Issuu on Google+

Embed : Gesti贸n Integral de Residuos Hospitalarios <object width="480" <param height="385"> name="movie" value="http://www.youtube.com/v/X2zzE9ymPGI? fs=1&hl=en_US"> < / param > name="allowFullScreen" <param value="true"> < / param > name="allowscriptaccess" <param value="always"> < / param > <embed src = " http://www.youtube.com/v / X2zzE9ymPGI ? fs = 1 & hl = es " type = " application / x- shockwave-flash " allowScriptAccess = "siempre" class = " "width =" 480 " title = " 385 " > < / < span> / object >


REPERCUSION DE LOS DESECHOS SÓLIDOS HOSPITALARIOS (DSH) EN LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE


OBJETIVO GENERAL

Sensibilizar a todo el personal involucrado en el manejo de los Desechos Sólidos Hospitalarios Peligrosos (DSH/P) sobre los riesgos a que están expuestos durante el desarrollo de sus funciones, a fin de establecer líneas generales de acción para un manejo más seguro.


COMPETENCIAS Al finalizar el Módulo, el personal que participa en la capacitación será capaz de:

• Reconocer las prácticas más comunes de manejo inadecuado de los DSH/P en las Instalaciones de Salud y sus efectos sobre la salud y el medio. • Reconocer los conceptos de riesgo, amenaza y vulnerabilidad, sus relaciones y componentes. • Identificar las categorías de personas más expuestas a situaciones de riesgo y la magnitud del mismo. • Identificar las situaciones y prácticas cuya modificación puede llevar a una disminución del riesgo en el manejo de los DSH/P dentro y fuera de las Instalaciones de Salud.


REFLEXIÓN SITUACIÓN DEL MANEJO DE LOS DSH EN CENTROAMERICA Un análisis de la magnitud del problema que representan los Desechos Sólidos Hospitalarios y su repercusión en la salud pública y en el medio ambiente, debe llevar a que las Instituciones e Instalaciones de Salud, así como el personal hospitalario, reconsideren las actuales prácticas de manejo.

Fuente: Programa ALA 91/33 Resultados de los estudios de generación de DSH y DSH/P en las capitales de Centroamérica - 1995


Los problemas más graves, según una investigación realizada por el Programa ALA 91/33 en los principales hospitales de las capitales de Centroamérica en 1995, se resumen a continuación:


Las principales deficiencias identificadas en las prácticas de manejo, según la investigación citada (Programa ALA 91/33), son: • La falta de segregación de los desechos bioinfeccios, bioinfeccios o su ejecución inadecuada, lo cual aumenta la cantidad de desechos peligrosos. Cuando los desechos comunes entran en contacto con éstos, se vuelven también peligrosos, lo que implica a su vez un aumento del riesgo para el personal y la población en general. • La falta de segregación adecuada para los desechos punzocortantes es causa directa del mayor número de accidentes. • La práctica de arrojar los residuos hospitalarios peligrosos a los vertederos junto con los desperdicios municipales, municipales crea un grave riesgo para la salud de los "pepenadores", "buzos" o "rebuscadores de basura", la salud pública en general y el ambiente


AQUÍ SE PUEDE GENERAR UN GLOSARIO DE TODOS LOS CONCEPTOS DE ÈSTe MÒDULO En esta guía se considera como Desechos Sólidos Hospitalarios (DSH) a la masa total de los residuos sólidos generados en las Instalaciones de Salud durante el desarrollo de sus actividades.


Para su estudio y manejo, estos desechos han sido agrupados en tres grandes categorías. Por ahora nos limitaremos a la siguiente clasificación parcial, suficiente para la comprensión de los datos e informaciones de este Módulo.

a) Desechos comunes

Son similares a los domésticos e implican las mismas prácticas de higiene en su manejo y transporte. b) Desechos Peligrosos Los que pueden de una u otra forma afectar la salud humana y el medio ambiente. Se subdividen en: •Desechos biológicos infecciosos (Bioinfecciosos), los cuales pueden contener agentes infecciosos •Desechos químicos, que constituyen un peligro por sus características específicas •Desechos radiactivos, los cuales tienen características radiactivas o son contaminados por radionucleidos. c) Desechos especiales Los que no recaen en las categorías anteriores y que por características particulares requieren un manejo especial.


LA MAGNITUD DEL RIESGO LOS PRINCIPALES RIESGOS QUE REPRESENTAN LOS DSH/P SON: a)ocasionar accidentes e infecciones entre los trabajadores, los pacientes y las personas que entran en contacto con ellos. b) Aumentar la incidencia de las infecciones nosocomiales en la poblaci贸n hospitalaria.


A. ACCIDENTES LABORALES


B.

INFECCIONES NOSOCOMIALES


RIESGO: LA AMENAZA Y LA VULNERABILIDAD

El objetivo principal del manejo adecuado de los DSH es disminuir los riesgos. Para que sea posible lograrlo, es necesario definir: a) ¿Qué entendemos por riesgo? b) ¿Qué factores lo determinan? c) ¿Cómo podemos modificar estos factores? a)Por riesgo entendemos la probabilidad que tiene un sujeto de generar o desarrollar efectos adversos a la salud, bajo condiciones específicas de exposición a situaciones de peligro propias del medio. b) Esta definición de riesgo nos permite definir los factores que lo componen: • La amenaza es cualquier situación que pueda representar un peligro, como la presencia de DSH/P y/o agentes patógenos en el medio (todos los DSH/P, sobre todo los punzocortantes, químicos y radiactivos). • La vulnerabilidad es representada por las condiciones específicas de exposición a una situación de peligro en la que se encuentre el sujeto (segregación inadecuada de los DSH/P, falta de capacitación, de normativas, etc.).


La probabilidad de sufrir accidentes es resultado de la combinaci贸n de estos dos factores - amenaza y vulnerabilidad -, los cuales determinan la magnitud del riesgo. Si fuera posible eliminar uno de los dos, el riesgo desaparecer铆a por completo.


LA AMENAZA: COMO REDUCIRLA

Todos los DSH/P representan una amenaza para la salud. Sin embargo los estudios examinados concuerdan que los más peligrosos son: • Los punzocortantes: responsables de la mayor cantidad de accidentes y causa principal de enfermedades y mortalidad evitables vinculadas con el manejo de los DSH. • Los compuestos químicos: en particular los citotóxicos. • Los desechos radiactivos: constituyen la tercera causa de accidentes.


REDUCIR LA AMENAZA

• Procurar no aumentar la cantidad de desechos peligrosos • Reducir el uso de productos peligrosos


LA VULNERABILIDAD: COMO REDUCIRLA El factor que desencadena la vulnerabilidad de un sujeto es su exposición al peligro representado por los DSH/P. Obviamente, las personas que los manipulan diariamente y de forma más directa son las más vulnerables. Se han establecido categorías de riesgo, por grado de responsabilidad o involucramiento, que abarcan las distintas poblaciones que intervienen escalonadamente en la cadena, desde el hospital como fuente de generación de residuos hasta las comunidades que viven o conviven con la basura. En principio se han identificado tres categorías de riesgo, divididas así: 1. El personal médico y de enfermería, técnicos de servicios auxiliares y personal de limpieza. 2. Los pacientes internados en Instalaciones de Salud y los visitantes sujetos a los riesgos de enfermedades intrahospitalarias originadas por el mal manejo de los DSH, entre otros. 3. El personal de recolección de basura y las comunidades aledañas a las descargas municipales de basura, especialmente las familias de escasos recursos que viven de la recolección y reciclaje de los desechos.


COMPONENTES DE VULNERABILIDAD. Además del grado de exposición a la amenaza de los DSH/P, hay otros componentes que determinan la vulnerabilidad de los sujetos: • • • • • • • •

Estado de salud. Hábitos. Aspectos culturales. Nivel educativo. Grado de conciencia y sensibilización hacia el problema. El sistema de manejo de los DSH/P adoptado en la Instalación de Salud. La disponibilidad de recursos. La falta de vacunación del personal, entre otros.


ENTRE ÉSTOS HAY ALGUNOS TEMAS QUE SON PARTICULARMENTE IMPORTANTES Y QUE EXAMINAREMOS EN DETALLE:

Prácticas inadecuadas de manejo • • • • •

La segregación de los punzocortantes en recipientes inadecuados. La falta de directrices claras para el manejo de los DSH/P, tanto en las Instalaciones de Salud como en el lugar de destino final. La falta de contenedores adecuados para los desechos infecciosos, lo que provoca a menudo derrames en las Instalaciones de Salud. El incumplimiento de las normas de seguridad en el manejo de los DSH/P, tanto dentro como fuera de la Instalación de Salud. La práctica de arrojar a los vertederos municipales los DSH/P sin ningún tratamiento previo y sin control de seguridad, con el riesgo de ser luego recuperados por rebuscadores de desechos, niños o animales, generando una cadena de transmisión de infecciones y consiguientes enfermedades


Condición higiénica La condición higiénica del ambiente hospitalario es otro factor de vulnerabilidad. Este factor no se relaciona directamente con los DSH/P, pero influye en agravar la peligrosidad, facilitando la difusión de infecciones.

Falta de educación e información En gran medida, las malas prácticas en el manejo de los DSH/P son consecuencia de una falta de educación y capacitación del personal encargado. Prácticas como la de volver a cubrir la aguja de la jeringa con las dos manos, podrían evitarse si el personal fuera informado sobre los riesgos que corre y fuese entrenado para operar bajo normas de seguridad.


REDUCIR LA VULNERABILIDAD Para disminuir la vulnerabilidad del personal de salud, de los pacientes y de la población en general hacia los DSH/P, tenemos que intervenir sobre los componentes ya identificados, como por ejemplo:

Manejo inadecuado: Instalar un programa de gestión de los DSH en cada Instalación de Salud, poniendo énfasis en las medidas de seguridad. Condición higiénica: Implementar en cada Instalación de Salud un proceso de saneamiento ambiental y dotarla de la infraestructura que facilite el manejo interno de los DSH: circulación, acceso, almacenamiento temporal y desinfección de equipo. Falta de información y educación: Desarrollar un proceso permanente de información, sensibilización y capacitación, dirigido tanto al personal intrahospitalario como al público en general, que promueva el cambio de actitudes y prácticas.


Repercusion de los DSH