Issuu on Google+

|1|


Informe General 9ยบ Congreso Confederal CS CCOO PV Documento para el debate. Aprobado por el Consell Confederal de CCOO PV el 12 de enero de 2009

|2|


Introducción Con la presentación de este Informe al 9º Congreso Confederal culminamos un mandato, a la vez largo y complejo, en el que el conjunto de nuestra Confederación ha crecido, ha madurado y, no nos cabe duda, ha servido a las trabajadoras y trabajadores que representamos. Un periodo con luces y sombras, como lo son todos, pero en el cual, tanto por su mayor duración, como por la diversidad de cuestiones abordadas, incluso muchas de ellas novedosas, hemos intentado posicionarnos con coherencia, hemos alcanzado madurez y también adquirido experiencia. Este balance no atañe sólo a la dirección que lo presenta, aunque deba permitirnos valorar su ejecutoria y sus capacidades, sobre todo en orden a mejorarlas en el futuro; atañe al conjunto de la Confederación de CCOO del País Valenciano. Comenzamos, ya desde el informe, a fundamentar nuestras reflexiones sobre el significado de ser confederación y sus implicaciones para el conjunto de organizaciones, estructuras y servicios confederales. El análisis de lo realizado, sean logros o fracasos, aciertos o errores, nos mostrará retrospectiva y prospectivamente, nuestras fuerzas y debilidades, en un contexto de amenazas y oportunidades, pasadas y futuras. Hacer un buen análisis ahora es la base para definir objetivos, prioridades y estrategias, para mejorar nuestra acción sindical, para adaptar nuestro modelo organizativo, para atender con eficiencia la aplicación de nuestros recursos, en una palabra para concretar lo que queremos ser y hacer, en nuestro próximo mandato. La presentación de este informe evaluativo, no es, por tanto, una mera formalidad exigible a cualquier organización democrática y a una dirección que finaliza en sus funciones, poniendo a disposición sus cargos ante el órgano que la eligió,... es un momento fundamental para la comprensión, la crítica, el re-conocimiento y el compromiso del conjunto confederal. Compromiso fue el lema de nuestro 8º Congreso, pero en su significado más profundo, el de compartir y soportar nuestras comunes esperanzas, está la clave de cualquiera de nuestros congresos, lo que les da continuidad, pero también “sentido” al afán por superarnos. El lema del actual “Amb participació, decidim!” enfatiza y cualifica nuestro compromiso, el de todas y todos nosotros; porque CCOO no es una referencia al pasado, es un proyecto vivo y actual. Siempre condicionado a nuestra inteligencia y a nuestro esfuerzo, a la calidad y, hasta nos atreveríamos a decir, la calidez de la vida sindical que como organización seamos capaces de ofrecer en tiempos de tanta precariedad. Nos disponemos, pues, a presentar un balance del trabajo hecho durante un mandato excepcionalmente más largo, cuatro años y medio, por la voluntad de distanciarnos más del período de mayor concentración de procesos de elecciones sindicales y en aplicación de lo que se llamó nuevo modelo de congresos confederales. Antes de bajar a detalles, señalaré algunos aspectos que dan importancia a este período y que abren perspectivas al que con este congreso comienza.

|3|


Este ha sido un mandato marcado por el cambio de ciclo económico. Hemos pasado de un tiempo largo de crecimiento muy significativo a entrar rápidamente en recesión, efecto de problemas estructurales de nuestro sistema productivo y de otros afectando a la financiarización de la economía global. Los efectos de esta crisis son determinantes del empleo, de la cohesión social y de las políticas activas y sociales a llevar a cabo. Ha sido una constante de estos años la preocupación sobre la evolución de nuestros más importantes sectores y la demanda de políticas y estrategias para adaptarlos a los nuevos marcos de competencia internacional y para ser competitivos. La aparición de nuevas áreas económicas y de países con economías muy pujantes es otro dato nuevo a tener presente en el futuro, que condicionará los costes de los factores, el acceso a materias primas, los procesos de relocalización, los derechos laborales y sociales, en el País Valenciano y en el exterior. Otra constante del mandato ha sido el permanente esfuerzo por consolidar y hacer eficaz la concertación social. No sólo hemos cuidado el diálogo y la interlocución con patronal y gobiernos, manteniendo la unidad de acción con UGT PV, sino que hemos procurado que los diferentes acuerdos fueran útiles, complementaran la acción de las organizaciones, supusieran avances concretos en las más importantes materias desde el punto de vista laboral o social, nos proporcionaran nuevos instrumentos de acción sindical. En este mandato nuestra comunidad autónoma ha cambiado su estatus dentro de las regiones europeas y esto va a condicionar el acceso a los fondos estructurales comunitarios y el significado de nuestra participación en su aplicación que hasta este mandato fue insignificante. Hoy, fruto de la propia concertación, ya se nos reconoce un nivel mínimo de participación en sus órganos. El mandato se abría con el inicio de la reforma estatutaria y se va a cerrar con la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica. Esto es importante para nosotras y nosotros no sólo como marco, sino como un hito más en la construcción del Estado de las autonomías, en la que nuestra confederación debe tener una aportación específica para que las cuestiones sociales no sean subsidiarias o menores frente a los conflictos territoriales o para evitar que se separen competencias y necesidades sociales a atender, convirtiéndose la disputa por las primeras en una cuestión de reivindicación de reconocimiento y no de mejor voluntad de servicio. Este ha sido un mandato en que las cuestiones internacionales han adquirido una importancia nueva. Participamos en el debate sobre el Tratado para una Constitución Europea, luchamos contra proyectos de Directivas que considerábamos lesivas y desencadenadoras de dinámicas peligrosas para nuestros derechos, acogimos el XI Congreso de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en Sevilla y apoyamos la constitución de la nueva Confederación Sindical Internacional (CSI) y la movilización de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Pero nuestra acción sindical internacional no puede ser sólo la simple respuesta a citas obligadas o el desarrollo de proyectos de cooperación sindical, hace falta que adaptemos nuestra acción sindical en aplicación de nuevas categorías para los nuevos ámbitos en que esta se va a desarrollar. También la inmigración laboral ha adquirido en este mandato una importancia nueva, como fenómeno estructural y no meramente coyuntural. Un fenómeno muy relevante desde el punto de vista laboral y social, pero también cultural y político. Deberemos en

|4|


este informe valorar su significado, lo que hemos avanzado y nuevas estrategias que hagan realidad un sindicalismo de la diversidad y de los derechos. Estos últimos años ha habido cambios normativos de importancia. Unos resultado de procesos de diálogo social: Ley orgánica de Igualdad, Ley de autonomía personal y atención a las situaciones de dependencia, Ley Estatuto Básico del Empleado Público...; otros, como la Ley de Estatuto de Trabajo Autónomo, han contado bastante menos con los sindicatos. Creo que a la hora de valorar este período tendremos que tener en cuenta las perspectivas que estos nuevos marcos también abren en el futuro. En este mandato hemos revalidado nuestra representatividad sindical contribuyendo también a los buenos resultados electorales de CCOO. Hemos crecido significativamente en afiliación y en el conjunto de la confederación nos hemos dotado de criterios, metodologías e instrumentos para continuar avanzando. Por primera vez y de forma no exenta de conflictos se abordó confederalmente la necesidad de conocer, ubicar, racionalizar y hacer más eficientes todos los recursos de que disponemos. La aplicación de la Hoja de Ruta Confederal (HRC) ha sido una apuesta, siempre inacabada, que en este mandato se inició y que debemos también valorar. Estos son, a grandes rasgos o en grandes temas, los elementos que confieren a este mandato su importancia y con adecuada perspectiva debemos analizar. Este documento de debate, junto con el programa de acción con el cual debe guardar una fuerte coherencia interna, constituyen, ambos, la base de nuestra acción sindical confederal futura.

El nuevo contexto político. Las elecciones autonómicas de 2003 y de 2007 Las elecciones de 2003 y las elecciones de 2007 significaron en el terreno político la hegemonía del Partido Popular en las instituciones de la Generalitat y en los Ayuntamientos, ya que mejoró sus propios resultados sobre la mayoría absoluta que ya tenía en las Cortes Valencianas. CCOO PV antes de cada proceso electoral ha hecho llamamientos a la participación ciudadana en los comicios electorales y a respaldar aquellas políticas más comprometidas con nuestros intereses y nuestros valores igualitarios y democráticos. Así lo hicimos en el 2007. Lo que no es óbice para acatar los resultados y tratar de establecer unas bases de interlocución razonable y constructiva con las instituciones y el Consell, en defensa de nuestros objetivos. Sin embargo, sabemos que esta hegemonía significa que las políticas económicas y, más claramente, las sociales, culturales... practicadas distarán de las que nosotros demandamos y que permanentemente deberemos hacer un esfuerzo de negociación propositiva y de reivindicación tenaz para que no descuiden y, al contrario, atiendan las más importantes necesidades sociales. Así lo hemos hecho, ganándonos consideración y respeto institucional, sin dejar de consolidar nuestra fuerza sindical. No es fácil, cuando no podemos compartir su proyecto ideológico y político, ni lo que es más decisivo, los motivos en que fundamentan sus estrategias de desarrollo económico, social, cultural y autonómico. Nuestra sociedad es hoy más desigual por muchas razones, también por las políticas practicadas, de corte neoliberal. Por esto no

|5|


podemos estar satisfechos y hoy, probablemente estamos en circunstancias excepcionales para deslegitimarlas y ejercer desde el sindicato una labor ideológica necesaria y complementaria de la que se pueda hacer desde otras instancias y movimientos

La reforma Estatutaria de 2005 Dos grandes cuestiones han marcado la agenda política autonómica, la reforma estatutaria y la reivindicación frente al gobierno central. En ambas, la confederación ha sabido mantener una posición representativa de los intereses de los trabajadores y una voz propia. Respecto de la primera, la Comisión Ejecutiva Confederal (CEC) elaboró el documento “CCOO PV davant la reforma estatutària” de 11 de enero de 2005, después de someterlo a debate en el comité confederal, con intención de hacerlo público y de presentarlo a la comisión parlamentaria encargada de ésta. En él hacíamos una apuesta por ella y advertíamos que, después de 22 años del primer Estatuto, la reforma debía huir tanto de un mero cambio pactado en sede parlamentaria, como de una reforma hecha mirando y marcando diferencias con otras en curso en otros parlamentos autonómicos. Más bien debía propiciar un amplio debate social, para que sirviera para avanzar en conciencia cívica sobre la importancia y responsabilidad de autogobierno. Lo segundo que decíamos es que nuestra confederación no pone tanto el énfasis en el conflicto nacionalitario como en otro conflicto social más básico y, en consecuencia, cualquier reforma del Estatuto debería servir para avanzar hacia una ciudadanía trabajadora, culta, capaz de asumir responsabilidades, ejercer derechos, luchar por las libertades y ser solidaria. Por tanto, debía reconocer e instrumentar derechos y deberes sociales. Esta posición no podía ser más correcta, ni más clarividente de lo que finalmente pasó: la reforma estatutaria no fue más que un cambio técnico-jurídico, sin ninguna repercusión más allá de la esfera parlamentaria y el bipartidismo político. Por tanto, el contenido que propugnábamos está por desarrollar.

La financiación autonómica La segunda cuestión hace referencia a la permanente demanda por nuestra parte de coordinación política y administrativa entre gobierno central y autónomo en torno a las grandes cuestiones que afectan al desarrollo económico y social, a los derechos ciudadanos. Frente a la política de desgobierno y de “cuanto peor mejor” si sirve para acusar a otros, hemos exigido transparencia y responsabilidad. El problema no es sólo de recursos y financiación, sino de eficiencia en el uso de los mismos y de situar los intereses ciudadanos en el centro de las políticas superando el corto plazo. El victimismo es un ejercicio de irresponsabilidad y de impotencia. El desarrollar políticas que sólo comprometen a medias es un amago y un error que lo alimenta. Hoy se está ultimando un acuerdo sobre “financiación autonómica” que apunta a una mayor corresponsabilidad fiscal y a una actualización de los criterios sobre transferencia de fondos, atendiendo a cambios demográficos y otros. Nosotros hemos defendido estos criterios: La solvencia financiera del estado autonómico, es decir, de las políticas generales que son base de la equidad, que ayudan a la convergencia y la capacidad de gestión, descentralizada y próxima de las autonomías; que es necesario resolver el problema de los municipios y acometer, definiendo competencias,

|6|


funciones y recursos la llamada segunda descentralización como parte integrante de un nuevo sistema de financiación; que el criterio de población, con correcciones que contribuyan a la solidaridad y estén condicionadas al desarrollo de políticas en beneficio de la ciudadanía es imprescindible. Que hay que dar solidez al sistema de financiación para evitar que esté siempre disponible a coyunturalismos políticos, pierda su orientación equitativa y redistributiva, o su transparencia. Todo esto fue objeto de reflexión y debate el 20 de mayo pasado en una jornada sobre fiscalidad y financiación de las comunidades autónomas.

La financiación de la Unión Europea El Programa Operativo de la Comunidad Valenciana 2007-2013 cambia con referencia a periodos anteriores. La Comunitat Valenciana es beneficiaria de los Fondos Estructurales de la Unión Europea desde el año 1988. El periodo 2007-2013, constituye el cuarto de programación cuyo rasgo más distintivo y diferencial respecto a los anteriores períodos es que nuestra región ya no forma parte de las regiones denominadas Objetivo 1, al haber superado los umbrales establecidos por la aplicación de los fondos estructurales y queda catalogada fuera de las regiones con fuertes déficits económicos estructurales, pasando a situarse en las regiones Objetivo de competitividad y empleo, con un estatus específico de “transición” hacia el mismo que se conoce con el nombre de phasing-in. En este nuevo período, 2007-2013, el Consell debe respetar y cumplir los objetivos de la agenda de Lisboa renovada y las Directrices Estratégicas Comunitarias 2007-2013, aprobadas por el Consejo a propuesta de la Comisión Europea. Asimismo, las actuaciones del Programa Operativo estarán en total consonancia con las líneas más específicas definidas para el Estado español tanto en el Plan Nacional de Reformas de España (PNR) 2005-2010 como en el Marco Estratégico Nacional de Referencia (MENR) 2007-2013. Este nuevo régimen de ayudas estructurales europeas supondrá una merma de recursos, aunque disminuirán gradualmente, concentrándose en los dos primeros años del periodo. La tasa de co-financiación del Gobierno valenciano es del 50% y común para todos los ejes prioritarios. Ha sido una larga reivindicación nuestra la de estar en las comisiones de aplicación del programa operativo. La introdujimos en el Pacto Valenciano por el Crecimiento y el Empleo (PAVACE) y, de nuevo, en el PAVACE II, y a pesar de ser una reivindicación lógica y sustentada en los reglamentos de los fondos estructurales, ha costado mucho conseguirla. Por esto, una vez logrado, aunque sea parcialmente, vamos a implicarnos en la aplicación de esos fondos, tan importantes para el desarrollo de proyectos de empleo, sociales y estructurales. Este es un avance contra el intento de obviar a los sindicatos y sustituirlos por otras formas de representación, como los consejos económicos y sociales, que se manifiesta también en otros casos (como el de las euroregiones, por ejemplo).

El intenso debate del Tratado para una Constitución Europea. La crisis de la Unión Europea Los primeros meses del 2005 estuvieron marcados por un debate difícil ante el referéndum sobre el Tratado para una Constitución Europea. La CEC aprobó una resolución sobre este referéndum apoyando las posiciones de la CES y de la Confederación Estatal.

|7|


La nuestra expresaba un “sí, crítico” al proyecto, porque entendíamos que era un avance en el largo proceso de progresiva institucionalización de la Unión Europea; porque representaba una positiva superación de los principios y valores de los Tratados de Maastricht, Ámsterdam y Niza; por la posibilidad de incorporar la Carta de Derechos sociales como elemento constituyente de la nueva Unión y ante la gran ampliación que se avecinaba. La Constitución “imperfecta e inesperada” en palabras de E. Gabaglio, secretario general de la CES, era un compromiso para seguir avanzando, desde el posibilismo de reformas lentas y graduales, cerrando el paso a los intentos renacionalizadores o dejando la dirección del proceso en manos de las fuerzas e intereses poderosos, que sólo pensaban en un espacio económico común y un gran mercado. El movimiento sindical europeo que se había movilizado y había denunciado las políticas de la UE, su falta de contenido social y la falta de participación ciudadana, apostó por el proyecto. El resultado del referéndum francés y holandés no sólo cerró esta posibilidad, sino que evidenció la falta de una posición política común y de una estrategia alternativa entre las fuerzas del rechazo. Hoy el movimiento sindical se sigue movilizando por sus objetivos, si bien es cierto que en un contexto muy distinto y más adverso, en peores condiciones que si determinados principios y derechos de acción colectiva hubieran tenido un adecuado reconocimiento institucional. El nuevo proyecto de Tratado, el de Lisboa, tropezará con similares dificultades, como ha puesto de manifiesto el referéndum irlandés. Pero hoy la Unión Europea, autolimitada a un espacio de libre circulación de capitales, empresas y mercancías, con una mayor fuerza en las instituciones de las posiciones retrógradas... es una amenaza mayor para las trabajadoras y trabajadores, europeos e inmigrados. Las recientes sentencias del Tribunal de Justicia Europeo, la actitud de la Comisión, los proyectos y Directivas “de la vergüenza” deben mantener activo y movilizado al movimiento sindical, para el reconocimiento efectivo de los derechos laborales y sindicales. Por esto valoramos los esfuerzos y también los éxitos parciales que representan las luchas contra la Directiva Bolkenstein o contra la del tiempo de trabajo. Luchas importantes a las que también CCOO PV ha contribuido.

CCOO del PV ante la crisis económica Nuestro informe al 8º Congreso, en Junio de 2004, comenzaba con unas consideraciones sobre la economía valenciana. Expresábamos ya en aquel momento, una seria inquietud por la progresiva desaceleración del largo ciclo expansivo y por las débiles bases que sustentaban ese crecimiento. Hoy, aquella desaceleración que sentíamos como una amenaza, es ya una crisis abierta que nadie niega, de consecuencias laborales y sociales muy negativas. De modo que en el momento de hacer balance de los últimos cuatro años y al situarnos delante de los retos del presente, para actualizar nuestros compromisos en un nuevo programa de acción, que valorará y aprobará este 9º congreso, conviene comenzar constatando esta nueva situación, que expresa el agotamiento de un modelo de crecimiento económico, el sistemático olvido de las necesidades sociales y la cerrazón frente a nuestras reclamaciones de un cambio de estrategias y de políticas.

|8|


Hoy se habla de crisis económica internacional, pero esto no debe ocultar, CCOO constantemente lo ha recordado, que las economías española y valenciana arrastran problemas propios por el deterioro en sus fundamentos básicos, que las estrategias empresariales y las políticas realizadas sistemáticamente han olvidado; unas y otras, dejándose llevar por rentabilidades de muy corto plazo. Estas economías han crecido muy significativamente en los últimos catorce años, pero basándose en dos dinamismos: el incremento artificial del valor de la vivienda al convertirse en “refugio financiero” y objeto de inversión especulativa, aprovechando la ventaja de unos tipos de interés muy bajos que animaba a endeudarse para la adquisición de unos activos residenciales que parecían revalorizarse permanentemente. Nuestro país y las zonas turísticas especialmente se convirtieron en destino de importantes inversiones, que al calor de la demanda y de la especulación atraían todo tipo de capitales, incluso mediante el recurso al endeudamiento, que fue muy intenso entre 2003 y 2007. El otro dinamismo fue el crecimiento desorbitado del consumo y del endeudamiento familiar, alentado igualmente por los bajos tipos de interés, por el alargamiento de los préstamos hipotecarios y por el falso efecto riqueza que producían también unas políticas fiscales sorprendentemente procíclicas y la ilusión monetaria. Este endeudamiento familiar ha alcanzado a más del 140% de su renta anual disponible. Sin embargo, ni los poderes públicos, ni las instituciones reguladoras, ni las entidades financieras instaron o pusieron en marcha cambios normativos, ni ejercieron control suficiente en cautelas y provisiones para evitar que las concentraciones de riesgos generaran, como así ha sucedido, la generalización de la desconfianza. La economía valenciana ha tenido grandes crecimientos, incluso superiores a los de la del conjunto del estado, estando basada en el empuje de dos sectores: la construcción residencial y los servicios a las personas. Esta forma de crecer ha drenado recursos e inversiones a nuestros sectores más maduros, sobre todo industriales, necesitados de cambios innovadores para adaptarse, diversificarse, internacionalizarse, ganar productividad. Y sobre todo no ha sido capaz de transformar ventajas comparativas, coyunturales, en ventajas competitivas a más largo plazo. Nuestra economía ha crecido, sobre todo, en sectores de menor valor y de empleo menos cualificado. Por esto, si bien es cierto que ha habido en este periodo de expansión elementos positivos: crecimiento del PIB (cerca del 60% en términos reales para todo el periodo), generación de empleo (cerca de 7 millones de nuevos puestos de trabajo), aumento de la población ocupada, de la actividad de las mujeres, de la afiliación a la seguridad social con sus buenos resultados financieros o la incorporación de mano de obra inmigrante al mercado de trabajo y la mejora de ingresos fiscales,...También los ha habido negativos: déficit de balanza comercial y retroceso de la tasa de cobertura, diferencial de inflación, retroceso de las rentas del trabajo en la distribución de la renta, baja calidad y cualificación del empleo, mayor segmentación y precariedad en el mercado de trabajo, mayor desigualdad social. A esto se ha venido a sumar la crisis financiera internacional. Nunca como ahora se había podido comprobar la fuerza del mercado global financiero sobre las economías reales. Por esto sigue la incertidumbre y la recuperación de confianza queda lejos. Y nuestros sectores inmobiliario y financiero que recurrieron a apalancamientos para obtener financiación exterior, se encuentran con morosidad, activos devaluados y elevados pagos pendientes.

|9|


Por eso, con toda modestia y rigor deberemos de consolidar una estrategia sindical que sepa atender todas estas dimensiones para salir fortalecidos de ella. Lo haremos con la denuncia, con propuestas y con movilización. Con la denuncia porque, lo decíamos en nuestro 8º Congreso, desde la parcialidad de un sindicato de clase no podemos permanecer impasibles ante las consecuencias de la crisis que pagamos fundamentalmente las trabajadoras y los trabajadores. Nuestro discurso es de desenmascaramiento y de crítica de las estrategias empresariales y de la pasividad de los gobiernos ante una crisis anunciada, que no tiene nada de “fatal”, sino que era previsible y no sólo porque los ciclos económicos son reales, sino porque en ausencia de regulación, la sobreproducción y la especulación en los mercados llevan a la desconfianza y a la recesión. Lo haremos con nuestras propuestas porque también la crisis ha de servir como oportunidad de cambio y de mejora. La hegemonía de nuestro discurso está no sólo en la denuncia, sino en nuestra capacidad de presentar alternativas fundamentadas y viables, que atiendan la debilidad estructural de nuestra economía y contribuyan a una nueva regulación y orientación de la global, mediante el fortalecimiento de la acción sindical y la cooperación internacionales. Lo haremos con la movilización de nuestras capacidades y recursos de acción sindical, con la solidaridad y la participación, poniendo en el centro de nuestras demandas las necesidades y derechos sociales, con un protagonismo nuevo del sindicato en lo laboral, en lo sociopolítico y en lo institucional. En una palabra, renovando profundamente nuestro quehacer sindical y nuestra forma de ser confederación. Esto justifica por si solo el esfuerzo en este congreso de renovar nuestro proyecto, buscando nuevos caminos y nuevos impulsos en el reconocimiento de lo que hemos hecho y de lo que somos, después de 40 años de fidelidad a nuestros valores y a nuestra historia, de esfuerzo y de creatividad, de representación de las legítimas aspiraciones igualitarias y democráticas de las trabajadoras y de los trabajadores valencianos. Lo conseguiremos con éxito asumiendo la nueva responsabilidad que nos da la confianza que día a día depositan ellas y ellos en él. A lo largo de estos años, en realidad formó parte ya de los debates del informe general al 8º Congreso, hemos mantenido en el interno y ante la sociedad una reflexión permanente sobre la evolución económica, que a la vez que destacaba el crecimiento criticaba sus aspectos más negativos. En prácticamente todos los informes al Consell Confederal queda constancia de ello, comenzando por el primero de 23 de septiembre de 2004. En todos ellos insistíamos en la necesidad de corregir las tendencias negativas y los déficits estructurales como un aspecto más de nuestro compromiso por el empleo y atendiendo a las responsabilidades adquiridas en la concertación social, pero si ha habido alguna constante en este periodo ha sido la preocupación por la evolución de nuestros sectores industriales, mal llamados “tradicionales” y otros como en el de la construcción. No sólo a nivel declarativo. Baste recordar el apoyo confederal a los planes del textil y de la piel, a la manifestación realizada en Valencia el 15 de diciembre de 2004 para impulsar PAVACE y “contra la crisis industrial”, o el apoyo confederal a la asamblea y movilización conjunta de la Federación Minerometalúrgica y FITEQA de 18 de mayo de 2007, en demanda de políticas industriales. También en apoyo de reivindicaciones sobre medidas para otros sectores (construcción, etc.).

| 10 |


En muchos foros hemos presentado nuestras propuestas: en los Congresos de economía organizados por la Generalitat Valenciana (13 de diciembre de 2005 y 26 de septiembre de 2007), académicos, como en la Jornada Ernest Lluch sobre Industria y Economía Valenciana, celebrada en Alicante el 11 de noviembre de 2005, o en procesos asamblearios desarrollados con la participación de delegadas y delegados a partir del 28 de octubre de 2004, sobre crisis sectoriales y concertación social. También reivindicando la participación sindical ante la Conselleria de Empresa, Educación y Ciencia cuando, apoyándose en diferentes grupos empresariales y al margen de los marcos contractuales abiertos, se dedicó a promocionar planes estratégicos sectoriales que afectaban a ayudas al fomento de la actividad, inversiones, innovación y otras cuestiones muy rayanas en las laborales. Pero ha sido, sobre todo, en el marco de las estrategias de concertación y en la acción sindical por el empleo, donde más hemos insistido sobre un cambio en las orientaciones económicas y en las estrategias de competitividad.

La concertación social, la acción sindical socioeconómica y sociopolítica Si para CCOO el papel de la negociación colectiva es fundamental en la determinación de las condiciones y mejoras laborales, muchas veces hemos insistido en que en las sociedades modernas una buena parte de los ingresos de las trabajadoras y trabajadores, de su poder adquisitivo, de sus derechos y condiciones de vida... dependen de las políticas públicas, de los servicios ciudadanos, de los presupuestos y de otros marcos más generales de negociación representativa. En un estado autonómico, fuertemente descentralizado y casi federal, esto adquiere una especial dimensión e importancia, porque los instrumentos de regulación general, o bien están limitados constitucionalmente, o no llegan con eficacia y esto para CCOO del PV debe ser y es objeto de constante preocupación. No podemos devaluar el ser confederación de CCOO PV, con todo lo que ello implica. CCOO PV ha ejercido esta función representativa, fundamental en nuestra sociedad, especialmente por el deterioro del “espacio público”, sin delegarla o reducirla a ámbitos políticos. Porque si es preciso que se expresen con fuerza los intereses de una representación “general”, no lo es menos que el sindicalismo de clase ejerza y no devalúe la representación que le es propia en cuestiones generales. Esto lo hemos hecho en una gran diversidad de negociaciones sociales, llevadas a cabo por las organizaciones de la confederación. Por ejemplo, en materia educativa, de vivienda, sanitaria, en servicios sociales, sobre igualdad, sobre administración pública, en la defensa de nuestros sectores económicos, o frente a decisiones económicas y empresariales que repercuten en la solvencia de servicios ciudadanos o en la calidad de vida futura de determinadas comarcas... Lo hemos hecho específicamente en la “concertación social” -negociación social bipartita y tripartitapropiamente dicha. En todas estas acciones, en este mandato, dimos pasos hacia una inteligente complementariedad confederal, no exenta también de desencuentros o conflictos.

| 11 |


La concertación social autonómica. Durante estos cuatro años hemos seguido impulsando, con todo convencimiento, la concertación social autonómica. Creo, con toda sinceridad y modestia, que la solidez de eso que genéricamente se designa como “diálogo social” en el PV debe mucho a la voluntad y trabajo del conjunto de nuestra confederación. Pero, justamente por eso, nuestra responsabilidad es muy grande. No basta mantener el marco, sino que hace falta que con nuestras actitudes, con nuestro discurso, con nuestra inteligencia y asertividad, con nuestras formas y método a la hora de abordarla... lo reforcemos. El balance de las dos experiencias fuertes de concertación habidas en este mandato, la Actualización del PAVACE I y el PAVACE II es positivo: por las materias abordadas, por haber mantenido la tensión respecto de los objetivos, por incorporar nuevos instrumentos de actuación sindical, por la implicación mayor de las organizaciones en las materias que más directamente les afectan, por el esfuerzo de comunicación en el interno y en el exterior, por haber revalidado el papel del sindicalismo representativo en lo laboral y en lo sociopolítico.

La centralidad del trabajo y del empleo Las reivindicaciones en torno al empleo y a la calidad del empleo, han sido y seguirán siendo en el próximo mandato reivindicaciones fundamentales, unidas a las de un modelo productivo más diversificado, con mayor valor añadido, una actividad económica más equilibrada, con mejor reparto de esfuerzos y costes, una mejor distribución de la renta, el fomento de la inversión productiva en sectores competitivos, la mejora de infraestructuras, nuevas políticas educativas contra el fracaso escolar, de formación profesional y reconocimiento de las competencias, etc. Entre esas reivindicaciones relacionadas con el empleo hay que incluir la ampliación de cobertura de las prestaciones económicas y la eficacia de los servicios públicos al empleo y al desempleo (orientación y formación, una más eficaz y personalizada intermediación), etc. El escenario económico antes descrito y las consecuencias sociales de la crisis así nos lo impone, independientemente de que la calidad del trabajo y el empleo en todas sus dimensiones sea el centro de nuestra acción sindical diaria, de la negociación colectiva y de la concertación social, del pasado y de siempre. Los indicadores de mercado de trabajo revelan muchos aspectos de los modelos productivos y de competitividad de cada territorio y de cada sector, de las condiciones de empleo de los diferentes grupos en él, del funcionamiento de las instituciones laborales, de las estrategias y culturas empresariales en organización del trabajo y dirección, de las redes y relaciones de las empresas, entre ellas y dentro de ellas. Su análisis nos lleva siempre mucho más allá: a la dimensión sociopolítica, a valorar la cohesión social y las políticas públicas necesarias a desplegar en el medio y largo plazo. Nosotros queremos trabajar en esa perspectiva. La capacidad de incidir en el empleo expresa la capacidad de intervenir del sindicato en lo laboral, en lo social, en lo sociopolítico. Y aunque el poder contractual del sindicato se ejerce en muchas áreas y materias complementarias, bajo muchas formas, la capacidad de incidir en las necesidades ocupacionales y profesionales han

| 12 |


sido, son y serán básicas para nuestro sindicalismo, por eso debemos definir espacios e instrumentos compartidos de responsabilidad confederal.

El empleo en la concertación social En nuestro caso, como suponemos que en muchos otros, el empleo y las políticas sociales son el núcleo de nuestras estrategias de concertación. Por esto, a la hora de hacer balance de nuestros esfuerzos y actividades en materia de empleo desde junio de 2004, no podemos eludir una necesaria referencia a los contenidos y experiencias de concertación autonómica. Así destacaríamos lo siguiente: El cierre del 8º Congreso se produjo en el tercer año de vigencia del Pacto Valenciano por el Crecimiento y el Empleo (PAVACE) un acuerdo refrendado por nuestra organización y que, como conocéis, tenia una vigencia hasta el 2006. Ante el surgimiento de serios problemas en nuestros sectores más tradicionales y la falta de voluntad de aprovechar este instrumento para adaptar sus programas, ya en el último trimestre de 2004 los sindicatos empezamos a demandar su actualización, que se producirá mediante la firma el 22 de septiembre de 2005 del “Acuerdo de actualización y desarrollo del PAVACE” para el período 2006 y 2007. Esta nueva firma fue posible tras un tiempo de movilizaciones en diferentes sectores e impulsadas confederalmente. El contenido del nuevo acuerdo se ceñía a algunas de las competencias de la Generalitat en materia de políticas activas de empleo y formación, a otras de política económica e industrial, educativas, sanitarias y de servicios sociales. Asímismo, se avanzaba en reconocimiento de nuevos derechos y en mayores cuotas de participación sindical. De entre las medidas desarrolladas por el PAVACE tenemos que destacar: la adaptación de las políticas activas de empleo a la nueva situación del mercado de trabajo y la mejora en su aplicación a los colectivos con mayor dificultad (de aquí surgiría la nueva Ley de Empresas de Inserción); la constitución del Instituto Valenciano de las Cualificaciones; nuevas medidas de fomento de empleo estable y de orientación para .los trabajadores y trabajadoras en sectores en crisis. El nuevo acuerdo contribuyó a la puesta en macha de pactos territoriales de empleo en algunas comarcas más afectadas por la situación de perdida de empleo de los sectores tradicionales. La concreción de medidas complementarias al plan estatal del sector textil y el posterior del sector de la piel. Abrió paso también a la constitución del Observatorio de los Sectores Económicos y de la Industria a pesar de su limitada actividad. Permitió debatir sobre el desarrollo de infraestructuras de importancia económica, como carreteras, canalización gasística y cierta implantación de energías alternativas. Facilitó la aplicación de acuerdos sobre empleo público (para la reducción de la eventualidad y de aumento de la oferta pública de empleo, sobre retribuciones, reconocimiento de la profesionalidad en el sector sanitario y nuevos derechos de conciliación. También sirvió para obtener mejoras en materia preventiva como la constitución del INVASSAT. Sin embargo, este acuerdo, como frecuentemente nos sucede en nuestra relación con las contrapartes en los procesos de concertación autonómica siempre quedan medidas sin desarrollar, que vuelven a ser recogidas, por nuestro empeño, en nuevos acuerdos. Es el caso del desarrollo efectivo de la Ley de Renta mínima Garantizada de Ciudadanía, o el del Instituto Valenciano de las Cualificaciones, el compromiso sobre Escuelas infantiles de 0 a 3 años, o el de los centros de acogida para personas

| 13 |


inmigrantes, el de una adecuada y transparente aplicación de la Ley de Autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, o la mejora de los servicios sociales públicos. Asimismo el del plan integral de la Generalitat Valenciana para la prevención de riesgos laborales, elaborado por las diferentes consellerias que tienen competencias en esta materia. Todos ellos han quedado nuevamente recogidos en el nuevo acuerdo del PAVACE II, firmado el 15 de septiembre de 2008. Este último acuerdo está en la línea de los grandes acuerdos de concertación autonómica. Creo, además, que por la forma como se negoció mejora respecto de otros procesos: por la definición de cinco grandes áreas temáticas, por la incorporación a nuestra representación de algunas organizaciones, por la coordinación establecida, la preparación técnica de nuestras propuestas y la intensidad de los trabajos, supone un mejor ejemplo de negociación entre partes, sin superar el déficit de implicación y responsabilidad en algunas de ellas, que se sigue dando y que puede condicionar seriamente sus resultados. El eje central del documento es la insistencia en el impulso de un nuevo modelo económico y de crecimiento. Esto se concreta en objetivos en torno al empleo, en formación y cualificación, políticas activas respecto de los colectivos más vulnerables, de igualdad, en materia preventiva y sobre instrumentos normativos, convencionales y complementarios de las relaciones laborales. Se habla de estrategias sectoriales, de inmigración y gestión de la diversidad, de vivienda, medio ambiente, territorio, movilidad e infraestructuras, cooperación y cooperación sindical. Extensamente sobre políticas de bienestar: oferta pública de educación infantil de 0 a 3 años, Ley de renta mínima garantizada de ciudadanía, despliegue de la Ley 39/2006 y prestaciones de atención a la dependencia, ley de servicios sociales y juventud. Finalmente, se cierra este acuerdo (2009-2013) con el foro de participación ciudadana, la ley de participación institucional de los sindicatos y organización de la administración autonómica. El desarrollo de este acuerdo, que obtuvo un apoyo casi unánime en el Consejo Confederal extraordinario de 17 de septiembre pasado, establece el marco de diálogo tripartito a desarrollar en el mandato que se abre con este 9º Congreso.

Los pactos territoriales de empleo A lo largo de este mandato una de las estrategias desarrolladas en materia de empleo ha sido y lo sigue siendo fomentar los pactos territoriales de empleo de ámbito comarcal o local, porque entendemos que permiten la movilización de recursos económicos y sociales para generar nuevas posibilidades de actividad y de empleo. Esto es especialmente importante en aquellos territorios del PV que sufren con mayor intensidad los efectos de la competencia internacional por tratarse de economías muy centradas en formas de monocultivo industrial de sectores maduros y que con frecuencia siguen basando su competitividad en condiciones caracterizadas por los bajos costes laborales, manteniendo también altas tasas de desempleo y de eventualidad. También en aquellos territorios del interior, con muchos menos recursos, dotacionales y económicos, que se están despoblando y requieren medidas para su desarrollo económico y social. Asimismo, estos pactos son importantes en áreas metropolitanas que concentran recursos y problemas de exclusión o tienen mal enfocadas sus posibilidades de actividad y de empleo. En esa línea, en este periodo se han conseguido varios nuevos pactos territoriales de empleo. Hemos contribuido de forma decisiva a los de l’Horta Sud, de la Ciudad de

| 14 |


Valencia, de la Ciudad de Alicante, del de la Vega Baja, que se constituyeron ya antes del 8º congreso. En este periodo se han conseguido los de Alto y Medio Vinalopó, el de la ciudad de Elche, el de l’Horta Nord, el de la Ribera, el de Comarcas de la Serranía, también se ha revisado el Pacto por el Empleo de la ciudad de Valencia. Últimamente se alcanzado un acuerdo en la población de Onda y el último formalizado ha sido el de la Safor (el 9 de enero). Además, se sigue trabajando con el de la Foia de Castalla. A pesar de nuestra insistencia continúan algunos territorios de las características descritas sin pacto por el empleo, lo que nos invita a continuar trabajando para conseguirlo. En otros casos no hemos tenido éxito. CCOO PV propuso al Consorcio de las Comarcas Centrales la conveniencia de promover un pacto territorial por el empleo en dicho ámbito. Después de un largo proceso de trabajo y negociación, las negativas de ATEVAL (patronal del textil) y de la UGT no lo permitieron. Las actividades de los pactos constituidos generan más de 4.500 contratos anuales y afectan a más de 25.000 personas desempleadas cada año, en diferentes actuaciones relacionadas con el empleo y el desarrollo profesional.

Los servicios e instrumentos para la mejora del empleo La lucha por la estabilidad y calidad por el empleo en el PV ha sido y es más necesaria que en otras comunidades autónomas, si se puede hablar así, dado que nuestra tasa de temporalidad se ha mantenido siempre por encima de la media del conjunto del estado (entre 3 y 5 puntos) y alcanzando cotas de más del 36% de las personas ocupadas. Esta es una de las mayores dificultades de nuestro mercado de trabajo y afecta principal y diferencialmente a los jóvenes, las mujeres y el personal inmigrante. La última reforma laboral pactada, las medidas aplicadas del PAVACE sobre fomento del empleo estable, la acción en materia de empleo del conjunto del sindicato en los centros de trabajo, o la combinada con la institucional en las comisiones de seguimiento de la contratación de las tres provincias, junto con la actuación del la Inspección de Trabajo y SS, ha conseguido reducir en más de cuatro puntos porcentuales la tasa de temporalidad, desde mitad del 2004 a finales del 2007. A partir de esa fecha, la tasa de temporalidad continuó cayendo hasta alcanzar el 32,5% en el ultimo trimestre del 2008, pero esta vez más como consecuencia de la caída general del empleo, que comenzó su primer ajuste sobre el empleo temporal. Aun así, seguimos teniendo una tasa de temporalidad alta, especialmente en el caso de las mujeres que es del 34,6%. Para la mejora del empleo hemos de destacar el trabajo desarrollado por el ASEM, nuestro servicio de orientación para el empleo. En los cuatro últimos años se han atendido a más de 40.000 personas desempleadas, con 33.898 acciones de diferente modalidad: Desarrollo de Aspectos Personales para la Ocupación (DAPO);Búsqueda Activa de Empleo (BAE-grupales); tutorías; entrevistas (individualizadas o de grupo); Información y Motivación para el Autoempleo (INMA); Asesoramiento de Proyectos Empresariales (APE-individuales). Teniendo en cuenta que el modelo de orientación del SERVEF no es eficaz y responde a situaciones anteriores en nuestro mercado de trabajo, el esfuerzo del personal técnico de nuestras organizaciones ha permitido que la Orientación de CCOO

| 15 |


PV sea la de mejor calidad en nuestro ámbito, como indica el nivel de satisfacción de las personas usuarias. El personal de ASEM y de FOREM PV hace más de cuatro años que trabaja e investiga sobre un modelo de orientación diferente, que tiene en cuenta los cambios en el mercado de trabajo y el servicio a las personas. Dicho modelo se está construyendo recogiendo la experiencia adquirida en el desarrollo del proyecto Atlas, dirigido en estos años a las personas ocupadas y asalariadas de los sectores del textil, calzado, curtidos etc... y que se centró en prevenir el desempleo, en orientar a otras profesiones y en elevar el nivel de cualificación profesional en el desempeño del trabajo habitual de las personas participantes.

Formación profesional para el empleo El nuevo sistema integrado de formación profesional, que se define a partir del nuevo marco normativo estatal, ha supuesto que en estos últimos años se hayan dado pasos fundamentales en el desarrollo autonómico del modelo. En este sentido, CCOO PV hemos sido protagonistas en el marco del Consejo de Formación de la CS CCOO de modo que nuestras propuestas coadyuvaran a los logros normativos. Al respecto hay que saludar nuestras aportaciones respecto de la regulación que se hace del derecho personal a la formación en el RD 395, que define el nuevo modelo de formación para el empleo, o en relación con la configuración definitiva de los centros integrados de formación profesional. En nuestro ámbito nuestra participación en los órganos de representación ha procurado trasladar efectivamente el nuevo modelo a la distinta producción normativa de la administración, así como la vinculación de los aspectos fundamentales de la implantación del nuevo modelo inserta en la propuesta programática del PAVACE II. Al respecto se ha de destacar el papel que el sistema integrado de orientación profesional va a jugar, la potenciación del Consejo Valenciano de Formación Profesional, la configuración de una red pública de centros integrados en el territorio o la activación del trabajo que ha de realizar el Instituto Valenciano de las Cualificaciones en el desarrollo de sus competencias. En clave más interna son destacables los avances producidos respecto a la participación de las organizaciones confederadas en el desarrollo del Plan intersectorial autonómico y la sindicalización del mismo. También hay que mencionar la importante contribución de CCOO PV al documento confederal sobre coordinación y complementariedad en la ejecución de la formación profesional para el empleo. A ese respecto también se han producido avances significativos en la relación entre federaciones y uniones y en la ejecución de los distintos planes de oferta que estas organizaciones desarrollan. Finalmente, es preciso mencionar el salto cualitativo que FOREM PV ha dado en adecuar sus instalaciones e infraestructuras para ofrecer a las distintas organizaciones una herramienta idónea a utilizar por ellas como instrumento de afiliación y sindicalización. En otro apartado hablaremos de esto más extensamente. También hemos de valorar positivamente que las organizaciones federales estén apostando decididamente por la utilización de este instrumento para su acción sindical en materia de formación al tiempo que animamos a las federaciones que todavía no lo hacen para la utilización de nuestras herramientas propias.

| 16 |


El Estado de Bienestar y la defensa de lo público La defensa del Estado de Bienestar es fundamental para nosotros. Lo hemos hecho y lo haremos decididamente porque definimos el Estado de Bienestar como el conjunto de derechos, instrumentos y poderes que otorgan a la ciudadanía capacidad de intervención en la construcción y defensa de un modelo de sociedad justo y solidario. Por esto junto a la extensión de derechos reivindicamos la concreción de condiciones materiales para su reconocimiento efectivo, especialmente a toda la población excluida o en riesgo de ser excluida de los mismos. Es decir, una red de Servicios Públicos que faciliten y amplíen la necesaria cohesión social. Pero las tendencias, cada vez más agresivas de la Generalitat Valenciana, ha sido deslegitimar la escasa red pública e introducir al sector privado en la dirección y gestión de estos servicios necesarios. Desde CCOO PV nos oponemos a estas medidas privatizadoras, al tiempo que exigiremos y reivindicaremos la universalidad y calidad de los Servicios Públicos, para que se conviertan en un instrumento eficaz que garantice la igualdad de oportunidades en una sociedad basada en una justa distribución de la renta. Si miramos hacia atrás apenas algunos años, vemos con preocupación como las políticas sanitarias, educativas, de servicios sociales y de servicios de atención a las personas dependientes, han venido trasladando la provisión de los servicios desde “lo público” hacia “lo social/privado”; y lo que es más grave, trasladando la competencia y responsabilidad del diseño de las políticas de bienestar social, desde el ámbito de las Consellerías respectivas hacia las dinámicas e intereses del mercado. Las fórmulas de gestión han sido muchas y diversas: desde las Empresas Públicas, pasando por las Empresas Mixtas y hasta las Concesiones Administrativas. Todas ellas con un aspecto común en su desarrollo, que ha sido la falta de transparencia, la opacidad en su gestión y la falta de control de la ciudadanía, aunque pudiera participar en diferentes Consejos más o menos consultivos o de participación de las diversas Consellerías y Organismos Públicos. Todo ello ha tenido una repercusión negativa en la calidad de los servicios públicos y en las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras que los atienden. CCOO PV ha venido denunciando estas políticas, exigiendo al mismo tiempo unas condiciones de calidad y equidad en la prestación de los servicios públicos como garantía de su eficacia y de la buena atención a las personas. Las decisiones políticas adoptadas han tenido claro reflejo en los sucesivos Presupuestos Generales anuales de la GV. Estos son cada vez más inservibles para centrar el debate público y no responden a las necesidades sociales de la mayoría de los valencianos y valencianas. A lo largo de este mandato hemos continuado con el estudio y seguimiento de los presupuestos anuales, realizado por el Gabinete Técnico confederal y por algunas federaciones, estableciendo contacto con los grupos parlamentarios para intentar modificarlos en un sentido favorable a la efectiva atención de esas necesidades. No creo que corresponda a este informe valorar todo lo que se ha hecho territorial o sectorialmente en estas y otras dimensiones. Todas y todos los delegados a este 9º congreso pueden tenerlo presente y espero que los debates de las delegaciones y los resúmenes ante el pleno de las diferentes portavocías, además de valorar el conjunto del informe, puedan aportar mayor concreción a lo que en él se expresa.

| 17 |


Pero aunque sólo sirva para sugerir esas intervenciones, por su importancia y transversalidad creo que se han de citar sin ser exhaustivos: la demanda de un pacto social en educación que hicimos nuestra, o el reciente apoyo a las diez reivindicaciones de la plataforma por la enseñanza pública, la defensa del EBEP y el estatuto marco sanitario y la necesidad de su adecuado desarrollo autonómico, de un modelo público de prestación y provisión de servicios esenciales sanitarios, de las cuestiones profesionales y homologaciones, el apoyo a las movilizaciones en defensa del empleo en los Vinalopós (Elda, Novelda..) o contra manifestaciones racistas y xenófobas en Elx (Carrús), la reivindicación de la correcta aplicación de la Ley de Dependencia, de la LO de Igualdad, o nuestra intervención en materia de Vivienda, etc...

Igualdad El 7 de julio de 2004 se firmó en Madrid con el nuevo gobierno socialista el Acuerdo Tripartito “Competitividad, empleo estable y cohesión social. Declaración para el diálogo social” en el cual se definían las materias para una nueva etapa de concertación que hiciera posible y compatibles los tres objetivos del enunciado. Las materias comprometidas eran muchas e importantes y abrieron nuevas dinámicas de concertación y de acción confederal sobre políticas sociales y de bienestar en el PV, especialmente en igualdad, atención a la dependencia e inmigración. Fruto de esa negociación se consiguieron cambios normativos que recogían importantes reivindicaciones nuestras, entre otras, la Ley contra la violencia de género de finales de ese año y la Ley Orgánica de Igualdad efectiva entre hombres y mujeres de marzo de 2007. Ambas leyes han facilitado nuevos enfoques a nuestro compromiso con la igualdad y que este haya sido más efectivo. Además, el hecho de que la patronal se manifestara abiertamente en contra ayudó a la profundización del debate social y a sindicalizar más sus instrumentos. Hoy estamos comprometidas y comprometidos con el desarrollo de planes de igualdad en todas las empresas donde esto sea posible y su incorporación decidida a los pactos, acuerdos y convenios de negociación colectiva. Son un instrumento que tenemos que aprovechar para corregir las discriminaciones en el medio laboral y poner en marcha medidas de acción positiva. Esto ha dado una proyección nueva a las actuales secretarías y áreas de trabajo de la mujer, en la actuación a demanda de las organizaciones o de las mujeres afectadas y en la acción pública externa. Se ha contestado con rapidez y eficacia a las situaciones de desigualdad, en actuaciones específicas o generales: mediante la intervención en denuncias que nos llegan a través de federaciones y uniones o en nuestro empeño para introducir cláusulas contra la discriminación y a favor de la igualdad en los convenios colectivos. Nuestra presencia ante la opinión pública en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres ha sido también constante, ya sea con la participación del sindicato en las acciones del 8 de Marzo y del 25 de noviembre o en las concentraciones en las que se manifiesta nuestro rechazo a los asesinatos de mujeres. Continuaremos exigiendo medidas que eliminen esta lacra social.

Ley de Dependencia También de aquel proceso de concertación estatal surgió la nueva Ley de promoción de la autonomía y atención a las situaciones de dependencia, cuya aplicación en el PV

| 18 |


no ha sido fácil. La interlocución con el gobierno valenciano no ha sido positiva ni exenta de tensiones. El Acuerdo alcanzado en 2005 (en el marco de actualización del PAVACE), comprometía desarrollos que han sido incumplidos por parte del Consell. Así, la implantación y el desarrollo normativo autonómico de la Ley estatal, se ha realizado al margen del diálogo social, y a espaldas de entidades sociales, profesionales y académicas implicadas y afectadas, así como de la administración local o del resto de fuerzas políticas con representación en las Cortes. La implantación del Sistema para la Autonomía y Atención a las situaciones de Dependencia (SAAD) en la Comunidad Valenciana se ha realizado con absoluto déficit democrático, lo cual deslegitima el proceso y explica los malos resultados en su configuración y gestión. Nuestro compromiso e implicación ha sido relevante, tanto en la colaboración con la confederación estatal, como en la sociedad valenciana. Ya en la fase propositiva y de elaboración de la propia Ley estatal, como en los dos últimos años de su aplicación hemos venido haciendo un trabajo relevante y permanente, mediante convocatorias públicas, jornadas y actos internos para dar a conocer y valorar la ley y su aplicación. Hemos de resaltar las iniciativas de las organizaciones comarcales, así como de la federación de pensionistas y de las federaciones del área pública en la organización de los mismos. Se ha traducido también este compromiso en la promoción de un movimiento social reivindicativo y organizado en defensa de la adecuada y efectiva aplicación de esta Ley, (creación de observatorios etc.), movimiento del que formamos parte activa y que progresivamente va ampliándose y consolidándose en toda la Comunidad. También hemos establecido desde CCOO PV estrecha colaboración con Instituciones como la Sindicatura de Greuges, donde nuestras aportaciones han sido ampliamente recogidas. Igualmente desde diversas organizaciones sociales, gobiernos municipales, etc., se nos ha invitado a participar en actos públicos, para dar a conocer nuestras consideraciones entorno a la Ley y su aplicación en nuestro ámbito. Realizamos también una investigación social haciendo un recorrido por los distintos escenarios (de atención, de recursos, de gestión, de empleo, etc.) que definen la atención a la Dependencia en el PV, que ha tenido muy buena acogida y consideración en el ámbito científico y que ha dado soporte y fundamentación a nuestras propuestas. Así mismo, hemos hecho un detallado estudio y seguimiento de la norma valenciana, que nos ha conducido a presentar un recurso contencioso administrativo y una permanente denuncia pública sobre las deficiencias e incumplimientos del gobierno valenciano en la implantación y gestión del SAAD. Destacando la denuncia de la externalización en la mercantil AVAPSA de las funciones de valoración, prescripción de servicios y gestión que la propia ley reserva y encomienda a las Administraciones, como funciones y competencias de responsabilidad netamente pública. El contacto directo con empleados públicos que trabajan en este ámbito, y que ha sido posible a través de los diversos cursos de formación continua que se han realizado desde la secretaría de política social, también ha sido cualitativamente muy importante para nuestra labor sindical de conformar criterio y favorecer la retroalimentación recíproca en el compromiso sindical. Hemos denunciado también la falta de voluntad e implicación del Consell en cumplir los compromisos de financiación, inversión pública en infraestructuras, promoción de

| 19 |


servicios, así como la escasez de contrataciones realizadas por las administraciones, para la aplicación de la Ley, que está limitando en el PV los beneficios sociales, económicos y de empleo que la implantación de este Sistema de protección social conlleva. Hay que destacar también las distintas movilizaciones promovidas por nuestras federaciones del área pública entorno a reivindicaciones para la suficiencia de empleo y unas mejores condiciones de empleo y trabajo de los trabajadores y trabajadoras de centros y servicios públicos y privados de atención a la dependencia, así como en las administraciones y dando eco a las denuncias e incumplimientos en materia salarial, sobre la falta de profesionales, en problemas de salud laboral, de rotación y temporalidad etc., que se acusan significativamente en este sector. La reivindicación, la denuncia, la propuesta seguirán siendo una constante de nuestro quehacer sindical en esta materia. Pero ello no nos hace olvidar la importancia y la necesidad de que definitivamente se establezca un proceso continuado de concertación social. Por ello exigiremos que el gobierno cumpla los compromisos contenidos en el PAVACE y pueda reconducirse por una lado y realizarse por otro, todas aquellas actuaciones y medidas que concluyan en la adecuada atención de las personas en situación de dependencia y la creación de empleo suficiente y de calidad que requiere la implantación de este sistema como servicio público.

Inmigración En el año 2005 se produjo un proceso de regularización extraordinario de personas inmigrantes que nosotros apoyamos y que la confederación demandó dentro de los temas incluidos en la negociación tripartita para evitar la explotación laboral de la gran bolsa de inmigrantes irregulares que se había generado. Hoy CCOO PV tiene asumido que los procesos de inmigración laboral son un fenómeno estructural que van a durar en el tiempo y que nuestra voluntad de regular los mercados laborales no está reñida con el respeto de los derechos de la personas a emigrar y a ser acogidas, tanto con adecuadas políticas de control de flujos como de integración. Entre los logros de nuestra acción sindical con el personal inmigrante en este mandato debemos destacar: El haber experimentado un método colectivo de acogida sindical, que a la vez que brinda información legal, presta un servicio personalizado y contribuye a la afiliación al sindicato. La consolidación de una red estable y próxima de asesoramiento, atendida mediante acuerdos institucionales y con fondos propios del sindicato, por personas expertas del CITMI CITE. Red que atiende en 24 municipios y que ha conseguido prestar un buen servicio de atención, junto a la que prestan las federaciones y uniones. Todos estos servicios han posibilitado incrementar significativamente la afiliación de estos colectivos a CCOO; además se ha sostenido experiencias de acción sindical con colectivos concretos de inmigrantes en situación de especial vulnerabilidad. A partir de esta experiencia deberemos desarrollar una acción con los propios inmigrantes, como tarea de cada federación y unión, reforzando una práctica ya reflexionada de sindicalismo de la diversidad, en los centros de trabajo y en las estructuras propias del sindicato. Para esto, dentro de la asignación de tareas ordinarias debería contemplarse esta labor, la posibilidad de que compañeras y compañeros asumieran responsabilidades en el sindicato según sus posibilidades.

| 20 |


Asimismo deberíamos continuar el esfuerzo de organizar colectivos de problemática específica y que hoy se encuentran más en la economía informal y sumergida que con derechos reconocidos. Nuestro sindicato, que ha sido pionero en este trabajo debe, en el resto de sus actividades socioeconómicas y sociopolíticas, dar una proyección a su esfuerzo de acción sindical propiamente dicha, contribuyendo a una visión realista y positiva de la inmigración y oponiéndose activamente a formas de racismo y xenofobia que pueden, además, acrecentarse con la crisis.

Actuación en materia de Vivienda Nuestro 8º congreso nos situaba como organización ante un nuevo reto social: contribuir a hacer efectivo el mandato constitucional de que todos los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a una vivienda digna como bien básico. En el programa de acción denunciábamos también las políticas en materia de vivienda promovidas por la GV: los altos precios y el esfuerzo salarial de acceso a una vivienda, la compra como única opción posible ante la falta de parque suficiente de vivienda de alquiler, etc. Al inicio de este mandato nos pusimos pues a trabajar en el análisis sobre la situación de la vivienda y el urbanismo en el PV. Para ello contamos con el trabajo de las organizaciones que, después de un largo proceso, culminó en la elaboración y posterior aprobación de un documento que nos sitúo en las mejores condiciones posibles para afrontar la interlocución con el gobierno de la GV y sintetizaba nuestras propuestas. La interlocución con los gobiernos, no sólo de la GV sino también los municipales en materia de vivienda no ha resultado, ni resulta fácil, ya que hemos tenido que ganarnos un espacio de reconocimiento institucional como interlocutores en la materia que, aún hoy, no es bien entendida por las administraciones. A pesar de estas dificultades, teníamos la determinación firme de ganarnos este espacio y con nuestro esfuerzo hemos avanzado mucho en algunos elementos fundamentales, encontrándonos también con obstáculos importantes en otros. Entre los aspectos positivos se encuentra el hecho, nada desdeñable, de que hemos sido capaces, por primera vez. de introducir y acordar materias de política de vivienda en la concertación con el Gobierno de la GV y con alguna administración local. El Pacto Valenciano por la Vivienda con la GV se encuentra en estos momentos en plena fase de desarrollo con la constitución del Observatorio Permanente de la Vivienda, que debe ser el instrumento fundamental del acuerdo. Este Pacto ha fijado las claves que deben mejorar la situación de crisis que vive la vivienda protegida, así como para conseguir que la vivienda sea considerada como un derecho esencial de la ciudadanía. No dejaremos de insistir en el hecho de que haber ganado estos espacios de interlocución, así como el propio Pacto, no asegura el cambio radical que necesitan las políticas públicas en materia de vivienda, pero no debemos desaprovechar esta oportunidad y continuar trabajando en ello. Entre los aspectos negativos que más lastran un cambio, está el empecinamiento del Gobierno de la GV por mantener unas políticas de vivienda basadas no en el derecho de acceso, sino en el beneficio continuo de promotores y propietarios de suelo. Ejemplo de esto lo encontramos en los sucesivos decretos y plan autonómico de vivienda que siguen basando su filosofía en la subida de precios de las viviendas

| 21 |


protegidas, de los suelos protegidos,... así como en favorecer la salida al mercado de vivienda protegida de las calificadas como libres o la disminución de las ayudas directas a la adquisición de vivienda protegida. Son estos aspectos, positivos unos y negativos otros, los que nos estimulan a seguir trabajando para cambiar y mejorar las políticas de vivienda y urbanismo en el PV. Hoy lo podemos hacer porque estamos en mejores condiciones de intervenir, tanto en lo institucional como en lo social, por haber avanzado en ser un referente social. Hoy CCOO es un referente y un interlocutor porque a través del proyecto VITRA-GPS intervenimos en el mercado de la vivienda protegida, y esto no es nuevo. Somos la primera cooperativa social de vivienda en el conjunto del estado y también en el PV. Desde nuestra primera promoción como Vitra, allá por el año 1992, hasta hoy hemos construido más de 35.000 viviendas protegidas en todo el estado y de éstas 1.200 en el PV. Sólo en los últimos 4 años hemos entregado, estamos construyendo o promocionando 825. Hemos dado un paso de gigante en este sentido. Esta realidad ha sido posible gracias al trabajo de las organizaciones territoriales que han puesto empeño en conseguir acuerdos y convenios con ayuntamientos para poder desarrollar este proyecto. Hemos puesto en marcha promociones a lo largo y ancho del PV (Alicante, Elx, Sueca, San Joan, Sagunto, l’Alcúdia). Junto con los convenios con los ayuntamientos hemos podido desarrollar otro que suscribimos con la GV en el año 2003 para la cesión de suelo. Desgraciadamente este último convenio ha pasado por todas las vicisitudes posibles, sobre todo hemos pasado por tres Consellers diferentes y cada uno con un criterio sobre cómo afrontar su cumplimiento. Esto explica que aún no esté culminado y que quede mucho por hacer. El empuje que hemos desarrollado en todos estos años y, fundamentalmente en los últimos 4, debe impulsarse con más energía si cabe en los próximos, porque proyectos como el nuestro de Vitra son más necesarios que nunca en la situación por la que está atravesando la vivienda protegida y, por qué no decirlo, los proyectos cooperativos y sociales de vivienda.

La participación institucional del sindicato El objeto fundamental de nuestra participación institucional ha sido y debe seguir siéndolo el conseguir avances en el Estado de Bienestar tal y como lo hemos definido. La participación institucional del sindicato se ha extendido en cantidad, aunque no siempre hemos tenido la capacidad real de control sobre las diversas políticas públicas, a pesar de representar a miles de trabajadores y trabajadoras valencianos. La aparición de nuevos organismos de participación no ha ido pareja con una consolidación de la participación real del sindicato y del resto de organizaciones sociales, ciudadanas y sectoriales. En algunos casos pretendiendo hurtarnos a los sindicatos confederales y generales nuestra responsabilidad constitucional y real de representación. Esta política de participación social meramente formal, ha venido acompañada de una clara intención de apoyo y soporte a diversas organizaciones de la sociedad civil -más cercanas a sus intereses- con la pretensión de cambiar la representación organizada crítica de la sociedad valenciana.

| 22 |


Al mismo tiempo, al interno del sindicato, hemos venido trabajando más coordinadamente desde la Confederación y las organizaciones territoriales y federales, en el diseño y defensa de las diversas políticas sociales que componen el sistema de protección social en el PV. Las Uniones Intercomarcales han mejorado su implicación en las tareas de representación sociopolítica ejerciendo, como les corresponde, su función de sindicato en la sociedad. También algunas federaciones y especialmente las del área publica han jugado un papel decisivo, uniendo y a la vez diferenciando, sus demandas sectoriales con otros elementos de carácter general. También hemos mejorado la calidad de nuestra participación en aquellos organismos e instituciones promovidas en el marco y como resultado de los procesos de concertación social (SERVEF, INVASSAT, TAL...). Otro ámbito de especial importancia ha sido la participación en los Consejos Sociales de las Universidades Públicas valencianas, donde hemos hecho una contribución que se nos reconoce. Partiendo de la convicción de que no habrá cambios de futuro en el modelo económico sin mejorar sustantivamente nuestros resultados educativos y reforzando los sistemas públicos de I+D+i, del necesario seguimiento de la problemática social del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, pero, sobre todo, de las políticas y actitudes del Consell, esta es una representación institucional que debemos cuidar por más necesaria. Deberemos estar especialmente atentos a la aparición de cambios normativos e iniciativas en relación con el sistema educativo (Universidades, educación infantil, extensión de conciertos a bachillerato, Consejos Escolares...), así como los cambios anunciados en vivienda y urbanismo, políticas fiscales y ordenación sanitaria. Vigilar la gestión pública de los servicios públicos, haciendo especial hincapié en su financiación, titularidad, control sindical de la gestión, participación ciudadana y calidad, evaluación y ampliación de prestaciones. En este sentido hay que mejorar la coordinación y la complementariedad de estructuras, federales y territoriales, así como buscar una mayor y más amplia confluencia con organizaciones sociales y ciudadanas en la defensa y mejora de todos los sistemas de protección social en nuestro país. Debemos dar más importancia a frentes de trabajo institucional relacionados con infraestructuras, políticas sectoriales etc. Asimismo prestar más atención y seguimiento a instrumentos que van a tener más relevancia en la crisis (instituciones financieras, IVF...) y, por supuesto, en órganos de naturaleza laboral o estrechamente ligados a nuestra representación propia (CES,...). Finalmente, dado el compromiso recogido en el PAVACE II de elaboración de una Ley autonómica de participación institucional, este punto nos exige, en nuestra doble condición de firmantes del pacto, como de agentes directamente afectados por su contenido, reflexión, trabajo y compromiso.

Nuestra contribución a la construcción de un sindicalismo internacional El Consejo Confederal Estatal aprobó en el 2003 un documento estratégico sobre nuestra política internacional: “Democratizar la globalización, construyendo el sindicalismo internacional”.

| 23 |


La globalización de los derechos sociales y económicos es una de nuestras principales prioridades, ayudando para ello, al fortalecimiento de los sindicatos de sur, en su condición de instrumentos de transformación social. Esto hace que CCOO PV busque alianzas con otras organizaciones sociales con las que compartimos análisis y alternativas, alrededor de los Foros Sociales. La presencia del sindicato en tales foros tiene pleno sentido cuando al mismo tiempo, y como objetivo prioritario, desarrolla formas propias de actuación en tanto que organización solidaria de los trabajadores. La evolución de los foros sociales en sus diferentes ámbitos, así como la ampliación y mejora de las relaciones sindicales internacionales, ha hecho que hayamos disminuído nuestra presencia en ellos (sin dejar de asistir a algunos debates importantes para el movimiento sindical y para el medioambiente) al tiempo que hemos centrado nuestros esfuerzos en la consolidación del movimiento sindical internacional y el papel que CCOO queremos y podemos jugar en él. En este sentido una parte notable de nuestra actividad internacional ha sido apoyar las campañas de la CES (euromanifestaciones, participación en el XI Congreso...) y la constitución de la CSI (presentación a la opinión pública del congreso fundacional de Viena, desarrollo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, recabando apoyos institucionales y sociales). Nuestra valoración de esta jornada es positiva, si bien en el PV podríamos haber obtenido una mayor participación de las plantillas desde los centros de trabajo y una mejor coordinación de las federaciones en dicha jornada. Otro frente de actuación ha sido el impulso de la cooperación al desarrollo. El País Valenciano seguimos siendo una comunidad que no alcanza el 0,7%. Es, además, una de las pocas Comunidades Autónomas que no disponía hasta ahora de Ley de Cooperación y que no ha reconocido aún a los sindicatos como agentes de cooperación internacional. Recientemente y después de no pocos esfuerzos y controversia, se ha aprobado una Ley Valenciana de Cooperación que ya está publicada y en vigor. Además, a partir y fruto de la experiencia positiva del convenio entre nuestra Fundació Pau i Solidaritat del PV y el Instituto Sindical de América Central y el Caribe (ISAAC), que ha tenido tres años de duración (finaliza en mayo 2009), en los próximos días y relacionado con las negociaciones del PAVACE II se suscribirá, entre la Generalitat y las organizaciones sindicales más representativas, un “Pacto sobre la Cooperación Sindical” que nos reconoce como agentes de cooperación sindical y nos va a permitir reorientar la labor de la Fundació Pau i Solidaritat hacia proyectos de cooperación sindical. En este mandato la implicación de las organizaciones en Pau ha mejorado, sobre todo las Uniones territoriales. El reto para el próximo periodo es conseguirlo también de las federaciones. Será necesario buscar las fórmulas más adecuadas y dar pasos en nuestro funcionamiento como red en el PV. Del mismo modo, debemos exigir y participar en la red de fundaciones Paz y Solidaridad de ámbito estatal porque cada vez es más importante y conveniente estar coordinados para la cooperación sindical internacional desarrollando y complementando decisiones previamente acordadas. Nuestros proyectos de cooperación se han dirigido hacia las raíces de la desigualdad, evitando acciones puntuales aisladas y orientándose a desarrollar las capacidades de sindicalistas y otros agentes sociales representativos del mundo del trabajo en sus comunidades, en el marco de una concepción alternativa del trabajo en una economía global.

| 24 |


Por razones históricas se han realizado fundamentalmente en Centro América, Caribe, zona andina y México. Es en esas zonas donde debemos impulsar también la cooperación sindical internacional y en el ámbito geográfico y cultural del Mediterráneo. Aprovechando diferentes experiencias y relaciones: con FNT (frente nacional del trabajo) de Nicaragua y UNSITRAGUA (Unión Sindical de trabajadores de Guatemala), al tiempo que continuaremos apoyando el ISACC. Iniciaremos la cooperación en el mediterráneo con la UGTA (Unión General de Trabajadores de Argelia) y consolidaremos la relación –hasta ahora meramente institucional y de ayuda económica puntual- con la UGT-SARIO del Sahara Occidental. También existen posibilidades de colaboración con la Asociación de Trabajadores saharauis en el Sahara occidental ocupado (El Aaiun). Además de los proyectos de cooperación, una importante área de trabajo de la Fundació Pau i Solidaritat ha sido la sensibilización sobre el trabajo a nivel global, sobre los Objetivos del Milenio, sobre actitudes solidarias. Esto se ha realizado en colaboración con algunas federaciones, especialmente con la de enseñanza en centros educativos, y en el marco de la formación de delegadas y delegados. Si se confirma el convenio anual deberemos extender estas actividades mucho más, en todo el PV, mediante las Uniones territoriales. También en este mandato hemos continuado la experiencia del Partenariado sindical europeo, con 8 sindicatos de la CES de 5 regiones, con los que hemos compartido acciones y reflexiones, generales (por ejemplo, sobre concertación regional, modelo europeo de empresa, sindicalización de la juventud, experiencias de inmigración...) o sectoriales (seguridad en puertos y aeropuertos, industrias del automóvil y su entorno...). El año 2009 se nos acaba de aprobar el proyecto “ARIADNA”, presentado por CCOO PV a la Comisión Europea en nombre de todos los sindicatos socios. Será necesario en este próximo periodo seguir compaginando proyectos y relaciones entre confederaciones (territoriales/regionales) y (aumentar/mejorar) las relaciones de ámbito sectorial/federal para ayudar a la acción sindical transnacional. En los últimos años ha crecido entre nosotras y nosotros la conciencia sobre la incidencia de las dinámicas y mercados globales en nuestra evolución económica, laboral, social y cultural. Para CCOO PV, como para el conjunto del movimiento sindical internacional, los ámbitos de actuación han cambiado y los instrumentos de regulación económica, laboral y social para ser eficaces han de desarrollarse encontrando un equilibrio, no siempre fácil, entre perspectivas locales y globales. CCOO PV sin perder, pues, la dimensión de proximidad, muy pertinente cuando se trata de regular condiciones laborales y de ejercer una representación, debe contribuir a que se abran nuevos espacios de intervención sindical en un mundo global, asumir nuevas categorías y reforzar, con la modestia y las limitaciones propias de una organización sindical que actúa en un nivel territorial limitado y respetando sus compromisos confederales, el movimiento sindical internacional. En resumen, a la hora de valorar lo que hemos impulsado y hecho en este mandato para fundamentar las líneas de actuación futura recogidas en la ponencia, podemos señalar como principales las siguientes: hemos contribuido al fortalecimiento del sindicalismo internacional con el apoyo al sindicalismo representativo en algunas áreas, obtenido el reconocimiento para una cooperación específica sindical que ya ha

| 25 |


comenzado con algunas experiencias y desarrollado proyectos de cooperación y de sensibilización a través de la Fundación Paz y Solidaridad de CCOO PV.

Nuestra acción sindical. La negociación colectiva La negociación colectiva en sentido amplio es el eje de nuestra acción sindical. De la concertación como negociación social depende la defensa y mejora de lo que hemos definido como estado de bienestar, derechos, servicios y políticas públicas, calidad de vida. Pero es en la negociación colectiva sectorial, de empresa o centro de trabajo o con instancias de las administraciones, donde participamos en la determinación de las condiciones de trabajo y de empleo, así como donde disputamos las posibles mejoras de la distribución social. La acción sindical desarrollada en el periodo congresual que evaluamos pasa por el análisis de cinco áreas de trabajo principalmente: negociación colectiva, previsión social complementaria, organización del trabajo, Tribunal de Arbitraje Laboral, responsabilidad social de las empresas. En la medida que se está preparando un informe estadístico detallado sobre todos estos aspectos, en el presente informe nos ceñiremos a los aspectos más significativos y tendencias. Salarios. Un análisis estadístico muestra que en cada uno de los casi cinco años de la duración este mandato se ha producido una ganancia de los salarios en relación a la evolución del IPC, bien es cierto que de escasas dimensiones. Sin embargo, tal y como expresa la ponencia, en esto subsisten algunas cuestiones de mucha importancia: el valor relativo de este indicador, que venimos utilizando desde siempre, para expresar las necesidades de las familias, la diferente evolución de los salarios según sectores y el grado de dispersión de estos (abanico salarial) en la composición de las plantillas, el mantenimiento de discriminaciones salariales y la pérdida de peso de los salarios en la distribución de la renta pese a haber mantenido el poder adquisitivo los salarios medios pactados. Todo esto requiere un estudio más pormenorizado y que excede la visión general de este informe. La ganancia de los salarios respecto de la evolución del IPC se produce en un periodo de fuerte crecimiento de la población activa y del empleo en sectores con mano de obra poco cualificada y de mayor debilidad sindical, por tanto, donde la correlación de fuerzas en la negociación colectiva no es la mas adecuada para lograr avances significativos. El salario medio en el PV está por debajo de la media estatal, si bien y en este periodo de tiempo algún avance se ha producido para disminuir esa diferencia ya que los incrementos salariales en el PV han sido ligeramente superiores a la media interautonómica. Cobertura de la NC. Respecto al número de convenios colectivos negociados y a la población asalariada cubierta por ellos podemos observar una línea plana en su evolución, en cuanto al número de convenios colectivos suscritos, y una ligera tendencia al alza del número de trabajadoras y trabajadoras afectados, en consonancia con el incremento del empleo que en estos años se ha producido.

| 26 |


El número de convenios colectivos de empresa es superior a los de sector, pero con importantes diferencias en positivo hacia estos en cuanto a número de trabajadoras y trabajadores cubiertos por los mismos. Estructura y reforma de los ámbitos de negociación. Se han establecido nuevos ámbitos de negociación y el intento de dar cobertura a trabajadoras y trabajadores en sectores de débil representación sindical. Sin embargo, esto no siempre ha sido fácil y se han venido reproduciendo conflictos entre federaciones, lo que hace aconsejable una mejora de los procedimientos internos en previsión de conflictos y de cooperación, para evitar que las patronales saquen beneficio de nuestras dificultades organizativas. De igual modo lo hemos demandado a la Secretaria de Acción Sindical Confederal. Algunas federaciones tienen definidas estrategias en cuanto a cambios de los ámbitos de negociación hasta ahora existentes (tendiendo gradualmente hacia ámbitos más amplios, autonómicos, etc.); otras, su esfuerzo ha sido el de conseguir homologación de condiciones laborales y profesionales. Con la constitución, en el marco del PAVACE II, del Consejo de Relaciones Laborales, podemos encontrar un nuevo instrumento institucional para avanzar en la racionalización y mediación sobre cambios de estructura de la negociación colectiva, que siempre ha sido una cuestión muy difícil de abordar desde fuera de los propios ámbitos de negociación. Jornada. En cuanto a la jornada de trabajo (anual o semanal) también se han producido tímidos avances, con algún retroceso en algún año. En los convenios de empresa se establece una jornada de trabajo inferior. Hemos de desarrollar una sensibilización mayor sobre esta cuestión o estaremos siempre condenados a no pasar de posiciones meramente defensivas. Igualmente hemos de mejorar la intervención sindical en la gestión de la flexibilidad interna proactiva y controlada desde las secciones sindicales para obtener mecanismos pactados que puedan atender mejor todo tipo de circunstancias y personalizar su aplicación. La Previsión social complementaria. En el periodo que ahora finalizamos, el trabajo ha estado centrado, casi de forma exclusiva, en el asesoramiento e intervención en la negociación de nuevos de Planes de Pensiones para las trabajadoras y trabajadores del sector público: Ayuntamientos, Diputaciones, Universidades, Sindicatura de Comptes, Corts Valencianes, Entidades Empresariales Municipales y Empleados de la Generalitat Valenciana. Las perspectivas de trabajo futuro son finalizar los no concluidos como el de la Generalitat Valenciana y dar solidez a todos mediante la participación en las comisiones de control de representantes de las trabajadoras y trabajadores de CCOO. La Organización del trabajo. Abordar la participación sindical en la organización del trabajo es un verdadero reto y una necesidad creciente, nos obliga a una respuesta desde una perspectiva técnico-sindical, una respuesta que ofrezca una óptica diferente, contrapuesta a las rápidas y drásticas mutaciones que se están produciendo en los sistemas productivos y de organización del trabajo gestadas desde la visión empresarial. Es precisamente esa respuesta la que desde la Comisión Ejecutiva Confederal se ha pretendido dar con la instauración del Área de Organización del Trabajo Confederal.

| 27 |


La organización del trabajo siempre ha sido abordada en la negociación colectiva, cuando se ha pactado jornada, clasificación profesional, retribuciones, movilidad funcional, flexibilidad horaria, etc. Escasamente como concepto marco de las relaciones laborales Es pues, a partir de la creación del Área de Organización del Trabajo de CCOO PV cuando se decide apostar por una visión más integradora de la acción sindical, dotándola de mayor capacidad propositiva, no sólo frente a situaciones de crisis (que también), sino en momentos de bonanza, cuando las empresas tienen más capacidad para diseñar y definir dónde quieren ir y qué camino van a utilizar para llegar hasta ese objetivo planteado. Es ahí también donde más posibilidades hay para diseñar a través de la organización del trabajo un itinerario que permita a la empresa, no sólo crecer mejorando las condiciones de trabajo de sus trabajadores, sino también, prepararse para afrontar en las mejores condiciones posibles aquellas situaciones que puedan producirse en el futuro en las que se haga necesario efectuar ajustes del tipo que sea. Desde esta área, se ha promovido una intervención legítima para ofrecer alternativas y criterios propios que nos hagan avanzar hacia una organización del trabajo más humanizada y participativa, compatibilizando eficiencia y productividad con las condiciones laborales que garanticen en todo momento la profesionalidad, la salud y la seguridad de los trabajadores y trabajadoras. El Área de Organización del Trabajo es un departamento de intervención sindical que se debe complementar con el resto de los gabinetes técnico-sindicales de la Confederación y de manera muy especial con el de Salud Laboral y el gabinete económico. Se ha diseñado un Protocolo de intervención sindical y las intervenciones se han producido tanto en empresas en situación de crisis en toda su extensión como en empresas con situación normalizada. El Tribunal de Arbitraje Laboral. En el periodo 2004-2007 se han presentado 1.403 procedimientos de mediación y arbitraje. CCOO PV ha instado la intermediación del Tribunal de Arbitraje Laboral en 434 de estos procedimientos para llegar a un acuerdo, lo que supone el 30,9% del total. En estos datos no se contabilizan los procedimientos interpuestos por delegados/as de personal o comités de empresa, por lo que la intervención de nuestra organización es, sin duda, superior. Por secciones provinciales, la de Valencia ha recogido la mayor parte del total, seguida de Castellón y de Alicante. Según el tipo de conflicto planteado, el 63’5% ha sido de interpretación y aplicación de normas, seguido de convocatoria de huelga y muy pocos conflictos de bloqueo de negociaciones han llegado al TAL. El 86’6% de los conflictos planteados han tenido un resultado efectivo: el 58’5% se han resuleto sin acuerdo y el 27’6% con acuerdo. Sólo el 13’3% han tenido un resultado no efectivo. CCOO PV ha promovido el 84% de los procedimientos en solitario (365 procedimientos). El 11% lo ha hecho conjuntamente con el sindicato UGT PV (48), el 4,6% con UGT PV y otros sindicatos (20). La Responsabilidad social de la empresa. Durante este mandato han sido frecuentes las actividades de sensibilización o reflexión sobre ella. Nos han servido para oponernos a la dinámica creciente de externalización de responsabilidades, incluso para incorporar problemáticas necesarias que enriquecen la labor de los representantes sindicales y del personal en los centros de trabajo. Sólo profundizando

| 28 |


en ello podremos legitimar la ampliación de sus derechos de intervención y los derechos sindicales. También institucionalmente podemos avanzar si logramos condicionar ayudas públicas a las empresas al cumplimiento más estricto de compromisos de responsabilidad social empresarial, respecto de sus plantillas, en procesos de relocalización, en caso de empresas ya internacionalizadas o empresas y organismos públicos o con participación pública.

La acción sindical sobre salud laboral y medio ambiente El trabajo sindical desarrollado en el mandato del 8º Congreso ha posibilitado avances importantes en algunos de los objetivos contenidos en el Programa de Acción, aunque es necesario reconocer que en otros, la falta de compromiso y complicidad de la Administración y otros agentes ha imposibilitado los avances necesarios. Respecto a los datos de siniestralidad laboral, se ha producido una caída importante de los índices de incidencia en los accidentes en general y de los mortales. Sin que podamos sentirnos satisfechos, podemos afirmar que se ha iniciado un camino por el que hay que seguir avanzando: Sensibilización, información, formación, participación, control y denuncia. Seguir avanzando en la batalla de las ideas y de la opinión pública. A pesar de la nueva legislación respecto al Cuadro de EE.PP. y su sistema de notificación y registro, las enfermedades profesionales siguen con un escaso reconocimiento y declaración. Por ello, se hace necesario que nuestra intervención sindical oriente e impulse cambios para garantizar actuaciones preventivas de calidad, implicando a los servicios de prevención y las mutuas. Hemos de insistir en una prevención de riesgos en origen y en la reparación de daños a la salud. Igualmente, estableciendo los medios, formación y recursos que posibiliten desde el sistema de atención primaria y especializada, el diagnóstico de las patologías de origen profesional. Todos deben asumir la íntima relación entre condiciones de trabajo y enfermedad de origen laboral. Deja mucho que desear la actividad desarrollada por mutuas y servicios de prevención, pues siguen desarrollando sus funciones sin priorizar su intervención a favor de trabajadoras y trabajadores, están supeditados a las decisiones de los empresarios, en una orientación más económica que para garantizar la prevención de riesgos y la protección y compensación de daños a la salud. Debemos seguir exigiendo y concretando a través de la negociación colectiva, mayores cuotas de democratización en su gestión, estableciendo mecanismos de participación efectiva y de co-decisión que pongan fin a sus malas prácticas. Nuestro programa de asesoramiento a Delegados/as de Prevención y trabajadores/as se ha consolidado en el conjunto de la organización, no sólo por la estabilidad del equipo de asesores/as, que indica un reconocimiento de la necesidad estructural de este servicio, sino también, porque a pesar de las diferencias con alguna organización sobre cómo debería estar estructurado, existe un reconocimiento del papel asignado y desarrollado por los mismos. En este periodo se han realizado más de 13.000 actuaciones de carácter individual y colectivo, afectando a 3.750 empresas, que en su conjunto aglutinan a casi 1.300.000 de trabajadores. La información generada disponible en “Salomón” configura un instrumento para el análisis de las condiciones de trabajo, para la orientación individual y colectiva, además de servir para mejorar

| 29 |


nuestra intervención materia de negociación colectiva en ámbitos sectoriales y de empresa. El conjunto de delegadas y delegados de prevención de CCOO PV representan la mejor plataforma para extender nuestras orientaciones sindicales de salud laboral en la empresas. Nos obliga a dotarlos de los medios, formación, información, asesoramiento para el desempeño de sus funciones, que los transforme en una red de acción estratégica de nuestro sindicato. Con los datos disponibles a Julio de 2008 se constata que durante este periodo 3.611 personas han asistido a cursos en PRL, alguna de ellas a más de un curso. De esas asistencias, 2.012 son de delegados/as de prevención, lo cual, es mejorable, dadas las posibilidades existentes. Para ello es necesario que mejoremos nuestros procedimientos de notificación, registro y control de los delegados de prevención. Los Planes de Actuación Preferente contra las Empresas de Mayor Siniestralidad desarrollados, aún considerando que podrían haber mejorado sus orientaciones, son un buen instrumento para la intervención sindical y para la reducción de la siniestralidad. La intervención realizada se ha dirigido a corregir las condiciones generadoras de la elevada siniestralidad, asegurando la información y participación de la RLT. Tanto el Plan de Trabajo, como el “Protocolo de Actuación en caso de accidentes de trabajo graves mortales” aprobados por nuestro Consell Confederal siguen teniendo plena validez . Los PAVACE I y II, como se ha dicho, contienen aspectos fundamentales en Salud Laboral. La creación del INVASSAT supuso plasmar nuestra exigencia de un organismo Autónomo Científico- Técnico de investigación e impulso de la Prevención de Riesgos Laborales. Lamentablemente, la GV no ha emprendido las iniciativas políticas y económicas requeridas, ni desarrollado todas sus potencialidades. Es hoy la suma de los antiguos Gabinetes de Seguridad e Higiene, careciendo de orientaciones y medios para el cumplimiento de sus fines. Por eso es imprescindible replantear toda la gestión de dicho organismo para transformarlo en un instrumento eficaz y positivo para la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras. En la concreción de una Estrategia de Seguridad y Salud en el PV, fruto y compromiso del Dialogo Social en el PAVACE II, deberemos hacer valer nuestro liderazgo en salud laboral, definiendo objetivos prioritarios y líneas de actuación hasta 2013, que consoliden avances permanentes en la reducción de la siniestralidad, además de mejorar significativamente los niveles de seguridad y salud en el trabajo. En ese nuevo escenario, la figura de los Delegados Sectoriales y Territoriales deberá jugar un papel imprescindible para garantizar la PRL en aquellas empresas de menos de 50 trabajadores y sin RLT. En los últimos años, hemos desarrollado una intensa actividad de difusión e información elaborando guías y trípticos para la orientación e intervención de delegadas y delegados de prevención y trabajadores, en muchos casos con la importante colaboración del ISTAS confederal Cada 28 de Abril día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo hemos sabido protagonizar dicha jornada con la denuncia y exigencia reivindicativa y solidaria de mejorar las condiciones de trabajo. Una parte importante de nuestra actividad se ha dirigido también a introducir plenamente la problemática ambiental en la acción sindical. Nos hemos implicado en

| 30 |


los debates ciudadanos relacionados con el medio ambiente para impulsar un desarrollo sostenible. Hemos avanzado considerablemente en el proceso de sensibilización realizando jornadas abiertas al ámbito universitario, la administración, la sociedad en general y los cuadros sindicales; específicas para formadores y/o técnicos de asesoramiento, delegados/as de personal, comités de empresa y delegados/as de prevención. Hemos elaborado materiales de difusión y programado acciones formativas para delegados medioambientales. El trabajo desarrollado en este periodo ha permitido que tanto delegadas como delegados, comiencen a ver el Gabinete Técnico de nuestro sindicato como una herramienta valiosa para mejorar el comportamiento ambiental de las empresas. Se han producido avances muy significativos en el ámbito de la Negociación Colectiva, incorporando novedosos elementos en la intervención sindical, como es la Movilidad Sostenible a los Centros de Trabajo y Polígonos Industriales, constituyéndonos en el único sindicato que se ocupa de la movilidad y desarrolla un discurso global y coherente en esta problemática que tiene como consecuencia el 45% de la siniestralidad mortal y unos impactos ambientales inaceptables. La acción sindical medioambiental en las empresas, cada vez más, se ve como una necesidad en un mundo que cada vez tolera peor los impactos ambientales de los sectores productivos, pero también desde el convencimiento de que la producción, cuanto más respetuosa sea, más posibilidades de preservar y generar empleo tendrá. Hemos publicado la segunda actualización de indicadores y tendencias de desarrollo social y sostenibilidad medioambiental en 2007.

La mejora y crecimiento afiliativo El lema de este Congreso no puede hacerse realidad efectiva sin un sostenido crecimiento afiliativo, un mejor desarrollo organitzativo y una gestión eficaz y eficiente. Sólo así podremos situar el trabajo en el centro de la empresa y de la sociedad. En el mandato que termina hemos conseguido mantener el crecimiento afiliativo de una forma sostenida. Nuestra afiliación a 31 de diciembre de 2008 se situaba en 141.583 personas, de las cuales 50.092 eran hombres y 91.491 eran mujeres. El incremento acumulado total desde 2004 ha sido de un 23,97%, según nuestros datos, lo que supone una variación media anual de 5,9%, creciendo más la afiliación de mujeres (un 28,39%) que la de hombres (21,65%). La cotización también crece en los parámetros del crecimiento afiliativo. Esto introduce un elemento cualitativo a no despreciar, porque refleja el crecimiento de la actividad de las mujeres del último periodo y probablemente una mejor sensibilidad respecto a la igualdad del conjunto confederal. Sólo si CCOO PV hace el esfuerzo de representar toda la diversidad de condiciones laborales obtendrá buenos resultados en los indicadores sindicales más importantes Estos crecimientos en afiliación nos sitúan por encima de la media de la confederación estatal. Pero compartimos con ella una alta tasa de rotación afiliativa que responde a razones estructurales (la alta tasa de precariedad y segmentación en el mercado de trabajo, el modelo de crecimiento sesgado hacia sectores de mayor temporalidad y menor cualificación, el peso de las ideologías individualistas y utilitaristas en nuestra sociedad...) y otras que son resultado del retraso en asumir un trabajo sistemático y planificado a favor de la afiliación.

| 31 |


Hay un dato, aparentemente contradictorio con lo dicho, y es que la afiliación ha crecido más en organizaciones con empleo más inestable y no en sectores más maduros y de larga tradición sindical. Es aparentemente contradictorio pero no lo es, porque resulta de las tendencias en cuanto a la generación de nuevos puestos de trabajo en esos sectores de mayor temporalidad que dan un crecimiento absoluto mayor y muestra también las dificultades de otros sectores de mantener su empleo y la afiliación por la bajada de plantillas y sus dificultades de generación de nuevo empleo. Por los resultados obtenidos valoramos que la novedad introducida en nuestro anterior congreso de crear una secretaría de afiliación y servicios a la afiliación ha ayudado a mantener la tensión en esta materia y a mejorar la gestión de actividades relacionadas con ella. Un ejemplo de ello es la recuperación de bajas de la UAT. Somos la segunda organización territorial por número de afiliaciones recuperadas por las UATs, en este mandato, del conjunto confederal. Debemos continuar nuestro esfuerzo y partiendo de las diferentes experiencias realizadas en recuperación de bajas, deberemos extraer las mejores prácticas por su efectividad y así continuar avanzando.

CCOO, un sindicato solidario que acoge y se esfuerza por representar la diversidad En este tiempo en que las condiciones obreras se han hecho mucho más heterogéneas, discontinuas y precarias no es posible representar eficazmente a las trabajadoras y los trabajadores, organizarlos, si no somos capaces de movernos en la complejidad y cuidando la proximidad. Un ejemplo de ello es la labor con la juventud de CCOO. Después de doce años de la Conferencia de Juventud, pensamos que era preciso avanzar en un mayor compromiso con los jóvenes trabajadores. Lo hemos hecho formando equipos de militantes jóvenes de nuestras diferentes estructuras, para trasladarles que en los centros de trabajo, de estudio, en las secciones sindicales,... CCOO PV es su mejor opción. Las diferentes organizaciones de CCOO han hecho una aplicación desigual del compromiso congresual de crear espacios de participación de los jóvenes para intervenir sobre sus condiciones laborales. A pesar de ello, en este mandato hemos pasado a tener 15.789 personas afiliadas, menores de 30 años. Somos la quinta organización territorial con mayor porcentaje de jóvenes afiliados (11,36%). Hemos ido generando equipos operativos para llevar a cabo las acciones de jóvenes en diferentes ámbitos: la acción sindical se ha desarrollado a través de campañas como “la precariedad es una M”, “Que no te engañen trabaja por lo justo”, “Por ti por mi y por todos tus compañeros”, pero principalmente con la campaña “100% dignitat” para denunciar la precariedad y dar a conocer las propuestas sindicales contra ella y reivindicar derechos de ciudadanía, interviniendo en las empresas, en las negociaciones y coincidiendo con el proceso de elecciones sindicales en la que también participaron, con buenos resultados para las organizaciones de CCOO pues se consiguieron 1.533 delegados/as de un total de 14.679.

| 32 |


Otro ámbito ha sido el de la intervención socioeducativa, desde programas de garantía social a la universidad, mediante el cual el sindicato ha llegado a 2.300 estudiantes, en más de 300 intervenciones; el equipo de comunicación creando y manteniendo una web específica de jóvenes; el de tiempo libre educativo, que ha mejorado en número y calidad su actividad con las Colònies de la Mediterrània, acampadas de invierno, campos de trabajo... Se han mantenido y consolidado acciones formativas ("Trobades Isidre Llopis", en las que han participado más de 300 jóvenes del PV o "A tres bandes" conjuntamente con Acció Jove de la CONC o de Balears y la Escuela Sindical confederal de Juventud) impulsando el modelo metodológico de formación sindical. Se ha hecho un buena labor institucional y con el resto del movimiento asociativo en el desarrollo de las negociaciones sobre la Ley integral de juventud de la CV, siendo miembros del Consell Rector del IVAJ después de 25 años, estando en la vicepresidencia del Consell de la Joventut CV por dos mandatos consecutivos. También se ha atendido problemáticas particulares como el trabajo con "Joves investigadors" para conseguir un nuevo estatus para este personal o la visualización de los becarios como figuras pesudolaborales Otras muchas diversidades es preciso atender para seguir siendo la primer fuerza sindical en el PV. Una particularmente a la que ya hemos hecho referencia es el personal inmigrante. Podemos decir, como ha hecho otra organización confederal, “que la nueva inmigración también es de CCOO”, en el PV. Finalmente, también en este mandato, desarrollando lo acordado en el 8º Congreso, se constituyó en el seno de la CEC la secretaría de Trabajo autónomo. Otro amplio colectivo de trabajadores y trabajadoras cuyas condiciones hay que definir y regular. Partiendo del compromiso estatutario y de las experiencias de los últimos años, la secretaría ha trabajado con un doble objetivo: proporcionar un servicio al personal autónomo afiliado y facilitar la organización de estos colectivos en las estructuras de CCOO. No ha sido fácil, pero algo hemos avanzado en la elaboración de informaciones (calendario fiscal, divulgación de noticias,..), con la puesta en marcha de una asesoría que viene funcionando desde abril de 2008 en Valencia. Otros trabajos han sido el seguimiento del proceso de elaboración del Estatuto de Trabajo Autónomo, en contacto con los responsables de la confederación y de los distintos territorios donde había servicios similares y la incorporación de propuestas a la mesa de concertación autonómica (creación del Consejo autonómico, de un registro de contratos de Trades y el estudio de la posibilidad de que en el TAL se pueda contemplar un sistema de solución de conflictos).

Nuestro desarrollo organizativo Estructura. A lo largo de este mandato hemos continuado consolidando estructura. Hemos conseguido incrementar tanto en las Uniones como en las Federaciones la estructura necesaria capaz de llevar a cabo la actividad sindical. No obstante este proceso debe continuar. La constitución de los sindicatos intercomarcales (SSII), como desarrollo de las federaciones y de las propias uniones se ha considerado imprescindible. En este sentido las federaciones han asumido las funciones que tienen encomendadas. En el caso donde no ha sido posible la constitución de los SSII, con el establecimiento de

| 33 |


una estructura ágil y flexible capaz de cubrir la actividad sindical a desarrollar. Aunque no es menos cierto que el mapa de estructuración federal en el territorio no ha culminado, se ha intentado lograr la coherencia entre los ámbitos territoriales y federales. Es aquí donde la confederación ha jugado un papel más importante con el establecimiento de recursos para ello, siempre ligados al cumplimiento de planes de trabajo Pese a que se ha avanzado considerablemente no se ha culminado la previsión de tener constituidas todas las secciones sindicales de empresa (SSE) en centros con más de 25 personas afiliadas. No podemos olvidar que la SSE es el punto de partida para la afiliación y la participación en el desarrollo del sindicato. Igual ha ocurrido con la utilización de los derechos sindicales (crédito horario sindical, acumulación, nuevos derechos a disputar en la negociación colectiva (NC), etc.) tanto para la representación LOLS como para la unitaria y así conseguir su implicación en la actividad sindical. A través de la NC se ha dado un ligero impulso, pero se necesita un mayor reconocimiento. Hemos consolidado prácticamente nuestra presencia en todo el territorio del PV, pero no por igual. Existen todavía algunas lagunas que cubrir. No podemos ofrecer atención sindical sólo en ámbitos donde tenemos estructura dejando abandonados otros en los que sea más difícil mantenerla. En este sentido, hemos avanzado y racionalizado nuestro mapa de uniones, para conseguir mayor eficacia y eficiencia, fusionando las comarcas del Baix Vinalopó-Vega Baja con el Alto, Medio y Valles del Vinalopó. Y la incorporación a la Intercomarcal de Hoya de Buñol-Plana Requena-Utiel del Valle de Ayora. No obstante este proceso de fusiones entendemos que no ha culminado y que a lo largo del mandato de este 9º congreso debe finalizar. Mapa organizativo y de responsabilidades. Hemos avanzado considerablemente. Tanto las estructuras territoriales como las federales lo elaboraron, y en él claramente se identificaban tareas a realizar y las personas encargadas. Con lo que se pretendía dar cobertura a la actividad sindical a desarrollar en todos los ámbitos. A pesar de ello tenemos carencias todavía en la coordinación del trabajo sindical de cada estructura, que debe servir para optimizar recursos. Tampoco hemos conseguido coordinar la acción sindical y la participación en aquellos centros de trabajo en los que confluyen diferentes federaciones, así como el trabajo en los grandes polígonos a través de un trabajo interfederal común. La articulación de la actividad sindical y la organización. Hemos dado un paso considerable en la coordinación de la actividad sindical garantizando la implicación en el desarrollo de la misma de todas las organizaciones e intentado que esta actividad y la labor organizativa sean una sola. En este sentido, las iniciativas confederales han buscado el mayor consenso posible con las organizaciones, desarrollando métodos de trabajo y toma de decisiones que fomentaban la participación como expresión de confederalidad. Elecciones sindicales. Partiendo del resultado en cómputo dinámico a 31 de mayo de 2004, (427 delegados/as de diferencia sobre UGT PV) y teniendo en cuenta que el proceso electoral es continuo afrontamos el reto en este mandato de aumentar la diferencia hasta los 900 delegados/as y que el resultado nos consolidara como primera fuerza sindical. El objetivo numérico inicialmente propuesto no lo hemos conseguido, pero sí el segundo. Somos la primera fuerza sindical en el PV, lo que aumenta cualitativamente nuestra responsabilidad.

| 34 |


Ello se ha conseguido realizando planes de trabajo que contemplaban la visita periódica a los centros de trabajo, la atención a los delegados y delegadas, así como a sus necesidades de formación etc. Esto se ha tenido en cuenta a la hora de establecer los criterios de reparto de fondos FDOC. Igualmente hemos extendido las visitas a empresas “blancas” para conseguir extender la representación. Ahora es fundamental que en el proceso de desconcentración y sin descuidar los pendientes nos centremos en estas empresas para realizar elecciones y conseguir aumentar la afiliación. Hemos atendido todos y cada uno de los vencimientos, insistiendo, aún más si cabe, en aquellas empresas en las que CCOO tenía representación. La incidencia en estas empresas ha sido clave para los resultados. Pero todavía quedan cosas por hacer: mantener una buena comunicación de lo que hacemos y somos, así como un sistema informático que refleje datos del trabajo realizado y por hacer (evolución, cómputo, vencimientos, etc.).

La comunicación de nuestra manera de ser sindicato En el informe general de nuestro 8º Congreso decíamos que estábamos en los inicios de poder asentar una verdadera estrategia de comunicación. Hoy esto ya es una realidad que se concreta en un protocolo de comunicación externa y en los instrumentos de los que nos hemos dotado: un gabinete profesional de comunicación y herramientas como el “notícies sindicals” (NS), el portal web, el boletín digital semanal. Algunos datos: El NS se edita con carácter semestral; tenemos 30.000 personas afiliadas que reciben semanalmente nuestra información vía email. Las visitas al portal web son considerables: 1.997.095 (desde el 01/11/2005 al 31/12/2008). Hemos publicado y remitido a medios de comunicación, desde el gabinete de prensa 3.053 noticias en el periodo comprendido entre el 2004 y 2008. También hemos experimentado la incorporación de mayores dispositivos multimedia y de participación en el portal web. La comunicación interna a la estructura y a la afiliación es un aspecto esencial para que se sientan parte del proyecto de CCOO y pasa también por facilitar la participación en la toma de decisiones colectivas. Debemos mejorarla sobre todo en los flujos de información, para evitar una sobreoferta o tapones, y conseguir calidad en las relaciones con la afiliación. Las experiencias que hemos llevado a cabo en momentos importantes para la organización, como han sido los procesos de diálogo social y para la adaptación del PAVACE o la incorporación de propuestas de la afiliación a la ponencia confederal, son claros ejemplos de una línea de trabajo que hay que seguir profundizando. Hemos hecho también una buena apuesta al intentar racionalizar las publicaciones, en base a criterios objetivos y sindicales, del mismo modo que facultar a nuestra Fundación FEIS para que dirija la edición de nuestras publicaciones (colecciones, etc.). Este es un buen camino que puede mejorarse facilitando el acceso a nuestras publicaciones de cualquier persona o institución interesada. Complementando esta línea de trabajo, la Oficina de Promoció i d’Ús del Valencià ha garantizado la normalización, traducción y corrección de textos durante el periodo (2004-2008).

| 35 |


El nuevo tiempo sindical debe servir para la extensión y potenciación de la política de comunicación. Queda mucho, y a diario, por hacer, en una sociedad en que tanto pesan los medios. El sindicato tiene que saber situarse en esta realidad no sólo contando con los medios externos, sino también apostando por los propios. Por eso, como dice la ponencia, debemos desarrollar mayor capacidad de transmisión de nuestra acción sindical en soportes digitales, partiendo del sano ejercicio de corresponsabilidad que plantea el protocolo de comunicación externa.

La formación sindical y sus instrumentos En coherencia con la amplia experiencia que en formación sindical (FS) tenemos en CCOO PV hemos seguido avanzando. Puede que lo más significativo haya sido el protagonismo que hemos tenido en la discusión del nuevo modelo de FS confederal, acordado por todas las organizaciones, en particular en lo referido a la defensa de la propuesta metodológica. No sólo hemos conseguido consolidarla para el conjunto de CCOO, sino que en lo que respecta a CCOO del PV hemos continuado con el desarrollo de la guía de seguimiento de la formación sindical y la producción de guías didácticas. Coherentemente con ello, hemos diseñado un Itinerario Básico de FS que da respuesta a la necesidad de atender la formación, de carácter general, de todas las organizaciones del PV. En este sentido, se ha establecido un modelo de oferta en el que, en base a este itinerario, las organizaciones se responsabilizan e intervienen en la conformación de los distintos grupos de delegados y delegadas en formación. Finalmente, hemos de citar con cierto orgullo, que hemos innovado la FS dirigida a la afiliación, desarrollando con resultados muy satisfactorios y después de varias ediciones, el curso “Conoce CCOO” a través de la plataforma “on-line” de FOREM PV. También hemos dado un paso importante en la estabilidad del equipo de FS, reforzada desde la polivalencia de sus miembros y su imbricación organizativa. La escuela sindical “Ramón Paredes”. La Comisión Ejecutiva aprobó un documento referido a la escuela sindical y con posterioridad también que el nombre de la escuela fuera Escola Sindical Ramón Paredes. Sin embargo, no se ha producido un desarrollo mayor de la escuela, aunque los distintos dispositivos que la conforman han venido funcionando con normalidad (formadores/as, cursos,...). El equipo de personas que se vinculan al desarrollo del Plan de Formación Sindical ha dado un paso más en su caracterización como equipo de Formadores y Formadoras de CCOO PV, de forma que se ha producido una integración de las personas que imparten la formación sindical en salud laboral con las personas que impartían módulos de contenidos genéricos, relacionados con la negociación colectiva, la organización sindical y otros. En este sentido, hay que decir que se ha avanzado en el desarrollo de un programa formativo que se ha acompañado de las herramientas metodológicas adecuadas para la impartición, en las mejores condiciones posibles, de los diferentes módulos de formación sindical. De la misma manera hay que destacar la vitalidad del equipo que, tanto por la cualificación de sus miembros como por su militancia y preparación, han continuando siendo un vivero de cuadros sindicales, algunos de los cuales se han incorporado recientemente a nuestra estructura sindical. FEIS. Es importante su vinculación con la escuela en tanto que marco para el desarrollo de actividades relacionadas (estudios e investigaciones de carácter sindical propios de la actividad de una Escuela o Instituto sindical). La Feis ha desarrollado una

| 36 |


importante actividad en los últimos años: recuperación de archivos (histórico y administrativo); adecuación de una herramienta informática (Abysis) para la catalogación de libros y documentos; publicaciones que se han venido editando; las exposiciones itinerantes (“Trabajo y Ciudadanía”; “Exposición del Instituto Obrero”; el Documental “Abajo la dictadura”; las Jornadas sobre participación y ciudadanía; etc... EPA Vicent Ventura. Es nuestra escuela “sindical” para personas adultas. La escuela, de manera natural, ha asumido un nuevo papel como espacio de acogida de personas inmigradas, desarrollando itinerarios propios para ellas. Además, continúa la preparación de personas que quieren tener acceso a certificados o presentarse a pruebas de acceso a diversos ciclos formativos de las enseñanzas regladas. En este mandato, fruto de este proceso interno de actualización programática, ha mantenido una mayor vinculación a la federación de enseñanza de CCOO PV y de las Secretarías Confederales de Formación y de Inmigración. Laboratorio Ettore Gelpi (EG) e Instituto Pablo Freire (IPF). El Laboratorio EG es un espacio de análisis, debate, elaboración teórica y pedagógica, además de serlo de reflexión sindical. Se han realizado periódicamente distintos seminarios conveniados con la Diputación de Valencia a través de su Centro de Recursos de Educación Continua (CREC). Hemos ido publicando los libros de Ettore Gelpi, que se presentaban en las sesiones del seminario convertidos en una importante actividad de formación de formadores y sindicalistas. El IPF también ha servido como apoyo al equipo de formadoras y formadores y para profundizar en el desarrollo de la propuesta metodológica de la formación sindical. Al respecto corresponde destacar por su proyección internacional, los dos seminarios desarrollados y dirigidos por el educador social, ya desaparecido, Carlos Núñez y otro sobre sistematización de experiencias dirigido por el Pedagogo Oscar Jara. Escola d’Estiu. La Escuela de Verano ha servido estos años para que las distintas estructuras de CCOO PV y sindicalistas debatieran temas importantes y sensibles que con dificultad se hubiesen podido abordar en ámbitos más orgánicos. Ha sido también un importante espacio de convivencia de los y de las participantes. El sistema público de servicios sociales vinculado al desarrollo del SAAD, las relaciones laborales segmentadas y la acción sindical, la Confederalidad como estrategia de desarrollo sindical o los necesarios cambios organizativos que se deben implementar en CCOO PV para adecuar nuestro sindicato a la actual realidad laboral, han sido temas de los últimos encuentros.

La mejora en la gestión de los recursos, soporte de nuestra autonomía y de nuestra acción sindical A lo largo del mandato que ahora termina ha continuado el esfuerzo permanente por mejorar la buena gestión de nuestros recursos, tanto atendiendo los requerimientos de los planes confederales como en desarrollo pleno de nuestras capacidades. No ha sido una tarea fácil ni exenta de tensiones. Las hemos ido superando con el esfuerzo de todas las organizaciones. Nuestros objetivos han sido el rigor en la gestión, la mejora de nuestra capacidad y autonomía como confederación del PV y el dar un buen soporte a la acción sindical en el conjunto de la estructura. La Hoja de Ruta Confederal (HRC). Este es un ambicioso proyecto emprendido en este mandato por la dirección de la Confederación, una apuesta valiente y necesaria

| 37 |


que pretende una clarificación sobre los recursos de que dispone para ponerlos eficientemente al servicio de nuestra consolidación y desarrollo sindical. En los debates preliminares, durante el 2005, mantuvimos una posición lógica de cautela hasta que las dudas se despejaron; hicimos todos los esfuerzos para su progresiva plasmación en el Consejo de enero de 2007 en el que aprobamos un modelo de acuerdo, que sin satisfacer plenamente a todas las organizaciones, sí respetaba lo que entendíamos era nuestra confederación de PV y nuestras responsabilidades. Comprendía los acuerdos sobre gastos comunes, sobre asesorías y de Conciliación fiscal y contable. Un proyecto como el de HRC, en una organización tan compleja como esta es un proceso de construcción lenta, que sin duda trasciende un mandato y que irá ajustando los acuerdos y procedimientos en diferentes ejercicios. Por eso está previsto un ámbito temporal amplio y todavía vigente, hasta llegar a completarse. El principal objetivo debe ser garantizar la viabilidad de las organizaciones, económicamente y en su desarrollo. En él hemos avanzado porque, aunque la situación financiera y económica de las organizaciones es diferente entre sí, incluso dispar, todas están suficientemente saneadas, también fruto de acuerdos gestionados desde la confederación de PV. A día de hoy también la confederación presenta una situación saneada no existiendo en este momento prestamos pendientes. Paralelamente a la aplicación de la HRC hemos avanzado en la definición de procedimientos administrativos y de gestión, de compras, de auditoría, de asesoramiento (DAYCI), con lo que podemos conseguir economías, capacidad y mayor control sobre ellos. En este mandato se ha producido la centralización de procesos de contabilidad y administrativos de las organizaciones que optaron por la utilización del CIF del PV y del conjunto de Fundaciones. Esto nos permite una contabilidad más integrada, sin dejar de ser analítica sobre cada centro de coste y de gestión. Es importante para el proyecto confederal que, con independencia de dónde se concilie, todos los presupuestos y balances, que se refieren a actuaciones en el PV, sean conocidos y compartidos. Respecto de las fundaciones se ha consolidado el área de gestión contable de todas las fundaciones en los servicios técnicos de FOREM PV. Todas ellas son instrumentos soporte de la actividad sindical del conjunto confederal, independientemente de que sean entes jurídicamente autónomos. Se integran dentro de la complementariedad confederal. Sus datos están incorporados en el Mapa de Realidad Contrastada Confederal y en los correspondientes a sus respectivas “redes” (memorias, etc.). Tanto las fundaciones como INPROGES SLU (Teularet) se consolidan. Hemos de seguir avanzando, porque el sindicato debe ser un ejemplo de buena gestión, transparencia, respeto de la legalidad (contable, fiscal, de seguridad social y laboral...) y que los aspectos fundamentales de nuestra gestión sean públicos. Servicios Jurídicos. Otro importante avance de este mandato fue el acuerdo confederal relativo a las asesorías jurídicas que, con voluntad de seguir mejorando, se ha gestionado en las Comisiones o Plenario de servicios jurídicos con la participación asidua del conjunto de las organizaciones. Existen perspectivas de futuro y mejora de estos importantes servicios en nuestra actividad si mantenemos entre todos la

| 38 |


participación, los compromisos, la voluntad de dimensionarlos, adaptándolos en la medida de nuestras posibilidades a la evolución de las necesidades, que están siempre sometidas a vaivenes. Lo debemos hacer, además, manteniendo el respeto de las normas estatales. Tal como se propone en el programa de acción, la organización deberá continuar planificando el logro de objetivos, dimensionando e integrando mejor los servicios técnicos del sindicato en un programa general de asesoramiento. Por ejemplo, es necesario que en procedimientos concursales haya una mejor relación y coordinación efectiva entre ellos y el área de acción sindical. Programa de mejora de las sedes. Otra de las apuestas necesarias llevadas a cabo en el ámbito confederal ha sido la mejora de infraestructuras y sedes que garantizan hoy, eb conjunto, una mejor presencia, más digna y común. Se ha hecho un esfuerzo no sólo de mantenimiento, sino de positiva mejora. Disponemos de una red de sedes y centros de formación que permiten una buena atención, con adaptación técnica y buenos equipamientos. La red cubre todo el espacio con la cercanía y proximidad necesarios para prestar un buen servicio a la afiliación. Patrimonio. Estamos avanzando en la realización del catálogo de locales, tanto de uso exclusivo de CCOO, como de las distintas fundaciones, intentando centralizar en la medida de lo posible en un solo local toda la actividad. Hemos dado un paso importante en este mandato respecto a la devolución de locales del patrimonio sindical acumulado a través de permutas de locales en municipios donde ha sido posible, bien a través de la cesión de locales o bien a través de ventas y reformas de los locales que ya tenemos cedidos. No obstante, nos queda por lograr alguna de las reivindicaciones históricas (Elx, Elda...) y algunas otras que nos permitirán extender más la actividad (Segorbe...). Para ello continuaremos insistiendo ante el Ministerio con el apoyo de la Confederación Estatal. Personal. A lo largo del mandato y en particular a raíz de la última reforma laboral se ha ido procediendo a dar mayor estabilidad a los contratos de forma gradual del conjunto de la plantilla laboral en la confederación y sus fundaciones. Mantenemos como un elemento estructural y una opción para la mejora de los servicios el desarrollo de una adecuada política de formación, para conseguir unas plantillas adaptadas a nuestras previsiones de crecimiento. A lo largo del mandato se han producido jubilaciones parciales con contratos de relevo como forma de renovación de las plantillas. Servicios. Se han generalizado para dar cobertura a todo el PV y se han ampliado. No tiene sentido considerarlos aisladamente como ventajas, sino en conjunto, como una revalorización de la oportunidad que representa el estar afiliado/a. Ha sido una buena iniciativa la posibilidad de consultas telemáticas. Se está mejorando el sistema de archivo documental y la mejora de infraestructuras de depósito: Mislata, Bº del Cristo (Aldaia) y Centre sindical 1 de Maig. Mejora de la calidad. Dentro del proceso de mejora y adaptación del conjunto de las actividades que venimos desarrollando, se ha ido configurando la calidad como un

| 39 |


elemento estratégico. Para ello es necesario disponer de personas que en sus respectivas responsabilidades estén comprometidas con los diferentes proyectos. La red de centros FOREM PV está en su práctica totalidad sometida a sistemas de acreditación de la calidad. (De igual modo, el centro “El Teularet”). Esto nos ha permitido el tener una red FOREM PV adecuada y dispuesta a asumir los retos de formación que se nos demanda, fruto del compromiso del personal, pero también del esfuerzo de la dirección por introducir mejoras, atender la posibilidad de nuevas ofertas, dar estabilidad a las relaciones y al proyecto, definir unos sistemas de gestión rigurosa, eficaz y transparente. De este modo, con toda modestia podemos decir que somos un referente para el conjunto de la red FOREM confederal.

Epílogo. Informe y Programa de acción. Este Informe General acaba enlazando con plan de trabajo o programa de acción del 9º Congreso de CCOO PV. Este, en su parte introductoria, hace el mejor resumen de lo que queda dicho y es el eslabón que los une. Así debe ser, porque la ponencia sindical parte del conjunto de datos y valoraciones de nuestro mandato anterior, de la voluntad que el mismo informe expresa. Lo que dice, en síntesis, esta introducción es: En este último mandato hemos adquirido, delante de las trabajadoras y de los trabajadores, delante de la sociedad y sus instituciones, una gran responsabilidad. Nuestro trabajo colectivo nos abre a una nueva conciencia de lo que somos, de lo que podemos y debemos ser. Nuestra diversidad, nuestra soberanía compartida, nuestro discurso plural, parte de condiciones comunes y se dirige a un único objeto: que el sindicato sea instrumento de transformación y cambio social al servicio de las trabajadoras y trabajadores. Para ello nos hace falta un concepto reforzado de confederación y una nueva voluntad de confederalidad. Con este 9º Congreso finaliza no sólo un mandato, sino todo un ciclo. A partir de él, en un proceso de renovación natural, comienza otra nueva etapa en la vida de esta organización, que requerirá del esfuerzo de todas las organizaciones y en la que todas y todos estamos ya comprometidos. A la vez que os pido que votéis favorablemente este informe quiero hacer un reconocimiento expreso a todas aquellas compañeras y compañeros que a lo largo de estos doce años, y especialmente en el último mandato, habéis desempeñado tareas de dirección confederal en las organizaciones. Viva CCOO del País Valenciano.

| 40 |


Informe General 9o Congreso CCOO PV