Issuu on Google+


GASTRONOMÍA TÍPICA COLOMBIANA

CHRISTIAN DAVID GERENA ARBELAEZ MANUEL ALEJANDRO OCAMPO BONILLA PEDRO FELIPE PABON MUÑOZ

UNIVERSIDAD DEL QUINDIO FACULTAD DE INGENIERÍA Y EDUCACIÓN PROGRAMA DE INGENIERÍA ELECTRÓNICA, LIC. LENGUAS MODERNAS INGENIERÍA DE SISTEMAS Y COMPUTACIÓN ARMENIA-QUINDIO 2011


CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

1. DESCRIPCIÓN DEL TEMA 1.1 REGIÓN ANTIOQUIA (VIEJO CALDAS) 1.2 REGIÓN COSTA ATLANTICA 1.3 REGIÓN COSTA PACIFICA 1.4 REGIÓN CUNDIBOYASENCE 1.5 REGION LLANERA 1.6 REGION SANTANDEREANA 1.7 REGION TOLIMA - HUILA 1.8 REGIÓN VALLE DEL CAUCA, CAUCA Y NARIÑO 2. JUSTIFICACIÓN 3. HOJA DE VIDA DE LOS INTEGRANTES 4. REFERENCIAS 5. BIBLIOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN DEL TEMA La gastronomía colombiana es un viaje por diferentes sabores colores y texturas que poco a poco se fueron uniendo en una mezcla homogénea de incontables elementos presentes en el entorno, la gastronomía de nuestro país se puede ver con el legado de la unión de tres grandes pueblos, que poblaron estas tierras desde la colonización. Este mestizaje no solo definió nuestra identidad cultural, de idiosincrasia sino también nuestra identidad gastronómica, dando como resultado un producto cargado de toda esa historia y sabiduría de los indígenas, españoles y africanos. En un principio la dieta de los pobladores prehispánicos constaba de productos nativos de la agricultura y la caza de animales salvajes, dentro de los cuales predominaba los tubérculos y frutas. con la llegada de los españoles se introdujo a la dieta de los colonos elementos como el arroz las leguminosas, las carnes de diferentes animales, el azúcar, el trigo, verduras y especias, así como nuevas técnicas de cocción y preparación mediante utensilios de peltre siendo este uno de los aportes más importantes de los españoles a nuestra gastronomía. Y por último el aporte de los pueblos africanos fue algunas técnicas de cocción como las frituras, preparaciones como los dulces en confitura, cereales apilados, salsas, comida de mar y tubérculos como el ñame y el plátano se amalgaman con el aporte indígena y español, creando así una identidad gastronómica para cada región colombiana. Nuestra gastronomía es tan amplia que no se puede definir una sola comida o un solo plato como el representativo de nuestra nación es por eso que es conveniente hablar de las comidas colombianas por regiones. Teniendo en cuenta que en cada región varía tanto el clima, como los productos endémicos, como la cultura de los habitantes. A continuación se presenta las regiones mas importante en cuanto la gastronomía Colombiana:


REGION ANTIOQUIA (VIEJO CALDAS)

Su plato montañero es sin duda el plato bandera. Consiste en arroz blanco, fríjoles, carne molida, chicharrón, chorizo o morcilla, huevo frito, aguacate, tajadas de plátano maduro, patacones y arepa. Nunca pueden faltarle al «paisa» los fríjoles, que pueden llegar a comer a diario; tampoco las arepas y la mazamorra con que termina sus comidas y que pueden servirse con el maíz (arroz) o simplemente el claro «caldo» acompañado de panela partida o bocadillo de guayaba. La gente de esta región es muy poco amante de los aliños, los usa con gran moderación, al punto que su arepa favorita no lleva sal. No usa tanto el plátano como el resto del país, sólo algunas tajadas de plátano pintón acompañan sus platos. Es también muy conservador en sus gustos y muy poco amigo de aventurarse a probar otra cocina que no sea la de su tierra. A pesar de disponer de costa atlántica, come más pescado del Cauca y del Magdalena que del mar, posiblemente debido a las dificultades de transporte que siempre han tenido. Caldas, poblada por antioqueños en el siglo pasado, aporta muy poco a una nueva cocina y a pesar de producir el mejor café del mundo, no lo utiliza sino como bebida y algo en sus postres. Salamina (Caldas),se manifestada en platos especiales y magníficas ensaladas, como la remolachas rellenas con huevo duro, que es un bellísimo acompañamiento para cualquier buen plato.

REGIÓN COSTA ATLANTICA Cartagena refleja la gran calidad de sus pescados y mariscos que reúne en el mercado con las excelentes carnes de las sabanas de Bolívar. El cartagenero es muy amigo de los postres, que encuentra en gran cantidad y óptima calidad en su célebre «portal de los dulces. Barranquilla es culinariamente una ciudad joven y un poco monótona en su cocina, en la que destacan sin embargo su arroz con lisa y excelentes platos de cocina internacional. Santa Marta, pese a su antigüedad, ha perdido parte de sus viejas tradiciones, pero siguen destacando platos talentosos, como las mojarras fritas con patacón. La Guajira, una región de interesantísimos hábitos culinarios, usa con naturalidad una colección de carnes más propias de un libro de aventuras que de una carta de un restaurante popular: Chigüiro, morrocoyo, guatinanga, tortuga, armadillo, iguana y una colorida paleta de pescados y mariscos, entre los que destacan sus maravillosas langostas a precios popularísimos, que permiten a la gente modesta desayunar con una magnífica langosta. El Sinú, debe el uso de la berenjena a sus influencias árabes, que le dieron variedad y originalidad.


REGIÓN COSTA PACIFICA En el Chocó se encuentra la región más rica en pescados de río y de mar, debido a su amplia red fluvial en donde vive una interesante variedad de peces. Sus costas, con las ensenadas y bahías más bellas de Colombia, favorecen la proliferación de los platos de pescados y mariscos que constituyen la base alimenticia de la población autóctona y que gustan acompañar con plátano y yuca. Tiene también frutas exóticas como el borojó y el almirajó, de magnífico sabor, con las que se preparan agradables refrescos. Buenaventura, Guapí y Tumaco constituyen la trilogía gastronómica de la región y aunque comparten muchas preparaciones hay siempre un toque distintivo de cada pueblo debido al uso extraordinario de la leche de coco. Guapí, disfruta en la variedad casi infinita de pescados y mariscos, carnes de caza y magníficas cecinas que llegan en barriles desde distintos puntos del país.


REGIÓN CUNDIBOYACENSE Fundamentalmente tierras del altiplano central de la Cordillera Oriental, varían su cocina con frutos tropicales y aromáticas especies. La enorme gama climática auspicia una cocina variada, apetitosa y original en el marco inimitable de los pueblos más pintorescos de la dilatada geografía colombiana. Cada pueblito, cada caserío, cada valle, tiene un plato típico que atesora con cariño y nutre con el toque original de cada familia. Su amplia variedad gastronómica ofrece en Tunja matices de franca competencia, sobre todo los días jueves, en que los restaurantes populares sirven su cuchuco de espinazo de cerdo. Villa d Leyva, paisaje de olivares y magníficos bizcochos, Paipa con su riquísima cocina tradicional, Tota con sus truchas, hacen de esta región un punto inimitable para el turismo gastronómico. Bogotá, gran capital, cosmopolita tiene restaurantes de todas las regiones del país y una talentosa cocina local representada en especialidades de la calidad del ajiaco y el chocolate santafereño, siempre acompañado con tamales, pericos, almojábanas, colaciones, tortas y mil exquisiteces más. Girardot comparte con Flandes y Tolima los honores del mejor viudo de pescado que, junto con la tradicional «subienda», es un auténtico festival para los amantes del buen pescado de río.

REGIÓN LLANERA El llanero prisionero en un mar de inmensidades ha sabido adaptar sus hábitos alimenticios a su forzoso nomadismo, creando platos tan originales como la gallineta embarrada, hecha en su jugo sin ollas ni enseres que cargar en su equipaje. El llano tiene también para los niños su plato propio: la cocuma (colada) preparada con el cocumo, plátano seco de gran valor alimenticio. La cachama, hermoso pescado de grandes posibilidades culinarias, completa la variada dieta con un toque sabroso y original. Caquetá y Putumayo comparten con ellos su cholula que preparan con el «chirario», pequeño banano mezclado con leche y azúcar. Una fuente exótica de proteínas de gran valor nutritivo es la boa, que hoy se cría en granjas. Los lugareños ahuman sus espléndidos lomos y preparan excelentes platos. Florencia produce magníficas naranjas y una piña excepcional llamada «india», de color blanco, sin fibras y de magnífico sabor. La Amazonía vive de la caza y de la pesca, que guisa y acompaña con fariña o mandioca y frutas exóticas desconocidas en el resto del país. Pero tal vez la tortuga sea la carne más apreciada y un auténtico manjar en cualquiera de sus numerosas y originales preparaciones.


REGIÓN SANTANDEREANA Santander es tan original y agradable como sus habitantes. Los platos de la región son sencillos de preparar y satisfacen el paladar de sus habitantes. Entre los platos típicos que se ofrecen en el departamento, se destaca el Mute, plato regional por excelencia, las Hayacas, de forma alargada y rectangular, el Cabrito, que se consume asado o cocido, los Pasteles de Garbanzo, que son una especie de empanadas y los envueltos de maíz. También son famosos entre los visitantes, el Rampuche y el Panche. Dentro de la gama de dulces famosos de la región, se destaca el Cortado de Leche de Cabra, elaborado con leche de cabra, azúcar y panela; el Arrastrado, las Toronjas, elaboradas con cáscara de la fruta almibarada y las Panelitas de Leche de Cabra, entre otros.


REGIÓN TOLIMA - HUILA Orgullo de Tolima son la lechona y el tamal, platos que se cocinan con matices originales en todos los pueblos.Enriquecen la variedad de sus platos las preparaciones hechas con los pescados del Magdalena, siendo el más famoso el delicioso «viudo». La harina autóctona es la de achira, que se usa para preparar los célebres bizcochos. La curiosidad gastronómica interesante son las ostras del río Opia, cerca de Piedras, exactas a las de mar, que se preparan con un salsa de tomates, limón y se riegan con abundante vino dulce. La bebida más popular y reputadísima entre las señoras son las mistelas, de gran tradición social y elevadísima graduación alcohólica debido al azúcar y a las frutas y yerbas de su fórmula, capaz en todo momento de ser responsable de una elegantísima borrachera. Mariquita, con sus árboles de canela sembrados por José Celestino Mutis, posee un suelo y clima ideal para la producción de frutos tropicales, destacando los mangos y los mangostinos. Huila tiene su asado como compañero inseparable de sus celebraciones, en especial el San Pedro, sin duda un plato exquisito que unido a la notable calidad del arroz ha hecho a su cocina merecedora de alegres coplas de popular raigambre.


REGIÓN VALLE DEL CAUCA, CAUCA Y NARIÑO Esta amplia zona, ayer parte del Cauca grande, tiene una influencia fundamental en la gastronomía colombiana. Más cocina de hacienda que de ciudad, tiene en la caña de azúcar, que cultiva con talento, la base de una variada producción de excelentes dulces: su célebre manjar blanco, sus grajeas, sus delicados confites. El plátano es una fruta más en la enorme paleta que colorea sus puestos de venta, con variados y deliciosos frutos como el níspero de Guacarí. Hoy agrícola, ayer ganadera, la zona del valle es tal vez la que más harinas fritas lleva a su mesa. Tamales de Cartago, o su casi extinguido Chuyaco, y cada pueblo, o casi cada familia, tiene una receta propia del sancocho. El Cauca, tal vez el departamento más rico variedad de platos de todo el país, conserva variedades criollas. Entre las cosas legítimamente autóctonas es de destacar un vegetal muy especial, el ulluco, con su enorme variedad de preparaciones, todas originales y apetitosas. Nariño con su tradicional cui, que hay que saber matar más que guisar. Su pastelería es variada y suculenta para acompañar los deliciosos amasijos de Tuma y Guapi, que se han hecho embajadores de la cocina colombiana en famosos restaurantes de todo el mundo.


JUSTIFICACIÓN El placer de saborear un buen plato típico de la tierra que nos ha visto nacer provoca siempre en nosotros una enorme convulsión de sensaciones incognitivas difíciles de explicar con simples palabras. El hecho de ver la reacción de una persona que haya emigrado a otra comunidad o fuera de nuestro país y vuelva a nuestros pueblos a degustar los platos que raramente puede saborear en su residencia habitual, no deja indiferente a nadie en absoluto. Hasta los que saborean a diario esos manjares les sabe más ricos con tan sólo ver la cara del emigrante al llevarse a la boca el primer bocado, esto es lo que nos motiva hablar de nuestra gastronomía típica colombiana. La gastronomia Colombiana es tan variada como sus regiones, fruto de mestizaje y aportes étnicos y culturales de los indígenas, españoles, africanos y árabes. Cada region cuenta con una especialidad gastronómica propia, relacionada con los recursos naturales de la zona. Así, se encuentran pescados, mariscos, plátano y yuca, en la región Caribe; carne, papa, fríjoles y maíz, en la región Andina; arroz, lenteja y pescado, en la Costa Pacífica y ternera, yuca y pescado, en Orinoquía Los platos tradicionales, junto con una enorme variedad de finos platos de la comida internacional, hacen de la cocina colombiana una fusión gourmet, que servida en los exclusivos restaurantes de las ciudades capitales del país y en los más importantes destinos, se convierte en un verdadero deleite de exigentes paladares. Sin hacer a un lado la sabiduria de las manos de de nuestras abuelas que dan un toque especial a todas las comidas.


HOJAS DE VIDA

Nombre: Christian David Apellidos: Gerena Arbelaez Número de Identificación: 92061060903 Dirección: B/villa andrea cll 40 33-10 Teléfono: 3127271981 Correo electrónico: Justmecdg_92@hotmail.com Experiencia laboral: -Traductor de textos para exfuze international 20092011

Otros:

-Bachiller tecnico con enfasis en sistemas -Actualmente estudiante de Lic.lenguas modernas III semestre.

Nombre: Pedro Felipe Apellidos: Pabon Muñoz Número de Identificación: 87249309 Dirección: Calle 10 N # 14-76 Teléfono: 314-856-9842 Correo electrónico: fffelipepabon@hotmail.com Experiencia laboral: - Diseño y Dimensionamiento de un sistema Telemetrico.


Otros:

-Bachiller Academico Institucion Educativa Antonio Nariño, San Pablo Nariño. - Estudiante de ultimo semestre de Ingenieria Electronica de la Universidad del Quindio.

Nombre: Manuel Alejandro Apellidos: Ocampo Rodriguez Número de Identificación: 9735820 Dirección: Carrera 29 # 20 -02 Apartamento 102 Teléfono: 3117491131 Correo electrónico: manolo@colombia.com Experiencia laboral: - Docente de Matemáticas y Computación en el Instituto Buenavista desde el 2006 hasta la fecha. Otros:

- Bachiller Técnico Industrial con énfasis en Metalmecánica. 1998 - Licenciado en Matemáticas y Computación de la Universidad del Quindio. 2004 - Estudiante de Ingeniería de Sistemas y Computación noveno semestre. - Estudiante de la Maestría en Gerencia de la Informática Educativa. - Vicepresidente de la Subdirectiva sección Buenavista del Suteq. - Representante al concejo curricular de los estudiantes franja nocturna.


SITIOS WEB DE REFERENCIA http://www.colombia.travel/es/turista-internacional/actividad/gastronomia-colombiana (toda la actividad gastronomica colombiana) http://es.wikipedia.org/wiki/Gastronom%C3%ADa_de_Colombia (informacion detallada de la gastronomia de las regiones) http://www.colombia.com/gastronomia/asi-sabe-colombia/ ( en este sitio podras encontrar los diferentes platos turisticos por sesiones) http://turiscolombia.com/comida_colombia.html (Aqui podras observar desde descripciones de cada region hasta turismo de las mismas)


BIBLIOGRAFIA: MORÓN, Carlos y GALVÁN, Cristina. La cocina criolla. Recetas de Córdoba y regiones de la costa Caribe. Domus Libri: 1996 ROMÁN DE ZUREK,Teresita. Cartagena de Indias en la Olla. Ediciones Gamma 2006, Bogotá. DANGOND CASTRO, Leonor. Raíces vallenatas. Del pilón y del fogón. Editorial Colina. Medellín: 1988. p. 57-86 Cartay, Rafael. Historia de la alimentación en el Nuevo Mundo. Venezuela/Colombia, Fundación Polar, Universidad de Los Andes, 1991, tomo 2 Calderón, Jorge Enrique. "De todo como en botica", en: Colombia, país de regiones, Bogotá, Colciencias, Cinep, 1998, tomo 7.


Gastronomia colombiana