Issuu on Google+

V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

RUNNING HEAD: Estrategias formativas del entrenador

TÍTULO: Estrategias formativas para la adquisición del conocimiento profesional del entrenador del baloncesto escolar.

AUTORES: Feu, S. 1, García, J. 2, Parejo, I. 2, Cañadas, M. 3 & Sáez, J. 2

Grupo Optimización Entrenamiento y Rendimiento Deportivo. G.O.E.R.D. 1 2

Facultad de Educación. Universidad de Extremadura.

Facultad Ciencias del Deporte. Universidad de Extremadura. 3

Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de Murcia.

DIRECCIÓN PARA CORRESPONDENCIA Dr. Sebastián Feu Molina, Facultad de Educación, Universidad de Extremadura. Avd. de Elvas S/N. 06071 Badajoz (España) e-mail: sfeu@unex.es


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

PALABRAS CLAVE: Entrenador, formación, Conocimiento profesional RESUMEN: El objetivo del trabajo fue identificar las vías formativas que utilizan los entrenadores del deporte en la edad escolar para adquirir su conocimiento profesional. En el estudio participaron entrenadores de equipos de baloncesto en edad escolar (n=118) con una formación heterogénea y procedentes de distintas vías formativas. El 81.7% ha sido jugador de baloncesto. Como instrumento de medida se utilizó una escala modificada de Feu (2006) para determinar el conocimiento profesional del entrenador. La nueva escala tenía 21 ítems distribuidos en 7 dimensiones que se correspondían con tres factores teóricos. Los ítems fueron contestados en una escala Liker de 5 pasos. El análisis estadístico consistió en un análisis factorial exploratorio con rotación variamax y autovalores > 1 para determinar la estructura latente de las relaciones entre los ítems de la escala. Previamente, se analizó el índice de Kaiser-Meyer-Olkin y la prueba de esfericidad de Barlett. La fiabilidad de la escala y subescalas se estudió a través del coeficiente de alfa de Crombach. Se analizó la media, desviación típica y las correlaciones ítem-escala e ítem subescala. El análisis factorial exploratorio, tras la eliminación de cinco ítems, y los coeficientes Alfa de Cronbach mostró que la escala y sub-escalas tenían unas propiedades psicométricas adecuadas (α>.70). Todos los ítems obtuvieron correlaciones ítem-subescala superiores a .40. La formación formal fue el factor que mayor aceptación tuvo entre los entrenadores (M=21.71±4.63), seguido experiencias adquiridas como jugador (M=16.70±5.64), y por las experiencias e innovaciones adquiridas como entrenador (M=13.45±2.97). La escala utilizada tiene una validez y fiabilidad adecuada para determinar como el entrenador construye su conocimiento profesional.


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

Introducción En el deporte la formación del entrenador es heterogénea y se obtiene a través de distintas vías formativas formales, federaciones, universidad u otras instituciones, y diversas vías no formales. La formación formal es un instrumento importante para que el entrenador adquiera los conocimientos teóricos y prácticos para entrenar en su deporte. Este aprendizaje debe realizarse desde la experiencia práctica y acompañado de un proceso reflexivo sobre la práctica orientado por un mentor (Lemyre, Trudel, y Durand-Bush, 2007; Nelson y Cushion, 2006). Los entrenadores además de aprender a través de programas educativos lo hacen a través de otros medios no formales tales como la observación y charlas con otros entrenadores, la ayuda de un mentor, la propia práctica, el autoaprendizaje mediante libros, revistas, vídeos, etc. (Lemyre, et al., 2007; Wright, Trudel, y Culver, 2007). El desarrollo del conocimiento profesional comienza a forjarse antes de la formación inicial, con las vivencias y experiencias previas, que formarán parte de las ideas preconcebidas sobre la profesión. En el deporte las experiencias deportivas vividas en las etapas de formación como jugador van a influir en la formación del futuro entrenador (Cushion, 2006; Feu, 2006; Gilbert, Côté y Mallet, 2006). Las experiencias previas favorecen la socialización del futuro entrenador en la cultura del entrenamiento deportivo (Lemyre, et al, 2007). En el deporte es frecuente que los entrenadores hayan sido jugadores y que utilicen las experiencias adquiridas (Ibáñez, 1997). En el deporte en la edad escolar hay profesionales con una formación muy heterogénea y que utilizan diversas estrategias para complementar su formación. El objetivo de este trabajo es identificar cuáles son las vías formativas que utilizan los entrenadores del deporte en la edad escolar, las procedentes de su etapa como jugador, las adquiridas en algún proceso de formación formal o aquellas que ha ido elaborando con su experiencia.

Método Muestra: Participaron 118 entrenadores de equipos de baloncesto en edad escolar.


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

Un 23.7% son Licenciados en Ciencias del Deporte y un 23.7% Maestros de Educación Física. El 92.4% tiene formación federativa, un 47.5% son entrenadores superiores (Nivel III), un 22.9% son entrenadores de Nivel I y un 22% de Nivel II. El 28.8% titulación de formación profesional relacionada con el deporte. El 81.7% ha sido jugador de baloncesto. Instrumento: Se utilizó una escala modificada de Feu (2006) para determinar la procedencia del conocimiento profesional utilizado por el entrenador. La escala tiene tres factores teóricos: utilización de conocimientos adquiridos como jugador, de los conocimientos adquiridos a través de la formación formal y de los conocimientos adquiridos a través de la experiencia como entrenador. La nueva escala se amplió a 21 ítems repartidos en siete dimensiones: Fuente de la formación, Conocimientos del deporte, Metodología, Análisis y evaluación del juego, Ejercicios, Resolución de problemas y Motivación. Los ítems eran contestados en una escala Liker de 5 pasos. Análisis estadístico: Se realizó un análisis factorial exploratorio para determinar la estructura latente de las relaciones entre los ítems de la escala. Previamente se analizó la adecuación de la muestra a través del índice de Kaiser-Meyer-Olkin (> .70) y la prueba de esfericidad de Barlett para verificar si se cumple el supuesto de identidad. El análisis factorial se realizó con el método de rotación variamax y autovalores > 1. Se analizó la fiabilidad de la escala a través de los coeficientes de alfa de Crombach.

Resultados Se estudiaron las titulaciones que poseían los entrenadores a través de una tabla de contingencia, los resultados indican que los entrenadores tienen una formación heterogénea. La muestra fue adecuada para realizar el análisis factorial con un índice de Kaiser-MeyerOlkin (KMO) de adecuación muestral de .801. La prueba de esfericidad de Bartlett (p<.001) indicó que la matriz de puntuaciones cumplía el supuesto de identidad. El análisis factorial mostró cinco factores con saturaciones que explicaban 66.71% de la varianza. El análisis de


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

las comunalidades y de los factores de la escala completa puso de manifiesto que había ítems con saturaciones no adecuadas decidiéndose eliminar los factores 1, 4, 9, 10 y 21. Una vez eliminados los ítems se volvió comprobar la adecuación de la muestra (KMO = .807). La prueba de esfericidad de Bartlett (p<.001) indicó que la matriz de puntuaciones cumplía el supuesto de identidad. El análisis factorial mostró tres factores que explicaban 63.14% de la varianza (Tabla 1). El factor I es el que explica más varianza (26.73%), seguido del factor II (22.67%) y el factor III (13.74%). El factor II, formación formal, es el que mayor aceptación a tenido entre los entrenadores participantes (M=21.71±4.63), seguido del Factor I (M=16.70±5.64), experiencias adquiridas como jugador y por último del factor III (M=13.45±2.97), experiencias e innovaciones como entrenador. La escala con los ítems eliminados presentó una consistencia interna adecuada (α= .80). El primer (α=.90) y segundo (α=.87) factor obtuvieron una fiabilidad optima. El tercer factor obtuvo una fiabilidad adecuada (α=.74). Se realizó un análisis de los ítems que componen la escala. Los ítems 5 (M=3.74±.99), 7 (M=3.81±.96), 8

(M=3.68±.89), 14 (M=3.60±.97) y 17 (M=3.71±.80)

tuvieron el mayor grado de acuerdo. Los ítems 3 y 17 son los que presentan una correlación más baja con el total de la escala. Todos los ítems obtuvieron correlaciones ítem-subescala superiores a .40. Tabla 1. Análisis factorial con rotación varimax Nº

ítem

1

2

11

Lo aprendido de otros entrenadores cuando era jugador

.870 .116

19

Solucionar los problemas apoyándome en las experiencias que viví como jugador

.840

6

Los conocimientos aprendidos cuando era jugador

.839

16

Los ejercicios y tareas que aprendí cuando era jugador

.807

13

Las estrategias que utilizaban mis entrenadores para analizar la evolución del equipo

.801 .237

2

Los métodos que utilizaban los entrenadores que me han entrenado

.699

3

.101

.163


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

14

Las metodologías que he aprendido en los cursos de formación

.842

20

Afrontar los problemas apoyándome en los conocimientos que aprendí en los cursos

.835

7

Lo aprendido en los cursos de formación

.827

12

Las técnicas de evaluación que he aprendido en los cursos de formación

5

Los conocimientos aprendidos en los cursos de formación a los que he asistido

.767

17

Los ejercicios y tareas aprendidos en los cursos de formación, libros, revistas,...

.597

18

La experiencia adquirida de los ejercicios que mismo me invento

.113 .807

3

Resolver los problemas que surgen en el entrenamiento con soluciones que yo me

.116 .778

.102 -.163 .757

invento 15

Mantengo la motivación a través de estrategias que me invento

8

Los métodos que yo mismo he creado con mi propia experiencia

.747 .153

.685

Discusión Los entrenadores participantes en el estudio tienen una formación inicial heterogénea en cuanto a las titulaciones y niveles de enseñanza, e incluso se observa que hay entrenadores que tienen formación obtenida por varías vías (Feu, 2006; Viciana y Zabala, 2004). Para la validación de la nueva escala se utilizó la escala elaborada por Feu (2006) añadiendo tres nuevas dimensiones y eliminando otra. Esta modificación de las dimensiones pretendía mejorar la validez de contenido al alcanzar un espectro más amplio de las funciones que desarrolla el entrenador. Para validar la escala resultante fue necesario realizar un análisis factorial exploratorio (Feu, Ibáñez, y Gozalo, 2007). El análisis de las propiedades psicométricas de la escala sobre la procedencia del conocimiento profesional empleado por el entrenador confirma, tras la eliminación de cinco ítems, la existencia de tres factores con validez de constructo y cuyos ítems presentan pesos por encima de .40 (Tabachnick y Fidell, 2007). De los ítems eliminados, tres se corresponden al factor III que se orienta hacia los conocimientos elaborados a partir de la propia experiencia. Este factor es quizás el más


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

complejo ya que los entrenadores siempre aportan ideas y recursos de su propia elaboración para adaptar recursos obtenidos por las otras vías. Los otros dos ítems eliminados pertenecen a la dimensión motivación; los conocimientos adquiridos para motivar a los deportistas deberían ser estudiados con más detalle. La escala utilizada ha obtenido una fiabilidad óptima con unos alphas de Crombach adecuados (α<.70) tanto en la escala como las subescalas obtenidas (Nunnally y Bernstein, 1994). La nueva escala difiere de la propuesta por Feu (2006) en el factor III, con un alpha ligeramente inferior. Los estadísticos descriptivos sobre la procedencia del conocimiento profesional indican que los entrenadores participantes tiene un mayor peso la formación formal (formación inicial, cursos, seminarios, etc…), seguido de los conocimientos adquiridos en las experiencias vividas como jugador, y por último, en la experiencia adquirida en la práctica. La formación formal y sobre todo la inicial es importante para el entrenador pues se trabaja sobre las ideas preconcebidas a través de la experiencia como jugador y sobre el propio proceso de aprendizaje (Bell, 1997). Es necesario realizar un proceso reflexivo sobre la propia práctica (Lemyre, et al. 2007, Nelson y Cushion, 2006). No obstante, las experiencias como jugador y la observación de los propios entrenadores son esenciales para la formación del futuro entrenador (Cushion, 2006).

Conclusiones La escala utilizada tiene una validez y fiabilidad adecuada para determinar como el entrenador construye su conocimiento profesional. Los entrenadores utilizan en mayor cuantía los conocimientos adquiridos formalmente a través de cursos, revistas, libros,… En futuros trabajos se deberían considerar como adquieren los entrenadores los conocimientos y habilidades para la motivación de los deportistas.

Referencias Bell, M. (1997). The Developmental of expertise. Journal of Physical Education, Recreation and Dance, 68(2), 34-38.


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009

Cushion, C. (2006). Mentoring. Harnessing the power of experience. In R. Jones (Ed.) The Sports Coach as Educator: Re-concetualising sports coaching (pp. 128-144). London: Routledge. Feu, S. (2006). El perfil de los entrenadores de balonmano. La formación como factor de cambio. Cáceres: Ilustre Colegio de Licenciados en Ciencias de la Actividad física y el Deporte. Feu, S., Ibáñez, S. J., y Gozalo, M. (2007). Propiedades psicométricas de los cuestionarios EDD y EPD para evaluar el estilo de planificación y decisión de los entrenadores. Revista de Psicología del Deporte, 16, 185-199. Gilbert, W. D., Côté, J., y Mallet, C. (2006). Development Paths and Activies of Successful Sport Coaches. International Journal of Sport Science & Coaching, 1(1), 69-76. Ibáñez, S. J. (1997). Variables que afectan al establecimiento de los modelos de entrenador en baloncesto. Habilidad Motriz, 10, 30-37. Lemyre, F., Trudel, P., y Durand-Bush, N. (2007). How youth-sport coaches learn to coach. Sport Psychologist, 21(2), 191-209. Nelson, L. J., y Cushion, C. J. (2006). Reflection in coach education: The case of the national governing boy coaching certificate. Sport Psychologist, 20(2), 174-183. Nunnally, J., y Bernstein, I. (1994). Psychometric Theory (3ª Ed.). New York: McGraw Hill. Tabachnick, B., y Fidell L. (2007). Using multivariate statistics. New York: Harper y Rowe. Viciana, J., y Zabala, M. (2004). El papel educativo y la responsabilidad de los entrenadores deportivos. Una investigación sobre las instrucciones a escolares en fútbol de competición. Revista de Educación, 335, 163-187. Wright, T., Trudel, P., y Culver, D. (2007). Learning how to coach: the different learning situations reported by youth ice hockey coaches. Physical Education and Sport Pedagogy, 12(2),

127-144.


V Congreso Ibérico de Baloncesto. CIB’2009


Estrategias formativas para la adquisición del conocimiento profesional del entrenador del balonces