Issuu on Google+

in

ch

0

cm

0

1 1 2

3

4

2 5 6 3 7

8

9

4 10 11 5 12 13 14

6 15 16 7 17 18 19

8 20 21 9 22 23 24

10 25

CONSTRUYENDO

IDEALES Uno de los arquitectos más influyentes del siglo XX, polémico por negarse a realizar proyectos comerciales de grandes capitalistas, nos demuestra cómo desde su profesión contribuye al desarrollo de una sociedad más justa y una arquitectura con fines socio-culturales.


2

HACEDORES DE MUNDO


SUMARIO UN SIGLO MATERIALIZANDO IDEALES

P. 4-5

REVOLUCION CULTURAL

P. 7

UN BLANCO FACIL

P. 8

SUEÑO CONCRETADO Es un comunista de la vieja escuela, un auténtico estalinista, con cierta tendencia por populistas como Chávez y Morales. Se presenta a sí mismo como un personaje extraído de alguna epopeya. P. 8

REALIDAD UTOPICA

P. 10

OTRAS PUBLICACIONES

P. 11

OSCAR NIEMEYER

3


NIEMEYER UN SIGLO CON LOS CIMIENTOS BIEN AFIRMADOS

Se atrevió a romper con la monótona racionalidad imperante por los años 40. Sobresale en su obra la originalidad de su trazo, siempre sinuoso y revolucionario, como él mismo. Con un espíritu rebelde e inconformista, su maestría no sólo queda patente en sus diseños, sino también en su claridad de conciencia y compromiso en contra de las injusticias del mundo. Un brasileño universal y gran humanista que nos deja un legado transformador, físico e inmaterial.

Egresa con el tìtulo de Ingeniero Arquitecto Con la ayuda de ingeniero estructural Bruno Contarini, esta obra tiene 16 metros de alto y su cúpula un diámetro de 50 metros con tres pisos.

Participa de un proyecto en común con Le Crobusier

Se afilia al Partido Comunista Brasileño

Con la ayuda de ingeniero estructural Bruno Contarini, esta obra tiene 16 metros de alto y su cúpula un diámetro de 50 metros con tres pisos.

Se lanza en Estados Unidos el libro “The Work of Niemeyer” Con la ayuda de ingeniero estructural Bruno Contarini, esta obra tiene 16 metros de alto y su cúpula un diámetro de 50 metros con tres pisos.

Rio de Janeiro

Belo Horizonte

Caracas

Nacimiento

Complejo Pampulha 1942

Museo de Arte de Caracas 1954

Introdujo ya en el comienzo de su carrera un elemento innovador: la curva. Considera los ángulos o las líneas rectas son productos inflexibles de la creación humana.

Introdujo ya en el comienzo de su carrera un elemento innovador: la curva. Considera los ángulos o las líneas rectas son productos inflexibles de la creación humana.

Nueva York

San Pablo

Brasilia

Sede de Naciones Unidas 1947

Parque Ibirapuera 1955

Congreso Nacional

Niemeyer, discípulo de Le Corbusier, fue quien plantó cara al francés presentando un proyecto que dejó encantados a todos los miembros de la comisión.

Se extiende en un área de 1,584 km. es el mayor y más conocido parque de la ciudad de São Paulo, Brasil y es considerado el pulmón verde de la ciudad

1907

Nace el 15 de Diciembre Oscar Ribeiro de Niemeyer de Almeida, en Rio de Janeiro.

Premio Lenin de la Paz, Gobierno de la URSS. Funda la revista “Modulo”

BRASILIA: MAGIA Y ETERNIDAD 1956 · 1960 Teniendo una historia tan significativa, la arquitectura de Brasilia, refleja tanto la riqueza y la importancia de la cultura, como una ciudad planificada. Brasilia

Catedral de Brasilia

1957

1959

Se puede apreciar uno de los principales rasgos distintivos: la utilización del hormigón para obtener volúmenes arquitectónicos de una riqueza formal que la acerca la escultura.

La iglesia como institución tiene mucha importancia en la sociedad, por lo que el diseño de ésta materializa un significado y personalidad únicos que se contraponen a las formas en su entorno

Belo Horizonte

Palacio de la Alvorada 1957

Introdujo ya en el comienzo de su carrera un elemento innovador: la curva. Considera los ángulos o las líneas rectas son productos inflexibles de la creación humana.

INFL UE NCIA S LUCIO COSTA

LE CROBUSIER

WALTER GROPIUS

Fue uno de los primeros en manifestar su inconformidad con los parámetros y las soluciones impuestas por la arquitectura racionalista, por lo que en sus obras y en sus

Llevó a cabo una importante labor que le valió el reconocimiento a nivel internacional, una de las relaciones más estrechas y fructíferas fue la que estableció con Brasil. Allí establece

Calificó de espectáculo arquitectónico, caprichoso e irracional al trabajo de Niemeyer. Estas críticas se convirtieron en un estímulo para que analizara cuál era el

Ingeniero Brasilero

4

HACEDORES DE MUNDO

Arquitecto Suizo / Francés

Arquitecto Alemán


OBRAS POR CONTINENTE

TIPOS DE OBRAS REALIZADAS

Total de proyectos realizados: 457

Cifras expresadas en porcentajes

Viajes realizados

Hechos Históricos

CRONOLOGÍA DEL COMUNISMO Y SU RELACIÓN CON NIEMEYER

Lugares de residencia

Cifras expresadas en porcentajes

Religioso 18

Europa 24

Resto del Mundo

62 América Latina

22

Otros 10

14

Politico

Italia

Cultural New York

Segunda Guerra Mundial

Revolución Rusa

34 Social

Nace la URSS

Asesintato John Kennedy

Estalla Bomba Atómica

16 Primer Guerra Mundial

Israel

Creación Republica Popular de China

Congo Argelia

Primavera de Praga

Revolución Cubana

Caida del Muro de Berlin

Golpe Miliar en Brasil

Rio

Rio

San Pablo

París

EXILIO Y ARQUITECTURA SOCIAL Adquiere importancia su finalidad política, social y pública, sin descuidar su carácter artístico. En esta fase, formalismo libre, organicismo y clasicismo surrealista se funden más intensamente con la preocupación social:

Partido Comunista Francés

Sambódromo

Casa de la Cultura

Centros de Educación Pública

Casa de la Cultura

Centros de Educación Pública

(Paris, 1965-1980)

(Le Havre, 1972-1982) (Le Havre, 1972-1982)

Funda el Centro Brasil Democrático CEBRADE.

Gana el Premio Principe de Asturias

Gana el Premio Pritzker de Arquitectura

Premio Unesco 2001, en la categoría Cultura.

En el rubro Artes en 1989, sus obras constituyen una aportación relevante al patrimonio cultural de la Humanidad.

(Rio de Janeiro, 1983-1984) (Rio de Janeiro, 500 unidades) (Rio de Janeiro, 500 unidades)

San Pablo

Memorial de América Latina

Le Havre. Francia

Rio de Janeiro

Curitiba

Asturias

Casa de la Cultura 1972

Museo de Arte Niteroi

Museo Oscar Niemeyer 2001

Centro Cultural Niemeyer

Los volúmenes están conectados por una explanada. Asi se creó otra plaza “protegida del frío y de los vientos dominantes, un gran salón descubierto, creando en los edificios superficies curvas, suaves, ciegas, casi abstractas.

Emblema de la colonización, la lucha por la identidad la autonomía cultural, política y económica, se nota el mapa de Latinoamerica hecho con tinta roja, en referencia a la sangre derramada durante siglos de dominación y opresión del continente.

1990 Su cúpula un diámetro de 50 metros con tres pisos. Los proyectos de museo en sí mismo s reflejan el fondo que rodea la base cilíndrica “como una flor”.

Fiel al estilo de la época, concebido como un instituto de educación. Fue reformado y adaptado a la función de museo, para lo que Niemeyer le construyó un anexo con forma de ojo, imprimiéndole una nueva y particular identidad.

2011 Complejo cultural proyectado que intregra distintas manifestaciones artísticas y culturales como exposiciones, música, teatro, danza, cine o gastronomía entre otras.

UNIVERSIDAD DE CONSTANTINE 1969 Consta de un único volumen todas las facultades. Los edificios se organizan en torno a un inmenso espacio público. Se demuestran las posibilidades técnicas del hormigón armado a través de la creación de grandes luces estructurales. Brasilia

Memorial JK 1990 La obra fue objeto de duras críticas de los sectores reaccionarios, que vio una referencia al monumento de los símbolos del comunismo, la ideología del arquitecto: la hoz y el martillo.

ARQUITECTURA VOLCHE TORRE DE TATLIN El Monumento a la Tercera Internacional o Torre de Tatlin, fue un proyecto arquitectónico del escultor ruso Vladímir Tatlin, quien lo presentó a comienzos de los años veinte. Se proyectó para ser construido en Petrogrado como monumento y sede de la Tercera Internacional.

PLAZA DE LA REVOLUCION Es unaplaza estructurada con hormigón gris de 2 000 metros cuadrados y capacidad para 13 500 personas. Las esculturas, representan un monstruo con las fauces abiertas y a un cubano que lo enfrenta bandera en mano, símbolo de la resistencia del pueblo de Cubano frente a la fuerza del imperialismo yankee.

OSCAR NIEMEYER

5


B,R


N OTA DE TAPA

B,R

El genial arquitecto brasileño ya tiene 103 años y sigue en plena actividad. Caracterizado por realizar proyectos anti comerciales y en pos del desarrollo de la cultura, en esta entrevista nos habla de su relación con la política y su profunda preocupación por el bien común de la sociedad. El pulcro anciano de cabello negro como el azabache que está en la recepción del Copacabana Palace debe de ser el músico Sergio Mendes. Es conocido por sus ritmos de bossa nova pasados por el filtro estadounidense en las décadas de 1960 y 1970. El día anterior me había comprado su trabajo más reciente, Timeless, en una de las mayores tiendas de discos del mundo, Modern Sound, en la Rua Barata Ribiero de Copacabana. Mi visita a Río estuvo llena de música. Oscar Niemeyer rindió su habitual tributo a la brasileñidad de los grandes genios de la bossa nova, sus viejos amigos Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim, cuyo encanto y sensualidad gusta de comparar con su propia arquitectura. Sergio Mendes debe de ser demasiado estadounidense para él. Sin embargo, parece ser que Niemeyer -él mismo un gran guitarrista- prefiere las melodías populares del nordeste brasileño. Para el legendario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer esas cuestiones son mucho más importantes, afirma, que la arquitectura como tal. “Hay mucha miseria en este mundo y, en particular, en Brasil”, me dice; “pero ¿qué podemos hacer?” Niemeyer arde en deseos de mencionar a su viejo amigo Fidel Castro, a sus nuevos amigos Hugo Chávez y Evo Morales, los presidentes Venezuela y Bolivia, así como a su amigo brasileño, Lula, que es sobre todo su amigo porque mantiene una política exterior amistosa con las políticas de Chávez y Morales.

Nie m e ye r tie n e mu c h ísim o s a m ig o s, de lo s cuale s s ólo un o s p o c o s s o n a rquite c to s. L o qu e to do s e s o s i n sig n e s p o l ític o s tie n e n e n c o mún e s, s e gún Ni em e yer, qu e a ctúa n p a ra m e j o ra r la c o n d ic ió n huma na y, p or lo tan to, s o n má s imp o r ta nte s qu e l o s a rquite cto s. “Com o la p o e sía, la a rquite c tura p o r sí m isma n o pu e de cambiar e l mun do”, afirma Niemeyer con tono resignado. Pero, ¿qué ha

hecho o hace él para mejorar el mundo? Cuando tuvimos nuestro encuentro, Niemeyer estaba diseñando un centro de congresos en Fortaleza, en el nordeste del país, para el Movimiento de los sin Tierra, una organización de trabajadores pobres de las zonas rurales. “Un arquitecto solo no puede solucionar sus problemas ni los problemas de la favela, porque eso es como luchar contra la naturaleza o contra la naturaleza de una montaña. Sin embargo, podemos ofrecer mejoras paralelas, como construir escuelas, o nuevas infraestructuras deportivas o culturales”. En este año se ha hecho público el anuncio de que va a construir el estadio donde se celebrará el Mundial de Fútbol que acogerá Brasil en el año 2014, y que si alcanza a inaugurarlo lo hará con 107 años cumplidos. También se ha dado a conocer el proyecto de un gran complejo cultural y en Avilés, frente al mar, su primera obra en España. Por todo ello, aceptó que centráramos nuestra conversación en el futuro.

Complejo Cultural Avilés

2010

Complejo cultural proyectado que intregra distintas manifestaciones artísticas y culturales como exposiciones, música, teatro, danza, cine o gastronomía entre otras.Es la primera y principal pieza de un proyecto más amplio para la regeneración urbana de Avilés.

OSCAR NIEMEYER

7


Hugo Chavez Presidente venezolano, se ha constituido una suerte de “sociedad de responsabilidad ilimitada” que muchos frutos dará, estoy seguro en un futuro muy cercano, afirma Oscar.

Al fin y al cabo, cuando uno está a punto de cumplir cien años, “tienes que arreglar algunas cosas, como una llamada al orden”. Días antes había mandado al diario Folha de Sao Paulo un manifiesto titulado Acerca del futuro y sigue haciendo radicales declaraciones públicas. Por ejemplo, con ocasión de su nonagésimo noveno cumpleaños, el 15 de diciembre del año pasado, criticó abiertamente a su amigo Lula por no respetar la ideología de la vieja izquierda, en un momento en que el antaño ferviente militante había subrayado la necesidad de una posición más moderada. “No tengo nada más que decir al respecto”, dijo Niemeyer, quien prefirió hablar de su nueva escultura en La Habana que muestra a un pequeño cubano empujando una bandera frente a una figura diabólica, y que supuestamente representa a Bush. “Bush no es nada, no existe”, espetó con una expresión de odio en la cara que ni Chávez podría superar.

Un blanco fácil Para algunos críticos, Niemeyer resulta un blanco fácil. Es un comunista de la vieja escuela, un auténtico estalinista, con cierta tendencia por populistas como Chávez y Morales . Se presenta a sí mismo como un personaje extraído de alguna epopeya (“soy un hombre sencillo”), controlando con cuidado el más mínimo detalle y reescribiendo en caso de que sea necesario su propia historia. Y, lo que es peor, sus recientes proyectos

LA SITUACIÓN DE AMÉRICA LATINA EMPEORA. LOS GRINGOS INVENTAN COSAS, GLOBALIZAN, Y SUS SOLUCIONES NO RESUELVEN NADA Casa das Canoas

Algunos muebles originales de Niemeyer diseñados a finales de la década de 1970 se subastarán en Miami para destinarlos a proyectos educativos.

parecen repetitivos; en algunos casos (como en la escultura de Bush), incluso van más allá del kitsch sentimental. Sin embargo, la poco ortodoxa modernidad de Niemeyer es hoy inmensamente popular. “Es Mies pasado por el ácido”, declaró un famoso crítico de arquitectura en un artículo de The New York Times sobre Niemeyer, “el último de los modernos”. Sí, es muy fácil atacar con los argumentos expuestos al centenario arquitecto Oscar Niemeyer, ¡el arquitecto más longevo de la historia de la civilización occidental! Así que decidí adoptar un punto de vista moderado y escucharlo atentamente a él y a sus colaboradores. Me reuní con Fair Valera, el fiel jefe de su estudio, donde lleva ya trabajando más de 35 años. Visita a su jefe todos los días para repasar los bocetos que éste sigue realizando cotidianamente y que a un lego le parecen unos garabatos incomprensibles. Atrás quedaron los tiempos de las amplias curvas en los proyectos de edificios monumentales o los erotizantes dibujos (“La forma sigue lo femenino”, le gusta decir a Niemeyer) de voluptuosos desnudos femeninos. Algunos dibujos ampliados se han reproducido de modo exquisito con mosaicos de cerámica blanca para adornar los interiores de Niemeyer, como el recién inaugurado

MUCHAS VECES FUI GENEROSO CON LOS DESVALIDOS, A VECES HACIENDO INCLUSO IMPORTANTES PROYECTOS SIN COBRAR restaurante Olimpo, situado sobre la terminal del ferry en Niterói, una variante light de la radical sensualidad del museo cercano. ¿Es la arquitectura de Niemeyer forma y sólo forma? “No, es tecnología engarzada con la naturaleza”, afirma Valera. Acerca del legado arquitectónico de Niemeyer, las opiniones difieren. Aunque con ocasión de la búsqueda de un arquitecto para el ya

frustrado proyecto para un museo Guggenheim- Río, el alcalde de la ciudad consiguió ofender a Niemeyer al declarar: “Queremos un arquitecto, no un escultor”. Por lo tanto, acudí a Niterói para visitar a Luiz Guilherme Vergara, un niemeyeriano creyente que dirige el museo inaugurado allí en 1996. Con todas sus curvas exteriores e interiores, ¿no resulta un edificio bastante difícil para exhibir obras de arte? “Hay que usar este edificio como una máquina para la percepción y presentar las muestras en consonancia”, afirmó Vergara, quien también trabaja con la Fundación Oscar Niemeyer y el propio Niemeyer para crear junto al museo un centro comunitario orientado a promover la creatividad de los pobres de Niterói. Niemeyer siempre se ha mostrado generoso con los desvalidos, a veces haciendo incluso proyectos sin cobrar, como el caso reciente de una plaza para la Universidad de La Habana, su primer proyecto arquitectónico en Cuba. Fidel Castro suele decir que Niemeyer y él son “los últimos comunistas de este planeta”. “Al fi nal, el capi tal i sta e s un auténti c o p erde dor ”, coincide Niemeyer con Castro. Le preocupa que “Fidel no está muy bien”, sin mencionar en absoluto su propio estado físico tras haber sufrido una rotura de cadera. Luego sonríe mientras me cuenta la siguiente anécdota, una historia que habrá contado mil veces: “Nunca he querido subirme a un avión (Niemeyer viaja desde hace décadas –ha llegado incluso a Caracas– con el

1957

Congreso Nacional de Brasilia

Se destaca la utilización del hormigón para obtener una riqueza formal que la acerca a la escultura.

mismo chofer, a quien ha construido como regalo una modesta casa cerca de la favela). Así que Fidel vino a Río. Con ocasión de una visita a la oficina en Copacabana, era ya más de la medianoche, resultó que el ascensor no funcionaba. Tuvimos que despertar a un vecino para pasar por su apartamento y utilizar el montacargas. Mi vecino abrió la puerta y casi le da un ataque de corazón al encontrarse con un imponente Fidel que le ofrecía un puro a modo de disculpa”. Esta vez Fidel Castro no ha mandado ningún traje varias tallas grande: “No, pero le quiero mucho. Mi amor por él es más importante que la arquitectura”. Y lo mismo opina de Chávez y de Evo Morales, de quienes dice que se han preocupado como nadie por América Latina. Poco a poco va

despachando asuntos de la actualidad. Habla de Obama y de las expectativas que ha generado (“tiene mucho trabajo”), del problema nuclear (“hay que ir con cuidado con eso”). Está encantado con Lula y la herencia que ha dejado en el país, le gustan los nuevos arquitectos... Ah, por cierto, ¿fuma todavía, señor Niemeyer? “Bueno, lo justo y necesario”. Y así la tarde se consume en el décimo piso del edificio Ypiranga mientras llegan periodistas, documentalistas, colaboradores, amigos... Presto atención a la débil voz de Niemeyer, y a su mezcla de francés y portugués. Quién sabe, quizá sea una de sus últimas entrevistas. Niemeyer me ha recibido en el minúsculo dormitorio de su apartamento de Ipanema. La sala de estar estaba llena esa mañana de polvo y ruido, con operarios dedicados a abrir grandes agujeros en el techo. A lo lejos se oían las voces amortiguadas de criadas y cuidadores. No hay nada sofisticado en el hogar que comparte (¡acaba de casarse!) con su nueva esposa, Vera Lucia Cabreira, que ha cumplido 60 años. Tampoco hay

SUEÑO CONCRETADO: ENCUENTRO CON FIDEL La obra comprende una plaza abierta de 20 000 metros cuadrados de hormigón gris en forma de elipse con capacidad para 13 500 personas sentadas, lleva una escultura enclavada dentro de un espejo de agua, obsequiada por Niemeyer a Fidel en sus 80 cumpleaños, consistente en un monstruo de boca abierta y un cubano de bandera en puño enfrentándolo, como símbolo de la resistencia del pueblo cubano frente a las agresiones del imperialismo. La obra comprende una plaza abierta de 20 000 metros cuadrados de hormigón gris en forma de elipse con capacidad para 13 500 personas sentadas, lleva una escultura enclavada dentro de un espejo de agua, obsequiada por Niemeyer a Fidel en sus 80 cumpleaños, consistente en un monstruo de boca abierta y un cubano de bandera en puño 8

HACEDORES DE MUNDO

Pag. 12


nada sofisticado, salvo la espléndida vista, en la oficina situada en el apartamento de Copacabana, donde varios miembros de la familia, también arquitectos, mantienen vivo el legado arquitectónico del abuelo Niemeyer. Y están también el archivo y el desordenado estudio ocupado por un pequeño grupo de atareados arquitectos e ingenieros, ambos en el centro de la ciudad. Como ocurre en el estudio de otro de los genios arquitectónicos de Brasil, el reciente ganador del premio Pritzker, Paulo Mendes da Rocha, no hay ni una sola computadora verdaderamente sofisticada. Me pregunto qué software utiliza José Carlos Sussekind, su ingeniero de confianza, para calcular los diseños de Niemeyer y enfrentarse a sus constantes peticiones de arcos cada vez más amplios y planos voladizos de hormigón reforzado. En la casa de Canoas se encuentran algunos muebles originales de Niemeyer diseñados a finales de la década de 1970. En la última edición de Art Basel Miami Beach, los precios de esos accesorios modernos se cotizaron entre los 35.000 y lo 55.000 euros.

Sus edificios no agobian al hombre, sino que alcanzan una soltura liberadora, con un característico lirismo formal y espacial, gracias a un delicado equilibrio entre la contención minimalista, y los gestos

fabricar algunos de esos muebles. Los beneficios se desti-

por demás hedonista.

narían a proyectos educativos.

Seguí hablando con Niemeyer, sentado en pijama en una vieja butaca. Uno de sus cuidadores –un joven negro– dormitaba al otro lado del dormitorio. Vera, la nueva esposa, secretaria y amante durante muchos años, decidió unirse a nosotros. Se disculpó por el desorden de la casa. Su boda con Niemeyer sorprendió a muchísimas personas; y, entre ellas, la menos sorprendida no fue Anna-Maria, la hija única del arquitecto y su esposa Annita, fallecida en 2004 a los 76 años. Anna-Maria, que ronda los sesenta, se enteró de la boda un par de horas antes de la ceremonia. “Al lado de un hombre tiene que haber una mujer, y todo lo demás está en manos de Dios”, comentó con satisfacción un Niemeyer mujeriego y ateo cuando felicité a los recién casados. Habíamos acordado hablar del futuro, pero Niemeyer volviauna y otra vez al pasado. Considera como uno de sus grandes logros el recinto universitario de Constantina en Argelia, construido en la década de 1970. La noticia es nueva, porque hasta hace poco sus proyectos más preciados eran todavía la iglesia de San Francisco, el casino y el puerto deportivo de Pampulha cerca de Belo Horizonte, en Minas Gerais. Los edificios pioneros de Pampulha sólo pudieron construirse gracias a la fe ciega del entonces gobernador de Minas Gerais, Juscelino Kubitschek, más tarde presidente y fundador de Brasilia. “Como la mayoría de los políticos, no entendía nada de arquitectura; y, en realidad, eso permitió que esos imaginativos edificios pudieran construirse”. ¿Y qué ocurre con la conservación y la restauración? “Lo construido, construido está. Igual que con los seres humanos, habría que dejar que la arquitectura envejeciera.” No es posible pasar por alto la contribución de Niemeyer a la arquitectura del siglo XX. Hizo un agujero en la modernidad inyectando a la doctrina internacionalista las tradiciones y los lenguajes populares. En los especial locales (brasileños), desde el barroco colonial hasta la naturaleza tropical. Eso lo convirtió en un arquitecto tan importante. Y es probable que explique también por qué es tan popular entre los jóvenes diseñadores y artistas contemporáneos Su autobiografía publicada en 1998, Les courbes du temps está profusamente ilustrada con formas femeninas. Como dijo Rem Koolhaas tras una visita a la oficina de Niemeyer en Copacabana:

B,R

impregnados de sensualidad

La Fundación Oscar Niemeyer se está planteando volver a

Niemeyer empezaba a cansarse, perdía la voz: “Quiero s e guir c o nstr uye n do p a ra l o s s e re s huma n o s, p ara p er mi ti rl e s e n c o ntra rs e c o n o tro s s e re s huma n o s. Una arqui te ctura qu e organic e en cu entro s human o s, e s o e s lo qu e m e inte re s a. Y la d ibuj o to do s l o s d ías”. Aquel día

Niemeyer sonaba como el samba. Pensé, ojalá que tenga una vida aún más larga. Como sabemos, este magnífico arquitecto primero desafió al espacio y le declaró la guerra a la línea recta, ese invento con el que sus colegas llevaban siglos levantando construcciones para aguantar el peso del cielo sobre la tierra. Él nunca creyó en esa forma, menos todavía en el reino de los cielos. La curva, la de la montaña, la de las olas de su Copacabana, la de la mujer, esa fue su particular conquista de la libertad. Pero luego, quién sabe si aburrido ya de esa batalla, Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares se enfrentó al tiempo y, con uno de sus ya contadísimos Davidoff entre los dedos, decidió en dicembre cumplir 103 años.

Juscelino Kubitschek Médico y político brasileño, fue elegido Presidente Constitucional de la República Federativa de Brasil, cumplió su periodo de gobierno desde el 31 de enero de 1956 a la misma fecha del 1961.

LO IMPORTANTE NO ES LA ARQUITECTURA. IMPORTA SER FELIZ CON LO QUE SE DEJA, QUE LO QUE UNO HAGA, SEA ALERGRIA PARA OTROS

“Niemeyer es la prueba viviente de que en la arquitectura interesante, el sexo y el comunismo van juntos”.

El propio Niemeyer es, por una vez, más realista: “El verdadero reto para la arquitectura del futuro sólo está planteado por la tecnología, y la tecnología nunca ha sido tan generosa con la arquitectura. Pero el arquitecto tiene que ser capaz de reflexionar también sobre otras cosas además de la arquitectura. No hay que convertirse en especialista, porque en ese caso no puede uno inventar ni tener influencia”. “La política, la filosofía, la literatura, la música, las artes visuales –dirá–, todas esas disciplinas desempeñan un papel igual de importante que la ingeniería. Los arquitectos deberían querer ser ante todo intelectuales.” En este punto

En un día tan señalado, el Centro Niemeyer, la primera obra suya que se erige en España, quedó inaugurado en Avilés. Hubo un tiempo en el que Niemeyer se ocupó de diseñar el futuro, un lugar donde las enroscadas construcciones parecían platillos volantes y el hormigón blanco reflejaba una luz como del espacio. Pero el milagro, arcanos de la naturaleza, es que el arquitecto brasileño ha sobrevivido a su propia prospección. Ese advenimiento, el suyo y el de sus ideas, le ha alcanzado pensando en su estudio de Copacabana, , donde ayer pasó la tarde, como las últimas 100 o 200, mirando al mar y a la tormenta y despachando con sus amigos y colegas sobre los proyectos e ideas que todavía pone en marcha.

Centro Cultural Niemeyer

Complejo cultural en España que intregra distintas manifestaciones artísticas y culturales como exposiciones, música, teatro, danza, cine o gastronomía entre otras

REFERENTES DE IZQUIERDA MARX

Intelectual y militante comunista alemán de origen judío. En su vasta e influyente obra, incursionó en los campos de la filosofía, la historia, la sociología y la economía

TROTSKI Político y revolucionario ruso de origen judío, organizador clave de la Revolución de octubre, el golpe de Estado que permitió a los bolcheviques tomar el poder en noviembre de 1917

STALIN

Fue el máximo líder de la URSS y del Partido Comunista de la Unión Soviética desde mediados de los años 1920 hasta su conmocionante muerte en 1953.

OSCAR NIEMEYER

9


1990

Museo de Arte Contemporaneo

Son 817 metros cuadrados que reflejan el fondo que rodea la base cilíndrica “como una flor”

LA ARQUITECTURA TIENE SIEMPRE UNA FUNCIÓN SOCIAL. ME GUSTAN LOS ESPACIOS COLECTIVOS, LO QUE NO SEA ELITISTA. Entonces, ¿era este el futuro que imaginó un día? “Bueno, yo soy una persona muy simple. Me gusta estar con la gente que quiero, hablar, trabajar... supongo que debía de ser así”, musita sentado en un sillón de piel de su estudio que recoge todo su menudo cuerpo. De repente, cuando parece que estaba dormido o despistado, Niemeyer se yergue un poco en el respaldo, recupera el ánimo y busca conversación. “Lo estoy pasando muy bien, pero ha sido muy exagerado. Ha venido demasiada gente...”, dice quitándose importancia de una forma muy tranquila.

10 HACEDORES DE MUNDO

Esta vez Fi del Castro no ha mandado ningún traje varias tallas grande: “ No, p ero le quiero mu ch o. Mi am or p or él e s más i mp or tante qu e la arqui te ctura” . Y lo mismo opina de Chávez y de Evo Morales, de quienes dice que se han preocupado como nadie por América Latina. Poco a poco va despachando asuntos de la actualidad. Habla de Obama y de las expectativas que ha generado (“tiene mucho trabajo”), del problema nuclear (“hay que ir con cuidado con eso”). Está encantado con Lula y la herencia que ha dejado en el país, le gustan los nuevos arquitectos... Ah, por cierto, ¿fuma todavía, señor Niemeyer? “Bueno, lo justo y necesario”. Y así la tarde se consume en el décimo piso del edificio Ypiranga mientras llegan periodistas, documentalistas, colaboradores, amigos... Pero el primer regalo vino por la mañana. Una multitud le esperaba al otro lado de la bahía de Río, en la costa de Niteroi, la ciudad donde más obra tiene después de la insuperable Brasilia. Con los ojos cubiertos por unas grandes gafas de sol y deslizándose en una silla de ruedas que pilotaban por turnos sus hijos, sobrinos, nietos y bisnietos (todos de un inquietante parecido al patriarca) llegó puntual a la inauguración del edificio que albergará su fundación en Brasil. “Mis amigos vinieron a verme, todo es muy agradable, es una recompensa por mi trabajo”, murmuró en una declaración que logró arrancarle la histeria de cientos de periodistas que le esperaban como si fuera un ídolo de adolescentes. Era su día y cada vez que alguien pronunciaba su nombre, a cada instante que algún invitado se refería a su obra, el público se destrozaba las palmas de las manos. Y él, agradecido, movía un poco la cabeza hacia atrás y alcanzaba a tensionar las comisuras de los labios, y sonreía, sobre todo, cuando su mujer Vera Lucía, con la que se casó a los 98 años y a la que adora contemplar tocando el piano, le susurraba algo a la oreja y le agarraba la mano con una ternura infinita. Y con la solemnidad musical de su centenario aniversario, al otro lado del Atlántico Avilés celebró también la efeméride con la inauguración del centro que acogerá su fundación en España. Su última gran creación, su “proyecto más importante en Europa”. Un enorme complejo situado en los antiguos terrenos de Ensidesa, junto a la ría, llamado a liquidar para siempre el oscuro fantasma de la reconversión industrial. “Es mi primer proyecto en España y estoy muy contento”. Su legendaria edad y su desprecio a volar han impedido que pueda bendecir su creación en persona. Cuando hoy amanezca, con 103 años y un día, la mano centenaria que durante años ha dibujado los trazos de la modernidad no tiene pensado tumbarse a descansar. “Estaré con los amigos, trabajaré, colaboraré con todos para que el mundo sea mejor, haré mis cursos sobre los problemas de la naturaleza y el cosmos... es que tengo un profesor muy inteligente y me muestra la grandeza del universo y lo pequeños que somos”. Y entonces sí, se ríe.


OTRAS PUBLICACIONES Evo Morales, El hijo de la coca

Pag. 9

Es el octogésimo cuarto y actual presidente de Bolivia. Fue uno de los fundadores del Movimiento al Socialismo (MAS), el cual lideró gran parte de las protestas sociales ocurridas en Bolivia en los primeros años del siglo XXI, reclamando principalmente la recuperación de la propiedad estatal plena sobre el gas y otros hidrocarburos. Morales ha despertado interés en el mundo por ser el primer mandatario de origen indígena en la historia de Bolivia,1 a lo que se suma su propuesta de realizar cambios radicales en las estructuras de variados ámbitos nacionales.

Fidel Castro, El Antiimperialista Pag. 8 Fidel Alejandro Castro Ruz (Birán, Holguín, 13 de agosto de 1926) es un estadista cubano. Fue mandatario de su país como Primer Ministro (1959-1976) y Presidente (1976-2008). También fue Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (19561 -2008) y Primer Secretario del Partido Comunista (1965-2011). Es diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular (desde 1976). Es abogado, doctor en Derecho Civil y licenciado en Derecho Diplomático. Debido a su larga gestión y a las características controvertidas de resulta ser un polémico e intenso.

David Lynch

Nan Goldín

Lazlo Moholy-Nagy

John Cage

Chavela Vargas

Charles Beaudelaire

Tomás Maldonado

Patti Smith

Julio Le Parc

Ray Bradbury

Francisco Salamone

Luca Prodan

Robert Frank

Marta Minujín

Coco Chanel

Batato Barea

María Elena Walsh

Sigmund Freud

Miles Davis

Allen Ginsber

Charly García

Edgar Allan Poe

Wolfgang Mozart

Walter Gropius

OSCAR NIEMEYER

11


LUCHAR

POR UN MUNDO

MEJOR Y

MAS JUSTO FUE SIEMPRE

MI PREOCUPACIÓN


Fasciculo Niemeyer