios diocesanos. No puede venir Carmen, maestra ya jubilada, que maneja todo el papeleo del secretariado de la Cáritas Parroquial. A poco de comenzar la reunión se presenta Alfonso, el Coadjutor. Un hombre de mediana edad que no sólo preside el voluntariado como es preceptivo en Cáritas, sino que vuelca en ello gran parte de su actividad pastoral. La parroquia nació en el comienzo de los años setenta y el arzobispado la puso en manos de sacerdotes de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri. Desde entonces el párroco es don Manuel Ruiz Martín, un venerable cura que prácticamente ha consagrado –nunca mejor dicho- su vida a la evangelización de la barriada. Desde hace también bastantes años cuenta con la ayuda de Alfonso Muruve, también miembro del Oratorio. Naturalmente en la vida parroquial salta a la vista la devoción al santo cura italiano y este año de forma singular por la celebración del V aniversario de su nacimiento, en cuyas actividades la comunidad parroquial ha tenido una importante participación que comenzó en mayo de 2015 y aún no ha acabado. El pequeño grupo de voluntarios, con el que esporádicamente colaboran algunos otros feligreses, forma parte de una vida pastoral exuberante formada por grupos parroquiales de formación, catequesis, oración, juventud, matrimonios, salud… prestando una atención especial a la asistencia cristiana a las personas sordas de toda la diócesis. Naturalmente la colaboración fraternal entre todos ellos y el voluntariado de Cáritas es ejemplar. Mantienen también un contacto permanente con el vecino Colegio de la Milagrosa regentado por las Hijas de la Caridad. Me comentan que en líneas generales la participación en la vida parroquial se encuentra

Sevilla

14

en manos de personas mayores y es limitada, como ocurre en la mayoría de las comunidades cristianas actuales. La actividad fundamental de la Cáritas Parroquial está constituida por la acogida y asistencia a familias necesitadas. Algo más de medio centenar de personas, casi siempre en nombre de una familia, acuden a la misma mensualmente en busca de satisfacer las necesidades más elementales del pago de la energía, agua, farmacia, hipoteca o alquiler, material escolar… y comida sólo en momentos de festividades especiales (Navidad, fin de curso…). Solicitan también asesoramiento


Nuestras Cáritas en necesidades jurídicas y administrativas muy diversas y derivan a algunas personas al CIE, Proyecto Nazaret y, en algún caso, al Centro Amigo. Abundan, ya digo, las familias monoparentales, mejor dicho “monomarentales”, y de forma muy llamativa las provenientes de la inmigración, en torno a un sesenta por ciento de las personas que vienen cada semana a la acogida. Es evidente que el barrio alberga a un buen número de inmigrantes, que se han mantenido pese a la desbandada sufrida por este colectivo en la ciudad durante la crisis. La fraternal actuación del voluntariado de Cáritas hacia este colectivo constituye una de sus más importantes preocupaciones. Los inmigrantes proceden sobre todo de América latina y del Magreb, aunque no faltan centroafricanos y algunas familias venidas del este europeo, aunque en menor número. Su preocupación no es sólo la ayuda sino el buen hacer: exquisitez en el trato, escuchar con atención los problemas que cuentan, abrir la mente y el corazón a sus vidas complicadas y difíciles, hacerles sentirse acogidos… Me cuentan una anécdota que revela muy gráficamente este buen tacto. Una chica española reprochaba a otra argelina que en la Cáritas Parroquial se deba mejor trato a los extranjeros que a los españoles. A lo que la argelina respondió: “Nada de eso, lo que ocurre en que en Cáritas los inmigrantes no estamos discriminados. Sólo eso”. Realmente la respuesta es aleccionadora del aire cristiano que se respira en la acogida.

que en un momento de desaliento una monja de las vecinas Hijas de la Caridad le dijo: “hacemos lo que podemos”, y señalando al cielo con el dedo añadió: “Él hará lo demás”. José me confesó que no ha olvidado jamás tan edificante consejo. De vuelta a casa, cuando el autobús atraviesa la avenida de la Cruz Roja, voy meditando sobre la imprescindible necesidad de transformar nuestro mundo, lleno de carencias, sufrimientos y explotación por doquier, con un profundo replanteamiento socioeconómico no sólo en sus principios teóricos y estrategias, sino también y sobre todo en el acontecer cotidiano. Pero, tras el rato de charla con estos cuatro voluntarios, sólo cuatro, me convencí una vez más de que tal transformación es impensable sin la aportación, infinitamente multiplicada, de los esfuerzos realizados en el anonimato por quienes ponen cada día un ladrillo en la edificación de “un cielo nuevo y una tierra nueva”.

No faltan los retos. No se da abasto a tantas necesidades, acrecentadas en los últimos años. Incluso tienen que regular la acogida con números de atención porque no hay tiempo para todos. Los medios son escasos. El presupuesto anual es de 40.000 euros. Un veinticinco por ciento proviene de las colectas, donativos y campañas específicas y un setenta y cinco por ciento del fondo diocesano. Esto hace realidad el dicho de Los Hechos “los creyentes vivían unidos y tenían todo el común”. La falta de recursos y la enorme demanda la van resolviendo con esfuerzo y afecto. José me cuenta

Sevilla

15


Sensibilización

La acción conjunta “Ante el parado activa tu conciencia” a favor de la Economía Solidaria Antonio Muñoz Miembro de la Comisión de la Acción Conjunta Contra el Paro

Con el lema ‘La persona es la medida del trabajo’ la iniciativa diocesana de la Acción conjunta contra el paro - Ante el parado, activa tu conciencia-, celebró el pasado 30 de abril, víspera de la Fiesta del Trabajo, su V Encuentro en la Plaza de la Candelaria, del barrio sevillano de La Candelaria, donde la lacra del paro está presente en la mayor parte de sus hogares. En este encuentro, se trasladó a la sociedad un mensaje de sensibilización para que activemos nuestra conciencia ante este lacerante problema y manifestemos nuestro rechazo a un sistema que excluye y margina a las personas y familias sin trabajo, imposibilitadas para sacar adelante una familia con dignidad. Después de conocer diversas experiencias, se manifestó el apoyo y cercanía a estas personas y familias declarando su compromiso, como seguidores de Jesús de construir el Reino en medio de esta realidad sufriente. Se realizó una llamada a la contemplación de la realidad del trabajo con una mirada de misericordia en tres direcciones. Primero desde la justicia,

Sevilla

16

recordando que el trabajo es un derecho reconocido y un don, y en palabras del Papa Francisco “es una necesidad, parte del sentido de la vida en esta tierra, camino de maduración, de desarrollo humano y de realización personal” (LS128). Después, desde el compromiso por fortalecer una economía al servicio de la vida, para que se impulsen iniciativas que generen un empleo digno. Y en tercer lugar, desde la fraternidad, como seguidores de Jesús de Nazaret, estar abiertos a construir caminos nuevos y compartir vida y recursos. Seguidamente, unidos en la fe, en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Candelaria, se celebró una Eucaristía presidida por mons. Juan José Asenjo Pelegrina, arzobispo de Sevilla, en la que tuvo muy presente a todas las personas que están en paro y a aquellas que tienen que enfrentarse diariamente a las dificultades de un empleo precario. Además, exhortó a todos los cristianos a ponernos en el lugar del parado y a recordar la dignidad de la persona y la primacía del trabajo por encima de la búsqueda de beneficios y la acumulación de riquezas.


Sensibilización Este encuentro es la continuidad de las acciones del pasado curso pastoral en el que se celebraron tres encuentros con los lemas: “Interpelados por la nueva configuración del trabajo Humano”, “El amor como fundamento de una economía al servicio de la persona” y “Que todos sean uno. La comunión como principio de vida” y, entre otras, conocimos las experiencia de vida y de lucha de Marcelo Villareal, miembro de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular en Argerntina, y de Luigino Bruni, economista y coordinador de la Comisión Internacional de la Economía de comunión. De igual modo, se editaron materiales de reflexión, para trabajar en parroquias y grupos pastorales, con la finalidad ayudarnos a participar en este proceso diocesano e implicarnos comunitariamente en la nueva evangelización. Ya se han cumplido dos años y medio de la puesta en marcha de esta iniciativa diocesana en la que participan numerosas instituciones de la Iglesia de Sevilla y parroquias, entre las que destacan las delegaciones diocesanas de Migraciones, Pastoral Obrera, Social-Justicia y Paz, Cáritas Diocesana, Fundación Cardenal Spínola de lucha contra el paro, HOAC, Movimiento Cultural Cristiano, Movimiento de los Focolares, Hermandades de Trabajo, y la CONFER en Andalucía. Sin perjuicio de las actividades que se impulsan por la Acción conjunta, es preciso reconocer los trabajos y proyectos que individualmente vienen realizando estas instituciones en favor del reconocimiento de la persona y de su dignidad.

personas (28,5%). En las mujeres, el paro supera al de los hombres en un 3,3% a nivel nacional y el 6,0 % aproximadamente en Andalucía y en Sevilla. Pero son los datos registrados los que informan de la temporalidad. En el mismo periodo los contratos registrados han sido de 4.283.300, de los cuales únicamente el 9,71% han sido indefinidos y el 90,29% eventuales, y de todos ellos solo el 65,77% lo han sido a tiempo completo y el 34,23% a tiempo parcial. Todo ello informa que aunque se cree empleo, que se creará, es de esperar que siga la tendencia de los contratos registrados. Los días 5 y 6 de febrero se celebró en el Seminario Diocesano el IV Encuentro de esta iniciativa, cuyo lema fue VIVIR LA MISERICORDIA, CONSTRUIR LA JUSTICIA, EL RETO DE UNA ECONOMÍA INCLUSIVA, con los objetivos de: a) reflexionar sobre una economía social e inclusiva que ofrezca alternativas a la economía actual que descarta a los más vulnerables, b) de conocer algunas iniciativas de economía solidaria que están funcionando y c) las experiencias en parroquias. Para hablar de ello se contó con la estimable colaboración del Secretario General de Cáritas, Sebastián Mora, que desarrolló la ponencia “La economía solidaria al servicio de la transformación social”. En su brillante exposición habló de la importancia de la economía solidaria como instrumento para la transformación social y analizó la raíz económica del sistema actual y (Continúa en la página siguiente)

El nuevo curso pastoral se iniciaba con el mensaje de “Iglesia Unida por el trabajo Decente”, que es una preocupación esencial de la Acción conjunta que somete de manera permanente a la reflexión y el discernimiento de todos en favor de la creación de puestos de trabajo dignos. A finales de abril hemos conocido los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) correspondientes al primer trimestre de 2016 y al margen de observar una tendencia favorable en la evolución del PIB, lo cierto es que el sistema se muestra incapaz de ofrecer esperanzas a quienes viven el drama del desempleo. El número de parados asciende a 4.791.400 personas a nivel nacional, (21,0 % de la población activa), en Andalucía es de 1.189.200 personas (29,7 %) y en Sevilla es de 265.100

Sevilla

17


Sensibilización

de sus fallos al subordinar a la persona al interés económico; en el vector socio-económico señaló que es causa de desigualdad y de pobreza; en el antropológico, que no reconoce como persona a los no competitivos y no capaces, es una razón del descarte; y respecto a los valores destacó la necesidad de realizar una conversión hacia los valores del evangelio. Porque cambiar el mundo significa que hay que hacer las cosas de otra forma y, también, que hemos de ir más allá de la mera asistencia. Hay que luchar y “vencer al gigante” y para ello deberemos: 1) Vivir en este mundo de otra manera, 2) Encontrar las oportunidades que se nos da para construir cosas distintas y 3) Descubrir el ámbito de contraculturalidad en el que nos podemos mover, asumiendo los riesgos que comporta (es la cruz del proceso). También se refirió a las razones que a su juicio justifican la implicación de la Iglesia en la promoción de estas acciones, y señaló en primer lugar, el mandato evangélico - hay que transformar las estructuras sociales que se oponen al respeto de la dignidad de las personas -; en segundo lugar, se refirió a los principios que consagra la Doctrina Social de la Iglesia - el bien común, el destino universal de los bienes, la subsidiariedadsolidaridad y la participación -; en tercer lugar, por su historia - es una constante en la tradición de la Iglesia sus iniciativas en economías alternativas -; y, finalmente, por coherencia al impulsar iniciativas

Sevilla

18

de producción de bienes y servicios “de otra manera”, comercialización “de forma distinta”, al estimular un consumo “responsable” y al promover la creación de instituciones de “finanzas éticas”. Finalizó reiterando que la economía solidaria se configura como un instrumento de transformación social y, en especial, de las estructuras económicas a través de las que se puede generar trabajo decente y obtener una ganancia que sea ética y digna. En la primera parte de la mañana del sábado 6 de febrero se presentaron cuatro experiencias de economía solidaria: Un proyecto de inserción gestionado por Bioalverde S.L. y promovido por Cáritas Diocesana (www.bioalverde.com), que se concreta en un huerto de producción ecológica con el compromiso del desarrollo integral de las personas, de los más pobres y excluidos. En segundo lugar, la Moneda Social Oliva, que estrecha lazos de comunidad y cuida a quienes producen y consumen dinamizando la economía del barrio (monedasocialoliva.wordpress.com). Y, en tercer lugar, con el asesoramiento de la Fundación Cardenal Spínola de Lucha contra el Paro, intervino la Asociación Nazarena de Desempleados Mayores de Cuarenta Años, Cooperativa ANDYCA-40, que por las profesiones de sus miembros se ofrece como empresa multiservicio, muy competitiva, y que,


Sensibilización además, ofrece apoyo y comunicación cercana a desempleados ayudándolos a evitar la desmotivación que genera vivir el paro en soledad. En la segunda parte, la comunicación de las experiencias corrió a cargo de las parroquias, concretamente por parte del Grupo por el Empleo Bartolomé de las Casas, de la Parroquia de San Jacinto, de Triana, que viene trabajando desde principios de 2014. Seguidamente lo hizo el representante del grupo de la Parroquia de La Anunciación de Ntra. Sra. y San Juan XXIII, quien habló también en nombre de la Parroquia Ntra. Sra. del Carmen. En ambas parroquias y grupos se han trabajado los materiales de reflexión que se editaron el curso anterior. Este año los trabajos de la Acción Conjunta se han visto impulsados por el Jubileo de la Misericordia en el que el Papa Francisco ha realizado también un llamamiento muy concreto a los obispos y sacerdotes. Les ha pedido que, durante este tiempo de gracia, realicen algún gesto, hito, acontecimiento, acto… que muestre la misericordia de Dios. En este contexto nuestro arzobispo, don Juan José Asenjo, pensó que más que un gesto puntual, lo mejor sería iniciar un proyecto de misericordia que se ha concretado en la creación de un Centro Diocesano de Empleo. Este centro, que entrará en funcionamiento este año y que gestionará Cáritas, trabajará por la inserción socio-laboral a través de 3 campos: la orientación laboral, la formación y el empleo. Finalmente, de forma complementaria a los materiales y ejercicios de reflexión editados y distribuidos el año anterior, se han elaborado otros que ya han sido puestos a disposición de los grupos y de las parroquias y además se encuentran disponibles en la web del arzobispado (http://www. archisevilla.org/accion-contra-el-paro/). Estas reflexiones también quieren ser una aportación que nos ayuden a vivir con mayor profundidad la llamada de Papa Francisco y de nuestro arzobispo a participar en el Jubileo de la Misericordia, acercándonos a las personas y familias que peor lo están pasando para hacerles llegar y sentir el amor liberador de Jesucristo y de su Iglesia. Los temas tratados son: Trabajo y persona, en el que analiza qué debe ser el trabajo como actividad humana; Trabajo y familia, en el que se conocerá el papel de la familia como criterio básico a partir del cual se construya la organización del trabajo; y,

finalmente, Trabajo y sociedad, pues si la persona y la familia ven truncadas sus posibilidades de vivir y realizarse a causa del trabajo, la sociedad se ve igualmente afectada. Por último, se reproduce el final del manifiesto publicado a la conclusión de V Encuentro: “Desde nuestro compromiso por la justicia, nuestro deseo de construir la fraternidad y la búsqueda de una economía al servicio de la vida, llamamos al compromiso generoso de todos los cristianos de Sevilla en esta tarea, con la esperanza puesta en el Señor, sabiendo que nuestra lucha del presente es semilla que dará como fruto un mundo más justo y fraterno”.

Sevilla

19


Sensibilización

Nuestras Cáritas en acción La apuesta de Cáritas por construir una fraternidad comprometida con su raíz en el ser personas de una sola familia humana, con la misma dignidad y derechos, nos lleva a poner la mirada en el hecho de que practicar la justicia, velar y hacer posibles los derechos fundamentales de todas las personas, es imprescindible para erradicar la pobreza en el mundo. Tomar conciencia de que practicar la justicia es una responsabilidad de todos, implica un compromiso activo con la defensa de los derechos propios y ajenos, haciéndolos posibles para todos desde el lugar que cada uno ocupa en la sociedad. Con esta Campaña este año hemos invitamos a cada persona, a las comunidades, a la ciudadanía, a dejar su huella de justicia para construir un entorno y una sociedad sostenibles para las personas y para el medio ambiente.

Sevilla

20

Adoptar un estilo de vida solidario y justo, participar de forma comprometida con gestos y acciones concretas para favorecer el respeto de los derechos fundamentales de todos, es nuestro reto. Muchas de nuestras Cáritas han organizado durante el año, varias jornadas de sensibilización. En ellas, han dado a conocer (en parroquias, colegios, comunidades, a jóvenes…) nuestro compromiso por un modo distinto de vivir en el que es posible un mundo más justo y sostenible. La Campaña institucional es la Campaña de identidad de Cáritas y orienta las líneas de sensibilización. Es transversal a nuestras estrategias de sensibilización y facilita una mirada global confederal. Por esto, os invitamos a programar el curso próximo, partiendo de nuestra Campaña, a construir entre todos una mirada amplia con un horizonte común.


Proyectos

Bioalverde S.L. inicia la venta de sus productos ecológicos La empresa de inserción impulsada por Cáritas Diocesana de Sevilla, Bioalverde SL, nació en diciembre de 2015 con el objetivo de conseguir la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social, así como promover un consumo justo, sostenible y responsable. Su actividad principal la constituye la gestión y explotación agrícola de una huerta ecológica situada en Montequinto (Dos Hermanas). Ya han empezado a recolectar las primeras hortalizas de primavera y por tanto han iniciado también el proceso de venta. El consumidor interesado tiene a su disposición un sistema de compra on line a través de la cual podrá obtener una caja surtida de verdura y fruta cuando lo desee. También existe la posibilidad de suscribirse, todo ello, mediante su página web www.bioalverde.com. Agradecimiento a la Archidiócesis Monseñor Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla y el obispo auxiliar, monseñor Santiago Gómez, han recibido unas de las primeras cajas de estos productos de manos de los trabajadores y trabajadoras en formación de Bioalverde. La entrega se realizó el pasado 7 de junio en el Palacio Arzobispal, a la que también asistió personal técnico y voluntario del proyecto, así como por el director de Cáritas Diocesana, Mariano Pérez de Ayala. Con este detalle Bioalverde S.L. ha querido significar y agradecer el enorme apoyo recibido por la Archidiócesis para un proyecto que no sólo beneficia a quienes lo necesitan, sino que además proporciona alimentos saludables y el cuidado del medio ambiente.

Sevilla

21


Proyectos

COMPARTE, DONA TU ROPA USADA La entidad de la Iglesia arranca esta iniciativa con la colocación de 35 contenedores de ropa. Un proyecto solidario al cuidado del medio ambiente y generador de empleo En España se consume entre 8 y 9 kilos de ropa por habitante y año. Además, se estima que se generan en el país alrededor de 390.000 toneladas anuales de residuo textil. A pesar de estas cifras, aún no existe una conciencia generalizada de dónde acaba la ropa que tiramos y del daño que estos residuos provocan en algunos colectivos y en el medio ambiente. (Según datos de la Comisión Europea, cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 Kg de CO2). Junto con su componente medioambiental, la gestión de textil usado es un destacado motor de desarrollo. En España existen experiencias previas de Cáritas en la reutilización y el reciclado de ropa. Aragón, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa o Cataluña tienen ya en marcha sus propios proyectos textiles. Cáritas Diocesana quiere incidir en el carácter solidario y transparente del proyecto y en su utilidad para la generación de empleo y cuidado del medio ambiente. Un proyecto para la promoción de la persona y el cuidado del medio ambiente Teniendo como referencia esta realidad e interpelados por las palabras del Papa Francisco en su encíclica ‘Laudato Si’, en la que nos invita a practicar un nuevo estilo de vida capaz de cambiar las estructuras económicas y hacernos responsables del cuidado de los demás y del mundo, Cáritas Diocesana de Sevilla ha puesto en marcha un proyecto de recogida de ropa usada en parroquias y centros educativos de la provincia con dos claros objetivos: 1- Garantizar el uso ético y solidario de la ropa donada desde criterios de dignidad y transparencia.

Sevilla

22

•Aquellas prendas que puedan reutilizarse se introducirán de nuevo en la red y proyectos de Cáritas para el beneficio de las personas a las que acompaña. 2- Generar y mantener puestos de trabajo destinados a personas en riesgo de exclusión bajo los principios de una economía solidaria. •Cáritas Sevilla contratará personal para la recogida y almacenaje de la ropa. El proyecto permitirá además: - Cuidar el medio ambiente a través del reciclaje de la ropa que ya no tenga utilidad. - Sensibilizar sobre modelos de consumo responsable y sostenible y los aspectos ambientales y sociales relacionados con la gestión de los residuos textiles.


Proyectos ¿Qué hacemos con la ropa? El proyecto se centra en la recogida y preparación de las donaciones para el envío de la ropa en bruto a una Planta Integral de clasificación y reciclaje de Cáritas. ROPA. Prendas de vestir, zapatos, complementos, ropa de cama, de baño... Da igual el estado en el que estén, Cáritas se encarga de volver a darles utilidad y así, beneficiar a las personas que más lo necesiten. CONTENEDOR. Hemos colocado 35 contenedores en parroquias y colegios.

RECOJIDA Y ALMACENAJE. Un equipo de Cáritas recogerá periódicamente la ropa para llevarla al almacén del Polígono Parque Plata de Camas, situado en el número 20 de la calle Mesta, donde también se podrá donar ropa. ENVÍO A PLANTA. Por último se procederá a clasificar cada prenda para su reutilización, reciclaje y distribución a la red y proyectos de Cáritas. Contamos con el apoyo de la Fundación Persán La Fundación Persán cuenta con una amplia experiencia en la realización e impulso de varios proyectos sociales y comparte con Cáritas el interés por promover acciones encaminadas a la inserción sociolaboral de personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social. Por este motivo, la Fundación Persán y Cáritas Sevilla se han propuesto aunar sus esfuerzos para la puesta en marcha y consolidación del Proyecto Textil mediante la firma de un acuerdo de colaboración que contempla el asesoramiento, apoyo en la gestión y la coordinación de recursos, medios y técnicas disponibles para la consecución de los objetivos del Proyecto.

¿Dónde se encuentran los contenedores? VICARÍA 1: Parroquia Los Remedios. Parroquia San Juan Bosco. Colegio Maristas. Parroquia La Milagrosa. Parroquia Los Redentoristas. Centro Arrupe. . Parroquia Claret. Parroquia San Bernardo. Parroquia San Sebastián. Parroquia San Diego de Alcalá. VICARÍA 2: Parroquia Divina Pastora. Parroquia Nª Sª de Lourdes. Parroquia San Felipe Neri. Parroquia La Resurrección del Señor. Parroquia San José Obrero. Parroquia San Isidro Labrador. Parroquia San Jerónimo. Parroquia Nª Sª de las Veredas. Parroquia Nª Sª de los Ángeles y Sta Ángela. Parroquia San José y

Santa María. Colegio Santo Angel. Parroquia San Lucas Evangelista. Parroquia Juan XXIII. Parroquia San Pablo. Parroquia Sagrado Corazón. Persán. VICARÍA OESTE: Parroquia Ntra. Sra. de Lourdes (Bormujos). VICARÍA ESTE: Parroquia Ntra Sra de la Oliva (Dos Hermanas). Parroquia San Sebastián (Alcalá). VICARÍA SUR: Parroquia La Consolación de Osuna. VICARÍA NORTE: Parroquia San José (San José de la Rinconada).

Sevilla

23


El rincón del voluntario

“Debemos buscar el bien común por la dignidad de la persona” Entrevista de Nieves Villalobos Lebrón, voluntaria de Cáritas Universitaria. Estudiante de último año de Historia. -Actualmente eres voluntaria de Cáritas Universitaria, ¿qué es lo que hacéis exactamente? - Ayudamos a los estudiantes que se encuentran en una difícil situación económica. Gran parte del presupuesto lo dedicamos al pago de matrículas tanto de grados como de másteres, pero también ayudamos con los gastos de manutención. Intentamos que las acogidas tengan también un sentido pedagógico, orientándolos y escuchándolos; a veces no todo es ayuda económica. - ¿Cómo empezaste a ser voluntaria de Cáritas? - A finales del curso 2011/12 gracias a D. Álvaro Pereira. Él, como director del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla, detectó que había un grupo de estudiantes en una situación de desigualdad. A estos alumnos les resultaba muy difícil hacer frente a los gastos que suponen los estudios universitarios. Enseguida me animó a colaborar con él para paliar este problema y juntos pusimos en marcha este precioso proyecto. - ¿Crees que ha merecido la pena? - Por supuesto. Ha sido un regalo maravilloso. Debo reconocer que a veces es muy difícil ya que son compañeros que a veces tienen mi misma edad o estudian lo mismo que yo. No me gusta que haya familias en esa situación, pero como experiencia personal es muy gratificante: he aprendido a escuchar, a comprender, a ponerme en el lugar del otro y he encontrado grandes amigos. - El voluntario de Cáritas no está desligado de la vida eclesial y social, ¿qué te gusta de tu Iglesia y qué cambiarías en su forma de servir a los pobres? - Lo que más me gusta es la sensación de estar a la altura. Además, me gusta el saber que hay muchos

Sevilla

24

trabajadores y voluntarios comprometidos que luchan contra la exclusión social y la desigualdad y para que todas las personas ocupen el lugar que merecen en la sociedad. Quizás lo que menos me guste es el carácter asistencial que a veces se nos escapa, y me incluyo totalmente en esto. En una conferencia de Sebastián Mora (Secretario General de Cáritas Española) a la que pude asistir hace unos meses, este nos hablaba de la economía social e inclusiva y de cómo construir alternativas sociales y económicas en el mundo en el que vivimos. Quizás sea ese el reto más grande desde mi punto de vista: comprometernos a transformar nuestro mundo, no solo atender las necesidades de las personas más desfavorecidas, sino también ir un paso más allá y dar la vuelta a los valores negativos que dominan nuestro mundo, que excluyen y pisan a los más débiles. Esto supone enfrentarse a un gigante, pero no podemos mirar hacia otro lado. - ¿Qué crees que diferencia a un voluntariado de Cáritas de un profesional de los Servicios Sociales? - Creo que esto mismo que digo debería diferenciarnos: mostrarle a la sociedad nuestro compromiso, estar en el mundo pero de otra manera, no aceptar todo lo que el mundo nos da. Estamos llamados a transformar las estructuras sociales, la estructura económica, que es la que más daño y desigualdad ha producido en estos años desastrosos. Si realmente queremos nuestro compromiso en el mundo, debemos buscar el bien común por la dignidad de la persona. - Déjanos un pensamiento final… - Me gustaría ser altavoz en estas líneas de los chicos que han venido a nosotros buscando ayuda y apoyo en estos años. También de sus familias, de sus padres, que no pierden la esperanza de que sus hijos estudien en la Universidad. Son muchas las personas que he visto, algunas en mejor situación, otras bastante mal, pero todos con ganas de seguir estudiando y con ilusión, aunque a veces crean que están en un callejón sin salida; eso siempre me admira de ellos. Espero que con esto que escribo se conozca lo que está pasando en nuestras aulas universitarias.


El rincón del voluntario

‘El amor nunca pasa’, una misa cantada con corazón ‘El amor nunca pasa’, así es como se titula el disco que el grupo albaidejo Donadío ha donado a Cáritas Diocesana de Sevilla con el fin de que, a través de distribución en las Cáritas Parroquiales, se obtengan fondos para su acción social. Antonio, José, Rafael, Roque e Isaías forman este grupo que ya acumula varios años sobre los escenarios. Tienen tres grandes amores en común: la amistad, la fe y el amor a la Virgen del Rocío. Después de la publicación de su primer disco ‘Me llamo Andalucía’ se plantearon llevar al corazón del pueblo orante un regalo muy especial: ‘El amor nunca pasa’. Una misa original y cantada con un único propósito: compartir desde la gratuidad su forma de rezarle a Dios en el mayor encuentro que podemos tener con Él, la Eucaristía. Quieren compartirlo porque están absolutamente convencidos de esa frase de San Agustín: “el que canta, ora dos veces” y lo hacen desde la gratuidad porque han decidido donar los beneficios del disco a los más pobres, a través de Cáritas Diocesana de Sevilla. La presentación del disco se realizó el pasado 3 de abril. Como no podía se de otra forma, el acto se desarrolló a modo de rezo con la celebración de la Eucaristía en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, en Albaida del Aljarafe. Ya son muchas Cáritas parroquiales, interesadas en este proyecto, las que han pedido una buena cantidad de discos para ofrecelos entre los feligreses de su parroquia a cambio de un donativoS. Para participar y hacer también tu pedido puedes llamarnos a los Servicios Generales de Cáritas Diocesana de Sevilla y allí te informaremos de todo lo que necesites saber.

Sevilla

25


El rincón del voluntario

‘Welcome’ Título original: Welcome Año: 2009 País: Francia Director: Philippe Lioret Género: Drama

Bilal tiene un sueño: llegar a Londres y reunirse allí con su novia, que recientemente ha emigrado con toda su familia a Inglaterra. Para ello ha atravesado cientos de kilómetros desde el Kurdistán iraní; pero al llegar a Calais (Francia), se encuentra con la vastedad del Canal de la Mancha, siendo su cruce a nado la única baza de la que dispone para llegar a suelo británico, ya que su condición de ‘ilegal’ imposibilita que pueda acceder a través de cualquier otra vía. Simon, un profesor de natación francés de mediana edad que afronta con más sombras que luces la realidad de su divorcio, conoce la historia de Bilal y, conmovido por la fuerza y el coraje del chico, que apenas supera los diecisiete años de edad, decide ayudarlo a conseguir que ese sueño que lo ha arrancado de su tierra natal pueda materializarse. Asimismo, el espíritu impetuoso de Bilal y la convicción con la que lucha por estar de nuevo con su gran amor se convertirán en auténticas lecciones de vida para un Simon emocionalmente desorientado. Welcome es una obra en la que el amor y la esperanza, como indiscutibles protagonistas del film, quedan retratados en el contexto de desolación y desamparo que viven los refugiados en Europa.

‘A la espera de Dios’ A la espera de Dios recoge cartas y ensayos de la pensadora francesa de origen judío Simone Weil. Estos escritos, dirigidos al padre Perrin, fueron publicados póstumamente gracias al deseo de su autora y la labor de su amigo sacerdote. La extrema sensibilidad de Weil ante el sufrimiento humano marcará su vida y la llevará al encuentro con Cristo, aunque permanecerá en los umbrales de la Iglesia católica. Estos textos son un verdadero testimonio de entrega y de una vida espiritual de profunda belleza. En «Formas del amor implícito a Dios», Weil aborda el amor al prójimo y lo identifica con la justicia. La caridad se fundamenta en un momento de atención. Una atención creadora del otro y, a su vez, de renuncia de sí mismo, que consiste en querer la existencia de libre consentimiento en el otro, que ha sido privado de ella. «Sea lo que sea que un hombre quiere, la esencia de su querer consiste en que quiere, ante todo, querer libremente. Querer la existencia de esa facultad en otro hombre, es hacerse uno con el otro. Es negarse a sí mismo. Uno se ofrece como rescate por otro. Es un acto redentor».

Sevilla

26


Servicios generales de Cáritas Diocesana de Sevilla (información y orientación general sobre programas y servicios) Pza. San Martín de Porres, 7 41010-SEVILLA Teléfono (centralita): 95 434 71 84 Fax: 95 434 41 69 Correo-e: info@caritas-sevilla.org

Centro Amigo

C/ Santísimo Cristo de las Tres Caídas, 4 41010-SEVILLA Teléfonos: 95 454 29 60

Centro Integral de Empleo “Jesús del Gran Poder” C/ Don Remondo, 15 41004-SEVILLA Teléfono: 95 450 12 62

Proyecto Nazaret

C/ Ciclismo, 46-48 41020-SEVILLA Teléfono: 95 421 65 46

Talleres de Formación Prelaboral C/ Perafán de Ribera, s/n 41007-SEVILLA Teléfono (CIE): 95 450 12 62

Toda la información en: www.caritas-sevilla.org

Trabajando por la justicia

Trabajando por la Justicia

COLABORA o HAZTE SOCIO

Servicios generales de Cáritas Diocesana de Sevilla: Plaza San Martín de Porres, 7. 41010-SEVILLA. Tlf.: 954 34 71 84 D/Dña...................................................................................................................................NIF................................................................... Dirección....................................................................................................................................................................................................... Localidad...............................................................................................CP..........................Provincia......................................................... Teléfono.........................................Móvil..........................................Correo electrónico........................................................................ Aportación de..........................................euros..........1mensuales............1trimestrales..............1anuales........................................ Domiciliando en banco o caja.......................IBAN...........................Entidad..........Sucursal..........DC.......C/C............................... Firma Fecha

Sevilla

27


Vayas donde vayas, deja huellas www.caritas-sevilla.org de MISERICORDIA www.caritas-sevilla.org

Boletín informativo, número 78, junio de 2016  

Boletín informativo de Cáritas Diocesana de Sevilla, número 78, junio de 2016

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you