Issuu on Google+


D. La Entrega del Mensaje 1. Cosas que recordar El predicador cristiano... • Tiene una enorme responsabilidad delante de Dios. Santiago 3:1 • No debe alejar de la verdad al pueblo de Dios. Hechos 20:30 • Es vocero de Dios y representa la autoridad delante del pueblo. 1 Tesalonicenses 2:13 • Debe ser modelo (practicar) de lo que predica para merecer credibilidad. Mateo 23:1-3 • No debe olvidar nunca que él también está aprendiendo Juan 14:26 • No debe tratar de imitar el estilo o los modales de otros predicadores — ¡Sea usted mismo y desarrolle su propio estilo! • No debe intentar entretener o impresionar con su mensaje a los oyentes, sino simplemente entregar el mensaje de la Palabra de Dios en el poder del Espíritu Santo para que los oyentes puedan entender y aplicar la verdad. 1 Corintios 2:1-5

78


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

2. Sugerencias para una predicación eficaz Ya que la predicación es solo una de las muchas formas de comunicación, usted debe tener en cuenta algunos...

Principios Generales para una Comunicación Eficaz *Comunicación es lo que la gente oye, ¡No lo que usted dice!* 1. Conozca su mensaje perfectamente. 2. Conozca bien a sus oyentes y sus necesidades. *Estudie la Palabra y estudie a las personas* 3. Aquello que no esté bien claro para usted, tampoco será claro para sus oyentes. Sea específico y claro. 4. Use palabras que sean comunes para sus oyentes, no obstante, escoja palabras frescas y expresivas. Trate de no usar palabras y frases favoritas. 5. Relacione su mensaje con cosas de las cuales sus oyentes ya tengan conocimiento (i. e. Jesús frecuentemente predicó parábolas usando ejemplos comunes y rutinarios). 6. Estimule a sus oyentes a aprender por sí mismos... ¡siembre semillas, no plantas! 7. Transmita la emoción que le causa hablar del Señor y sea entusiasta acerca de su mensaje, pero recuerde: ¡no tiene que gritar para predicar! 8. Intente atraer a la audiencia hacia el mensaje mediante ilustraciones y ejemplos. 9. Transmita amor, cuidado y preocupación por su audiencia. *La gente no se preocupará mucho por lo que usted diga, sino hasta que vea que usted se preocupa por la gente.* 10. En tanto no haya un cambio, el aprendizaje no ha terminado.

79


Guía Específica para Mensajes Bíblicos Conforme usted comunica la Palabra de Dios... 1. Lea todo el pasaje bíblico cerca del principio del mensaje y durante el mensaje haga referencia, una y otra vez, a versículos o frases particulares. Esto dejará establecida a la Palabra de Dios como la autoridad para el mensaje. *Permita que la palabra de Dios hable a través de usted.* 2. Mantenga en mente el propósito de su mensaje para asegurarse que logró su objetivo... ¿Su objetivo: • es informar? • hacer cambiar la conducta? • influir en las actitudes. sentimientos, puntos de vista, etc.? Como predicador, usted desea que su congregación desarrolle un punto de vista bíblico del mundo que no esté basado en tradiciones, filosofías, opiniones o doctrinas falsas, sino en la verdad de la Palabra de Dios. Usted desea que cada uno de los miembros de su congregación piense, actúe, viva y responda ante la vida con una perspectiva bíblica en mente, mirando hacia la Palabra de Dios para obtener guía, en todas las áreas de su vida. 3. Conduzca a su congregación hacia la comprensión de que el conocimiento sin obediencia casi no tiene valor alguno. 4. Mantenga su introducción corta y creativa para estimular el interés en su mensaje. 5. Siga fielmente su bosquejo básico de modo que su audiencia lo pueda seguir también, pero permanezca dócil y sensitivo al Espíritu Santo conforme usted habla. 6. Comunique con claridad la idea principal que usted desea dejar fija en la mente de sus oyentes para que la apliquen. 7. Explique, ilustre, pruebe y aplique su idea principal, pero sin descuidar el texto de donde procede. 8. Instruya, exhorte, anime, consuele y corrija a su audiencia con la Palabra de Dios. 9. Use la conclusión para resumir el mensaje brevemente y deje bien establecida la idea principal. Termine de predicar en el momento en que usted exprese alguna admonición en tiempo futuro, Ejemplos: ¡Ustedes descubrirán, verán, harán, cambiarán, etc! 10. Haga a los oyentes un desafiante llamado a responder en obediencia a Dios. Cierre su predicación con una oración.

80


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

Extensión del Mensaje Sugerencia: 30 a 40 minutos Introducción Mensaje Conclusión Invitación

-

3 minutos 25-30 minutos 3 minutos 5 minutos

*Estas son solamente guías generales. Modifíquelas para que sean de acuerdo a usted y a las necesidades de su congregación.*

81


Invitaciones • La invitación puede ser una de varias formas: Recibir a Cristo como Salvador Si lo desea sugiera a los oyentes que levanten su mano, se pongan de pie o se acerquen, en ese momento o después del servicio. El predicador y algunos ancianos gobernantes deberán estar disponibles para hablar con las personas que hayan respondido e iniciar la labor de seguimiento (discipulado). Formar parte de la iglesia Instruya a los miembros de su iglesia cómo llevar a cabo este procedimiento. Algunos ancianos gobernantes deberán estar disponibles para hablar con las personas interesadas. Pasar al frente del templo a orar o a hablar con alguna persona acerca de algún problema o decisión. Formalizar un compromiso en el que manifiestan una respuesta al mensaje (nuevamente, si lo desea sugiera a los oyentes que levanten su mano o se pongan de pie). *La respuesta es asunto que pertenece por entero Dios. La responsabilidad del pastor es predicar la Palabra de Dios.* Predique la Palabra en el poder del Espíritu Santo y deje el resultado al Señor.

82


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

Apariencia personal y modales en el púlpito 1) Vista con pulcritud y propiedad, cuidando de no atraer la atención hacia usted. 2) Mantenga contacto visual con la audiencia—¡no lea prolongadamente su mensaje! 3) Muévase con naturalidad y con libertad, pero no demasiado. 4) Expresiones faciales apropiadas pueden ser útiles. 5) Los movimientos de las manos deben ser naturales y espontáneos, no planeados y estudiados. 6) Module su voz, haga el tono y el volumen variados, evitando la monotonía y no olvide que no necesita gritar para comunicar su mensaje. 7) Evite un vocabulario, movimientos, gestos, pausas, etc. que puedan distraer atención de los oyentes de su mensaje. 8) ¡Sea usted mismo! Los mensajes bíblicos son fáciles de predicar si usted... • Lee la Palabra de Dios a su congregación. • Explica la Palabra de Dios de manera que lo entienda su congregación. • Muestra a su congregación cómo aplicar personalmente la Palabra de Dios

“Predique la palabra

83


II.Ministerio Pastoral

A. Principios del Misterio Pastoral Nota: Véanse las páginas 18-37 de este manual presente y 22-25 del Curso 1, Métodos de Estudio Bíblico y Reglas de Interpretación.

1. Retrato Bíblico del Pastor La Escritura presenta un retrato descriptivo muy claro de cómo mira Dios al pastor qué es lo que espera Dios de él. De acuerdo a la Biblia un pastor debe... • Estar apartado para el ministerio. Rom. 1:1 1 Cor. 9:16 Efe. 4:11-12 1 Tim. 2:5-7 Todo pastor debe sentir un llamamiento o una dirección de parte del Señor para el pastorado. Los hombres son escogidos por Dios y apartados para el ministerio. La compulsión divina debe ser la que debe originar en el individuo el deseo de ser pastor. • El hombre que se llama a sí mismo al ministerio es guiado solamente por sus propios deseos • • Ser un siervo de Dios. Fil. 1:1 1 Cor. 4:1 Rom. 15:17-18 El pastor debe verse a sí mismo no tanto como un líder en la iglesia, sino como un siervo de Dios para servir a la iglesia. Un siervo... No está para ordenar. Obedece las órdenes del Comandante. Rinde cuentas a Aquel a quien sirve. Está obligado a llevar a cabo los propósitos de su Amo, no los suyos propios. Rom. 14:7-12 • Un pastor no puede servir a sus propios intereses y a los intereses de Dios al mismo tiempo • • Ser un mayordomo del Evangelio. 1 Cor. 4:1-3 1 Tim. 1:3-5 1 Tim. 6:20-21 2 Tim. 1:13-14

84


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

El pastor debe verse a sí mismo como un mayordomo. A quien Dios ha confiado el depósito Que deberá hallarse siempre usando Quien tendrá que rendir cuentas de su 2 Tim. 4:7-8 • El Evangelio pertenece a Dios – es propiedad de Él y habla de Su Hijo Jesucristo • • Ser un vocero de Dios. 2 Tim. 1:11 2 Cor. 2:1-5 2 Cor. 5:18-20 1 Tes. 2:13 El pastor no habla por sí mismo sino en representación de Dios y no tiene, en realidad, mensaje alguno, sino el mensaje de Dios. El tema único de la predicación y enseñanza del pastor debe ser la Palabra de Dios y su principal mensaje la persona de Cristo el cual debe ser comunicado... Con claridad. Con convicción. Con compasión. Con audacia. Sin concesiones. A menos que un pastor-maestro exponga fielmente la Palabra de Dios, no estará hablando en representación de Dios, sino de sí mismo. • Ser un ejemplo espiritual. 1 Tes. 5:6-8 1 Cor. 11:1 Heb. 13:7 Un pastor tiene la responsabilidad bíblica de otros creyentes en: El lenguaje. El estilo de vida. El amor. La fe. La pureza. 1 Tim. 4:12

servir de ejemplo para

La conducta piadosa del pastor llevará más personas a Cristo que mil palabras piadosas. • Cada vez que el pastor habla o actúa, la reputación de Dios está en juego • • Pastor del rebaño de Dios. La palabra “pastor” viene del término griego p o i m h n (poimén) y significa “persona a cargo de las ovejas,” y se refiere tanto... A la posición del pastor como líder, protector y proveedor. [nombre] A la función de pastorear, alimentar, cuidar, etc. [verbo]

85


En Hech. 20:17, 28, Pablo usa tres términos distintos: anciano, pastor y obispo, al referirse al mismo grupo de personas los ancianos de Efeso. Bíblicamente, los términos son casi sinónimos. ¿Cómo distinguir entre los términos? Aunque no hay un acuerdo general, parece ser razonable que: Anciano equivale a... La posición por elección basándose en la madurez y la experiencia. Pastor equivale...

Tanto al título como a la función en el ministerio.

Obispo equivale...

Al área de autoridad y responsabilidad espiritual.

Casi sin excepción, el Nuevo Testamento emplea el término “pastor” en la forma verbal, indicando su función en el ministerio, Ej.: “...pastorea mis ovejas” “...para apacentar la iglesia de Dios.” 1 Pe. 5:1-4 Por lo tanto... Una persona podría ser anciano sin ser pastor... Sin embargo, un pastor debe ser anciano/obispo. • Todos los pastores son ancianos, pero no todos los ancianos son pastores • Los pastores deben pensar de sí mismos como ancianos que están involucrados en: • La vigilancia espiritual de la iglesia. • La dirección y la guía de los asuntos de la iglesia. • La predicación y la enseñanza. 1 Tim. 5:17 No obstante, algunas iglesias nombran a hombres como ancianos para que gobiernen/guíen o prediquen/enseñen. ¿Qué, entonces, hace que un pastor sea pastor? Para ser pastor, un individuo tiene... Que ser llamado por Dios. Estar espiritualmente calificado. Estar adecuadamente preparado. Ser ordenado por la iglesia local o la denominación eclesiástica. Estar involucrado activamente en la práctica funcional del ministerio. En la práctica el pastor es usualmente considerado el anciano principal que guía o que gobierna una iglesia en particular. El puede o no tener bajo su autoridad, o junto con ella a otros pastores. La iglesia local deberá determinar el asunto de las responsabilidades y papeles funcionales del (de los) pastor (es), anciano (s), diácono (s), etc. Este tema será tratado más adelante en el Curso No. 7 :Ministerio Eclesiástico, Administración y Educación. La sección de Eclesiología (la Iglesia) en el Curso No. 5: Perspectiva General de la Doctrina Bíblica, deberá ser igualmente consultada.

86


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

La mayoría de los versículos relacionados con los términos pastor o pastorear se refieren a Cristo como el Gran Pastor de las ovejas. Juan 10:2, 22, 12, 16 Heb. 13:20 1 Pe. 2:25 En un sentido muy real todos los pastores de todas las iglesias son “subpastores,” ya que están bajo la dirección de Jesucristo, quien es el Gran Pastor de las ovejas. El reconocimiento de ese simple hecho debería mantener el ministerio pastoral en su perspectiva y enfoque apropiados. La responsabilidad y la obligación de rendir cuentas del pastor son enormes. Las principales referencias del pastor en su función de pastoreo son: Juan 21:16 y 17, donde Jesús le ordena a Pedro “...pastorea... ...apacienta mis ovejas.” Hech. 20:28, donde Pablo ordena a los ancianos de Efeso“apacentar la iglesia del Señor.” Efe. 4:11, donde Pablo se refiere a Cristo como el Dador de“...pastores y maestros.” 1 Pe. 5:1-4, donde Pedro instruyó a los ancianos: “...apacentad la grey de Dios.” 1 Tim. 5:17, donde se indica que los ancianos como pastores deben guiar y gobernar la iglesia así como ocuparse en la predicación y en la enseñanza del pueblo de Dios que les ha sido confiado. Como pastor de las ovejas, el pastor debe pensar en sus responsabilidades y papel primordiales, que incluyen... Ciertos actos • Cuidado de su congregación. • Protección contra la enseñanza falsa. • Administración y gobierno. • Estímulo y guía. • Enseñanza, predicación, entrenamiento y perfeccionamiento. • Alimentación de su rebaño con una “dieta” abundante de la Palabra de Dios. Juan 21:17 2 Tim. 4:2 Efe. 4:11 Ciertas actitudes • Disposición para ejercer vigilancia espiritual. • Servir diligentemente, pero no por ganancia personal. • Guiar sin enseñorearse sobre el rebaño. 87


• Dar un ejemplo de piedad. 1 Pe. 5:1-4 • Un pastor debe ser: Un líder espiritual no un “supremo señor.” Un proveedor espiritual, no un poderoso ejecutivo. Un protector espiritual, no un super policía. Tarea: ¿De qué manera este retrato bíblico del pastor se compara con el punto de vista del mundo? ¿Cómo se miran los pastores a sí mismos, como líderes o como siervos? ¿Cuál es la razón, o el motivo?

2. Requisitos Bíblicos del Pastor Para saber si un hombre está cualificado o no para ser pastor basta con examinar los requisitos espirituales establecidos por la Escritura. Es interesante y a la vez instructivo que la Escritura no mencione las cualidades mediante las cuales normalmente el mundo suele elegir a sus líderes, tales como: • La apariencia. • La facilidad de palabra. • El éxito en los negocios. • Prosperidad económica. • Poder e influencia, etc. Dios quiere que siervos humildes dirijan, ministren, gobiernen, enseñen y vigilen en la iglesia; hombres cuyo carácter moral y personalidad vayan de acuerdo con Su criterio y merezcan Su aprobación, no con los del mundo. ¿Cualificado...? ¿Sí o no? La lista básica de requisitos espirituales se encuentra en dos pasajes centrales de la Escritura: 1 Tim.3:1-7 y Tito 1:6-9. Para ser considerado pastor desde el punto de vista bíblico el hombre debe cumplir todos estos requisitos. Si un hombre no cumple con todos los requisitos, no debe ser pastor o anciano. Esto no significa que este hombre no pueda verse involucrado en servicios significativos -incluso la enseñanza- en la iglesia.

88


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

Esto es especialmente verdadero ya que todo creyente posee cuando menos un don espiritual, el cual debe usar para la edificación del cuerpo de Cristo, aún cuando sus cualidades no sean suficientes para poder hacer frente a las responsabilidades de un pastor/anciano. 1 Pe. 4:10-11 Una cualificación continua y permanente. Los requisitos bíblicos deben ser cumplidos en el momento de la elección de ancianos o de la ordenación del pastor y tienen que ser mantenidos. Un anciano o un pastor que cese de llenar los requisitos bíblicos, deberá ser confrontado, amonestado, disciplinado, puesto a prueba, corregido, aconsejado y/o depuesto, dependiendo de las circunstancias y severidad de la ofensa o pecado. Sin embargo, ningún pastor o anciano debe ser acusado de pecado con ligereza. 1 Tim. 5:17-20 Requisitos del anciano/pastor. 1. Debe sentir el deseo de servir y la convicción de un llamamiento por parte de Dios. 1 Tim. 1:12 1 Tim. 3:1 Un pastor debe saber que Dios lo ha escogido y apartado para servir en el ministerio. Tarde o temprano, el pastor se verá obligado a recordar y confiar en ese llamamiento en medio de las demandas del ministerio. 2. “...irreprensible,” 1 Tim. 3:2 El pastor no debe tener falta o defecto alguno en su carácter, conducta o conversación, ni indiscreción seria o falla moral, ni actitudes equivocadas o hábitos que pudieran acarrear vergüenza al nombre de Cristo, ni hablar adversamente de Él o de la iglesia. El pastor, por lo tanto, debe ser sin tacha y sin motivo para atraer acusación sobre él. El pastor debe mantener su integridad personal, cumpliendo lo que promete, diciendo lo que debe decir sabiendo el significado de lo que dice. 3. “...marido de una sola mujer,” 1 Tim. 3:3 Respecto a este requisito se han sugerido varias interpretaciones: • Que no sea polígamo. • Que haya sido casado una sola vez. • Que no sea divorciado. • Que no sea un adúltero. Una traducción literal sería “hombre de una sola mujer.” La mejor conclusión parece ser que la intención de Dios para el anciano/pastor es que sea un ejemplo de piedad, de manera que “marido de una sola mujer” significa más bien un anciano/pastor que...

89


No ha tenido más de una mujer al mismo tiempo y que nunca ha sido divorciado Debido a que Dios odia el divorcio, un pastor divorciado establecería un mal precedente, sería un mal ejemplo y conduciría al pecado. Mal. 2:13-16 Mat. 19:1-12 Gén. 30:1-24 1 Rey. 11:4 La poligamia es una insensatez y no se amolda a las normas establecidas por Dios para el matrimonio. La escritura descalifica para el pastorado a un divorciado o a un polígamo. Gén. 2:23-25 Gén. 4:19-24 ¿Qué hay acerca de un hombre soltero? La forma positiva como se expresa la Escritura en cuanto a que un hombre que pretende ser pastor o anciano sea casado y haya demostrado cualidades de liderazgo dentro de su hogar, es indicación de que ésa es la intención de Dios. Un hombre soltero no puede ser sometido a las pruebas de 1 Tim.3:2, 4,y 5, o Tito 1:6. Sin embargo, si un hombre soltero cumple todos los otros requisitos y es espiritualmente maduro por razón de su edad y experiencia, probablemente no sería descalificado. De otra manera, Pablo mismo no hubiera sido anciano, ya que, aparentemente, él no era casado. 1 Cor. 9:5-6 ¿Qué hay acerca de un viudo? La escritura no impide que un hombre cuya esposa haya muerto sea anciano/diácono, aún cuando se haya vuelto a casar. 1 Cor. 7:39-40 La apropiada aplicación de este requisito debe ser dejada a la conciencia y a la consideración de la iglesia local delante del Señor y a la luz de la Escritura. 4. “...sobrio,” 1 Tim. 3:2 El pastor debe ser moderado y equilibrado en todas las áreas de la vida, evitando los extremos y los excesos. 5. “...prudente,” 1 Tim. 3:2 El pastor debe ser una persona disciplinada y sabia; sensible y prudente, que discierne que aún cuando alguna cosa le es permitida, no es provechosa ni beneficiosa para él. 1 Cor. 10:23 6. “...decoroso,” 1 Tim. 3:2 El pastor debe ganarse el respeto de todos gracias a su conducta decorosa y al hecho de que sus actitudes, acciones y apariencia son moderadas, apropiadas y sobrias. 90


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

7. “...hospitalario,” 1 Tim 3:2 El pastor debe agradarse de recibir huéspedes y mantener una actitud de “mi corazón está abierto – mi casa también,” recibiendo en su casa y relacionándose bien con otras personas mientras, al mismo tiempo, mantiene la privacidad de su hogar. 8. “...apto para enseñar,” 1 Tim. 3:2 El pastor debe ser una persona con aptitud y habilidad para enseñar la palabra de Dios en forma efectiva. El pastor no tiene que tener el don de la enseñanza, aunque este ciertamente ayudaría (ver Efe. 4:11) donde se mencionan “pastores que son a la vez maestros,” y 2 Tim. 4:2. 9. “...no dado al vino,” 1 Tim. 3:3 El pastor debe ser una persona no “adicta al vino” al grado de llegar a intoxicarse. Obviamente, que el pastor no beba vino, cerveza, licor o cualesquiera bebidas alcohólicas en absoluto es sabio. ¡Si una persona no toma la primera copa, jamás podrá embriagarse! 10. “...no pendenciero, ...sino apacible.” 1 Tim. 3:3 El pastor no puede ser una persona inclinada a la violencia física o verbal, sino inclinada a buscar la solución de las disputas ordenada y pacíficamente. Debe tener un espíritu amable y bondadoso. 11. “...no codicioso,” 1 Tim.3:3 El pastor no debe tener una fuerte atracción hacia el dinero como principal motivación en su ministerio, pues uno no puede amar a Dios y al dinero al mismo tiempo. 12. “...no avaro,” 1 Tim.3:3 El pastor no debe atesorar riquezas, sino usarlas generosamente para satisfacer las necesidades de otras personas. 13. “...que maneje bien su casa,” 1 Tim. 3:4-5 El pastor debe haber demostrado aptitudes de servicio y liderazgo bíblicas en su propio hogar evidenciadas en parte por la obediencia y respeto de sus hijos. Nótese que un hombre que no sabe controlar a su familia no será adecuado para manejar la iglesia de Dios. 14. “...no un neófito,” 1 Tim. 3:6 El pastor no debe ser un recién convertido, inmaduro y sin experiencia en la vida cristiana, pues está expuesto a ser presa del orgullo. 15. “...que tenga buen testimonio.” 1 Tim. 3:7 El pastor debe haberse ganado la estimación y el respeto de los incrédulos que le conocen, para que no traiga un descrédito a su ministerio (ver 1 Tes. 4:11-12).

91


16. “...y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía.” Tito 1:6 El pastor debe haber educado a sus hijos en la disciplina e instrucción del Señor, para que no estén en flagrante rebeldía. Como la salvación es una decisión individual y personal, es dudoso que un hombre cuyos hijos no sean todos salvos no pueda ser anciano/pastor (ver Eze. 18). Lo que claramente indica este pasaje es que el pastor debe ser capaz de demostrar su obediencia a la Escritura en lo concerniente a la educación de sus hijos. Repetimos, un hombre soltero no puede cumplir con este requisito. 17. “...no soberbio,” Tito 1:7 El pastor como líder no puede ser egoísta y egocéntrico, ni dominante ni arrogante. 18. “...no iracundo,” Tito 1:7 El pastor no puede ser una persona cuyo temperamento se encienda en ira rápidamente, demostrando que carece de dominio propio. 19. “...amante de lo bueno,’’ Tito 1:8 El pastor debe ser una persona que piense, ame, y procure las cosas buenas y de verdadero valor, y a la vez enemigo de lo maligno y lo incorrecto. Fil. 4:8 20. “...sobrio,” Tito 1:8 El pastor debe ser una persona justa y recta en carácter y en conducta. 21. “...santo,” Tito 1:8 El pastor debe ser moralmente puro, separado de las cosas del mundo y dedicado a Dios. 22. “...retenedor de la Palabra fiel.” Tito 1:9 El pastor debe ser el primero en creer firmemente en la infalibilidad, autoridad e inerrabilidad de la Escritura, de manera que pueda enseñarla con absoluta seguridad y refutar toda doctrina falsa. A estas alturas debe estar claro que los requerimientos para ser anciano/ pastor son realmente demandantes. Sin embargo, hay que recordar que son los requerimientos de Dios y tienen que satisfacerse. • Hombres bíblicamente descalificados no deben aspirar a ser pastores/ancianos, ni deben ser elegidos por la iglesia • El liderazgo en el ministerio de la iglesia debe estar en manos de hombres espiritualmente cualificados que cumplan con las normas de Dios.

92


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

Tarea: ¿Cuáles son los dos más importantes requerimientos para ser pastor? De todos, ¿cuál le sorprende a usted más, y por qué?

Ordenación El asunto de la ordenación ha sido tratado en la sección correspondiente a Eclesiología, en el Curso No. 5: Perspectiva General de la Doctrina Bíblica, y solamente será mencionado en esta sección. La ordenación es un acto de reconocimiento y confirmación, por parte de una iglesia local o de una denominación, del llamamiento al ministerio del individuo por parte de Dios, así como sus cualidades espirituales. La ordenación, en sí, no confiere poder o don espiritual alguno al pastor ordenado. La Escritura no requiere que un hombre sea “ordenado” para funcionar como anciano/pastor. Los ancianos/pastores pueden ser “elegidos” u ordenados (ver 1 Tim. 4:14, y Tito 1:5). Aún así, en algunos lugares la ordenación es indispensable para autorizar a un pastor a ministrar en bodas, bautizos y la Cena del Señor. Un pastor es un “cuidador” del rebaño de Dios, elegido por Él, y debe:

P

predicar el Evangelio y enseñar la Palabra de Dios.

A

actuar como embajador de Dios.

S

servir a la iglesia y agradar a Dios.

T

transmitir fielmente el mensaje y las enseñanzas de Dios.

O

obedecer en todo a Dios y ministrar, en oración, en el nombre de Él y de acuerdo a Sus principios.

R

recordar que no fue su elección ser pastor, sino que fue Dios quien lo llamó y que debe serle fiel.

93


Ser pastor es: • Tanto un grande y sagrado privilegio, • Como una enorme responsabilidad

3. Prioridades Bíblicas del pastor Es de suma importancia que el pastor sea consciente de cuál es el correcto orden de prioridades en la vida y lo mantenga, con objeto de asegurarse un ministerio efectivo y productivo. La siguiente tabla muestra el orden de las prioridades.

Dios La familia El ministerio El trabajo secular Otras personas y otras actividades

Nota: Estas prioridades están íntimamente relacionadas entre sí, y no pueden separarse ni segmentarse totalmente, sino que tienen que guardar el adecuado equilibrio y ser incorporadas al diario vivir. El dibujo pretende ilustrar el grado de importancia y el tiempo que deben ocupar las prioridades en la vida del pastor.

94


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

• Dios La prioridad número uno en la vida del pastor es su relación personal con Dios. Jer. 9:23-24 1 Cró. 28:8-9 Fil. 3:7-10 Fil. 3:13-14 El pastor fortalecerá su vida espiritual personal y su ministerio pastoral... Si invierte tiempo con Dios en oración. Col. 1:6-12 Col. 4:2-4 Stg. 5:16 *La oración prepara al pastor para subir al púlpito.* Si se esfuerza en ser santo, puro e íntegro. 2 Tim. 2:19-22 Efe. 5:3 2 Cor. 7:1 Rom. 8:12-13 2 Cor. 1:12-14 *La pureza produce credibilidad en el ministerio* ante el público. Si se mantiene lleno del Espíritu y camina en Él. Hech. 11:24 Efe. 5:18-20 Rom. 8:3-9 *El poder y la alabanza brotan del Espíritu.* Si se nutre y se satura de la Palabra de Dios. Salmo 119:97-104 Col. 3:16-17 2 Tim. 3:15-17

95


*La Palabra de Dios hace sabio al pastor e incrementa su crecimiento espiritual.* Si persiste en vivir por la fe en Dios. 2 Cor. 5:7 Col. 2:5-7 Heb. 11:6 *El ejercicio de la fe hace que ésta aumente.* Si busca el rostro de Dios para conocerlo personalmente. 2 Cró. 7:14 Juan 17:3 Luc. 16:14-15 *Cuando buscamos el rostro de Dios antes que Su mano, le conocemos tal como Él es.* Si pone su corazón en las cosas eternas y mantiene una perspectiva eterna. Col. 3:1-4 2 Cor. 4:16-18 Mat. 6:33 Luc. 16:14-15 *La escala de valores de Dios y Su forma de medir el éxito están en directa oposición a los del mundo.* Si rinde su vida y su ministerio al Señorío de Cristo y permite que Cristo viva en él. 1 Pe. 3:15 Gál. 2:20 Rom. 12:1 Si se entrega a un estilo de vida de disciplina, ejercicio, salud y alimentación sana. 1 Cor. 6:19-20 1 Cor. 9:24-27 1 Tim. 4:8 3 Juan 2 2 Pe. 1:5

96


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

*Un pastor física y emocionalmente sano es un ministro más efectivo.* Si se somete a una relación de mutuo rendimiento de cuentas con otro u otros creyentes. Col. 3:16 Heb. 10:24 Gál. 6:1-5 *Un pastor tiene gran necesidad de que otras personas le hablen con la verdad, le amonesten y le corrijan en amor y le ayuden a mantenerse en el correcto sendero en su diario andar con el Señor.* • El fruto del ministerio del pastor es directamente proporcional a la vitalidad de su caminar con Dios •

• La familia Inmediatamente después de su relación con Dios, la siguiente prioridad del pastor está relacionada con su familia, no con la iglesia. La persona que debe recibir la mayor atención dentro de la familia del pastor es la esposa. Efe. 5:25-33 1 Pe. 3:7 Gén. 2:20-24 Mal. 2:13-16 1 Tim. 3:4-5 Heb. 13:4 El pastor debe mantener vivo su compromiso con su esposa, ser su compañero y hacer todo lo posible por asegurar un mutuo crecimiento y apoyo en sus relaciones conyugales. Esto requiere de tiempo invertido regularmente con la esposa en familia y periodos para estar solos. En la medida en que el pastor ama, honra y respeta a su mujer, debe estimular, mantener, proteger, instruir y disciplinar a sus hijos. Esto incluye tiempo invertido con ellos, alimentando las relaciones y disfrutando con ellos la comunión y el esparcimiento familiares. Efe. 6:1-4 Col. 3:20-21 Heb. 12:5-11 1 Tim. 5:8 Debido a las grandes necesidades físicas y emocionales de los hijos, el pastor podría permitir que su vida matrimonial se centre demasiado en los hijos, lo cual iría en detrimento de su relación conyugal con su esposa. El pastor debe evitar esta situación a toda costa.

97


• El pastor que no ministre primero a su familia en forma efectiva no está capacitado para ministrar a otros •

• Ministerio a la iglesia La siguiente prioridad del pastor, en este orden, es la de pastorear el rebaño de Dios que está bajo su cuidado. La atención del pastor en el ministerio debe ser enfocada a la iglesia local, donde él debe... • Dirigir. • Predicar y enseñar. • Poner el ejemplo. • Estimular y amonestar. • Aconsejar. • Entrenar y equipar. • Desempeñar sus funciones pastorales (la cena del Señor, bautizos, bodas, funerales, etc.). Col. 1:28-29 1 Tes. 1:4-8 1 Tes. 2:6-12 Es necesario mencionar que como el domingo (día del Señor) es un día de “trabajo” para el pastor, él debe tomar cualquier otro día de la semana como su día de descanso (Sábado), como lo ordena la Escritura. El pastor no puede hacer solo todo el trabajo del ministerio, sino que debe entrenar y equipar a otros miembros de la iglesia local para ministrar en la iglesia. Las actividades y el trabajo en la iglesia no deben convertirse en sustitutos de la personal relación del pastor con Dios. • El pastor debe orar y ministrar la Palabra de Dios a su congregación en el poder del Espíritu Santo para poder cubrir las necesidades espirituales de todos • (véase Hch. 6:4)

98


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

• El trabajo secular Cuando sea absolutamente necesario para un pastor depender de un trabajo secular, éste debe ser mantenido en la debida proporción y prioridad, y ser visto solo como un medio, nunca como un fin. Hech. 18:1-5 1 Tes. 2:9 2 Tes. 3:7-15 Tito 3:14 El asunto del total sostenimiento económico del pastor por la iglesia es tratado en el Curso No. 7, Ministerio Eclesiástico/Administración/ Educación. La escritura enseña claramente que el pastor debe ser totalmente sostenido por su iglesia. 1 Tim. 5:17-18 1 Cor. 9:13-14 Un trabajo secular no debe interferir ni estorbar la obra del ministerio.

99


• Otras personas y actividades La prioridad para el pastor que viene en quinto y último lugar concierne a las relaciones con otras personas y al desempeño de otras actividades. Esto puede incluir juntas y posiciones denominacionales, clubes cívicos, etc. Aunque podrían ser causas buenas y dignas, no lo deben ser en un sentido muy elevado para el pastor en relación con su orden de prioridades. El pastor debe estar alerta contra otras actividades que pudieran distraer su atención de su ministerio principal. 2 Tim. 2:4 1 Cor. 10:23 Col. 1:10 Heb. 12:1-3 Mar. 4:18-20 2 Cor. 5:8-10 El pastor no debe compararse a sí mismo con otros pastores, ni competir con ellos en el ministerio. 1 Cor. 3:1-9 2 Cor. 12:11-20 • El pastor debe determinar si él invertirá su tiempo y atención en cosas simplemente buenas o invertirlo en las mejores y que realmente agraden a Cristo • Fil. 1:9-11 • El pastor que establezca, siga y mantenga un buen orden de prioridades tendrá un ministerio productivo • 2 Pe. 1:5-8 Tarea: ¿Está usted o no de acuerdo con el orden de prioridades del pastor mencionado en las páginas anteriores? ¿Qué es lo que usualmente ponemos en primer lugar? ¿Por qué?

100


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

4. Precauciones bíblicas para el pastor La Biblia contiene importantes advertencias especialmente dirigidas al pastor acerca de áreas específicas donde éste es sumamente vulnerable. El pastor sabio, que desea agradar a Dios y tener un ministerio productivo... • Debe huir del amor al dinero. 1 Tim. 6:10-11 1 Pe. 5:2 La codicia puede ser un factor impropio de motivación en el ministerio y puede dar lugar a otros pecados. • Debe huir de los malos deseos y de la inmoralidad. 2 Tim. 2:22 1 Cor. 6:18 El pastor está especialmente expuesto a la tentación sexual por parte de las mujeres que ven en el a un líder espiritual que puede satisfacer sus necesidades emocionales y físicas. • Debe evitar insensatos y vano argumentos. 2 Tim. 2:23 Tito 3:9 El pastor no se debe dejarse arrastrar por aquellas personas que pierden el tiempo discutiendo y alegando acerca de asuntos carentes de significado. • Debe estar alerta y alejarse de maestros falsos y de individuos que provocan contiendas. Tito 3:10 Rom. 16:17 La enseñanza falsa debe ser descubierta y refutada; no obstante, el pastor no debe emplear mucho tiempo en ello, pues solo conseguiría exponerse a ser contaminado por las falsedades.

101


• Debe cuidar sus dones espirituales. 1 Tim. 4:13-14 1 Tim. 1:3-4 Es bien sabido que “el órgano que no se usa se atrofia...” Lo mismo ocurre con los dones espirituales, si no se usan “se deterioran.” • Debe vigilar muy de cerca su vida espiritual personal y la práctica de su doctrina. 1 Tim. 4:16 Muchos pastores han caído porque descuidan su propia vida espiritual y la pureza de su doctrina. • Debe guardarse de la sutil inclinación a tener una iglesia que lo siga a él y no a Cristo. 1 Cor. 3:1-9 La gente tiene la tendencia a seguir a la gente, especialmente a líderes destacados. • Debe dirigir el rebaño como siervo de Cristo, no enseñorearse de él. 1 Pe. 5:3-4 El pastor debe recordar constantemente que él mismo es un pastor “subalterno.” • Debe promover a Jesucristo, no a sí mismo. 2 Cor. 4:3-6 El pastor que promueve su propia persona ha dejado de ser un hombre cualificado para ministrar en el nombre de Cristo.

102


Predicación de Mensajes Bíblicos y Ministério Pastoral

• Debe confiar en el poder y en el Espíritu de Dios, no en su propia capacidad y habilidad. 1 Cor. 2:1-5 2 Cor. 4:7 2 Cor. 3:3-4 El verdadero ministerio viene como resultado del poder de Dios, no del pastor. • Debe ser humilde y no tornarse orgulloso. 1 Cor. 10:11-13 2 Cor. 12:7 El orgullo precede siempre a la caída y no tiene lugar dentro del pastorado. • Debe mantener una conducta íntegra. 2 Cor. 1:12-22 La falta de integridad de carácter y de conducta honesta destruirá la credibilidad del pastor. • Debe ministrar para las necesidades de las personas, no solamente administrar programas. 2 Cor. 3:1-3 2 Cor. 8:12-13 Las personas son las importantes, no los programas.

103


mensaje 4