Issuu on Google+

ENEMIGO COMÚN LAS MULTINACIONALES MINEROENERGÉTICAS CONGRESO DE LOS PUEBLOS APOYA LA HUELGA DE SINTRACARBÓN EN CERREJÓN, EL PARO CÍVICO EN ARAUCA Y EL GRITO SOCIAL CONTRA EL DAÑO AMBIENTAL CAUSADO POR LA DRUMMOND.

El país vive una nueva coyuntura de paz, son múltiples las voces que quieren opinar y participar en el ejercicio de su construcción. Como Congreso de los Pueblos creemos importante un escenario de participación decisoria para la sociedad, especialmente para sectores populares y democráticos que han estado en minoría y exclusión. Nos preguntamos: ¿cuál ese país en paz que el ciudadano de a pie piensa? El actual gobierno tiene como uno de sus bastiones hoy el desarrollo de la locomotora Mineroenergética en el marco de un modelo extractivista, es así como se habla de un Boom, en el que destacan la llegada al país de un importante número de empresas extranjeras. Pero vemos como en los territorios donde se dio la implementación de los proyectos de esa locomotora se ha roto la armonía. Desde los impactos ambientales a ecosistemas, el cambio en la vocación de comunidades campesinas, afro e indígenas, cambios en los micromodelos económicos, sobreexplotación de la mano de obra, pero lo más grave violaciones a Derechos Humanos a quienes se oponen a la implementación de los proyectos. Las comunidades se organizan y resisten, es así como en el Quimbo, Hidro-sogamoso, Paramo de Santurban, La Colosa, Marmato, el Rio Ranchería, libran grandes batallas quienes no comparten el modelo de implementación de los proyectos y resisten con movilización social. Hoy vemos cómo los obreros del CERREJON hacen uso del derecho fundamental a huelga y salen a exigir sus derechos, también en ARAUCA las organizaciones sociales inician un paro cívico contra el megaproyecto del oleoducto BICENTENARIO y las petroleras: también en Barrancabermeja la USO le presenta al país una propuesta en materia petrolera y la sociedad grita en contra del daño ambiental causado por el derrame de Carbón de la Drummond. Todos estos movimientos deben recibir la mayor solidaridad del pueblo colombiano. Pero deben servir para que el gobierno nacional entienda que es necesario habilitar un espacio democrático en el que se discuta y consense cuál y como debe ser el modelo de explotación de los recursos en nuestro país como parte de la construcción de una paz estable y duradera. Creemos que ese modelo debe partir de reconocer la soberanía nacional, cambiar la lógica de explotación en la que se vive de la naturaleza y pensarse un modelo en armonía con la naturaleza, que se pague la deuda social y ambiental por el daño causado por las empresas en especial las MULTINACIONALES. Donde el manejo de las reservas este por fuera de la lógica del mercado, un modelo que permita potenciar las visiones alternativas al desarrollo con los planes de vida en los territorios. Donde los derechos de la madre tierra y del hombre garanticen su existencia y continuidad. Llamamos al pueblo Colombiano a respaldar solidariamente los movimientos de resistencia en los territorios y proponemos al gobierno nacional habilitar un escenario democrático en el que dialécticamente discutamos el manejo soberano de nuestros recursos en beneficio del pueblo colombiano.

Paz es soberanía, trabajo digno, buen vivir y respeto a la naturaleza! Los Pueblos tenemos la palabra, construimos vida digna y mandatamos por la paz con justicia social. CONGRESO DE LOS PUEBLOS Uniendo voces, Juntando caminos, Organizando resistencias Por la Construcción del Mandato para la PAZ con justicia social. PUEBLOS CONSTRUYENDO PAZ PARA LA VIDA DIGNA


Comunicado Congreso de los Pueblos: Enemigo comun, las multinacionales mineroenergeticas