Issuu on Google+

“5º Simposio Internacional de Probióticos”

E

l Simposio Internacional Probióticos ha sido un ejemplo de colaboración entre industria e instituciones de educación como el caso de la Universidad Autónoma Metropolitana que ha encabezado este esfuerzo en la parte académica y siempre con el patrocinio de Yakult. Este Simposio nació como el Simposio Mexicano de Probióticos, ahora denominado International Symposium on Probiotics, y ha sido organizado cada tres años desde 1997 con la SDUWLFLSDFLyQGHGHVWDFDGRVH[SHUWRVHQSURELyWLFRV\FDPSRVD¿QHV(VWH6LPSRVLRKDVLGRUHDOL]DGRGHVGHHQWRQFHV por la Universidad Autónoma Metropolitana en colaboración con diferentes instituciones. El 1er Simposium se efectuó del 28 al 30 de junio de 1997 en la UNAM, se contó con distinguidos conferencistas entre ellos el destacado Dr. J. Huisnt’Veld, que sin duda fue uno de los pioneros que sentó las bases para el desarrollo de esta disciplina. Además de pOSDUWLFLSDURQGLVWLQJXLGRVFLHQWt¿FRVPH[LFDQRV\H[WUDQMHURV\VHFRQWyFRQDVLVWHQWHV

El 2° Simposio se realizó el 8 y 9 de junio del 2000 en la ciudad de Guadalajara, y fue organizado por la UAM conjuntamente con la Universidad de Guadalajara y la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería (SMBB) que desde entonces nos ha acompañado en cada Simposio. Durante el 2° Simposio se creó el Premio Minoru Shirota al mejor protocolo de tesis sobre estudios de probióticos y campos relacionados; premio que es patrocinado por Yakult. Se contó con la participación de destacados conferencistas y de 350 asistentes.

El 3er Simposio se realizó del 18 al 20 de junio del 2003 en la Ciudad de México y fue organizado por la UAM, la SMBB y el International Life Science Institute de México (ILSI) quien también desde esa ocasión nos acompaña. Además de los distinguidos conferencistas se contó con la participación de 500 asistentes, se presentaron 26 trabajos en cartel y mesa redonda. El 4º Simposio se realizó del 11 al 13 de mayo de 2006 en la Ciudad de México y fue organizado por la UAM, la SMBB, e ILSI. Se contó con la participación de distinguidos conferencistas de talla internacional, 700 asistentes; una mesa redonda y 28 trabajos en cartel. El 5º Simposio Internacional de Probióticos realizado en


la Ciudad de México del 21 al 23 de abril de 2010 contó con la presentación de conferencistas de nivel internacional, así como la participación de 719 asistentes y se presentaron 42 trabajos en cartel. En esta ocasión además de las Instituciones participantes (ILSI, SMBB) se contó con la participación de la Academia Mexicana de Medicina de Primer Contacto (AMMPC) quien otorgó el aval académico al evento (15 hrs. curriculares).

A continuación una reseña de algunas de las conferencias que se presentaron en el Simposio: ECOLOGÍA MICROBIANA DE LOS PROBIÓTICOS Ma.del Carmen Wacher Rodarte Dpto. de Alimentos y Biotecnología, Fac. de Química de la UNAM Los microorganismos han existido desde hace aproximadamente 3.5 millones de años, colonizando los ambientes terrestres. Estas comunidades microbianas que incluyen las de la boca, esófago, estómago, colon, vagina y piel, co-evolucionaron con el hombre. Con el término microbioma se describe el genoma colectivo de estos microorganismos. Su establecimiento no fue fácil, ya que el sistema inmune evita la entrada de microorganismos extraños, pero en algún momento debió permitir el desarrollo de microorganismos benéficos. El intestino humano empieza a ser colonizado a partir del nacimiento, y es muy variable hasta aproximadamente un año de edad cuando se parece ya a la de los adultos, en la que se han detectado 1800 géneros, 16000 filotipos a nivel de especie y 36000 a nivel de cepa. A pesar de esta diversidad, la mayoría pertenece solamente a 4 divisiones bacterianas: Firmicutes, Bacteroidetes, Proteobacteria y Actinobacteria. Más allá del concepto de defensa contra microorganismos patógenos, se ha sugerido que la microflora tiene un papel importante en la salud y la enfermedad del hospedero, manteniendo una homeostasis. Es decir, se mantiene la salud si se cuenta con una microbiota equilibrada y si se interrumpe esta homeostasis ocurrirán desórdenes inmunológicos, inflamatorios y metabólicos. Es de gran importancia entonces mantener equilibrada la microbiota intestinal desde la edad temprana, y para esto se puede recurrir al uso de prebióticos y probióticos en la alimentación. Los probióticos son bacterias que muestran efectos positivos en la salud y los prebióticos, que promueven el desarrollo de microorganismos “buenos”.

DESARROLLO DE MICROBIOTA INTESTINAL EN HUMANOS Josef Neu Colegio de Medicina de la Universidad de Florida USA.

Las interacciones de los microbios intestinales con el contenido luminal y la superficie de la mucosa juegan un papel importante en el desarrollo normal intestinal, la nutrición y la inmunidad innata de adaptación. El TGI de los recién nacidos, pero sobre todo de los prematuros, cuenta con una gran pero frágil superficie de absorción, cubierta por una delgada capa de células epiteliales que conforman una submucosa altamente reactiva. Las interacciones dadas en el lumen intestinal entre los microbios, los nutrimentos, y la mucosa, pueden pasar de una sana homeostasis a un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica que puede desencadenar falla múltiple de órganos y sistemas, inclusive la muerte. El desarrollo de la adaptación del sistema inmune depende de los eventos ocurridos en el intestino durante los dos primeros años de vida. Recientes avaneces en análisis moleculares de la microbiota han aportado herramientas útiles para determinar la microbiota intestinal, incluyendo la gran cantidad de microorganismos que son imposibles de cultivar mediante técnicas convencionales. La aplicación de estas nuevas técnicas derivan en un mejor entendimiento del desarrollo del ecosistema intestinal del prematuro y eventualmente en la prevención de varias enfermedades incluyendo la enterocolitis necrotizante, sepsis neonatal y muchas otras enfermedades relacionadas con el sistema inmune, incluidas la diabetes tipo 1, enfermedad inflamatoria intestinal, alergias y asma. USO DE PROBIÓTICOS EN PACIENTES CON CÁNCER CERVICO UTERINO Lucely Cetina Pérez Subdirección de Investigación Clínica y Básica, Instituto Nacional de Cancerología. El Cisplatino, base del tratamiento de la quimioterapia es el estándar de cuidados para los pacientes con cáncer cervico-uterino avanzado. Sin embargo, las radiaciones provocan graves desórdenes intestinales, que afectan la calidad de vida del paciente. El presente estudio fue diseñado para determinar la eficacia del Lactobacillus casei Shirota comparado con un placebo: estudio doble ciego, en pacientes con estadio IIB. El tratamiento consistió en seis sesiones de cisplatino en una dosis de 40mg/m2 cada semana. Ambos grupos de estudio con dieta controlada, y la calidad de vida se midió mediante un cuestionario (QLQC 30 EORT). La toxicidad se midió con los criterios comunes (calprotectina fecal e interleucinas en sangre). El grupo que consumió los probióticos mostró mejores tendencias en cuanto a toxicidad se refiere, especialmente en los malestares gastrointestinales así como las calprotectinas mostraron ventajas mientras que las interleucinas fueron mayores en el grupo placebo. En cuanto a la calidad de vida, los cuestionarios no arrojaron diferencias. En conclusión, se plantea que el probiótico es de uso seguro en pacientes con cáncer cervico-uterino, estadio IIB, y que puede ayudar a disminuir la toxicidad gastrointestinal en algunos pacientes.


SIMBIÓTICOS: AVANCES Y PERSPECTIVAS Alma E. Cruz Guerrero Depto. de Biotecnología de la Universidad Autónoma Metropolitana. La combinación de prebióticos con probióticos se ha definido como simbiótico, la cual podría aumentar la supervivencia de las bacterias en su fase de tránsito intestinal, y por tanto, aumentaría su potencialidad para desarrollar su función en el colon, ya que se ha descrito un efecto sinérgico entre ambos, es decir, los probióticos pueden estimular el crecimiento de cepas específicas y por tanto contribuir a la instalación de una microflora bacteriana específica con efectos benéficos para la salud. Durante los últimos años se han hecho esfuerzos para desarrollar alimentos o compuestos funcionales que contengan pro y prebióticos, con la finalidad de obtener un efecto doblemente positivo sobre la microflora intestinal. Las especies objetivo en la mayoría de las intervenciones dietéticas son Lactobacillus y Bifidobacterium. Mientras que la inulina y la oligofructosa han sido los carbohidratos más estudiados como agentes prebióticos.

Evolución de las tecnologías en el desarrollo de probióticos/ prebióticos (Sandholm et al., 2002).

TERAPIA SIMBIÓTICA EN SÍNDROME DE INTESTINO CORTO Yutaka Kanamori Departamento de Cirugía Pediátrica del Hospital de la Universidad de Tokio. Doce años atrás se inició una terapia novedosa para controlar la microbiota intestinal de pacientes gravemente enfermos del área de cirugía pediátrica, Este protocolo se basó en el uso de dos tipos de cepas (Lactobacillus casei Shirota y Bifidobacterium breve Yakult) en combinación con galacto-oligosacáridos como prebióticos. Se aplicó esta terapia a pacientes delicados del área de cirugía pediátrica y que fueron divididos en dos grupos: 1) aquellos con síndrome de disfunción intestinal, incluyendo síndrome de intestino corto, entrerocolitis refractaria y/o enfermedad de Hirschsprung. Y 2) aquellos con síndrome de enfermedad respiratoria grave, incluyendo hipoplasia pulmonar, estenosis traqueal, entre otros. Esta terapia simbiótica efectivamente cambió la microbiota anormal intestinal (caracterizada por la falta de bacterias anaeróbicas y un incremento de bacterias patógenas) a una microflora dominada por las bacterias probióticas, resultando finalmente en la microbiota dominada por anaerobios comensales. Adicionalmente el peso de los pacientes aumentó rápidamente así como los niveles

de proteína en plasma. Y en los pacientes del grupo 2 mejoraron notablemente su estado de nutrición y su calidad de vida. Por estos resultados se podría mencionar “el uso terapéutico de estos probióticos” ya que esta bacteria demostró tener un efecto modulatorio de la actividad de la microbiota intestinal y mejorar el estado nutricional de los pacientes. RETOS TECNOLOGICOS EN LA PRODUCCIÓN DE LECHES FERMENTADAS CON PROBIÓTICOS Nagendra P. Shah Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Ingeniería en Salud y Ciencia de la Universidad de Melbourne, Australia. Tradicionalmente los cultivos probióticos se han adicionado al yogur y otros lácteos fermentados, sin embargo, recientemente estos cultivos se han incorporado en bebidas, tabletas, cápsulas y liofilizados. Con el fin de ejercer sus propiedades funcionales, los probióticos deben ser entregados en el sitio deseado en forma activa y viable. Las cantidades sugeridas van de 106 a 108 UFC/ml. La viabilidad y actividad de la bacteria es importante a considerar, ya que estas bacterias deben sobrevivir durante el periodo de almacenamiento, así como sobrevivir al tránsito intestinal (ácido gástrico y sales biliares). Esta viabilidad y actividad de los cultivos probióticos puede verse afectada durante todo el proceso de elaboración, además de factores como la habilidad para captar nutrimentos, promotores o inhibidores del crecimiento, concentración de azucares, permeabilidad del empaque (oxígeno), tiempo de fermentación. Las presencia de oxígeno en productos que contienen probióticos puede actuar negativamente en la viabilidad, especies como L. acidophilus y Bifidobacterium spp.son microaerofilicos y anaerobios respectivamente. Para la exclusión total del oxígeno al preparar productos con este tipo de organismos se requiere de un equipo especial. Por otro lado, la microencapsulación es un proceso en el cual la célula es retenida en una membrana con la intención de reducir el daño celular. En este proceso es normal el uso de gelatinas o gomas vegetales. Los alignatos también han demostrado ser útiles en estos casos. EL EFECTO DE ANTIBIÓTICOS Y ANTIINFLAMATORIOS EN ESTEROIDES SOBRE CEPA PROBIÓTICA Alaide Jiménez Serna y Humberto Hernández Dpto. Graduados e Investigación en Alimentos, Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional. El consumo de Yakult frecuentemente es recomendado para algunas molestias gastrointestinales y en combinación con su tratamiento médico. Pero, algunas personas ingieren sus medicamentos (analgésicos ó anti-inflamatorios no esteroideos) junto con el producto. No existen reportes sobre la posible interacción entre los microorganismos vivos contenidos en el producto y este tipo de medicamentos, por lo tanto, el objetivo de este estudio es generar reportes sobre las consecuencias que se pueden desprender a partir de este tipo de consumo. Los escenarios posibles son: 1) el fármaco puede inhibir al organismo probiótico, 2) el microorganismo puede metabolizar el fármaco y 3) no hay interacción entre ellos. El estudio concluye que el factor inhibitorio es muy diferente cuando se utiliza un medio líquido o sólido para realizar la prueba. Esto se demuestra cuando sólo el acetaminofen inhibe completamente el crecimiento


del LcS en MRS, mientras que los anti-inflamatorios no esteroideos sólo disminuyen su desarrollo en una proporción constante de bacterias. Es importante señalar que ningún fármaco disminuye el número inicial de bacterias, sólo inhibe su desarrollo. En el caso de agar MRS, sólo el naproxeno sódico e ibuprofeno tienen este efecto inhibitorio. Estos resultados indican que el consumo simultáneo de anti-inflamatorios no esteroideos con la bebida láctea fermentada con LcS no está contraindicada, ya que la concentración inicial de bacterias no disminuye y mantiene sus niveles terapéuticos. MICROBIOTA INTESTINAL EN LA RELACIÓN INMUNIDAD-METABOLISMO Y SU EFECTO EN LA OBESIDAD Yolanda Sanz Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos CSIC, Valencia, España. La obesidad es un factor de riesgo de numerosos desórdenes metabólicos, incluyendo la diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular, y por el aumento en su prevalencia es considerada ya como un problema de salud pública. Los microbios que colonizan el intestino humano se han estudiado como factores reguladores de la obesidad y desórdenes metabólicos, debido a la influencia ó interacción entre el metabolismo y la inmunidad. En estudios de intervención que se han realizado, al parecer una estructura específica en la microbiota está asociada a la obesidad y la pérdida de peso. El proceso de colonización intestinal en su conjunto mejora la capacidad del huésped de extraer y almacenar energía de la dieta, trayendo como consecuencia la ganancia de peso, mientras algunas bacterias específicas parecen incrementar los efectos benéficos sobre lípidos y el metabolismo de la glucosa. Un balance inadecuado de la microflora así como la endotoxemia son posiblemente factores de inflamación causados por la resistencia a la insulina y la ganancia de peso. En contraste, un balance adecuado de la microflora intestinal es capaz de regular la mucosa y la inmunidad sistémica y puede ayudar a mejorar la función de la barrera intestinal asociada con la obesidad y la resistencia a la insulina. Por todo lo anterior la microbiota intestinal es considerada como un posible factor de control en la intervención para el tratamiento dietético de la obesidad. Hasta el momento sólo unos cuantos estudio preclínicos y clínicos han demostrado efectos positivos de la suplementación dietética con pre y probióticos en los marcadores biológicos de los efectos metabólicos. Por lo tanto, es necesaria mucha más investigación. Los recientes hallazgos contribuyen para tratar de entender cómo los factores ambientales así como la predisposición genética influyen en el estado metabólico y podría ser de utilidad en el diseño de estrategias de intervención para evitar estos trastornos.

YIF-SCAN, UNA NUEVA TÉCNICA PARA EL ANÁLISIS DE LA FLORA INTESTINAL HUMANA Takashi Kurakawa Instituto Central de Investigaciones Microbiológicas Yakult, Tokio, Japón. Durante mucho tiempo la flora intestinal ha sido estudiada utilizando técnicas de cultivo, las cuales han demostrado tener varias deficiencias ya que no todos los microorganismos pueden ser cultivados, además de requerir mucho tiempo, esfuerzo y algunas veces se obtienen resultados incorrectos en la clasificación e identificación. Por estas razones se ha desarrollado el “SCAN Yakult de la flora intestinal” (YIF-SCAN), el cual puede analizar la flora intestinal con rapidez, exactitud y alta sensibilidad. Principios: 1. YIF-SCAN se basa en la PCR cuantitativa (qPCR) dirigidas a los genes ARNr (ADNr) sobre el genoma y la transcripción reversa-PCR cuantitativa (RT-PCR cuantitativa) dirigidas a las moléculas de ARNr. 2. Cuantificación de bacterias predominantes por qPCR: se encontró que C. coccoides es el grupo que más predomina en la microbiota intestinal humana, seguido del subgrupo C. leptum y B. fragilis. 3. Cuantificación de Bifidobacterium por qPCR: se confirm que lo grupos B. longum, B. catenulatum y B. adolescentis son las tres especies de bifidobacterias que predominan en los intestinos de los adultos. 4. Cuantificación de bacterias subdominants por RTqPCR: Se analizó la microbiota fecal por RT-qPCR para Enterobacteriaceae, Enterococcus, Staphylococcus, Lactobacillus y C. perfringens, y se compararon los resultados con las técnicas de cultivo. Los resultados indicaron que RT-qPCR puede cuantificar la población subdominante de bacterias de forma más exacta y sensible que las técnicas de cultivo. 5. Perspectivas: YIF-SCAN permite el análisis a gran escala de forma sistemática, cuantitativa y comparativa de la microbiota intestinal humana y debe ser eficaz para investigar varios aspectos como los efectos de los pro y prebióticos, así como la relación entre la microbiota y varias enfermedades. Por otra parte se espera que YIF-SCAN sea aplicable para la detección de microorganismos en el medio natural y el diagnóstico de patógenos en el cuerpo humano. También se presentaron las conferencias: “Expresión de proteínas terapéuticas en bacterias lácticas” a cargo del Dr. Juan Manuel Alcocer González; “Aislamiento y caracterización de bacterias lácticas a partir del pulque” del Dr. Adelfo Escalante, “Inmunonutrición y probióticos” con la Dra. Ascensión Marcos Sánchez y “Estudio de las características tecnológicas de bacterias con potencial probiótico” del Dr. Alejandro Azaola.


boletín_22