Issuu on Google+

LA PIZARRA

Autor: Eduardo Burgos

http://viveelbasket.blogspot.com

Ataque para un pívot dominante Es difícil en los tiempos que corren tener en nuestro equipo un pívot dominante, en realidad he llamado este ataque así por centrar la atención de entrenadores que dispongan de un buen pívot y que además sepa moverse en situaciones de poste bajo (podría realizarse también con la opción de un tres alto). CONDICIONES QUE DEBE REUNIR ESTE PÍVOT 1) Capacidad de definir en situaciones de 1c1. 2) Ejecutar buenos movimientos de pies en el pívot, con salidas hacia el centro y por la línea de fondo. 3) Dominar el gancho en suspensión con ambas manos. 4) Saber provocar las ayudas defensivas sin perder balones (uso del bote de forma adecuada, bajo y fuerte si es necesario). 5) Leer bien las situaciones desde el poste bajo y en función de la reacción defensiva, saber distribuir o invertir al sitio idóneo. SECUENCIACIÓN DEL SISTEMA DE ATAQUE El sistema de ataque constará como podemos ver a continuación de tres partes diferenciadas: 1) Posicionamiento y recolocación Si nos fijamos en el gráfico nº1 podemos observar que el ataque se inicia en la clásica disposición en (1-4), un base y los cuatro jugadores alineados en la línea de tiros libres y su prolongación. El ataque que se puede iniciar por ambos lados, en este caso comienza con un pase del base nº1 al alero al alero nº2, el base tras pasar recibe un bloqueo ciego vertical del pívot nº5 (que es el hombre precisamente objetivo fundamental de nuestro ataque), en este momento se nos presenta la primera opción de anotar con pase del alero nº2 al base nº1. Al mismo tiempo el alero contrario en este caso el jugador nº3 se desplaza hacia la posición de poste bajo de su propio lado. Normalmente esta primera maniobra es mas que nada de distracción y de colocación de los hombres en la posición idónea para realizar el verdadero objetivo del ataque que planteamos. 2) Llevar el balón al pívot en el poste bajo A continuación y fijándonos en el gráfico nº2 el ataque continua de la siguiente forma: El jugador nº2 va a recibir dos bloqueos direc-

tos consecutivos de forma horizontal en la parte alta del perímetro de los jugadores nº5 y nº4 (con opciones de tirar o penetrar al salir de cada uno de los bloqueos). Si mismo tiempo al pívot nº5 también va a recibir dos bloqueos en este caso indirectos primero del base nº1 (vertical y ciego) y a continuación del alero nº3 (horizontal), para tratar de que llegue liberado al poste bajo, en caso de hacerlo recibiría el pase del alero nº2 y lógicamente definiría a ser posible con canasta. No olvidemos que estamos hablando de un pívot dominante o al menos de un buen center que recibiendo el balón tan cerca del aro y con ventaja tendría todos los argumentos necesarios para anotar con éxito. 3) La distribución desde el poste bajo Pero el baloncesto actual tan lleno de pizarritas y de scoutings, posiblemente haga que el equipo contrario plantee buenas defensas y en algunos casos sea capaz de llegar a esta situación sin conceder ventajas al ataque. Pues bien a partir de que el balón ha llegado al poste bajo, una vez que demos unos segundos para que el center defina (se busque la vida con movimientos de pies en el pívot), lo verdaderamente importante llega a continuación y esto no es sino que sea capaz de realizar buenas lecturas defensivas, que sepa ver desde donde le llegan las ayudas defensiva, los traps (2c1) y saber sacar partido de ello. Es la distribución desde el pívot (factor del juego esencial y cada vez de mayor relevancia), tener buenos distribuidores que sepan doblar o invertir el balón al sitio idóneo es de capital importancia. Si nos fijamos en el gráfico nº3, una vez que el balón llega al poste bajo y está en las manos del jugador nº5, los demás jugadores excepto el de su lado (nº2) que fija un defensor para que no pueda hacer ayudas (si no lo hiciese y abandonase al atacante para hacer un trap el atacante quedaría liberado y si el pívot nº5 le dobla el balón podría tirar con comodidad.), se mueven sin balón buscando objetivos distintos. El jugador nº 4 bloquea vertical al base nº1 que sube por el centro a la parte alta del perímetro. El pívot en este caso podría pasar el balón al otro pívot nº4 que corta hacia canasta (en caso de trap entre los pívots) o al base nº1 que sale del bloqueo con una inversión a la primera línea de pase. El jugador nº3 tras bloquear se abre al alero contrario donde podría recibir con una inversión en diagonal desde el pívot nº5 de forma directa, o en el caso de que las ayudas funcionen bien si se ha invertido al nº1, continuar con un pase extra.


ATAQUE-PIVOT-DOMINANTE